Hush 4 finale

  • Published on
    01-Sep-2014

  • View
    282

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

Transcript

  • Sinopsis Nora est ms segura que nunca de que est enamorada de Patch. ngel cado o no, l es el indicado para ella. Su herencia y su destino pueden significar que siempre sern enemigos, pero no puede darle la espalda. Pero ahora se enfrentan a su mayor desafo. Puede el amor sobrevivir a una brecha aparentemente insalvable. Y al final, habr suficiente confianza para reconstruir lo que se ha roto? Las lneas estn dibujadas pero, de que lado estn?
  • Prlogo Hoy en la Maana Scott no crea en fantasmas. Los muertos permanecan en la tumba. Pero los tneles entrecruzados bajo el Parque de Atracciones Delphic, haciendo eco con susurrantes sonidos, hicieron que lo reconsiderara. No le gustaba que su mente viajara a Harrison Grey. No quera estar recordando su papel en el asesinato de un hombre. La humedad goteaba desde el bajo techo. Scott pens en sangre. El fuego de su antorcha arrojaba recelosas sombras sobre las paredes que olan a tierra fra y fresca. Pens en tumbas. Una corriente helada le hizo cosquillas en la nuca. Por encima de su hombro, ech una larga y desconfiada mirada a la oscuridad. Nadie saba que haba hecho un juramento a Harrison Grey para proteger a Nora. Ya que no poda decir en persona: Oye, hombre, lo siento por hacer que te mataran, por lo que haba jurado velar por la hija de Harrison. Cuando se trataba de disculpas decentes, no estaba a la altura, no realmente, pero era la mejor que poda imaginar. Scott ni siquiera estaba seguro de que un juramento a un muerto tuviera algn peso. Pero los sonidos huecos tras l, le hicieron pensar que s. Vienes? Scott apenas poda distinguir la silueta oscura de los hombros de Dante por delante. Cunto falta? Cinco minutos. Dante se ri entre dientes. Asustado? Entumecido. Scott trot para alcanzarlo. Qu sucede en la reunin? Nunca he hecho esto antes aadi, esperando no sonar tan estpido como se senta. Los de arriba quieren conocer a Nora. Ahora ella es su lder. Entonces los nephilim han aceptado que la Mano Negra est muerta? Scott no acababa de crerselo del todo. Se supona que la Mano Negra era inmortal. Todos los nephilim lo eran. As que, quin haba encontrado la manera de matarlo? A Scott no le gustaba la respuesta que iba a recibir. Si Nora haba hecho esto, si Patch la haba ayudado, no importaba lo cuidadosos que hubieran sido en cubrir sus rastros. Algo se les escapara. Todo el mundo lo haca siempre. Solo era cuestin de tiempo. Si Nora haba asesinado a la Mano Negra, estaba en peligro. Han visto mi anillo respondi Dante. Scott tambin lo haba visto. Un poco antes. El anillo encantado haba chisporroteado como si tuviera fuego azul atrapado debajo de la corona. Incluso ahora medio resplandeca un fro y moribundo azul. Segn Dante, la Mano Negra haba profetizado que este sera el signo de su muerte. Han encontrado un cadver? No. Y estn de acuerdo con que Nora los lidere? Presion Scott. No tiene nada que ver con la Mano Negra. Anoche le hizo un juramento de sangre. Este tiene efecto en el momento en que l muere. Ella es su lder, incluso si no les gusta. Pueden remplazarla, pero primero la pondrn a prueba y tratarn de averiguar por qu la eligi Hank. A Scott no le gustaba como sonaba eso. Y si la remplazan?
  • Dante dirigi una oscura mirada por encima del hombro. Morir. Trminos del juramento. No vamos a dejar que eso ocurra. No. Entonces todo est bien. Scott necesitaba la confirmacin de que Nora estaba a salvo. Mientras ella siga el juego. Scott record el razonamiento de Nora de ms temprano. Me reunir con los nephilim. Y expondr mi posicin claramente: Hank pudo haber comenzado esta guerra, pero yo la estoy acabando. Y esta guerra est terminando con un alto el fuego. No me importa si eso no es lo que quieren or. l se apret el puente de la nariz, tena mucho trabajo por hacer. Camin hacia adelante, manteniendo sus ojos fuera de los charcos. Se agitaron como caleidoscopios aceitosos y el ltimo que haba pisado lo haba empapado hasta el tobillo. Le dije a Patch que no le quitara el ojo de encima. Dante solt un gruido. Tambin ests asustado por l? No. Pero s lo estaba. Dante tambin lo estara si conociera a Patch en lo ms mnimo. Por qu no vino con nosotros a la reunin? La decisin de separarse de Nora le inquietaba. Se maldijo por no discutirlo antes. No s porque hacemos la mitad de las cosas que hacemos. Somos soldados. Recibimos rdenes. Scott record las palabras de despedida de Patch. Viglala. No metas la pata. La amenaza hurg bajo su piel. Patch pensaba que era el nico que se preocupaba por Nora, pero no era as. Nora era lo ms parecido a una hermana que Scott tena. Ella se quedara a su lado cuando nadie ms lo hara, y le sostendra para no saltar al vaco. Literalmente. Tenan un vnculo, y no ese tipo de vnculo. Se preocupaba por Nora ms que por cualquier otra chica que jams hubiera conocido. Ella era su responsabilidad. S, eso importaba, l as se lo haba jurado a su padre muerto. Dante y l se adentraron ms profundamente en los tneles, las paredes se estrechaban alrededor de sus hombros. Scott se gir hacia un lado para meterse en el siguiente pasadizo. Los macizos de tierra se desprendieron de las paredes y aguant su respiracin, esperando que el techo se desmoronara y los enterrara. Al final Dante tir de una anilla y una puerta se materializ en la pared. Scott inspeccion la cavernosa habitacin interior. Las mismas paredes de tierra, suelo de piedra. Vaca. Mira abajo. Trampilla dijo Dante. Scott baj a la escotilla oculta en la mampostera y tir de la manivela. Unas voces exaltadas llegaron a travs de la abertura. Evitando la escalera, se dej caer por el agujero y aterriz tres metros ms abajo. En un instante evalu la estrecha y oscura habitacin. Hombres y mujeres nephilim, vestidos con negras tnicas con capucha formaban un crculo cerrado alrededor de dos figuras que no pudo ver con claridad. El fuego ruga a un lado. Un hierro candente sumergido en las brasas brillaba naranja por el calor. Respndeme rompi una vieja y spera voz en el centro del crculo. Cul es la condicin de tu relacin con el ngel cado que ellos llaman Patch? Ests preparada para liderar a los nephilim? Necesitamos saber que tenemos tu completa lealtad. No tengo que responder nada contratac Nora, la otra figura. Mi vida
  • personal no es asunto suyo. Scott se acerc al crculo, ampliando su vista. T no tienes vida personal sise la vieja mujer de cabello blanco con voz spera, apuntando un frgil dedo hacia Nora, sus arrugadas mejillas temblando de rabia. Ahora, tu nico objetivo es liderar a tu gente hacia la liberacin de los ngeles cados. Eres la heredera de la Mano Negra y aunque no deseo ir en contra de tus deseos, votar por echarte si debo hacerlo. Nora, la llam mentalmente. Qu ests haciendo? El juramento de sangre. Tienes que permanecer en el poder. Di lo que tengas que decir. Solo tienes que calmarlos. Nora mir a su alrededor con ciega hostilidad hasta que sus ojos se encontraron con l. Scott? l asinti alentadoramente. Estoy aqu. No los descontroles. Mantenlos contentos. Y entonces te sacar de aqu. Ella trag saliva visiblemente, tratando de recomponerse, pero sus mejillas seguan ardiendo con ultrajado color. Anoche muri la Mano Negra. Desde entonces he sido nombrada su heredera, empujada al liderazgo, llevada de una reunin a otra, obligada a saludar a gente que no conozco, encargada de llevar este manto asfixiante, interrogada sobre una gran variedad de temas personales, marcada y pinchada, evaluada y juzgada, y todo esto sin un momento para recuperar el aliento. As que disclpenme si todava me tambaleo. La anciana apret los labios en una lnea ms fina, pero no volvi a discutir. Soy la heredera de la Mano Negra. l me eligi a m. No lo olviden dijo Nora, y aunque Scott no poda decir si ella habl con conviccin o burla, el efecto fue el silencio. Respndeme a una cosa dijo astutamente la anciana tras una pesada pausa. Qu ha sido de Patch? Antes de que Nora pudiera responder, Dante dio un paso adelante. Ella ya no est con Patch. Nora y Scott se miraron fijamente el uno al otro, despus a Dante. Qu ha sido eso?, demand mentalmente Nora a Dante, incluyendo a Scott en la conversacin a tres bandas. Si no te permiten liderar en este momento, caers muerta por el juramento de sangre, respondi Dante. Permteme manejar esto. Mintiendo? Tienes una idea mejor? Nora quiere liderar a los nephilim habl Dante. Har lo que sea necesario. Finalizar el trabajo de su padre lo es todo para ella. Denle un da de duelo, y entonces ella se comprometer plenamente. La entrenar. Puede hacerlo. Denle una oportunidad. La entrenars? pregunt la anciana a Dante con una mirada penetrante. Funcionar. Confa en m. La anciana reflexion un largo rato. Mrcala con el smbolo de la Mano Negra orden por fin. La mirada salvaje en los aterrorizados ojos de Nora hizo que Scott casi se doblara y vomitara. Las pesadillas. Se dispararon de la nada, bailando en su cabeza. Ms rpido. Vertiginosas. Luego vino la voz. La voz de la Mano Negra. Scott apoy sus manos en las
  • orejas, haciendo una mueca. La manaca voz ri y sise hasta que las palabras corrieron todas juntas sonando como una colmena de abejas pisoteada. La marca de la Mano Negra, grabada a fuego en su pecho, palpitaba. Un nuevo dolor. l no pudo diferenciar entre el ayer y el ahora. Su garganta ahog una orden. Detente. La habitacin pareci detenerse. Cuerpos se desplazaron, y de repente Scott se sinti aplastado por sus miradas hostiles. Parpade con fuerza. No poda pensar. Tena que salvarla. Nadie haba estado alrededor para detener a la Mano Negra de marcarlo a l. Scott no dejara que lo mismo le sucediera a Nora. La anciana se acerc a Scott, con sus tacones haciendo ruido en el suelo en una lenta y deliberada cadencia. Surcos profundos cortaban su piel. Unos aguados y verdes ojos miraban desde sus hundidas cuencas. No crees que ella debera demostrar su lealtad, por ejemplo? Una dbil y desafiante sonrisa curv sus labios. El corazn de Scott martille. Haz que lo muestre en accin. Las palabras simplemente salieron. La mujer inclin la cabeza hacia un lado. Qu quieres decir? Al mismo tiempo, la voz de Nora se desliz en su cabeza. Scott?, dijo ella nerviosamente. l rez para no estar empeorando las cosas. Pas la lengua por sus labios. Si la Mano Negra hubiera querido marcarla, lo habra hecho l mismo. Confiaba en ella lo bastante para darle este trabajo. Eso es suficiente para m. Podemos pasar el resto del da probndola, o podemos seguir esta guerra ya comenzada. A no ms de treinta metros sobre nuestras cabezas vive una ciudad de ngeles cados. Trae uno aqu abajo. Yo mismo lo har. Mrcalo. Si quieres ngeles cados para saber que hablamos en serio sobre la guerra, envimosles un mensaje. Pudo or su propia respiracin irregular. Una sonrisa lenta templ la cara de la anciana. Oh, me gusta eso. Mucho. Y quin eres t, querido muchacho? Scott Parnell. Se baj el cuello de la camiseta. Su pulgar roz la piel deformada que formaba su marca, un puo cerrado. Larga vida a la visin de la Mano Negra! Las palabras saban a bilis en su boca. Colocando sus largos y delgados dedos en los hombros de Scott, la mujer se inclin y bes cada uno de sus hombros. Su piel estaba hmeda y fra como la nieve. Y yo soy Lisa Martin. Conoca bien a la Mano Negra. Larga vida a su espritu, en todos nosotros. Treme un ngel cado, joven, y enviaremos un mensaje a nuestro enemigo. Pronto acabara. Scott ayud a encadenar al ngel cado, un flaquito llamado Baruch que aparentaba unos quince aos humanos. El mayor temor de Scott haba sido que ellos esperasen que Nora marcara al ngel cado, pero Lisa Martin la haba arrastrado a una antecmara privada. Un nephil con tnica haba colocado el hierro candente en las manos de Scott. Haba echado un vistazo abajo, a la losa de mrmol, y al ngel cado esposado a ella. Ignorando las maldiciones y las promesas de venganza de Baruch, Scott repiti las palabras que el nephil con la tnica a su lado murmuraba en su odo, un montn de mierda que comparaba a la Mano Negra con una deidad, y presion el hierro caliente sobre el pecho desnudo del
  • ngel cado. Ahora Scott se apoyaba contra la pared del tnel fuera de la antesala, esperando a Nora. Si se quedaba all ms de cinco minutos, ira tras ella. No se fiaba de Lisa Martin. No confiaba en ninguno de los nephilim con tnica. Era evidente que haban formado una sociedad secreta, y Scott haba aprendido por las malas que nada bueno sala de los secretos. La puerta se abri. Nora sali, entonces ech sus brazos alrededor de su cuello y se aferr con fuerza. Gracias. l la sostuvo hasta que dej de temblar. Todo en un da de trabajo, brome, tratando de calmarla de la mejor manera que saba. Pondr lo que me debes en el correo. Ella resopl una carcajada. Se puede decir que estn realmente contentos de tenerme como su nuevo lder. Estn sorprendidos. Sorprendidos de que la Mano Negra dejara su futuro para m. Viste sus rostros? Pens que iban a ponerse a llorar. O eso, o a tirarme tomates. Entonces, qu vas a hacer? Hank est muerto, Scott. Lo mir directamente, entonces se sec los ojos pasando los dedos por debajo de ellos, y l vio algo en su expresin que no pudo concretar. Conviccin? Confianza? O tal vez, confesin absoluta. Voy a celebrarlo.
  • Captulo 1 Esta Noche No soy una chica fiestera. La msica ensordecedora, los cuerpos girando, las sonrisas ebrias, no son lo mo. Mi sbado por la noche ideal sera en casa, acurrucada en el sof y viendo una comedia romntica con mi novio, Patch. Predecible, de bajo perfil... normal. Mi nombre es Nora Grey, y aunque era una adolescente estadounidense promedio, que compraba ropa en las baratas de J. Crew y gastaba mi sueldo de niera en iTunes, lo normal y yo nos hemos convertido recientemente en perfectos desconocidos. Como por ejemplo, no reconocera lo normal incluso si viniese directo hacia m y me hiciera un guio de ojos. Normal y yo nos separamos cuando Patch se estrell contra mi vida. Patch ha crecido en m, opera sobre lgica fra y dura, se mueve como el humo, y vive solo en un estudio spersecreto y sperpresuntuoso debajo del Parque de Atracciones de Delfos. El sonido de su voz, baja y sexi, puede derretir mi corazn en tres segundos. Tambin, es un ngel cado, expulsado del cielo por su flexibilidad a la hora de seguir las reglas. Personalmente creo que Patch asust terriblemente a normal, que huy hacia el otro lado del mundo. Tal vez no tenga normalidad, pero tengo estabilidad. Es decir, en la forma de mi mejor amiga desde hace doce aos, Vee Sky. Vee y yo tenemos un vnculo inquebrantable que incluso una larga lista de diferencias no puede romper. Dicen que los opuestos se atraen, y Vee y yo somos la prueba de la validez de la declaracin. Soy delgada y ms bie...