Comida Ejercicio Buen Humor

  • Published on
    21-Oct-2014

  • View
    5.108

  • Download
    0

DESCRIPTION

Comida Ejercicio Buen Humor

Transcript

Microsoft Word - APORTES PARA DETENER LA OBESDAD.docSubsecretara de Innovacin y Calidad Direccin General de Planeacin y Desarrollo en Salud COMIDA EJERCICIO Y BUEN HUMOR HERRAMIENTAS AL ALCANCE DE LA GENTE PARA PREVENIR Y REVERTIR LA OBESIDAD Y SUS COMPLICACIONES Apreciable Patricia: Describo un resumen de la propuesta con la que intentaremos poner un freno a la obesidad y sus complicaciones, mi expectativa es que nos apoyes en dos cosas: I. Elaborar una presentacin en PP II. Dirigir y coordinar las acciones que se realicen en Monterrey en coordinacin con personal de la Secretara estatal de salud y/o la direccin municipal de salud de Monterrey. Para la primera te sugiero 4 captulos: 1. Estado actual de la Obesidad, la diabetes y el cncer en Mxico (Tomarlo de tu presentacin de nutricin que me obsequiaste) 2. Propuesta: Que consiste en impulsar en un parque pblico la triada, comida ejercicio y buen humor. 3. Como vamos a medir el impacto 4. Inversin (Cuanto cuesta), si te es posible, mostrar algunas cifras de ahorro, por cada caso prevenido y/o recuperado de obesidad, diabtes, y cncer. Metodologa para el capitulo II: Orientar a la gente sobre ejercicio, comida y buen humor Para esto es necesario disponer de un especialista en ejercicio fsico, en nutricin y en risa durante 5 das a la semana que ofrezca sus servicios de 7 a 10 hrs. y de 19 a 22 hrs., (Como vez estoy pensando en un superhombre o una supermujer o quizs sea simplemente un hombre y una mujer feliz que le agrade el proyecto y que a su vez pueda recibir entrenamiento sobre los tpicos sealados) Considerar que la presencia de este especialista se garantice para los sbados y domingos, es decir que su descanso lo tome dos das de lunes a viernes. Como vanos a medir el impacto: Peso Estrs oxidativo a nivel celular Niveles de colesterol, triglicridos, glucosa Acido rico y otros que tu consideres En espera de tus amables comentarios Atentamente Anexo Informacin que espero te sirva: II.- ANTECEDENTES DE DIABETES La Diabetes mellitus tipo II se encuentra asociada a factores genticos, los cuales facilitan su aparicin pero no la determinan necesariamente. Se ha comprobado que los hbitos de alimentacin con el exceso en carbohidratos y grasas, y la sedenterizacin con el escaso gasto de caloras, son los factores detonadores. Adems se ha encontrado que los factores emocionales pueden funcionar como los disparadores de la aparicin del cuadro. Esto asocia la diabetes directamente con la obesidad, la cual est creciendo de manera alarmante en Mxico. De acuerdo a nuestras estadsticas1, Mxico se encuentra en el segundo lugar de obesidad en el mundo, despus de los Estados Unidos, como resultado de la incorporacin progresiva de sus hbitos de alimentacin deficientes. Dos de cada tres mexicanos mayores de 20 aos tienen sobrepeso u obesidad. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud (ENSA): en el norte del pas tenemos el 66% de obesidad, en el centro 63.3%, en el sur 58.4% y en el Distrito Federal 62.7%. En los infantes, la diabetes se encuentra en un proceso alarmante de aumento. En la actualidad se calcula que ellos realizan 70% menos de actividad fsica que hace 30 aos. En general se estima la obesidad en nias de 10 a 17 aos en 36.4% y en nios varones de la misma edad en 35.9%. Los nios y adolescentes con sobrepeso tienen 70% de probabilidades de mantenerse obesos en su edad adulta. La prevalencia del sedentarismo en Mxico es del 60-80%. Cada kilogramo de exceso de peso en la poblacin aumenta 5% la prevalencia de diabetes. La diabetes tipo 2 es factor de riesgo para enfermedades del corazn, hipertensin y dislipidemias. En una persona con diabetes la obesidad disminuye hasta 8 aos la esperanza de vida. En el caso de la diabetes se calcula que la poblacin en Mxico de personas con diabetes flucta entre los 6.5 y los 10 millones. La prevalencia nacional es de 10.7% en personas entre 20 y 69 aos. De este gran total, 2 millones de personas no han sido diagnosticadas. 1 Atlas de la Diabetes. Federacin Internacional de Diabetes. Federacin Mexicana de Diabetes A.C. 10.7% con diabetes Poblacin nacional de 20 a 69 aos 14% con nefropata De la poblacin total con diabetes Los nmeros de la diabetes en Mxico: 2, 3, 4, 5 Mxico ocupa el noveno lugar de diabetes en el mundo. La diabetes es una de las pocas enfermedades que afectan ms a mujeres que a hombres. En promedio los hombres con diabetes mueren a una edad ms temprana que las mujeres (67 versus 70 aos respectivamente). El Sistema nico de Informacin para la Vigilancia Epidemiolgica report en 2005, 13,364 casos de diabetes tipo I insulina dependiente, con 1,218 casos nuevos. Mientras que para la diabetes tipo II report 397,387 casos, con 32,684 casos nuevos. 13 de cada 100 muertes en Mxico son provocadas por la diabetes. El grupo de edad con ms muertes por diabetes se ubica entre los 40 y los 55 aos. En personas de 40-59 aos, 1 de cada 4 muertes se debe a complicaciones de la diabetes. En 2004 murieron 15 mil personas ms que en el ao 2000 a consecuencia de las complicaciones de la diabetes (como reflejo de los problemas ocasionados por el envejecimiento poblacional y la falta de un diagnstico oportuno). Actualmente 1 de cada tres muertes en Mxico reporta diabetes como causa secundaria. En el caso de consulta externa, la diabetes es la principal causa de demanda de consulta externa en instituciones pblicas y privadas. La diabetes constituye 20% de la atencin hospitalaria con un mayor nmero de das de estancia. El Instituto Nacional de Salud Pblica (INSP) de nuestro pas estima el gasto anual por diabetes en 320 millones de dlares (ms de 3 mil millones de pesos). El INSP tambin indica que el gasto anual por diabetes equivale a: 4.7% del gasto pblico para la Secretara de Salud (38 millones de dlares). 6.5% del gasto para IMSS e ISSSTE (103 millones de dlares). La Organizacin Panamericana de la Salud (OPS) calcula que en el ao 2000 los costos indirectos por incapacidad y muerte anticipada a causa de la diabetes fueron de ms de 13 mil millones de pesos para Mxico. 2 Economic consequences of epidemiological changes in diabetes in middle income countries: the mexican case. (Arredondo. Diabetes Care 27, 1. 2004). 3 Atlas de la Diabetes. Federacin Internacional de Diabetes. Federacin Mexicana de Diabetes A.C. 4 Sistema nico de Informacin para la Vigilancia Epidemiolgica. Direccin de Epidemiologa, Secretara de Salud. 5 International Survey of People with Diabetes - Attitudes andConcerns, FID - European Region and Lions Club International Foundation Foster A, World Distribution of Blindness, J. Community EyeHealth 1988; 1: 2-3 Las devastadoras complicaciones de la diabetes como la insuficiencia renal, estn imponiendo una enorme carga sobre los servicios sanitarios. Se calcula que la diabetes representa entre 5% y 10% del presupuesto nacional sanitario6. De cada 100 personas con diabetes, 14 presentan neuropata. De 910,000 a 1,400,000 personas en Mxico tienen o van a desarrollar nefropata e insuficiencia renal. A lo largo de su vida, alrededor de 50% de las personas con diabetes tipo 1 desarrolla microalbuminuria. Aproximadamente 20% de las personas con diabetes tipo 1 desarrollan insuficiencia renal (IRCT). Se estima que hasta 40% de los nuevos casos de IRCT se pueden atribuir a la diabetes. En personas de raza caucsica con diabetes tipo 2 entre el 5 y el 10 % llega a desarrollar una insuficiencia renal crnica terminal (IRCT), mientras que entre los no caucsicos la proporcin es an mayor. La insuficiencia renal diabtica es la causa ms comn de ingreso en programas de sustitucin renal (dilisis o trasplantes) en la mayora de los pases del mundo. La incidencia de la IRCT en Mxico se ha venido aproximando, de forma abrupta y descontrolada a niveles semejantes a los encontrados en pases industrializados. Actualmente se calculan 40,000 urmicos en Mxico que demandan servicios de atencin al sistema de salud en cualquiera de sus modalidades pblico-privadas7. Los costos por dilisis rondan los 35 mil dlares estadounidenses por persona al ao. Los costos por trasplante de rin rondan los 15 mil dlares estadounidenses por persona durante el primer ao y los 6 seis mil dlares a partir del segundo. III.- APORTES DE DIFERENTES MODELOS MDICOS PARA LA PREVENCIN Y TRATAMIENTO DE LA DIABETES. A continuacin presentamos los posibles aportes que ofrecen algunos modelos mdicos para su prevencin y tratamiento. 1. APORTES DE LA ACUPUNTURA Se define como acupuntura humana en nuestro marco legal, al mtodo clnico teraputico no medicamentoso, que consiste en la introduccin en el cuerpo humano de agujas metlicas esterilizadas, que funge como auxiliar en el tratamiento mdico integral. Se encuentra sustentado jurdicamente por la Norma Oficial Mexicana NOM-172-SSA 1-1998. Prestacin de servicios de salud. Actividades auxiliares. Criterios de 6 Diabetes y Enfermedades cardiovasculares: Es el momento de actuar, FID 2001. 7 HERNNDEZ, G. et. al, Algunas reflexiones sobre la insuficiencia renal crnica terminal en Mxico. Gac. Med. Mx., 131: 459-63, 1995. operacin para la prctica de la acupuntura humana y mtodos relacionados. Desde 2006 se encuentra incorporada al modelo de unidades mdicas del Plan Maestro de Infraestructura en Salud, contndose con la cartilla para la prestacin de servicios con acupuntura. Diversos especialistas en acupuntura humana refieren los siguientes aportes que presenta la acupuntura humana tanto a nivel preventivo como teraputico8. A nivel preventivo se refiere el que la acupuntura coadyuva a evitar el desarrollo de la diabetes en sujetos susceptibles. Adems de la obesidad e hipertensin, la medicina tradicional china (MTCH) asocia la susceptibilidad a un sndrome energtico en el que el bazo (responsable de la energa del pncreas y el metabolismo de la glucosa) se encuentra debilitado. Esto se manifiesta en individuos con tendencia a la preocupacin, cuya lengua presenta impresiones dentales. Tambin se refiere que muy comnmente esta deficiencia de bazo es provocada por el exceso de energa de hgado (sndrome de Shao Ke - hgado afecta a bazo). Se trata de sujetos enojones, irascibles. El tratamiento preventivo pretende equilibrar la energa del bazo hgado y drenar el hgado. De esta manera se regulan las emociones y se evita que se desgaste la energa de bazo. Tambin se puede ayudar a disolver la grasa con agujas de acupuntura en abdmen, complementando con dieta y ejercicio (de preferencia Qi Gong). El tratamiento preventivo consiste primero en identificar las personas que son susceptibles a padecer diabetes. En estas personas se hace prueba de glicemia postprandial de dos horas. Si se encuentra arriba de 140 mg. de glicemia y presenta antecedentes hereditarios, se le indica dieta y tratamiento de acupuntura para regular el hgado y que no afecte a bazo. Se puede utilizar el punto 3 de Higado (Tai Chong) y el 14 H, para drenar emociones. A nivel curativo se refiere el que la acupuntura junto con el Qi Gong coadyuvan a la regulacin del metabolismo. Puede generar mejor respuesta a los medicamentos (insulina e hipoglucemiantes) y la disminucin de su dosis. Con respecto al manejo de algunas complicaciones de la diabetes, se seala su uso con gran eficacia en los casos de neuropata diabtica, retinopata diabtica y dislipidemias entre otras, Con la acupuntura se pretende la reactivacin del equilibrio metablico a travs de un modelo especfico para la atencin de los trastornos del metabolismo de los carbohidratos9. El esquema est diseado para aumentar la reserva homeosttica, incrementar lo que en medicina china se denomina energa zheng antipatgena. 8 Dr. Rafael Venegas Cervantes. Subdirector Mdico del Hospital de Especialidades de Toluca, Edo. Mex: Centro Mdico Adolfo Lpez Mateos, mdico con la especialidad en acupuntura en el I.P.N.; Dr. Roberto Gonzlez Gonzlez. Prof. de la Especializacin de Acupuntura Humana de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopata, IPN. 9 Sistema de atencin desarrollado por el Departamento de Acupuntura de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopata del Instituto Politcnico Nacional. Este modelo de tratamiento10 no pretende desplazar el tratamiento convencional medicamentoso que se viene aplicando, sino que pretende extender los beneficios de la acupuntura a este grupo de personas, con el objeto de: Retrazar o evitar la manifestacin de la enfermedad metablica, Disminuir la gravedad de la enfermedad, Facilitar el control diettico de la enfermedad. Retrazar, evitar o minimizar las complicaciones de estas enfermedades. Ayudar en el control de las complicaciones o manifestaciones secundarias que tienen los medicamentos alopticos usados en el tratamiento de estas enfermedades (ejem, las mialgias derivadas del uso de los medicamentos para control de las dislipidemias, la disfuncin erctil resultante del uso de casi todos los hipoglucemiantes y antihipertensivos, etc.) Ayudar en el manejo de sintomatologa asociada a las enfermedades metablicas (ejem. Alteraciones emocionales asociadas a la diabetes mellitus, al sndrome metablico, tratamiento de las alteraciones, disfuncin sexual resultante de la diabetes, hipertensin, etc.) El tratamiento consiste en combinar acupuntura11 junto con la medicacin convencional. Esto facilita el control de glicemia con el uso de medicamentos hipoglucemiantes tales como hipoglucemiantes orales, insulina, fitofarmacos y otros. La propuesta de puntos a utilizar incluyen puntos que reducen la resistencia a la insulina y regulan la actividad del eje neuro endocrino inmunolgico, otros disminuyen las microangiopatias que se presentan en la diabetes. Tambin se utilizan puntos que actan sobre los niveles de lpidos en la sangre, que apoyan el control de la hipertensin arterial sistmica, que facilitan el control de la depresin. El procedimiento se puede estandarizar, aunque puede presentar adecuaciones y modificaciones dependiendo de los resultados clnicos. Este programa est diseado tambin para que el paciente diabtico con la ayuda del esquema de diferentes puntos controle el apetito por los carbohidratos ajustndose con mayor facilidad a los regimenes dietticos. En trminos generales, la enfermedad se ataca desde un punto de vista hormonal, emocional y diettico. Es necesario realizar evaluaciones cada 3 meses (en acupuntura se manejan periodos de tratamiento). Para una enfermedad crnica se recomiendan al menos 15 sesiones de tratamiento antes de evaluar el procedimiento. Los resultados del procedimiento se pueden evaluar a travs de la glicemia. Los resultados sobre las complicaciones de la diabetes se vern al menos despus de cinco aos. 10 Las historias clnicas de los pacientes diabticos tratados en la cnica de acupuntura del Instituto Politcnico Nacional refieren que un buen nmero de los pacientes bajo tratamiento acupuntural, reducen la cantidad de medicacin hipoglucemiente, se estabilizan, las complicaciones como la hipertensin arterial y las dislipidemias tambin son controladas de manera ms estable. Anteproyecto para la implementacin de Centro de Atencin de los transtornos del metabolosmo de los carbohidratos con acupuntura. Dr. Roberto Gonzlez Gonzlez. 11 Existen diversas combinaciones de puntos. El IPN propone: Shenshu, Geshu, Ganshu, Pishu, Xinshu y Feishu. Sanyinjiao, Taixi, Zusanli, Yanglingquan, Xuehai y Zhongwan. Dichos puntos se colocan, se manipulan, se dejan a permanencia y se retiran de una forma bien determinada. Existe en el mundo informacin cientfica que argumenta el uso de la acupuntura para la diabetes:12, 13, 14. Con respecto a las complicaciones tardas tambin existen investigaciones sobre el efecto de la acupuntura: en el evento vascular cerebral15, en vejiga neurognica diabtica16, en retinopata diabtica17, en neuropata diabtica18, en la gastroparesis diabtica19. 2. APORTES DE EJERCICIOS SALUDABLES (QI GONG, TAI CHI CHUAN, YOGA) Estas disciplinas desarrolladas en oriente desde hace miles de aos no son realmente una gimnasia, ni un deporte. No se pueden clasificar segn las normas establecidas. El Qi Gong (se pronuncia chi cum) est inscrito en la cosmovisin de la medicina tradicional china. Pretende cultivar la energa vital a travs del movimiento, respiracin y concentracin. Se realiza en estado de serenidad y apertura. El movimiento, la relajacin y la tensin muscular de manera continua y alterna, sin necesidad de esfuerzos musculares y cardiacos intensos, tienen como meta el estimular la produccin de energa (Qi) y de hacerla circular dentro de los canales o meridianos. La respiracin se sincroniza con el movimiento, se profundiza y lentifica, con lo que se pretende regular el flujo de energa en todo el cuerpo, concentrar la energa en el interior, exteriorizar su flujo y favorecer el sosiego del espritu. La concentracin, intencin, visualizacin y conciencia de movimiento, tienen por objetivo aumentar la circulacin de energa y sangre, y dirigir su flujo mentalmente. El Qi Gong cuenta con ejercicios dirigidos a producir efectos teraputicos sobre rganos, funciones, emociones y meridianos especficos. Diversos especialistas en Qi Gong20, 21 refieren los siguientes aportes que presenta tanto a nivel preventivo como teraputico. 12 Chen Jianfei, Ling Bing, Zhang Jianhua, et al. Observacin clnica de 10 casos de diabetes mellitus tipo 1 tratado con transpalante de pncreas en puntos energticos. Zhongyi Zazhi. 1999. (8); 484-6. 13 Liu Zhicheng. San Fengmin, Zhao Donghong et. al. Efecto de la acupuntura sobre la expresin del gen para el receptor de leptina y de los niveles de leptina en ratas obesas. Zhongguo zhenjiu AM China. 2003: 7; 412-6 14 Wang Hongcai, Wang Xin, Tian Dequan, et al. Efecto de la acupuntura sobre los niveles de tromboxano y prostaglandinas en ratas diabticas. AM China. 2001: 3; 174-5 15 Chen Jianfei. Efecto de la acupuntura sobre los niveles de CRH y TRH en pacientes diabticos con infarto cerebral agudo. AM China, 2001: 6; 363-5 16 Zhao Caixia, Ren Huiya, Liu Jun, et. al. Observacin clnica de la moxibustin en combinacin con medicacin tradicional china en vejiga nuerognica diabtica. AM China, 2001: 7; 397-8 17 Cai Chunmei, Zhang Xiuping, Hao Linna, et al. Estudio experimental del efecto de la acupuntura en retinopata diabtica. AM China. 2002: 3; 186-8 18 Chen Jianfei, Ding Ping, Shen Jing, et al. Efecto de la acupuntura sobre algunas hormonas del eje hipotlamo- hipofisiario y algunos factores inmunes en neuropata diabtica. AM y China. 2002: 4; 255-7 19 AM China: 2004: 3: 167-8. 20 Herv Louchouarn, Instituto Internacional de Qi Gong; Inst. Nora Nakamura Reyes, instructora de Qi Gong en el IMSS de Morelia, Michoacn; Dr. Rafael Venegas Cervantes, Subdirector Mdico del Hospital de Especialidades de Toluca, Edo. Mex: Centro Mdico Adolfo Lpez Mateos, mdico con la especialidad en acupuntura en el I.P.N. 21 Rquna, Yves. Qi Gong. La gimnasia de la gente feliz. Ed. Karrs. Barcelona, 2006. A nivel preventivo se refiere que el Qi Gong coadyuva a evitar el desarrollo de la diabetes en sujetos susceptibles brindando un ejercicio suave, que favorece la circulacin sangunea, desarrolla la concentracin y combate la ansiedad y tensin nerviosa, ayudando adems a la reduccin de peso. El ejercicio siempre es positivo en personas obesas y prediabticas. Mejora la circulacin sangunea y consume el exceso de caloras ingeridas en la dieta. Mejora el metabolismo de la glucosa, ayudando a controlar los niveles de azcar de sangre. El ejercicio ayuda a producir las clulas del msculo para substituir la grasa almacenada en el cuerpo: el msculo utiliza ms azcar, se queman caloras y se pierde peso. Si a esto se le suma una dieta saludable y especfica, el efecto del ejercicio es ms notable. Sin embargo dado la triada: obesidad diabetes - enfermedad cardiaca, el ejercicio en personas obesas puede ser contraproducente al sobrecargar demasiado al corazn. Adems, la mayora de los deportes son de competencia generando estrs extra. Por esa razn es la que se requiere para estas personas de ejercicios especiales no estresantes y que no exijan demasiado al sistema cardiovascular. Es donde entran los ejercicios saludables. Se refiere que el Qi Gong a nivel general facilita la circulacin sangunea, disminuyen la tensin nerviosa de manera significativa, otorga flexibilidad a las articulaciones, fortalece los msculos de manera suave, mejora la condicin cardiopulmonar, regula el sistema nervioso, equilibra el metabolismo y tiene un efecto activador de los diferentes rganos. Adems en el cuerpo del Qi Gong, existen tcnicas especficas para fortalecer los diferentes rganos del cuerpo as como los canales de energa que los alimentan. La Medicina Tradicional China seala que la situacin emocional es factor predismponente de la diabetes describiendo lo que se conoce como el sndrome de baja energa del bazo, lo cual debilita al pncreas propiciando la diabetes. En el caso de las personas susceptibles a la diabetes, el Qi Gong con su combinacin de movimiento, respiracin y concentracin, equilibra la energa de hgado y fortalece la energa del bazo, lo cual evita o retarda su aparicin. Adems para la Medicina tradicional china, la tensin es un factor predisponerte importante de la diabetes. Su control es importante para evitarla. De esta manera se regulan las emociones y se evita que se desgaste la energa de bazo. La accin preventiva con Qi Gong consiste primero en detectar condiciones prediabticas. Desde la medicina tradicional china existen sintomatologas que lo sugieren, como lo es la sintomatologa emocional, lo cual se confirma con estudios de laboratorio. Si se detectan estas condiciones, se indica cambios en la forma de vida, que son sencillos, pero al mismo tiempo difciles de establecer en un inicio: Una combinacin especfica de dieta y ejercicio. El ejercicio est sustentado en tcnicas especficas de Qi Gong que pretenden regular la energa de hgado y fortalecer la del bazo, as como eliminar la tensin nerviosa. Se recomienda practicar el Qi Gong por lo menos 3 veces por semana, si es diario mucho mejor. Se puede combinar con acupuntura preventiva. A NIVEL CURATIVO se refiere el que el Qi Gong coadyuva a la regulacin del metabolismo. Puede generar mejor respuesta a los medicamentos (insulina e hipoglucemiantes) y la disminucin de su dosis22. Es reconocido que el ejercicio puede ser un mtodo eficaz, autorregulador para manejar la diabetes, especialmente tipo 2, el ms comn23. Sin embargo los pacientes con diabetes tipo 2 experimentan frecuentemente inflamacin crnica, y el deporte y ejercicio intenso pueden aumentar la inflamacin y ocasionar otros problemas. El ejercitar regularmente el Qi Gong en la diabetes ayuda a quemar caloras y mantener el peso de manera suave. Adems, la respiracin, relajacin24 y concentracin disminuyen la tensin nerviosa y reactivan el equilibrio metablico, con lo cual se mejora la respuesta al medicamento ya sea insulina o hipoglucemiantes. Si se aade un plan de alimentacin espacfico se puede aumentar el impacto. El Qi Gong cuenta con ejercicios especficos para regular la energa de hgado y bazo. Se puede combinar con acupuntura y se realiza junto con la aplicacin de insulina o los hipoglucemiantes indicados por el mdico. El Tai Chi Chuan es una tcnica especfica derivada del Qi Gong. Llamado tambin Qi gong para el combate, utiliza los mismos principios de los movimientos de energa del Qi Gong y consiste en movimientos lentos y fluidos que hacen circular las energas y proporcionan salud, coordinacin y equilibrio. Estos mismos movimientos realizados de manera rpida se convierten en un sistema de autodefensa. En comparacin con el Qi Gong, carece de ejercicios especficos dirigidos a producir efectos teraputicos sobre rganos, funciones, emociones y meridianos. El Yoga maneja elementos similares al del Qi Gong, tcnica de movimiento posturas (asanas), relajacin, respiracin y meditacin, derivada de la medicina ayurvdica de la India, que tiene por objeto despertar los centros de energa, afn de armonizar cuerpo y espritu. Afloja los musculos, flexibiliza las articulaciones, tonifica los msculos y refuerza los rganos internos. Tambin puede utilizarse teraputicamente en la prevencin o incluso tratamiento de algunas dolencias. Existen rutinas especficas para personas con diabetes. En la India, ms de 30 millones de personas tienen esta enfermedad. Por ello diversas instituciones de salud de este pas han puesto sus ojos en el yoga como una ayuda eficaz en la preservacin de la salud. 22 Experiencia de la Inst. Nora Nakamura Reyes. Instructora de Qi Gong en el IMSS de Morelia, Michoacn. 23 University of Iowa Healthcare Hospitals & Clinics, "Diabetes and Exercise", http://www.uihealthcare.com/topics/diabetes/diabetesandexercise.html. 24 American Diabetes Association, "The Effect of Qi-Gong Relaxation Exercise on the Control of Type 2 Diabetes Mellitus" (Diabetes Care 25:241-242, 2002 American Diabetes Association, Inc.) Diversos estudios25 han comprobado clnicamente que la prctica regular del yoga mejora la respuesta del organismo a la glucosa y reduce el dolor causado por el dao en nervios en personas con diabetes. Se observa una disminucin significativa (p < 0,05) del colesterol total, los triglicridos, el colesterol de las lipoprotenas de baja densidad y de la creatinina, as como un aumento del colesterol de las lipoprotenas de alta densidad con respecto a las personas que realizan ejercicios aerobicos. Los resultados obtenidos sugieren que esta terapia, combinada con alimentacin saludable, puede resultar efectiva en pacientes con diabetes. Adems en cualquier persona el yoga ayuda a disminuir la hormona del estrs (cortisol), baja el nivel de la dopamina a la que se relaciona con la ansiedad y regula naturalmente la serotonina a la que se le relaciona con los estados de nimo. El yoga ayuda a balancear el sistema de endocrino, a entonar los rganos abdominales, a estimular el sistema nervioso y circulatorio, y a reducir la tensin. El yoga tambin facilita una comprensin mejor de uno mismo, conduciendo a la aceptacin y al aprecio que ayudarn a eliminar las razones psicologicas de la obesidad. La prctica del yoga se ocupa de todos los aspectos de un individuo: la mente, el cuerpo y el espritu, proporcionando a una persona control sobre su mente y cuerpo y haciendo el efecto es ms permanentes que otras tcnicas. 3. APORTES DE LA HOMEOPATA26, 27 La Homeopata es un modelo clnico farmacolgico distinto a la farmacologa aloptica, propuesto por el mdico Samuel Hahnemann a finales del siglo XVIII, basado en la utilizacin de cantidades muy pequeas de sustancias vegetales, animales y minerales, que en dosis mayores producen los mismos sntomas de lo que se pretende tratar, con lo cual se busca fortalecer al cuerpo para que se cure a si mismo. Para ello, las sustancias se diluyen en proporciones infinitesimales y se dinamizan agitndolas vigorosamente. La homeopata le da un peso muy importante a los factores emocionales en la causalidad y tratamiento de las enfermedades. Es reconocida en Mxico por la Secretara de Salud y la Secretara de Educacin Pblica, y respaldada por dos escuelas de medicina y un hospital federal. Desde 2006 se encuentra incorporada al modelo de unidades mdicas del Plan Maestro de Infraestructura en Salud, contndose con la cartilla para la prestacin de servicios con homeopata. 25 Cspedes Miranda Ela Mara, Alonso Rodrguez Celia A, Rivern Forment Gretel, Gordon Lorenzo. Evolucin metablica de pacientes diabticos tipo 2 sometidos a un tratamiento combinado de dieta y ejercicios yoga. Rev Cubana Invest Biomed 2002; 21(2): 98-101. 26 Elaborado con informacin proporcionada por el Dr. Alejandro Flores. Titular de el rea de Homeopata en la Clnica Cuahutemoc y Famosa de Monterrey, N.L. 27 Ramakrishnan A.U. Homeopata, Diabetes y Patologas Cardiovasculares. Conferencias impartidas en Guadalajara, Mxico. Octubre 22 del 2002, organizadas por Laboratorios Homeopticos Hsler. A nivel preventivo se refiere que la homeopata al abordar a los pacientes desde su propia individualidad, puede identificar personas cuyo estado fisico-emocional puede predisponer a la diabetes, ubicndolos en algunos cuadros sindromticos para los cuales la homeopata tiene efecto, como lo son los pacientes que tienen un gran deseo de dulces que le hacen dao, los pacientes neurastnicos, los que poseen una marcada ansiedad que le impide concentrarse, los individuos olvidadizos y peleoneros, y los que poseen ciertos cuadros compulsivos. En estos casos la homeopata equilibra el metabolismo y se indica en conjunto con ejercicio y alimentacin adecuada. A nivel Curativo la homeopata se concentra a evitar el dao en el rgano blanco. Se dice que no cura la diabetes, pero que si puede coadyuvar a controlar la enfermedad y evitar sus complicaciones. En la diabetes tipo 1, la Homeopata se dirige exclusivamente a mejorar el cuadro sintomtico como las diversas complicaciones que puedan ser tratadas, ya que es incurable. En la diabetes tipo 2, se trata mantener la glucosa en los lmites normales logrando buenos resultados con la homeopata en un 60% de los casos. Para abordar directamente la diabetes, en algunos casos se utilizan sustancias en concentraciones infinitesimales que en una concentracin normal afectan el funcionamiento del pncreas. Adems se individualiza el paciente utilizndose diferentes sustancias dependiendo de la existencia de otros cuadros clnico-emocionales. Como ejemplos existen medicamentos especficos que se indican en las personas diabticas que han sufrido un fuerte adelgazamiento a pesar de comer mucho, otros para los pacientes deprimidos con sequedad de mucosas, tambin en los casos en que el paciente ha sido presa de un fuerte estrs que lo ha conducido a la diabetes; para los que padecen adems de dolores reumticos, en pacientes debilitados con afecciones a la piel con fisuras y ulceras, en obesos friolentos con baja funcin tiroidea, en pacientes en menopausia. Adems existen otros medicamentos para prevenir y actuar en diferentes complicaciones como las neuropatas, las nefropatas, las lesiones de la piel, las complicaciones hepticas, los problemas cardiovasculares y endocrinos; en los problemas osteoarticulares, en pacientes con hiperconlesterolemia, en problemas circulatorios, en las afecciones del aparato reproductor femenino por candidiasis, en las retinopatas. Se recomienda combinar la homeopata con una dieta apropiada, ejercicio, meditacin o cualquier otra forma que de buenos resultados para el manejo de estrs. Es importante la medicacin homeoptica oportuna y la educacin del paciente para que modifique las causas agravantes de la enfermedad. Tambin se debe vigilar la aparicin de las complicaciones como la neuropata perifrica que el paciente nos va a referir como dolor quemante, ardor de pies, entumecimientos, as como la aparicin de ulceras que pueden llevar a la gangrena; los trastornos oculares, como las retinopatas, las nefropatas y los problemas del corazn. El uso correcto de la homeopata deber de disminuir los niveles de azucar en sangre, adems de mejorar la calidad total de vida del paciente. 4. APORTES DE LA MEDICINA ORTOMOLECULAR28 La medicina ortomolecular (ortho significa correcto o normal) es un modelo clnico teraputico reciente que seala que la salud depende del funcionamiento regulado y armonioso de miles de reacciones y procesos bioqumicos que se llevan a cabo en las clulas normales del cuerpo y que operan para mantener constancia (pH, osmolaridad, electrolitos) en el medio interno. Refiere que en muchos casos las alteraciones fisiolgicas de la salud son debidas a un equilibrio inadecuado de micronutrientes a nivel celular y que este puede ser reestablecido llevando a niveles ptimos las concentraciones de las biomolculas naturalmente presentes en el cuerpo humano, las cuales son esenciales para la salud. Esto se realiza con la correccin apropiada o normalizando el balance de vitaminas, minerales, aminocidos, agua, grasa, protenas, carbohidratos y sustancias nutricias en el organismo. De esta manera se refiere que la individualidad bioqumica es la norma en la prctica mdica y que la nutricin es el elemento principal en el diagnstico y tratamiento mdico. Las alteraciones relacionadas con los nutrientes son curables una vez que el balance nutricional a nivel celular es corregido. Tambin se seala que las pruebas sanguneas no reflejan necesariamente los niveles tisulares de nutrientes. Especialistas en medicina ortomolecular han identificado una serie de microelementos que se encuentran disminuidos en los pacientes diabticos y que su regulacin en los requerimientos adecuados tienen un efecto en la prevencin y mejoramiento de la diabetes, La propuesta que hace la medicina ortomolecular es la indicacin de estos micronutrientes hasta alcanzar las cifras de normalidad en personas susceptibles a la diabetes, as como en los pacientes que ya desarrollaron la enfermedad. Los principales microelementos que propone la medicina ortomolecular para la diabetes son los siguientes: El magnesio es uno de los oligoelementos que ms frecuentemente est deficiente en los pacientes diabticos29, 30, 31, 32, 33, 34, 35. El magnesio es un mineral que juega un 28 Informacin proorcionada por el Dr. Hctor E. Solrzano del Ro. Profesor de Farmacologa del CUCS de la Universidad de Guadalajara y Coordinador de Medicina Ortomolecular del Cedemi de la Universidad Autnoma de Guadalajara. Presidente de la Sociedad Mdica de Investigaciones Enzimticas, A.C. 29 Barbagallo, M., et al. Role of magnesium in insulin action, diabetes and cardio-metabolic syndrome X. Mol Aspects Med. 24(1-3):39-52, 2003. 30 Eibi, N. L., et al. Hypomagnesemia in type II diabetes: Effect of a 3-month replacement Diabetes Care. 18(2):188-192, 1995. 31 Huerta, M. G., et al. Magnesium deficiency is associated with insulin resistance in obese children. Diabetes Care. 28(5):1175-1181, 2005. 32 Lopez-Ridaura, R., et al. Magnesium intake and risk of type 2 diabetes in men and women. Diabetes Care. 27(1):134-140, 2004. 33 Mather, H. M., et al. Hypomagnesaemia in diabetes. Clin Chim Acta. 95:235-242, 1979. 34 Paolisso, G., et al. Improved insulin response and action by chronic magnesium administration in aged NIDDM subjects. Diabetes Care. 12(4):265-269, 1989. 35 Rodriguez-Moran, M., et al. Oral magnesium supplementation improves insulin sensitivity and metabolic control in type 2 diabetic subjects: a randomized double-blind controlled trial. Diabetes Care. 26(4):1147-1152, 2003. papel esencial en la secrecin y la accin de la hormona insulina. Sencillamente es imposible controlar los niveles sanguneos del azcar sin los niveles adecuados de magnesio dentro de las clulas corporales36. El magnesio es un mineral intracelular junto con el potasio. Cerca del 60 % del magnesio corporal est en los huesos, un promedio de 26% se encuentra en los msculos y lo restante en el tejido blando y en los lquidos corporales. El cuerpo humano contiene entre 21 y 28 gramos de magnesio. La deficiencia de magnesio es muy comn, especialmente en los ancianos y en las mujeres durante su perodo menstrual. Otros factores que pueden contribuir a esta deficiencia son la ciruga, los diurticos, enfermedades hepticas, el uso de anticonceptivos, el alcohol, la alta ingesta de calcio y las enfermedades renales. El magnesio est involucrado en la activacin de por lo menos 300 diferentes enzimas y otros agentes qumicos corporales. Activa a las vitaminas B y juega un papel en la sntesis de protenas, la excitabilidad de los msculos y la liberacin de energa. Se encuentra principalmente en las mitocondrias, que son los centros de energa de las clulas. El magnesio regula la absorcin del calcio y se agrega a la integridad de los huesos y los dientes. La glndula paratiroides tambin necesita magnesio para funcionar normalmente. Los diabticos deben de conservar los niveles de magnesio apropiados para poder mantener un metabolismo adecuado de la glucosa. Adems, la deficiencia de magnesio es comn precisamente en los diabticos. Varios estudios han demostrado que el magnesio complementario puede prevenir algunas complicaciones en los diabticos como la enfermedad cardiaca y la retinopata37. Algunos investigadores sealan que la administracin de insulina aumenta la excrecin de magnesio38. Otras indicacines del magnesio como terapia nutricional es en la fatiga crnica39, en la fibromialgia40, en el tratamiento del glaucoma41, en la prevencin de la sordera permanente inducida por el ruido42, en el tratamiento de los clculos renales43, en la migraa44, la osteoporosis45, para prevenir la preeclampsia en el embarazo46, en el 36 The Effect of Magnesium Supplementation in Increasing Doses on the Control of Type 2 Diabetes: de Lourdes Tima M, et al, Diabetes Care, 1998;21(5):682-686. 37 White JR and Campbell RK, Magnesium and diabetes: A review. Ann Pharmacother 27, 775-780, 1993. 38 Djurhuus MS et al., Insulin increases renal magnesium excretion: a possible cause of magnesium depletion in hyperinsulinaemic states. Diabetic Med 12, 664-669, 1995. 39 Cox IM, Campbell MJ and Dowson D, Red blood cell magnesium and chronic fatigue syndrome. Lancet 337, 757-760, 1991. 40 Abraham G, Management of fibromyalgia: Rationale for the use of magnesium and malic acid. J Nutr Med 3, 49-59, 1992. 41 Gaspar AZ, Gasser P and Flammer J, The influence of magnesium on visual field and peripheral vasospasm in glaucoma. Ophthalmologica 209, 11-13, 1995. 42 Attias J et al., Oral magnesium intake reduces permanent hearing loss induced by noise exposure. Am J Otolaryngol 15, 26-32, 1994. 43 Johansson G, Backman U, Danielson B et al., Magnesium metabolism in renal stone formers. Effects of therapy with magnesium hydroxide. Scand J Urol Nephrol 53, 125-130, 1980. 44 Swanson DR, Migraine and magnesium: Eleven neglected connections. Perspect Biol Med 31, 526-557, 1988. 45 Cohen L and Kitzes R, Infrared spectroscopy and magnesium content of bone mineral in osteoporotic women. Isr J Med Sci 17, 1123-1125, 1981. sndrome premenstrual47, para el tratamiento natural del asma, y en la hiperactividad y el autismo en nios48. Los requerimientos diarios de magnesio para un adulto son 350 miligramos. El magnesio puede obtenerse en diferentes presentaciones como cloruro, xido y sulfato de magnesio, etc. Lo ideal sera tomarlo en la forma en que se encuentra dentro del ciclo de Krebs, es decir, como citrato, fumarato o succinato. Pero no son fciles de conseguir. Dentro de las sales minerales inorgnicas y relativamente insolubles, como el carbonato y el cloruro de magnesio, sera recomendable el gluconato de magnesio como una de las mejores alternativas para adquirir magnesio complementario. Otros minerales que se encuentran deficiente en los diabticos son el cromo, que juega un papel vital en la sensibilidad de las clulas a la insulina49,50, 51, 52, 53, y el zinc54, 55, 56, 57. Existen algunas vitaminas que estn frecuentemente deficientes en los diabticos y que su uso es positivo en esta enfermedad, como la vitamina B-358, la vitamina liposoluble y antioxidante E59, 60, 61 y los bioflavonoides62, De las enzimas, la mayora de los diabticos tienen bajos los niveles de coenzima Q-1063, 64, 65. 46 Spatling L and Spatling G, Magnesium supplementation in pregnancy. A double-blind study. Br J Obstet Gynaecol 95, 120-125, 1988. 47 Piesse JW, Nutritional factors in the premenstrual syndrome. Int Clin Nutr Rev 4, 54-81, 1984. 48 Assessment of Magnesium Levels in Children With Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD)," Kozielec T and Starobrat-Hermelin B, Magnesium Research, 1997;10(2):143-148 49 R Anderson et al, Beneficial effect of chromium for people with Type II diabetes, Diabetes 45, Suppl 2, 1996:124/454. 50 Abraham, A. S., et al. The effects of chromium supplementation on serum glucose and lipids in patients with and without non-insulin dependent diabetes. Metabolism. 41(7):768-771, 1992. 51 Anderson, R. A., et al. Beneficial effects of chromium for people with Type II Diabetes. Diabetes. 45 (Suppl. 2):124A/454, 1996. 52 Anderson, R. A. Chromium in the prevention and control of diabetes. Diabetes Metab. 26(1):22-27, 2000. 53 A scientific review: the role of chromium in insulin resistance. Diabetes Educ. Supplement:2-14, 2004. 54 Al-Maroof, R. A., et al. Serum zinc levels in diabetic patients and effect of zinc supplementation on glycemic control of type 2 diabetics. Saudi Med J. 27(3):344-350, 2006. 55 Anderson, R. A., et al. Potential antioxidant effects of zinc and chromium supplementation in people with type 2 diabetes mellitus. Journal of the American College of Nutrition. 20(3):212-218, 2001. 56 Niewoener, C. B., et al. Role of zinc supplementation in type II diabetes mellitus. Am J Med. 81(1):63-68, 1988. 57 , A., et al. Magnesium, potassium and zinc deficiency in subjects with type II diabetes mellitus. Acta Med Scand. 224(5):461-466, 1988. 58 Cleary, J. P. Vitamin B3 in the treatment of diabetes mellitus: case reports and review of literature. J Nutr Med. 1:217-225, 1990. 59 Halliwell, B., et al. Vitamin E and thetreatment and prevention of diabetes: a case for a controlled clinical trial. Singapore Medical Journal. 43(9):479-484, 2002. 60 Paolisso, G., et al. Daily vitamin E supplements improve metabolic control but not insulin secretion in elderly type II diabetic patients. Diabetes Care . 16(11):1433-1437, 1993. 61 Paolisso, G., et al., Pharmacologic doses of vitamin E improve insulin action in healthy subjects and non-insulin-dependent diabetic patients. American Journal of Clinical Nutrition. 57(5):650-656, 1993. 62 Liu, X., et al. Antidiabetic effect of Pycnogenol(R) French maritime pine bark extract in patients with diabetes type II. Life Sciences. 75(21):2505-2513, 2004. De los cidos orgnicos y antioxidantes, el que est ms frecuentemente bajo en la diabetes es el cido alfalipico66, 67, 68, 69, 70. Tambin se ha observado que los niveles de arginina71 y taurina72 casi siempre tambin estn bajos en los pacientes diabticos. Habr que desarrollar protocolos concretos para la administracin de estos microelementos tanto para personas susceptibles a la diabetes como para enfermos. 5. APORTES DE LA HERBOLARIA MEDICINAL La herbolaria medicinal o fitoterapia es la utilizacin de preparados de plantas medicinales con fines teraputicos. Aprovecha la informacin de plantas medicinales utilizadas en diferentes sistemas mdicos tradicionales, pero la refuncionaliza en las categoras conceptuales del modelo mdico occidental. Esta propuesta teraputica promueve el uso de plantas y diversos preparados herbolarios (tinturas, jabones, extractos, pomadas), en lugar de la utilizacin de medicamentos que las pueden emplear como materia prima, sealando que las plantas curan por la sinergia entre mltiples principios activos, y no slo uno, algunos de los cuales funcionan como precursores qumicos que el organismo va a transformar en las sustancias qumicas que necesita. De esta manera se producen menos efectos indeseables y se estimula la capacidad curativa del organismo, reequilibrndolo y limpindolo, adems que su preparado es generalmente ms econmico al de los medicamentos sintetizados a partir de un principio activo. La herbolaria medicinal ha sido utilizada para el control de la diabetes desde tiempos inmemoriables en diversas civilizaciones73. Muchos frmacos usados en medicina 63 Eriksson, J. G., et al. The effect of coenzyme Q10 administration on metabolic control in patients with type 2 diabetes mellitus. Biofactors. 9(2-4):315-318, 1999. 64 McCarty, M. F. Can correction of sub-optimal coenzyme Q status improve beta-cell function in type II diabetics? Medical Hypotheses. 52(5):397-400, 1999. 65 Watts, G. F., et al. Coenzyme Q(10) improves endothelial dysfunction of the brachial artery in Type II diabetes mellitus. Diabetologia. 45(3):420-426, 2002. 66 Jacob, S., et al. Enhancement of glucose disposal in patients with type 2 diabetes by alpha-lipoic acid. Arzneimittel-Forschung. 45(8):872-874, 1995. 67 Jacob, S., et al. Improvement of insulin-stimulated glucose-disposal in type 2 diabetes after repeated parenteral administration of thioctic acid. Exp Clin Endocrinol Diabetes. 104(3):284-288, 1996. 68 Jacob S, et al. Oral administration of RAC-alpha-lipoic acid modulates insulin sensitivity in patients with type-2 diabetes mellitus: a placebo-controlled pilot trial. Free Rad Biol Med. 27(3/4):309-314, 1999. 69 Konrad, T., et al. Alpha-lipoic acid treatment decreases serum lactate and pyruvate concentrations and improves glucose effectiveness in lean and obese patients with type 2 diabetes. Diabetes Care. 22:280-287, 1999. 70 Wagh, S. S., et al. Mode of action of lipoic acid in diabetes. Journal of Bioscience. 11:59-74, 1987. 71 Piatti, P. M., et al. Long-term oral L-arginine administration improves peripheral and hepatic insulin sensitivity in type 2 diabetic patients. Diabetes Care. 24(5):875-880, 2001. 72 Hansen, S. H., et al. The role of taurine in diabetes and the development of diabetic complications. Diabetes Metab Res Rev. 17(5):330-46, 2001. 73 - Alarcn-Aguilera, F. G., R. Romn-Ramos, S. Prez-Gutierrez, A. Aguilar-Contreras, C. C. Contreras-Weber y J. L. Aguilar-Saenz. 1998. Study of the antihyperglycemic effect of plants used as antidiabetics, en J. Etnopharmacol. 61: 101-110. convencional tienen sus orgenes en plantas, como la metformina, aislada de las flores de Galega officinalis, que fue un remedio tradicional comn para la diabetes. En Mxico, se tienen registradas hasta la fecha ms de 300 especies vegetales de unas 70 familias diferentes usadas tradicionalmente para el tratamiento de la diabetes, segn informacin etnobotnica registrada en el Herbario medicinal del IMSS74. Entre las plantas medicinales utilizadas en Mxico registradas con mayor eficacia y estudios se encuentran75: a) El nopal xoconostle, grupo de plantas del gnero Opuntia, del cual en Mxico existen 76 especies y solo algunas son cultivadas. Dentro de las ms consumidas estn las especies Opuntia leucotricha, que crecen de forma silvestre en los estados de Coahuila, Zacatecas Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Quertaro y San Luis Potos. b) El guarumbo o chancarro (Cecropia obtusifolia Bertol. Moraceae), distribuido abundantemente en las zonas tropicales; es un rbol que puede alcanzar hasta 15 m de alto y 50 a 60 cm. de dimetro en 12 o 15 aos. Aunque se usa para la fabricacin de aglomerados y pulpa de papel, presenta problemas para su industrializacin por las gomas y resinas que contiene. A las hojas se le atribuyen propiedades medicinales contra hidropesa, obesidad, asma, afecciones hepticas reumas, padecimientos del corazn y diabetes76, 77 c) La gucima, gucimo o cuajote (Guazuma ulmifolia Lam. Sterculiaceae), especie muy abundante en la vegetacin secundaria, especiecialmente en zonas con la temporada seca bien marcada. Es un rbol de hasta 25 m de altura, los frutos se utilizan como alimento para el humano y el ganado. Tambin lo usan para producir carbn. Tradicionalmente la corteza se usa en el tratamiento de diabetes, diarrea, trabajo de parto y afecciones de la garganta; las hojas para el empacho, rin, hemorragias de la nariz y parsitos y los frutos se usan para curar la diarrea. d) La tronadora de clima seco (Tecoma stans (L.) H. B. K. (Bignoniaceae). Es una planta nativa de Amrica, se extiende del suroeste de Estados Unidos a Sudamrica. Crece silvestre en casi todo Mxico. Es un rbol pequeo, de 1 a 8 m de altura, sus hojas y tallos se usan en forma de infusin para tratar enfermedades del rin y diabetes, estomquico y tnico general. Estas tres plantas (el gurumbo, el gucimo y la tronadora de clima seco) han sido propuestas en uso conjunto para la diabetes, por el departamento de fotoqumica de la 74 M. en C. Abigail Aguilar. Directora del Herbario Medicinal del Instituto Mexicano del Seguro Social. 75 Jurez- Flores, B. I. Diabetes mellitus y medicina tradicional. Ciencia@SanLuisPotosi.mx. rgano de difusin cientfica de la Universidad Autnoma de San Luis Potos, el Colegio de San Luis, el Consejo Potosino de Ciencia y Tecnologa y el Instituto Potosino de Investigacin Cientfica y Tecnolgica. Ao 1/nmero 12/febrero de 2006. 76 Andrade-Cetto, A., H. Wiedenfeld. 2001. Hypoglycemic effect of Cecropia obtusifolia on streptozotocin diabetic rats, en J. Ethnopharmacol. 78 :145-154. 77 Herrera-Arellano A., L. Aguilar-Santamara, B. Garca-Hernndez, P. Nicasio-Torres y J. Tortoriello. 2004. Clinical trial of Cecropia obtusifolia and Manrrubium vulfare leaf extracts on blood glucose and serum lipids in type 2 diabetes, en Phytomedicine. 11: 561-566. Universidad Autnoma de Chapingo78, producto de investigaciones realizadas en esta institucin. e) La retama (Parkinsonia aculeata L. (Fabaceae), ampliamente distribuida en los estados de Guanajuto, Sonora, Oaxaca, Tamaulipas, San Luis Potos, Michoacn, y otros con climas clidos, es una planta arbrea, espinosa, de hasta 6 m de altura, que florece de marzo a abril; antiguamente fue utilizada como febrfugo, sudorfico, antiepilptico y abortivo79. f) El cuajilote (Parmentiera aculeata (Kunth) Seem. (Bignoniaceae), que se encuentra desde el sur de Tamaulipas y San Luis Potos hasta la pennsula de Yucatn, es un rbol de 4 a 9 m de altura.80, 81. La herbolaria medicinal ofrece una oportunidad para desarrollar medicamentos herbolarios mexicanos para la diabetes, lo cual puede tener consecuencias importantes a nivel de costos, eficacia y produccin. 6. APORTES DEL MODELO DE ALIMENTACIN ALTERNATIVA82 El modelo de alimentacin convencional para prevenir y enfrentar la diabetes se sustenta en la reduccin de la ingesta calrica a base de carbohidratos en general y grasas. Este modelo se encuentra sustentado en un paradigma de los tipos de nutrientes que requiere nuestro organismo diariamente (proteinas, lpidos, carbohidratos, vitaminas y minerales). La pirmide de alimentacin que propone tiene en su base a los cereales, arriba de ellos a las frutas y hortalizas; luego los lcteos, huevos, carnes, leguminosas y semillas oleaginosas; y por ltimo las grasas. Por su plantemiento general, este modelo permite el consumo de gran parte de la poblacin de gran cantidad de carnes, harinas refinadas, azcares, huevos, lcteos, muchos alimentos cocidos, pocas frutas y hortalizas, pocas semillas oleaginosas y poco consumo de agua. Existen diferentes modelos alternativos en nuestro pas y en el mundo procedentes del naturismo, naturopata, medicina natural, dietoterapia, alimentacin biocompatible y otros, que ponen acento en otras caractersticas. En general estos modelos refieren que es muy importante la fuente de los alimentos, no solo el tipo, y que otros nutrimentos que no se toman en cuenta son el agua y la fibra. 78 Informacin proporcionada por el Dr. Erick Estrada Lugo, Maestro en Ciencias del Centro de Botnica del Colegio de Posgrados de la Universidad Autnoma de Chapingo. 79 Garca C. E. 2000. Fitoqumica y validacin experimental del efecto hipoglucemiante de Parkinsonia aculeata L. (retama). Tesis Profesional. Facultad de Ciencias Qumicas, UASLP. San Luis Potos, 52 p. 80 Prez-Gutirrez, R. M. ; C. Prez-Gonzlez ; M. A. Zavala-Snchez y S. Prez-Gutirrez. 1993. Hypoglycemic activity of Bouvardia terniflora, Brickelia veronicaefolia and Parmentiera edulis, en Salud Pblica Mex. 40: 354-358. 81 Prez, R. M. ; C. Prez ; M. A. Zavala ; S. Prez ; H. Hernndez y F. Lagunes. 2000. Hypoglycemic effects of lactusin-8-0-methylacrylate of Parmentiera edulis fruti, en J. Ethnopharmacol. 71: 391-394. 82 Modelo elaborado con informacin proporcionada por el Dr. Erick Estrada Lugo, Maestro en Ciencias del Centro de Botnica del Colegio de Posgrados de la Universidad Autnoma de Chapingo, el Dr. Hctor E. Solrzano del Ro. Profesor de Farmacologa del CUCS de la Universidad de Guadalajara, la Dra Alejandra Musio, y el Dr. Rafael Garca Ch, profesor de la Universidad de Valencia (Espaa) y la Universidad Mdica Carlos J. Finlay (Cuba). En la Antigua Grecia, ya Hipcrates haba dicho la conocida frase Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento , estableciendo en sus obras medicas que para un buen funcionamiento del cuerpo era vital la calidad y tipo de alimentos que se ingieren en la dieta. Este tipo de alimentacin fue utilizado por los mdicos naturistas a lo largo de la historia. Ya en el siglo XIX y principios del XX, personajes como Sebastin Kneipp, Priessnitz, Kuhne, Rikli, Just y Tadeo Wiesent, desarrollaran la clasificacin de alimentos adecuados para el hombre de acuerdo a sus estudios y observaciones mdicas. Pero en la segunda mitad del siglo XX, por el avance de la ciencia, se lograra una mejor comprensin de los nutrientes de los diferentes alimentos. Lo comn a estas visines acerca de la alimentacin es la propuesta de reduccin de los alimentos de origen animal y el aumento del consumo de alimentos vegetales, especialmente frutos, hojas verdes y en menor cantidad tubrculos y cereales, ponindo nfasis en los alimentos completos e integrales. Tambin se enfatiza en el consumo de hortalizas y verduras de manera cruda sobre los alimentos cocidos. Las razones son variadas, desde principios filosficos y religiosos hasta razones cientficas basadas en investigaciones y observacin meticulosa. A pesar de las diferentes corrientes y aproximaciones existentes, se pueden una serie de principios comunes: Se reconoce la importancia de la alimentacin como base del equilibrio interno y del buen funcionamiento de todos los dems rganos. Se promueve el consumo de vegetales. El cuerpo posee un poder considerable para curarse as mismo. Es importante conocer y fortalecer los mecanismos corporales de autocuracin, y no debilitarlos o daarlos. Se aprovecha el poder curativo de la naturaleza. Existen en ella muchos elementos que fortalecen el poder autocurativo, como las plantas medicinales, el agua, el barro, el sol, el aire. La pirmide alimenticia que proponen tiene en su base al agua, luego las frutas y verduras, posteriormente los almidones integrales, luego las proteinas biocompatibles y por ltimo las grasas sanas, presidiendo de las carnes rojas, harinas y azucares refinados, grasas saturadas y alimentos industrializados como los embutidos. Este modelo se sustenta en el hecho histrico de que en los siglos XX y XXI la alimentacin del ser humano vari considerablemente, y uno de los aspectos fundamentales de dicho cambio fue el aporte de carbohidratos, ya que se increment la ingesta de los mismos y disminuy el aporte de fibra. Al mismo tiempo aument la urbanizacin y se dieron cambios econmicos y culturales que impactaron en menor actividad fsica y aumento de la sedenterizacin. Ello ha trado como consecuencia el aumento alarmante de la obesidad y la diabetes. Uno de los argumentos que se ha erguimido con mayor impacto en los ltimos aos es el del diseo biolgico del ser humano, sealando que ste es muy similar al de los grandes simios, lo cual define que las caractersticas de su cuerpo y metabolismo se encuentran adaptadas bsicamente para el consumo de frutos, hortalizas y semillas oleaginosas de manera cruda. Se seala que el ser humano se puede adaptar al consumo de otros alimentos no biocompatibles, pero que el consumo en exceso de estos (carnes, grasas, tubrculos y cereales), tiene su costo en la salud83. Se seala que la diabetes no es comn en los lugares donde la gente consume una dieta ms primitiva84 a pesar de los factores genticos y que el factor ambiental ms importante para inducirla es una dieta alta en carbohidratos vacos de fibra. Se sabe que la dieta rica en carbohidratos vacos de fibra induce a la diabetes en los tipos genticos susceptibles85. El consumo de excesivo de azucares refinados puede originar hipoglicemias reactivas correlacionadas con estados depresivos, lo cual puede ser precursor de la diabetes en las personas con el terreno gentico apropiado. Los carbohidratos una vez digeridos son reducidos a molculas ms simples (monosacridos) como la glucosa, fructosa, y maltosa, y de esta forma son absorbidos. Estos azcares simples se absorben a diferentes velocidades. La facilidad con la que se absorben se mide a travs del denominado ndice glicmico. Mientras ms elevado sea dicho ndice en un azcar, con ms facilidad se puede absorber dicho tipo de molculas y pasar a la sangre. Sin embargo el ingreso de grandes cantidades de azcar en la sangre es peligroso, sobreexigiendo el mecanismo de regulacin de la insulina y glucgon, produciendo un verdadero estrs hormonal. Algunos alimentos vegetales poseen substancias que enlentecen la absorcin del azucar, como la fibra que acompaa al azcar y el almidn en las frutas y verduras, y la grasa en las semillas oleginosas. Adems, estos alimentos suelen contener micronutrientes necesarios para la correcta metabolizacin del azucar. El azcar dominante en la mayora de las frutas es la fructosa. Es el monosacrido de ms bajo ndice glicmico existente, lo cual favorece su ingreso a la sangre de manera lenta y gradual, evitando la sobrecarga que producen otro tipo de azcares provenientes de otros alimentos como las harinas y los dulces86, 87. Los azcares provenientes del consumo de frutas se encuentran acompaados de fibra tanto insoluble (celulosa, hemicelulosa y lignina) como soluble (pepsina), lo cual adems de retener agua y aumentar el volumen de las heces estimulando el peristaltismo intestinal, ayudan a regular el exceso de colesterol, especialmente el ligado a las lipoprotenas de tipo LDL (colesterol daino). Los ensayos clnicos de tratamiento nutricional con una dieta con carbohidratos acompaados de fibra a base de frutas y verduras ha demostrado consistentemente ser superior en lo que se refiere a sus efectos teraputicos comparados con los medicamentos hipoglucemiantes orales y la insulina cuando se usan menos de 30 unidades al da88. 83 Alimentacin Bio-Compatible. Dr. Rafael Garca Ch. Jpiter Editores, C.A. Caracas Venezuela, 2005. 84 D. Burkitt and H. Trowell, Western Diseases: Their emergence and prevention, Harvard University Press, 1981. 85 G Vahouny and D Kritchevsky. Dietary Fiber in Health and disease, Plenum Press, 1982. 86 S. Reiser. Metabolic effects of utlizable Dietary Carbohydrates, pp. 239-260, Marcel Dekker, New York, 1982. 87 R.J. Wurtman and Wurtman. Carbohydrates and Depression. Scientific American, 260:68-75, 1989. 88 HCR Simpson, RW Simpson, S Lousley, A high carbohydrate leguminous fiber diet improves all aspects of diabetic control, Lancet 1, 1981:1-5. La fibra de las plantas ha demostrado tener un impacto positivo sobre el control de los diabticos. Cuando los pacientes diabticos comen entre 15 y 26 gramos de fibra natural al da, requieren menos insulina o menos dosis de hipoglucemiantes orales y tienen un mejor control de los niveles sanguneos de azcar89. Otro elemento que los modelos de alimentacin alternativa resaltan es la necesidad de obtener un equilibrio cido-bsico dirigido hacia la alcalinidad. Lo importante a nivel orgnico no es el PH del alimento al servirse en la mesa, sino el efecto que tiene sobre el cuerpo luego de ser digerido y metabolizado. El grupo de alimentos que alcalinizan el cuerpo son llamados alcalino-reactivos, como el limn, los dems ctricos y las verduras. En cambio las carnes y leguminosas son acido-reactivas. El contar con un PH general alcalino reactivo fortalece al organismo frente a las virosis. El paciente diabtico es ms susceptible a las mismas, por lo que es importante que su dieta busque este ndice pH de manera equilibrada, ya que el exceso de alcalinidad tambin es perjudicial. Por ello se propone que el equilibrio ideal debera ser de 80% alimentos alcalino-reactivos y de 20% de cido-reactivos. Este equilibrio se puede medir en los enfermos diabticos y en las personas susceptibles a padecer esta enfermedad a travs del PH de la orina, que deber variar entre 6.4 y 7.2, y el PH de la saliva que debera ser alcalino y nunca cido. Cuando disminuye el PH urinario a menos de 6.4 y el de la saliva se vuelve neutro o cido, significa que el paciente est altamente acidificado, que tiene problemas con su alimentacin y que estar enfermo o prximo a caer en enfermedad. En concreto este modelo de alimentacin alternativa propone para los enfermos de diabetes promover el consumo de caloras a travs de la ingesta de frutas y verduras y reducir el porcentaje de protenas de tipo animal. Tomando en cuenta que el enfermo diabtico toma medicamentos hipoglucemiantes o insulina que regulan el equilibrio del azucar, no se recomienda disminuir el consumo de caloras debajo de los ndices normales, dejando aumentadas las protenas, ya que esto generar la necesidad de recurrir a las caloras del cuerpo a travs del mecanismo de la gluconeognesis, lo cual puede afectar al rin ocasionando insuficiencia renal. Se estima incluso, que una buena proporcin de los casos de insuficiencia renal se deben a esta indicacin mdica90. 89 DJA Jenkins, TMS Wolever, Diabetic diets: high carbohydrate combined with high fiber, Am J Clin Nutr, 33, 1980:1729-1733. 90 Postura presentada por la la Dra. Alejandra Musio en la ponencia titulada Malnutricin Hospitalaria, presentada en la Sala Bustamante de la Secretara de Salud el 14 de agosto de 2007.