Curso de Doctrina 3

  • Published on
    12-Apr-2017

  • View
    67

  • Download
    0

Transcript

Slide 1Curso de Teologa SistemticaEstudio de la Doctrina de DiosProf. Jos Alicea MA.P.ThSlideshare.net/revaliceaCurso: Doctrina 3 Revalicea@yahoo.comConociendonosUn curso en donde el estudiante trabajar con su profesor y con el grupo para enriquecer su conocimiento de la Teologa Bblica y Sistemtica.El estudiante deber participar de las clases de forma presencial o va internetEl estudiante deber presentar sus trabajos escritos de forma acadmica de acuerdo a los requisitos establecidos.El estudiante fomentar un ambiente de respeto en el intercambio de ideas.Informacin del CursoTemas a cubrir:La Sanidad DivinaEl Espritu SantoLa IglesiaLos acontecimientos finalesLibro de Texto:Teologa Bblica Y Sistemtica por Myer PearlmanProf. Jos Alicea M.A. P.Th.revalicea@yahoo.comSlideshare.net/revaliceaQuien es el autor de la enfermedad y de la muerte? De citas para probarloCmo se obtienen los beneficios de la expiacin?Cual fue la ltima promesa del seor relativa a la sanidadHaga lista de los nombres del Espritu Santode qu manera es el Consolador el Espritu de verdad y el espritu de Gracia?Nombre los smbolos del Espritu santo y de una explicacin de cada uno.Colegio Latinoamericano De Teologa y MinisterioPrograma de InstitutoCurso: Doctrina 3PREGUNTAS PARA ENTREGARA que se aplica el trmino ekklesia?Es las iglesia sinnimo del Reino de DiosCules son las ordenanzas de la iglesia?Que significa el estado intermedio?Por medio de que nombres se describe el cielo?Qu fue lo que ense el Seor Jess con respecto a la poca de la venida? Colegio Latinoamericano De Teologa y MinisterioPrograma de InstitutoCurso: Doctrina 3PREGUNTAS PARA ENTREGARLa sanidad Divina"Este don nico y visible que Dios confi a los Apstoles; continu en la iglesia mucho despus que otros dones milagrosos desaparecieran de ella. En realidad nos parece que estuviera destinado a continuar para siempre, pues Santiago instruye a los ancianos - los nicos que tenan dones o los que ms tenan - para que lo administraran. Este don era la nica medicina de la Iglesia Cristiana, hasta que se perdi por la incredulidad... Sanidad y Teologa BblicaLa sanidad como parte de la Teologa PentecostalConviccin fundamental: Iglesia de Dios: Que la sanidad divina es provista para todos en la expiacinAsambleas de Dios: La sanidad divina es una parte integral del evangelio. La liberacin de la enfermedad ha sido provista en la expiacin y es el privilegio de todos los creyentesIglesia de Dios Pentecostal: .La Sanidad divina es una provisin de Dios para todos los creyentes..Racionalidad de la Sanidad Debemos procurar Sanidad Divina? Es razonable creer que Dios tiene inters por nuestro cuerpo.El hombre fue creado a la imagen de Dios.El cuerpo humano est incluido en la redencin de Cristo.El cuerpo de un cristiano es un miembro de Cristo.(I Cor. 6:15).Dios est profundamente interesado en el valor del cuerpo de sus hijos. Se peca contra el cuerpo I Corintios 6:1518.Racionalidad de la Sanidad Debemos procurar Sanidad Divina? Es razonable creer que Dios tiene inters por nuestro cuerpo.El cuerpo fsico del cristiano es el templo del Espritu Santo (I Cor. 6:19).Los cristianos son instados a glorificar a Dios en sus cuerpos fsicos.Los cristianos son instados a presentar sus cuerpos como un sacrificio vivo.El cuerpo humano ha de ser resucitado.Racionalidad de la Sanidad Relacin vital entre el alma/espiritu y el cuerpo. La condicin del cuerpo afecta el alma. La condicin del alma afecta el cuerpo y viceversa. Hay una relacin tan cercana entre el alma y el cuerpo del hombre, que es difcil ver como Dios podra estar interesado, y hacer provisin para uno sin el otro. La verdadera armona se logra cuando se le entregan ambos lo espiritual y lo fsico- al cuidado divino.Racionalidad de la Sanidad Dualidad de las necesidades humanas.El ser humano tiene dos naturalezas diferentes. La cada afect ambas partes. La redencin de Cristo incluye a ambas naturalezas del hombre.Jess san a todos los enfermos y derram su sangre para el perdn de sus pecados. Mandato doble de la gran comisin (Mr. 16:1518): El que creyere y fuere bautizado, ser salvo sobre los enfermos pondrn sus manos, y sanarnCorrectivamente A causa de la desobediencia o el pecado del hombre. Dios permite a veces la enfermedad como medida de disciplina a causa de su desobediencia o pecado (Heb. 12:513).Debido al amor de Dios por sus hijos. Dios no disciplina a sus hijos porque est enojado. La disciplina es siempre administrada en amor (Heb. 12:58). (vase Cor. 5:5). A causa de discernir incorrectamente el cuerpo del Seor. (I Cor. 11:2732).A causa de murmurar en contra de los lderes establecidos por Dios. (Nm. 12; 16:4650).La sanidad y la voluntad de Dios A causa de la desobediencia o el pecado del hombre. Dios permite a veces la enfermedad como medida de disciplina a causa de su desobediencia o pecado (Heb. 12:513).Debido al amor de Dios por sus hijos. Dios no disciplina a sus hijos porque est enojado. La disciplina es siempre administrada en amor (Heb. 12:58). (vase Cor. 5:5). A causa de discernir incorrectamente el cuerpo del Seor. (I Cor. 11:2732).A causa de murmurar en contra de los lderes establecidos por Dios. (Nm. 12; 16:4650).La sanidad y la voluntad de Dios La sanidad y la voluntad de Dios La sanidad y la voluntad de Dios La expiacin fue hecha para la sanidad.El perdn de pecados y la sanidad de enfermedades van juntos en la biblia.Redencin de la maldicin de la ley.El versculo clave en esta consideracin es Glatas 3:13.Isaas 53.El gran captulo de la redencin del Antiguo Testamento, Isaas 53, ensea que Cristo llev nuestras enfermedades.Relacin entre Sanidad y Expiacin Proposiciones relativas a la sanidad divinaLa enfermedad y la muerte han descendido sobre la familia humana debido al pecado. Por tanto como el pecado entr en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, as la muerte pas a todos los hombres, por cuanto todos pecaron." Rm._5:12. Ni la enfermedad ni la muerte son bendiciones sino maldiciones permitidas por Dios a causa del pecado. "Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehov tu Dios y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de la que envi a los Egipcios te enviar a ti; porque yo soy Jehov tu Sanador." Ex._15:26. (Vase tambin Dt._28:15-68Proposiciones relativas a la sanidad divinaNo es Dios, sino el diablo, el autor de la enfermedad y la muerte Dios solo da vida. Caso de Job.Caso de Jess. "Cmo Dios ungi con el Espritu Santo y con poder a Jess de Nazaret, y cmo ste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con l." Vase Hch._10:38. "Y haba all una mujer que desde haca dieciocho aos tena espritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se poda enderezar. Proposiciones relativas a la sanidad divinaCristo fue hecho maldicin por nosotros, para librarnos de la maldicin. "Porque todos los que dependen de las obras de la ley estn bajo maldicin, pues escrito est: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. Cristo nos redimi de la maldicin de la ley, hecho por nosotros maldicin (porque est escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jess la bendicin de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibisemos la promesa del Espritu" (Gal. 3:10-14).Proposiciones relativas a la sanidad divinaEn la expiacin se establece una estipulacin amplia para nuestra sanidad fsica. "Ciertamente llev l nuestras enfermedades, y sufri nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Ms l herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre l, y por su llaga fuimos nosotros curados." Isa_53:4-5. "Quin llev l mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados." 1 Pe_2:24.Proposiciones relativas a la sanidad divinaLos beneficios de la expiacin se obtienen nicamente por la fe, y se le otorgan al creyente slo cuando ste se apropia de ellos por la fe. En Mr._10:51 el Seor hace la siguiente pregunta: Qu quieres que te haga?" Y asimismo expresa: "Conforme a vuestra fe os sea hecho." Mt._9:29.Proposiciones relativas a la sanidad divinaLa sanidad divina es parte integral en la predicacin del evangelio. "El Espritu de Seor est sobre m; por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazn" Lc_4:18-19. "Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos" Mt._10:7-8. Y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios." Lc_10:9. Proposiciones relativas a la sanidad divinaDios quiere sanar a todos los enfermos. Tanto el Seor Jess como los Apstoles sanaron a todos aquellos que se les acercaron solicitando la salud. "Y cuando lleg la noche, trajeron a l muchos endemoniados; y con la palabra ech fuera a los demonios, y san a todos los enfermos" (Mat. 8:16). "Y por la mano de los Apstoles se hacan muchas seales y prodigios en el pueblo tanto que sacaban los enfermos a las calles, y los ponan en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Y an de las ciudades vecinas muchos venan a Jerusaln, trayendo enfermos y atormentados de espritus inmundos; y todos eran sanados" Hch. 5:12; 15-16.Proposiciones relativas a la sanidad divinaEl Seor Jesucristo encomend el ministerio de la sanidad primero a los doce, luego a los setenta, mas tarde a toda la iglesia y a cada creyente en particular. Lea los textos mencionados bajo la proposicin nmero siete. He aqu otro pasaje: "De cierto, de cierto os digo: El que en m cree, las obras que yo hago, l las har tambin; y an mayores har, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo har, para que el Padre sea glorificado en el Hijo." Jn. 14:12-13.Proposiciones relativas a la sanidad divinaLas ltimas palabras del Seor Jess, antes de ascender al cielo, de acuerdo a Mr._16:18, constituyen una promesa permanente relativa a su poder sanador. Dice as: "Sobre los enfermos pondrn sus manos, y sanarn." Segn las instrucciones finales dadas a los creyentes por intermedio de Stg._5:14, stos deben, cuando son atacados por la enfermedad, llamar. "a los ancianos de la iglesia," quienes deben ungirlos y orar por ellos. Luego aade la hermosa promesa que dice: "Y la oracin de fe salvar al enfermo, y el Seor lo levantar."Proposiciones relativas a la sanidad divinaNingn hombre, iglesia, rey o potentado tiene derecho alguno a revocar las rdenes del Seor. Ap._22:18-19.El Seor Jesucristo sana a los enfermos en la actualidad. Si se cumplen sus mandatos, se manifiestan las obras extraordinarias del Seor Jess. "En esa misma hora san a muchos de enfermedades y plagas, y de espritus malos, y a muchos ciegos les dio la vista. Y respondiendo Jess, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habis visto y odo: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados..." Lc_7:21- 22.Id, dad las nuevas a Juan. Es decir, proclamemos a todos en general las nuevas relativas a la sanidad.Razones de Jess para sanar Las tres razones siguientes son las ms populares: Para demostrar su poder, Para vindicar su reclamo a la deidad, Para iniciar la predicacin del evangelio.CAUSA DE LAS PROMESAS DE SU PALABRA. Y san a todos los enfermos; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaas, cuando dijo: El mismo tom nuestras enfermedades, y llev nuestras dolencias (Mt. 8:16, 17).A FIN DE REVELAR SU VOLUNTAD. Otra vez entr Jess en la sinagoga; y haba all un hombre que tena seca una mano. Y le acechaban para ver si en el da de reposo le sanara, a fin de poder acusarle. Entonces dijo al hombre que tena la mano seca: Levntate y ponte en medio Entonces mirndolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y l la extendi, y la mano le fue restaurada sana (Mr. 3:15)Camino a Jerusaln, Jess pas por las regiones de Samaria y Galilea.Al entrar a cierto pueblo, diez leprosos salieron a encontrarlo. Se quedaron parados a lo lejos,y le dijeron en voz alta: Jess, Maestro, ten compasin de nosotros!Al verlos, Jess les dijo:Vayan y presntense ante los sacerdotes.Mientras iban a los sacerdotes, fueron sanados.Cuando uno de ellos vio que haba sanado, regres a donde estaba Jess, dando gritos de alabanza a Dios.Se postr rostro en tierra ante Jess y le dio las gracias. Este hombre era un samaritano.Jess respondi:Diez hombres fueron sanados, dnde estn los otros nueve?Ninguno regres a darle gracias a Dios sino este extranjero?Entonces Jess le dijo:Levntate y vete, porque tu fe te ha sanado Lucas 17:11-19 Punto HomilticoJess sana a un extranjeroLA SANIDAD DIVINA Y LAS ESCRITURASMetodo de MinistrarPorque no se recibe sanidadOrar por si mismo.Pedir a otro que ore por usted.Llame a los ancianos de la iglesia.Por la imposicin de manos.Milagros extraordinarios mediante paos y delantales.Dones espirituales de sanidad.Buscar sanidad antes que salvacin.Propsitos equivocados.Culto al ministroDesobediencia.Pecado no confesado.Incredulidad.En aquel que ora.En aquel por el cual se ora.Falta de mantenerse firme en la fe hasta que viene la respuesta."Este don nico y visible que Dios confi a los Apstoles; continu en la iglesia mucho despus que otros dones milagrosos desaparecieran de ella. En realidad nos parece que estuviera destinado a continuar para siempre, pues Santiago instruye a los ancianos - los nicos que tenan dones o los que ms tenan - para que lo administraran. Este don era la nica medicina de la Iglesia Cristiana, hasta que se perdi por la incredulidad... FINLa sanidad Divina