Brasil, “de niña bonita a niña olvidada”

  • Published on
    05-Jul-2015

  • View
    26

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • 1. Brasil, de nia bonita a nia olvidadaPor: Florencia Bunge Hasta hace poco tiempo, al pensar en Brasil se venan a mi mente tres palabras: desarrollo, prosperidad y potencia. Esta situacin ha cambiado de forma sustancial ya que los hechos ms recientes en el pas carioca demuestran que la economa de Brasil, despus de un fuerte crecimiento hasta el 2011, ahora parece estar entrando en una fase ms moderada. La solidez que esta economa mostr ante la crisis mundial estaba dada gracias a su prudente poltica fiscal y monetaria junto con las necesarias reformas microeconmicas; situacin que llev al pas a experimentar el crecimiento ms fuerte de Amrica Latina en el ao 2010, registrando un PIB del 7.5%. Pese a los esfuerzos del gobierno, la cifra de crecimiento de 2012 fue apenas del 0.9% y se espera que para este ao y el que viene sea del 2.5%. Si bien todas las economas emergentes han frenado el ritmo de crecimiento que venan experimentando, y hoy ya no son tan atractivas como antes en trminos relativos, el agotamiento en la economa de Brasil se atribuye al alto nivel de la moneda, el estancamiento de los precios de las materias primas de exportacin, el deterioro de las infraestructuras de transporte, las desigualdades sociales y como consecuencia de todo lo anterior, la baja de las inversiones. Las agencias Moodys, Standard & Poors y Fitch Ratings tienen actualmente a Brasil con la penltima nota del grado de inversin, y segn estas compaas, esta situacin seguir igual ya que para mejorar la calificacin de Brasil se necesitar un enfoque de largo plazo por parte del Gobierno. En el caso de Moodys, mejor el panorama de Brasil a positivo en el 2011 y a fines del ao pasado, tom la medida de postergar un ao ms su decisin sobre una posible alza de la nota. Pese a que la presidenta Dilma Rousseff, elegida en octubre de 2010, se comprometi a continuar con las polticas del ex presidente Lula, tiene frente a ella el gran reto de continuar ejecutando el plan de aceleracin para el crecimiento de la economa del pas. Sobre todo, debe modificar el gran peso que tiene el sector pblico sobre el privado y el sistema impositivo. Dentro de este plan, se establece un ambicioso programa de apoyo al crdito y a la financiacin de las inversiones y medidas presupuestarias a largo plazo; as como, el desarrollo de infraestructuras de transporte, logstica y turismo. Adicional a esto, es necesario que se tomen medidas que permitan contener la inflacin entre el 2.5% y 6.5%, ya que esta cifra se encuentra disparada; y reducir la deuda pblica de forma considerable, pues hoy se eleva a ms de 60% del PIB, lo que es un aspecto que ha preocupado a las compaas de calificacin crediticia.www.florenciabunge.com

2. Cabe resaltar de igual forma, las complicaciones sociales que se derivan de esta fase por la que est pasando Brasil, en la que se ha generado una importante movilizacin social en protesta de algunas decisiones del gobierno y de los resultados econmicos del pas. Ante este panorama, es clave que el Gobierno de Brasil muestre signos contundentes del impulso para acelerar la economa y de esta forma, vuelva a ser la nia bonita; no slo de los eventos de talla mundial, sino tambin del crecimiento econmico y social. En un ao hay elecciones y la presidenta Dilma Rousseff buscar ser reelecta por 4 aos ms, pese a que, hoy, existen pocas razones para pensar en su reeleccin.Este artculo ha sido basado en la opinin personal de Florencia Bunge.www.florenciabunge.com