Van FRAASSEN, B. C.-La Imagen Cientifica

  • Published on
    21-Dec-2015

  • View
    278

  • Download
    23

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Filosofia de la ciencia. Cuando se habla de realidad, hay que tener en cuenta que el dominio de la cientfica se centra en lo observable, y que lo que puede ser observado ...

Transcript

<ul><li><p>'aid6s. PROBLEMAS CIENTIFICOS Y FILOs6FICOS . LA IMAGEN ..Ian Hacking, Representar e intervenir CIENTIFICA . BflS C. van Fraassen, La imagen cientiflCa </p><p>Bas C. van Fraassen </p><p>~II~ </p><p>PAIDOS </p><p>Mexico </p><p>Buenos Aires </p><p>Barcelona </p><p>-. </p><p>Universidad Nacional Aut6noma de Mexico </p></li><li><p>DIRECCION DE LA COLECCION Seminario de Problemas Cientificos y Filosoficos, UNAM </p><p>Titulo original: The Scientific Image </p><p>Publicado en ingles por Oxford University Press </p><p>Traducci6n: Sergio Martinez </p><p>Revision de la traducci6n: Luigi Amara </p><p>Diseiio de cubierta: Margen Rojo I Angel Garcia Dominguez </p><p>TO edicion. 1996 </p><p>Quedan rigurosrunente prohibidas, sin la autorizaci6n escrita de los titulares del "Copyright", bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducci6n tolalo </p><p>parcial de esta obra par cualquier medio 0 procedimiento, comprendidos la reprografia y el tratruniento informatico, y la distribuci6n de ejemplares de ella </p><p>. mediante a1quiler 0 prestruno publico. </p><p> Bas C. van Fraassen, 1980 </p><p> de la presente edici6n: </p><p>Universidad Nacional Aut6noma de Mexico </p><p>Coeditan: Seminario de Problemas Cientificos y Filos6ficos, UNAM; </p><p>Instituto de Investigaciones Filos6ficas, UNAM, </p><p>Circuito Mario de la Cueva, Ciudad de la Investigaci6n en </p><p>Humanidades, Ciudad Universitaria, 04510, Mexico, D.F.; </p><p>Ediciones Paid6s Iberica, S.A., </p><p>Mariano Cub!, 92 - 08021 Barcelona, y </p><p>Editorial Paid6s Mexicana, SA, </p><p>Ruben Dario 118, 03510 Col. Moderna, Mexico, D.F., I </p><p>Tels.: 579-5922, 579-5113. Fax: 590-4361 </p><p>ISBN: 968-&amp;53-321-1 I IDerechos reservados conforme a la ley </p><p>Al amistoso pueblo de Tigh-na-Coille </p><p>fit Impreso en Mexico - Printed in Mexico </p></li><li><p>INDIeE </p><p>1. INTRODUCCI6N .............. '.' ... ; .......... 15 </p><p>2. ARGUMENTOS CONCERNIENTES AL REALISMO </p><p>CIENTlFICO .................................. 21 </p><p>1. Realismo cientifico y empirismo constructivo ............. 21 </p><p>Enunciaci6n del realismo cientifico ....... " , .... 221.1 1.2 Alternativas frente al realismo ... . . . . . . . . . . ., . . . . 26 </p><p>. 1.3 Empirismo constru~tivo , .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 </p><p>2. La "dicotornfa" teona/observaci6n. . . . . . . . . . . . . ~ . . . . . . 30 </p><p>3.Inferencia hacia la mejor expUcaci6n .................. 36 </p><p>4, Lfmites de la demanda de explicaci6n. , , . , . . . , .'. . . , . . . . 40 </p><p>5, EI principio de la causa comun ....... , .............. 43 </p><p>6. Llmites de la explicaci6n: un experimento mental ........ 51 </p><p>7. Los demonios y el argumentoultimo ............. . . . . . . . 54 </p><p>\ . . . . . . </p><p>3. SALVAR LOS FEN6MENOS , ; ., . " .. , .... ,. 'j... , , . 63 </p><p>l. ,Modelos ........ , ; ........ ~ .. , ... , ........ 63 </p><p>2. EI movimiento aparente y el espacio absoluto . . . . . , . . . . . . 67 </p><p>3. El contenido emplrico de la teona de Newton ., ... , ~ ... , .. 69 </p><p>4. Las teorias y sus extensiones . . . , . . . . . , . . . . . .. . . . , . . 70 </p><p>5. Extensiones: victoria y derrota calificada, , .............. 74 </p><p>6. Las fallas del enfoque sintactico . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . 77 </p><p>7. El cfrculo hermeneutico . . . . . . . . . .. . . . . .. . . . . . . . . . 80 </p><p>8. Los llmites de la descripci6n emplrica ................. 83 </p><p>9. Una nueva imagen de las teonas .................... 89 </p><p>4. EMPIRISMO Y METODOLOGIA CIENTIFICA ........... 95 </p><p>1. La epistemologfa empirista yet escepticismo ............. 96 </p><p>2. La metodologia y el diseiio experimental . . . . . . . . . . . . . . . 98 </p><p>2.1 Los papetes de la teona .. . . . . . . . . . .. . . . . . . . . 98 </p><p>2.2 La medici6n de la carga del electron. . . . . . . ; . . . .: . . 100 li!f </p></li><li><p>o LA IMAGEN CIENTIFICA </p><p>2.3 Boyd y la expllcacion filosofica de la metodologfa . . . . . . 103 </p><p>2.4 Fenomenologia de la actividad cientffica . . . . . . . . . . . 107 </p><p>3. La objeci6n de la cQnjuncion . . . . .. . . . . . .. . . . . . . . . 109 </p><p>4. Vutudes pragmaticas y explicacion ................ 114 </p><p>4.1 Las otras virtudes ....................... 114 </p><p>4.2 La incursion de la pragmatica. . . . . . . . . . . . . . . . . 116 </p><p>4.3 La busqueda de la explicacion . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 119 </p><p>i. PRAGMATICA DE LA EXPUCACION ..... ~ ........ 125 </p><p>1. Ellenguaje de la explicacion ..................... 125 </p><p>1.1 Verdad y gramatica .................. ; ..... 126 </p><p>1.2 Algunosejemplos. . . . . . . . . . . . . . . . .. . . .. '. .. 130 </p><p>2. Una historia parciaL . . . . . . . . . . . . ~ . . . . .. . . . . . . 132 </p><p>2.1 Hempel: las bases de la creencia. . . . . . . . . . . . . . . . 132 </p><p>2.2 Salmon: factores estadisticamente relevantes .. ;..... .135 </p><p>2.3 Propiedades globales de las teorfas .;..... .. . . . . . . . 139 </p><p>. 2.4 Las dificultades: las asimetrias y los rechazos . . . . . . .. 141 </p><p>2.5 Causalidad: la conditio sine qua non ............ 143 </p><p>2.6 Causalidad: la teoria de Salmon . . . . . . . . . . . . . . . . .150 </p><p>2.7 Las claves de la causalidad .................. 155 </p><p>2.8 Las preguntas "por que" .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 </p><p>2.9 La elaboracion de las claves ................ 161 </p><p>3. Las asimetrfas de la explicacion: un relato breve ......... 163 </p><p>3.1 La asimetria y el contexto: la criba aristotlica ........ 163 </p><p>3.2 "La torre y la sombra" ................. '.... 165 </p><p>4. Un modelo para la explicacion .................. 167 </p><p>4.1 Contextos y proposiciones ...................... 168 </p><p>4.2 Preguntas. . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171 </p><p>4.3 Una teona de las preguntas "por que" .. '........... 176 </p><p>4.4 Evaluacion de las respuestas .: ................ 181 </p><p>4.5 La presuposicion y la relevancia elaboradas .......... 187 </p><p>5. Conclusion. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189 </p><p>i. PROBABILIDAD: LA NUEVA MODALIDAD </p><p>DE LA CIENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 195 </p><p>1. La estadistica en la ciencia general ............... 197 </p><p>2. La mecanica estadistica clasica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199 </p><p>2.1 La medida de la ignorancia . . . . . . . . ~ . . . . . . . . . 200 </p><p>2.2 La probabilidad epistemologica y la probabilidad </p><p>objetiva desenredadas ...... . . . . . . . . . . . . . . . . 203 </p><p>iNDlCE 11 </p><p>2.3 La intrusion de la infinitud ............... 206 </p><p>3. La probabilidad en mecamca cuantica ................. 208 </p><p>3.1 Las divergencias con el caso clasico .............. 210 </p><p>3.2 Las probabilidades cuanticas como probabilidades ~ </p><p>condicionales .... " ...................... 215 </p><p>3.3Ensambles virtuales de mediciones .............. 218 </p><p>4. Hacia una interpretacion empirista de la proba~ilidad ....... 219 </p><p>4.1 Los espacios de probabilidad como modelos </p><p>de experimentos .......................... 220 </p><p>4.2 La interpretacion frecuentista estrlcta . . . . . , . . . . . . .. 223 </p><p>4.3 Propension y secuencias virtuales .. . . ... . ~ . . . . . . . . 229 </p><p>4.4 Una interpretacion frecuentista modal .............. 233 </p><p>4.5 La adecuaci6n empfrica de las teorias estadisticas . . . . . . 237 </p><p>5. La modalidad: un atrincheramiento filos6fico ......... 239 </p><p>5.1 Empirismo y modalidad . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239 </p><p>5.2 Ellenguaje de la ciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241 </p><p>5.3 Modalidad sin metafisica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245 </p><p>7. UNA POLEMICA MODERADA .................. .-. 249 </p><p>I .................................... 250 </p><p>II ...................................... 253 </p><p>m.: ........................... 254 </p><p>IV ... " ................................... 256 </p><p>V ',' ': . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258 </p><p>Posdata ciehtffica final . . . . . . . . . . . . . : . . . . . . . . . . . 259 </p><p>fNDICE ANALITICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 263 </p></li><li><p>PREFACIO </p><p>El proposito de este libro es desarrollar una altemativa constructiva frente al realismo cientffico, una posicion que ultimamente ha sjdo muy discutida y defendida en la filosofla de la ciencia Para este rm present are tres teodas, cada una de las cuales necesita de las otras para su apoyo mutuo. La primera coilcieme a la relacion de una teoria con el mundo, y especialmente 10 que puede ser Hamado su valor empirico. ,La segunda es una teoda de la explicacion cientifica, en la cualla capacidad explicativa de una teoda es considerada una caracteristica que de hecho va mas alIa de su valor empirico, pero que es radicalmente dependiente del contexto. Y la tercera es una explicacion de la prob'abilidad tal como se presenta dentro de la teoria </p><p>" de la flsica (como opuesto a: en la evaluacion de su apoyo evidencial). Los primeros dos capitulos forman una introduccion breve y relativamente sencilla a los debates concemientes al realismo cientifico, y explicaran de este modo la organizacion y la estrategia del resto. He mantenido el caracter no </p><p>tI~cnico a todo 10 laigo de la exposicion, remitiendome para detalles tecnicos a artfculos de revista donde, me parece, tienen un lugar mas indicado. </p><p>, Estoy en deuda con numerosas personas; muchas de elIas se indican en las notas. Me gustaria aiiadir aquf algunos agradecimientos personales. Mi mayor deuda de gratitud en filosofla de la ciencia ha sido siempre con Adolf Grunbaum, y se renovo cuando asistf a su conferencia sobre la: electrodina, mica de Dirac, en Santa Margarita, en 1976, un paradigma de exposicion filosofica de la ciencia, lacual solo escasamente puedo esperar emular. Con </p><p>,,' Glymour,Hooker, Putnam, Salmon, Smart y Sellars tengo la deuda del reto "</p></li><li><p>14 LA IMAGEN CIENTiFICA </p><p>bre todo de las conferencias de 61 y de Dalla Chiara acerca de su teoria de la estructura de la ffsica. Una deuda mas antigua, recordada al escribir varias partes de este libra, es con Henry Matgenau, dequien aprendl bastante sobre las probabilidades y los estados en la mecaruca culintica. Muchos amigos y colegas ayudaron en varias etapas durante la redaccion de este libro, reaccionando amigable y cruelmente, al mismo tiempo, a mis argumentos, ideas e hlstorias didacticas: Paul Benacerraf, Nancy Cartwright, Ronald de Sousa, Hartry Field, Yvon Gauthier, Ronald Giere, Karel Lambert, Edwin Levy, Margot Livesey, Hugh Mellor, Ben Rogers, Richmond Thomason y Roger Woolhouse, para mencionar solo algunos. Las principales tesis de este libro fueron presentadas en diver'sasocasiones en conferencias; las ultimas, antes de la impresion, fueron tres conferencias en la Universidad de Princeton en mayo de 1979. Finalmente, ha sido invaluable la ayuda del Canada Council en apoyo de los proyectos de investigacion durante los cuales este libro cobra forma, especialmente al facilitar los contactos con otros investigadores, requisito indispensable para esta investigacion. </p><p>Julio de 1979 </p><p>B.C.v.F. </p><p>A,19" </p><p>1 INTRODUCCI6N </p><p>, , </p><p>Es facil tolerar el instinto metaffsico comtin. Pero un gusto por la metaffsica puede ser una de aqueUas cosas a las que debemos renunciar si queremos moldear nuestras vidas hasta la perfecci6n artistica.La filosafia sirve a la cultura, no~con,.el don imaginario del conocimiento absoluto 0 , trascendentaL, sine",sugiriendo preguntas.'; . </p><p>Walter Pater, El Renacimiento </p><p>La oposicion entre empirismo y realismo es vieja y puede ser presentada con ejemplos de muchos episodios de la historia de la filosofia. El mas ilustrativo de todos 6stos quiza sea el ofrecido por el sentido de superioridad fdosofica que los participantes en el temprano desarrollo de la ciencia modema sentian en relacion con la tradicion aristotelica. En esa tradicion, los realistas sostenian que las regularidades en los fen6menos naturales debian tener una raWn (causa, explicaci6n), y veian esta;razon en las propiedades causales --constitutivas de 10 que elIos llamaban formas sustanciales 0 naturaleza-:- de las sustancias involucradas en los procesos naturales. Los nominalistas, que negaban la realidad de estas propiedades, estaban en la posicion de tener que rechazar tales demandas de explicacion.1 </p><p>Los fil6sofos comprometidos con el desarrollo de los fundamentos filos6ficos de la ciencia modema habian elurlido aparentemente este dilema, Sin postular tales propiedades causales, formas 0 "cualidades ocultas", todavia podfan explicar laS regularidadesque se observan en la naturaleza. Asi, Robert Boyle escribe: </p><p>1 Para unadiscusi6n de algunos de los temas ftlos6fi</p></li><li><p>17 16 LA IMAGEN CIENTiFICA </p><p>AqueUo a 10 que principalmente aspiro es a hacerles creible, a traves de experiment08, que casi tOO08 los tipos de cualidades, la mayor parte de las cuales han sido dejadas sin explic;lci6n poe las escuelas 0 generalmente han sido referidas a no se que incomprensilies formas sustanciales, pueden ser prOOucidas mecanicamente, es decir, por agentes corp6reos. Entiendo por ello aquellos agentes que no parecen.operar de otra manera que en virtud de su movimiento, tamafio, figura y diseiio de sus propias partes (I1amo a estos atributos afecciones mecarucas de Ia materia).2 </p><p>Ellos se percataron muy bien de que dar cuenta de fen6menos tales como el calor 0 las reacciones qufmicas unicamente en terminos de atributos mecarucos requerfa de por 10 menos una teorfa at6Il1ica de la materia. Pero supongo ql.le esta claro que enfrentan otra vez el mismo dilema en cuanto a las regularidades que postulan en el comportamiento de las partes del atomo. Alii no son posibles las explicaciones mecanicas, puesto que los ~ttomos no tienen partes ulteriores. As! qu~, 0 bien deben atribuir poderes, cualidades y propiedades causales especificas a esos atomos para explicar por que estos actuan y reaccionan de la manera en que 10 hacen, 0 bien deben rechazar, como los nominalistas antes que ellos, la demanda de explicaci6n. </p><p>Ademas, se ganaron un problema. Parte de la motivaci6n para el rechazo nominalista del mundo de poderes, ptopiedades y disposiciones de los rea~ !istas aristotelicos (vuelto famoso por la virtus dormitiva de Moliere) era epistemol6gica. La observaci6n de los fen6menos no apuntaba sin ambigiiedad hacia las supuestas conexi ones causales detras de ellos. Este problema existe de manera similar para las hip6tesis at6micas: los 'Jen6menos no deciden su verdad 0 falsedad, aunque quizas son explicados mejor por una hipotesis que por otra. Intentos subsecuentes de los. cientfficos por clarificar las bases ftlosoficas de su disciplina encontraron aun mas diffcilde reconciliar el empirismo que profesaban y su antipatfa hacia la metafisica, con una no autorizada creencia en hipotesis que describen un mundo supuesto mas alIa de los fen6menos. </p><p>Esto llevo en el siglo XIX alfenomenalismo de Ernst Mach, al convenciomllismo de Henri Poincare y al ficcionalismo de Pierre Duhem. En el siglo xx, el empirismo logico de Hans Reichenbach y el positivismo 16gico de Rudolf Carnap fueron desarrollos ulteriores en esta vuelta radical al empirismo. </p><p>2 The Works of Ihe Honourable Robert Boyle, Londres, Birch, 1672, vol. III, pag. 13; tomo el pasaje de R.S. Woolhouse, Locke's Philosophy ofScience and ofLonguage, Oxford, Blackwell, 1971, que contiene un excelente examen de los temas filos6ticos de tal periodoy del papel que desempefi6 Boyle. </p><p>INTRoDuccr6N </p><p>Sin embargo, actuaImente nadie pue...</p></li></ul>