trabajo practico Nº 1 Velez Valeria Soledad

  • Published on
    07-Jul-2015

  • View
    1.367

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

1-Analice el concepto de utopa pedaggica segn lo define Narodowski. La presencia de utopas es una de las caractersticas principales del discurso pedaggico. Estos ideales educativos, representan el objetivo hacia el cual se dirige el proceso de enseanza aprendizaje. En funcin de tales objetivos, la pedagoga elabora normas y describe normalidades, diagnosticando ya sea por similitud o diferencia, la situacin del sujeto educado respecto al parmentro considerado como normal. A diferencia de otras ciencias humansticas, la pedagoga no ha sido dominada completamente por el paradigma positivista del siglo XIX. Este aspecto especulativo (metafsico) no es otra cosa que la proclamacin de objetivos a los que se aspira, no ha dejado de ser el punto de referencia sobre el cual se construyen las normas. Las utopas alcanzan todo el discurso pedaggico, determinado de este modo, cules son los aprendizajes verdaderamente educativos, y cuales no. Cabe observarse sin embargo que la pedagoga moderna, al amparo de la sociologa, la psicologa o la etnografa de la educacin no emite ya sus ideales en el modo directo en que lo haca la pedagoga clsica, pero no por ello dejan de estar presentes. Sutiles mecanismos exhiben estas utopas bajo el disimulado velo de una pretendida objetividad. Este fenmeno podra describirse a travs de la hiptesis represiva de Focault: Se niegan aquellas prcticas en que la teora no se ajustan al parmetro establecido, entonces se les otorga un nuevo status en relacin a lo prescripto. Este mecanismo, crea formas de exclusin primero para volver a incluirlas despus. El despliegue de estrategias y dispositivos creados por la pedagoga en funcin de su dimensin normativa, descansa siempre en el desemeo individual. En efecto, pese a que el aula es el mbito natural, sta suele causar ruido. Entonces, cuando el desempeo del alumno genera una alerta, este es aislado del contexto para obsevarlo en detalle. El exmen pedaggico requiere de mayor informacin y modelos ms sutiles. Las utopas son un dispositivo1 central en el discurso pedaggico moderno, ya que los enunciados de la pedagoga se constituyen en torno a la delimitacin de puntos de llegada, que ordenan el conjunto de las acciones, y permiten al pedagogo juzgar la realidad a partir de ellas. Dicen que no se puede perder el que no sabe a dnde va, lo que es tan cierto como afirmar que nunca llegar. La utopa2 es el ideal a alcanzar, el punto de llegada, la meta buscada, el fin que se persigue y, por esta razn, se convierte en una capacidad estructurante de la pedagoga. Es el motor que pone en marcha, es lo que moviliza la accin, es lo que pone en camino y es, en cuanto prctica discursiva, una fuerza que arrastra hacia s los distintos esfuerzos que se encaminarn hasta el ideal3.1 2

Ver Anexo: Dispositivo. La utopa est en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos ms all. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzar. Para qu sirve la utopa?. Para eso sirve: para caminar. Eduardo Galeano. 3 NARODOWSKI, M. Pedagoga. Carpeta de Trabajo. Pg. 21.

Pero a su vez la utopa tiene un sentido de evaluacin. Si queremos ir hacia all, hemos tomado el camino correcto?. La utopa indica si cada accin es correcta o no, en tanto y en cuanto colabore a la consecucin de ese fin. He ah al pedagogo: legislador y juez. Primero declara aquello que es beneficioso y despus juzga con aire imparcial los acontecimientos que se acercan o alejan de los mismos fines que l estipul4. La funcin que cumplen estas utopas consiste en delimitar grandes finalidades que guan el orden de las prcticas tendiente a legitimar distintas propuestas pedaggicas. En trminos generales, las caractersticas centrales de las utopas son: Universalizantes, es decir que es una formulacin dirigida a todos, refiere al ser humano, Totalizantes, no queda nada por fuera, nada de lo humano le es ajeno, la suma de las partes deben formar un todo. Disciplinadoras, todo se puede evaluar y medir para saber quienes se encaminan hacia la utopa, se establece como una analtica de la verdad, un sistema categorial, lo que queda por fuera es juzgado como negativo, Monolticas, las utopas por definicin excluye todo lo que no se ajusta a ella5. El Dr. Mariano Narodowski identifica en los diferentes discursos pedaggicos dos dimensiones de las utopas: una dimensin relativa al orden social, y otra propia de la actividad educadora. La primera, utopa sociopoltica, consiste en la proclamacin de grandes finalidades en las que educar es formar a un hombre para una determinada sociedad. La segunda, utopa metodolgica, pretende responder al proceso de educacin escolar proponiendo mtodos didcticos. Veamos cmo se manifiestan claramente estas dos dimensiones en la obra Comenius. El ideal comeniano que se pretende alcanzar a travs de la educacin es la pansofa: el "ensear todo a todos". El primer todo refiere a que se debe ensear la totalidad del conocimiento disponible, al menos en sus fundamentos y gradualmente; el todos tiene como supuesto la educabilidad de todo ser humano. Esta es la gran utopa social que, de all en ms, ser el elemento principal de casi todos los discursos polticos en educacin. La segunda dimensin se vincula estrechamente con lo metodolgico, pues ella plantea el cmo recorrer el camino para alcanzar el punto de llegada. Es la utopa del orden en todo. Comenius se propone explicar hasta los ms mnimos detalles lo que ocurre en el proceso que permitir alcanzar la utopa a travs de la formulacin de principios o fundamentos para ensear y aprender. Aqu se explicita el equilibrio y la armona entre docente, alumno y mtodo; por lo que no dejar nada librado al azar. Para Rousseau, en cambio, el punto de llegada ser la formacin del hombre natural. La actividad educadora es el instrumento que permite a la naturaleza continuar su sendero6. Cuando se refiere al hombre natural hay que tener en claro que no supone una vuelta al estado de naturaleza sino que, ms bien, se orienta hacia la constitucin de un individuo libre y autnomo en el seno de la sociedad. Desde lo metodolgico, va a proponer el concepto de educacin negativa; es decir, no obstaculizar lo que es natural. Rousseau construye dos modelos ideales de educacin; uno de los modelos est representado por Emilio, y el otro por Sofa7. Emilio esta educndose para ser el futuro Ciudadano del Contrato Social y, en palabras de Rousseau, le hemos prometido4 5

NARODOWSKI, M. El imperio del orden en Infancia y Poder. Pg. 19 (versin digital). MANOLAKIS, L. Clase Digital N 2. 6 NARODOWSKI, M. Pedagoga. Carpeta de Trabajo. Pg. 33. 7 COBO, R. Fundamentos del patriarcado moderno. Jean Jacques Rousseau. Pg. 205.

una compaera, y es preciso drsela. Esta compaera es Sofa8. Emilio, el varn, va estar emparentado con el espacio pblico mientras que Sofa, la mujer, con el mbito domstico. Emilio es independencia, libertad, autonoma. Sofa es obediencia y sujecin. La formacin del hombre natural ideal necesita de una esposa que est representada en Sofa. Emilio, por su parte, deber ser educado para ser un buen ciudadano, y un buen esposo y padre. La naturaleza de la mujer ser definida por Rousseau en trminos de su funcin sexual y de procreacin. Lo masculino tiene asignadas la abstraccin y la especulacin, mientras que lo femenino estar ligado a la razn prctica. Teniendo en cuenta todo lo enunciado en este prrafo, es cmo funcionar de manera estructurante la utopa rousseauniana. Por ltimo, veamos el pensamiento del pedagogo suizo Juan Enrique Pestalozzi9. El fin de la educacin, para l, es la humanizacin del hombre; conseguir que el hombre se haga hombre, que alcance la perfeccin mediante el desarrollo de todas sus capacidades humanas: intelectual (espritu), moral (corazn) y prctica (manos). Todo esto haciendo una opcin preferencial por lo ms pobres, necesitados y vulnerables. Lleva a la prctica las ideas de Rousseau sobre la naturaleza del hombre y la educacin. Plantea que el proceso de desarrollo humano debe seguir el curso evolutivo de la naturaleza del nio, sin adelantarse artificialmente al mismo. La educacin es vista como una ayuda que se da al nio en este proceso para que se realice en plenitud. Su concepcin de educacin pareciera, a veces, no ser compatible con su idea de la escuela. Si la educacin slo tiene que respetar el curso de la naturaleza, qu papel desempea la escuela? En medio de la sociedad, la naturaleza del hombre no cuenta con el apoyo que le d un curso ptimo a lo que tiene en germen. En un medio rido y hostil no se desarrollan las semillas. La escuela es el espacio creado intencionalmente (como los invernaderos) en donde tales semillas habrn de germinar y desarrollar su peculiar naturaleza. En este punto Pestalozzi se diferencia de Rousseau: en lugar de aislar al nio y establecer un individualismo que evite las contradicciones sociales y tico-religiosas, se propone un modelo de microsociedad en donde las responsabilidades y las normas de cooperacin son condiciones necesarias para que el curso natural de las facultades en germen del nio florezcan. En cuanto al desarrollo de las capacidades humanas, Pestalozzi afirma que debe ser integral. La unidad de las tres (espritu, corazn y manos) es condicin bsica en todo acto que pretende ser educativo. Esta unin global del nio (del ser humano en general) no es algo que Pestalozzi innovara, pues ya Comenius haba planteado tal situacin. Sin embargo, es l quien ejerce un notable esfuerzo por mostrar en la prctica educativa la forma de hacer palpable tal unidad. Por ltimo no debemos soslayar la importancia que el pedagogo suizo le da al mtodo. En este punto tambin nos recuerda a Comenius y su Didctica Magna, poniendo especial nfasis en este asunto. Para finalizar nos queda justificar porqu las utopas pedaggicas son un dispositivo transdiscursivo. En realidad su ser-dispositivo ya fue desarrollado por lo que nos resta inmiscuirnos en el concepto de transdiscursividad que, a su vez, precisa que sea definido en primer lugar el trmino discurso. Un discurso es un conjunto de enunciados y depende de la misma formacin discursiva; lo constituyen un nmero limitado de enunciados, los cuales necesitan un conjunto de condiciones de existencia o de posibilidades. Los discursos son producto de8 9

ROUSSEAU, J. Emilio o De la educacin. Libro V. Ver Anexo: Pestalozzi.

prcticas sociales concretas, a la vez que producen o generan ciertos efectos que no existen fuera de esas prcticas discursivas. La palabra clave para comprender al qu entendemos por transdiscursividad es esta caracterstica de continuidad en el tiempo, en ese sentido los dispositivos de la institucin escolar moderna (como: infancia, alianza escuela-familia, simultaneidad sistmica, etc.) son transdiscursivos porque estn presentes a lo largo del discurso pedaggico moderno, lo atraviesan10. Los dispositivos entonces son transdiscursivos ya que integran a su vez el mencionado paradigma. Foucault habla de fundadores de discursividad, instauradores de discursividad, que establecieron una posibilidad indefinida de discurso11. Es lo que hace Comenius con su ideal pansfico: instaura, instala, la utopa pedaggica como dispositivo estructurante. Esta transdiscursividad es la que permite agrupar y semantizar, ordenar y dar sentido, a un conjunto de hechos que pueden visualizarse a lo largo del desarrollo educacional. Hay una interpretacin arbitraria del pasado y del presente que permite comprender estos enunciados como una continuidad, sin intersticios, generando una construccin discursiva que establece una normalidad y normatividad, a la vez que instala una cierta regularidad, fijando certezas y produciendo determinados saberes.

10 11

MANOLAKIS, L. Clase Digital N 1 (13/03/08). FOUCAULT, M. Qu es un autor?. Pg. 13

CONSIGNA 32-Compare analticamente los concepciones de Comenio y Rousseau sobre la infancia. Analisis de comento En primer lugar, es importante destacar que no posible en la obra de Comenius discernir entre nio y alumno. En efecto, el concepto de nio es inaplicable al pensamiento pedaggico del siglo XVII y el autor representa claramente sta lnea de pensamiento en la cual la infancia no depende del accionar adulto. Para Comenius, la infancia sera algo as como una etapa inevitable en el trayecto que ha de ser recorrido secuencialmente de acuerdo al orden previsto. El grado cero a partir del cual se inician una serie de pasos que representan el camino hacia la plenitud: "Dividremos estos aos de creimiento en cuatro distintos perodos: infancia, Puerencia, Adolescencia y Juventud, fijando en seis aos la duracin de cada perodo y asignndole una escuela pecualiar ". (Comenius, 1997, pp. 159). En efecto, la graudalidad, es el operador central de su obra dado que se vincula a la caracterstica troncal del ordenamiento de las cosas del mundo. De este modo, la infancia es el mejor momento para el aprendizaje, no hay cosas aprendidas an. La niez, es entonces, el punto de partida, la base sobre la cual se construirn los logros posteriores. En otras palabras, si el objetivo a alcanzar es la formacin de un hombre completo, entones ha de existir un sujeto incompleto que completar. Esta incompletitud caracteriza la infancia. Mientras que en el discurso pedaggico de Comenius, la organizacin adquiere una dimensin significativa y la infancia es ubicada moderadamente dentro de este esquema, en el de Rosseau, la niez es tratada de forma ms impulsiva, excesivamente reconocida y caracterizada como particularidad humana. En efecto, Comenius considera a la gradualidad una necesidad orgnica tambin atravesada por otras especies. Rosseau, por el contrario, intenta demostrar que lo infantil es algo tpicamente humano: la niez es necesaria. Es interesente destacar que Comenius no realiza un clculo exacto de edades, porque para l, la diferencia entre infancia y adultez es tan slo una diferencia de grado. Por el contrario, Rosseau precisa la duracin de cada etapa. En la misma lnea, la niez es, en funcin de la dependencia de los nios respecto al mundo de los adultos. Dicha dependencia es propia de la especie humana: "Nacemos dbiles, tenemos necesidad de fuerza; nacemos desprovistos de todo, tenemos necesidad de asistencia, nacemos estpidos, tenemos necesidad de juicio. Todo lo que nosotros no poseemos por nacimiento y de lo que tenemos gran necesidad al ser mayores, nos es dado por la educacin" (Rosseau, Jean Jacques, 1985, pp. 35). La infancia es para Rosseau un orden diferente al adulto. La verdadera libertad ser de acuerdo a esto, someterse a la necesidad y, luego de lograrlo, alcanzar la razn, lo cual marca la frontera entre la infancia y la adultez. Anlisis de las concepciones de Rousseau: Se inscribe dentro de la utopa sociolgica: construir un orden natural racional. De esta forma, la educacin es concebida en forma negativa:

He aqu la regla de la naturaleza, Por qu la contrarias? No ves que pensando en corregirla destrus su obra? La actividad educadora es la que le permitir al n...