Revista Julio Agosto 2006

  • Published on
    11-Jul-2016

  • View
    214

  • Download
    1

DESCRIPTION

lectura

Transcript

Un mensaje personal del Director General, Roderich C. MeredithQu es realmente lo ms importante de todo?La mayora de las personas no parecen saberlo.Sencillamente no lo captan!La mayor parte de la gente emplea muchsimotiempo y dinero en estudiar y aprender a ganar msdinero, a mejorar la salud, a progresar. Parecen nodarse cuenta de que estamos cerca del final de 6.000aos de experiencia humana; de que estamos cerca delFINAL de una era. Ignoran el hecho de que el gran DIOSde la Creacin va a intervenir PRONTO para organizarun reino que gobernar al mundo basado en las leyesdivinas eternas, espirituales e inmutables. Esto, desdeluego, va a hacer que todo CAMBIE.Ante tal realidad qu es lo verdaderamenteimportante?Jesucristo dijo: Mas buscad primeramente elreino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os sernaadidas (Mateo 6:33). Si nuestra relacin con Dios esla correcta, entonces l se encargar de que tengamosqu comer y qu vestir. l velar por que se suplan todasnuestras necesidades materiales. Dios es REAL, y prontova a establecer su reino en la tierra, con su sede mundialen Jerusaln! La palabra de Dios nos dice que en losltimos das vendrn muchos pueblos, y dirn: Venid,y subamos al monte del Eterno, a la casa del Dios deJacob; y nos ensear sus caminos, y caminaremos porsus sendas. Porque de Sion saldr la ley, y de Jerusalnla palabra del Eterno (Isaas 2:3).El conocimiento absolutamente esencial tieneque ver con este futuro gobierno, que se extender portodo el mundo. Por eso fue que el propio Jesucristopredic constantemente este mensaje: Despus que Juanfue encarcelado, Jess vino a Galilea predicando elevangelio del REINO DE DIOS, diciendo: El tiempo seha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado;arrepentos, y creed en el evangelio (Marcos 1:14-15).Si bien nosotros en El Mundo de Maanaayudaremos a nuestros lectores a entender el significadode los acontecimientos mundiales y dnde nos hallamosen el cumplimiento de la profeca bblica, todos debemoscomprender que ello es secundario y que lo principal esnuestra preparacin espiritual para el Reino de Diosvenidero. Luego de describir varios rasgos de carcterque debemos estar desarrollando, el apstol Pedro escribipor inspiracin divina: Por lo cual, hermanos, tanto msprocurad hacer firme vuestra vocacin y eleccin; porqueHACIENDO ESTAS COSAS, no caeris jams. Porquede esta manera os ser otorgada amplia y generosa entradaen el reino eterno de nuestro Seor y Salvador Jesucristo(2 Pedro 1:10-11).Si alguno de nosotros rehsa entregarsetotalmente a Dios para permitir que Jesucristo viva suvida en l o ella por el poder del Espritu Santo (Glatas2:20), entonces esa persona NO estar en el Reino deDios. El Dios verdadero no va a tolerar que una manadade rebeldes que quieren hacer su propia voluntad entreen su Reino y su familia eterna! Debemos, pues,dedicarnos a acrecentar en nosotros la virtud, elconocimiento, el dominio propio, la paciencia, la piedad,el afecto fraternal y el AMOR (2 Pedro 1:5-7). Debemoshacer nuestra parte activamente y entregarnos con celoa Dios para que l pueda colocar en nosotros su propianaturaleza divina, que es la misma naturaleza de Cristoy del Padre (v. 4).Si bien resulta interesante y til entender lascomplejidades de las profecas sobre los tiempos del FIN(y en esto ayudaremos a nuestros lectores), es MUCHOms importante desarrollar el CARCTER de Jesucristopara que nos contemos entre los que estarn cuandose establezca el Reino de Dios en la tierra! En ms 55 aos que llevo en la Obra de Dios,he conocido a muchos afiebrados de la profeca. Sonpersonas que se van a los extremos, dedicando la mayorparte, si no la totalidad de su tiempo de estudio bblicoen la profeca. Pasan incontables horas analizando cuadroscronolgicos con los cuales pretenden prever la fechaexacta del regreso de Cristo a la tierra y otras cosas porel estilo. He notado en algunas publicaciones religiosas,que algunos de estos aspirantes a profeta hanCAMBIADO por lo menos dos o tres veces las fechasque fijan para el regreso de Cristo! Como bien comentalguien, Si siguen fijando fechas nuevas, un daprobablemente darn con la correcta por pura casualidad.Estas personas parecen olvidar que el Hijo de Dios nosdijo especficamente: Pero de aquel da y de la horanadie sabe, ni aun los ngeles que estn en el cielo, ni elHijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad; porque no sabiscundo ser el tiempo (Marcos 13:32-33). Jesucristo inspir al apstol Pablo para que nosdijera: Y si tuviese profeca, y entendiese todos losmisterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de talmanera que trasladase los montes, y no tengo amor, nadasoy (1 Corintios 13:2). Por tanto, el hecho de entender(Contina en la pgina 23)El conocimiento absolutamente esencialJulio - Agosto 2006Estas palabras las escribi un cristianoatormentado. Era adicto a las drogas desde los 11 aos.Vea la verdad del plan y el propsito de Dios. Lacrea! Pero al mirarse a s mismo, con sus muchas fallasy problemas, se senta abrumado. La idea de cambiarera una meta inancalzable para l?Y usted, qu? Quiz su problema no seacuestin de drogas ni de alcoholismo, pero en el mundohay infinidad de problemas ms: vidas desechas,matrimonios fracasados, sueos frustrados. Tal vezusted sea una de tantas personas que se sientenabrumadas por la vida, sin saber qu hacer para4Alguna vez pens usted, aunque fuera slo por un segundo, que hubiese sido mejor queDios no le hubiera mostrado la verdad porque era imposible cumplir todo lo que l esperabade usted? Porque le pareca que usted no tena fuerzas para llegar hasta el final?Por Juan H. OgwynPor Juan H. Ogwyn El Mundo de Maanacambiarla. No siguen el rumbo que siguen porque loeligieron sino porque no saben cmo dar un viraje niqu hacer.El cristianismo tradicional no tiene soluciones.Entrega tu corazn al Seor, dicen los predicadores.Muchas personas sinceras que respondieron a lasllamadas emotivas e insistentes de los predicadores enalguna campaa de evangelizacin masiva, encuentranpocos das ms tarde que su nueva religin se hadesvanecido dejndolos sin cambio alguno excepto,quiz, que ahora tienen una esperanza menos.El deseo que tienen tantas personas de cambiarlo que son y lo que sienten, ha dado origen a una seriede lucrativas industrias. Tenemos psiquiatras ypsiclogos. Tenemos libros y dietas que garantizanconvertirnos en otra persona, para no mencionar losmaquillajes, los transplantes de cabello, las pelucas yhasta la ciruga plstica todo ello con la promesa deestimular nuestra confianza y de transformar la imagenque tenemos de nosotros mismos.Nuestro mundo es amante de las pldoras. Lasolucin para el nio inquieto y desatento en clase esla misma que para el adulto estresado por problemasen el trabajo: administrarle alguna droga. En algunospases el aborto es la intervencin quirrgica msfrecuente y el tranquilizante Valium es el medicamentoque ms se prescribe. Eso dice mucho de la sociedad.Los cambios que muchas personas buscan son cambiosen los efectos que sienten en la vida, pero no prestanatencin a las verdaderas causas de tales efectos!Reconozcmoslo: hay que cambiar de vidaEn 1935 se encontraron en un hotel, dosindividuos desechados por la mayora de sus amigosy parientes como alcohlicos sin remedio. Los dos, quehoy son conocidos por millones como Bill W. y el Dr.Bob, fundaron la comunidad llamada AlcohlicosAnnimos. Por medio de la misma, dieron a conocera otros alcohlicos 12 pasos que han mejorado de mododramtico la vida de muchsimas personas. En los msde setenta aos transcurridos desde aquella primerareunin, han proliferado programas semejantes, dondela gente busca desesperadamente transformar su viday dejar de recurrir a las drogas o el alcohol para disfrazarlos problemas de la vida.Al mismo tiempo, se ha desarrollado toda unaindustria de recursos de auto ayuda con libros yvideos que ofrecen una amplia gama de tcnicas yestrategias diversas. Unas se dirigen a quienes padecenfobias o llevan en s las huellas del maltrato. Otrasapuntan a gente que sencillamente quiere perseguir susmetas con ms eficacia. Las hay que adoptanmodalidades psicolgicas puramente seculares y otrasque se presentan como psicologa cristiana.Cul es el hilo comn? En una palabra,millones de seres reconocen la necesidad de realizarun cambio en su vida. Se sienten insatisfechos con loque son y con el rumbo que llevan. Cul es el frutode estas industrias surgidas de la frustracin de la genteconsigo misma y en las cuales se invierten mltiplesmillones de pesos? Nuestro mundo se hace cada vezms enloquecedor y nuestros semejantes se sientencada vez ms frustrados.La primera clave esencial para el cambioLa Biblia trae muchos ejemplos de individuosque cambiaron drsticamente sus vidas. Cmo pudieronefectuar cambios tan radicales? Podemos nosotrosrealizar un cambio de igual magnitud en la vida nuestra?La mayora de las personas pasan por alto dos clavesesenciales, y aun quienes las reconocen rara vezentienden de qu se trata en realidad.Hechos 2 narra los comienzos de la iglesiaprimitiva en tiempos del Nuevo Testamento. El apstolPedro predic un sermn inspirado y contundente antemiles de personas que se haban reunido en Jerusalnpara celebrar el da de Pentecosts. Muchos de susoyentes sintieron desaparecer su presumida confianza.Se sintieron profundamente conmovidos ante su propiaculpabilidad y vergenza. Qu haremos? preguntaroncon toda humildad. Profundamente convencidos de laverdad del mensaje de Pedro, queran saber qu debanhacer ahora! Arrepentos, y bautcese cada uno devosotros, les dijo Pedro. Estos eran los pasos necesariospara recibir el Espritu Santo (Hechos 2:38). El EsprituSanto era el don que Dios les ofreca para llenarlos depoder y transformar su vida. Y hoy l nos ofrece elmismo don a nosotros!Fe y arrepentimiento son palabras sencillaspero que encierran un hondo sentido. La clave paratransformar nuestra vida es comprender el mensaje deesas dos palabras.Antes del arrepentimiento tiene que haber fe.Nos referimos aqu a una fe viva y real. Una fe queproduce un estado de nimo en el cual la persona deseadar media vuelta y acudir a Dios. Esta fe es confianzaen Dios y en sus promesas y genera accin! La fe sinobras es muerta, dice la Biblia en Santiago 2:27. Elhecho de creer y de realmente confiar en Dios nospermite entregarnos a l de modo incondicional yabsoluto.Para poder confiar en Dios, es preciso quereconozcamos nuestra incapacidad absoluta de salvarnospor nuestros propios medios. Si no estamos realmenteconvencidos de nuestra propia impotencia, nos vamosa aferrar a ilusiones de auto-suficiencia. Si lo hacemos,seguiremos luchando por resolver los problemas anuestra manera. Un cambio verdadero exige muchoms que fuerza de voluntad y auto-disciplina. No es5Julio - Agosto 2006simple cuestin de esforzarse ms. La fuerza devoluntad humana puede ayudarnos a efectuar ciertoscambios externos de comportamiento pero ni siquieracomienza a atacar la raz de nuestros problemas.Antes de recurrir a Dios, tenemos que estarconvencidos de la necesidad de hacerlo. Antes derevelarse a los antiguos israelitascomo su Salvador, el Creador losdej languidecer durante aoscomo esclavos en Egipto.Incapaces de liberarse, cada vezse desesperaban ms por suscondiciones de vida. Pero en laprofundidad de su angustiaclamaron a Dios y l los oy!(xodo 2:23-24). A usted tambinlo oir!La fe en nosotros mismos,en las tcticas y los esfuerzoshumanos tiene que remplazarsecon fe en el Creador divino(Hebreos 11:6). Dios no solamentees capaz de liberarnos y detransformar nuestra vida sino quedesea hacerlo! l es el Creadorque hizo el universo con susincontables galaxias. l cre latierra y toda la vida que hay enella. Dise y form a lahumanidad a su imagen y leconcedi la posibilidad de nacer en su propia familia.Puede usted confiar en Aquel que le da a usted viday aliento?Hebreos 11:13 demuestra claramente que loshombres y mujeres de fe hacan ciertas cosas! S icomprendemos lo que ellos hacan, entenderemos mejoraquella fe que transforma la vida. La Biblia nos diceque miraban lo prometido de lejos, y creyndolo, ysaludndolo, y confesando que eran extranjeros yperegrinos sobre la tierra. Al igual que ellos, nosotrostenemos que ver y comprender las promesas que Dioshace, convencernos de su valor y realidad, y luegoacogerlas. Tenemos que valorar lo que Dios nos ofrececomo algo realmente precioso. De lo contrario no vamosa perseverar entre todos los altibajos de la vida. Loshombres y mujeres de fe citados en Hebreos 11 tuvieronpor precioso lo que Dios prometi, y por esomanifestaron de palabra y de obra que ellos no eranparte de este mundo sino extranjeros en busca de algomucho ms grande.Si bien el Dios Creador se le ha revelado alhombre por diversos medios, su mxima revelacin deS mismo la hizo en la persona de Jesucristo de Nazaret.No nos equivoquemos: Jess de Nazaret no erasimplemente un profeta o un hombre bueno! Era elnico Hijo engendrado de Dios (Juan 3:16). EraEmanuel, que significa Dios con nosotros (Mateo1:23). Era Aquel que exista en el principio con el Padrey que fue el instrumento mismo de la creacin (Juan1:1-3). A la hora prevista, se hizo carne y naci de unavirgen para convertirse en nuestro Salvador. Trajo delPadre el mensaje del Nuevo Pacto, la buena noticia delReino de Dios. Este mensaje habla delestablecimiento del Reino de Dios enla tierra y de cmo los humanospodemos heredar y poseer aquel reinopor toda la eternidad. Es un mensajede cmo las leyes de Dios puedenescribirse en nuestro corazn y mente,de cmo Dios puede impartirnos supropia naturaleza y transformarnosdesde el interior. Es un mensaje deredencin, de reconciliacin con Dios,de la desaparicin de la pena pornuestros pecados. Jesucristo nosolamente muri para pagar la penade muerte en nuestro lugar, sino queresucit de la muerte despus de tresdas y tres noches en el sepulcro. Asse convirti en nuestro Sumo Sacerdotee intercesor con el Padre y prontoregresar a la tierra como rey ygobernante.Para producir un cambio realen la vida, el punto de partida esaceptar que usted no puede hacerlopero que Dios s puede! Si ustedacepta el mensaje que Jesucristo trajo y si lo cree yobra conforme a l desde lo ms profundo de su serDios va a intervenir para cambiar el rumbo de suexistencia!La Biblia explica claramente que Satans, el diablo, esel dios de este mundo y que l dirige el curso o formade esta sociedad y esta era (2 Corintios 4:4; Efesios2:2). No podemos tener amistad con este mundo y conDios al mismo tiempo (Santiago 4:4). Para armonizarcon el mundo y cultivar su aceptacin y aprobacin,debemos estar en sintona con los valores del momento.Juan describi los valores de este mundo como algoque atrae los deseos de la carne, los deseos de los ojosy la vanagloria de la vida, (1 Juan 2:16). Esta era, ysu sistema de valores decadente y corrupto, pasar,pero viene un mundo nuevo edificado sobre valoreseternos. Ese mundo nuevo, el maravilloso mundo demaana, ser para siempre. Si realmente lo creemosas, entonces querremos volvernos a Dios de todocorazn y aprender a vivir en armona con leternamente. Una fe viva produce accin, y una de lasprimeras acciones que genera es el arrepentimientoautntico.La tristeza segn Dios conduce alarrepentimiento6El verdadero arrepentimiento no es unsimple sentimiento, una emocin, niun acto de contricin. Es algo queproduce un viraje completo en la vida! El Mundo de MaanaPara muchos, arrepentimiento equivale a sentirpesar. Pero el verdadero arrepentimiento no essimplemente lamentarse de algo. Tampoco equivale alas penitencias que algunas religiones imponen. Elconcepto de penitencia es que ciertas buenas accionespueden compensar las acciones malas del pasado. Siel arrepentimiento no equivale a sentir pesar ni aremordimiento ni a penitencia, entonces qu es?Son varias las palabras que se traducen comoarrepentirse en la Biblia. El trmino hebreo quegeneralmente se emplea en el Antiguo Testamento esshub, que significa voltear. El significado de estapalabra va ms all de la contricin y la pena, e implicala decisin conciente de volverse a Dios (Manualteolgico del Antiguo Testamento, p. 909). El NuevoTestamento emplea dos palabras griegas para describirel arrepentimiento. Una es epistrepho, que significaconvertir, cambiar, volverse hacia o contra(Diccionario teolgica del NT, p. 1095). La otra esmetanoia, que significa un cambio de mentalidad. Elverdadero arrepentimiento no es un simple sentimiento,una emocin, ni un acto de contricin. Es algo queproduce un viraje completo en la vida!Para poder arrepentirnos, primero tenemos quesaber qu es en realidad el pecado y tenemos que estarabsolutamente convencidos de que Dios est bien ynosotros estamos mal. La Biblia define as el pecadoen 1 Juan 3:4: El pecado es infraccin de la ley. Laley de Dios, pues, define el pecado. Qu ley? La granley espiritual (Romanos 7:4) que se resume en los diezmandamientos! El apstol Pablo explic en Romanos7:7 que l no podra saber que la codicia es pecado siel dcimo mandamiento no dijera: No codiciars.El arrepentimiento requiere una actitud deentrega incondicional de nuestra vida y nuestra voluntada Dios. Tenemos quev e n i r a D i o sreconociendo nuestropecado sin excusas yr e c o n o c i e n d onuestra total falta decapacidad paratransformarnos. Sireconocemos quesomos incapaces para cambiarnos por nuestra propiacuenta, y si creemos y confiamos en el poder de Diospara efectuar el cambio por medio de Jesucristo y susacrificio, y si le pedimos humildemente que se encarguede nuestra vida, estaremos en camino! Luego tendremosque seguir escudriado nuestra vida, siempre dispuestosa confesar nuestros pecados y faltas a medida que losdescubramos.Claro est que nunca dejaremos realmente atrslo malo hasta que aprendamos a aborrecerlo. Tienenque cambiar las cosas que nos atraen y nos gustan.Tenemos que llegar a odiar el mal y amar el bien. Laley de Dios y sus instrucciones nos dan los medios paradistinguir entre el bien y el mal. Al fin y al cabo, nonacemos sabiendo qu es bueno y qu es malo! Dioses el nico que fija esta distincin, y su palabra es lanica verdadera fuente para saber realmente cul escul. (Salmo 119:9-11).Recuerde que sentir pesar por algo y arrepentirsede ello son dos actitudes diferentes. La Biblia muestraque hay dos tipos de pesar, o tristezas. Una es segnel mundo pero la otra es segn Dios. En 2 Corintios7:10, Pablo explica que la tristeza segn el mundoproduce muerte. Esta tristeza segn el mundo es unpesar y un remordimiento que pueden colmarnos deangustia y desesperacin e incluso impulsarnos haciael suicidio. Este tipo de pesar por las acciones cometidasy sus consecuencias no es el verdadero arrepentimiento.La tristeza segn Dios no conduce a ladesesperacin sino que, al contrario, genera el mpetude cambio y entrega a Dios. El arrepentimiento genuinoimplica pasar del camino del pecado al camino de larectitud. Implica someter nuestra vida y voluntad aDios incondicionalmente y de todo corazn. Cuandollegamos a este punto, el apstol Pedro dice claramenteen Hechos 2:38 que debemos bautizarnos. Dios prometeque despus del bautismo, correctamente administrado,recibiremos el maravilloso don del Espritu Santo. EsteEspritu es lo que renueva la mente y el corazn de lapersona y la faculta para ser partcipe de la naturalezadivina.Puede usted realmente cambiar su vida? Nopor sus propios medios! Pero la buena noticia es queDios s puede hacerlo, y que lo har si ustedverdaderamente lo desea. La fe y el arrepentimiento,seguidos del bautismo y del recibimiento del Espritude Dios, son lo que abre la puerta a un cambio real ennuestra vida; un cambio no solamente en lo que sentimosy hacemos sino, loms importante,un cambio en loque somos! Es asc o m o s o m o s h e c h o sconformes a laimagen de suHijo, para que lsea el primognito entre muchos hermanos (Romanos8:29).Para ms informacin sobre este tema tanimportante, lo invitamos a escribir o llamarnos parasolicitar nuestra publicacin gratuita: Es necesario elbautismo? Si desea hablar ms a fondo del tema delarrepentimiento y el bautismo, puede pedir una visitade uno de nuestros representantes. Para ello, llame oescriba a la direccin que encuentra en la pgina 3 deesta revista. Usted puede comunicarse de esta maneracon alguien que podr ayudarle a descubrir que usted,con la ayuda de Dios, s puede cambiar su vida! .7Para poder arrepentirnos, primero tenemosque saber qu es en relidad el pecadoJulio - Agosto 2006En la ribera occidental del Jordn, se renenmanifestantes musulmanes repitiendo Allah Akbar, quesignifica en rabe Al es el ms grande y piden agritos la destruccin de la nacin juda. En el Montedel Templo en Jerusaln, lugar que es objeto dereverencia para musulmanes y judos, los fieles quevienen a adorar mueren violentamente, vctimas delconflicto palestino-israel. En el nombre del Islam,militantes como Osama bin-laden traman atentadosterroristas contra la vida y propiedad de quienes nosean musulmanes.Salaam es la palabra rabe que significa paz.De salaam se deriva islam, el nombre de una religinque dice provenir de Abraham y que cuenta con msde mil millones de seguidores en el mundo. Sin embargo,dados los hechos de los ltimos aos en el MedioOriente, el Islam se asocia en la mente de muchos, nocon la paz sino con la violencia. Aun as, el Islam, lareligin musulmana, sigue ganando adeptos en muchospases de tradicin cristiana.El crecimiento de esta religin es un fenmenomundial. De los seis mil millones de habitantes delmundo, mil millones son partidarios del Islam. Culser el destino de estas personas? Si son piadosas, irndespus de la muerte a un paraso celestial, tal comolo ensean sus doctrinas? Ardern eternamente en uninfierno de llamas, como es el pensar de muchos queno son musulmanes? O bien, tendr Dios otro destinoreservado para ellos? Esta religin, nacida en losdesiertos de Arabia y difundida a los lejanos rinconesde la tierra cumplir algn papel dentro de los hechosprofetizados para el tiempo del fin?Races rabesMahoma naci en la ciudad rabe de La Mecaen el ao 570 d.C. Perdi a su madre a los seis aosde edad y se cri con su to, un prspero comerciante.Con l viajo a Siria por primera vez a la edad de doceaos. Antes de cumplir los veinte, Mahoma habavisitado Damasco, Jerusaln, Aleppo y otras ciudadesde la regin. A los 25 ya estaba casado con una viudaadinerada 15 aos mayor que l, llamada Kadidja.Mientras el comercio de La Meca estabadominado por los judos ricos, la vida religiosa giraba8El Islam, fe que cuenta ms de mil millones de adeptos y fuerza impulsora del conflictoen el Medio Oriente, es un misterio para muchos. Cmo surgi esta religin que ahoraregistra tan grande auge? Cmo influir en los acontecimientos profticos del tiempo delfin? Y cul ser el destino de sus seguidores? Al acercarse el fin de la era y al acelerarselos acontecimientos profetizados, es necesario que conozcamos la verdad acerca del Islam!El Islam en lahistoria y la profecaLas races religiosas del conflicto en Medio OrienteEl Islam en lahistoria y la profecaLas races religiosas del conflicto en Medio OrientePor Guillermo Bowmer El Mundo de Maanaen torno a un templo politesta, laKaaba, en el cual haba una piedranegra que Abraham habra recibidode manos del ngel Gabriel, segn latradicin local. En la tribu Quraishi,a la cual perteneca Mahoma, unoscrean que Adn y Eva habanconstruido la Kaaba, mientras queotros lo atribuan a Abraham e Israel.Por sus contactos con mercaderesjudos, Mahoma pudo entender queel culto politesta en la Kaaba serainaceptable para Adn y Eva lo mismoque para Abraham e Israel.Luego de pasar seis meses enel monte Hira, meditando en unacueva, Mahoma anunci en el ao610 d.C. que haba recibido unarevelacin divina por intermedio delngel Gabriel. Poco despus, comenza proclamar una religin nuevallamada Islam (que en rabe significasumisin). Pero Mahoma debienfrentar la hostilidad de los idlatrasde La Meca y de su propia tribu. Enel ao 622 huy con sus seguidoresa Yatrib, la conquist y a partir deentonces se denomin Medina, o seala ciudad del profeta. EntoncesMahoma se prepar para conquistarLa Meca. En el ao 630 entr en esaciudad junto con gran cantidad deseguidores y la domin. Durante todoeste tiempo, Mahoma difundi sudoctrina, una serie de revelacionesespeciales que deca haber recibidodel ngel Gabriel. Luego de su muerteen el ao 632 esas revelaciones serecopilaron en el libro que hoy sellama Corn. Los musulmanesconsideran que este libro es la palabrainfalible de Dios.El Islam se divide en variasramas. Las dos ms destacadas sonla sunnita y la shiita, que sedistanciaron a raz de una disputasobre el liderazgo, poco despus dela muerte de su fundador. Las doscoinciden, sin embargo, en defenderlos cinco preceptos esenciales delIslam, a saber: la oracin, la limosna,el ayuno, la peregrinacin a La Mecay la profesin de fe musulmana: nohay Dios diferente de Al y Mahomaes su profeta.Los musulmanes no bebenalcohol. Tienen sus propias normassobre las carnes limpias y no limpias.No comen carne de cerdo y deanimales carnvoros. Tampoco carnesacrificada a los dolos. Sin embargo,la ley islmica considera limpiosvarios alimentos que la Bibliaproscribe, como el camello. Losmusulmanes guardan lo que ellosllaman un da de reposo, pero elsuyo no es el da que indica la Bibliasino el viernes.La mayor parte de losmusulmanes pertenecen a la corrientesunnita, que toma como fuenteorientadora del Islam las palabras delCorn suplementadas por los Hadices(dichos de Mahoma) y la Sharia (leyislmica). En cambio, la escuela shiitamira tambin hacia la persona delImn como cabeza espiritual de la fe.Con el correr de los aos, sunnitas yshiitas han desarrollado formas deprctica y jurisprudencia islmicaligeramente distintas. Empero, susdiferencias son menos marcadas quelas divergencias entre catlicos yprotestantes, y estas dos tradicionesmusulmanas no se consideran comosectas diferentes.Sin embargo, la historiareciente nos seala que los altercadosentre estos grupos pueden ser feroces.Pese a tales choques intrarreligiosos,las Sagradas Escrituras hablan de unaconfederacin rabe-musulmana enel futuro. El Salmo 83 seala comolos adversarios de Israel alcanzarnal menos cierto grado de unidad enun futuro no muy lejano. En losversculos 6 y 7 del salmo se cita porsus nombres antiguos a los pueblosque se juntarn en una confederacincontra Israellas naciones rabes ymusulmanes del Medio Orienteapoyadas por elementos simpatizantesen Europaconfederacin quepretender borrar a Israel de la faz dela tierra!Desde hace tiempo hay en elMedio Oriente quienes claman porun frente unido contra Israel. Losmusulmanes se estn uniendo contraIsrael, expres un alto funcionariode Hamas, grupo radical musulmnque hoy gobierna en Palestina.Nuestro pueblo no se dar porvencido ante la agresin israel,haba declarado el extinto fundadorde Hamas, Jeque Ahmed Yassim, enuna entrevista. El triunfo electoral deeste grupo extremista como autoridadpalestina y el nuevo presidente deIrn se inscriben en esta lnea depensamiento.La influencia de judos ycristianosLa Meca y Medina entiempos de Mahoma eran ciudadescosmopolitas, frecuentadas pormercaderes de distintas culturas y delugares diversos. Viajando con sufamilia comerciante, Mahoma tuvocontacto con judos y con personasque se decan cristianas. Estosencuentros fueron importantes en eldesarrollo del Islam.Mahoma ense que elislamismo fue la religin de Abrahamy que los judos practicaban una formacorrupta de la religin verdadera. Enun principio, enseaba que se debaorar mirando hacia Jerusaln; perodespus que los judos rechazaron sumensaje, Mahoma cambi ladireccin para que oraran mirandohacia La Meca.Muchos relatos en el Cornson similares a los de la Biblia perocon importantes detalles diferentes.La mayora de los judos y cristianosrecuerdan que Dios le pidi aAbraham el sacrificio de su hijo Isaac(ver Gnesis 22), pero lo detuvo alltimo instante cuando Abrahamdemostr su obediencia. En el Cornse encuentra el mismo relato (Sura37:90-122) pero en una versindiferente. Los musulmanes creen queel joven ofrecido como sacrificio nofue Isaac sino Ismael.Para entender esta variaciny otras similares, debemos recordarque los rabes en tiempos de Mahomaentendan que ellos y los judos eranpueblos semitas emparentados, ambosdescendientes de Abraham. Los judosdescendan de Abraham por mediode Isaac, hijo de Sara, y los rabespor medio de Ismael, hijo de Hagar.Las Sagradas Escrituras explican larelacin entre estos dos hermanos.Y en cuanto a Ismael, tambin te heodo; he aqu que le bendecir, y lehar fructificar y multiplicar muchoen gran manera; doce prncipesengendrar, y har de l una grannacin. Mas yo establecer mi pactocon Isaac, el que Sara te dar a luz9Julio - Agosto 2006por este tiempo el ao que viene(Gnesis 17:20-21). Dios hizo supacto por medio de los descendientesde Isaac, si bien bendijo tambin aIsmael. La Biblia describe as eltemperamento de Ismael y su partedentro de un conflicto sostenido: Yl ser hombre fiero; su mano sercontra todos, y la mano de todoscontra l, y delante de todos sushermanos habitar (Gnesis 16:12).Los descendientes de Isaac e Ismaelson hermanos pero por momentosestos pueblos han protagonizado unaamarga rivalidad.Los pueblos del LibroEl Corn llama a los judosy cristianos pueblos del Libro, esdecir pueblos a quienes Dios dio susSagradas Escrituras. Esta designacinviene acompaada de cierto respeto.Por ejemplo, el Corn (Sura 29:46)dice: "No discutis sino con buenosmodales con la gente del Libro. Peroal mismo tiempo, asevera (Sura 5:13)que los judos alteraron el libro queDios les dio, conocido como elAntiguo Testamento.En contraste con lo anterior,el apstol Pablo escribi: Toda laEscritura es inspirada por Dios, y tilpara ensear, para redargir, paracorregir, para instruir en justicia (2Timoteo 3:16). Cuando Pablo escribiestas palabras, las Escrituras eranel Antiguo Testamento, los libros quecitaba Jesucristo en sus enseanzas.Sabemos que la Escritura no puedeser quebrantada (ver Juan 10:35). Portanto, rechazar el Antiguo Testamentocomo hacen los musulmanes esrechazar a Jesucristo.Para el siglo sptimo, muchosque se consideraban a s mismoscristianos se haban alejado de lasenseanzas de Jesucristo y losapstoles. Mahoma conoci a muchosque decan creer en una Trinidad yotros que veneraban a la madre deJess, Mara, como la madre deDios. El Corn ataca estas doctrinasde un modo curioso, al proclamar unestricto monotesmo rechaza elconcepto de que Mara sea miembrode la Trinidad (Sura 5:114-116). Estoes extrao porque ni siquiera lasdenominaciones cristianas queveneran a Mara como la madre deDios la han incluido dentro de laTrinidad!Si el Corn fuese un libro deinspiracin divina, acaso atacarauna conviccin que nunca existi? Esde sospechar, ms bien, que estospasajes reflejan el rechazo humanode Mahoma a las devociones marianasexcesivas que se haban infiltrado enel cristianismo y que l conoci ensus encuentros con mercaderes quepasaban por aquel la ciudadcosmopolita donde creci.Los musulmanes veneran aJess como un gran profeta pero noconsideran que sea Dios. Mahomaense que Jess no fue crucificadosino transportado al cielo y queapareci un sustituto para morir ensu lugar (Sura 4:157). Esta enseanzaes llamativamente parecida a ciertasenseanzas gnsticas que Mahomatambin conoci en sus viajes. ElCorn afirma que Cristo naci de unavirgen, pero al hacerlo parececonfundir las identidades de Miriam,hermana de Moiss, y de Mara,madre de Jess. En Sura 19:28 sealaa la madre de Cristo como lahermana de Aarn, frase que en elresto del Corn se refiere a Miriam.En respuesta, los musulmanes dicenque hermana de Aarn es untrmino genrico que significa mujervirtuosa, pero esa expresin no seusa con este sentido en ningn otropasaje del Corn.Para reconciliar tantascontradicciones, los musulmanesensean que alguna vez existi unrelato evanglico llamado el Injil, elcual corroboraba las versionesmusulmanas de la vida de Jess.Aseguran que este Injil se perdi ose suprimi. El argumento es difcilde defender a la luz de la arqueologabblica, pues se han encontradomanuscritos de los Evangelios msantiguos (fechados pocos deceniosdespus de la vida de Cristo) quedesmienten las enseanzas delislamismo. En cuanto al hipotticoInjil, jams se han hecho hallazgossimilares.El jihad y el ms allEn tiempos de Jesucristo, losjudos tenan expectativas variadasrespecto del ms all. Por ejemplo,los saduceos, entendan que el hombresimplemente deja de existir cuandomuere, pero aun en tiempos de Cristo,muchos judos ya haban recibidoinfluencias helenistas y orientales, ycon ellas los conceptos del almainmortal. Crean que todas las almassiguen viviendo en una formaincorprea despus de la muerte, yasea en un cielo lleno de placeres, enla penumbra del Seol o en un infiernoardiente.10Los musulmanes consideran la Kaaba, pequeo santuario cercadel centro de La Meca, el lugar ms sagrado de la tierra. El Mundo de MaanaPara el siglo sptimo,Mahoma estaba rodeado de gente queenseaba la doctrina del alma inmortalen alguna de sus formas. Fue estadoctrina, y no la doctrina bblicacorrecta, la que se abri paso dentrodel islamismo. Segn el Corn,despus de la muerte el alma de losjustos disfrutar para siempre todoaquello que desee (Sura 21:99). Cadauna se hallar en un estado de dichaen un grandioso jardn con racimosde fruta a su alcance (Sura 69:20).En cambio, el alma de los malos serlanzada a un infierno de llamaradaseternas donde su tormento no cesarjams. Los malhechores soportarnpara siempre los tormentos delinfierno, que no se mitigarn parae l l o s ; queda ran mudos dedesesperanza (Sura 43:73). Ms aun,quemaremos en el fuego a quienesnieguen nuestras revelaciones. Nobien se haya consumido su piel, lesdaremos otra piel para que pruebende verdad el sufrimiento (Sura 4:5-6).La teologa islmica tambincomprende el concepto de jihad, olucha, y ensea que los que tenganxito en la jihad y la vida entreguena ella, recibirn los premios msexcelsos que el cielo ofrece. En lamayora de las circunstancias, seentiende por jihad la lucha por llevaruna vida de rectitud. Un buensinnimo sera superacin. Peroen el contexto de la guerra, jihadencierra implicaciones ms sombras.Los musulmanes han llegado a creerque si mueren en el campo de batalladifundiendo el islamismo, se aseguranuna salvacin gloriosa. Muchosmusulmanes denuncian es tainterpretacin militarista de la jihad,pero ella sigue siendo una fuerzapoderosa en el mundo islmico, uninstrumento aprovechado por losdirigentes para explotar las pasionesnacionalistas de sus pueblos.Los musulmanes reconocenque ellos solos no van a crear unmundo de rectitud y justicia. Enespecial, dentro de la tradicin shiitadel Islam se espera a un justo oMahd, quien vendr al fin de lostiempos. Hay quienes piensan que eseMahd ser Jesucristo. La mayorapiensa que Jess descender del cielodespus del Mahd para juzgar a lasnaciones y poner fin a las enseanzasfalsas.S! Los musulmanesesperan el regreso de Jess! Pero elJess que ellos esperan no es elverdadero Jesucristo de la Biblia. UnCristo falso, que aparezca poco antesdel regreso del Jesucristo verdadero,podra valerse de las profecasislmicas para influir en losmusulmanes y ganarse a centenaresde millones de adeptos (ver Mateo24:4-5).Qu traer el futuro paralos musulmanes?En una poca en que muchosque se consideran cristianos hanabandonado los principios y prcticasenseadas por Cristo, quiz parezcaque los musulmanes devotos son mspiadosos en muchos aspectos de suconducta que muchos que se dicencristianos. La oracin, el ayuno y lacaridad son partes integrales de lavida musulmana. Los musulmanespiadosos buscan fervorosamentesuperar su naturaleza de pecado.Sin embargo, por muchas quesean sus buenas obras, losmusulmanes se hallan en un dilema.Los verdaderos cristianos que aceptanel sacrificio de Jesucristo y dejan quel viva su vida en ellos (Glatas 2:20)pueden producir buenas obrasentregndose a su Salvador viviente.Sin Cristo, los musulmanes luchanen vano contra las tendencias de lacarne. Pero cuando Cristo regrese, losque hoy son musulmanes tendrn suoportunidad de aceptar como Salvadoral verdadero Jesucristo.Jesucristo ciertamente va aregresar, pero no como esperan losmusulmanes sino como Rey de reyesy Seor de seores (Apocalipsis19:16). Entonces los musulmanesvern que los ideales y principios queellos buscaron mantener se cumplena la perfeccin, no por las leyesislmicas ideadas por hombres sinoen la ley dada por Dios y administradapor Jesucristo. Esto ocurrir cuandotodos los humanos aprendan asometerse al amor perfecto de Diosen aquel perodo de mil aos de pazy justicia conocido como el Milenio,y que tambin llamamos el Mundode Maana.11La mayora de los inmigrantes musulmanes deLatinoamrica fueron de origen Sirio y Libans. Sealanalgunos documentos que esta inmigracin mayoritaria seprodujo en algunos pases, como Argentina, Chile, Brasil yColombia, comenzando entre los aos 1850-1860. Lainmigracin fue de gran intensidad, para ir decreciendo porlos aos 1950. Destacndose despus de esa fecha, unagran afluencia de rabes inmigrantes hacia el Brasil, EstadosUnidos y Argentina. Estas comunidades fueron integrndosey se destacaron por su trabajo y respeto por la patria quelos reciba. Algunos se agruparon para crear entidades,centros y mezquitas en donde poder desarrollar su fe.Se calcula el nmero de musulmanes en Latinoamricaen aproximadamente 6 millones. Solamente en Argentinahay ms de un milln y en Brasil ms de 1.500.000. Losmusulmanes representan la quinta parte de la poblacinmundial y su nmero aumenta rpidamente. Islam, significaen rabe; sumisin a la voluntad de Dios y la persona quepractica el Islam es un musulmn, del rabe muslim, el quese somete a Dios.El Islam en Latinoamrica:Julio - Agosto 2006Nos estamos aproximando al fin del mundo(ms precisamente el fin del siglo o era) del cualhabla la Biblia? Est a punto de regresar Jesucristo?Los primeros discpulos de Cristo pensaron que estaranvivos cuando Cristo regresase. Ms adelante algunospensaron que regresara en el ao 1000. Luego algunossealaron el ao 2000. Muchos telogos modernosdicen que Jesucristo podra regresar esta noche; o talvez dentro de 100 o 1000 aos, si es que realmente vaa regresar. La mayora de los eruditos no entienden lasseales de los tiempos del fin y del regreso de Jesucristo.Es el fin de la era una ficcin religiosa? Hoy, laprofeca bblica cobra vida y nos brinda una reveladoraperspectiva del mundo moderno.Los acontecimientos del tiempo del finLa Biblia afirma categricamente que Jesucristova a regresar (Mateo 24:3, 30, 37, 44). Cuando losdiscpulos le preguntaron cul sera la seal de su veniday del fin del siglo (Mateo 24:3), Jess mencion cuatroseales principales: engao religioso en gran escala,guerras y rumores de guerra, hambre, enfermedadesepidmicas y terremotos (Mateo 24:4-7). Estosacontecimientos corresponden exactamente a los cuatrojinetes del Apocalipsis (ver Apocalipsis 6). Pero Jessdijo que estos acontecimientos eran solamente principiode dolores (Mateo 24:8), y que los discpulos debanseguir velando, atentos para que pudieran reconocery anunciar que su regreso era inminente!Los crticos hacen caso omiso a las prediccionesde Jess arguyendo que la historia siempre se repite.Sin embargo, podemos darnos cuenta que los catlicos,protestantes, judos, musulmanes e hindes no estnde acuerdo en muchos asuntos fundamentales, por tantotodas las religiones no pueden estar en lo cierto.Evidentemente muchas personas estn engaadas. Laconfusin y el engao religioso no es algo nuevo, perola Biblia indica que en los ltimos das un personajereligiosos engaar a millones haciendo milagrosdifundiendo mentiras en lugar de la verdad bblica (2Tesalonisenses 2: 3-12; Apocalipsis 13:11-14). Losmedios masivos de comunicacin seguramentecolaborarn con las actividades de este falso profeta.El escenario est preparado. El cumplimiento de estasprofecas puede estar muy prximo!Jess predijo que el fin del siglo se caracterizarapor guerras y rumores de guerras (Mateo 24:6). Lasguerras han marcado la historia por milenios, perosolamente en el siglo 20, por primera vez, el mundoentero estuvo en guerra; en dos guerras mundiales!Jess tambin predijo que se levantar nacin contranacin y reino contra reino. Crisis mundial. La palabrareino se refiere a imperio o entidad poltica. Nacin(ethnos) puede significar nacin, tribu, raza o gruposocial. En las ltimas dcadas, los conflictos tnicos,por religin, raza, gnero y moral, se han propagadoa todo el mundo! Un erudito de la Universidad deHarvard, experto en relaciones internacionales hasealado que en esta era, el choque de las civilizacioneses representa el peor peligro para la paz mundial (Elchoque de las civilizaciones, Huntington, 1996, pg.321). Lo que Jess dijo que sucedera al final de la era,est sucediendo en la actualidad!Las condiciones ambientales sin precedentes queestamos viviendo generan serias inquietudes. Elcalentamiento global causa trastornos metereolgicosalrededor del mundo y producen sequas, incendios,tormentas e inundaciones sin paralelo. En varioscontinentes perdura el hambre. Los aos ms calurososse han registrado en la ltima dcada. La actividadssmica est aumentando peligrosamente mientras lagente sigue amontonndose en las ciudades.Enfermedades incurables como el SIDA causan estragosa escala mundial. Antiguas enfermedades epidmicas(como la tuberculosis, el clera y la malaria) estn deregreso como una venganza, con bacterias resistentesa los antibiticos! Los expertos en salud pblicaadvierten que el transito internacional y elempeoramiento de las condiciones sociales, polticas12Por Ricardo F. AmesEstamos viviendo los ltimos das? El Mundo de Maanay sanitarias en muchas partes delmundo facilitan la propagacinmundial de enfermedades epidmicas.Las predicciones de Jess sobre losltimos das describen con precisinlas condiciones del mundo actual!El apstol Pablo consigndetalles adicionales sobre el fin deesta era. En los postreros dasvendrn tiempos peligrosos, porquehabr hombres amadores de smismos, avaros, vanagloriosos,soberbios, blasfemos, desobedientesa los padres, crueles, amadoresde los deleites ms que de Dios, quetendrn apariencia de piedad, peronegarn la eficacia de ella (unareligin superficial) (2 Timoteo 3:1-5). Con exactitud describe la violenciacreciente y la cultura amoral quedomina al mundo desde el final de laSegunda Guerra Mundial y ladegradacin social de la dcada del60.El apstol Pedro agreg anotra dimensin. Al escribir: En lospostreros das vendrn burladoresdiciendo: Dnde est la promesa desu advenimiento? (2 Pedro 3:3-5).El apstol Pedro revela que elescepticismo y la ignoranciadeliberada sobre importantesenseanzas bblicas caracterizaranel fin de esta era. Esta es la situacinque vemos actualmente en lasnaciones que se llaman a s mismascristianas. La profeca bblica essorprendentemente importante paranuestra era moderna!Jerusaln en profecaLas profecas de la Bibliaindican que inmediatamente antes delregreso de Cristo, Jerusaln ser elcentro de la atencin internacional.Jess habl de una futura profanacindel lugar santo (es decir, el Monte delTemplo, ver Mateo 24:15) y queJerusaln sera rodeada por ejrcitosy hollada por los gentiles (Lucas21:20-24). Tras yacer en la penumbradurante los siglos de dominio rabey turco, Jerusaln, y el Monte delTemplo, se han transformado en unimportante centro de tensin en elconflicto del Medio Oriente. En esteprincipio del siglo 21, importantesvoces reclaman que Jerusaln quedebajo el dominio de las NacionesUnidas o del Vaticano, con laesperanza que con eso haya paz en laregin. Jess predijo que esto ocurrirainmediatamente antes de su regreso,y eso es lo que est sucediendoahora!Es acaso pura coincidenciaque todos estos sucesos profticosconverjan en la actualidad? Podemossaber con certeza si estamos cercadel fin de esta era? Recordemos quees la Biblia la que debe respondernos.Con respecto al agravamiento de lacrisis de los ltimos das, Jess dijoque si no se acortasen aquellos das,nadie escapara con vida (Mateo24:22, Nueva Biblia Espaola) yaclar que, inmediatamente antes desu segunda venida, sera posibledestruir toda la vida en esta tierra.Esto no era posible antes de lainvencin de las armas nucleares enlos decenios de 1940 y 1950. Loscientficos consideran que si estasterribles armas fuesen usadas en unaguerra mundial, un invierno nuclearenvolvera la Tierra y destruira todala vida. Con toneladas de armasnucleares y actividad terroristaalrededor del globo, la profeca deJess respecto a una aniquilacin dela vida no es una exageracin. Esuna realidad, por primera vez en lahistoria humana, desde mediados delsiglo 20! Esta era una seal profticaclave.Cuando comparamos lasprofecas bblicas sobre los tiemposdel fin con las condiciones mundialesque prevalecen desde mediados delsiglo 20, es evidente que estamosviviendo los ltimos das! Si bien lasEscrituras nos dicen que no podemossaber el da y la hora del regresode Cristo (Mateo 24:36), los detallesde la profeca bblica indican que Diosquiere que reconozcamos el tiempoaproximado de la segunda venida(Mateo 24:32-35). Por esta raznJess les dijo a sus discpulos quevelasen, prestando atencin a losacontecimientos mundiales para queno fueran tomados por sorpresa. Elmundo, sin embargo, no terminarcuando Cristo regrese! En su segundavenida, Jesucristo y los santosestablecern el reino de Dios en estaTierra (Apocalipsis 11:15-18; Daniel7:27). Este ser el punto culminantede la historia, un punto esencial delevangel io (Marcos 1:14-15)anunciado desde la antigedad porlos profetas bblicos, y marcar elinicio de una nueva era de paz yprosperidad. Para saber ms sobre lasprofecas bblicas del tiempo del fin,por favor, solicite nuestro folletogratuito 14 seales que anuncian elregreso de Cristo, y contine leyendoEl Mundo de Maana, donde laprofeca cobra vida! .13Julio - Agosto 2006Existe Dios en verdad? Puede ustedcomprobarlo? Hay un solo Dios, o hay muchos dioses?O bien, es la idea de Dios un simple producto de laimaginacin humana? Usted necesita saber las respuestascorrectas a estas preguntas acerca de Dios. No puededarse el lujo de andar a tientas en lo que respecta atemas tan importantes. Al enterarse de las respuestascorrectas es muy posible que usted, como tantos otros,se quede estupefacto!La religin superficialLa mayora de las personas creen en Dios segnlas encuestas, sin embargo se comportan en la vidacomo si en realidad Dios no existiera. Ms del 80 porciento de los que se dicen cristianos no van a la iglesiacon regularidad y menos an leen la Biblia. La mayorase rigen por su conciencia sin considerar que la Palabrade Dios, es decir la Biblia, debe ser la mxima autoridaden su vida. En los pases europeos los que practicanalguna religin e incluso los que creen en Dios, sonan menos. Nuestras sociedades se han vuelto secularesy materialistas. George Gallup, de la firma de encuestasque lleva su nombre, revela que las naciones que seconsideran cristianas, son en realidad analfabetosbblicos donde menos de la mitad de los adultos puedennombrar los cuatro evangelios del Nuevo Testamento.Muchas personas practican un cristianismosuperficial, lo que se ha descrito como un cristianismode consumidor o cristianismo de cafetera. Es decirque escogen aquellos principios que desean creer yrechazan las doctrinas que no les interesan o no lesconvienen. Para muchos, las creencias religiosas sonalgo general, que puede cambiar y depende de opinionespersonales. El nivel de confianza y conviccin en lascreencias religiosas es muy bajo. Los detalles especficosde la doctrina son vagos. Cada persona hace lo quebien le parece. Un comentario de cierta jovenentrevistada por un periodista refleja el sentir de muchos.Ante la pregunta de qu pensaba de Dios, dijo: Diosest en todas partes. Dios est en m. Yo soy Dios.En esta poca de religin adulterada yblandengue, los conceptos de Dios son borrosos, ypocas personas tienen conciencia del poder y lospropsitos de su Creador.La razn remplaza la religinEl continente americano ha heredado su culturade Europa. El conocimiento del Dios de la Biblia llega Europa, llevado de Jerusaln por los discpulos deJesucristo, los apstoles. En el libro de Hechos vemoscmo, estando en Atenas, el apstol Pablo describi alnico Dios verdadero para los griegos supersticiososy paganos Observando una inscripcin que deca ALDIOS NO CONOCIDO, dijo: Al que vosotros adoris,pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio. El Diosque hizo el mundo y todas las cosas que en l hay,siendo Seor del cielo y de la tierra, no habita en temploshechos por manos humanas (Hechos 17:23-24). Loque muchas personas no comprenden hoy es que elconocimiento del Dios verdadero y las enseanzas delcristianismo verdadero que Pablo llev a Grecia, aRoma y a Espaa (Romanos 15:24, 28) pronto semezclaron con ideas religiosas paganas y secorrompieron. Como bien lo dice el historiador catlicoWill Durant, El cristianismo no destruy al paganismosino que lo adopt. La forma de cristianismo que sedesarroll en Europa y ms tarde pas a Amrica y elresto del mundo fue la ltima gran creacin del mundopagano antiguo (Csar y Cristo, Durant, 1944, p.595).Durant y otros historiadores explican cmo, porinfluencia de la filosofa pagana, el nico Diosverdadero se convirti en una Trinidad como resultadode la influencia de la filosofa pagana. Las ideasgnsticas oscurecieron el credo cristiano y los telogosformados dentro de la filosofa pagana pretendieronexplicar la naturaleza de Dios mediante la especulacin14Por Douglas Winnail El Mundo de Maanaen vez de ensear lo que Dios harevelado sobre s mismo en lasSagradas Escrituras. Luego de siglosde tal debate, el Dios del cristianismomoderno, a menudo reducido a unconcepto abstracto, guarda escasoparecido con el Dios verdadero delas Sagradas Escrituras.De Europa emanarontambin otras ideas que alteraron ysocavaron el conocimiento del Diosverdadero. La ideas del siglo 18, elllamado Siglo de las Luces, ascomo los descubrimientos de laciencia que contradecan lasinterpretaciones tradicionales de laBiblia, llevaron a muchos a creer quela Biblia y el Dios que ella revelaeran so lamente mi tos . Lasespeculaciones darwinistas acerca dela evolucin parecan eliminar lanecesidad de un Dios Creador. Elconcepto de Dios comenz a basarse,no en determinadas convicciones,sino en la experiencia religiosa. Enotras palabras, Dios pas a ser unsentimiento clido en el corazn y noun Ser Supremo que interviene en lahistoria y cuya existencia se puededemostrar. Basta creerno haynecesidad de comprobar nada. Elapstol Pablo les dijo a sus oyentesgriegos: Probadlo todo; retened lobueno (1 Tesalonicenses 5:21). Porsu parte, el profeta Malaquastransmite la exhortacin de Dios:Probadme (Malaquas 3:10). Unaprueba exige razones slidas yconvincentes, no solamente clidossentimientos en el corazn!En los ltimos dos siglos, lacreencia en Dios ha sido objeto deataques directos por parte de muchosintelectuales. Nietzche dijo: Dios esun pensamiento. Freud considerque creer en Dios era un tipo dealteracin mental que la humanidadacabara por superar. Carlos Marxtild a las creencias religiosas deopio del pueblo. El ateo H.L.Mencken asever que Dios es elre fug io inmemor ia l de losincompetentes, los imposibilitados,los desgraciados. Un autor teatraldescr ib i a Dios como undelincuente senil. En los aossesentas, algunos telogos destacadosllegaron al colmo de proclamar: Diosha muerto. A la luz de semejantesataques directos contra la fe, unidosa la ausencia casi total de instruccinseria y contundente sobre las verdadesbblicas por parte del clero, no esextrao que el verdadero Dios deluniverso siga siendo casi desconocidopara la gente de hoy. Pero debemospreguntarnos si acaso los crticostienen razn, o si ms bien han cadoen el engao. Ser posible que losvociferantes desatinos de losintelectuales ateos hayan dado a lasociedad una idea trgicamenteequivocada de lo que es Dios?Ve a m o s a l g u n a s l e c c i o n e simportantes que podemos aprenderde la Biblia y del pasado reciente.Aparecen ms pruebasHace ms de 3000 aos elrey David escribi en los Salmos:Dice el necio en su corazn: No hayDios (Salmo 14:1). Salomn dijoque la boca de los necios escupenecedades (Proverbios 15:2, NVI).Si miramos los ltimos 500 aos,vemos como obvio que muchos delos intelectuales ilustrados quedieron forma al mundo modernosencillamente estaban equivocados!Eran, en una palabra, ciegos guas deciegos. El comunismo imaginado porMarx y que se impuso a millones deseres result ser un triste fracaso. Lasteoras psicolgicas de Freud ya hansido ampliamente desacreditadas.Mientras Freud proclam que lareligin era una neurosis, uno de susdiscpulos (Carl Jung, quien ms tarderechaz las ideas de su maestro) hallque la religin era altamente benficaen el tratamiento de personas contrastornos psicolgicos (Dios: laevidencia, Glynn, 1997, p. 69). Hoysigue aumentando el volumen depublicaciones cientficas quedocumentan los efectos positivos deciertas creencias religiosas sobre lasalud. Sigmund Freud, cuyas ideascontribuyeron mucho a secularizar anuestra sociedad socavando susfundamentos religiosos y morales,estaba completamente equivocado enmuchas cosas.Las teoras sobre la evolucinde Darwin, que supuestamenteeliminaban la necesidad de Dios,tambin han sido blanco de crticascrecientes en los ltimos decenios.Si bien las alteraciones al azar y laseleccin natural pueden explicar laaparicin de ciertas variaciones(esencialmente, dentro de una mismaespecie), la teora de Darwin no era,y no es, adecuada para explicar elorigen de especies nuevas. Darwinvea variaciones en los pajaritospinzones as como en tortugas yperros y lleg a la conclusin de que,dado un lapso de tiempo suficiente,la naturaleza sola podra crearespecies enteramente nuevas. Elproblema es que la naturaleza nofunciona as. Las nuevas especiesaparecen en los anales geolgicos derepente y totalmente desarrolladas.Es decir, no hay indicios de queevolucionaron sino de que fueroncreadas. La profusin de formasintermedias, que es postulado de lateora evolucionista, sencillamenteno est. La informacin real recabadade fsiles en el ltimo siglo no apoyalas ideas de Darwin. La teora de laevolucin, que se ha descrito comoel ms potente motor del atesmo,no tiene la capacidad para negar laexistencia de Dios.Algunas de las pruebas mscontundentes de la existencia de unpoderoso Dios Creador han surgidoen los ltimos decenios en los mbitosde la astronoma, la cosmologa, lafsica y la bioqumica. Durante lamayor parte del siglo 20 prevalecila idea de que el universo y la vidaen la tierra se desarrollarongradualmente a lo largo de miles demillones de aos y como resultadode fenmenos accidenta les ,impensados, al azar. Los cientficosactuales expresan todo lo contrario.La teora del Big Bang indica queel universo comenz de repente. Loscientficos han comenzado a entenderque las condiciones para que hubieravida en la tierra requieren unequilibrio tal que tuvieron queplanificarse con anticipacin. Comodice un autor, lejos de ser accidental,la vida parece ser la meta hacia lacual se ha dirigido y refinado todo eluniverso desde el primer momentode su existencia. Esto es lo que seconoce como el principio antrpico(griego anthropos = hombre).Los hallazgos modernosindican con firmeza que el universotuvo que obedecer a un diseo. Sihay un diseo, tiene que haber undiseador inteligente. Esta ha sido15Julio - Agosto 2006una de las pruebas tradicionales dela existencia de un Dios que diseel universo y que lo hizo con unpropsito. La Biblia dice con muchaclaridad que en el principio creDios los cielos y la tierra (Gnesis1:1). Esto es precisamente lo que ledijo el apstol Pablo a los ateniensesal hablarles del nico Dios verdadero(Hechos 17:24). La idea secular deque la vida, tanto de los animalescomo del hombre, es simplemente elresultado de accidentes bioqumicosal azar no encuentra apoyo en laspruebas que se vienen acumulando.La evidencia seala en direccincontraria: hacia un Dios verdaderoque es diseador y creador a la vezque sustentador.David exclam: Te alabar;porque formidables, maravillosas sontus obras (Salmos 139:14). YSalomn escribi: El Eterno consabidura fund la tierra; afirm loscielos con inteligencia (Proverbios3:19). Abraham Lincoln coment unavez: Entiendo que una persona, alcontemplar la tierra [las actividadeshumanas], pueda ser ateo, pero nome cabe en la mente que puedacontemplar los cielos y decir que nohay Dios. Hasta Albert Einsteincomprendi que Dios no juega a losdados con el universo. El hecho deque haya una obra creada implica quetiene que haber un Creador real. Elhecho de que haya un diseo exigeun diseador. Como explicacin delorigen de la vida y el universo, resultatotalmente insuficiente invocar unaserie de hechos casuales, impensados,que tuvieron lugar a lo largo de milesde millones de aos.Las pruebas ignoradasEl apstol Pablo les dijo asus oyentes en Roma que las pruebasde la existencia de Dios y su modode obrar saltan a la vista siobservamos lo que l ha creado.Tambin les advirti que si ignoramoslo obvio para seguir nuestras propiasteoras contrarias a lo que se ve en lanaturaleza, nos convertimos en necios(Romanos 1:18-22). En estosversculos el apstol predijo, incluso,que la verdad acerca de Dios sesuprimira. Esto es precisamente loque ha ocurrido en el ltimo siglo.En los ltimos 55 aos se hanrealizado varios experimentos quepretenden apoyar la teora de laevolucin, segn la cual la vida surgipor accidente en una mezcla primitivade sustancias qumicas. Pero ningunode esos experimentos ha tenido xito.Stanley Miller, profesor de qumicaque efectu uno de los primeros,reconoci que el problema del origende la vida ha resultado ser muchoms difcil de lo que yo, y la mayorade las personas, nos imaginbamos(La hiptesis de la creacin,Moreland, 1994, p. 15). Esto no essorprendente. Desde hace aos, lostextos de biologa han descrito la leyde la biognesis, segn la cual la vidaprocede nicamente de vida, jamsde lo que no es vida. Si bien esta leyha recibido escasa atencin en loslibros de texto en aos recientesdebido a la influencia de la teora dela evolucin, tampoco se ha podidorefutar. Las Sagradas Escriturasaseguran que Dios es quien impartela vida (Gnesis 1:11-24). Dios hizoel cuerpo de Adn con elementos dela tierra y luego sopl en su narizaliento de vida, y fue el hombre unser viviente (Gnesis 2:7). Todoslos intentos del hombre por crear vidaa partir de materia no viviente hanfracasado. Ser porque estamosneciamente empeados en lograr algoque no es posible? Estamos tratandode asumir una prerrogativa quecorresponde solamente al DiosCreador?Desde hace aos, los textosde biologa tambin han citado otraley conocida como la ley de la fijezade las especies. Esta dice que hay unlmite gentico al grado de variedadque puede ocurrir dentro de unaespecie. Los criadores de plantas yanimales conocen estos lmites. LaBiblia afirma clara y reiteradamenteque Dios cre a los seres para que sereprodujeran segn su especie(Gnesis 1:24-25). Como ya hemossealado, Darwin vio que poda habervariacin dentro de una mismaespecie (por ejemplo aves, tortugas,perros, caballos y bovinos) peroespecul que dado suficiente tiempoy ocasin, este fenmeno podaconducir a la produccin de especiesnuevas. Pero no ocurre as. Loscientficos lo han intentado, pero sinxito. En esto tambin se ignora loque la Biblia revela y las pruebasnaturales que respaldan lasafirmaciones de Dios. Hoy, muchossimplemente hacen de lado osuprimen estas pruebas, estas leyesbsicas de la biologa que apuntanhacia la presencia de un legisladorsobrenatural.Las leyes fsicas de labiologa no son las nicas leyes quehan cado en desuso en el ltimo siglo.Las leyes morales y espirituales deDios, sus diez mandamientos, tambinhan sido tema de burla y desprecio.Los humanistas seculares han dadopor supuesto que los mandamientosson simples ideas de hombres y quese pueden desatender sin que ellotraiga ninguna consecuencia. Estaactitud est llevando a una catstrofesocial. La idolatra de nuestrasociedad materialista deja las vidasvacas. La fornicacin, no solamenteproduce insatisfaccin sino que se haconvertido en algo peligroso, comobien lo saben las muchas vctimas delSIDA. El adulterio est destruyendoa la familia, elemento fundamentalpara la formacin de una sociedadestable. En una cultura donde losmedios de comunicacin derrochanviolencia a diario, la vida humanapierde su valor. El asesinato es algocomn y corriente, tanto en las callesde la ciudad como en las salas deobstetricia de los hospitales o en loscentros donde se practica el aborto.Albert Einstein pudo entenderque haba diseo en el universo.16 El Mundo de MaanaLa delincuencia ha alcanzadoproporciones de epidemia en elmundo. Nos quieren hacer creer queDios no existe, que la vida humanano tiene propsito y que las leyes deDios se pueden ignorar. Ladescomposicin moral que nos rodeaes el resultado de esta ignorancia. Laverdad es que las leyes fsicas ymorales son sustentadas por un Diosv e r d a d e r o y s e a p l i c a nindependientemente de que nosotroscreamos o no creamos en l. No sepueden desatender sin consecuencias.La existencia de leyes inmutablesseala la existencia de un Diosverdadero.Volver al futuroMuchas profecas que seremontan a tiempos de Abraham(2000 AC) revelan, con detallesimpresionantes, el rumbo futuro deciertas nacionesmodernas. Gracias ala obediencia deAbraham, D iosprofetiz que susdescendientes seranprsperos, heredaranbendiciones y serana su vez una bendicin para lahumanidad (Gnesis 12:1-2). En suascenso a la grandeza lograranapoderarse de las puertas de susenemigos tales como el estrecho deGibraltar, el Canal de Panam, etc(Gnesis 22:17). Con el tiempo seconvertiran en una gran nacin y ungrupo de naciones (Gnesis 35:11;48:19) las cuales extenderan suscolonias por todo el mundo (Gnesis49:22). En los Estados Unidos y enla Mancomunidad Britnica se hancumplido estas promesas y otrasigualmente extraordinarias. Ahorabien, otras profecas indican que porsu desobediencia a las leyes de DiosTodopoderoso, tales naciones van aperder las bendiciones y losp r iv i l eg io s que r ec ib i e rongratuitamente. Lo que es ms, indicantambin que con ello Dios le va aensear al mundo unas lecciones muyimportantes (para ms informacinsobre este tema, solicite nuestrapublicacin gratuita titulada EEUUy Gran Bretaa en profeca).Hablando de los ltimosdas, el Dios de la Biblia describiun imperio que pasara por una seriede resurgimientos y que surgira porltima vez justamente antes delregreso de Jesucristo a la tierra (verDaniel 2:28, 40-45; 7:7-8, 19-28:Apocalipsis 13, 17, 18). Este gransistema que comenz como elImperio Romano est resurgiendo denuevo en Europa. Inicialmente, darla impresin de ser algo conveniente,pero esta unin de pases europeosacabar por convertirse en unapotencia guerrera que, en el brevelapso de tres aos y medio, blasfemarcontra el Dios verdadero y perseguira los verdaderos creyentes(Apocalipsis 13:19). El Dios de lasSagradas Escrituras predijo hace msde 2500 aos que este perodo de tresaos y medio sera tiempo deangustia para Jacob (Jeremas 3:1-7). Dios se valdr de este ImperioRomano resucitado para corregir alas naciones rebeldes de origenisraelita, que se olvidaron del Diosverdadero. Por extrao que parezca,el Dios de la Biblia predijo a Moissque los mismos pueblos que lescogera para ser un ejemplo almundo (Deuteronomio 4:1-10) seolvidaran del Dios verdadero ycaeran en tribulaciones muy grandesen los ltimos das (Deuteronomio4:23-30; 31:27-19). El Diosverdadero va a intervenir dramticay decisivamente en los asuntoshumanos en un futuro no muy lejano.Pero al final, la humanidad va a very a entender que s hay un Diosverdadero. Estos sucesos sacudirnal mundo y repercutirn sobre la vidade usted!Juicio y salvacinEl Dios presentado por lareligin cristiana tradicional esa m o r o s o , p e r d o n a d o r einterminablemente paciente; al mismot i e m p o , p o c o c o n f i a b l e yprobablemente se vale de la evolucinpara cumplir su propsito. En cambio,el Dios verdadero de la Biblia esalguien muy diferente. El Dios quese revela en las Sagradas Escriturases un creador poderoso, un diseadorinteligente que sustenta lo que lmismo cre y las leyes que puso enmarcha. Ciertamente, es amoroso ylleno de misericordia, pero tambines un Dios de justicia y de juicio quenos premia conforma a nuestras obras(ver Apocalipsis 22:12). l permiteque cosechemos los frutos de lo quesembramos. El Dios de la Biblia nopredica cosas halagueas (Isaas30:9-10) que seducen y engaan a lagente, sino que ordena as a sussiervos: Clama a voz en cuello, note detengas; alza tu voz comotrompeta, y anuncia a mi pueblo surebelin, y a la casa de Jacob supecado Isaas 58:1). El Diosverdadero nos perdona cuandocomprendemos lo que es el pecado asus ojos y nosarrepentimos (ver 1Juan 3:4); cuandoe m p e z a m o s acambiar nuestromodo de vida ycomenzamos a vivirpor cada palabra deDios (Mateo 4:4).La Biblia revela que el Diosverdadero va a enviar a Jesucristonuevamente para juzgar a la tierracon jus t ic ia (Salmo 96:13;Apocalipsis 19:11). Va poner fin aldesgobierno y al sufrimiento de lahumanidad, encaminndola en ladireccin correcta, es decir hacia lapaz, la justicia y la verdad (Isaas: 6-79; Apocalipsis 11:15-18). El profetaMiqueas dice: Y l juzgar entremuchos pueblos, y corregir anaciones poderosas hasta muy lejos;y martillarn sus espadas paraazadones, y sus lanzas para hoces;no alzar espada nacin contra nacin,ni se ensayarn ms para la guerra(Miqueas 4:3). Igualmente inspiradopor el Dios viviente, el profetaEzequiel escribi: Har notorio misanto nombre en medio de mi puebloIsrael, y nunca ms dejar profanarmi santo nombre; y sabrn lasnaciones que yo soy el Eterno, elSanto en Israel. He aqu viene, y secumplir, dice el Eterno el Seor;17"Entiendo que una persona, al contemplar la tierra(las actividades humanas), pueda ser ateo, pero nome cabe en la mente que pueda contemplar loscielos y decir que no ha Dios"(Contina en la pgina 23) El Mundo de MaanaLas esperanzas eran grandes en 1993 cuandoIsrael y la Organizacin de la Liberacin Palestinafirmaron un convenio en Washington. Dos aos mstarde, firmaron un acuerdo interino que abra la puertaa una mayor autonoma palestina en la Ribera Occidentaly en la Franja de Gaza. En octubre de 1998, elMemorando del Ro Wye expuso los pasos para aplicarlos acuerdos interinos de 1995, fijando como fechapara la resolucin final del conflicto palestino-israelmayo de 1999. Pero no se logr una resolucin. Lacumbre de Camp David convocada para julio de 2000por el entonces presidente de Estados Unidos BillClinton, no logr generar un acuerdo de paz definitivo.Este fracaso recalc la amarga realidad de que tantolos israeles como los palestinos ven a Jerusaln comosu propiedad exclusiva y el uno no admite que el otroejerza control absoluto sobre esta histrica ciudad.Jerusaln es sagrada para las tres religionesmonotestas principales: el judasmo, el cristianismo yel islamismo. Los musulmanes y los judos han chocadodesde hace 1300 aos, cuando un mercader rabellamado Mahoma, fund la religin islmica a unos1300 kilmetros al sur de Jerusaln. [Para msinformacin sobre el papel del Islam en la historia y laprofeca, lo invitamos a leer el artculo titulado ElIslam en la historia y la profeca en la pgina 8 de estenmero.]El Monte del Templo es un punto focal paramusulmanes lo mismo que para judos. Donde antesestuvo el Templo de Salomn, hoy se levanta el Domode la Roca. Los judos tienen prohibido adorar en elmonte, por lo cual acuden, para orar, al muro occidental,o Muro de las Lamentaciones al pie del monte. Peroguardan siempre el anhelo de contar con una presenciareligiosa en el monte mismo.En septiembre de 2000, siendo an jefe de laoposicin, Ariel Sharn visit el Monte del Templo,visita que incit a los palestinos a protestar con unanueva intifada de violencia dirigida contra los israeles.Desde esa visita y hasta la actualidad, murieron varioscentenares de personas en una serie de choquespalestino-israeles, la mayora palestinos, pero tambinisraeles judos y rabes con nacionalidad israel. Enmayo de 2001, Israel despleg cazabombarderos contralos palestinos por primera vez desde 1967. Los pasesrabes respondieron exigiendo la suspensin derelaciones con Israel hasta que cesara la violencia. Lasescaramuzas, atentados y venganzas se han sucedidocon intensidad desde entonces.Qu ocurrir en Jerusaln de acuerdo con laprofeca bblica? Las Escrituras son claras. He aqu,el da de El Eterno viene, y en medio de ti sernrepartidos tus despojos. Porque yo reunir a todas lasnaciones para combatir contra Jerusaln; y la ciudadser tomada, y sern saqueadas las casas, y violadaslas mujeres; y la mitad de la ciudad ir en cautiverio,mas el resto del pueblo no ser cortado de la ciudad(Zacaras 14:1-2).Todas las naciones se envolvern en esteconflicto durante el perodo de tiempo conocido comoel Da del Seor y que corresponde al aoinmediatamente anterior al regreso de Jesucristo. Qusucesos profticos importantes precedern a esta batalla?Porque habr entonces gran tribulacin cual no la hahabido desde el principio del mundo hasta ahora, ni lahabr. Y si aquellos das no fuesen acortados, nadiesera salvo; mas por causa de los escogidos, aquellosdas sern acortados (Mateo 24:21-22).En el mundo entero, la humanidad presenciarfenmenos dramticos y aterradores en los cielos.Apocalipsis 6:12-14 habla de estas seales en loscielos como el sexto sello. En Mateo 24:29, Jesucristodijo: inmediatamente despus de la tribulacin deaquellos das, el sol se oscurecer, y la luna no dar suresplandor, y las estrellas caern del cielo, y las potenciasde los cielos sern conmovidasEs importante que estemos advertidos de estosacontecimientos importantsimos. La Gran Tribulacinser un perodo de angustia para el mundo. Ser unperodo sin precedentes en la historia universal, tantoque no hay otro semejante a l.Velar y orarQu debemos hacer? Jess responde: Velad,pues, en todo tiempo orando que seis tenidos pordignos de escapar de todas estas cosas que vendrn, yde estar en pie delante del Hijo del Hombre (Lucas21:36).A qu, pues, debemos estar atentos en el MedioOriente? Estando Jess en el monte de los Olivos, dioun esbozo de las profecas para el tiempo del fin. Losrelatos paralelos aparecen en Lucas, 21, Mateo 24 yMarcos 13. Aqu indicaremos la serie de acontecimientosque Jesucristo cit en Mateo. Sus discpulos lepreguntaron cul sera la seal de su venida y del findel mundo, o sea de la era presente. l habl de engaoreligioso, de hambres, pestilencias y terremotos. Tales19"Vienen mil aos de paz en la Tierra, Entonces el caminode la paz se ensear a todas la naciones. Finalmentelos rabes y los israeles se reconciliarn." El Mundo de Maanafenmenos corresponden, en secuencia, a los cuatrojinetes del Apocalipsis, que intensificarn su ominosacabalgata hacia finales de esta era. Jess declara quetodo esto ser principio de dolores (Mateo 24:8).Despus, vendrn la persecucin religiosa y elmartirio. Entonces os entregarn a tribulacin, y osmatarn, y seris aborrecidos de todas las gentes porcausa de mi nombre. Muchos tropezarn entonces, yse entregarn unos a otros, y unos a otros se aborrecern.Y muchos falsos profetas se levantarn, y engaarna muchos (Mateo 24:9-11).Pese a todo lo anterior, la verdad seguirpredicndose. Y ser predicado este evangelio delreino en todo el mundo, para testimonio a todas lasnaciones; y entonces vendr el fin (Mateo 24:14). Amedida que Cristo abra las puertas para que el evangeliose difunda con ms amplitud y poder, sabremos que elfin se acerca. No se duerma usted ante las condicionesdel mundo y las tendencias profticas las cuales sevan a intensificar delante de nuestros ojos!En la misma ocasin,J e s u c r i s t o h i z o e s t aadvertencia: Por tanto,cuando veis en el lugar santola abominacin desoladora deque habl el profeta Daniel(el que lee, entienda),entonces los que estn enJudea, huyan a los montes(Mateo 24:15-16). Qu es laabominacin desoladora?En el ao 167 antesde Cristo, el gobernantegriego Antoco Epfanesemiti un decreto que prohiba la continuacin de lossacrificios judos en el templo de Jerusaln. Y selevantarn de su parte tropas que profanarn el santuarioy la fortaleza, y quitarn el continuo sacrificio, y pondrnla abominacin desoladora (Daniel 11:31)Como si fuera poco suspender los sacrificioscotidianos, Antoco tambin erigi una estatua de JpiterOlimpo en el templo y orden que todos la adoraran.Esta abominacin, que se describe en Daniel 8, es unafigura o smbolo de algo que se ver al final de lostiempos: la suspensin de los sacrificios antes regresode Cristo. A partir del momento en que se suspendael sacrificio diario y se imponga el horrible sacrilegio,transcurrirn mil doscientos noventa das (Daniel12:11, NVI). Jess nos advierte, como cristianos, queestemos atentos a una abominacin asoladora en eltiempo del fin. As como Antoco profan el templo en167 antes de J.C. y suspendi los sacrificios, tambinuna autoridad profana suspender los sacrificios en elfuturo. El apstol Pablo advierte contra un falso profetaque ha de establecerse en el lugar santo. Nadie osengae en ninguna manera; porque no vendr sin queantes venga la apostasa, y se manifieste el hombre depecado, el hijo de perdicin, el cual se opone y selevanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto deculto; tanto que se sienta en el templo de Dios comoDios, hacindose pasar por Dios (2 Tesalonicenses2:3-4).Un falso profeta va a obrar grandes milagrosy engaar a millones. Fomentar el culto de s mismoy proclamar su propia divinidad. Apocalipsis 13:13-14 muestra que este falso profeta obrar milagros, hastael punto de hacer caer fuego del cielo, y engaara amillones de personas en todo el mundo! No se dejeusted engaar por tales seales y prodigios. LasSagradas Escrituras nos exhortan as: Examinadlotodo; retened lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21)La potencia poltico-religiosa que va a dominara Jerusaln en el tiempo del fin har cesar los sacrificios.Recordemos que los judos no han sacrificado animalesdesde el ao 70 despus de Cristo. cuando los romanosdestruyeron el templo en Jerusaln. Para que lossacrificios puedan suspenderse en el tiempo del fin, p r i m e r o t i e n e n q u ecomenzar! Cuando sev u e l v a n a p r e s e n t a rsacrificios de animales enJerusaln, usted sabr quelas profecas dadas por Jessse acercan a su puntoculminante!Cuando see s t a b l e z c a a q u e l l aabominacin desoladoraprofetizada por Jess,comenzarn a cumplirse tresprofecas clave a lo largo deun perodo de tres aos: la Gran Tribulacin, las sealesen los cielos y por ltimo el Da del Seor, que durarun ao y ser la culminacin de estos fenmenos. Lostres ltimos versculos en el libro de Daniel muestranque han de pasar 1290 das desde el momento en quese levante la abominacin desoladora hasta el regresode Cristo.El rey del norte (que proviene de un lugar alnorte de Jerusaln) se identifica tambin como labestia en la Biblia (Apocalipsis 13:1-10; 17:12-13).Este rey va a invadir la Tierra Santa, segn la profecade Daniel. Pero al cabo del tiempo el rey del surcontender con l; y el rey del norte se levantar contral como una tempestad, con carros y gente de a caballo,y muchas naves; y entrar por las tierras, e inundar,y pasar. Entrar a la tierra gloriosa, y muchas provinciascaern; mas stas escaparn de su mano: Edom y Moab,y la mayora de los hijos de Amn. Extender su manocontra las tierras, y no escapar el pas de Egipto(Daniel 11:40-42)En el siglo 20, un rey del norte invadi al nortede frica durante la segunda guerra mundial. El rey20El monte del templo es el lugar fundamental paramusulmanes lo mismo que para judos. Dondeantes estuvo el templo de Salomn, hoy se levantael "Domo de la Roca"Julio - Agosto 2006del norte profetizado para el tiempo del fin vaa obrar reaccionando a una provocacin porparte del rey del sur. Ya hemos visto guerraspor el petrleo en el Medio Oriente. Habrotro embargo al petrleo rabe como el de1974? Qu suceder si el precio del petrleosigue creciendo? Europa depende mucho msdel petrleo del Medio Oriente que los EstadosUnidos, pues importa la mitad de su petrleode los pases rabes, en comparacin con losEstados Unidos, que importan de esa reginaproximadamente el 20 por ciento. Cualquieraque sea el punto de incitacin, el rey del norteva a invadir al Medio Oriente.La versin de la profeca en el montede los Olivos narrada por Lucas sigue la mismasecuencia general que la de Mateo, si bienLucas agrega un punto importante. Luego deintensificarse la persecucin religiosa, diceJess: Si se mantienen firmes, se salvarn.Ahora bien, cuando vean a Jerusaln rodeadade ejrcitos, sepan que su desolacin hallegado (Lucas 21:19-20, NVI).Una escalada de violenciaA qu debe estar atento el cristianocuando observe las perturbaciones en el MedioOriente? Busque conflictos constantes entreisraeles y palestinos en la Tierra Santa. Unartculo periodstico describi as el daocausado por la escalada de violencia: Lademarcacin psicolgica entre judos israelesy rabes palestinos se ha convertido en uncampo minado [Muchos creyeron] que elnico obstculo a la reconciliacin era laocupacin, que si Israel desmantelaba losasentamientos judos, se retiraba de losterritorios y acceda a la existencia de un estadopalestino, se acabara el conflicto. Quiz estoan sea posible, pero las luchas a partir d 1976hacen dudosa tal suposicin.Dadas estas tendencias, estemos atentosa las crecientes solicitudes de intervencin ycontrol internacionales, no solamente en Gazay en la Ribera Occidental sino en la propiaciudad de Jerusaln. Hasta el fallecido dirigentepalestino Yasser Arafat propuso en su momentoque una fuerza pacificadora de las NacionesUnidas ocupe Gaza y la Ribera Occidental.Observaremos tambin una crecienteunidad entre las naciones rabes en su posturacontra Israel. Un salmo proftico cita lospueblos que componen las naciones rabes ymusulmanas del Medio Oriente. Esto contarcon el respaldo de grupos europeos en su fuerteoposicin a Israel. Han dicho: Venid, y21Guerras rabe-israeles14 de mayo de 1948El Consejo Nacional Judo declara el establecimientode Israel. Estalla la guerra entre el nuevo estado ylas naciones rabes circunvecinas. Cuando cesanlas hostilidades en 1949, Jordania controla la RiberaOccidental y la Franja de Gaza. Israel se establececomo nacin pero carece de acceso a los lugaressantos en la ciudad antigua. David Ben-Gurion seconvierte en el primer ministro de Israel.Julio de 1956Cuando Egipto nacionaliza la zona del canal deSuez, Israel invade a ese pas y arrebata el controlsobre la Franja de Gaza y la pennsula del Sina.Ms tarde, Israel se retira cuando las NacionesUnidas destacan una fuerza de seguridad a estaszonas.Junio de 1967En lo que se ha llamado la guerra de los seis das,Israel choca contra las fuerzas unidas de Egipto,Siria y Jordania y se apodera de la pennsula delSina, los Altos del Goln, la Ribera Occidental yla parte oriental de Jerusaln. Israel ha logrado elacceso al muro occidental en el Monte del Templo.6 de octubre de 1973 En la guerra de Yom Kippur, llamada as porque sedesat en el Da de Expiacin, Israel repelinvasiones por parte de Egipto y Siria. Ms tardeIsrael, Egipto y Jordania se pusieron de acuerdosobre un alto al fuego decretado por las NacionesUnidas.6 de junio de 1982Las fuerzas israeles invaden al Lbano y para el 14de junio rodean a Beirut. En febrero de 1985 lasfuerzas israeles se retiran unilateralmente del Lbano,si bien conserva una zona de seguridad en el surdel Lbano hasta que se retiran las unidades militaresen mayo de 2000.Fuente: Enciclopedia Websters ConciseJulio - Agosto 2006destruymoslos para que no sean nacin, y no hayams memoria del nombre de Israel. Porque se confabulande corazn a una, contra ti han hecho alianza (Salmo83:4-5).Estemos atentos a la creciente unificacin deEuropa en lo econmico, poltico y militar. Como vimosen la profeca de Daniel, el rey del norte llegar a ocuparla Tierra Santa. Desde hace varios aos, la UninEuropea ha consolidado sus ejrcitos, la Fuerza deReaccin Rpida, de la cual se espera que proyecte elpodero europeo hacia zonas de crisis. Para qu pasarpor la OTAN? pregunt un ex-jefe del estado mayorfrancs, afirmando que la fuerza puede funcionar aunsin el acuerdo de la OTAN y que era menester alterarel equilibro del poder. Llegar esta fuerza a cumplirun papel importante en el conflicto del Medio Oriente?Estemos atentos al desarrollo de las fuerzas militareseuropeas.En Israel, observemos los preparativos de losjudos que se proponen reanudar los sacrificios deanimales en Jerusaln. Muchos prevn tambin laconstruccin de un templo fsico mas la historia y ellibro de Esdras confirman que para la presentacin desacrificios basta un altar en el lugar santo.Estemos atentos a la consolidacin del poderreligioso en Europa, la cual lleva ya largo tiempoplanificndose. En su visita a Austria en 1983, el papaJuan Pablo II hizo una llamada a la unidad europea,declarando que los europeos deben superar lasconfrontaciones internacionales amenazantes entreestados y alianzas y crear una nueva Europa unidadesde el Atlntico hasta los Urales (La principalidady el poder de Europa, Adrin Hilton, pg. 36). Desdeentonces se han dado grandes pasos para afianzar launidad de Europa. El actual papa, de origen alemn,contina con los mismos lineamientos que su predecesor.La potencia poltico-religiosa que va a surgiren Europa finalmente ejercer su influencia y controlsobre la Tierra Santa. Hemos visto que el rey del norte22va a dominar a Jerusaln y al Medio Oriente. El librode Apocalipsis tambin prev un choque entre fuerzasasiticas y la potencia europea, que corresponde al reydel norte (ver Daniel 11:44; Apocalipsis 9:13-19).Aunque parezca increble, cuando Cristo regrese,aquellos ejrcitos se unirn para guerrear contra l(Apocalipsis 19:19). Dios Todopoderoso tambin dice:Porque yo reunir a todas las naciones para combatircontra Jerusaln (Zacaras 14:2). Despus saldr elEterno y pelear con aquellas naciones, como pele enel da de la batalla. Y se afirmarn sus pies en aquelda sobre el monte de los Olivos, que est en frente deJerusaln al oriente... (Zacaras 14:3-4). Jesucristova a intervenir! Va a poner fin a la tercera guerramundial y va a darle al mundo paz duradera.Entre el monte de los Olivos y el Monte delTemplo se extiende el valle de Josafat, o valle delCedrn, que va amplindose hacia el sur. All, Diosjuzgar a las naciones. Porque he aqu que en aquellosdas, y en aquel tiempo en que har volver la cautividadde Jud y de Jerusaln, reunir a todas las naciones, ylas har descender al valle de Josafat, y all entrar enjuicio con ellas (Joel 3:1-2).El Da del Seor vendr con juicio sobre lasnaciones. Cristo va a derrotar a cuantos ejrcitos seopongan a l! Y dar origen a un milenio de paz en latierra, durante el cual ensear el camino de la paz atodas las naciones de la tierra. Entonces veremos, porfin, la reconciliacin entre los rabes e israeles. Enaquel tiempo habr una calzada de Egipto a Asiria, yasirios entrarn en Egipto, y egipcios en Asiria; y losegipcios servirn con los asirios al Eterno. En aqueltiempo Israel ser tercero con Egipto y con Asiria parabendicin en medio de la tierra; porque el Eterno delos ejrcitos los bendecir diciendo: Bendito el pueblomo Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel miheredad (Isaas 19:23-25).Todos anhelamos la paz mundial y lareconciliacin que solamente el Mesas, Jesucristo,puede traer a la tierra. Mientras tanto, l nos dice quevelemos y oremos en todo momento. Hagmoslo! .Miles de millones de musulmanes y otros seres humanos nunca han conocido alverdadero Dios. Nunca han sido llamados por Dios ni se les ha predicado el verdaderocristianismo. Ellos no estn condenados a pasar la eternidad quemndose en elinfierno. La Santa Biblia revela el plan que Dios tiene para la humanidad, y no eslo que la mayora del cristianismo tradicional cree. Por favor, solicite nuestro folletoGRATUITO: Es este el nico da de Salvacin?Solictelo a la direccin ms cercana a su domicilio (un listado de nuestras oficinasse encuentra en la pgina 3). Se lo enviaremos GRATIS y sin compromiso de suparte.Para aprender ms ...Para aprender ms ...