Revista Del Anciano 2Trimestre 2014

  • Published on
    16-Jan-2016

  • View
    3

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

religion

Transcript

<ul><li><p>MISSIODEI</p><p>MISSIODEI</p><p>Recursos y orientaciones para ancianos de iglesia. Abril - Junio 2014</p><p>Revista del</p><p>&gt; Conectados con Dios</p><p>&gt; Evangelismo pblico</p></li><li><p>// EDITORIAL</p><p>Querido anciano:El apstol Pablo demostr una pro-funda conviccin respecto de su llama-do para el ministerio a favor de las per-</p><p>sonas. Afirm: Pues yo ni lo recib ni lo aprend de hombre alguno, sino por revelacin de Jesucristo (Gl. 1:12). Y fue as tambin que termin su trabajo pastoral. Declar: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe (2 Tim. 4:7). Qu confianza!</p><p>Esa misma conviccin necesita estar en nuestro corazn, al trabajar para salvar a las personas para el Reino de Dios.</p><p>En esta edicin, vas a encontrar una entrevis-ta con el pastor Herbert Boger, secretario aso-ciado de la Asociacin Ministerial de la Divisin Sudamericana, en la que habla de la influencia del anciano en su ministerio pastoral. Dice: En la iglesia local, el anciano, como colaborador de todos los departamentos, motiva e inspira a los otros lderes. Pienso que, al acompaar todo ese proceso, el anciano contribuye significativamente para lograr buenas campaas evangelizadoras con cosechas abundantes.</p><p>En la seccin La iglesia en accin, el pastor Everaldo Carlos, que acta como pastor de distri-to en la regin sur de la Rep. del Brasil, presenta un artculo muy interesante, titulado Missio Dei (Misin de Dios). En l, y fundamentado sobre la Biblia, el Espritu de Profeca y eruditos en misiolo-ga, desarrolla el ideal de misin que debe alcanzar la iglesia. Cita la declaracin de Allan Hirsch: El verdadero y autntico principio de organizacin de la iglesia es la misin. Cuando la iglesia est en misin es la verdadera iglesia. La misin de Dios fluye directamente por medio de cada cristiano y de cada comunidad de fe que acepta a Cristo.</p><p>An estamos, prcticamente, en el inicio del ao 2014. Como ancianos, podemos mantener encen-</p><p>didas las turbinas del evangelismo en nuestras iglesias. Aprovecha los eventos de la iglesia, a fin de preparar a las personas para trabajar en la obra evangelizadora. El pastor Joel Sarli, ex director de la Revista del Anciano en ingls, nos da un buen incentivo. Observa: En el contexto evangelizador de la iglesia local, los ancianos pueden ministrar varios cursos de capacitacin. Sin duda, algunos tendrn como principal contenido su ejemplo. Qu consejo!, no crees?</p><p>Naturalmente, a fin de que t, anciano, desarro-lles tu liderazgo espiritual y tengas un compromiso de amplia dimensin en el evangelismo, el apoyo y el compaerismo de tu esposa es fundamental. En la seccin De mujer a mujer, vas a encontrar un fuerte incentivo en este aspecto: En la iglesia, el trabajo del anciano est relacionado con su vida familiar, involucrando a la esposa y a los hijos, as como su vida espiritual. En caso contrario, no esta-r apto para el desempeo de tan importante obra (ver 1 Tim. 3:2, 4, 5). En ese contexto, la esposa del anciano desempaa un papel fundamental junto con su esposo, como lder espiritual de la congregacin.</p><p>De hecho, hay mucho para hacer. A medida que el mundo se aproxima hacia su fin, siendo lderes del rebao del Seor, a semejanza del apstol Pablo, necesitamos fortalecer nuestra conviccin respecto del llamado. Pues, como dice el pastor Luis Gonalves: No basta ser adventistas, tenemos que ser evangelistas.</p></li></ul>