Revista CREA Nº 44

  • Published on
    04-Apr-2016

  • View
    213

  • Download
    1

DESCRIPTION

 

Transcript

comunicacin crea / 55 / COMUNICACIN CREAcomunicacin crea / 55 / COMUNICACIN CREAcomunicacin crea / 55 / COMUNICACIN CREA................................................................................................................................i n s t i t u c i o n a l....................................................................... ..........................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 7................................................................................................................................ i n s t i t u c i o n a lla oportunidad fue propicia tambin para recordar cmo se vincul a CREA, para repasar algunos de los proyectos que la institucin viene llevando a cabo y entre los cuales est en marcha uno de los ms importantes en su historia, y para saber, en qu medida, FUCREA puede desarrollar an ms el potencial que tiene para hacerlo. Lo que sigue es una sntesis de la conversacin, donde Volont, adems, se anim a proyectar el futuro de la institucin y hasta a dejarle algn consejo a quien ser su sucesor.Proyecto con FoMin PerMitir una necesaria discusin interna en busca del FortaleciMiento institucionalen ForMa ParticiPatiVa y con consenso, Va siendo tieMPo Para Que Fucrea Pise Ms el aceleradorconociMientoVolont record con precisin cmo y en qu momento se fue acercando al Movimiento.Mi primera aproximacin a los grupos CREA fue una calcomana que Albertito Olaso tena pegada en su camioneta. Yo era amigo de uno de sus sobrinos y conoc a toda la familia Olaso Marn, que integraban el Grupo Tiatucura Salsipuedes, uno de los fundadores del Movimiento.Pocos aos despus, ya como alumno de Agronoma, fue logrando un mayor involucramiento.En 1992, estando en Facultad, fui a una reunin en la casa de Gerardo Uriarte, del CREA Jos Pedro Varela. Fuimos junto a dos estudiantes ms, porque ramos compaeros de Nicols, su hijo, y ya all trabajamos en algn subgrupo. A pOCAs sEMANAs dE dEjAR lA pREsIdENCIA dE lA INstItUCIN, El INg. AgR. ROMEO VOlONt BRAgA ACEpt El dEsAfO dE REfERIRsE A lO qUE hA sIdO sU gEstIN, ExplICANdO lO qUE sUpONE pERtENECER A lA COMIsIN dIRECtIVA dE fUCREA E INstANdO A lOs INtEgRANtEs dEl MOVIMIENtO A sUMARsE A lA ACtIVIdAd dE dIRIgENtE, pOR lO qUE sUpONE EN COMpROMIsO y EN sAtIsfACCIN.El encuentro fue en la sede de fUCREA, una fra maana de agosto, en un mbito de trabajo intenso en todas y en cada una de sus oficinas. Romeo, como lo llaman todos en la institucin, se presta a las preguntas y sus recuerdos y conceptos cubren un amplio espectro, que va de la adolescencia al futuro, de su primer contacto con la institucin hasta el camino que la misma debe recorrer en los prximos aos.............................................................................................................................................................................................................................................................8 / COMUNICACIN CREAEn mi caso ya estaba administrando algunas cosas en el establecimiento familiar, y as la inquietud y las expectativas de lo que era el Movimiento se fueron confirmando.Las circunstancias hicieron que, poco tiempo despus, los Volont Braga no solo se integraran a CREA, sino que fundaran su propio grupo.En 1997, cuando se vende el establecimiento propiedad de mi madre en sociedad con una ta, se decide comprar otro en la zona de Ansina. Y all, yo ya viva en Tacuaremb y conoca a otra gente de la vuelta, junto a otros vecinos, se hizo una primera reunin en Cadal (Cooperativa Agropecuaria de Ansina Ltda.). Tenamos firmado el campo pero no entregado -era julio y tomamos posesin en setiembre- y ah arrancamos con el CREA Ansina, ya conociendo un poco ms la interna del movimiento y el trabajo en grupo. La segunda reunin fue en nuestro campo.CREA Ansina, el grupo del presidente en una reciente reunin en el establecimiento CREA "la Coronilla".seduccin y coMProMisoAnte los nuevos desafos, hubo una necesidad de buscar apoyo en la experiencia de otros.En lo personal viva en Tacuaremb pero ir a ese nuevo campo fue como empezar de nuevo. Venamos de tener un campo criador, muy ovejero, en la Cuchilla de Haedo, pero ahora debamos asumir otro tipo de establecimiento, que tena tambo, represa para arroz En fin, que haba que manejar con diferente dinmica, que exiga ms. Yo tena 25 aos, y entend que era la oportunidad de sumarme a gente con experiencia, con conocimiento, que manejara nmeros, y todo eso para m fue importante. Desde el comienzo, para Volont, CREA y sus integrantes fueron importantes.Compramos ese campo con una deuda, era la forma que podamos hacerlo, por lo que los que venan por delante fueron aos complicados. Pero la familia no tena necesidad aPrendiZaJeDe la misma forma que a nivel de grupo, sinti que trabajar en la Federacin, ms concretamente en el Consejo, resultaba tambin algo trascendente en su aprendizaje.Para m fue muy positivo integrar el Consejo. Los mismos motivos que me llevaron a sumarme a CREA formando un grupo, tambin me llevaron a integrar el Consejo. Saber ms, estar en contacto con otros grupos, con el Movimiento, intercambiar no solo con diez o doce productores ms sino con todo el conjunto, fue muy placentero. Me integr el ltimo ao de la presidencia de Pedro Heguy, y estuve tres aos. Luego, ya bajo la presidencia de Mauricio Rodrguez continu y luego me propusieron renovar la presencia con la presidencia y acept, porque le tom mucho cario a la tarea, a seguir conociendo a otra gente, a otras realidades. Y hoy, ya transcurrido prcticamente el perodo, me sigue sorprendiendo la potencialidad que tiene FUCREA y que hay que continuar desarrollando. de hacer retiros, lo que ayud mucho, y las reuniones en La Querencia siempre fueron muy removedoras. Estaba en discusin cmo hacamos para seguir adelante con esa deuda, con esos aos difciles que se vinieron. Sin embargo la contencin, los consejos de los otros integrantes, y el apoyo que nos dio el asesor que an sigue estando, Juan Martn Berrutti, sin duda que en lo personal me aport mucho y me gener un compromiso con el Movimiento. Por eso cuando me propusieron integrar el Consejo, no lo dud................................................................................................................................. ................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 9................................................................................................................................ i n s t i t u c i o n a l10 / COMUNICACIN CREAla MisinLa escalera lgica de integrante de un grupo, llegar al Consejo y luego a su presidencia, como le aconteci tambin a sus antecesores, hizo que Romeo Volont navegara con timn firme en la conduccin de la institucin. Y as revel cules fueron los cometidos en los que estuvo trabajando todo este tiempo.FUCREA tiene una misin bien definida. Fue el fruto de un trabajo que se hizo en oportunidad del Encuentro de los 40 aos en San Rafael, con apoyo de Aacrea (Asociacin Argentina CREA), de definir aspectos estratgicos. Entonces se estableci una misin donde su cometido es brindar soporte a los grupos CREA, al relacionamiento de los productores y de los grupos con el medio, y generar mejores condiciones en las empresas y en los productores del movimiento para desarrollarse, no solo en lo tcnico, sino en lo humano, en la capacitacin, y en lo social.En aquel encuentro de Punta del Este tambin se definieron otras lneas estratgicas, vinculadas a la capacitacin, al aporte al medio, a seguir constituyendo la vanguardia tecnolgica y otras lneas de trabajo, como la consolidacin y el crecimiento institucional.Hay tareas de la gestin del movimiento, en cuanto a los recursos que se deben administrar, y todo lo que se puede hacer depende de los recursos con los que contamos. Despus de los momentos complicados del 2002, cuando se redujeron el staff y el nmero de grupos, la situacin nos oblig a ser extremadamente cautos. No sabamos lo que durara ese momento. Siempre pensamos primero en tener los recursos para ver luego qu hacamos con ellos. As, transitamos ese camino y ahora, de poco ms de veinte grupos a los que llegamos entonces, hoy estamos en cincuenta.suMar a Ms GenteVolont no es de los que se conforman con lo hecho, sino que est siempre proyectando. Por aquello de la potencialidad que tiene el movimiento y que mientras ms adentro se est, ms cosas se descubren, cree que todava quedan muchos deberes pendientes.Estamos contentos de que hemos tenido un crecimiento importante, pero creemos que podemos mejorar ms an. Si bien an hay mucha gente afuera de FUCREA que debera estar adentro, gente valiosa que podra aportarnos mucho, somos conscientes de que formar un grupo tiene sus exigencias: sumar por lo menos a seis u ocho personas en una zona, con intereses comunes, para que luego sumen a otros, y vayan creando grupos, es un trabajo arduo que no es sencillo. Es cierto que se formaron otros grupos. Pero consideramos que an tenemos que hacer ms acciones proactivas para conseguir ms grupos y fomentar, entre los existentes, que sumen a otros. Esa lnea de salir a captar grupos y en involucrar a los existentes a apadrinar a otros, se va dando en forma natural, pero muy lentamente. Tenemos que ver la forma de apurar este tipo de procesos. iMaGinar el FuturoEn parte explicando las tareas que habitualmente tiene el Consejo, y en parte repasando lo hecho durante su gestin, dijo que uno de los aspectos ms interesantes del trabajo es el de pensar en el futuro.Lo otro en lo que trabaja el Consejo Directivo es, como aconteci en el Encuentro de 2012 actividad trianual donde se hacen trabajos de taller, reuniones de consultas, etc., abordar muchos elementos para imaginarnos la FUCREA del 2015, a partir de las cosas que ya se han hecho y proyectando lo que an estn por concretarse. Pero tambin se piensa a ms aos, a cinco o a diez, a partir de consultas e intercambios sobre lo que todos esperamos para el movimiento. Es una tarea interesante, que despus permite ver hacia atrs y comparar lo que queramos hacer con lo que se hizo.Pero ser directivo de FUCREA asimismo contiene otras responsabilidades y deberes.Uno lo va entendiendo cuando empieza a trabajar en un Consejo y ve lo que hacen los directivos ms experimentados. Est la tarea de involucrar a los grupos existentes a apadrinar a otros, porque creo que en esa lnea estratgica de evolucin y crecimiento no se puede dejar de ser proactivos e incrementar las lneas de captacin. Otra tarea que insume pienso y esfuerzo es el de organizar los Encuentros trianuales, donde hay una gran tarea en el armado de talleres, en las consultas de intercambio, en lo que esperamos del movimiento en los prximos cinco, ocho o diez aos. Y estn todos los proyectos que se ponen en marcha, la dinmica y coordinacin de grupos, las reuniones de asesores, lo que se avanza con los FTPA de INIA con experiencias exitosas como los de Giprocar, de validacin tecnolgica en los ltimos 14 aos Son muchas tareas, grandes desafos, que despiertan el inters y obligan a un trabajo permanente.Y est tambin la tarea de representar a la institucin en diferentes mbitos. FUCREA es muy bien vista por el resto de la sociedad por prestigio, historia y por lo que representa. Hay empresas que se involucran apoyando nuestras propuestas y esa interrelacin tambin hay que llevarla adelante. Pero esa es tambin una tarea muy agradable.............................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 11Proyecto aMbiciosoAl hablar de los proyectos y de lo que supone ponerlos en prctica, Volont no pudo menos que contar lo que se ha venido haciendo en una de las ideas ms ambiciosas en las que se ha involucrado a FUCREA en su historia. Precisamente sobre proyectos, ahora estamos trabajando en uno que supuso mucho trabajo ponerlo en prctica, que dio lugar a una discusin interna muy enriquecedora, evaluando pros y contras durante mucho tiempo. Porque en cuatro aos implica una inversin de un milln ochocientos mil dlares, que para los fondos que maneja habitualmente FUCREA, an con un presupuesto aumentando en el orden de los 300 o 400 mil dlares en el ao, es muy importante.Y continu con su monlogo, explicando todos los detalles del mismo.Es un proyecto de conservacin del capital natural, enfocado en el negocio agrcola, y que tiene varios puntos de contacto con varias instituciones, as que hubo que definir cmo obtener su financiamiento. As que hubo que asumir riesgos, en el entendido de que podramos obtener parte del financiamiento con otros proyectos, como FTPA y con Renare (Recursos Naturales Renovables del MGAP), por ejemplo, pero sin la certeza de que nos los aprobaran. Entonces todo eso oblig a armar una ingeniera de precisin y varias articulaciones para poderlo viabilizar.FortaleciMiento institucionalSin esperar que se le preguntaran ms detalles, Volont los aport.El 60% del monto necesario ser financiado por Fomn, del BID. Es U$S 1,125 millones no reembolsables, mientras que el resto, U$S 675 mil, lo debe aportar FUCREA como contraparte. Pero el desafo es que el dinero no saliera de los grupos. Fomn, que habitualmente no invierte tanto en las instituciones, acept que el proyecto incluyera un componente fuerte de fortalecimiento institucional, y as, de los cuatro que lo conforman, el primero es precisamente el de fortalecimiento institucional. Ahora estamos en el proceso de llamado para empresas de asesora en ese componente, con el objetivo de generar un planeamiento estratgico participativo dentro del movimiento, para escucharlos a todos, no solo a los que van a los reuniones de presidentes o a los encuentros, sino para ver en qu vamos a trabajar, en cmo nos vamos a financiar y a manejar los recursos. Este proceso comenz en 2010/11, se firm en mayo de 2013 y an nos quedan cosas para instrumentar. Tenemos la esperanza de que el Consejo Directivo de FUCREA tenga buenas ideas para gestionarlo y llevarlo adelante................................................................................................................................. ................................................................................................................................ El Consejo directivo reunido junto a notables de fUCREA, integrantes de la Comisin de festejos por los 50 aos de la institucin.OjAl qUIEN tENgA lA pOsIBIlIdAd dE ACERCARsE A tRABAjAR EN lA dIRECtIVA dE fUCREA, qUE lO hAgA. Es CIERtO qUE sIEMpRE hAy OtRAs pRIORIdAdEs, qUE NUNCA hAy tIEMpO, pERO sON EsAs COsAs qUE UNO lAs pUEdE IR MANEjANdO dNdOlE sU tIEMpO A CAdA COsA. y EN lO pERsONAl, dA sAtIsfACCIONEs 12 / COMUNICACIN CREAFucrea da resPuestasPor un instante, el entrevistado debi pensar qu le dira a un productor CREA para acercarlo an ms a la institucin. Y su respuesta resume entusiasmo.Ojal quien tenga la posibilidad de acercarse a trabajar en la directiva de FUCREA, que lo haga. Es cierto que siempre hay otras prioridades, que nunca hay tiempo, pero son esas cosas que uno las puede ir manejando dndole su tiempo a cada cosa. Y en lo personal, da satisfacciones. Creo que el mensaje es ese, el de contagiar a la gente para que se involucre. Nadie lo hace por beneficio personal, pero lo termina dando. Si hacemos una FUCREA ms grande, si logramos que los desafos sean cada vez mayores para las empresas, la institucin nos dar respuestas en esos desafos. Hagamos los deberes, dmosle el tiempo para pensar, actuar y trabajar. A los productores siempre nos ha costado hacer esas cosas.lo Que Queda Por HacerA lo largo de la entrevista, Volont habl una y otra vez del potencial de FUCREA. Ms all de enumerar lo que se ha hecho y lo que est en marcha, fue dando a entender que la institucin puede y debe rendir ms. Y as lo explic.Entiendo que se ha hecho mucho y cosas importantes. Pero visto desde adentro del movimiento, de conocer su potencial y la riqueza de su gente, entiendo que es posible hacer muchas ms cosas. Pienso que el fortalecimiento institucional implcito en el proyecto que tenemos con Fomin nos dejar muy buenas lneas para proyectar el futuro. Hoy, por nuestro diseo de gobernanza institucional, damos muchas ventajas, porque somos productores que trabajamos honorariamente, con mayor o menor compromiso, con dedicacin parcial, que nos quita peso en algunos temas, en el rol que debe cumplir una direccin.Cuando se le solicit algn elemento ms concreto, no eludi continuar con el tema.Tal vez necesitemos un sistema de gestin ms puntual y con objetivos concretos, con metas definidas sobre cunto y cmo debemos crecer. Si uno no puso el pie en el acelerador fue porque queremos que esa accin surja, de manera participativa y consensuada, con la mayor parte del movimiento. Esperemos que Fomn nos de esas herramientas.Debemos aprovechar ms de experiencias como CarneCrea, un proyecto que arranc con muchas dudas porque no era lo que haca FUCREA, involucrarse en negocios comerciales, pero una dcada despus vemos que le da servicio a 200 productores, que le da valor a su produccin, que est pensando ahora en desarrollar la compra venta de ganado para el campo, y que FUCREA, por lo que es y por sus valores, le da un enorme potencial. Por eso creemos que lo que hay para hacer es mucho. No hay que tener miedo de poner en riesgo los 50 aos de FUCREA. Hay que tener claro s cules son los principios y las bases que nos sustentan y permiten ver hasta dnde ir y tomar el riesgo para subir un escaln. Y si vienen las difciles, estar mejor preparado para afrontarlas.El presidente junto al staff de fUCREA, gran respaldo a los logros y avance de la institucin.conseJo al Futuro PresidenteA poco tiempo de su relevo, Volont ya sabe lo que le dir a su sucesor, a modo de consejo.Que se apoye mucho en los integrantes del Consejo, que reparta tareas, que no asuma la carga de todo, que tome riesgos, que piense tambin que si bien hay una institucin detrs con un camino recorrido, vale la pena innovar en algunas cosas. El potencial de la institucin es enorme. Que le meta en todo lo que pueda, y que disfrute el rol. Hay responsabilidades, pero tambin hay cosas lindas, que dan satisfaccin. El balance es positivo............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................. i n s t i t u c i o n a lCOMUNICACIN CREA / 13................................................................................................................................ ............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................14 / COMUNICACIN CREAEn pocos aos, los uruguayos pasamos de pasar de tragos amargos a disfrutar de elxires impensados. De una agropecuaria abatida y casi sin salidas, se pas a algunos de los mejores aos en trminos productivos y econmicos. Pero hubo un costo. Volont seal que el Movimiento CREA tom muy buen aprendizaje de las experiencias vividas.En el momento ms difcil uno no estaba tan involucrado -hablo de las presidencias de Raquel Saravia, Marcelo Gigena y la inicial de Pedro Heguy- pero lo cierto es que la institucin trabaj mucho en lo que era su staff y en los consejos directivos de entonces, para enfrentar situaciones muy adversas. Eran aos en los que uno cuestionaba la cuota. En nuestro grupo lo hacamos y s que se haca en casi todos. Esa cuenta de cunto me cuesta y cunto recibo estaba siempre sobre la mesa. Hoy eso no pesa tanto, porque muchas veces una sola cosa que nos da FUCREA nos retribuye lo que nos cuesta.Siempre se dice que en la palabra crisis est tambin involucrado el trmino oportunidad, y el agro uruguayo cobr nuevo dinamismo a partir de la consolidacin de la forestacin y la llegada de una agricultura sustentada en nuevas bases.Hubo un crecimiento enorme de los grupos por lo que ha sido el negocio agrcola. En el 2000 apenas quedaban tres grupos Agrcolas Ganaderos, con un negocio que no era rentable, pero que con la soja y el paquete tecnolgico que trajeron los nuevos empresarios, dinamizaron la sectorial, crendose ms grupos, e incluso la apertura de un grupo exclusivamente agrcola, como lo es el CREA La Cuchilla. Actualmente dira que son pocos los ganaderos que no hacen agricultura. Hoy tenemos tambin cinco grupos de comercializacin, una variante de los habituales grupos pero con la misma base, con el intercambio de empresas pero involucradas en la comercializacin, especialmente de granos, que se pusieron en funcionamiento y se consolidaron. el da desPusSon muchos aos dedicados a FUCREA. Y hay un da despus, donde no habr obligaciones en el Consejo Directivo ni responsabilidades como presidente, sino volver a ser uno ms dentro del movimiento.Se va a extraar. Como todo, uno ansa que llegue ese da para balancear la vida personal, la familiar Uno con gusto le quita horas al trabajo y a la familia, pero la dinmica, los desafos que impone FUCREA son muy agradables y los vamos a extraar. Pero quedaremos a la orden para lo que se nos precise. Estar en una institucin como sta impone el trabajo grupal, en conjunto, de cinchar entre todos para que no sea tan pesado para unos pocos.Tambin hay un nuevo grupo en gestacin en Young y la posibilidad de seguir creciendo. Y tenemos nuevas lgicas en los grupos, porque muchos de ellos haban quedado disminuidos en el nmero de sus integrantes, con seis o con siete empresas, y hoy estn con 12, 13 o ms integrantes.A su criterio, en la ltima dcada y en base a las buenas perspectivas del sector se gener un dinamismo nico. Volont lo ve desde el punto de vista de la conveniencia de integrar o no el movimiento.Es un buen ejercicio cuestionarse cundo es ms conveniente integrar el movimiento. Si en los malos momentos, en las difciles, cuando ms se necesita de la ayuda, o cuando se est mejor desde todo punto de vista. Recuerdo reuniones de nuestro grupo, con el tema de la seca, de que nos juntbamos para ver que hacamos con el ganado, y no faltaba nadie. Hoy es diferente, y con el viento ms a favor, hasta cuesta sumar a la gente. Pero entiendo que se ha hecho un trabajo muy bueno de mostrar el movimiento hacia afuera, de compartir nuestros nmeros, de abrir las puertas a otros productores e instituciones.Los buenos nmeros tambin suponen viejas dudas. Porque por lo general se muestra y se reclama ms cuando la situacin es difcil, pero no siempre todos entienden conveniente mostrar resultados positivos.Una discusin que se dio en estos ltimos aos fue la de si debamos mostrar los nmeros de nuestra jornada de informacin econmica en los tiempos de bonanza, por aquello de que nos exponamos a la creacin de nuevos impuestos, de decisiones oficiales adversas para los intereses de los productores. Pero prim el criterio de que vivimos tiempos de informacin compartida, de que sera prcticamente imposible salvaguardar la informacin solo entre las 600 empresas del movimiento sin que hubiera filtraciones. Ese, entre otros argumentos, triunf para mostrar a una FUCREA ms abierta y eso tambin nos ha permitido sumar ms grupos y empresas al movimiento. Se han generado apoyos como el del FOMIN/BID, INIA a travs de los FPTA, el MGAP, FAO y muchas empresas que quieren apoyar el trabajo que hacemos en CREA, nos ven como una institucin que genera beneficios para todo el sector, y eso en definitiva nos beneficia a todos los integrantes de FUCREA. aos diFciles, aos de creciMiento................................................................................................................................ ................................................................................................................................5 / COMUNICACIN CREAcomunicacin crea / 518 / COMUNICACIN CREAsomos un grupo de productores, conformado hace muchos aos, que trabajamos con mtodos parecidos a los de Fucrea. Histricamente estuvo conformado por siete empresas, 100% ganaderas, con algunos haciendo algo de arroz y que, como ha pasado en los ltimos aos, algunos de sus integrantes incorporaron agricultura de secano, explic el tcnico agropecuario Martn Rowland, vocero del grupo.El mismo est conformado por establecimientos que estn ubicados en un radio de 60 kms. de Jos Pedro Varela, algunos en la ruta 14 entre la propia Varela y Lascano, y otros al sur, pero todos en Lavalleja.En lo personal ingres al grupo hace cinco aos, pero varios de sus integrantes ya venan trabajando juntos hace ms de dos dcadas, inform Rowland, explicando que en algunos casos se trata de propietarios, aunque tambin hay propietarios que suman rea con arrendamientos y en otros casos, como el suyo, son 100% arrendatarios. En lo personal hago invernada, pero otros integrantes hacen engorde a corral con Aupcin (Asociacin Uruguaya de Produccin de Carne Intensiva Natural) y agricultura, y otros ciclo completo. Y hay tambin un integrante que tiene cabaa, precis.El grupo Varela se conform a efectos de intercambiar experiencias productivas pero tambin para saber ms sobre lo que se haca en materia de gestin. Al cerrar nuestros ejercicios, se evaluaban y se comparaban con los dems del grupo, para ver qu haca bien o mal cada uno. No fue algo que se formara a la fuerza, sino que se trataba de un funcionamiento basado en la confianza, en el conocimiento que cada uno de sus integrantes tiene de los otros.Por la diversidad del tipo de empresa, los resultados de los ltimos aos han sido muy diferentes. Algunas cerraron con un 4,5% de rentabilidad y otras con el 2%, estando claro que los mejores nmeros los obtuvieron las carpetas de los agrcola/invernadores por sobre las de criadores y de los que hacen ciclo completo.Nos reunamos el ltimo mircoles de cada mes, en encuentros rotativos que no siempre atendan el calendario, para analizar, discutir e intercambiar experiencias. Pero no ms que eso. No haba ni ventas en conjunto ni compras grupales, seal Rowland.Vienen eMPleando Mtodos siMilares a los del MoViMiento desde Hace dos dcadas Productores aGruPados de Jos Pedro Varela eValan inteGrarse PlenaMente a FucreadEspUs dE VENIR EMplEANdO MEtOdOlOgAs AplICAdAs pOR El MOVIMIENtO CREA pERO sIN INtEgRARlO, UN CONjUNtO dE EMpREsARIOs MAyORMENtE gANAdEROs, AlgUNOs dE lOs CUAlEs hAN sUMAdO ARROz y Ms RECIENtEMENtE OtROs CUltIVOs AgRCOlAs, EstN tRANsItANdO pOR UN pEROdO dE pRUEBA dENtRO dE lA INstItUCIN, BAjO lA dENOMINACIN dE CREA VARElA.................................................................................................................................i n s t i t u c i o n a lQuien les propuso sumarse a CREA fue el tcnico que trabaja con el grupo hace ya un par de aos, el Ing. Agr. Ignacio Lzaro, un joven profesional vinculado al Movimiento a partir del relacionamiento que con el mismo tiene su padre, Miguel Lzaro.l fue el promotor, quien tir el desafo sobre la mesa. Dicha propuesta fue analizada y evaluada por el grupo, y en algunos casos se aprob con entusiasmo y en otros ms tmidamente, porque se tienen ms dudas sobre su conveniencia.El grupo Varela est cumpliendo con un perodo de prueba dentro de FUCREA. La idea es que nos aporte algo nuevo. Por ejemplo, contar con un tcnico actualizado, informacin de primer nivel en todos los rdenes y disponer de una base comparativa ms amplia, que no solo nos permita compararnos entre nosotros, sino con los resultados de otros grupos, coment Rowland. Despus que hagamos los cierres de carpeta, donde podamos evaluar lo que nos d con los que nosotros hacamos, vamos a tener elementos objetivos para tomar la decisin de si continuamos o no..................................................................................................................................................................................................................comunicacin crea / 5................................................................................................................................20 / COMUNICACIN CREA............................................................................................................................................................................................................................................................G e s t i nel movimiento CREA comparte cada ao sus nmeros de gestin con el resto de la sociedad. Su jornada de Informacin Econmica pone sobre la mesa los resultados de sus empresas para que todos los productores del pas puedan comparar y compararse con quienes tienen la constancia y la conviccin de registrar lo que hacen en sus establecimientos. Esa apuesta que forma parte de la esencia de ser un Productor CREA permite que hoy se manejen datos y experiencias sobre la actividad fsica y econmica con largo historial, ya no solo en la acumulacin de nmeros, sino tambin en la forma en que los mismos se sistematizan y se analizan por parte de los asesores tcnicos de los grupos, y de la propia FUCREA.Pero, de qu forma se registran esas acciones? Qu grado de dedicacin le ponen las empresas a la tarea? Cmo actan los asesores de cada grupo, de cada rubro? Cules son los elementos que priman en la tarea de cada uno de ellos para llevar adelante la gestin?Una rpida compulsa con asesores en los diferentes tipos de produccin permiti conocer la metodologa que se emplea en cada caso, as como el tipo de herramientas y acciones de trabajo que se emplean.asesores de todos los rubros exPlicaron cMo se trabaJa y en Qu ForMa se ManeJa cada GruPola Gestin y su encare en el MoViMiento creauna suMatoria de detallesEl Ing. Agr. Mario Fossatti adems de su rol como Coordinador lechero en FUCREA, es tambin asesor del Grupo CREA Conchillas. Dijo que en el rubro el fundamento es el de llevar registros econmicos en un ejercicio determinado para evaluar la gestin de las empresas, ver qu resultados tiene y detectar en dnde tiene que mejorar.Agreg que los resultados econmicos estn asociados a los que se tienen durante el ao en base a los recursos con que se cuenta, que implican gran parte de lo que hace en administracin, pasturas productivas, comportamiento del ganado, en conseguir buenos niveles productivos Hay que prestar atencin para tener costos reducidos o necesarios. A veces gastar ms, es necesario para tener mejores resultados, pero no gastar de ms, precis.MIRANdO Ms hACIA AdElANtE qUE lO qUE yA ACONtECI; REgIstRANdO, ORdENANdO y dIsCUtIENdO EN CONjUNtO lOs NMEROs y pROyECtANdO lAs sItUACIONEs qUE pUEdEN dARsE; y EstANdO A VECEs Ms tIEMpO fRENtE A UNA COMpUtAdORA qUE CON lOs pIEs EN lA tIERRA, lOs gRUpOs qUE INtEgRAN fUCREA tIENEN EN lAs ACtIVIdAdEs y hERRAMIENtAs dE gEstIN UN VEhCUlO IMpREsCINdIBlE pARA MEjORAR lA RENtABIlIdAd dE sUs EMpREsAs. UNA COMpUlsA CON AsEsOREs dE dIstINtOs RUBROs pROdUCtIVOs pERMItE ApRECIAR dE qU MANERA AplICA EN CAdA UNO dE EllOs.El grupo CREA salto durante su reunin de gestin, realizada a fines de agosto...................................................................................................................................................................................................................................... G e s t i nCOMUNICACIN CREA / 21Otro aspecto a considerar, segn seal Fossatti, es el de los incrementos de la productividad, tanto en el mediano y largo plazo, porque es ese aspecto lo que le dar mejores nmeros a sus carpetas. Y hablamos de productividad de ganado y de pasturas.Pero hay otras cosas que el empresario lechero debe hacer bien a lo largo de un ejercicio. Por ejemplo, la organizacin de su personal y de los recursos humanos de su empresa, que el trabajo sea eficaz y en forma constante. Y est en cmo maneje su rodeo, que las vacas tengan siempre buena alimentacin, que produzcan en consecuencia a la alimentacin que se les dispensa, que estn en adecuadas condiciones de confort en cuanto a descanso y sombra, y que la caminera sea la adecuada. Tambin hay que considerar el buen estado de la sala de ordee y de la maquinaria, y que la planificacin y manejo de los pastoreos sean los ms convenientes.La gestin en una empresa lechera es una sumatoria de detalles, economa de gestin y alta produccin, ordeo, maquinaria, una serie de factores, manejo de pastoreo adecuado, dijo.Llevar esos registros puede ser ms sencillo para aquellas empresas de tipo familiar, donde son sus propietarios, con la ayuda de algn empleado, estn en cada detalle del proceso productivo, mientras que la empresa de mayor porte, con mayora de gente contratada, debe realizar gestin de organizacin, control y motivacin. En definitiva, ejercer liderazgo. En ambos casos, la gestin es clave.Fossatti seal que esa gestin de nada servira si esos nmeros, si lo que se hace, no se puede comparar con los que hacen otros. Los productores deben aprender unos de otros, en el acierto o en el error. Contar con informacin objetiva permite hacer comparaciones ms reales. Y de esa forma se entra en un crculo de mejora continua, porque eso tan simple que supone que orde tantas vacas y consegu tantos litros, ayuda a que se sepa si estamos transitando por un buen camino o no.Las reuniones grupales y las de FUCREA, con presentacin de los resultados, tienen que ver con el xito o el fracaso de una empresa. Porque es cuando se pueden evaluar cinco o seis grandes cosas que permiten pasar raya para ver si lo estamos haciendo bien, ms o menos o mal. Son los encuentros que permiten detectar los puntos clave para mantenerlos, mejorarlos o cambiarlos.Asimismo la gestin permite fijar objetivos. Con un diagnstico, s lo que se puede hacer. Y as se va trabajando a lo largo del ao para mantener el desafo y terminar cerrando el crculo. Al fin del ejercicio se analiza lo acontecido y se toman decisiones, coment.Buena parte de las empresas lecheras de FUCREA utiliza un programa de gestin llamado Enteragro, basado en un programa del movimiento que una empresa mejor y permite llevar todos los registros fsicos as como la contabilidad de la empresa. Algunas otras, ms pequeas, llevan registros en planilla electrnica o, en algunos casos, lo hacen manualmente.Los productores del sector saben que en los registros de lo que hace est la clave de su empresa. Y en las comparaciones con sus colegas encuentra argumentos para saber si lo que est haciendo da resultados positivos. En esas reuniones, adems, hay un tema que va ms all de los registros pero que tambin tiene que ver con sus ingresos, y es lo que le paga cada planta por su leche. La comparacin, en este caso, no falta nunca. No hay reunin de grupo donde no se hable del precio que recibe cada uno, seal Fossatti......................................................................................................Mario fossatti22 / COMUNICACIN CREAMenos barro y Ms coMPutadoraCsar Mosca es asesor del Grupo CREA 54, un grupo agrcola-ganadero con productores que cada vez se suman ms el rubro lechero a sus empresas. Ms all de la dinmica de juntarnos una vez por mes en el predio de uno de los integrantes del grupo, dedico quince jornadas al ao a visitar personalmente a alguna de las empresas, donde realizo un informe, se ven los resultados que se comparan con los anteriores y se proyectan los que estn transcurriendo, seal.Mosca inform que hay empresas que requieren mi labor haciendo hincapi ms en el apoyo a la gestin, y otros que pretenden un mayor componente tcnico. Es que las empresas tienen todas su propio asesor agrcola y por eso las demandas son diferentes.En el trabajo con cada empresa, una vez que se cierra el ejercicio, ms all del balance, se proyecta todo el ejercicio de nuevo. Lo hacemos a travs de un sistema donde se proyecta agronmicamente todo, desde costos hasta ingresos, y eso nos da el resultado econmico y financiero, y hasta el flujo de caja. Luego, cada mes, vamos repasando cmo viene todo, y nos sentamos para analizar los nmeros, para ver si viene todo bien o si hay que dar un golpe de timn, explic.En ese sentido, dijo que hay que mirar para adelante un ejercicio y tomar decisiones para cerrar lo planificado. FUCREA nos provee de un sistema integrado de gestin agropecuaria, llamado SIGA, que es una herramienta que permite planificar y, a medida que se da la realidad, va matando la proyeccin. Lo que queda es la realidad, que le pasa por encima a la proyeccin.En cuanto a lo grupal, en la reunin de agosto se analiza la gestin de lo transcurrido. Y en la de febrero o marzo, se hace la de planificacin, donde cada empresa expone lo que har, lo que se pone a consideracin de todo el grupo. A veces aplicamos herramientas informticas y en otras la dinmica grupal para evaluar la informacin de las empresas, tanto la proyectada como lo que est ocurriendo en la realidad. Y en algunas reuniones de planificacin, empleamos anlisis de riesgo a efectos de ver qu tipo de sistema de produccin hay que utilizar. Se trata de un programa que se acopla al Excel y permite analizar precios de soja y rendimiento, y calcula la curva de distribucin normal. Por ejemplo, si el rendimiento futuro de la soja puede ser de 2.500 kilos, lo multiplicamos por 450 dlares, y as proyecta una curva normal de rendimientos y una curva normal de precios, para ver qu conviene hacer.Ese tipo de ejercicio permite saber, por ejemplo, qu valor de renta se puede pagar por un arrendamiento.Mosca cree que, por diferentes circunstancias, como que cada vez nos alejamos ms de la agronoma, del barro, para acercarnos a las computadoras. Pero est claro que nuestro rol como asesores CREA es el tener que pensar en todos los vasos comunicantes de la empresa, de la gestin de todos los recursos. Y pensar mucho en la planificacin. Uno no valora la importancia que tiene hacerlo hasta que conoce empresas que no saben sus nmeros.............................................................................................................................................................................................................................................................Csar MoscaEst ClARO qUE NUEstRO ROl COMO AsEsOREs CREA Es El tENER qUE pENsAR EN tOdOs lOs VAsOs COMUNICANtEs dE lA EMpREsA, dE lA gEstIN dE tOdOs lOs RECURsOs. y pENsAR MUChO EN lA plANIfICACIN. UNO NO VAlORA lA IMpORtANCIA qUE tIENE hACERlO hAstA qUE CONOCE EMpREsAs qUE NO sABEN sUs NMEROs......................................................................................................comunicacin crea / 5................................................................................................................................ ................................................................................................................................913Nstor Merinouna HerraMienta de anlisisEl Ing. Agr. Msc. Nstor Merino, asesor del Grupo CREA Viticultores Ing. Agr. Julio O. Borsani e integra la Comisin de Asesores Granjeros del Movimiento, explic que el grupo destina una jornada especial de actividad para el tema de gestin que se realiza todos los aos en la primera quincena de agosto. Se trata de 12 empresas que tienen viedos en Canelones, San Jos, Montevideo, Maldonado, Colonia y Durazno. Cada empresa realiza el proceso de la informacin en base a una codificacin en comn de tareas e tem de costos, dijo con respecto al registro de datos que se realiza, en tanto que la frecuencia de las reuniones del grupo es de una vez cada tres semanas, aproximadamente, no habiendo actividad en enero, ni tampoco en febrero y marzo, por la vendimia.Asimismo dijo que para la jornada de gestin, el asesor recibe, en los das previos, la informacin suministrada por las empresas y las procesa, generando costos promedio del grupo y diferentes indicadores de evolucin con respecto a aos anteriores.En cada reunin de las empresas, en el informe se vuelve a volcar la informacin de la empresa en cuestin, presentndose en varios casos con un nivel de apertura y anlisis superior, explic, sealando que no se utilizan programas especficos de gestin, aunque alguna empresa s las utiliza a la interna. Solo se efecta un procesamiento a nivel de planillas Excel, explic.Merino consider que los datos de gestin son cada vez ms importantes como herramienta de anlisis y de aporte a la empresa de los compaeros de grupo. Pero tambin para el asesor, en particular en el perodo de algunos aos de falta de rentabilidad como los que est atravesando el sector vitivincola.Para varias de las empresas ha sido una herramienta clave por lo tanto en el proceso de ajuste y optimizacin de costos de produccin, asever.Tambin dijo que, en esencia, los mtodos no han cambiado. Slo se le han ido agregando indicadores de anlisis.24 / COMUNICACIN CREAHay Que leer el FuturoEn todos los casos las reuniones son mensuales, con una de gestin anual al igual que el resto del movimiento. En el caso del CREA Ganaderos de Florida, es un grupo que tiene la rutina de encarar un viaje por ao y es as que se han recorrido lugares como Mato Grosso, Chaco paraguayo y este ao se visit el CREA Caada Luque-Sitn, en Crdoba, respondi el Ing. Agr. Diego Varalla cuando se lo consult sobre la metodologa en materia de reuniones grupalesAsesor de dicho grupo -que es agrcola-ganadero-, Varalla tambin lo es de los llamados Sarand Grande y Serrano, ambos de la sectorial ganadera, y sus respuestas para esta entrevista fueron haciendo referencia al primero.La gestin la estamos encarando con un enfoque fuerte de proyeccin de cada una de las empresas, que realizan los propios empresarios con sus equipos tcnicos, y en menor medida el anlisis de la gestin pasada, la cual se utiliza como herramienta para medir las proyecciones del ao anterior y entender los desvos correspondientes, explic.Asimismo dijo que se analiza el marco en el cual se desarroll el ejercicio y se evala cmo se posicionan los negocios ganaderos y agrcolas en los escenarios de precios y marco pas que se van discutiendo mes a mes en cada una de las reuniones.Sobre la metodologa empleada, inform que en trminos generales, los empresarios ya entregan sus carpetas cerradas, considerando los criterios que dispone el movimiento en cuanto a formas de clculo y precios de cierre. Luego que las recibo, hago un chequeo de rutina y cuando tenemos la certeza que todo est correcto comenzamos con los anlisis correspondientes. En general, el anlisis de las carpetas permite obtener el estado de resultados, los mrgenes brutos de todos los rubros (Ganadera intensiva, ganadera extensiva, agricultura, forestacin, etc.) y tambin realizar anlisis de rentabilidad por rubro. Explic que en el da de la reunin de gestin se manejan dos grandes bloques. Uno es el anlisis del cierre de las carpetas enmarcadas en lo que fueron las relaciones de precios del ejercicio, con una duracin mxima de dos horas. El otro bloque, que puede llevar el resto del da, es el que se dedica a que cada empresa presente sus proyecciones y los desafos de negocios que tienen para el ejercicio siguiente, finalizando con una presentacin del tcnico asesor sobre cmo estamos viendo los negocios y el escenario para el futuro.En relacin al tipo de herramientas que utiliza, seal que se emplea el Siga Sistema Integrado de Gestin Agropecuaria para la gestin en la mayora de las empresas, aunque otras utilizan planillas elaboradas por ellos mismos que cumplen con los requisitos mnimos para el cierre con igual criterio de aquellos que usan el Siga. Adems utilizamos planillas elaboradas para el anlisis del margen bruto y rentabilidad de los cultivos. Tambin se utilizan programas estadsticos como el Minitab y herramientas como el @Risk para todo lo que son sensibilidades y proyecciones, estableci.La aplicacin de dichos mecanismos, dijo Varalla, me han permitido encarar el ao siguiente con las principales variables que afectan o afectarn a cada una de las empresas de manera mucho ms clara y, en consecuencia, tener mejores reuniones mensuales. Tratamos, con las proyecciones, que no nos tome desprevenidos y evitamos algunas sorpresas. Por ejemplo, en agosto de 2013, con las sensibilidades realizadas en base a los escenarios que planteaban los empresarios, ya habamos proyectado la prdida en el ingreso de capital para este ao que hemos cerrado.Tambin seal que antiguamente se analizaba muchsimo el ejercicio que se cerraba, el post mortem y eso, con el tiempo, se est cambiando porque con la velocidad que transcurre la informacin en estos tiempos, tenemos que estar lo ms adelantados posibles. Tenemos que darle al empresario la posibilidad de leer el futuro aplicado en su empresa, lo cual no es sencillo, pero al tener la mirada de 11 o 13 pares y con la informacin que genera FUCREA, es el mejor mbito para realizarlo. diego Varalla............................................................................................................................................................................................................................................................EN AgOstO dE 2013, CON lAs sENsIBIlIdAdEs REAlIzAdAs EN BAsE A lOs EsCENARIOs qUE plANtEABAN lOs EMpREsARIOs, yA hABAMOs pROyECtAdO lA pRdIdA EN El INgREsO dE CApItAl pARA EstE AO qUE hEMOs CERRAdO.....................................................................................................COMUNICACIN CREA / 25................................................................................................................................ G e s t i nAGENDA CREAcoMPartiMos las PrxiMas actiVidades Ms iMPortantes de la intensa aGenda institucional:talleres de Gestin creaUn espacio de reflexin nico, para discutir los resultados de gestin, en el marco de talleres que permitirn el dilogo y el anlisis a fondo, para contribuir en el diseo de las estrategias de las Empresas CREA para el prximo perodo...Otros espacios ms que importantes:20 de octubre: Asamblea de Presidentes CREA / Elecciones de nuevo Presidente y parte del Consejo Directivo de FUCREA.7 de noviembre: 32 Jornada de inForMacin econMica crea,Sala de Conferencias del LATU, Montevideo.sectorial Ganadera9 de octubre: Grupos CREA de zonas de Basalto.24 de octubre: Grupos CREA del Centro, Este y Noreste. Sede de FUCREA, Montevideo.Ms prximos a las fechas, desde FUCREA se enviar comunicados con ms informacin sobre el lugar, agenda y caractersticas de organizacin de cada Taller.t eres Parte, te esPeraMos Para continuar creciendo Juntos..........................................................................................................................................................................................................sectorial aGrcola Ganadera17 de octubre: Talleres de Gestin de Grupos Agrcolas Ganaderos y recorrida de Cultivos de Invierno. Mercedes.sectorial lecHera15 de octubre: Talleres de Gestin de Grupos Lecheros.26 / COMUNICACIN CREA1 Colocar el artculo como Nota de inters, como comodn entre las sectoriales. LEY 19.196, RESPONABILIDAD PENAL DEL EMPLEADOR (promulgada por el Poder Ejecutivo el 01.04.14). QU DEBEMOS HACER A NIVEL DE EMPRESAS RURALES?. ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE EL TEMA (Colocar logo)El objetivo del presente trabajo es realizar un sencillo anlisis de la nueva norma jurdica, para culminar con algunas sugerencias a los empresarios del medio rural. Esta Ley est compuesta por tres artculos: en el primero se crea un delito de peligro; el segundo modifica el art. 7 de la Ley No. 16.074 (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales); y el tercero modifica el art. 83 del Cdigo del Proceso Penal. El Artculo 1 establece que El empleador, o en su caso, quien ejerciendo efectivamente en su nombre el poder de direccin en la empresa, no adoptaren los medios de resguardo y seguridad laboral previstos en la ley y su reglamentacin, de forma que pongan en peligro grave y concreto la vida, la salud o la integridad fsica del trabajador, sern castigados con tres a veinticuatro meses de prisin La Ley crea un delito de peligro, no se requiere que el dao se llegue a producir efectivamente, es decir, no se requiere, por ejemplo, que el accidente se llegue efectivamente a producir. Se configura el delito desde el momento que el empleador este en omisin en el cumplimiento de alguna norma de seguridad y ello ponga en peligro grave y concreto la salud, la vida o la integridad fsica del trabajador. El ..................................................................................................................................................................................................................lEy 19.196, REspONABIlIdAd pENAl dEl EMplEAdOR (pROMUlgAdA pOR El pOdER EjECUtIVO El 01.04.14).................................................................................................................................n o ta d e i n t e r sQu debeMos Hacer a niVel de eMPresas rurales?.alGunas consideraciones sobre el teMaesta Ley est compuesta por tres artculos: en el primero se crea un delito de peligro; el segundo modifica el art. 7 de la Ley No. 16.074 (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales); y el tercero modifica el art. 83 del Cdigo del Proceso Penal. El Artculo 1 establece que El empleador, o en su caso, quien ejerciendo efectivamente en su nombre el poder de direccin en la empresa, no adoptaren los medios de resguardo y seguridad laboral previstos en la ley y su reglamentacin, de forma que pongan en peligro grave y concreto la vida, la salud o la integridad fsica del trabajador, sern castigados con tres a veinticuatro meses de prisinLa Ley crea un delito de peligro, no se requiere que el dao se llegue a producir efectivamente, es decir, no se requiere, por ejemplo, que el accidente se llegue efectivamente a producir. Se configura el delito desde el momento que el empleador este en omisin en el cumplimiento de alguna norma de seguridad y ello ponga en peligro grave y concreto la salud, la vida o la integridad fsica del trabajador. El empleador debe demostrar que hizo todo El OBjEtIVO dEl pREsENtE tRABAjO Es REAlIzAR UN sENCIllO ANlIsIs dE lA NUEVA NORMA jURdICA, pARA CUlMINAR CON AlgUNAs sUgERENCIAs A lOs EMpREsARIOs dEl MEdIO RURAl. lo razonablemente posible para cumplir con las normas de seguridad. Las normas bsicas que debemos tener en cuenta en las empresas rurales, con excepcin de aquellas que pertenecen especficamente al sector forestal, son los Decretos 321/09, 291/07, 307/07 y 216/012, sin perjuicio de otras disposiciones complementarias a las mencionadas. Debemos tener en cuenta tambin aquellas disposiciones que surgen de convenios colectivos, ya sea a nivel de rama de actividad o por empresas. El objetivo de la legislacin referida (no la Penal que estamos analizando) es, entre otros, prevenir los accidentes de trabajo y enfermedades contradas a consecuencia o en ocasin del trabajo, mediante el control de los riesgos inherentes a las condiciones y medio ambiente de trabajo. Representantes del Estudio fAlChEttI, IRUREtA gOyENA & MAldONAdO, realizando la charla sobre la nueva ley, en el marco de la Asamblea de presidentes de Otoo.................................................................................................................................Compete a la Inspeccin General del Trabajo el control de la efectiva aplicacin de la legislacin vigente. Como mencionbamos en prrafos anteriores, el empleador debe cumplir con las medidas de seguridad dispuestas por la reglamentacin. Ello comprende (decreto 321/09): Identificar, evaluar, y eliminar y/o minimizar los factores de riesgos existentes en su establecimiento. Cada establecimiento tiene sus propios riesgos; ello puede estar directamente vinculado al giro de la empresa (ganadera, tambos, agricultura de secano, arroz, granja, etc.), a la forma de organizacin del trabajo, a la tecnologa que se ha ido incorporando al establecimiento, si dentro de la ganadera realizo solamente cra o ciclo completo, en el caso de la agricultura, depender si el productor la realiza directamente o a travs de los contratos de servicios que realice para llevar adelante la explotacin, en el caso de tambos si adems realiza agricultura y/o ganadera, etc. Priorizar la prevencin de accidentes y enfermedades contradas a consecuencia o en ocasin del trabajo, a partir del control del riesgo en la fuente. Es decir, se debe tratar de minimizar el riesgo aplicando medidas, en primer lugar, sobre la fuente que genera el mismo. No se estara cumpliendo con la norma si, por ejemplo, el trabajador dispone de todos los elementos de proteccin personal para la aplicacin de un fungicida, pero el uso de este no es autorizado por la autoridad competente. Elaborar y llevar a cabo un programa de prevencin de accidentes y enfermedades contradas a consecuencia o en ocasin del trabajo. A partir de la identificacin de los riesgos, es posible la elaboracin de un programa de prevencin, as como determinar las medidas que son necesarias en cada empresa en particular. Instrumentar las acciones necesarias para que la prevencin de riesgos laborales sea una actividad integrada a las tareas que cada trabajador desarrolle en la empresa. Muchas veces los riesgos estn en la forma de realizar determinadas tareas, y como nunca deriv en un accidente, se contina hacindolo as. Por ello, la medida a adoptar puede consistir en un cambio en la forma de realizar este trabajo, por ejemplo, de qu forma trabajar con una oveja de determinado tamao y peso en la esquila, o como manipular un animal al momento de la castracin. Informar y capacitar a los trabajadores acerca de los riesgos relacionados con las tareas que desarrollan en el establecimiento y su forma de prevencin. Este es uno de los aspectos fundamentales, el empleador debe capacitar al trabajador sobre la actividad a desarrollar si la ignora; y adems informar y capacitarlo sobre los riesgos y su forma de prevencin. No se est cumpliendo con la norma si suministro elementos de proteccin, o la maquinara de ltima tecnologa, pero no capacito al trabajador en su uso o en los riesgos que implica la actividad a desarrollar. Proveer, sin costo alguno, los equipos de proteccin personal, herramientas, maquinaria y otros elementos de trabajo adecuados para la actividad especfica a desempear, a los trabajadores que se encuentren realizando tareas en su establecimiento. El trabajador tiene la obligacin de usarlos adecuadamente, no dndole otro destino fuera de aquel para el cual fueron asignados, y debe reponerlos en caso de deterioro o extravo intencionales. Suspender cualquier actividad que comporte un riesgo inminente y grave para la integridad fsica del trabajador. Facilitar la realizacin de exmenes de salud especficos vinculados a los riesgos de trabajo a los trabajadores del establecimiento dentro del horario de trabajo. Por su parte, el trabajador debe cumplir las medidas de seguridad y salud dispuestas en la normativa vigente, y deber colaborar con el empleador en todos los aspectos relativos a la aplicacin de esas medidas. Deber, adems, cumplir con todas aquellas directrices vinculadas a aspectos mencionados, o sea: capacitacin; modificacin de formas de trabajo; uso de elementos de proteccin personal; uso adecuado de maquinaria y herramientas; realizacin de los exmenes mdicos que el empleador le requiera, etc. En caso de incumplimiento por parte del trabajador de las obligaciones que derivan del contrato de trabajado, entre ellas las relacionadas con la seguridad y la salud en los lugares de trabajo, el empleador debe ejercer la potestad disciplinaria. El empleador, el productor rural en este caso, debe demostrar que hizo todo lo posible para aplicar las normas de seguridad en la empresa. Ello implica identificar, evaluar y adoptar las medidas de seguridad por cada establecimiento, capacitar a su personal y, en caso de que este incumpla, aplicar sanciones disciplinarias. No hay una norma en nuestra legislacin que me indique como aplicar las sanciones, pero existen ciertos criterios que provienen de elaboraciones doctrinarias y decisiones de los jueces laborales. En el sector rural, el decreto 321/09 contiene normas que expresamente habilitan al empleador a ejercer dicha potestad a travs de la aplicacin de sanciones. ................................................................................................................................ n o ta d e i n t e r s.....................................................................................................COMUNICACIN CREA / 2728 / COMUNICACIN CREAasPectos a tener en cuenta al aPlicar sanciones: Se debe respetar la dignidad del trabajador. La sancin debe ser inmediata a la falta cometida, debe guardar proporcionalidad con la gravedad de la falta cometida, el fin debe ser preservar la disciplina y prevencin de accidentes dentro de la empresa, se debe notificar por escrito y permitir al trabajador argumentar en su defensa. Los tipos de sanciones a aplicar pueden ir entre apercibimiento verbal o escrito, amonestacin, suspensiones sin goce de sueldo hasta un mximo de 15 das, despido por notoria mala conducta. Todo depender de la gravedad de la falta cometida por el trabajador.Otro aspecto que surge mencionar al dar lectura a la nueva ley, es determinar quien ejerce efectivamente el poder de direccin en la empresa, o quien lo realiza en nombre del empleador. Es decir, habra que analizar: quien tiene la autoridad de decidir que las normas de seguridad se cumplan; quien decide si se dan o no los implementos de seguridad a los trabajadores; si se imparte la capacitacin; quien es el que ejerce el control directo del trabajador en su actividad; quien puede ejercer la potestad disciplinaria; etc. Sin dudas, la respuesta va a depender de cada caso en particular, de la forma de organizacin de cada empresa, si ella cuenta con un administrador, con capataces, gerentes en gestin de recursos humanos, o el que est al frente es directamente el productor. Se debe ser cuidadoso tambin a la hora de contratar servicios. Consultar sobre todos estos aspectos a un profesional para saber como proceder con la empresa que ingresa a realizar determinado trabajo a nuestro establecimiento. Las situaciones que pueden requerir la tercerizacin son innumerables, y exceden los lmites impuestos a estas lneas. No vamos a profundizar en estos aspectos ya que las situaciones que deberamos tener en cuenta para abarcar en forma completa el tema son muchas y, contemplando solo alguna de ellas, podemos inducir a nuestros lectores en algn error. en sntesis: Hoy est vigente un delito de peligro que apunta a responsabilizar penalmente al empleador por el incumplimiento de normas de seguridad y salud que ponga en peligro grave y concreto la vida, la integridad fsica o salud de los trabajadores. El empleador debe cumplir con la legislacin vigente en esta materia. Ello implica conocer dicha legislacin, aplicarla en forma correcta y registrar dicha aplicacin a travs de la redaccin de documentos, etc. para poder probarla llegado el caso. Para ello debe contar con el asesoramiento tcnico adecuado, lo que involucra la intervencin de tcnicos prevencioncitas y asesores legales en materia laboral. El empleador debe informar y capacitar a los trabajadores en el desarrollo de las tareas a ejercer y de los riesgos en las tareas que realizan. Debe demostrar que hizo todo lo posible por hacer cumplir las normas de seguridad por su parte y por sus trabajadores. Ello implica que, ante la omisin de los trabajadores en el cumplimiento, el empleador tiene la potestad de aplicar medidas disciplinarias. En la actualidad las empresas agropecuarias no solamente deben contar con tcnicos referentes en medicina veterinaria, agronoma y aspectos tributarios, sino que tambin deben contar con el asesoramiento de tcnicos en materia laboral. Ello repercutir positivamente en la organizacin del trabajo, en que este se realice en condiciones de seguridad y salud adecuadas, y en mejoramiento de la productividad.La norma tambin introduce importantes modificaciones referidos a la cobertura del Banco de Seguros del Estado, que abordaremos en una prxima colaboracin.................................................................................................................................................................................................................................................................comunicacin crea / 5................................................................................................................................ n o ta d e i n t e r s30 / COMUNICACIN CREA............................................................................................................................................................................................................................................................G r u P o s d e c o M e r c i a l i Z a c i nesto determina que la zafra 2014/15 no haya tenido un inicio promisorio, al menos en lo que refiere a precios de commodities, factor que como veremos ms adelante compromete los mrgenes de los cultivos y plantea un importante punto de atencin en los modelos de negocios actuales al momento de presupuestar el ao agrcola.Sumado a la excelente zafra sojera, la produccin de maz estadounidense tambin ser muy buena, generando an ms presin bajista en los granos forrajeros. El estado de los cultivos de soja y maz se confirm que contina excelente, considerablemente superior a aos anteriores y consolidando as las alentadoras proyecciones productivas que permitirn mejorar los stocks considerablemente. ZaFra coMPleJaMoMento de aFinar la estrateGia coMercialEscribe:Ing. Agr. Rodrigo saldasCoordinador de los grupos de Comercializacin.comercializacion@fucrea.orglA sItUACIN dEl MERCAdO INtERNACIONAl MARCA El EsCENARIO EN lA EVOlUCIN dE lOs pRECIOs dE lOs gRANOs. lA CONsOlIdACIN dE UNA zAfRA RCORd dE sOjA EN EstAdOs UNIdOs y UNA EstIMACIN CRECIENtE dEl REA pARA AMRICA dEl sUR, fUERON fACtOREs Ms qUE sUfICIENtEs pARA hACER CAER lOs pRECIOs dE fORMA MARCAdA EN lOs ltIMOs MEsEs. El trigo, a pesar de tener en Uruguay una formacin del precio influenciada localmente, no encuentra salida a Brasil dado que los negocios siguen sin aparecer. Brasil ha asumido un marcado perfil importador de trigo estadounidense, lo que complica an ms los negocios locales. Si bien no fue aceptado el pedido de prrroga de exoneracin del arancel externo comn del Mercosur, la situacin argentina y su poca claridad en la apertura de saldos exportables puede complicar nuevamente el panorama.Una muestra de esta calma del mercado es que a pesar de que ya est avanzado el ciclo del trigo an no existen referencias para el cereal a cosechar, algo que usualmente comenzaba a mostrarse en las primeras semanas de agosto.En cuanto a Brasil como importador triguero, las modificaciones de su accionar han sido muy evidentes en los ltimos dos aos. En el 2013, prcticamente la mitad del trigo lo import de Estados Unidos, algo que se mantiene este ao. El grfico a continuacin muestra los orgenes del trigo comprado por Brasil del 2007 a junio de 2014......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... G r u P o s d e c o M e r c i a l i Z a c i nFuente: Adaptado de Urunet Los aos anteriores, con buenos resultados econmicos y precios al alza, presionaron para que varios aspectos de la estructura de costos aun no corrijan, siguiendo la baja de precios que se observan en esta zafra. Es por esto que los arrendamientos que se analizan en los grupos no slo no bajaron, sino que algunos se incrementaron en kilos de soja por hectrea, ante una demanda que an sostiene este aumento. En lneas generales, la estructura de costos directos se mantiene relativamente estable de una zafra a la otra, lo que perjudica el resultado econmico si se considera un descenso cercano al 20% en los precios internacionales de la oleaginosa. Al analizar los presupuestos actuales y sus mrgenes, se observa que en condiciones promedio de costo de arrendamiento y con los precios actuales, el margen que se obtiene est lejos de ser atractivo, muchas veces cercano al cero o incluso negativo. Dada la actual coyuntura internacional del precio de la soja y la falta de referencias regionales para el precio del trigo, son muy escasos los negocios que se dan en el mercado local y los productores an esperan una mejora de precios, algo que al analizar la oferta y demanda del mercado internacional, no parece como el escenario ms probable. Algunos negocios se han generado en el mercado local, principalmente con la compra de prima, la cual si bien se ubica en valores histricamente atractivos, no genera piso de precios y compromete la venta de fsico. Otras herramientas como el uso de opciones no parecen tampoco muy alentadoras, con costos que por el momento son elevados y que aseguran niveles de precios que dejan al negocio mal posicionado. Al observar lo que sucedi en los cuatro grupos de comercializacin con datos cerrados de dos campaas, los resultados muestran un importante deterioro de los mrgenes. El promedio muestra que son negativos los mrgenes de soja y de trigo-soja, los costos directos prcticamente no se modificaron y el arrendamiento se elev levemente en kilos totales pero cay casi 20% en costo debido al descenso de los precios ya mencionado. 0204060801001202007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 (ajunio)% Importaciones de trigo de Brasil segn orgen PARAGUAYCANADAURUGUAYESTADOS UNIDOSARGENTINALos aos anteriores, con buenos resultados econmicos y precios al alza, presionaron para que varios aspectos de la estructura de costos aun no corrijan, siguiendo la baja de precios que se observan en esta zafra. Es por esto que los arrendamientos que se analizan en los grupos no slo no bajaron, sino que algunos se incrementaron en kilos de soja por hectrea, ante una demanda que an sostiene este aumento. En lneas generales, la estructura de costos directos se mantiene relativamente estable de una zafra a la otra, lo que perjudica el resultado econmico si se considera un descenso cercano al 20% en los precios internacionales de la oleaginosa.Al analizar los presupuestos actuales y sus mrgenes, se observa que en condiciones promedio de costo de arrendamiento y con los precios actuales, el margen que se obtiene est lejos de ser atractivo, muchas veces cercano al cero o incluso negativo. Dada la actual coyuntura internacional del precio de la soja y la falta de referencias regionales para el precio del trigo, son muy escasos los negocios que se dan en el mercado local y los productores an esperan una mejora de precios, algo que al analizar la oferta y demanda del mercado internacional, no parece como el escenario ms probable. Algunos negocios se han generado en el mercado local, principalmente con la compra de prima, la cual si bien se ubica en valores histricamente atractivos, no genera piso de precios y compromete la venta de fsico. El contexto internacional parece dejar poco espacio para noticias alcistas, al menos a corto plazo, lo que hoy compromete los presupuestos de soja y no permite encontrar buenas oportunidades para negocios con trigo. En esta situacin es que se plantea como gran desafo lograr buenos rendimientos y disear estrategias que permitan mejorar el modelo de negocio de cara al futuro.Diferentes estrategias comerciales van surgiendo como resultado del anlisis empresarial conjunto que se realiza en los Grupos de Comercializacin. Este tipo de actividades incrementan su valor e importancia en condiciones adversas como las que se plantean actualmente, en donde se vuelve cada vez ms necesario mejorar el protocolo comercial de las empresas vinculadas al sector.Fuente: Elaborado en base a datos promedio de los Grupos de Comercializacin. El contexto internacional parece dejar poco espacio para noticias alcistas, al menos a corto plazo, lo que hoy compromete los presupuestos de soja y no permite encontrar buenas oportunidades para negocios con trigo. En esta situacin es que se plantea como gran desafo lograr buenos rendimientos y disear estrategias que permitan mejorar el modelo de negocio de cara al futuro. Diferentes estrategias comerciales van surgiendo como resultado del anlisis empresarial conjunto que se realiza en los Grupos de Comercializacin. Este tipo de actividades incrementan su valor e importancia en condiciones adversas como las que se plantean actualmente, en donde se vuelve cada vez ms necesario mejorar el protocolo comercial de las empresas vinculadas al sector. -118,5% -104,8% 0,1% -0,7% -19,2% 2,9% -140%-120%-100%-80%-60%-40%-20%0%20%MN Soja MN Trigo-Soja Costos directosSojaCostos directostrigoCostoarrendamientoKgsarrendamientoVariacin en mrgenes y costos entre zafras 14/15 y 13/14 fuente: Elaborado en base a datos promedio de los grupos de Comercializacin.fuente: Adaptado de UrunetOtras herramientas como el uso de opciones no parecen tampoco muy alentadoras, con costos que por el momento son elevados y que aseguran niveles de precios que dejan al negocio mal posicionado.Al observar lo que sucedi en los cuatro grupos de comercializacin con datos cerrados de dos campaas, los resultados muestran un importante deterioro de los mrgenes. El promedio muestra que son negativos los mrgenes de soja y de trigo-soja, los costos directos prcticamente no se modificaron y el arrendamiento se elev levemente en kilos totales pero cay casi 20% en costo debido al descenso de los precios ya mencionado.IMpORtACIONEs dE tRIgO dE BRAsIl sEgN ORgENVARIACIN EN MRgENEs y COstOs ENtRE zAfRAs 14/15 y 13/14COMUNICACIN CREA / 3132 / COMUNICACIN CREA................................................................................................................................s e c t o r i a l aG r c o l a Ga n a d e r ael programa conformado abordar todo lo atinente a la soja, desde los resultados obtenidos hasta las estrategias para maximizar los rendimientos, las claves para su manejo y las estrategias para su fertilizacin, pero tambin se conocern los resultados de las gramneas de verano, teniendo en cuenta la variabilidad de rendimiento en maz de primera y tardo. A partir de esas presentaciones, se tratar la nueva realidad de los mrgenes de cultivos y rotaciones.La invitacin establece que se tratar de una instancia nica, en donde lo mejor del mbito empresarial y tcnico se unen para compartir, al medio agropecuario, herramientas para la toma de decisin de la prxima zafra.se realiZar el JueVes 18 de setieMbre en Mercedesante nueVa realidad, JORNADA DE CULTIVOS DE VERANO Genera Mayor exPectatiVa a la HabitualBAjO lA pREMIsA dE pREsENtAR, ANAlIzAR y dIsCUtIR sOBRE lAs EstRAtEgIAs pOsIBlEs EN UNA COyUNtURA COMplEjA, lA yA tRAdICIONAl jORNAdA dE CUltIVOs dE VERANO qUE ORgANIzA fUCREA E INIA, tENdR lUgAR El jUEVEs 18 dE sEtIEMBRE EN MERCEdEs. lA ACtIVIdAd, qUE Est ENMARCAdA EN El pROyECtO dE CONsERVACIN dE CApItAl NAtURAl fUCREA-fOMIN, tENdR lUgAR EN El tEAtRO 28 dE fEBRERO dE MERCEdEs, sORIANO, y COMENzAR A lA hORA 13, sER ABIERtA pERO sE REqUIERE INsCRIpCIN pREVIA (ENVIANdO CORREO ElECtRNICO A INfO@fUCREA.ORg O INgREsANdO A lA pgINA wEB www.fUCREA.ORg).rico Historial, actual sucesoLas jornadas de difusin de resultados en agricultura tienen un largo y rico historial en FUCREA. Ya en los aos 80 y teniendo como escenario el teatro Rex, de Mercedes, se hacan presentaciones de los resultados devengados por los cultivos de trigo, instancias donde adems de los productores CREA se sumaban tcnicos extra movimiento y hasta invitados especiales, incluyendo candidatos a la presidencia o dirigentes polticos de peso.Con el paso del tiempo y la expansin que ha tenido la agricultura en el pas desde comienzos de este siglo, y ms all de que el objetivo contina siendo el mismo, el de brindar informacin objetiva para tomar mejores decisiones, las metas estratgicas son otras, dijo el Coordinador Agrcola-Ganadero de FUCREA, el Ing. Agr. Ignacio Buffa, porque la institucin est cumpliendo 48 aos, y de tres grupos agrcolas que haba pasamos a tener 11, y entonces hay que viabilizar la necesidad de generar nuevas cosas, en una nueva realidad agrcola en el pas......................................................................................................Vista de la sala del teatro 28 de febrero de Mercedes, durante la jornada de Cultivos de Verano de 2013................................................................................................................................ ................................................................................................................................ s e c t o r i a l aG r c o l a Ga n a d e r aCOMUNICACIN CREA / 33Ese escenario, entonces, ha transformado a la jornada en un suceso, que a criterio de Buffa es el resultado de los tres pilares en los que se basa la actividad.El primero, es que los productores cuentan con nueva informacin, porque a nivel productivo se transita a una velocidad que no siempre es acompasada por la investigacin. En la jornada se dan a conocer datos valiosos y conocimientos que se obtienen de la produccin real que bien vale la pena recoger, sistematizar y analizar. La propia necesidad de conocer la nueva dinmica es una de las grandes convocantes.El liderazgo de los productores, una verdadera premisa para FUCREA, es el segundo pilar, porque fueron los propios productores los que se convencieron de que haba que hacer este trabajo y difundirlo, seal.Y el tercer pilar lo constituyen los asesores, otro motor brutal para levantar informacin. Este ao tendremos datos de 117 mil hectreas, con un nivel de informacin al detalle, que incluye descripcin de ambientes, paquete tecnolgico utilizado y resultados obtenidos en diferentes reas y regiones del pas. obJetiVos claros y concretosEn una actividad que lideraron los CREA agrcola-ganaderos pero al que se han sumado productores de otros CREA, hoy la jornada convoca a integrantes de casi todo el movimiento, que saben que el objetivo es el de aportar elementos para la gestin agrcola, a partir de los sistemas reales de produccin. De contar lo que sucedi en sucesivas zafras y, de ese cmulo de datos, empezar a desentraarlos para saber la informacin que tenamos.En ese sentido, Buffa puso como ejemplo que los datos pueden permitir saber el impacto que se tiene cuando hay retraso, por diferentes circunstancias, en la siembra de soja. As surgen coeficientes tcnicos, en el acierto o error, de la informacin de campo. Para poner otro ejemplo, tenemos determinadas las prdidas de hacer trigo sobre trigo en diferentes zonas. Se sabe de mermas en rendimientos del 15%. O de tener una soja sobre un rastrojo de maz que tiene un 5 a 7% ms. Ese ha sido el objetivo de llevar el registro de chacras, afirm.Asimismo dijo que la generacin de coeficientes tcnicos a partir del esfuerzo de productores y asesores por registrar al detalle todos los datos es la lgica que pretendemos y en la que nos mantendremos firmes. Por ejemplo, sin sumar charlas de mercado para no desdibujar el resultado. Adems, ya hay muy buenas jornadas al respecto.Otro aspecto en el que hizo hincapi es en el que somos obsesivos en la duracin, para ser lo ms concretos posibles. Si pudiramos hacer toda la jornada en dos horas, lo haramos. Porque queremos que la gente vaya, conozca los datos, y se vuelva con cuatro o cinco cosas concretas para aplicar en su propia experiencia.Ver Ms all de los datosLo que buscamos es aprender de lo que pas y lo hacemos a partir de los datos, de los propios pero tambin de los de los dems grupos del Movimiento. Porque la gente ya tiene los suyos y los de los integrantes de su grupo, pero quiere saber cmo le fue a los dems y, en base a ese cmulo de informacin, tomar decisiones para lo que se viene, dijo el Ing. Agr. Sebastin Mazzilli, asesor tcnico de FUCREA.Seal que la gente quiere contar con la informacin base que va ms all de los rendimientos medios. Necesita esa informacin para tomar decisin, reiter, porque si bien la gran particularidad de la jornada es dar la informacin, lo que se pretende es aprender de lo que pas, pero no solo con los datos propios, sino con los del conjunto.Reconociendo que de donde se tienen ms datos es de la soja y que en maz o eventualmente en trigo no hay tanto registro, porque los productores atienden ms lo que acontece con la oleaginosa, Mazzilli seal que a partir de lo que se obtiene en la informacin y con los coeficientes tcnicos que se construyen a partir de ella, debemos ir por ms. Y ese ms es proyectar la produccin y la economa.Dijo que hay un planteamiento agronmico y en base a los datos y a otras informaciones se definen las estrategias para ver qu es lo que acontecer en la campaa.Y valor que a diferencia de otras jornadas donde se habla de rendimientos y se ponen nmeros sobre la mesa, como FUCREA no es una empresa que junte los datos con fines econmicos, la informacin es ms pura, sin un fin comercial. Entonces no hay problemas es decir que una variedad dio ms rendimiento que otra. Tenemos esa libertad para decir las cosas que es lo que realmente contribuye a que el productor tome mejores medidas en su empresa. Creo que esa es una de las grandes fortalezas que tiene esta jornada de FUCREA frente a las de otras empresas.la coyuntura PesaA diferencia de otros aos, el escenario en el que se realizar este ao la actividad es de baja en los precios de los granos y, por tanto, es cuando ms necesidad habr de atender a rendimientos, costos y resultado econmico.Es un aspecto a considerar, porque la coyuntura le da mayor realce en esta oportunidad al encuentro. Sin duda que este es un ao donde hay que pensar bien, para estar seguro de que las estrategias a emplear deben estar bien definidas para saber lo que se hace. Habr que considerar en qu suelo plantar, en qu tipo de tecnologa puede dar ms resultados Venimos mal en lo que dejan el maz y el sorgo, y parece que la soja estrechar mucho el margen final, consider.Tambin estableci que en la jornada tenemos que darle al productor tres o cuatro elementos para que piensen seriamente en lo que ser su estrategia productiva y financiera. Por ejemplo, que tal vez haya que usar menos insumos pero que estos estn mejor utilizados.Segn Mazzilli, si bien se analizan los cultivos por separado, ni la soja o el sorgo existen solos. Son cultivos que estn en un predio, dentro de un sistema, que debe dar resultados a una empresa. Por eso nosotros siempre decimos que es una jornada de sistemas de produccin, que hay que verla como un todo, porque de lo que se trata es de que la empresa gane dinero.Y explic que en esta oportunidad no habr necesidad en profundizar con el tema del plan de uso y manejo de suelos. El plan ya es una realidad, y est implcito cuando se hacen los anlisis econmicos. En definitiva, ya hay una normativa aprobada y se debe respetar............................................................................................................34 / COMUNICACIN CREA............................................................................................................................................................................................................................................................Hay Ms necesidad de saberPara el Ing. Agr. Csar Mosca, que es asesor del Grupo CREA 54, donde conviven empresas agrcola-ganaderas y algunas agrcola-lecheras, ubicadas en Colonia, este ao concurrir mucha gente a la jornada, ms que en oportunidades anteriores.Es que esta zafra en particular genera mucha expectativa porque las variables van a cambiar. Se sabe que crecer el rea de primera en soja, y que lo de invierno es ya entre un 40 y un 50% de lo que se esperaba, por lo que aquella crecer y eso con un escenario de precios deprimidos. Habr que hacer las cosas muy bien para compensar, consider.Eso le da un marco para que concurra mucha gente a Mercedes el 18 de setiembre. Conocer los datos anteriores de soja y de las gramneas de verano, con tcnicos de INIA que darn claves para el manejo de soja para esa proporcin de soja de primera, y tambin la discusin de otros aspectos, tales como las estrategias de fertilizacin en macro y micronutrientes, las fertilizaciones foliares, la nueva realidad de los mrgenes econmicos y cmo se inserta la agricultura de verano en las rotaciones que aplican las empresas ahora, constituyen un men que asegura una gran asistencia. Hay mucho inters en ver si pueden quedar algunas claves para la campaa que viene para los productores pero tambin para nosotros los tcnicos, dijo Mosca.Opin que este tipo de jornadas, donde se revela informacin sobre ms de 117 mil hectreas de cultivos, en momentos como el actual, genera mayor inquietud. Es que no solo estn los datos, levantados con rigor cientfico aunque no seamos investigadores, sino que tambin est la experiencia de FUCREA con su enfoque empresarial. Y el apoyo de INIA con su rigor cientfico y de investigacin, que le da mucho potencial a la jornada.Mesa redonda con productores, durante la jornada de Cultivos de Verano de 2013: de izq. a der. diego sotelo, Coordinador general de fUCREA, Billy Battro, integrante del grupo CREA la Cuchilla, Nstor leguisamo, integrante del grupo CREA Colol comunicacin crea / 5..........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................36 / COMUNICACIN CREAuna Visin aMPliaQueremos que sea una jornada que termine dando herramientas adecuadas para tomar mejores decisiones para todos los agricultores en general y para los de FUCREA en particular, dijo el Ing. Agr. Nazar Rodrguez, asesor del Grupo CREA Colol, que en estos das est celebrando sus primeros 40 aos.A su entender esos 40 aos del Colol, que tiene el grueso de sus integrantes ubicado en el litoral sur del pas, permiten sumar experiencia a los nmeros. Para los productores se trata de una jornada de alto inters, porque son sus nmeros los que se expresan y porque tambin quieren saber de otros nmeros y del anlisis que se hace. Y ms en esta nueva realidad de precios, con rotaciones que forman parte del plan de uso y manejo de suelos. FUCREA ha venido trabajando muy fuerte en todo eso y por eso se quiere saber en cmo impacta en los mrgenes del productor este nuevo escenario, y en qu escenario hay que trabajar.Rodrguez seal que ver los resultados hacia atrs, permite contar con una base para tomar decisiones ms claras hacia el futuro. Tenemos una expectativa grande de dar una visin amplia, trabajamos por zonas para profundizar en cada una y ver los resultados. As podremos maximizar la experiencia y proyectarla.Para todosLas jornadas de informacin de FUCREA comenzaron a l levarse a cabo en forma interna, solo para integrantes del movimiento. Pero desde hace tres aos y luego de una etapa de maduracin, las abrimos a otros agricultores. Es que la informacin que manejbamos para tanta gente es imposible aislarla para que no trascienda hacia afuera, dijo el Ing. Agr. Juan Ignacio Buffa. Un da vimos que la informacin que manejbamos para 50 productores al otro da se conoca por todos lados. Seguir restringindola no tena justificacin. Por eso la comenzamos a abrir. El costo de generar la base de datos es alto, pero se entendi que era bueno difundir lo que se estaba haciendo en CREA ms all del movimiento. ........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 27................................................................................................................................ s e c t o r i a l aG r c o l a Ga n a d e r a38 / COMUNICACIN CREA................................................................................................................................s e c t o r i a l aG r c o l a Ga n a d e r aexisten problemas serios en los balances de potasio y nitrgeno, en la produccin de residuos y por el ingreso de Carbono al sistema. Se pueden considerar como alertas amarillas los problemas relativos al balance de azufre y al ndice de productividad equivalente en la relacin productividad/Carbono. Adems, se constat una situacin bien balanceada en fsforo en los establecimientos de los productores agrcolas de FUCREA. Estas son las conclusiones de un informe sobre la estimacin de indicadores de trayectoria ambiental para la rotacin promedio del anlisis de 2.608 chacras de soja de primera, 2.230 chacras de soja de segunda, 2.428 de trigo, 830 de cebada, 711 de maz y 480 de sorgo. La informacin, primaria en este caso, es clave para identificar las mayores limitantes en materia de sustentabilidad ambiental para as poder hacer recomendaciones asociadas y, por tanto, adecuar los sistemas agrcolas para mejorar dichos indicadores. Lo que sigue es un resumen del trabajo que se viene llevando a cabo en la recopilacin y anlisis de la informacin.caracteriZacin de cHacras de acuerdo a indicadores de sustentabilidad aMbientalINVEstIgACIN ENMARCAdA EN El COMpONENtE II- dEsARROllO dE sIstEMAs AgRICOlAs sUstENtABlEs/CONsERVACIN dEl CApItAl NAtURAl EN lA NUEVA AgRICUltURA - AtN/ME-13562-URIng. Agr. sebastin Mazzillila inVestiGacinEn este informe se presenta un resumen de la estimacin de indicadores de trayectoria ambiental para la rotacin promedio de toda la base de datos de FUCREA. Es decir, el resultado no representa a ningn productor en particular, sino a FUCREA en su conjunto. Sirve para tener una idea de la situacin general para algunos indicadores y como punto de partida para el anlisis de la situacin ambiental de los productores agrupados en FUCREA. La continuacin del proyecto permitir trabajar sobre 30 predios particulares en los cules se identificaran las mayores limitantes en cuanto a trayectoria ambiental y para el final del proyecto se espera poder contar con un mayor nmero de predios con participacin voluntaria.El resumen presentado involucra chacras relevadas por FUCREA entre la zafra 2007-2008 y la zafra 2012-13. No se incluy la ltima zafra (2013-14) ya que an se est terminando de recopilar la informacin de cultivos de verano. Tampoco se presenta el detalle de la metodologa utilizada en el clculo de cada indicador, ya que se estn realizando ajustes en algunos indicadores y sern publicados en detalle en nmeros siguientes. Para el desarrollo de los indicadores contamos con el apoyo del consultor internacional, el Ing. Agr. (PhD) Armen Kemanian.Se evaluaron un total de 2.608 chacras de soja de primera, 2.230 chacras de soja de segunda, 2.428 chacras de trigo, 830 chacras de cebada, 711 chacras de maz y 480 chacras de sorgo. Es de esperar que el avance del proyecto determine cambios en estos indicadores a nivel de predios que terminarn reflejndose en la base de datos general, por lo cual los resultados presentados en este informe deberan mejorar en la medida que avance el proceso de difusin de resultados del proyecto y sus recomendaciones asociadas. COMUNICACIN CREA / 39............................................................................................................................................................................................................................................................detalles MetodolGicosSi bien no se detallar la frmula de clculo de los distintos indicadores, en el Cuadro 1 se presentan los que pudieron ser calculados en esta etapa y los valores de referencia. Como fue mencionado arriba, tanto los indicadores como sus respectivos valores de referencia estn an sujetos a cambios. Para cada estimador se realiz una estimacin por cultivo y una estimacin global asumiendo que la combinacin de cultivos de cada ao representa la rotacin promedio de todos los productores de FUCREA. El avance del proyecto va a permitir calcular el 100% de los indicadores seleccionados..................................................................................................................................................................................................................sE EVAlUARON 2.608 ChACRAs dE sOjA dE pRIMERA y 2.230 dE sEgUNdA, 2.428 dE tRIgO, 830 dE CEBAdA, 711 dE MAz y 480 dE sORgO40 / COMUNICACIN CREAOBsERVACIONEsValores por > a 0 indican acumulacin del nutriente en suelo, mientras que valores < a 0 indican empobrecimiento del nutriente en sueloValores por > a 0 indican acumulacin del nutriente en suelo, mientras que valores < a 0 indican empobrecimiento del nutriente en sueloValores por > a 0 indican acumulacin del nutriente en suelo, mientras que valores < a 0 indican empobrecimiento del nutriente en sueloValores por > a 0 indican acumulacin del nutriente en suelo pero con riesgo de prdida, mientras que valores < a 0 indican empobrecimiento del nutriente en sueloValores por > a 7 indican mejoras en el aporte de residuos lo que adecuada cobertura del suelo, mientras que valores < a 7 indican aportes menores al necesario para mantener una adecuada cobertura lo que favorece los procesos erosivosValores por > a 4 indican mejoras en el aporte de C lo que llevara a acumulacin de C, mientras que valores < a 4 indican aportes menores al necesario para mantener el C en suelo y por tanto se estara frente a una prdida del mismoValores por > a 1 indican que se est logrando utilizar los recursos que el ambiente ofrece, mientras que valores < a 1 indican que se estn sub-utilizando recursos.Valores por > a 0.25 indican que se est logrando utilizar los hdricos que el ambiente ofrece, mientras que valores < a 0.25 indican que se estn sub-utilizando recursos hdricos.INdICAdOR gENERAlBalance de nutrientesINdICAdOR EspECfICOBalance de fsforoBalance de potasioBalance de azufreBalance de nitrgenoProduccin de residuosIngreso de C al sistemandice de productividad equivalente Uso del aguaVAlOR dE REfERENCIAcuadro 1. INdICAdOREs qUE fUE pOsIBlE El ClCUlO EN lA BAsE dE dAtOs ExIstENtE (INdICAdOREs dE REfERENCIA y VAlOREs dE REfERENCIA EN REVIsIN)............................................................................................................................................................................................................................................................UNIdAdKg P ha-1Kg K ha-1Kg S ha-1Kg N ha-1Mg ha-1 ao-1Mg ha-1 ao-1Mg glucosa ha-1 ao-1/ Mg Potencialmm agua usado/mm agua potencialProductividad/Carbono0000741............................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 31resultados del estudio de la base de datos1. distribucin de cultivos.Tomando en cuenta las reas de los distintos cultivos y el reporte de antecesores para los mismos en cada una de las bases de datos, es posible para cada una de las zafras estudiadas, estimar cual fue la rotacin promedio de la base de datos y de esa manera utilizar esta rotacin para conocer cul es la situacin promedio del rea relevada por FUCREA en cada una de las zafras y en el conjunto de los datos (Figura 1). En trminos medios y considerando el perodo de estudio, el 40% del tiempo el suelo bajo agricultura estuvo ocupado por el cultivo de soja sembrado de primera, seguido en trminos de tiempo por un 39% como soja de segunda (28% como trigo/soja y 11% como cebada soja), lo que determina que casi un 80% del tiempo la soja est formando parte de la rotacin. Si consideramos las gramneas de verano, se puede observar que casi un 15% del rea est ocupada por maz y sorgo de primera (10 y 5% respectivamente), mientras que slo el restante 6% corresponde a gramneas de verano de segunda. Para trabajos futuros y como parte del proyecto en marcha, se debern incluir en esta secuencia las chacras que rotan con pasturas que en la base actual no superan el 1% y por la metodologa de registro no puede seguirse su comportamiento a lo largo del tiempo.perodo de estudio, el 40% del tiempo el suelo bajo agricultura estuvo ocupado por el cultivo de soja sembrado de primera, seguido en trminos de tiempo por un 39% como soja de segunda (28% como trigo/soja y 11% como cebada soja), lo que determina que casi un 80% del tiempo la soja est formando parte de la rotacin. Si consideramos las gramneas de verano, se puede observar que casi un 15% del rea est ocupada por maz y sorgo de primera (10 y 5% respectivamente), mientras que slo el restante 6% corresponde a gramneas de verano de segunda. Para trabajos futuros y como parte del proyecto en marcha, se debern incluir en esta secuencia las chacras que rotan con pasturas que en la base actual no superan el 1% y por la metodologa de registro no puede seguirse su comportamiento a lo largo del tiempo. Figura 1. Rotacin por zafra y promedio para toda la base de datos disponible. 2. Balance de nutrientes. Los datos de estos balances ya fueron presentados en un artculo anterior de esta revista y en trminos medios se poda observar una situacin sin mayores inconvenientes para el caso del fsforo (P) y problemas mayores asociados al potasio (K) y al nitrgeno (N). Las implicancias de estos balances no sern analizados en esta oportunidad ya que su anlisis fue realizado en el artculo anterior (ver Revista CREA N 43 pg 28). 3. Productividad/Carbono. a. Produccin de residuos. Uno de los indicadores seleccionados es la produccin de residuos como indicador de aporte de carbono al sistema, pero en este caso como estimador indirecto de la cobertura del suelo por residuos. Puede observarse que ningn cultivo de primera logra producir al nivel del valor de referencia seleccionado (7 Mg ha-1 ao-1) (Figura 2). A su vez, con los rendimientos medios de maz y sorgo, tampoco se logra el cometido, lo que indica que la sola inclusin de 0%10%20%30%40%50%60%70%80%90%100%2007/08 2008/09 2009/10 2010/11 2011/12 2012/13 Total% rea ocupada por ao en la rotacinTrigo/Sorgo 2 Cebada/Sorgo 2 Trigo/Maiz 2Cebada/Maiz 2 Trigo/Soja 2 Cebada/Soja 2Sorgo 1 Maiz 1 Soja 1fIgURA 1. ROtACIN pOR zAfRA y pROMEdIO pARA tOdA lA BAsE dE dAtOs dIspONIBlE.............................................................................................................................................................................................................................................................2. balance de nutrientes.Los datos de estos balances ya fueron presentados en un artculo anterior de esta revista y en trminos medios se poda observar una situacin sin mayores inconvenientes para el caso del fsforo (P) y problemas mayores asociados al potasio (K) y al nitrgeno (N). Las implicancias de estos balances no sern analizados en esta oportunidad ya que su anlisis fue realizado en el artculo anterior (ver Revista CREA N 43 pg 28).42 / COMUNICACIN CREA 3. Productividad/carbono.A. pROdUCCIN dE REsIdUOs.Uno de los indicadores seleccionados es la produccin de residuos como indicador de aporte de carbono al sistema, pero en este caso como estimador indirecto de la cobertura del suelo por residuos. Puede observarse que ningn cultivo de primera logra producir al nivel del valor de referencia seleccionado (7 Mg ha-1 ao-1) (Figura 2). A su vez, con los rendimientos medios de maz y sorgo, tampoco se logra el cometido, lo que indica que la sola inclusin de gramneas en el sistema no es garanta suficiente de aporte de carbono ni tampoco de cobertura del suelo. Las nicas alternativas que logran superar el valor de referencia son los dobles cultivos, o sea trigo y/o cebada en el invierno y un cultivo de verano. El problema es que dada la rotacin promedio de cultivos, con una importante predominancia de soja en el sistema la produccin promedio estara por debajo del valor de referencia lo que determina que es posible y necesario implementar mejoras para este indicador. Una de estas mejoras va a estar dada por la inclusin de cultivo de cobertura, que hasta el 2012 participaba marginalmente de las rotaciones.............................................................................................................................................................................................................................................................gramneas en el sistema no es garanta suficiente de aporte de carbono ni tampoco de cobertura del suelo. Las nicas alternativas que logran superar el valor de referencia son los dobles cultivos, o sea trigo y/o cebada en el invierno y un cultivo de verano. El problema es que dada la rotacin promedio de cultivos, con una importante predominancia de soja en el sistema la produccin promedio estara por debajo del valor de referencia lo que determina que es posible y necesario implementar mejoras para este indicador. Una de estas mejoras va a estar dada por la inclusin de cultivo de cobertura, que hasta el 2012 participaba marginalmente de las rotaciones. Figura 2. Produccin de residuos promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. b. Ingreso de carbono al sistema Al igual que lo observado para los residuos, el ingreso de C al sistema slo supera el valor de referencia (4 Mg ha-1 ao-1) cuando se siembran dos cultivos al ao y en ningn caso es posible lograr esas producciones con cultivos de verano de primera, independientemente del tipo. Para el caso de maz o sorgo de primera, dada su baja productividad logran acumular slo el 50% del C relativo al valor de referencia. Por lo tanto, lograr mantener los niveles actuales de C va a estar de la mano de tener rotaciones con alta proporcin de dos cultivos por ao como alternativa ms probable o aumentar de forma muy importante los rendimientos (Figura 2). 5,0 4,3 3,9 3,4 4,5 4,1 4,4 3,7 6,0 0,01,02,03,04,05,06,07,0Produccipon de residuos (Mg ha-1 ao-1) fIgURA 2. pROdUCCIN dE REsIdUOs pROMEdIO (2007/08 Al 2012/12) pARA lOs dIstINtOs CUltIVOs y lA ROtACIN pROMEdIO dE fUCREA. B. INgREsO dE CARBONO Al sIstEMAAl igual que lo observado para los residuos, el ingreso de C al sistema slo supera el valor de referencia (4 Mg ha-1 ao-1) cuando se siembran dos cultivos al ao y en ningn caso es posible lograr esas producciones con cultivos de verano de primera, independientemente del tipo. Para el caso de maz o sorgo de primera, dada su baja productividad logran acumular slo el 50% del C relativo al valor de referencia. Por lo tanto, lograr mantener los niveles actuales de C va a estar de la mano de tener rotaciones con alta proporcin de dos cultivos por ao como alternativa ms probable o aumentar de forma muy importante los rendimientos (Figura 2). Figura 3. ndice de productividad equivalente promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. d. Uso del agua. Este ndice toma en cuenta la fraccin del agua precipitada que es utilizada por el cultivo. Se asumi como valor de referencia 0,25 que corresponde al agua transpirada por un doble cultivo trigo/soja con rendimientos de 4 y 2 Mg ha-1 respectivamente, o sea no es el agua potencial transpirada por la vegetacin, sino un sistema que ocupa todo el ao y que logra buena productividad. Si el uso del agua supera el valor de 0,25 estamos frente a buenas tasas de crecimiento y por tanto uso de agua, mientras que si se da lo contrario significa que una cantidad importante del agua precipitada se pierde como agua de escorrenta sin generar produccin y aumentando el riesgo de erosin hdrica (Figura 4). Figura 4. Fraccin de agua precipitada transpirada promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. 0,5 0,5 0,6 0,4 0,9 0,8 0,9 0,7 0,8 0,00,10,20,30,40,50,60,70,80,91,0Productividad equivalente0,27 0,25 0,11 0,20 0,13 0,18 0,14 0,20 0,27 0,000,050,100,150,200,250,30Proporcion del agua utilizadafIgURA 2. +INgREsO dE CARBONO pROMEdIO (2007/08 Al 2012/12) pARA lOs dIstINtOs CUltIVOs y lA ROtACIN pROMEdIO dE fUCREA. Figura 2. Ingreso de carbono promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. Para el caso de la rotacin promedio de FUCREA, se est produciendo en trminos medios un 67% del valor de referencia propuesto, lo que indica que el sistema, como est funcionando, probablemente est perdiendo importantes cantidades de carbono. Una porcin de esto se va a solucionar en la medida que a partir del 2013 se incorporen importantes cantidades de cultivos de cobertura en los sistemas pero slo esto no va a ser suficiente, ya que para llegar a alcanzar el valor de referencia deberan producirse aproximadamente 4.5 Mg ha-1 de residuos en cada uno de estos cultivos. c. ndice de productividad equivalente. Con este ndice se pretende estimar en qu proporcin los cultivos utilizaron los recursos disponibles. El indicador tendr cambios en el tiempo en la medida que se modifique la base de referencia. En este caso se asumi como productividad de base la que puede lograr un doble cultivo trigo/soja con rendimientos de 4 y 2 Mg ha-1 respectivamente, o sea no es el potencial del sitio, sino un sistema que ocupa todo el ao y que logra buena productividad. En trminos medios, las gramneas de verano logran productividades aceptables, pero ms interesante es el hecho que disminuyen las diferencias con soja, en la medida que este cultivo produce un grano de mayor contenido energtico y por tanto mayor costo metablico. De todas maneras la rotacin promedio se encuentra en un 20% por debajo que el valor de referencia, lo que indica que hay posibilidad y necesidad de hacer ms eficiente el uso de recursos en los sistemas actuales (Figura 3). 2,3 1,9 1,8 1,5 2,0 1,9 2,0 1,7 2,7 0,00,51,01,52,02,53,0Ingreso de carbono (Mg ha-1 ao-1) Para el caso de la rotacin promedio de FUCREA, se est produciendo en trminos medios un 67% del valor de referencia propuesto, lo que indica que el sistema, como est funcionando, probablemente est perdiendo importantes cantidades de carbono. Una porcin de esto se va a solucionar en la medida que a partir del 2013 se incorporen importantes cantidades de cultivos de cobertura en los sistemas pero slo esto no va a ser suficiente, ya que para llegar a alcanzar el valor de referencia deberan producirse aproximadamente 4.5 Mg ha-1 de residuos en cada uno de estos cultivos.fIgURA 3 NdICE dE pROdUCtIVIdAd EqUIVAlENtE pROMEdIO (2007/08 Al 2012/12) pARA lOs dIstINtOs CUltIVOs y lA ROtACIN pROMEdIO dE fUCREA.............................................................................................................................................................................................................................................................indicadoresPecficoBalance de fsforoBalance de potasioBalance de azufreBalance de nitrgenoProduccin de residuosIngreso de C al sistemandice de productividad equivalente Uso del agua.....................................................................................................COMUNICACIN CREA / 43............................................................................................................................................................................................................................................................C. NdICE dE pROdUCtIVIdAd EqUIVAlENtE.Con este ndice se pretende estimar en qu proporcin los cultivos utilizaron los recursos disponibles. El indicador tendr cambios en el tiempo en la medida que se modifique la base de referencia. En este caso se asumi como productividad de base la que puede lograr un doble cultivo trigo/soja con rendimientos de 4 y 2 Mg ha-1 respectivamente, o sea no es el potencial del sitio, sino un sistema que ocupa todo el ao y que logra buena productividad. En trminos medios, las gramneas de verano logran productividades aceptables, pero ms interesante es el hecho que disminuyen las diferencias con soja, en la medida que este cultivo produce un grano de mayor contenido energtico y por tanto mayor costo metablico. De todas maneras la rotacin promedio se encuentra en un 20% por debajo que el valor de referencia, lo que indica que hay posibilidad y necesidad de hacer ms eficiente el uso de recursos en los sistemas actuales (Figura 3).Figura 3. ndice de productividad equivalente promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. d. Uso del agua. Este ndice toma en cuenta la fraccin del agua precipitada que es utilizada por el cultivo. Se asumi como valor de referencia 0,25 que corresponde al agua transpirada por un doble cultivo trigo/soja con rendimientos de 4 y 2 Mg ha-1 respectivamente, o sea no es el agua potencial transpirada por la vegetacin, sino un sistema que ocupa todo el ao y que logra buena productividad. Si el uso del agua supera el valor de 0,25 estamos frente a buenas tasas de crecimiento y por tanto uso de agua, mientras que si se da lo contrario significa que una cantidad importante del agua precipitada se pierde como agua de escorrenta sin generar produccin y aumentando el riesgo de erosin hdrica (Figura 4). Figura 4. Fraccin de agua precipitada transpirada promedio (2007/08 al 2012/12) para los distintos cultivos y la rotacin promedio de FUCREA. 0,5 0,5 0,6 0,4 0,9 0,8 0,9 0,7 0,8 0,00,10,20,30,40,50,60,70,80,91,0Productividad equivalente0,27 0,25 0,11 0,20 0,13 0,18 0,14 0,20 0,27 0,000,050,100,150,200,250,30Proporcion del agua utilizadafIgURA 4. fRACCIN dE AgUA pRECIpItAdA tRANspIRAdA pROMEdIO (2007/08 Al 2012/12) pARA lOs dIstINtOs CUltIVOs y lA ROtACIN pROMEdIO dE fUCREA. Para este indicador en trminos medios presenta valores cercanos al valor de referencia. En este sentido se observa un importante aporte de los cultivos de invierno y los cultivos de segunda, teniendo menos eficiencia los cultivos de primera, lo cual repite el comportamiento de otros indicadores en dnde dos cultivos al ao tienden a tener mejor comportamiento que cultivos de primera. lA sOlA INClUsIN dE gRAMNEAs EN El sIstEMA NO Es gARANtA sUfICIENtE dE ApORtE dE CARBONI NI tAMpOCO dE COBERtURA dEl sUElOCUAdRO 2. sItUACIN pROMEdIO dE lOs INdICAdOREs CAlCUlAdOs.indicador generalBalance de nutrientesProductividad/Carbonosituacin4. consideraciones finalesComo forma de sintetizar la situacin de cada indicador en las condiciones medias de FUCREA se presenta en el cuadro 2 cada indicador con tres niveles: verde (sin problemas), amarillo (algunos problemas solucionables fcilmente) y rojo (problemas serios).44 / COMUNICACIN CREAno podemos iniciar una nota sobre Nazar sin mencionar su rico pasado en otras canchas, como deportista, en el que integr la Seleccin Uruguaya de Bsquetbol en diferentes categoras, habiendo participado en el Sudamericano en Brasil, en la categora menor, luego en juveniles del Sudamericano de Colombia, y durante un perodo importante en la Seleccin mayor, participando en el Panamericano de Indianpolis. Resumiendo su experiencia, podemos mencionar su participacin en las Selecciones de Soriano, en juveniles y mayores. En el bsquetbol profesional jug 5 aos en Defensor y el primer ao de la fusin de los clubes que formaran el actual Defensor Sporting. Se suman sus 6 aos en Aguada, 3 aos en Unin Atltica y 3 aos en Olimpia, siempre en la primera divisin de mayores.................................................................................................................................s e c t o r i a l aG r c o l a Ga n a d e r aENtREVIstA NAzAR RODRGUEzpREsIdENtE dE lA COMIsIN dE AsEsOREs AgRCOlA gANAdEROs.cuanto Ms Fortalecidos tenGaMos los GruPos, los asesores y la sectorial, VaMos a tener MeJores resultados, Que redundarn en todo el aGrohABlAR dE NAzAR NAzAR ROdRgUEz, Es hABlAR dE UNO dE lOs VAlIOsOs INgENIEROs AgRNOMOs qUE ENtREgA tOdO sU tAlENtO EN lAs dIVERsAs CANChAs CREA, dEsdE sU ROl COMO AsEsOR dEl gRUpO COlOl, sU dEsplIEgUE Al fRENtE dE lA COMIsIN dE AsEsOREs CREA y tOdOs lOs lUgAREs EN dONdE sE dEsEMpEA O hA tENIdO pARtICIpACIN.el HoMbre detrs del rolNo son menores los ttulos obtenidos en su vida como basquetbolista: Campen Nacional en 1985 y del interior en las ligas juveniles y mayores. En primera divisin Nazar sali campen del campeonato de invierno con Aguada en 1993, siendo desde 1990 en adelante, capitn en todos los equipos de primera divisin.Cuando realic el cuarto ao de facultad de Agronoma en Paysand, jugu un Federal por Aguada, viajando dos veces a la semana a Montevideo, durante los das de partido, saliendo de Facultad a las 15:30 horas, para llegar a las ............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................. s e c t o r i a l G r a n J e r aCOMUNICACIN CREA / 3546 / COMUNICACIN CREA..............................................................................................................20. Jugaba el partido y a las 2 de la maana regresaba para estar a las 7:30 del da siguiente en clase. Termin muerto, pero fue una experiencia muy buena, ya que logramos mejores resultados a los que pretenda el club, que era salvarse del descenso. Yo no perd el ao deportivo y pude cursar correctamente el ao de estudio, pero resign tiempos de Facultad, amigos, asados y actividades personales, entre otras cosas. Para este prestigioso tcnico CREA, los sacrificios hoy son imborrables vivencias que enriquecen su pasado y consolidan su presente.Finalmente se recibi en el ao 1995, realizando la orientacin agrcola ganadera, con una tesis final sobre diferentes niveles de suplementacin de ganado en pastoreo.-qU IMplICA sER pREsIdENtE dE lA COMIsIN dE AsEsOREs AgRCOlAs gANAdEROs?Al principio cuando ingres a FUCREA haba solo tres grupos agrcola ganaderos, por lo cual era muy reducida la actividad, siempre la voluntad fue ir desarrollando las actividades bsicas de la sectorial: gestin, programacin y llevar adelante los temas de inters o demandados por los grupos.Nos apoyamos mucho en ese momento con la Sectorial Ganadera. El inters siempre ha sido fortalecerla con el apoyo de los grupos, FUCREA y los Asesores.Hoy la misma se conforma por 11 grupos, la actividad es de mucha demanda y en permanente crecimiento, con la conviccin que vamos construyendo actividades interesantes para el sector y para FUCREA.Al ser un nmero interesante de asesores trabajando, ms el equipo de Fucrea, tenemos mucho ms masa crtica, lo que nos mejora mucho las posibilidades.CMO tE tOMAs tU ROl dE pREsIdENtE dE lA COMIsIN dE AsEsOREs AgRCOlAs gANAdEROs?La disposicin del equipo de asesores, los apoyos de Ignacio Buffa, Sebastin Mazzilli y todo el equipo de Fucrea, son impresionantes, por lo que es muy bueno trabajar en equipo, adems de que el rol sinceramente pasa a un segundo plano, por que todos trabajamos por igual y muchas veces los que disponen de un poco ms de tiempo o, por que se le asign tal, o cual tarea, la sacamos adelante y esto simplifica muchsimo todo.El logro ms importante de Nazar: su familia, compuesta por su esposa: Mara Alejandra Olivera Mall, con quien se cas en enero del 93 y sus tres hijos: juan Manuel, de 20 aos, Mara pa de 18 aos y joaqun Nazar, de 15 aos. ................................................................................................................hAs EjERCIdO El ROl dE pREsIdENtE dEsdE El INICIO dE lA COMIsIN, CMO hA sIdO El pROCEsO dE CRECIMIENtO dE lA MIsMA?, qU CAMBIOs sE hAN IdO dANdO A lO lARgO dE sU hIstORIA?Desde el inicio siempre se tena bien el claro que la formacin de los grupos y su integracin a la Sectorial era fundamental, fortaleciendo los existentes y motivando a los nuevos con jornadas, actividades de intercambio, etc. Esto ha hecho que los trabajos de la sectorial siempre nos hayan marcado el camino para poder seguir avanzando. Cada Grupo y Asesor que se ha ido integrando, nos va contagiando y demandado ms trabajos para poder seguir creciendo juntos.El Crea Colol siempre tiene definido que los tiempos para la sectorial, el crecimiento, los anlisis, las jornadas de cultivos, las jornadas ganaderas y todas las instancias generadas desde Fucrea, son prioridad, por lo cual siempre trabaj con la misma consigna de ellos, en la seguridad que es la mejor forma de obtener los mejores frutos. CUl Es lA RElACIN CON lA sECtORIAl AgRCOlA gANAdERA?Creo que la relacin de la sectorial es muy buena, es la misma del sistema CREA, lo que debemos trabajar es para involucrarnos todos los actores lo ms que podamos.En los ltimos dos aos hemos trabajado en dos reuniones semestrales de planificacin y evaluacin anual. Si podemos integrarnos ms todos los grupos y perfeccionar ms el sistema, vamos a fortalecer mucho a Fucrea. qU lE fAltA A lA ACtUAl COMIsIN dE AsEsOREs pARA qUE sE tRANsfORME EN tU MEjOR VIsIN dE lA MIsMA?En este momento por diferentes motivos hemos tenido un recambio importante de asesores, pero el desafo de corto plazo es poder integrar rpidamente a los asesores nuevos en la forma de trabajo, que se inserten lo mejor y ms rpido posible en sus grupos, para as poder trabajar firme con la Sectorial.Tenemos un promedio de 2 jornadas de trabajo mensuales con Asesores, un tiempo importante, cuyo desafo es poder sacar el mayor fruto posible a la sectorial y los trabajos realizados.Cuanto ms fortalecidos tengamos los grupos, los Asesores y la sectorial, vamos a tener mejores resultados, que redundarn en todo el agro.Otra demanda que tenemos hoy es analizar nuevas formas de trabajo, que integren las nuevas tecnologas en comunicacin, que hagan ms eficientes los tiempos. El grupo Colol, quien este ao celebra sus 40 aos de conformacin. COMUNICACIN CREA / 4748 / COMUNICACIN CREA................................................................................................................................n o ta d e i n t e r slejos de ser ejemplos aislados, estos cambios forman parte de una poltica de estado de largo plazo, definida en el 2008, y consensuada por todos los partidos polticos con representacin parlamentaria en el 2010.Desde su definicin al da de hoy, se llevan invertidos ms de 7.000 millones de dlares en proyectos energticos (pblicos y privados), lo cual representa el 17% del PBI anual de Uruguay. Este nivel de inversin quintuplica el nivel promedio de Amrica Latina en relacin al PBI promedio. La Poltica Energtica Uruguay 2030 apunta a reforzar la soberana, al depender ms de recursos propios y autctonos como el viento o el sol, en lugar de hacerlo de combustibles importados. Esto reduce los costos, mejora las condiciones de la competitividad de los diferentes sectores productivos, al tiempo que desarrolla las capacidades locales, utilizando las inversiones para generar puestos de trabajo calificados.En otras palabras, transformar los recursos naturales en riqueza, se enmarca en una estrategia global, que apunta a desarrollar el pas por medio de una mayor integracin, incorporando una mirada multidimensional que incluye elementos econmicos y tecnolgicos, pero tambin ambientales, culturales, ticos y sociales.un uruGuay enerGticaMente soberanoCON slO RECORRER URUgUAy, lA tRANsfORMACIN ENERgtICA qUE VIENE pROtAgONIzANdO NUEstRO pAs, sE EVIdENCIA A tRAVs dE lOs NUMEROsOs pROyECtOs qUE yA fORMAN pARtE dEl pAIsAjE. A lOs pARqUEs ElICOs, sE sUMAN AdEMs lA ENERgA fOtOVOltAICA, lA BIOMAsA, lOs BIOCOMBUstIBlEs, lA plANtA REgAsIfICAdORA, El CIClO COMBINAdO, CAMpAAs ENfOCAdAs A fOMENtAR lA EfICIENCIA ENERgtICA, tOdO EllO BAsAdO EN El pRECEptO dE qUE lA ENERgA CONstItUyE UN dEREChO hUMANO. reVolucin enerGticaEn materia energtica la soberana no es un tema ideolgico, sino que tiene que ver incluso con la capacidad de supervivencia. En el mundo, ms del 85% de la energa proviene de energticos que Uruguay carece, o al menos no se ha comprobado su existencia. Entre ellos se encuentran el petrleo, carbn, gas natural o uranio. En el pasado, hasta el 40% de las importaciones del pas fueron energticos cada vez ms caros, y eso implicaba mayor vulnerabilidad para nuestra macroeconoma en general.La Direccin Nacional de Energa (DNE) del Ministerio de Industria, Energa y Minera (MIEM), es la encargada de ejecutar los grandes lineamientos definidos en esta materia. Ya sea generando el marco normativo, las condiciones e informacin necesaria y articulando procesos, la transformacin a la que hoy asistimos, ha sido catalogado como verdadera revolucin energtica, y ha puesto a Uruguay en la mira de naciones y organismos especializados a nivel internacional. Tal es el caso de IRENA (Agencia Internacional de Energas Renovables por su sigla en ingls), cuyo consejo es presidido por nuestro pas a raz de los logros alcanzados................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... n o ta d e i n t e r sMetas y resultadosLa Poltica Energtica propone para el ao 2015, lograr que el 50% de la matriz de abastecimiento tenga su origen en fuentes renovables, permitiendo alcanzar una participacin de dichas fuentes en la matriz elctrica superior al 90%, con al menos un 38% de aporte a partir de fuentes renovables no convencionales. El ao que viene, el 30% de la matriz elctrica provendr de fuentes de origen elico, hecho sin precedente en la regin y escasamente verificado a nivel mundial.un nueVo caMPo enerGticoEl presente plantea desafos permanentemente, a la hora de adaptarnos al entorno o ambiente, y al movernos en un mundo cada vez ms competitivo, que exige pensar de forma sustentable cada actividad que abordamos. Se requiere dejar de lado conceptos tradicionales o lineales, y visualizar los procesos de un modo nuevo, circular, productivo y eficiente. Es as que hoy se conciben formas alternativas de generar energa y se emplean nuevas tecnologas, que permiten reingresar al ciclo natural/biolgico, los desechos generados por los hbitos y procesos utilizados.En el Uruguay, la produccin agropecuaria tiene una participacin del 9% del PBI. Sin embargo, su importancia para la economa es ampliamente superior a dicho porcentaje, ya que proporciona la mayor parte de las materias primas para la industria manufacturera, que significa uno de los sectores con mayor presencia exportadora. Ella representa el 11% del PBI, y los sub sectores de alimentos, cueros, textiles y productos forestales, son los que ms destacan por su importancia y contribucin a las exportaciones, segn la Gua para Inversores, Uruguay XXI.Todos estos sectores de relevancia, son tambin generadores de residuos y de gases de efectos invernadero, al no ser tratados adecuadamente. Por lo tanto, el pas se enfrenta a la necesidad de repensar los procesos productivos, e innovar en las formas de valorizar los residuos provenientes de las diferentes cadenas agroindustriales. Esto, sumado al eje de la oferta de la Poltica Energtica del pas, se traduce en la incorporacin de energas en base a fuentes renovables no tradicionales.En el 2010, por primera vez la biomasa (lea, residuos de biomasa y otros) represent el 31.7% de la matriz total de abastecimiento del pas. Para el 2015 la meta definida es incorporar generacin de energa elctrica por 200 MW adicionales a partir de biomasa. El director nacional de Energa, Ramn Mndez, mencion que hoy el 80% de la cscara de arroz del pas ya se est transformando en energa elctrica. Pero tambin el aserrn, los residuos de campo de la industria forestal, el bagazo de la caa de azcar y el licor negro de las pasteras. Actualmente, el pas cuenta con ocho plantas de produccin de energa elctrica o cogeneracin a partir de biomasa, lo que permite convertir un pasivo medioambiental en un activo energtico.Hacia una econoMa Verde en uruGuayRespecto a los gases de efecto invernadero, el pas se encuentra desarrollando diversas iniciativas y estudios en el tema. Se destacan el Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climtico 2010 y el proyecto Desarrollo y Adaptacin al Cambio Climtico (Prstamo del Banco Mundial).En este contexto, surge el proyecto Hacia una economa verde en Uruguay: estimulando prcticas de produccin sostenible y tecnologas de bajas emisiones en los sectores priorizados .El objetivo del proyecto es transformar los diferentes tipos de residuos y subproductos generados en la agricultura y las cadenas productivas agroindustriales en Uruguay, en diversos tipos de energa y/o en otros subproductos. Todo ello con la finalidad de mitigar y prevenir el cambio climtico, contribuyendo con el desarrollo de un modelo productivo sostenible bajo en carbono, apoyado por un adecuado desarrollo y transferencia de tecnologas.Tanto en el pas como en otros sitios, existen diversos mecanismos tecnolgicos para el aprovechamiento de biomasa agroindustrial, como por ejemplo: Produccin de biogs y uso para energa elctrica o trmica. Produccin de disel sinttico en base a residuos orgnicos. Compactacin y pelletizacin de residuos orgnicos para procesos de combustin. Produccin y aplicacin de mejoradores de suelo como compost o fertirrigacin.Segn el tipo de produccin, de residuos o subproducto, cada tecnologa presenta sus ventajas y desafos, que estn vinculados a la escala del productor y a las diferentes barreras que habrn de superarse para la implementacin de las diversas soluciones.COMUNICACIN CREA / 4950 / COMUNICACIN CREAEn estudios preliminares realizados, se lleg a la conclusin de que el principal generador de residuos del rea agropecuaria y agroindustrial, es el sector de engorde a corral (29 % de los residuos generados), seguido de los mataderos de bovinos y ovinos (23 %). Sin embargo existe potencial de valorizacin de residuos en sectores avcolas y porcinos, as como en la industria lctea, lavaderos de lanas y oleaginosas, entre otros.Los volmenes generados en los municipios con poblaciones entre los 1.000 y 5.000 habitantes (12 %), son considerables a efectos de evaluar su potencial en combinacin con otros tipos de residuos.En el marco del proyecto, se ha propuesto estudiar estos datos en mayor profundidad, lo que validar o replantear la situacin y permitir priorizar con mayores certezas los sectores en los cuales enfocarse.Teniendo en cuentas estos elementos, el proyecto se propone trabajar en cuatro componentes principales: Fortalecimiento del marco regulatorio y normativo. Mejora de la base de conocimientos o capacidades en el campo de las tecnologas para el tratamiento de residuos de bajas emisiones y conversin de residuos en energa. Implementacin de proyectos demostrativos de valorizacin de residuos y aplicaciones de tecnologas de energas renovables. Creacin de capacidades, capacitacin y campaas de divulgacin para la adopcin de iniciativas de valorizacin de residuos bajas en carbono.Desde el sector privado se aplicarn tecnologas innovadoras para la transformacin de residuos y subproductos provenientes de diversos sectores. Por un lado, experiencias vinculadas al aprovechamiento de la vinaza proveniente de la produccin de bioetanol, as como generacin de biogs con residuos de la industria lctea.Teniendo en cuenta el inters en incluir a los pequeos productores en los procesos de valorizacin, se podrn apoyar iniciativas que den sustentabilidad a las experiencias, al ser implementados de forma cooperativa entre varios productores.El proyecto co-financiar experiencias demostrativas para proyectos de pequea a mediana escala, a travs de un llamado a proyectos de valorizacin, en los sectores y residuos que sern priorizados.Para la evaluacin de estos proyectos se tendrn en cuenta aspectos como: Ser tecnolgica y financieramente slidos Tener altos ndices de valorizacin de generacin energtica o de mejorador de suelo Ser presentados por pequeas y medianas empresas vinculadas al sector agrcola Generar lecciones aprendidas para posible replicabilidad de los proyectos implementados Demostrar fuerte innovacin tecnolgica Tener bajo impacto ambiental Que se refleje inclusin de gneroEl proyecto tendr una duracin de cuatro aos, con una financiacin de ms de 3 millones de dlares por parte del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, y ms de 30 millones de dlares por parte del sector privado.Se espera que este proyecto logre aportes concretos en la valorizacin de residuos, generacin de nuevas alternativas energticas, disminucin de las emisiones de gases de efecto invernadero y posicione al pas en la temtica.Por ms informacin respecto al proyecto, se sugiere comunicarse con el rea de Energas Renovables de la Direccin Nacional de Energa (Telfono 29006919 Email: energias.renovables@dne.miem.gub.uy).El dIRECtOR NACIONAl dE ENERgA, RAMN MNdEz, MENCION qUE hOy El 80% dE lA CsCARA dE ARROz dEl pAs yA sE Est tRANsfORMANdO EN ENERgA ElCtRICA. pERO tAMBIN El AsERRN, lOs REsIdUOs dE CAMpO dE lA INdUstRIA fOREstAl, El BAgAzO dE lA CAA dE AzCAR y El lICOR NEgRO dE lAs pAstERAs. ACtUAlMENtE, El pAs CUENtA CON OChO plANtAs dE pROdUCCIN dE ENERgA ElCtRICA O COgENERACIN A pARtIR dE BIOMAsA, lO qUE pERMItE CONVERtIR UN pAsIVO MEdIOAMBIENtAl EN UN ACtIVO ENERgtICO.........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 51beneFicios e incentiVos Fiscales Para el sector enerGticoEl sector energtico cuenta con una serie de mecanismos normativos, como por ejemplo la Ley de promocin y proteccin de inversiones, N 16.906, que brinda un marco de incentivos y beneficios fiscales a proyectos de inversin que sean declarados promovidos, as como actividades sectoriales especficas. En este contexto, surgen los Decretos 2/012 y 354/009 que reglamentan y articulan distintos beneficios que aplican a la generacin de energa a travs de fuentes autctonas y renovables, como tambin a la incorporacin de conocimiento y tecnologa que incrementa la eficiencia energtica.En primer lugar el Decreto 2/012, establece beneficios tributarios a proyectos, cuya inversin genere el cumplimiento de metas en materia de generacin de empleo productivo, aumento de las exportaciones, mejora del proceso de descentralizacin, incremento del valor agregado nacional, utilizacin de tecnologas limpias e inversiones en investigacin, desarrollo e innovacin, segn una matriz de indicadores.Este beneficio opera directamente sobre la inversin promovida, de la siguiente manera: Brinda la posibilidad de descontar un porcentaje de la inversin elegible directamente sobre el pago del impuesto la renta, y en un perodo de tiempo que depende del puntaje obtenido a travs del cumplimiento de los objetivos planteados anteriormente. Las inversiones elegibles gozan de una exoneracin del Impuesto al Patrimonio sobre los bienes muebles que no gocen de exoneracin al amparo de otros beneficios, por toda su vida til.Las inversiones elegibles gozan de: Exoneracin de tasas y tributos a la importacin, incluido el IVA de bienes muebles de activo fijo y materiales destinados a la obra civil, que no gocen de exoneracin al amparo de otros beneficios, siempre que sean declarados no competitivos con la industria nacional por la DNI del MIEM. Devolucin del IVA, por la adquisicin en plaza de materiales y servicios destinados a la obra civil, la cual ser instrumentada a travs de la Direccion General de Impositiva.Por ms informacin y consultas sobre la aplicacin de este decreto: http://www.mef.gub.uy/comap_nuevo_reg.php o va mail comap@mef.gub.uyAl mismo tiempo, y dentro del mismo marco de la Ley N 16.906, opera el decreto 354/009, donde se promueve la exoneracin del impuesto a las rentas generadas por el desarrollo y ejercicio de una serie de actividades.A modo de ejemplo estas actividades comprenden la generacin elctrica proveniente de fuentes renovables no tradicionales (elica, biomasa, solar, entre otros), a travs de cogeneracin, la transformacin de energa solar en energa trmica, servicios brindados por empresas ............................................................................................................................................................................................................................................................lA pOltICA ENERgtICA URUgUAy 2030 ApUNtA A REfORzAR lA sOBERANA, Al dEpENdER Ms dE RECURsOs pROpIOs y AUtCtONOs COMO El VIENtO O El sOl, EN lUgAR dE hACERlO dE COMBUstIBlEs IMpORtAdOs. EstO REdUCE lOs COstOs, MEjORA lAs CONdICIONEs dE lA COMpEtItIVIdAd dE lOs dIfERENtEs sECtOREs pROdUCtIVOs, Al tIEMpO qUE dEsARROllA lAs CApACIdAdEs lOCAlEs, UtIlIzANdO lAs INVERsIONEs pARA gENERAR pUEstOs dE tRABAjO CAlIfICAdOsde servicios energticos (ESCOs) registradas en la DNE y con calificacin categora A, y la fabricacin nacional de maquinaria y equipos con destino a las actividades mencionadas anteriormente.La forma en que se instrumenta este beneficio es en forma continua y decreciente, a travs de porcentajes de exoneracin a descontar sobre la renta originada por las distintas actividades promovidas.Por ms informacin y consultas sobre aplicacin de este decreto, enve un correo electrnico a informacion@dne.miem.gub.uyPor otra parte la Ley solar N 18.585 faculta al Poder Ejecutivo a otorgar exoneraciones fiscales a los colectores solares de fabricacin nacional y a los importados no competitivos con la industria nacional, as como a los bienes y servicios nacionales e importados no competitivos con la industria nacional, necesarios para su fabricacin. El Decreto 451/011 reglamenta estos beneficios y permite que los distintos actores locales puedan vender sus equipos en plaza, exonerados de IVA local, disminuyendo el costo financiero-econmico a sus usuarios.Por ltimo, se puede mencionar el Fideicomiso de Eficiencia Energtica (FEE), conformado por un fondo de garanta, cuyo objetivo es alentar a las empresas y otros usuarios de energa para que desarrollen proyectos de inversin en Eficiencia Energtica. Este Fideicomiso Financiero comenzar a operar como fondo de garanta administrado por la Corporacin Nacional para el Desarrollo (CND), dentro del esquema del Sistema Nacional de Garantas (SIGA), y se implementar a travs de las distintas instituciones de Intermediacin Financiera de plaza, interesadas en desarrollar estas lneas de prstamo. Los distintos proyectos que se presenten a travs de este fideicomiso accedern a nuevos fondos y una tasa de inters de financiamiento en muchos casos menor a la que se podra encontrar normalmente en el mercado. Adicionalmente, se lanzar una lnea de fondos no reembolsables que cubrirn parcialmente (hasta 2/3 partes del costo) el desarrollo de diagnsticos energticos que permitan identificar posibles acciones de mejoras. Ms informacin en: www.eficienciaenergetica.gub.uy/52 / COMUNICACIN CREALa informacin para este artculo, fue proporcionada por la Direccin Nacional de Energa.Algunas cifras (Fuente: Sociedad de Productores Forestales, en base a datos de la Administracin del Mercado Elctrico as como de diferentes empresas, segn artculo publicado en www.uypress.net el 14/08/14 Durante el mes De julio, el sECtOR fOREstAl pROdUjO El 21% dE lA gENERACIN ElCtRICA pROMEdIO MENsUAl dEl pAs alcanz los 184.941.500 kwh, MARCANdO UN RCORd hIstRICO. la generacin total De ElECtRICIdAd A pARtIR dE BIOMAsA fOREstAl, EqUIVAlE Al CONsUMO pROMEdIO dE Ms dE 800.000 hOgAREs.............................................................................................................................................................................................................................................................(1) ste proyecto es co-financiado por el fondo para el Medio Ambiente Mundial (a travs de ONUdI), por organismos gubernamentales entre los que estn la direccin Nacional de Energa, la direccin Nacional de Medio Ambiente, el Ministerio de ganadera Agricultura y pesca, el Instituto Nacional de Colonizacin y tambin por el sector privado.........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 4154 / COMUNICACIN CREAen ese marco y tras haber discutido el tema en diferentes mbitos, incluyendo visiones externas en la materia, se decidi dar un paso adelante y en ese sentido convocamos a los tres grupos a un taller de trabajo para considerar la mejor forma de salvar un escollo que limita las estrategias de crecimiento, ya en lo productivo como en lo comercial, comunes tanto a la actividad vitcola como frutcola, explic el Ing. Agr. Marcelo Buschiazzo, quien desde hace un lustro es el coordinador de la referida sectorial.................................................................................................................................s e c t o r i a l G r a n J e r ataller aPunt a conocer cuellos de botella Para Procurar ayuda ProFesional externasectorial GranJera busca soluciones al ProbleMa de los recursos HuManosun PriMer PasoEse avance lo constituy la realizacin de un taller, cumplido el pasado 15 de julio en la sede de la institucin, y de la cual tomaron parte 20 personas de los tres grupos, que a travs de presentaciones, trabajo de taller, una conferencia y un final de anlisis de las conclusiones a las que llegaron los diferentes grupos de trabajo, que permite contar con un mayor volumen de elementos para encarar otro tipo de acciones.Buschiazzo dijo que el de la mano de obra viene siendo un tema de permanente consideracin cada vez que uno habla con las empresas, individualmente o en conjunto. Se vena manejando como una limitante, y en ms de El dE lA fAltA dE MANO dE OBRA EN tRMINOs gENERAlEs, y dE lA MIsMA EN fORMA CApACItAdA, hA VENIdO sIENdO UNO dE lOs pROBlEMAs Ms ACUCIANtEs pARA El dEsARROllO dE lA gRANjA. dE UN tIEMpO A EstA pARtE, lA sECtORIAl gRANjERA dE fUCREA, CONstItUIdA pOR tREs gRUpOs, dOs VItCOlAs y UNO fRUtCOlA, hA tOMAdO El tEMA CON UNA MARCAdA pREOCUpACIN, CONsIdERANdO qUE El MIsMO REqUIERE UN ANlIsIs Ms pROfUNdO y CON UNA VIsIN pROfEsIONAl pARA sAlVAR lO qUE hOy Es UNA IMpORtANtE lIMItANtE pARA lAs EMpREsAs.Uno de los grupos conformado para el trabajo de taller.............................................................................................................................................................................................. ......................................................................................................................................................................................................................................................... ................................................................................................................................ s e c t o r i a l G r a n J e r auna vez en Fucrea se habl de organizar alguna charla con especialistas en gestin de recursos humanos ms generales. Siempre se fueron sumando ideas pero qued como generalizada la necesidad de concretar alguna accin puntual. Luego hablamos con varios profesionales en la materia, presupuestaron algunas acciones de tipo puntual, se discuti la viabilidad con los productores, pero ninguna de las empresas consultadas tena experiencia directa en el sector. Por lo tanto, se resolvi avanzar primero en lo interno y as surgi este taller.La actividad se abri con una presentacin del propio Ing. Buschiazzo, referida a la Legislacin en trabajo Rural. Una puesta a punto sobre la legislacin vigente, algo as como la definicin del escenario en el que se deben mover las empresas del sector en materia legal.Lo que hicimos fue una presentacin de la normativa vigente, porque la realidad indica que desde 2005 a la fecha hubo un proceso de generacin de leyes y decretos muy amplio y eso no siempre es sencillo procesarlo. No ha habido, adems, instancias de difusin fuerte de ningn tipo hacia los productores, aunque s hacia los trabajadores. Por tanto, nos pareci conveniente hacer esa puesta al da, explic.Posteriormente, los asistentes ya informados de las consignas y metodologa para el trabajo en subgrupos, tuvieron una primera etapa de labor, donde la prioridad fue la de identificar los problemas y las limitantes a levantar en la gestin de los recursos humanos.la exPeriencia citrcolaSeguidamente, el Ing. Agr. Federico Montes, que es asesor tcnico del ministro de Ganadera, Agricultura y Pesca en temas citrcolas, fue coautor del Plan Estratgico y diseo institucional para el sector citrcola en Uruguay, y ha trabajado en numerosas empresas del sector aqu y en la regin, brind una conferencia sobre Mesa de dilogo social. Indicadores de productividad laboral y mejora continua, A lo que apuntamos con su presentacin fue a aprovechar, de alguna forma, la experiencia que ya existe en materia de problemticas y soluciones en materia de recursos humanos del sector citrcola. Considerbamos, en lo previo, que sirviera de insumo para el trabajo de taller, explic Buschiazzo.La segunda parte de la actividad apunt a la Bsqueda de soluciones a las limitantes planteadas desde la experiencia de los propios Productores CREA. Propuesta de acciones a encarar para superar limitantes.Como metodologa para abordar los problemas y su identificacin, se dividi la temtica en reas, como gestin de recursos humanos, remuneracin y premios, temas legales, condiciones laborales, comunicacin y hasta se defini un rea de otros, as como se sobrevolaron los aspectos de capacitacin.En la reunin final, se lleg a conclusiones positivas, ms all de que en algunos aspectos los resultados no fueron todo lo bueno que se pretenda.Todos quedamos muy conformes con la presentacin del Ing. Montes sobre la actualidad citrcola y con las experiencias que vienen recogiendo. Los asistentes quedaron, por as decirlo, como enganchados con la posibilidad de hacer en el sector un trabajo de anlisis profundo como se hizo en la citricultura, seal Buschiazzo.Marcelo Buschiazzo y Nstor Merino: momento de unificar todos los aportes realizados en los grupos de trabajo......................................................................................................COMUNICACIN CREA / 5556 / COMUNICACIN CREAdeberes PendientesEn el plenario se tomaron todos los problemas identificados y se apunt a encontrarle soluciones, algo que no fue sencillo. No se lleg a un grado adecuado de avance. Surgieron ideas y propuestas, se plantearon acciones a ser desarrolladas, pero ninguna en un nivel como el que se aguardaba, por lo que ahora deberemos seguir trabajando en la sectorial para darle continuidad y ms contenido.Lo que s qued en claro es que persiste la problemtica de disponibilidad de mano de obra y de calidad en la misma, no solo de tipo tcnico sino tambin de formacin social. Tambin que la remuneracin no es el nico factor que juega, porque actualmente en el sector se paga hasta mejor que en otros rubros laborales.El trabajo ahora apuntar a analizar lo que dej el taller, a efectos de priorizar los caminos e identificar adecuadamente las reas para recurrir a un apoyo profesional externo. Buschiazzo seal que el sector requiere soluciones para conseguir personal permanente, pero tambin zafral, porque se trata de una instancia crtica para las empresas, cuando hay que cosechar como nica opcin. Y tambin tenemos que trabajar con tcnicos en prevencin, por los temas de seguridad. Quedaron incertidumbres porque las empresas no tienen la plena certeza de que se est cumpliendo con todas las disposiciones. ..................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................El taller concluy con que los problemas de los recursos humanos no pasan solo por la falta de gente capacitada, sino tambin por la adecuada formacin social de los mismos......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... FUCREA EN LNEA................................................................................................................................ i n s t i t u c i o n a ltodas las actiVidades e inForMacin Generada, a un CLICk de distanciaWWW.fucrea.orgAdems del vasto contenido de materiales alojado en nuestra web, recuerde que FUCREA cuenta con dos soportes adicionales, en los que compartimos las imgenes y videos de las actividades ms importantes generadas desde las diferentes Sectoriales.no Pudo ParticiPar de alGuna de las Jornadas o desea Ver las cHarlas nueVaMente?Desde la web, podr bajar las presentaciones, mientras que desde nuestro Canal YouTube, podr ver el video de la charla.WWW.fucrea.orgCOMUNICACIN CREA / 57................................................................................................................................58 / COMUNICACIN CREAs e c t o r i a l G r a n J e r aentre ellas se encuentra la variedad Marseln, de la cual, empresas nacionales ya han lanzado al mercado hace algunos aos vinos caractersticos de la misma, con excelente resultado.Para que todos conozcamos un poco ms de la variedad Marseln van aqu algunas de sus peculiaridades ms sobresalientes:Originalmente es un cruzamiento de Cabernet Sauvignn y Garnacha obtenida en el INRA (Francia), en el ao 1961.Su nombre proviene de la zona desde donde se comenz a producir, Marseillan, y actualmente, pese a estar extendida en diversas regiones del mundo, se cultiva principalmente en la regin de Languedoc-Roussillon.PrinciPales caratersticas aGronMicas:Variedad sensible al estrs hdrico, adaptable mayormente a suelos profundos de buena irrigacin , poco sensible a oidium , eutipiosis y podredumbre gris, tomando las cepas un desarrollo robusto con caractersticas de rusticidad muy marcadas especialmente injertada sobre pie R110 o SO4.Los primeros aos sorprende el potencial de cosecha que luego con el correr de los aos se regula en poda y raleos.La poda puede realizarse tanto en cordn como en vara de moderado nmero de yemas productivas. Sus racimos en general son medianos, cilindro cnicos, alargados y sus bayas son en general pequeas, redondeadas a elpticas, de color azul- violceo con poco jugo.Su conduccin ms frecuente es en espalderas medias a altas con distribucin erguida de sarmientos largos y de vigor moderado.VitiVinicultura en uruGuay aPortes en nueVas Variedades Variedad Marseln Ing. Agr. Enrique Mirazo Asesor grupo CREA Ing. luis fernndez.caractersticas enolGicas:Se obtienen de esta variedad, vinos complejos, con mucho cuerpo, muy aromticos y de muy buen nivel de tonalidades rojas intensas, con matices violceos en condiciones de cosechas contenidas de volumen medio a bajo .Adecuado para vinos de guarda, rica en taninos, que puede elaborarse como varietal puro y especialmente indicado para constituir base de ensamblaje, debido a su potencial antocinico, polifenlico y tnico. Por tanto, una variedad a tener en cuenta en los prximos emprendimientos y en los futuros recambios varietales de los predios vitcolas en nuestro pas.EN lOs ltIMOs AOs sE hAN INCORpORAdO EN lA VItICUltURA dE NUEstRO pAs AlgUNAs VARIEdAdEs dE dIfERENtEs ORgENEs tRAtANdO dE dIVERsIfICAR lA OfERtA dE VINOs VARIEtAlEs y dE ENsAMBlAjE.comunicacin crea / 5................................................................................................................................ ................................................................................................................................ s e c t o r i a l G r a n J e r a60 / COMUNICACIN CREA...................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................c a r n e c r e aal pie de la Sierra de los Caracoles, con la sierra y los molinos como marco, se desarroll una jornada de trabajo, intercambio y camaradera en familia, con la participacin de casi 30 adultos y algo ms de 10 nios.La actividad comenz con una puesta a punto de los principales indicadores del funcionamiento de CarneCREA: Ms de 160 empresas CREA alguna vez comercializaron a travs de CarneCREA. 20 grupos ganaderos, 8 agrcola-ganaderos, 2 lecheros, 1 granjero y 2 grupos de comercializacin tienen integrantes que han comercializado a travs de CarneCREA alguna vez. Se ha constatado un crecimiento marcado y constante en la remisin de ganado gordo total durante los ltimos tres ejercicios. El aumento en el volumen comercializado responde tanto a un mayor nmero de empresas CREA comercializando a travs de CarneCREA, como a un incremento en el nmero de reses comercializada por empresa. Se ha trabajado con 7 de las principales empresas frigorficas del pas.en una Jornada de trabaJo y caMaradera, carnecrea eValu 9 aos de trabaJo y traZ lineaMientos de cara a la PriMera dcada El sBAdO 2 dE AgOstO sE REAlIz lA pRIMERA REUNIN dE INtEgRANtEs y Ex INtEgRANtEs dE lA COMIsIN dE INtEgRACIN dE CARNECREA. lOs pREsIdENtEs dE fUCREA qUE dIRIgIERON lA INstItUCIN dEsdE qUE CARNECREA COMENz A fUNCIONAR, tAMBIN EstUVIERON pREsENtEs. pARtE I. En los 9 aos de trabajo se han comercializado ms de 114.000 reses. El aporte econmico realizado a Fucrea en todo el perodo supera los US$ 80.000. Se han hecho inversiones en infraestructura y equipamiento para mejorar las condiciones de trabajo del equipo de CarneCREA y de tcnicos a cargo de otras reas, como los Grupos de Comercializacin y el proyecto Fomin.A partir de esta informacin, y de la experiencia de cada uno en cuanto al funcionamiento de CarneCREA, los asistentes sugirieron aspectos del sistema (1) que deben mantenerse, (2) aspectos que deben modificarse, (3) situaciones que no deben ocurrir, (4) y, finalmente, plantearon ideas de nuevas reas de trabajo o de diferente nfasis que se le podra dar a las actividades que se realizan actualmente.El grupo rodeado de los imponentes molinos de energa elica, que forman parte del paisaje en la sierra de los Caracoles......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................... c a r n e c r e aLos principales aspectos que se entendi que deben mantenerse: El foco en el beneficio del productor CREA. El nmero de participantes y el volumen de ganado comercializado. Los acuerdos de comercializacin y la capacidad de negociar con la industria. La oferta de ganado de calidad comercial. El sistema de pago en funcin de la calidad del ganado y la planificacin de las cargas. La presencia en faena, para ser los ojos del productor en la planta. Una Comisin de Integracin participativa, comprometida y un equipo de trabajo responsable y capacitado para gestionar CarneCREA, y la dinmica de trabajo. Inquietud de buscar nuevas oportunidades e implementarlas. La transparencia, confianza e informacin a los productores, promoviendo la comunicacin directa. Valores CREA, confianza, innovacin, bsqueda de excelencia. Cuidar los logros obtenidos.Un resumen de las sugerencias para modificaciones que podran implementarse: La cantidad de acuerdos vigentes: en la medida que el volumen de ganado aumente, incorporar nuevos acuerdos. Implementar un mecanismo de bonificacin para los ganados faenados en momentos de baja oferta. Buscar mayor compromiso de la industria, a travs del desarrollo de nuevos vnculos, diferentes a los implementados hasta el momento. Profundizar el vnculo y la comunicacin con los grupos CREA. Mayor capacitacin para lograr mejorar an ms la calidad del ganado comercializado.En la prxima edicin de esta publicacin presentaremos un resumen de las sugerencias respecto a los aspectos que no deben ocurrir y de las ideas de nuevas reas de trabajo. las instancias de trabajo, estuvieron acompaadas de una vista ms que inspiradora.COMUNICACIN CREA / 61gRfICO 1: .........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................s e c t o r i a l Ga n a d e r a62 / COMUNICACIN CREAs e c t o r i a l Ga n a d e r ala cardilla (Eryngium horridum Malme) es considerada vulgarmente como una maleza de campo sucio, calificacin realizada por el Profesor B. Rosengurtt (1979) al clasificar las especies en los denominados tipos productivos. La presencia de cardilla en los campos se ha asociado al efecto de distintos factores (manejo, clima, isoca). Lo cierto es que se la considera una especie no deseable al restar rea de pastoreo entorpeciendo el acceso al forraje. Sin embargo, algunos cientficos, particularmente relacionados con la ecologa, le otorgan un efecto protector (nursery), o sea que preserva de la herbivora especies de gramneas y leguminosas nativas que por su valor forrajero son perseguidas por los animales y raramente florecen en condiciones de campo abierto. A pesar de esta alternativa, la sensacin que predomina entre los productores es que la cardilla es una maleza, y que de una forma u otra debe ser eliminada o al menos reducida hasta una cantidad que no genere tal sentimiento. control de cardilla eFecto de la dosis de Herbicida en el control de cardillaEn este contexto, se iniciaron en 2011 los trabajos liderados por el grupo CREA Flores con el objetivo de obtener una metodologa eficiente para controlar la cardilla. En esa ocasin, aplicando la sugerencia realizada por E.Marchesini (2004), tcnico de INTA, se realizaron controles con diversos implementos (rotativa, rieles, rastras de cubiertas) combinndose los tratamientos mecnicos con dosis de 4 y 6 L ha-1 de picloram + 2,4D (Tordon 101M), segn fuera aplicado con alfombra o pulverizadora, respectivamente. Los resultados obtenidos alentaron la continuacin de los trabajos intentando establecer la dosis de herbicida que realizara el control ms satisfactorio con el menor costo para el productor. Por tal motivo se estableci en 2012 un experimento con diferentes dosis de herbicida en los establecimientos de Martin Metzger y Gustavo Aldaz, integrantes del CREA Flores. (Ver revista CREA N40, pg. 35).daniel formoso, Ariel AsuagaEl gRUpO CREA flOREs REAlIz UNA sEgUNdA EtApA EN sU ExItOsA INVEstIgACIN pARA COMBAtIR lA CARdIllA, CONOzCA EN lA sIgUIENtE NOtA, El dEtAllE dEl REsUltAdO dE EstA NUEVA INVEstIgACIN.........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 63Materiales y MtodosLos tratamientos fueron cuatro dosis ha-1 de picloram + 2,4D (Tordon 101M), desde tres a seis litros en dosis crecientes de un litro ha-1 en parcelas de 4 x 12 m con un metro entre parcelas que fue utilizado como parcela testigo. El diseo experimental fue en bloques completos al azar con tres repeticiones. El rea cubierta por cardilla estimada subjetivamente y el nmero de plantas se obtuvieron en un cuadro de 1 m2 (Fig.1).FIGURA 1. El rea cubierta por la cardilla fue estimada observando la proyeccin vertical de las hojas de cada individuo sobre el terreno. El conteo de plantas se realiz incluyendo los brotes de los rizomas.El anlisis de la informacin obtenida se realiz mediante un modelo mixto, siendo variable la respuesta del porcentaje de cobertura y el nmero de plantas de cardilla por unidad de superficie, mientras que la variable explicatoria fueron los niveles de herbicida utilizados como efecto fijo y los bloques como efecto aleatorio. El paquete estadstico utilizado fue Infostat (2014).Las mediciones del efecto del herbicida se realizaron sobre la bisectriz de la parcela de los tratamientos y el testigo, colocando los cuadros en puntos fijos equidistantes, totalizando cuatro muestras por parcela. El relevamiento fue realizado en tres perodos, al inicio del experimento (5/5/2012), luego de la aplicacin de las dosis de herbicida (12/9/2012) y al final como efecto de rebrote (22/12/2012). La evaluacin del rebrote luego de la aplicacin de los tratamientos se realiz comparando el porcentaje de cobertura y nmero de plantas en el ltimo relevamiento, con el relevamiento efectuado para determinar el efecto del herbicida.Las medias de los tratamientos fueron comparadas mediante la prueba de Tukey con un de 0.05.El efecto fitotxico se evalu mediante un relevamiento florstico en una transecta transversal en cada parcela de 25 puntos equidistantes, utilizando el mtodo del punto total para estimar la frecuencia centesimal de cada especie en los distintos tratamientos. Los registros fueron comparados con la tcnica del remuestreo (bootstrap) con un de 0.05 utilizando el programa Multiv (Pillar, 2004) para presencia/ausencia, frecuencia absoluta y frecuencia relativa de las especies campestres. El tipo de suelo fue un brunosol subutrico correspondiente al grupo 5.02b del basamento cristalino. resultados y discusinExperimento en Establecimiento de Gonzalo Aldaz.El sitio donde se instal el experimento era parte de un potrero que estaba en pastoreo mixto (Fig.2), y fue sealado por el productor como un rea representativa del problema considerado.FIGURA 2. Vista general del ensayo sobre control de cardilla instalado en el establecimiento de G. Aldaz (Foto: D.Formoso)............................................................................................................................................................................................................................................................64 / COMUNICACIN CREALas dosis de herbicida tuvieron un efecto significativo sobre la cobertura de cardilla si se comparan con el testigo (p0.05) aunque se observ una tendencia a un control ms efectivo a partir de la dosis superior a 3L, siendo 5L la mejor (Fig.3).| 4 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 3. Efecto de las dosis de herbicida sobre la cardilla estimada mediante la variacin en el porcentaje de cobertura (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Estimacin del rebroteLa comparacin entre la estimacin de la cobertura realizada al final del periodo del experimento y la cobertura del efecto de los tratamientos, mostr que en las dosis de 5 y 6L prcticamente no se registr rebrote mientras que lo hubo en las dosis de 3 y 4L y el testigo (Fig. 4). Figura 4. Estimacin del rebrote de plantas de Cardilla mediante la variacin en el porcentaje de cobertura en EstIMACIN dEl REBROtELa comparacin entre la estimacin de la cobertura realizada al final del periodo del experimento y la cobertura del efecto de los tratamientos, mostr que en las dosis de 5 y 6L prcticamente no se registr rebrote mientras que lo hubo en las dosis de 3 y 4L y el testigo (Fig. 4). La relacin establecida en este rebrote no afect la distribucin principal del control efectuado por las diferentes dosis de herbicida. FIGURA 4. Estimacin del rebrote de plantas de Cardilla mediante la variacin en el porcentaje de cobertura en primavera posterior a la aplicacin de herbicida (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)FIGURA 3. Efecto de las dosis de herbicida sobre la cardilla estimada mediante la variacin en el porcentaje de cobertura (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)| 4 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 3. Efecto de las dosis de herbicida sobre la cardilla estimada mediante la variacin en el porcentaje de cobertura (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Estimacin del rebroteLa comparacin entre la estimacin de la cobertura realizada al final del periodo del experimento y la cobertura del efecto de los tratamientos, mostr que en las dosis de 5 y 6L prcticamente no se registr rebrote mientras que lo hubo en las dosis de 3 y 4L y el testigo (Fig. 4). Figura 4. Estimacin del rebrote de plantas de Cardilla mediante la variacin en el porcentaje de cobertura en NMERO dE plANtAs pOR UNIdAd dE sUpERfICIEEl resultado de la aplicacin de las diferentes dosis de herbicida tuvieron un efecto significativo con referencia al testigo (p0.05) aunque se observa un efecto progresivo de la dosis en la disminucin del nmero de plantas, siendo similares los efectos entre 5 y 6L (Fig. 5). FIGURA 5. Efecto de las dosis de herbicida en el nmero de plantas de Cardilla por unidad de superficie (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05).EstIMACIN dEl REBROtEEl rebrote slo se registr en el testigo y en el tratamiento de 3L (Fig.6). El efecto ms eficaz de la dosis de herbicida se registr en los tratamientos de 5 y 6L. | 5 Ingenieros Agrnomos, Consultores primavera posterior a la aplicacin de herbicida (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)La relacin establecida en este rebrote no afect la distribucin principal del control efectuado por las diferentes dosis de herbicida.Nmero de plantas por unidad de superficieEl resultado de la aplicacin de las diferentes dosis de herbicida tuvieron un efecto significativo con referencia al testigo (p0.05) aunque se observa un efecto progresivo de la dosis en la disminucin del nmero de plantas, siendo similares los efectos entre 5 y 6L (Fig. 5).Figura 5. Efecto de las dosis de herbicida en el nmero de plantas de Cardilla por unidad de superficie (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05).Estimacin del rebroteEl rebrote slo se registr en el testigo y en el tratamiento de 3L (Fig.6). El efecto ms eficaz de la dosis de herbicida se registr en los tratamientos de 5 y 6L. FIGURA 6. Efecto de la dosis de herbicida estimada mediante el rebrote de plantas de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)| 6 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 6. Efecto de la dosis de herbicida estimada mediante el rebrote de plantas de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)FitotoxicidadLas gramneas (estivales e invernales) fueron las especies ms frecuentes en la comunidad donde se aplicaron los tratamientos. Los resultados obtenidos con la tcnica de remuestreo no detectaron cambios en la composicin florstica (p>0.05) por lo que puede concluirse que las especies campestres no fueron afectadas por las dosis de herbicida (Cuadro 1).Cuadro 1. Efecto de las dosis de herbicida en la composicin florstica de los tratamientos.Presencia/ Frecuencia Contribucinausencia Centesimal EspecficaCONTRASTES 0.594 0.208 0.362Testigo vs 4L 0.322 0.335 0.344Testigo vs 5L 1.000 0.324 1.000Testigo vs 6L 0.667 0.661 0.3284L vs 5L 1.000 1.000 1.0004L vs 6L 0.326 0.340 0.3325L vs 6L 1.000 0.672 0.663 P(QbNULL>=Qb)................................................................................................................................comunicacin crea / 5........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................66 / COMUNICACIN CREAfItOtOxICIdAdLas gramneas (estivales e invernales) fueron las especies ms frecuentes en la comunidad donde se aplicaron los tratamientos. Los resultados obtenidos con la tcnica de remuestreo no detectaron cambios en la composicin florstica (p>0.05) por lo que puede concluirse que las especies campestres no fueron afectadas por las dosis de herbicida (Cuadro 1).exPeriMento en estableciMiento de Martn MetZGerEl sitio donde se instal el experimento era parte de una chacra destinada a cultivos, donde no haba pastoreo (Fig. 7).FIGURA 7. Vista general del ensayo sobre control de cardilla instalado en el establecimiento de M.Metzger. Inicio del experimento, foto superior; y final del mismo, foto inferior (Fotos: D.Formoso).CONTRASTESTestigo vs 4LTestigo vs 5LTestigo vs 6L4L vs 5L4L vs 6L5L vs 6L0.5940.3221.0000.6671.0000.3261.0000.2080.3350.3240.6611.0000.3400.6720.3620.3441.0000.3281.0000.3320.663p(qBNUll>=qB)pREsENCIA/AUsENCIAfRECUENCIA CENtEsIMAlCONtRIBUCIN EspECfICACUADRO 1. Efecto de las dosis de herbicida en la composicin florstica de los tratamientos. ....................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 67La aplicacin del modelo mixto para analizar los datos, si bien no fue suficiente para estimar diferencias significativas (p>0.05) por la variabilidad intra tratamientos, mostr una tendencia al aumento del control con las dosis superiores a 3L, siendo la dosis de 6L la de mejor resultado (Fig. 8).| 8 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 8. Efecto de la dosis de herbicida en el porcentaje de cobertura de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Estimacin del rebroteEl rebrote de la Cardilla se registr en todos los tratamientos, exceptuando el tratamiento de 6L y en menor medida el tratamiento de 4L (Fig. 9). Los desvos estndares en las barras de la figura dan cuenta del problema perteneciente a la heterogeneidad espacial de la especie que impidi un resultado ms preciso.| 8 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 8. Efecto de la dosis de herbicida en el porcentaje de cobertura de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Estimacin del rebroteEl rebrote de la Cardilla se registr en todos los tratamientos, exceptuando el tratamiento de 6L y en menor medida el tratamiento de 4L (Fig. 9). Los desvos estndares en las barras de la figura dan cuenta del problema perteneciente a la heterogeneidad espacial de la especie que impidi un resultado ms preciso.FIGURA 8. Efecto de la dosis de herbicida en el porcentaje de cobertura de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)EstIMACIN dEl REBROtEEl rebrote de la Cardilla se registr en todos los tratamientos, exceptuando el tratamiento de 6L y en menor medida el tratamiento de 4L (Fig. 9). Los desvos estndares en las barras de la figura dan cuenta del problema perteneciente a la heterogeneidad espacial de la especie que impidi un resultado ms preciso.NMERO dE plANtAs pOR UNIdAd dE sUpERfICIEEl efecto de los tratamientos sobre la cantidad de plantas m-2 fue similar al registrado en la cobertura, siendo el tratamiento 6L el de mayor incidencia. La diferencia del testigo con el resto de los tratamientos muestra que los efectos de las dosis son consistentes aunque no se hayan captado diferencias entre 3 a 5L de herbicida (Fig.10). FIGURA 9. Estimacin del rebrote de plantas de Cardilla, mediante la variacin en el porcentaje de cobertura en primavera, posterior a la aplicacin de herbicida (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)FIGURA 10. Efecto de las dosis de herbicida en el nmero de plantas de Cardilla por unidad de superficie (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05).EstIMACIN dEl REBROtELos resultados obtenidos muestran un rebrote en el tratamiento de 3L, mientras que los restantes tratamientos permanecen con valores similares a los observados en la evaluacin del efecto del herbicida (Fig. 11). | 10 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 11. Efecto de la dosis de herbicida estimada mediante el rebrote de plantas de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Los registros indican que, a excepcin del tratamiento 3L, no hubo rebrote estimado mediante la cantidad de plantas de Cardilla. A su vez, los cambios registrados en la cobertura que difieren con los obtenidos en la variacin del nmero de plantas podran ser el resultado del crecimiento de las plantas que no fueron (o fueron en escala reducida) afectadas por el herbicida. Es de destacar que el tapiz nativo se encontraba sin pastoreo, lo que le proporciona una ventaja competitiva respecto a la maleza y una posible distorsin de los resultados.FitotoxicidadEl anlisis comparativo realizado mediante la tcnica de remuestreo (bootstrap)de los registros florsticos por tratamiento, no registr diferencias significativas (p>0.05) entre los mismos para la presencia de especies, la frecuencia absoluta (frecuencia centesimal) y la frecuencia relativa (contribucin especfica por presencia), concluyndose que no se detectaron efectos fitotxicos,resultados que fueron similares a los obtenidos en el experimento precedente y coinciden con los reportados por Lallana et al.(2003).Consideraciones finalesComo corolario, puede concluirse que el tratamiento aconsejable para lograr un efectivo control de la Cardilla en campos de pastoreo es el de 5L. Esta dosis no causa efectos fitotxicos sobre la flora nativa, a excepcin de la presencia de leguminosas por la selectividad del producto. Resta estudiar el efecto residual de los herbicidas sobre leguminosas que se deseen introducir como mejoramiento| 9 Ingenieros Agrnomos, Consultores Figura 9. Estimacin del rebrote de plantas de Cardilla,mediante la variacin en el porcentaje de cobertura en primavera, posterior a la aplicacin de herbicida (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Nmero de plantas por unidad de superficieEl efecto de los tratamientos sobre la cantidad de plantas m-2 fue similar al registrado en la cobertura, siendo el tratamiento 6L el de mayor incidencia. La diferencia del testigo con el resto de los tratamientos muestra que los efectos de las dosis son consistentes aunque no se hayan captado diferencias entre 3 a 5L de herbicida (Fig.10).Figura 10. Efecto de las dosis de herbicida en el nmero de plantas de Cardilla por unidad de superficie (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05).Estimacin del rebroteLos resultados obtenidos muestran un rebrote en el tratamiento de 3L, mientras que los restantes tratamientos permanecen con valores similares a los observados en la evaluacin del efecto del herbicida (Fig. 11).FIGURA 11. Efecto de la dosis de herbicida estimada mediante el rebrote de plantas de Cardilla (letras iguales no difieren significativamente, p>0.05)Los registros indican que, a excepcin del tratamiento 3L, no hubo rebrote estimado mediante la cantidad de plantas de Cardilla. A su vez, los cambios registrados en la cobertura que difieren con los obtenidos en la variacin del nmero de plantas podran ser el resultado del crecimiento de las plantas que no fueron (o fueron en escala reducida) afectadas por el herbicida. Es de destacar que el tapiz nativo se encontraba sin pastoreo, lo que le proporciona una ventaja competitiva respecto a la maleza y una posible distorsin de los resultados..............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................68 / COMUNICACIN CREAfItOtOxICIdAdEl anlisis comparativo realizado mediante la tcnica de remuestreo (bootstrap) de los registros florsticos por tratamiento, no registr diferencias significativas (p>0.05) entre los mismos para la presencia de especies, la frecuencia absoluta (frecuencia centesimal) y la frecuencia relativa (contribucin especfica por presencia), concluyndose que no se detectaron efectos fitotxicos, resultados que fueron similares a los obtenidos en el experimento precedente y coinciden con los reportados por Lallana et al.(2003). FIGURA 12. Instalacin del experimento en 2011 donde se combinaron tratamientos mecnicos y qumicos (superior) y estado de la poblacin de Cardilla al instalarse los experimentos de 2012 (inferior). Foto: D.Formoso.REfERENCIAsDI RIENZO J.A.; CASANOVES F.; BALZARINI M.G.; GONZALEZ L.; TABLADA M.; ROBLEDO C.W. 2014 InfoStat. Grupo InfoStat, FCA, Universidad Nacional de Crdoba, Argentina. URL http://www.infostat.com.ar - LALLANA, V.H.; LALLANA, M. del C.; ELIZALDE, J.H.; BILLARD, C.; FAYA, L.; SABATTINI, R.; ANGLADA, M.; ROCHI, G. 2003. Control Mecnico y Qumico de Eryngium horridum Malme (Caraguat) en un Campo Natural bajo Clasura. Revista de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias. Comunicacin breve. N V. 8 pp. - MARCHESINI, E. 2004. Caraguat o Cardilla, Eryngium spp. Sitio Argentino de Produccin Animal (www. Produccin-animal.com.ar). Hoja Informativa Electrnica N111. consideraciones FinalesComo corolario, puede concluirse que el tratamiento aconsejable para lograr un efectivo control de la Cardilla en campos de pastoreo es el de 5L. Esta dosis no causa efectos fitotxicos sobre la flora nativa, a excepcin de la presencia de leguminosas por la selectividad del producto. Resta estudiar el efecto residual de los herbicidas sobre leguminosas que se deseen introducir como mejoramientoPor otra parte, la diferencia registrada en los experimentos de 2011 y 2012 en cuanto al rebrote de la Cardilla, podra deberse al estado fenolgico de la planta. En el primer ao, la Cardilla tena plantas dominantes bien desarrolladas (Fig. 12) que florecieron a fines de primavera lo que benefici la aplicacin del producto, acelerando la muerte de la mayora de la poblacin de las parcelas de los tratamientos, mientras que en el 2012, en los campos del CREA se estaba produciendo un restablecimiento de los individuos con el inicio del proceso vegetativo. El restablecimiento progresivo a partir de los rizomas pudo continuarse an despus de la aplicacin del herbicida, lo que gener rebrotes dispares segn las condiciones de los experimentos. En definitiva, los resultados ms contundentes se obtuvieron en los experimentos de 2011. La Cardilla es una planta nativa que est comprendida en la dinmica de la sucesin vegetal, siendo parte del proceso de cambio que ocurre en las comunidades por efecto de decisiones antrpicas principalmente. Al ser un proceso reversible, el mantenimiento de la poblacin a niveles que no afecten los rendimientos productivos secundarios se lograra con decisiones de manejo que, si bien podran llevar cierto tiempo (control mecnico combinado con pastoreo), no incluiran el uso de agrotxicos, algunos de prolongada residualidad. En el caso de optarse por esta alternativa de rpido resultado, sera conveniente evaluar con informacin disponible las limitantes que pueden ocasionar la residualidad a manejos posteriores que intenten la mejora del sitio intervenido.Por ltimo, la ventaja de una planta nativa calificada como maleza se contrapone con las estrategias de control de especies exticas (como capim Anonni) las que, por lo general requieren de tcnicas ms complejas y agresivas.........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 53..................................................................................................................................s e c t o r i a l Ga n a d e r a70 / COMUNICACIN CREA..................................................................................................................................s e c t o r i a l Ga n a d e r abuffa record que, desde que est vinculado al Movimiento, el del campo natural ha sido un tema que siempre estuvo sobre la mesa en los anlisis, en las discusiones y en los objetivos de formular propuestas o trabajos que lo tuvieran como protagonista.Siempre hubo un impulso por hacer algo pero luego, por una cosa u otra, nunca se llegaba a cristalizar. Entonces surgi que se poda hacer algo en conjunto con otras instituciones, como el Instituto Nacional de Investigacin Agropecuaria (INIA).As naci el proyecto, uno de los ms relevantes que ha encarado FUCREA en su historia, que busca poner nfasis en sumar elementos que aporten a la gestin del recurso ms que a la elaborar diagnsticos sobre su caracterizacin. La meta es la de dar pasos en su gestin para poder desarrollar mejor el campo natural, asever.tarea interinstitucionalEntiende que de esta forma se valorizar ms lo que ya hacen los productores CREA. Es que se aprovechar su experiencia en gestin, a la que deber sumarse ms informacin, tanto de la disponible como la que se obtendr a partir del llamado ndice Verde.Adems, este proyecto se articular con otros que ya se vienen llevando adelante o que estn prximos a ser iniciados. Porque tenemos que calibrar bien el ndice Verde. Con ese indicador, se instalarn las jaulas, se establecern las fechas y condiciones de corte y se harn caMPo natural: un ndice Verde Para MeJorar la Produccin de PastoEl 75% dEl REA dE lOs pROdUCtOREs CREA gANAdEROs Es dE CAMpO NAtURAl. sI qUEREMOs lEVANtAR lIMItANtEs pROdUCtIVAs y MEjORAR lA COMpEtItIVIdAd glOBAl, dEBEMOs pARtIR dE EsA pREMIsA, dIjO El COORdINAdOR AgRCOlA y gANAdERO dE fUCREA, El INg. AgR. jUAN IgNACIO BUffA Al ExplICAR lAs RAzONEs qUE llEVARON A qUE lA INstItUCIN ABORdARA EN pROfUNdIdAd UN pROyECtO fINANCIAdO pOR lOs fONdOs dE pROMOCIN dE tECNOlOgAs AgROpECUARIAs (fptA) dE INIA.las correspondientes mediciones para evaluar el crecimiento del pasto.La tarea comprende no solo al Movimiento y a sus integrantes, sino que requiere un trabajo de coordinacin en el cual estarn involucradas otras instituciones, como las facultades de Agronoma y Ciencias, el Instituto Plan Agropecuario y el ya citado INIA, porque toda la mecnica de los cortes debe ser similar independientemente de quien la haga.Nosotros, para asegurar el xito del planteo, debemos estructurar espacios de construccin colectiva, porque el proyecto tiene instancias de discusin y acuerdos con el cuerpo tcnico que lo lidera................................................................................................................................................................................................................... Ing. Agr. Ignacio Buffa....................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 61una Ventana extraordinariaLos primeros pasos ya fueron dados. As, al momento ya se han identificado, por seccin policial, las zonas del pas donde ms del 70% de la superficie es claramente de campo natural. En la misma se detectarn los productores CREA existentes y, dentro de las opciones que brinden sus predios, se elegir cada una de las zonas donde se instalarn las jaulas para medir el ndice Verde.El Ing. Buffa considera que se trata de una ventana extraordinaria la que vamos a estar abriendo. Porque si medimos el ndice verde, vamos a despejar una variable clara, que es la productividad de pasto de los sistemas. As podemos analizar diferentes estrategias que maximizan el uso de pasto. Sistemas que producen lo mismo con diferente resultado econmico, y capaz que la clave ser la utilizacin, el empotreramiento, el manejo, el tiempo de cambio de las parcelas. Tenemos que entender algunas dinmicas para mejorar el resultado econmico del sistema, seal quien tiene a su cargo la jefatura del proyecto.Menos FilosoFa, Ms ProduccinUn aspecto no menor fue resaltado por el Ing. Buffa al referirse al objetivo final del proyecto. Nosotros consideramos muy importante de sealar que con este proyecto, a lo que vamos, es a evaluar el recurso objetivamente y no en lo filosfico. Consideramos s que el aspecto filosfico del crecimiento del pasto es valioso, pero no es nuestro norte en esta oportunidad. Tenemos que ver cmo podemos lograr una mayor rentabilidad del recurso forrajero. Ese es el foco: gestionar el recurso para lograr ms pasto, asever.El trabajo implica definir tres zonas, baja media y alta. Y se tratar que la produccin de pasto en la baja pase a media, en sta que llegue a alta y en sta a que se mantenga. Lo que se buscar es saber qu se necesita para cambiar de zona.Lo que queda por delante es el trabajo de campo. Las jaulas, cuadradas, de un metro de lado, ya estn disponibles. Y la pretensin es incluir a la mayor cantidad de productores CREA posibles, que tendrn la responsabilidad de preservar ese espacio inmvil. Cada tres meses, un plazo que an se est por ajustar, se cortar el pasto al ras y as se podr contar con los datos para generar el ndice Verde.Se trata de un proyecto a tres aos. Lo que nos queda por delante es ubicar las jaulas, aplicar el ndice Verde y desarrollar, en los talleres de gestin, actividades vinculadas al tema, tanto en el norte como en el centro del pas. Los resultados sern muy provechosos para mejorar los potenciales productivos, seal Buffa.s e c t o r i a l Ga n a d e r a72 / COMUNICACIN CREA................................................................................................................................resPonsabilidad social eMPresariaesta situacin resta credibilidad a la RSE, genera la idea de que involucra gastos innecesarios y lo ms importante: impide que los directivos comprendan las ventajas que su aplicacin tiene para sus empresas y para todos los actores (stakeholders) que forman parte de su ecosistema econmico (proveedores, clientes, distribuidores, etc), social (la comunidad en la que estn insertas y de la que obtienen sus recursos humanos) y ambiental (fuente principal de sus materias primas e insumos). Por esa razn es necesario analizar y reflexionar sobre el significado de este concepto.RSE: una FilosoFa de neGocios Que Genera reciProcidades y construye actiVos intanGiblesOscar licandroprograma de Investigacin sobre RsEUniversidad Catlica del Uruguayolicandr@ucu.edu.uypEsE A qUE ExIstE ABUNdANtE lItERAtURA sOBRE El tEMA y A qUE dEsdE hACE tREs AOs sE CUENtA CON UNA fORMIdABlE hERRAMIENtA CONCEptUAl (lA gUA IsO 26.000 sOBRE REspONsABIlIdAd sOCIAl dE lAs ORgANIzACIONEs), tOdAVA Es pOsIBlE OBsERVAR qUE pREdOMINA UNA VIsIN ACOtAdA, E INClUsIVE EqUIVOCAdA y dIstORCIONAdA, ACERCA dE lA RsE. EstA VIsIN lA REdUCE A lA REAlIzACIN dE ACCIONEs dE tIpO sOCIAl, qUE EN MUChOs CAsOs sON ClARAMENtE ACCIONEs dE MARkEtINg O fIlANtROpA, lAs qUE EN lA MAyORA dE lOs CAsOs NO gENERAN NINgN tIpO dE BENEfICIO pARA qUIENEs lAs pRACtICAN. rse: una FilosoFa de neGociosLa RSE no es markegting social ni filantropa. Se trata de una filosofa de negocios (es decir: una forma de gestionar las empresas) que postula la idea de que el xito y la sostenibilidad de cada empresa vienen de la mano de su capacidad y actitud para generar relaciones de reciprocidad y mutuo beneficio con cada uno de sus stakeholders. Estas relaciones disparan la creacin de activos intangibles, sobre los que se construyen cada vez ms las relaciones comerciales, laborales y sociales: lealtad de los clientes, compromiso de los trabajadores, confianza de los proveedores, credibilidad frente a los agentes financiadores y los gobiernos, etc. En este contexto, el comportamiento tico y responsable resulta un factor fundamental.................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 73Esta filosofa se materializa mediante prcticas concretas, las que se relacionan directamente con el ejercicio de ciertas responsabilidades que cada empresa elige asumir. As por ejemplo, los directivos de una empresa agrcola pueden proponerse minimizar los efectos contaminantes de su actividad (responsabilidad). Y, para ello establecen un procedimiento (prctica) para enviar al vertedero municipal los desechos de nylon de silos y los envases plsticos de los productos qumicos, en lugar de quemarlos. Este comportamiento le permitir desarrollar credibilidad ante el gobierno municipal y ganarse la confianza y el respeto de sus vecinos. La Gua ISO 26.000 aporta orientaciones metodolgicas que ayudan a cada empresa a identificar esas responsabilidades. iMPactos y resPonsabilidadesAhora bien, de dnde salen esas responsabilidades? quin las determina?. Para responder estas preguntas es necesario observar que al operar (instalarse en un lugar, producir, vender, organizar a los trabajadores, etc.), las empresas generan impactos negativos y positivos sobre sus stakeholders. Las leyes y contratos establecen obligaciones que tienden a reducir algunos de los impactos negativos o a resarcirlos. Las leyes que protegen a los consumidores, las normas ambientales, las regulaciones sobre la competencia y la legislacin laboral ponen lmites al accionar de las empresas, pero no pueden abarcar todos los eventuales impactos negativos de su actividad. Siempre quedan espacios que las leyes no regulan. Durante dcadas esos impactos no fueron considerados un problema del que las empresas tuvieran que hacerse cargo. En ese contexto, la contaminacin ambiental, los efectos nocivos para la salud de ciertos insumos usados en la produccin de alimentos o la desocupacin que genera el cierre de una planta industrial no eran considerados un asunto del que las empresas tuvieran que ocuparse. Pero, por encima de las leyes, normas y contratos, hay siempre un espacio, en el que las empresas libremente establecen lmites a su accionar. Ese es el espacio de la responsabilidad social. En ese sentido, la RSE emerge como una filosofa que propone a las empresas minimizar los impactos negativos no regulados que sus acciones y decisiones tienen sobre los stakeholders. Pero tambin, asumir responsabilidades relacionadas con impactos positivos a generar. Capacitar a los empleados en materia de salud y seguridad laboral ms all de lo exigido por las normas, reducir el uso de fuentes no renovables de energa, mejorar la infraestructura de la comunidad (localidad, barrio) donde est ubicada, ayudar a pequeos proveedores a mejorar sus procesos productivos y establecer mecanismos para compensar los errores cometidos con los clientes, son prcticas empresariales que generan beneficios a terceros. ................................................................................................................................la rse Genera beneFiciosEn el mundo empresarial existe consenso acerca de que los activos intangibles (la lealtad de los clientes, el compromiso de los empleados o la confianza de los proveedores) y que las relaciones ganar-ganar son tan o ms importantes que los activos tangibles y las relaciones basadas exclusivamente en el intercambio de equivalentes (producto por precio). El supuesto (verificado empricamente) que est detrs de la propuesta de la RSE establece que la reciprocidad permite generar crculos virtuosos que incrementan el beneficio de todas las partes. No es esto lo que sucede cuando una empresa invierte en ayudar a sus proveedores a producir con mayor calidad (responsabilidad)? Al final del proceso, ambos habrn obtenido ms de lo que hubieran alcanzado, de haberse mantenido dentro del marco de una relacin comercial de tipo tradicional. La empresa contar con un mayor compromiso y confianza del proveedor (activos intangibles), con mejores insumos y mayor seguridad de suministro (reciprocidad). El proveedor desarrollar capacidades (know how, incorporacion de tecnologa, mejoras en la gestin, etc.) que le permitirn mejorar su capacidad para competir, alcanzar nuevos mercados y ser sostenible. No es esto lo que ya estn aplicando algunos grandes compradores de productos agrcolas en la relacin con sus proveedores (los agricultores)?Por lo tanto, RSE no es altruismo, ya que ste consiste en dar sin esperar nada a cambio. Al contrario, la RSE consiste en dar con la expectativa de recibir algo. Slo que ese algo, medido en dinero, no necesariamente equivale a lo dado. Pero, tiene la virtud de disparar reciprocidades y generar activos intangiles, que a la larga generan un valor muy superior al costo produirlos y contribuyen a la sustentabilidad de la empresa en el largo plazo.resPonsabilidad social eMPresaria74 / COMUNICACIN CREA..................................................................................................................................s e c t o r i a l l e c H e r abajo el paraguas del ttulo Manejo de efluentes de tambo, prcticamente un centenar de integrantes del Movimiento, entre productores, tcnicos y algunos invitados especiales, la convocatoria conjunt una actividad de presentaciones de saln cumplida en la sede de la Sociedad de Productores de Leche de Florida- y de una recorrida por los tambos de Horacio Rodrguez y Vctor Cabrera, integrantes del Grupo CREA Tambo 81, a efectos de ver en la prctica lo que se est haciendo en la materia.Creemos que el tema est instalado. Hay elementos para mejorar lo que hacemos, se discute sobre bases ciertas y lgicas y entiendo que vamos por el camino correcto, opin el Ing. Agr. Mario Fossatti, Coordinador de la sectorial al hacer un balance de la actividad.Jornada de sectorial lecHera en Florida analiZ el ProbleMa y discuti las solucionesEFLUENTES EN EL TAMBO: cMo transForMar un ProbleMa en un recurso ProductiVoNINgN plANtEO pROdUCtIVO pUEdE sOslAyAR lOs tEMAs AMBIENtAlEs. y lO qUE hOy sE VE COMO UN pROBlEMA A REsOlVER pUEdE CONVERtIRsE EN UN RECURsO A tRAVs dE UN dEsAfO tCNICO. EsE CONCEptO pUEdE tOMARsE COMO UNA dE lAs pRINCIpAlEs CONClUsIONEs A lAs qUE sE ARRIB tRAs lA jORNAdA tCNICA lEChERA llEVAdA A CABO El 1 dE AgOstO EN flORIdA, CONVOCAdA pOR lA sECtORIAl lEChERA dE fUCREA.lo Que se debe HacerEn el programa matutino, hubo una presentacin a cargo de la Ing. Agr. Ana Blanco y de la Ing. Quim. Soledad Gutirrez, ambas del Instituto Nacional de la Leche, sobre Normativa ambiental y manejo de efluentes, y otra posterior relativa a Sistemas de manejo de efluentes de tambo, expuesta por el Ing. Agr. Alejando La Manna, del Instituto Nacional de Investigacin Agropecuaria.Los fundamentos de la jornada estuvieron claros: con los planteos de una produccin que se ha hecho notoriamente ms intensiva, con la consecuente presencia de una mayor cantidad de animales por hectrea y un mayor uso de raciones, tambin se produce un mayor grado de concentracin de estircol y de sobrante de alimentos, lo que genera problemas en su manejo. Y tambin es conocida toda la problemtica que surgi al haberse dado a conocer resultados sobre la contaminacin de la cuenca del Ro Santa Luca, que estn obligando a las autoridades a tomar medidas ms exigentes para recuperar las aguas del curso.El Ing. Agr. Mario fossatti abre la jornada ante ms de 80 productores lecheros...........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 75.................................................................................................................................. s e c t o r i a l l e c H e r aEn cuanto a la normativa, lo que se habl en la jornada es que si bien existen aspectos generales atendibles, no estn mayormente muy ajustadas a la realidad productiva agropecuaria, por lo que se generan dudas e incertidumbres difciles de ser evacuadas, dijo Fossatti.La inquietud de los productores, segn qued de manifiesto en la oportunidad, pasa por la preocupacin que genera la posibilidad de realizar inversiones para mitigar los efectos de sus sistemas productivos, pero que las mismas no se encuadren dentro de lo que pretende la Direccin Nacional de Medio Ambiente (Dinama), por lo que esos gastos o modificaciones terminen siendo objetados por la referida dependencia del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.El productor, como es lgico, quiere saber qu puede hacer y qu no. Y como todava falta saber ms sobre la normativa, era conveniente contar con aclaraciones tcnicas que las tcnicas de Inale estuvieron exponiendo. Y de ello surge que para cada establecimiento la situacin es diferente y, por tanto, la solucin a lo que hace cada establecimiento tambin puede ser diferente, seal Fossatti.En ese sentido, se explic que las soluciones pasan porque cada tambo cree su propio sistema de manejo, a partir de la ubicacin de sus tomas de agua, de su situacin con respecto a los acuferos, a la cantidad de animales que maneja y a la de efluentes que genera. El Ing. Agr. Alejandro la Manna de INIA, ante las preguntas de los asistentes. Ing. qumica soledad gutirrez e Ing. Agr. Ana Bianco de INAlE.En el establecimiento de horacio Rodrguez tuvimos oportunidad de ver lo que se est haciendo all con el manejo de lagunas para separar los slidos, que son luego distribuidos en el campo"76 / COMUNICACIN CREAVertido ceroLo que si queda claro es que cada sistema que se maneje debe tener vertido cero. Eso ser inobjetable, porque el primer mandamiento est dado, asever el coordinador lechero de Fucrea.A partir de dicha mxima, surgen varias posibilidades. En algunos casos, los efluentes se pueden verter en el propio campo, mediante la utilizacin de distintos sistemas, como aspersores, baromtricas o carros aspersores, con el cometido de distribuir el estircol fresco en el campo. Se sabe que hay establecimientos que ya realizan esta tarea con buenos resultados. Pero est claro que hay que prestar atencin a que no se deben acumular nutrientes en exceso. Por ejemplo, a no pasar de 31 partes por milln de fsforo, precis.Otras alternativas sealadas son las de separar los slidos de los lquidos, por ejemplo mediante el uso de lagunas anaerbicas, una o dos, y previo a eso distintos sistemas de separacin de slidos y lquidos del agua.Los slidos se emplearan para mejorar el campo. Y el lquido, si bien es cierto que tiene menor carga de contaminante, no puede verterse a los cursos de agua. Parte podra reciclarse y parte ser utilizada a regar en torno a la laguna para devolver los nutrientes al suelo y as no contaminar los acuferos o cursos de agua. En definitiva, existen varios sistemas conocidos para el manejo de slidos y para separar stos de los lquidos.Otro punto importante, a criterio del Ing. Fossati, es que no hay que ver a los efluentes de tambo como una maldicin bblica. Contienen una gran cantidad de nutrientes y de materia orgnica, y se evita perder potasio y otros nutrientes, como nitrgeno y fsforo. Los nutrientes levantan la fertilidad del suelo, no se desperdician, y se ahorra en fertilizante. En su opinin, el de qu hacer con los efluentes hay que verlo ms como el aprovechamiento de un recurso que como un problema. Tiene que ser considerado como un desafo tcnico. discusin en los taMbosPoder observar lo que se est haciendo para enfrentar el problema en dos establecimientos permiti manejar en la prctica lo debatido durante la maana, intercambiar datos y conclusiones y, al estilo CREA, discutir sobre lo visto.En el establecimiento de Horacio Rodrguez tuvimos oportunidad de ver lo que se est haciendo all con el manejo de lagunas para separar los slidos, que son luego distribuidos en el campo. La discusin fue oportuna y fructfera. Se vio lo que est bien y lo que necesariamente se debe mejorar, relat Fossati.La siguiente recorrida, por el establecimiento de Cabrera, nos permiti ver un tambo nuevo, con instalaciones bien diseadas, a partir del aporte que hizo en la materia el Ing. Agr. Enrique Malcuori. Tambin all se sacaron muchas y buenas ideas, tras una discusin donde abundaron las preguntas y donde los tcnicos tuvieron que responder a todo, lo que hicieron con mucho compromiso y conocimiento. Tanto en una como en otra recorrida fue posible ver, en el terreno, dnde est el problema y cules son algunas de las soluciones que se proponen.Fossati tambin valor, ms all de que se haya tratado de una jornada exclusiva para productores Crea, contar con la presencia de algunos tcnicos, incluyendo qumicos, y hasta de integrantes de otra sectorial, la de Granjeros, que aportaron visiones diferentes, sus propias ideas y se sumaron a la discusin de intercambio.efluentes hAy qUE VERlO Ms COMO El ApROVEChAMIENtO dE UN RECURsO qUE COMO UN pROBlEMA. tIENE qUE sER CONsIdERAdO COMO UN dEsAfO tCNICO................................................................................................................................................................................................................................................................. .......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 71...........................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................78 / COMUNICACIN CREAlo Que Queda Por delanteTodava queda mucho por hacer. Por ejemplo, definir los mejores sistemas, analizar sus costos, y falta afinar en varios aspectos, dada una situacin concreta, para saber cul es la mejor alternativa. Hay un buen trabajo de INIA e INALE para avanzar en las decisiones, como anteriormente lo hubo por parte del Proyecto de Produccin Responsable (PPR).Se entendi que hay muchos elementos a considerar pero falta trabajo. Lo positivo es que el tema est instalado, se est discutiendo y entiendo que vamos en la direccin correcta. Est claro que ningn planteo productivo puede soslayar los temas ambientales. Y de que no hay que generar problemas, sino aportar soluciones ambientales. La produccin animal, y de eso somos todos conscientes, debe remediar problemas en lugar de generarlos, seal Fossati. El establecimiento de Cabrera, nos permiti ver un tambo nuevo, con instalaciones bien diseadas, a partir del aporte que hizo en la materia el Ing. Agr. Enrique Malcuori.................................................................................................................................................................................................................................................................. .......................................................................................................................................................................................................................................................COMUNICACIN CREA / 735 / COMUNICACIN CREA