Que Hace Feliz a Tu Cerebro - David DiSalvo

  • Published on
    26-Dec-2015

  • View
    1.238

  • Download
    28

Embed Size (px)

Transcript

  • ndicePrlogo, por Wray HerbertIntroduccin: Adentrndonos en el mbito cognitivo

    Parte 1: LA CERTEZA Y LA SEDUCCIN DE LA OPORTUNIDAD

    Captulo 1: Las aventuras de la certezaCaptulo 2: Modelos seductores y monos fumadores

    Parte 2: CAMBIOS, DESCARTES Y HUIDAS

    Captulo 3: Por qu un cerebro feliz descarta el futuroCaptulo 4: El magnetismo del piloto automticoCaptulo 5: Inmersin y la Gran Huida

    Parte 3: MOTIVACIN, RESTRICCIN Y PESAR

    Captulo 6: Poniendo su mquina en movimientoCaptulo 7: Escribir promesas en huecograbadoCaptulo 8: Querer, conseguir, lamentar, repetir

    Parte 4: LA INFLUENCIA DE LOS FLUJOS Y REFLUJOS SOCIALES

    Captulo 9: La vida social con monos como nosotrosCaptulo 10: La gran verdad de la adhesinCaptulo 11: Cmo coge su cerebro resfriados psicosocialesCaptulo 12: El poder oculto de las cosas

    Parte 5: MEMORIA Y MODELADO

    Captulo 13: Tu mente reeditadaCaptulo 14: Nacidos para copiar, aprender y practicar

    Parte 6: NADA TAN PURO COMO LA ACCIN

    Captulo 15: Cuidado con la brechaCaptulo 16: Anime a su fabricante de significados

    Seccin especial 1: Fuentes sugeridasSeccin especial 2: Todava ms

    Reconocimientos Notas

  • EPrlogo

    N las primeras pginas de este atractivo volumen David DiSalvo nos cuenta la historia del fallidointento de robo en una tienda. La cosa hubiera podido ser peor nadie result muerto, pero dos delos colaboradores de DiSalvo resultaron gravemente heridos y corrieron riesgos desproporcionados,teniendo en cuenta el suculento botn de los ladrones que se reduca a unos paquetes de tabaco. Losempleados de la tienda no eran precisamente unos tipos muy osados, y saban muy bien cmocomportarse de forma ms delicada y menos peligrosa. Pero no lo hicieron. En lugar de ello y decalcular el riesgo que podran correr decidieron obrar de forma atrevida e inconsciente. Por qu?

    DiSalvo expone la irracional forma de pensar de estos dos desventurados empleados cuyas decisionesresultaron notablemente equivocadas debido a unos prejuicios bastante comunes. Uno de los dos jvenesqued obnubilado por el arcaico concepto de no comportarse de manera cobarde y afeminada, prejuicioque con frecuencia acta por debajo de un nivel consciente. El otro empleado tambin actuimprudentemente, en este caso por el deseo de obrar de acuerdo con el guin de hroe. Ambos secomportaron de manera impetuosa y automtica, sin pensarlo bien, adoptando unas decisiones de las quehabran de lamentarse ms tarde.

    Los estereotipos y guiones son valiosas herramientas cognitivas, reglas que todos solemos utilizardiariamente para andar por la vida. S in la ayuda de tales herramientas y de otras muchas similares nosmostraramos indecisos y paralizados. Pero dichos elementos tambin pueden constituir trampaspotenciales si se utilizan de forma inapropiada, o si se aplican en la situacin equivocada, como les sucedia los colaboradores de DiSalvo al lanzarse a impedir el mencionado robo. Todos nos movemoscontinuamente de acuerdo con estereotipos y guiones establecidos, utilizndolos como elementos ecacespara proteger nuestro tiempo y nuestra energa. Pero como podemos comprobar por la ancdotamencionada, en ocasiones dichos elementos pueden confundir nuestro juicio.

    Me gusta esta historia y muchas ms que el autor relata en su libro por su cotidianidad. Losdelincuentes no tienen por qu ser siempre inteligentes o malvados, ni los honrados empleadosnecesariamente tontos. Pero en ocasiones se comportan neciamente, como lo solemos hacer todos cuando adiario tomamos algunas decisiones. Es por ello que nos resulta tan fcil simpatizar con esos juicios yacciones desacertadas y, sin embargo, honestas. Asimismo, me gusta la historia mencionada, porque haceresaltar dos puntos importantes sobre el comportamiento humano y sobre la forma cmo pensamos yescribimos acerca de la psicologa.

    El primer punto es que la psicologa humana resulta complicada. He pasado gran parte de mi vidaprofesional dedicado a ello, y puedo decir que la cosa no es tan evidente como se pudiera pensar. El reto deescribir sobre la ciencia del comportamiento a diferencia de la astronoma, la inmunologa o la fsicacuntica es que los lectores ya tienen un conocimiento de la materia a un nivel muy bsico. Todo elmundo ha experimentado alguna vez en mayor o menor medida las emociones humanas, desde el terror alplacer, o se ha visto en ocasiones motivado o desmotivado, o se ha propuesto ejercitar el autocontrol y ladisciplina, y no lo ha conseguido. Por tanto, los lectores conocen el terreno que pisan, el paisaje

  • psicolgico. El desafo que se les presenta a los psiclogos es descubrir otro nivel de la comprensincientca que no resulta tan evidente; y el reto que asimismo se presenta a los escritores sobre temaspsicolgicos es el de convencer a los lectores de que tales hallazgos son novedosos y dignos de serconocidos. DiSalvo posee un muy merecido prestigio en el campo de investigar con su trabajo en losdetalles de la vida diaria, sorprendiendo no obstante a sus lectores con una visin inesperada.

    Creo que escribir sobre psicologa es una de las especialidades cientcas ms difciles. S i da la impresinde que es algo que est en contra de la intuicin, es debido solo a que las llamadas ciencias serias parecen ms abstractas y matemticas. Pero no lo son. Adems, explicar la ciencia psicolgica de forma que tenga sentido es algo un tanto complicado y requiere un nivel altamente sofisticado de literatura cientfica. El comportamiento humano es algo muy matizado e imprevisible, que se mueve siempre en el terreno de lo indefinido. Por el contrario, el periodismo incluyendo lo que podra entenderse como ciencia literaria es con frecuencia demasiado aburrido intelectualmente y poco matizado. Por consiguiente, explicar las sutilezas del pensamiento, de las emociones y del comportamiento humano con las herramientas del periodismo constituye una tarea formidable.

    El segundo de los puntos a que me refera es que nuestras vidas son mucho ms automticas de lo queimaginamos o de lo que nos gustara admitir, y esto no siempre es positivo. Esta es una de las ideasclave que emergieron durante los ltimos aos en la psicologa cognitiva; y esto es algo que DiSalvo haescogido para explorar en estas pginas. Nuestro pensamiento est guiado y, con demasiada frecuencia,mal guiado no solo por unos cuantos prejuicios irracionales, sino por cientos de tales prejuicios.Interactan unos con otros, se amplican en ocasiones, y en otras circunstancias se contradicen. Losdescubrimientos realizados en decenas de laboratorios de todo el mundo han demostrado que la mentehumana pese a su gran poder de anlisis tambin se ve profundamente engaada por todos esosprejuicios. Del mismo modo en que nos dejamos llevar por guiones e interpretaciones equivocadas queguan nuestras conductas, tambin nos vemos conformados por nuestra necesidad de encontrar certezas yconclusiones; por nuestro deseo de fomentar el contacto social, y por otras fuerzas cognitivas que DiSalvoilumina con notable claridad en estas pginas.

    Estas percepciones que forman parte de nuestra toma automtica de decisiones son relativamentenuevas, y se encuentran entrelazadas con la idea de que la mente humana es una especie de ordenadordual. Nos movemos de ac para all sin cesar entre una forma de pensar analtica y pesada, y otra rpida eimpresionable. Como individuos podemos tender a mostrarnos ms intuitivos o prudentes en nuestraforma de pensar, pero, en el fondo, todos somos una mezcla de intuicin y de clculo. Somos capaces depensar serenamente, pero no siempre sabemos hacerlo en el momento adecuado. Hay situaciones quedemandan un pensamiento rpido y visceral, y otras que exigen calma y prudencia. Todo tienen que vercon la conveniencia del momento; y el hecho cierto es que no todos sabemos adecuar convenientementenuestro pensamiento al problema que tenemos entre manos. Dicho de otro modo: pensar es un asuntocomplicado.

    Pero el hecho de escribir sobre esta complicacin no es sencillo, porque resulta muy fcil sentirseseducido por ciertas falacias a la hora de una explicacin. Cuando lo que estamos relatando es algocomplejo, deseamos simplicarlo estableciendo ciertas categoras, una tendencia a la que llamamosreduccionismo. Pretendemos analizar la naturaleza humana de una manera bastante supercial y no de formaprofunda. Al fundamentar su anlisis en ejemplos extrados de la vida real, DiSalvo evita este peligroreduccionista.

    Los escritores sobre temas psicolgicos tienen tambin que hacer frente en estos tiempos a un reto muyespecial; y ese reto estriba en resistirse a la seduccin del cerebro. Las percepciones que encontramos en estelibro proceden de un trabajo paradigmtico que se halla dentro del campo de la psicologa. Estos logros sehan visto acompaados por otros similares hechos en el campo de la neurociencia, incluyendo eldescubrimiento de la notable neuroqumica del cerebro y de mtodos que estudian la actuacin del cerebro.Esta rica y novedosa ciencia proporciona nuevas explicaciones del comportamiento humano, y ha servidopara enriquecer una autntica proliferacin de libros y de otros trabajos sobre la ciencia del cerebro.S iendo, como son, estas percepciones tan sorprendentes, continan mostrndose limitadas en la capacidadque tienen para explicar el pensamiento y las emociones humanas.

    Constituye un error bastante generalizado pensar que escribir sobre el cerebro es ms sosticado o

  • ms cientco que el escribir sobre la mente o la conducta. Y son muchos los autores que caen en estafalacia. Pero, de hecho, lo cierto es todo lo contrario. Tanto la anatoma como la qumica cerebral sefundamentan en la biologa y de ah procede su estatus privilegiado en la literatura cientca, perotales investigaciones no llegan a explicar, ni siquiera de forma aproximada, la naturaleza humana, talcomo prometen. El hecho es que cerebro y conducta no son elementos equivalentes, y que la informacinsobre la actividad cerebral no esclarece necesariamente cuestiones importantes como, por ejemplo, la raznpor la que hacemos cosas que no son buenas para nosotros. Para poder acceder de algn modo a estascomplejas e interesantes cuestiones uno tiene que leer complejos textos sobre psicologa experimental.

    Existe actualmente una especie de reaccin violenta contra el reduccionismo y las grandes promesas de laneurociencia, en la que los mismos cientcos sealan las limitaciones que presenta este campo. Esto noquiere decir que el estudiar y escanear el cerebro no sea importante; y no hay duda alguna de que llegar elda en el que se encontrarn respuestas para ello, pero, de momento, el cerebro no logra explicar losmatices de la psicologa humana. Por tanto, necesitamos seguir estudiando psicologa. DiSalvo, conmucha cordura, no se deja tentar por esa forma ms fcil, pero menos profunda, de analizar la cuestin.

    Importantes y prestigiosos autores de psicologa se enfrentan actualmente a otro desafo muy singular:cmo superar la increble abundancia de malos textos sobre psicologa que existen en el mercado. La tpicaseccin sobre psicologa que podemos encontrar en cualquier librera denominada frecuentementelibros de autoayuda est llena de textos en los que se pontica la condicin humana. Algunos de losautores de estos libros tienen credenciales acadmicas y otros no; pero esto, en el fondo, no es lofundamental. Lo sustancial es que todos ellos ofrecen frmulas para vivir mejor, pero pocas de estasfrmulas tienen una base cientfica, o estn rigurosamente basadas en una seria investigacin.

    Qu hace feliz a tu cerebro no es un libro de autoayuda. En lugar de ello su autor ha dado en llamarlo ciencia-ayuda. Lo que esto quiere decir es que DiSalvo ha realizado un intenso trabajo de campo visitando unabuena cantidad de laboratorios y asimilando la suciente literatura cientca como para poder ofrecernoscon este libro una serie de perspectivas valiosas sobre el razonamiento humano. Las frmulas yprescripciones que nos ofrece son modestas, como debe ser, porque la parte prctica de la psicologacognitiva todava es joven. Lo mejor que nos puede ofrecer en estos momentos un escritor cientco almenos, su prescripcin ms responsable es hacer que sus lectores sean conscientes de las mltiples ysorprendentes formas en las que la mente humana se equivoca diariamente. Nuestra responsabilidadestriba en hablar detenidamente de los peligrosos e irracionales juicios y decisiones que llegamos a hacer,pero DiSalvo nos ayuda en esta labor proporcionndonos para ello algunas nuevas y valiosasherramientas.

    * * *

  • UIntroduccin

    Adentrndonos en el mbito cognitivo

    Qu peculiar privilegio posee esta pequea agitacin del cerebro a la que llamamos pensamiento.

    DAVID HUME, Dialogues Concerning Natural Religion

    Siempre existe una solucin fcil para todo problema humano; una solucin, clara, plausible y equivocada.

    H.L MENKEN The Divine Afflatus

    Nuestros cerebros son mquinas de prediccin y modelos de percepcin que deseanestabilidad, claridad y consistencia. Algo genial, excepto cuando no lo es

    STED entra en la oficina en su primer da de trabajo. Siente cmo un soterrado temblor le recorre todoel cuerpo y se muestra tan alerta como lo estara un cervatillo bebiendo en una laguna infestada decaimanes. En realidad, este no es su primer da de trabajo; ya ha vivido esta situacin en otrosempleos anteriores, por lo que tales sensaciones no le resultan enteramente nuevas. De todos modoseste trabajo es nuevo, por lo que usted se encuentra tan ansioso al respecto como lo estuvo conocasin de su primer empleo, hace de esto ya bastantes aos. Existe, sin embargo, una diferenciaimportante, aunque no la vea con total claridad, a medida que va avanzando por el pasillo de laocina, y mientras sigue andando y observa los despachos por los que pasa y trata deimpregnarse del ambiente existente, un pensamiento empieza a tomar cuerpo dentro de usted: Voy a

    estar bien aqu.

    Por qu se va abriendo paso este pensamiento en usted, a pesar del miedo que no le abandona? Qu eslo que est cambiando a medida que ha dejado el hall de entrada, y que al avanzar por la ocina empieza aincorporar cuanto sucede a su alrededor? Aunque no est demasiado claro el porqu, su cerebro estlevantndole el nimo. Todo cuanto ve, huele, toca y oye est siendo procesado, analizado y descodicado.

  • Su cerebro est realizando su funcin, y lo est haciendo muy bien. Tan bien que, de hecho, usted empiezaa experimentar una respuesta emocional que se opone a su natural nerviosismo. Su cerebro le estsugiriendo que ya ha estado aqu antes. No de una forma literal, por supuesto; pero su cerebro estestructurado para adecuarle a los estmulos y circunstancias de este nuevo ambiente en el que estentrando y que se parece a otros que usted ya conoci. Su cerebro le est anunciando que todos estoselementos que ahora le rodean deben resultarle lo bastante familiares como para que usted pueda establecerbuenas perspectivas al respecto. Y a medida que le van presentando a otros empleados, su cerebro procesams estmulos, detecta ms circunstancias, aade ms elementos a la red de informacin que se estcreando por todo cuanto experimenta.

    A medida que va a...

Recommended

View more >