Qué es el Anarquismo - es. ?· kvtujdjb fo mb gsbufsojebe fo mb tpmjebsjebe fo fm bqpzp nvuvp fo fm…

  • View
    217

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

Biblioteca anarquistaAnti-Copyright

Federica MontsenyQu es el Anarquismo?

1974

Recuperado el 28 de mayo de 2014 desdehormigalibertaria.blogspot.com

es.theanarchistlibrary.org

Qu es el Anarquismo?

Federica Montseny

1974

ndice general

Breve introduccin al tema . . . . . . . . . . . . . . 5Origen y desarrollo del anarquismo . . . . . . . . . 7El anarquismo en Espaa . . . . . . . . . . . . . . . 15El anarquismo entre la Revolucin Rusa de 1917 y

la Revolucin Espaola de 1936 . . . . . . . 24El anarquismo, desde la Revolucin Espaola hasta

nuestros das . . . . . . . . . . . . . . . . . 36El anarquismo, definido por sus tericos y los

acuerdos de sus congresos . . . . . . . . . . 43Mocin-estudio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45Conclusin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55

3

justicia, en la fraternidad, en la solidaridad, en el apoyo mutuo, enel pacto entre iguales, constantes del anarquismo.

56

Breve introduccin al tema

La Enciclopedia Quillet, en una de sus ediciones, define as alanarquismo: Sistema poltico y filosfico, basado en el ideal deuna sociedad sin gobierno.

La palabra anarqua deriva del griego AN no y ARKIA go-bierno. Sin embargo, de una manera deliberada, se ha generalizadootra acepcin del vocablo. Anarqua es hoy sinnimo de desorden,de caos. Anrquico es interpretado como algo desordenado, cati-co.

El anarquismo jams es definido como ideal de una sociedad singobierno, sino como un movimiento compuesto por individuosviolentos, propensos a utilizar, en todo momento, del terror, de laintimidacin para imponerse en la sociedad y para entablar la luchacon sus adversarios. El anarquismo ha sido difamado, deformado ycalumniado con igual unanimidad por conservadores y por comu-nistas.

No obstante, nadie puede negar las bases cientficas y filosficasdel anarquismo. Sus tericos ms eminentes han sido hombres deciencia como el prncipe Pedro Kropotkin, el gegrafo Eliseo Re-clus, el economista Dmela Nievehuis, el pensador Rudolf Rocker,el historiador Max Nettlau.

El estudio de las sociedades primitivas y de la evolucin de laespecie, llev a Kropotkin y a Reclus a la conclusin de los efec-tos nocivos del. Estado, que en lugar de ejercer funcin de rbitroy regulador de las relaciones sociales, se convirti universalmen-te y a lo largo de sus mltiples transformaciones, en defensor delos intereses creados por los que lo detentaban y por los que ha-ban confiscado los bienes de la colectividad en beneficio propio.Es decir, lo que lanzaran como grandes lneas polticas y filosficasProudhon y Bakunin, lo iluminaron con la luz de sus estudios y desu experiencia cientfica los hombres que continuaron y ampliaronsu obra.

El anarquismo es, pues, una doctrina social basada en la libertaddel hombre, en el pacto o libre acuerdo de ste con sus semejantesy en la organizacin de una sociedad en la que no deben existir cla-ses ni intereses privados, ni leyes coercitivas de ninguna especie.

5

El hombre, movido por sus dos instintos paralelos, el egosmo y elaltruismo, que con l nacen y en l viven, sin imposiciones ni edu-caciones destinadas a dominarlo y a malearlo, sabr, por egosmo,ponerse de acuerdo con los dems hombres, para facilitar su trabajo,su defensa y el medio en que debe desenvolverse, y, por altruismo,sabr aportar su apoyo solidario a los ms dbiles y desvalidos.

Sin caer en el infantilismo roussoniano, el anarquismo ha cre-do en el hombre y ha considerado que si se producan anormalida-des fisiolgicas, determinadas por la herencia o por malformacio-nes congenitales, la ciencia, la medicina estaban ah para curarlo,para remediarlas.

Un pensador anarquista argentino, Rafael Barret, defini con es-tas palabras profundas la posicin de los anarquistas en este sen-tido: La maldad es cosa de enfermos. Un hombre normalmenteconstituido, en posesin de todas sus facultades, sano, libre, con to-dos los medios a su alcance para vivir feliz, no ser malo y buscarla sociedad de sus semejantes, ya que el hombre, como especie, essociable, necesita la compaa de los dems hombres para desarro-llarse y vivir armoniosamente.

Para el anarquismo, sin embargo, la sociedad no puede ser y nodebe ser sinnimo de esclavitud, de uniformidad ni de promiscui-dad. Los derechos del individuo a la soledad, si as lo desea, al traba-jo solitario, si sus inclinaciones a ello le llevan, son siempre recono-cidos. La base del anarquismo es el hombre, sus derechos inaliena-bles, el pacto libre con los dems hombres y la organizacin de unasociedad donde esos derechos estn garantizados por el conjuntoarmonioso de todos los hombres reunidos.

Pi yMargall, que, sin ser especficamente anarquista, tantas ideaslibertarias expresara en su obra, defini muy bien los lmites nicosque tiene el ejercicio de la libertad individual, tal como la concibenlos anarquistas: La libertad de uno termina donde empieza la li-bertad de otro.

A lo largo de este opsculo iremos exponiendo las diversas fr-mulas prcticas de organizacin social, ideadas por los anarquis-tas y expuestas, sea en escritos redactados por sus tericos, sea enacuerdos tomados en los diversos Congresos en que el tema de la or-

6

(Fin de la Mocin adoptada por el Congreso de Carrara).

Conclusin

A pesar del pesimismo de los futurlogos, que prevn calamida-des sin cuento a la humanidad de los siglos venideros; pese a lasamenazas y a los peligros que hace correr al mundo las armas at-micas y las formidables fuerzas que puede liberar la energa nuclear;sin olvidar los problemas que cada da plantear al mundo la demo-grafa y los que son ya una realidad, como es la polucin, plaga delas modernas ciudades creadas por el universo concentracionarioen que se han encerrado los hombres, somos optimistas.

Estamos convencidos de que el instinto de conservacin del hom-bre y sus excepcionales facultades de adaptacin, salvarn a la es-pecie de s misma y desbaratarn los planes de los que, conscienteo inconscientemente, laboran contra ella.

Y estamos convencidos tambin de que profundas transformacio-nes del medio social en que vivimos son inevitables. Ellas llevarn aensayar todas las nuevas concepciones de la sociedad ofrecidas a lahumanidad por la inquietud y el propio sentido de continuidad delas generaciones que se han ido sucediendo sobre la tierra. Y sabe-mos que, ensayadas todas las frmulas autoritarias, gastada hastael tutano la idea del Estado, en sus mltiples interpretaciones ytransfiguraciones, fatalmente, por la fuerza misma de las cosas yla dinmica de los hechos, las sociedades venideras adoptarn lassoluciones propuestas por los anarquistas.

Estas soluciones, por lo dems, no son ni sern jams definitivas,ya que, como dijo el profundo pensador libertario Ricardo Mella:Ms all del ideal habr siempre ideal.

No hemos pretendido nunca los anarquistas, crear ideologas ina-movibles, modelos de sociedad para siempre. Con Malatesta, cree-mos que hay que ir hacia la libertad total, esto es, la Anarqua, porcaminos de libertad.

Estos caminos los hemos ido abriendo a lo largo de nuestra prc-tica militante y seguirn abrindolos los que nos sucedern en elcombate y en el esfuerzo por dar cada da un poco ms de felicidada los hombres, por medio de realizaciones sociales basadas en la

55

duccin y de consumo, de explotacin y estudio de las posibilida-des de desarrollo econmico y de explotacin de nuevas riquezasen comn, puede haber los consejos de economa locales, comarca-les y regionales, desembocando en el Consejo general de economanacional federada.

Esos consejos de economa no deben tener ninguna potestad eje-cutiva, sino simplemente misin consultiva y de asesoramiento. Po-drn ser formados por delegados designados por la Comuna, los sin-dicatos, las colectividades, las cooperativas y centros de consumo,los organismos tcnicos y culturales.

Los miembros de esos consejos, que incluso podran stos serdenominados consejos sociales y econmicos, sern designados porlos organismos respectivos y delegados a aqullos, a ttulo temporalrenovable y revocable.

Teniendo en cuenta las necesidades esenciales, materiales, pro-ductivas, relacionadoras, culturales y artsticas, etc., entre los con-sejos sociales y de economa que podran formarse hay el de alimen-tacin, el de la vivienda, el del vestir, el de la produccin agrcola,ganadera y forestal, el de la minera, I de la pesca, el de trans-porte, de comunicaciones, de artes grficas, prensa y libro, el de laindustria metalrgica y siderrgica, el de agua, luz, fuerza motriz ynuclear, el de la industria qumica, el del ramo del vidrio y cermica,el del ramo de la madera, el de la construccin, el de sanidad, el dela cultura, artes y recreos, el de ciencias, investigaciones y tcnicas,el de depsitos, crditos e intercambios, el de relaciones exteriores,el de importacin y exportacin, los cuales, a travs de sus ramifi-caciones locales, comunales, sindicales, de colectividades, coopera-tivas y agrupaciones autnomas, sin centralismo alguno, de abajoa arriba, se entrelazarn en un consejo general de coordinacin ysolidaridad de entidades y organismos autnomos, sin atribucionesejecutivas.

Las denominaciones de los diversos consejos que enumeramospodrn ser distintas de las que damos nosotros, los acoplamientostener ms o menos amplitud, las demarcaciones por especialidad, orama ms variadas o sintticas que las apuntadas. Y sern siempreadoptadas de comn concierto, entre los interesados, directamente,sin imposicin alguna.

54

ganizacin de la vida en una sociedad liberada del Estado pensaronlos anarquistas.

Porque, contra lo que piensa el vulgo mal informado, nadie sepreocup tanto de los aspectos prcticos de la organizacin delmundo, despus de la revolucin social que debera termina