Portafolio Profesional - Leopoldo Adair Cruz

  • Published on
    30-Jul-2016

  • View
    214

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Portafolio enfocado a digitalizacin de libros.

Transcript

  • 1Adair Cruz

  • 2Detesto la vulgaridad del realismo en la literatura. Al que es capaz de llamarle pala a una pala, deberan obligarle a

    usar una. Es lo nico para lo que sirve.

    Oscar Wilde

  • 3Importancia de la Literatura

    La literatura es una fuerza en el mun-do y no me imagino la vida sin literatu-ra. La vida sin arte es inimaginable, pero como todos saben, cada vez hay menos lectores. Cada vez la literatura tiene que competir con otras formas de ocio. Esto nunca me ha preocupado, porque los li-bros tienen algo que no tiene la msica u otras formas de arte: los libros se leen individualmente. Aunque haya un lector o haya un milln, siempre hay un lector y un libro. Es una relacin uno a uno, autor y lector colaborando juntos. Y en cierto sentido, es el nico lugar del mundo don-de dos extraos pueden conocerse y re-unirse en trminos de igualdad. La gente habla de la muerte de la literatura, pero yo creo que no se va a producir.

  • 4Hacer versos malos depara ms felicidad que leer los versos ms bellos.

    Hermann Hesse

  • 5ndice

    Curriculum 7

    Resea. Charles Bukowski 9

    Libro El Cartero10

    Libro Pulp12

    Libro La Senda del Perdedor14

    Resea. Henry Miller17

    Libro Trpico de Cncer18

  • 6No leas como hacen los nios, para divertirte, o como los ambiciosos, para instruirte. No, lee para vivir.

    Hermann Hesse

  • 7Curriculum

    Datos

    Nombre. Leopoldo Adair Cruz SilvaFecha de Nacimiento. 7/12/1993Domicilio. Luxemburgo 720, Col. Jardines de Oriente.

    Objetivo

    Mi nombre es Leopoldo Adair Cruz Silva, soy estudiante a Diseo Grfico. Motivado a realizarme de manera profesional por las actuales y constan-tes necesidades que surgen en la sociedad de informacin, comunicacin y expresin.

    Tengo como objetivo desempearme profesionalmente, al igual que estu-diar una especialidad de mbito editorial, y con esto, generar y ganar expe-riencia dentro de este contexto.

    Dentro del desempeo profesional, pretendo trabajar en Banco mvil, la cual es una revista enfocada a la literatura, arte, y gran parte en diseo, y con esto, adquirir experiencia y fortaleciendo los conocimientos previos para posteriormente poder laborar en empresas editoriales ms grandes como Editorial Aguilar.

    Estudios Acadmicos

    Licenciatura en Diseo Grfico, Universidad Cuauhtmoc.

  • 8El propsito de la lectura no es conseguir que se vendan ms libros, sino que los lectores disfruten ms de la vida.

    George Holbrook Jackson

  • 9Resea. Charles Bukowski

    Escritor alemn criado en Estados Unidos, naci el 16 de agosto de 1920.

    Charles Bukowski comenz su carrera como escritor a temprana edad, sin embargo, fue en la universidad donde comenz a sobresalir con mlti-ples obras poticas y cuentos, que, aunque no son tan sobrios y descarados (cualidad que se ve reflejada en sus novelas posteriormente creadas), le dieron hincapi a desarrollarse ms como escritor.

    Bukowski trabajo durante mucho tiempo en una oficina de correos en California, Estados Unidos, y gracias a este trabajo lanz a la luz El Cartero, novela que, a su vez, lo convenci de abandonar definitivamente dicho trabajo y el cual refleja en la misma obra.

    Todas sus novelas literarias estn protagonizadas por Henry Hank Chinas-ki, alter ego de Bukowski.

    Bukowski ha inspirado a un sinfn de proyectos literarios y cinematogr-ficos; entre los ms destacados de puede mencionar Ordinaria Locura, y posteriormente Barfly de Barbet Schroeder, de la cual, Charles Bukowski escribi el guin.

  • 10

  • 11

    El CarteroAdaptacin a formato digital

    Sinopsis

    Libro que se puede visualizar en forma-to PDF, y el cual tiene unas medidas para imprimir 12.5 x 18.5. El libro se elabor de forma digital debido a las carentes opciones de formato que existen en la actualidad sobre este ttulo, centrandose solamente en el contenido, pero no en un debido formato y acomodo que permita al lector facilitar la compren-sin y lectura del mismo.

    Charles Bukowski, escritor eminentemen-te autobiogrfico, nos cuenta en esta obra otro fragmento de la vida de su alter ego Chinaski. En El Cartero describe los doce aos en que estuvo empleado en una sr-dida oficina de correos de Los ngeles. El libro termina cuando Chinaski/Bukowski abandona la miserable seguridad de su empleo, a los 49 aos, para dedicarse exclusivamente a escribir. Y escribe El Cartero, su primera novela.

  • 12

    Reticula editorial

  • 13

    Ejemplo del contenido

    - 9 -

    Capitulo 1

    Empez por una equivocacin.

    1

    - 10 -

    Estbamos en navidades y me enter por el borracho que vi-va calle arriba, y que lo haca todos los aos, que contrataban a cualquiera que se presentase, as que fui y lo siguiente que supe fue que tena una saca de cuero a mis espaldas y que me de-dicaba a pasear a mis anchas. Vaya un trabajo, pens. Tirado! Slo te daban una manzana o dos y si te las arreglabas para ter-minar, el cartero regular te asignaba otra manzana para repartir el correo, o tambin podas volver y el jefe te mandaba a otra parte, pero lo mejor que podas hacer era tomarte tu tiempo y meter relajadamente las tarjetas de navidad en los buzones. Creo que fue en mi segundo da como auxiliar de Navidad cuando esta mujerona sali y se puso a andar a mi lado mien-

    a que tena un culazo y unas tetazas y en general era grande

    pero me pona a mirar su cuerpo y no me importaba dema-siado. Hablaba y hablaba y hablaba. Entonces sali la cosa. Su marido trabajaba en una isla lejana y se senta sola, ya sabes, y viva en aquella casita de all atrs, toda para ella. -Qu casita? -pregunt.Ella escribi la direccin en un pedazo de papel. -Yo tambin estoy solo -dije-, me pasar esta noche y char-laremos.Yo estaba liado con una tipa, pero ella a veces desapareca du-rante unos das y yo realmente me senta solo. Solo y deseoso de aquel culo que tenia a mi lado. -De acuerdo -dijo ella-, te ver esta noche.Estuvo bien, tenia un buen polvo, pero como todos los

    - 11 -

    buenos polvos, al cabo de la tercera o cuarta noche empec a perder inters y no volv.Pero no poda dejar de pensar: Caramba, todo lo que hacen estos carteros es dejar unas cuantas cartas en el buzn y echar polvos. Este es un trabajo para m, oh s s s.

    2

    As que hice el examen, lo aprob, pas luego las, pruebas fsicas y all estaba, de cartero suplente. Empez fcil. Me en-viaron a la estafeta de West Avon y fue igual que durante las navidades, a excepcin de que no ligu nada. Todos los das esperaba acabar acostndome con alguna tipa, pero nada. Pero el curro era fcil y lo nico que haca era recorrer alguna man-zana que otra repartiendo cartas. Ni siquiera llevaba uniforme, slo una gorra. Iba con mi ropa habitual. Del modo como mi novia Betty y yo bebamos era difcil que sobrase dinero para vestidos. Entonces me trasladaron a la estafeta de Oakford. Necesitaban auxiliares y comprend por qu. A Jonstone le

    peligro y sangre. Haba 7 auxiliares: Tom Moto, Nick Pelli-grini, Herman Stratford, Rosey Anderson, Bobby Hansen, Harold Wiley y yo, Henry Chinasky. Haba que entrar a las 5 de la maana y el nico borracho era yo. Siempre beba hasta pasada la medianoche, y all nos sentbamos, a las 5 de la maana, esperando a que pasaran las horas, esperando a que alguno de los carteros regulares llamara diciendo que estaba enfermo. Los regulares normalmente llamaban diciendo que estaban enfermos los das de lluvia, o durante una ola de calor,

  • 14

  • 15

    PulpAdaptacin a formato digital

    Sinopsis

    Libro que se puede visualizar en forma-to PDF, y el cual tiene unas medidas para imprimir 12.5 x 18.5. El libro se elabor de forma digital debido a las carentes opciones de formato que existen en la actualidad sobre este ttulo, centrandose solamente en el contenido, pero no en un debido formato y acomodo que permita al lector facilitar la compren-sin y lectura del mismo.

    Al contrario que en otras novelas de Bukowski, el narrador no es Henry Chinaski (aunque aparece); en vez de eso, la novela sigue al detective privado Nicky Belane en su intento de rastrear al autor clsico fran-cs Cline y al escurridizo Red Sparrow. La caza de Belane lo adentra cada vez en las aventuras suburbiales a lo largo de la ciudad, tpico de las novelas de Bukows-ki, pero la historia incluye ocasionalmen-te elementos sobrenaturales y de ciencia ficcin.

  • 16

    b

    c ca

    d d

    a

    b

    Reticula editorial

  • 17

    Ejemplo del contenido

    - 9 -

    Capitulo 1

    -ba vencido y McKelvey estaba empezando los trmites para desahuciarme. Aquel da haca un calor del demonio y el aire acondicionado se haba roto. Una mosca se paseaba lentamen-te por encima de mi escritorio. Extend el brazo con la palma de la mano abierta y la puse fuera de juego. Me estaba frotan-do la mano con la pernera derecha del pantaln cuando son el telfono. Lo cog. -S? -dije. -Ha ledo usted a Cline? -pregunt una voz femenina. La voz era bastante sexy y yo llevaba mucho tiempo solo. Dca-das. -Cline? -dije-. Ummm... -Quiero a Cline -dijo ella-. Tengo que conseguirlo.Aquella voz tan sexy me estaba poniendo realmente cachondo. -Cline? -dije-. Dme alguna informacin. Hbleme, se-ora, siga hablando... -Sbase la cremallera -me contest.Mir hacia abajo. -Cmo lo sabe? -le pregunt. -Da igual. Lo que quiero es a Cline. -Cline est muerto. -No lo est. Quiero que le encuentre. Quiero tenerlo. -Puedo encontrar sus huesos.

    - 10 -

    -No, estpido, -est vivo! -Dnde? -En Hollywood. He odo que se ha pasado varias veces por la librera de Red Koldowsky. -Entonces, oepor qu no va a buscarle usted? -Porque antes quiero saber si es el autntico Cline. Tengo que estar segura, absolutamente segura. -Pero oepor qu ha recurrido a m? Hay cientos de detec-tives en esta ciudad. -John Barton le ha recomendado a usted. -Ah, Barton, s. Bueno, escuche, tendr que darme algn adelanto y tendr que verla a usted en persona. -Estar ah dentro de unos minutos dijo.Ella colg, yo me sub la cremallera.Y esper.

    - 11 -

    Capitulo 2

    Bueno, o sea, aquello no era justo. El vestido le estaba tan apretado quecasi le estallaban las costuras. Demasiados batidos de chocola-te. Llevaba unos tacones tan altos que parecan zancos. Cami-naba como un borracho contonendose por la habitacin. Un glorioso vrtigo de carne. -Sintese, seora -le dije.Se dej caer y cruz las piernas muy arriba, tan condenada-mente cercaque se me salan los ojos de las rbitas. -Encantado de verla, seora le dije. -Deje de hacerse el bobo, por favor. No tengo nada que no haya visto usted nunca. -En eso se equivoca, seora. oePodra darme usted su nombre? -Seora Muerte. -Seora Muerte? oeEs usted del circo? oeDel cine? -No. -Lugar de nacimiento? -Da lo mismo. -Ao de nacimiento? -No se haga el gracioso. -Slo intentaba tener algunos antecedentes.

  • 18

  • 19

    La senda del perdedorCharles Bukowski

    La Senda del PerdedorAdaptacin a formato digital

    Sinopsis

    Libro que se puede visualizar en forma-to PDF, y el cual tiene unas medidas para imprimir 12.5 x 18.5. El libro se elabor de forma digital debido a las carentes opciones de formato que existen en la actualidad sobre este ttulo, centrandose solamente en el contenido, pero no en un debido formato y acomodo que permita al lector facilitar la compren-sin y lectura del mismo.

    Novela autobiogrfica, contundente como un preciso uppercut, que nos mues-tra una visin bien distinta del Sueo Americano una visin desde abajo des-de los pisoteados y humillados: la infan-cia, adolescencia y juventud de Chinaski, en Los ngeles, durante los aos de la Depresin. Un padre brutal que cada da finge acudir puntualmente al trabajo para que sus vecinos no sospechen que est en paro; una madre apaleada por el pa-dre, que sin embargo est siempre de su parte; un mundo de jefes, de superiores aterrorizados por otros superiores.

  • 20

    Reticula editorial

  • 21

    Ejemplo del contenido

    - 9 -

    Capitulo 1

    La primera cosa que recuerdo es estar debajo de algo. Era una mesa, vea la pata de una mesa, vea las piernas de la gente, y una parte del mantel colgando. Estaba oscuro all debajo, me gustaba estar ah. Debi haber sido en Alemania, yo deba te-ner entre uno y dos aos de edad. Era en 1922. Me senta bien bajo la mesa. Nadie pareca darse cuenta de que yo estaba all.

    gente. Me gustaba la luz del sol. Las piernas de la gente no eraninteresantes, no eran como el trozo de mantel que colgaba, ni como la pata de la mesa, ni como la luz del sol. Luego no hay nada... luego un rbol de Navidad. Velas. Adornos de aves: aves con pequeos racimos de frutas en sus picos. Una estrella. Dos personas mayores pelendose, gritan-do. Gente comiendo, siempre gente comiendo. Yo tambin. Mi cuchara estaba doblada de tal forma que si quera comer, tena que cogerla con mi mano derecha. Si la coga con la izquierda, se apartaba de mi boca. Yo quera cogerla con la izquierda. Dos personas: una ms grande, con pelo rizado, una na-rizota, una boca enorme, mucha ceja; siempre pareca estar furiosa, gritando cada dos portres. La persona ms pequea era tranquila, de cara redonda, ms plida, con grandes ojos. Yo las tema a las dos. Algunas veces haba una tercera, una persona gorda que llevaba vestidos con un lazo en el cuello. Llevaba un gran broche, y tena muchas verrugas en la cara con pequeos pelos saliendo de ellas. Emily, la llamaban. Esta gente no pareca feliz de estar junta. Emily era la abuela.

    - 10 -

    El nombre de mi padre era Henry. El de mi madre, Ka-therine. Yo nunca los llamaba por su nombre. Yo era Hen-ry Junior. Esta gente hablaba en alemn la mayor parte del tiempo, y al principio yo tambin. La primera cosa que recuerdo haberle odo decir a mi abuela fue: -Os enterrar a todos! Lo dijo por primera vez un da antes de la comida y luego lo repetira muchas veces, siempre antes de que empezramos acomer. La comida pareca algo muy importante. Comamos carne en salsa con pur de patata, especialmente los domingos. Tambin comamos rosbif, salchichas con chucrut, guisantes, ruibarbo, zanahorias, espinacas, judas verdes, pollo, albndi-gas con spaguetti, algunas veces tambin con ravioli, y cebollas cocidas, esprragos, y todos los domingos pastel de fresas conhelado de vainilla. Para desayunar tombamos tostadas con salchichas, o tortitas con bacon y huevos revueltos. Y siempre caf. Pero lo que recuerdo sobre todo es la carne en salsa con pur de patata y mi abuela Emily diciendo: -Os enterrar a todos! Nos sola visitar a menudo despus de que vinisemos a Amrica,cogiendo el tranva rojo de Pasadena a Los Angeles. Nosotros slo la bamos a ver en contadas ocasiones, viajando en el Ford T.

    -o cubierto por la sombra de una verdadera masa de rboles. Emily tena a todos sus canarios en diferentes jaulas. Recuerdo sobre todo una visita. Aquella tarde ella fue cubriendo todas las jaulas con fundas de tela para que los pjaros pudieran dormir. La gente estaba sentada y charlaba.

    - 11 -

    Haba un piano, y yo me sent en el piano y empec a pulsar las teclas y a escuchar su sonido mientras la gente hablaba. Me gustaba sobre todo el sonido de las teclas del extremo, donde apenas tenan sonido. Su sonido era como el de dos pedacitos de hielo chocando entre s. -Te quieres estar quieto?...