PCE bibliografia

Embed Size (px)

Text of PCE bibliografia

TENDENCIAS, SNTOMAS Y USOS EN LA HISTORIOGRAFA POLTICA:EL CASO DE LA HISTORIA DEL PCE

Sergio Glvez (Universidad Complutense de Madrid) segalvez@ghis.ucm.es

Apuntes en torno a la bibliografa sobre la Historia del PCELa seccin de Historia de la Fundacin de Investigaciones Marxistas desde la dcada de los ochenta ha venido trabajando de forma constante en el fomento de la investigacin y divulgacin de la Historia del Partido Comunista de Espaa. Trabajo enfocado bajo la premisa central de la necesidad ineludible de estudiar de una forma rigurosa y cientfica la Historia del PCE, lejos, por lo tanto, de viejas historias oficiales o militantes. Con el objetivo acadmico, aadido, de que la propia trayectoria poltica del Partido durante el siglo XX saliera de la marginacin acadmica e historiogrfica, que hasta ese momento haba ocupado. Sin embargo, un balance de lo acontecido hasta el momento nos muestra el escaso camino recorrido as como los importantes retos en torno a la Historia del PCE. Los obstculos han sido numerosos y de diversa naturaleza. Entre ellos cabe citar, que duda cabe, las herencias de larga dictadura franquista tanto en el mundo de la cultura como en el estrictamente acadmico, que como rastro an visible ha generado un escaso inters en torno a la historia del PCE, y por ende a la historia del movimiento obrero en general1. No slo es que desde los Departamentos de Historia Contempornea y otros afines no se fomentara el estudio de este tipo de historia, sino que adems se entendiera que cualquier tipo de acercamiento constitua por si misma una historia militante o abiertamente interesada. Un motn de muestra son las escasas tesinas o tesis ledas en nuestras universidades relacionadas directamente con este objeto de estudio2. Aunque la situacin de manera lenta y gradual comienza a modificarse. Por otro lado,

Extraccin del Captulo en la siguiente obra: BUENO, M. & GLVEZ, S., Apuntes en torno a la bibliografa sobre la Historia del PCE en BUENO, M. & GLVEZ, S. (Coords.), Polticas de alianza y estrategias unitarias en la Historia del PCE. Dossier monogrfico de Papeles de la FIM, n 24, (2006), pp. 333-360. Un balance sobre lo acontecido en los Departamentos de Historia durante la dictadura franquista en MARN GELABERT, M. A. (2005), Los historiadores espaoles en el franquismo, 1948-1975: la historia local al servicio de la patria. Zaragoza, Institucin Fernando el Catlico, 2005. En todo caso no se puede obviar que publicaciones de referencia sobre la Historia del PCE son en gran medida productos de tesis doctorales, como las aqu entre otras citadas: Blanco (1993), Fernndez Rodrguez (2002), Snchez Rodrguez (2004), Souto (2004), Ramiro (2004). Sin embargo, una bsqueda en TESEO (Base de Datos de Tesis Doctorales), nos confirman el escaso inters que ha despertado el estudio monogrfico de la Historia del PCE. Entre stas tan slo caben citar como estudios monogrficos o donde el PCE tiene una notable presencia en las siguientes: GINARD, D. La resistencia mallorquina al franquismo. El PCE i el moviment obrer (1936-1977), Universidad de las Islas Baleares, 1996; CARRERO DAZ, J. M., Trabajadores demcratas en el franquismo. La propaganda democrtica del2 1

los puntos de inters de jornadas, seminarios, congresos y dems encuentros cientficos han estado muy alejados de los temas aqu tratados. Igualmente parecido o peor es el balance en el momento en que analizamos el asunto desde el punto de vista de la oportunidad editorial. Los abruptos cambios en la historiografa desde finales de la dcada de los ochenta, y la entrada de nuevas formas de concebir, entender y explicar la propia Historia, han terminado por arrinconar a la historia poltica3. Entre las consecuencias de este proceso se encuentran no slo un desinters por el conocimiento de la historia poltica en general, sino concretamente por la historia de los movimientos polticos y sociales, como pudieran ser las trayectorias del socialismo4 y del comunismo espaol. En este sentido al menos hubiera podido esperarse un acercamiento a la historia del PCE desde un punto de vista social -estudios sobre la procedencia familiar, social, de clase, ideolgica e incluso religiosa de los militantes y cuadros comunistascultural -las culturas militantes o de protesta- o a partir del estudio de las ideas o mentalidades en torno a la historia del comunismo espaol -investigaciones sobre la formacin ideolgica de los militantes, el papel de las redes sociales y su influencia en la formacin de las conciencias reivindicativas-. Igualmente desde el mundo acadmico, los estudios tanto generales como monogrficos que han venido a examinar la historia poltica del siglo XX han tendido a minusvalorar el papelnuevo movimiento obrero en las publicaciones clandestinas, 1962-1975, Universidad de Salamanca, 2001; VALVERDE MRQUEZ, M. J., Renovacin y continuismo en el Partido Comunista de Espaa (1956-1965), Universidad de Mlaga, 2002. Vanse al respecto la temtica analizada en los Congresos de la Asociacin de Historia Contempornea, a travs de los cuales puede constarte las lneas de investigacin ms atendidas: CARNERO, T., La renovacin de la Historia Poltica en MORALES MOYA, A. & ESTEBAN, M. (Eds.), La historia contempornea de Espaa. Primer Congreso de Historia Contempornea de Espaa, Salamanca 1992. Salamanca, Univ. de Salamanca, 1992, pp. 173-182; RUIZ-MANJN, O., Nuevas orientaciones en Historia Cultural en MORALES MOYA, A. & ESTEBAN, M. (Eds.), La historia contempornea de Espaa. Primer Congreso de Historia Contempornea de Espaa, Salamanca 1992. Salamanca, Univ. de Salamanca, 1992, pp. 197-205; BERAMENDI, J. G., La cultura poltica como objeto historiogrfico. Algunas consideraciones de mtodo en ALMUIA FERNNDEZ, C., Cultura y civilizaciones: III Congreso de la Historia Contempornea. Valladolid, Univ. Valladolid, 1998, pp. 7494; CRUZ ROMERO, M & SAZ, I., El siglo XX. Historiografa e historia, V Congreso de la Asociacin de Historia. Valencia, Universitat de Valncia, 2002. La temtica tratada en el resto de los Congresos se encuentran muy alejada de la historia poltica: BONAMUSA, F. & SERRALLONGA, J. (Eds.), La sociedad urbana en la Espaa contempornea. II Congreso de la Asociacin de Historia Contempornea. Barcelona, Asociacin de Historia Contempornea, 1994; SNCHEZ MANTERO, R. (Ed.), En torno al 98: Espaa en el trnsito del siglo XIX al XX: actas del IV Congreso de la Asociacin de Historia Contempornea. Huelva, Universidad de Huelva, 2000; FORCADELL C., FRIAS, C., PEIR & RJULA, P. (Coord.), Usos de la historia y polticas de memoria. V Congreso de la Asociacin de Historia Contempornea. Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, 2002). Una excelente sntesis de los cambios producidos en la historiografa espaola, y a nivel internacional, desde la dcada de los noventa en FORCADELL, C. La historia social, de la clase a la identidad en HERNNDEZ SANDOICA, E. & LANGA, A. (Eds.), Sobre la historia cultural. Entre poltica y cultura. Madrid, ABADA, 2005. Al respecto LUIS MARTN, F., De estrella rutilante a secundario ilustre o de la historiografa reciente sobre el socialismo en Espaa, Ayer, n. 50 (2003), pp. 255-287.4 3

del PCE tanto durante la Guerra Civil y el Franquismo, hasta prcticamente a condenarlo a su desaparicin una vez iniciada la transicin5. Cuando no conteniendo fuertes elementos de crtica, las ms veces polticos que centrados en aspectos histricos. Adems pareciera ser que con la derrota histrica del socialismo real a partir de la cada del Muro de Berln, la historia del comunismo y del movimiento obrero estuviera condenada a desaparecer o en el mejor de los casos a ocupar un lugar marginal, a travs de las nuevas lecturas o reinterpretaciones predominantes del pasado reciente6. Y no este un fenmeno estrictamente nacional, sino que puede observarse en buena parte del continente europeo. Sin duda, la propia ligazn entre la poltica y la historia, que tiene el investigar la historia de un partido comunista ha pesado en exceso. Y en no otras pocas ocasiones la instrumentalizacin tanto de la propia historia como con fines partidistas ha sido un obstculo difcil de superar. En una lectura ms interna, otro de los fenmenos que ha influido, aunque en pocas ocasiones se hayan planteado, es la idea permanente que con ms o menos visibilidad suele salir a relucir cada cierto tiempo por parte de los militantes y cuadros del Partido, y concretamente por investigadores prximos a la organizacin, de la ausencia real de un reconocimiento de la labor realizada por el PCE tanto durante la Guerra Civil y el Franquismo. Esta deuda histrica que cal hondamente en la vida y en la estrategia del Partido desde el inicio de la transicin, y que puede retrotraerse hasta la actualidad, ha actuado como una losa psicolgica, que no en pocas ocasiones ha dificultado un ejercicio sereno y coherente sobre la propia interpretacin de su historia. Sin embargo, grandes conocedores de la historiografa del PCE como los profesores D. Ginard o F. Erice8 han venido sealando la existencia de un lento giro en la forma tanto de acercarse como de investigar la historia del comunismo espaol, y concretamente del PCE. Hablando el primero de un progresivo proceso de normalizacin historiogrfica y de unaPor citar alguna de estas obras de referencia: TEZANOS, J. F., COTARELO, R. & DE BLAS, A., La transicin democrtica espaola. Madrid, Sistema, 1989; TUSELL, J. & SOTO, A. (Ed.), Historia de la transicin (1975-1986). Madrid, Alianza, 1996; POWELL, Ch., Espaa en democracia. Barcelona, Plaza & Jans, 2001. Un ejemplo de lo aqu dicho, lo constituye la aberrante la resolucin de condena internacional de los crmenes de los regimenes comunistas totalitarios del Consejo de Europa, en enero de 2006. Sin embargo esta ofensiva viene de lejos como demostr a principios de los noventa la publicacin de COURTOIS, S., El libro negro del comunismo: crmenes, terror y represin. Madrid, Espasa Calpe, 1998. GINARD, D., La inv