musica indigena Vegetales 1

  • Published on
    11-Feb-2017

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • LA INVENCIN DE LA MSICA INDGENA DE MXICO

  • LA INVENCIN DE LA MSICA INDGENA

    DE MXICO

    ANTROPOLOGA E HISTORIA DE LAS POLTICAS CULTURALES

    DEL SIGLO XX

    MARINA ALONSO BOLAOS

  • Ttulo de la obra: La invencin de la msica indgena de Mxico

    2008, SB

    ISBN: 978-987-1256-16-7

    1O edicin, Buenos Aires, febrero de 2008

    Autor: Marina Alonso Bolaos

    Directores de coleccin: Rafael Prez-Taylor Aldrete (UNAM) - Carlos Reynoso (UBA)

    Director editorial: Andrs C. Telesca

    Diseo de cubierta e interior: Cecilia Ricci

    Queda hecho el depsito que marca la ley 11.723.

    Libro de edicin argentina - Impreso en Argentina - Made in argentina

    No se permite la reproduccin parcial o total, el almacenamiento, el alquiler, la transmisin o la transformacin

    de este libro, en cualquier forma o por cualquier medio, sea electrnico o mecnico, mediante fotocopia, digi-

    talizacin u otros medios, sin el permiso previo y escrito del editor. Su infraccin est penada por las leyes 11.723

    y 25.446.

    Impreso en Talleres Mitre & Salvay, Heredia 2952, Sarand, Buenos Aires, Argentina

    Editorial SB

    Yapey 283 - C1202ACE - Ciudad Autnoma de Buenos Aires

    Tel/Fax: (++54) (11) 4981-1912 y lneas rotativas

    E-mail: editorialsb@nomades.com.ar

    Empresa asociada a la Cmara Argentina del Libro

    Libreras:

    CCiiuuddaadd AAuuttnnoommaa ddee BBuueennooss AAiirreess: Yapey 283 - C1202ACE - Tel.: (011) 4981-1912

    NNeeccoocchheeaa: Calle 61, no 2663 - B7630HCW - Provincia de Buenos Aires - Tel.: (02262) 52 9380

    Alonso Bolaos, MarinaLa invencin de la msica indgena de Mxico : antropologa e historia delas polticas culturales del siglo XX / Marina Alonso Bolaos ; dirigido porRafael Prez-Taylor Aldrete y Carlos Reynoso. - 1a ed. - Buenos Aires : SB,2008.

    160 p. ; 23x16 cm.

    ISBN 978-987-1256-16-7

    1. Antropologa. 2. Polticas Culturales. I. Prez-Taylor Aldrete, Rafael, dir.II. Reynoso, Carlos, dir. III. Ttulo

    CDD 306

  • Agradezco infinitamente al ProfesorCarlos Reynoso por el inters en publi-car y difundir este libro, resultado de miTesis de Maestra en Antropologa, diri-gida por el Dr. Rafael Prez Taylor en elInstituto de Investigaciones Antropol-gicas de la Universidad Nacional Aut-noma de Mxico (IIA-UNAM).Doy las gracias tambin a varios de loslectores, cuyos invaluables comentariosenriquecieron este libro: a los doctoresEngracia Loyo, Investigadora de El Co-legio de Mxico, Miguel Olmos de ElColegio de la Frontera Norte, Margari-ta Nolasco del Instituto Nacional de An-tropologa e Historia, Carlo Bonfiglioliy Ana Bella Prez Castro del IIA-UNAM.Finalmente, agradezco a Carlos Ruiz yBenjamn Muratalla, colegas de la Fo-noteca INAH, con quienes he discutidocon acuerdos y desacuerdos muchos delos planteamientos que aqu sostengo.De alguna manera, este libro constituyeun homenaje a todos los estudiosos y difu-sores de la msica tradicional de Mxico.

  • A Arturo, por todo lo que vendr

  • La tarea de la antropologa es, no slo saber cmo son las cosas, sino cmo han llegado a ser lo que son.

    FRANZ BOAS

  • NDICE

    PRESENTACIN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

    INTRODUCCIN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

    I. LOS GRANDES PROYECTOS INSTITUCIONALES . . 31

    1. LA RECONSTRUCCIN E INVENCIN DE LA MSICA POPULAR A TRAVS DE LAS POLTICAS CULTURALES POSREVOLUCIONARIAS (1924-1934) . . . . . . . . . . . . . . . . . 33

    1. Msica y educacin para el campo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36

    La reconstruccin musical . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38Los actores, los rganos y las estrategias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41

    2. La consolidacin de culturas musicales, instrumentos y repertorios . . 48

    2. EL INDIGENISMO MUSICAL. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

    1. El Mxico profundo: vicisitudes de lo indio-indgena en las colecciones fonogrficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

    Las colecciones fonogrficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55La serie fonogrfica Testimonio musical de Mxico . . . . . . . . . . . . . . 58Las series fonogrficas del Instituto Nacional Indigenista . . . . . . . . . 63

    2. Despus del 1 de enero de 1994 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67

    3. La etnomusicologa aplicada y la respuesta indgena . . . . . . . . . 77

    II. LOS PROTAGONISTAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79

    3. GABRIEL SALDVAR Y SILVA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81

    1. El pensador e historiador de la msica mexicana . . . . . . . . . . . . . . 81

  • 2. La obra musicolgica de Saldvar y su contexto . . . . . . . . . . . . . . . 83

    El libro Historia de la msica en Mxico (po-cas precortesiana y colonial) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85

    3. Tpicos del pensamiento saldivariano. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86

    La colonizacin musical; el nacimiento de la msica nacional(siglo XVIII) y la consolidacin de la msica y cultura musical mexicanas (siglo XVIII). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86

    Los buenos aprendices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88

    Los componentes histricos de la llamada msica mexicana. . . . . . 89

    Definicin de la msica popular mexicana y sus caractersticas . . . . . 93

    Los instrumentos musicales de la msica mexicana . . . . . . . . . . . . . . 95

    El mestizaje musical de Amrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

    Las canciones de la Independencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99

    4. DEL EUROCENTRISMO MUSICAL A LA DIVERSIDAD MUSICAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

    1. Vicente T. Mendoza (1894-1964) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104

    2. La nueva investigacin musical: Thomas Stanford (1929) . . . . . . . 110

    3. Henrietta Yurchenco (1916). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119

    5. CONSIDERACIONES FINALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125

    1. Los ejes discursivos de la etnomusicologa mexicana (1980-1996) . 125

    2. Hacia una antropologa de la msica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132

    SIGLAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143

    FUENTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145

    BIBLIOGRAFIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147

  • PRESENTACIN

    Carlos ReynosoUNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

    Tal como he argumentado en otros textos de esta misma serie, laantropologa de la msica, lejos de ser una formulacin marginal de unadisciplina madre, es un campo crtico en torno a un fenmeno complejoen el que ponen en evidencia articulaciones tericas e ideolgicas que enotros dominios ms convencionales (el ritual, la mitologa o el parentes-co, por ejemplo) suelen permanecer reprimidos a la sombra de una des-cripcin ms o menos neutral. Mientras que el parentesco, ya que habla-mos de l, puede ser un objeto de estudio susceptible de contemplarse de-sapasionadamente, la msica es por el contrario un fenmeno respectodel cual todo el mundo tiene opinin formada y posicin asumida. El pa-rentesco en s no es ni bueno ni malo; la msica, por el contrario, poseeun valor. Ella, al lado del saber que se le refiere, es una entidad sobre laque no se puede emitir ninguna opinin que no halague algn ego o hie-ra alguna susceptibilidad. En el Occidente globalizado ninguna otra arte,si es que en efecto se trata de eso, desata pasiones comparables.

    Cuando un asunto que parece formar parte de la vida cotidiana esinterrogado cientficamente, puede que se revelen aristas que la actitudnatural no advierte; y correspondientemente, cuando la teora se ocupa deuna cuestin cercana a la experiencia, como hubiera dicho Heinz Kohut,es el papel de la teora misma lo que resulta esclarecido, o al menos pues-to en cuestin. El espritu de esta coleccin involucra precisamente esaspuestas, ese desafo a lo que se da por sentado, esa apertura a la comple-jidad de los problemas y a los enfoques heterodoxos. En el libro que ellector tiene en mano, Marina Alonso Bolaos afronta adems una proble-mtica delicada, un asunto que se sale de los carriles disciplinados de laprctica acadmica normal; lo ha plasmado de un modo tal que, sin dejarde profundizar en las singularidades de cada caso, al estudioso interesadoen otros contextos le resultar de aplicacin a su propia circunstancia,cualquiera sea el espacio cultural al que dedique su inters.

    13EDITORIAL SB - FOTOCOPIAR ES DELITO: LEY 11.723

  • No se trata aqu de la descripcin de las msicas nacionales, ni ande la teorizacin o la sistematizacin que se ha hecho a partir de las mis-mas; de lo que se trata es de interrogar aspectos no triviales de la teora yla prctica profesional, en un encuadre que algunos pueden sentir provo-cativo por el uso de una palabra osada como sin duda es invencin. Sibien hay, como dice la autora, multitud de interacciones complejas entrelas polticas, las poblaciones, los procesos de cambio, los intereses, las bu-rocracias, los estudiosos y en algn momento tambin los msicos, el he-cho social total es susceptible de ser mirado en ltimo anlisis como unconjunto de actos constructivos. Actos que son, de cabo a rabo, materialno slo para el saber, sino para el debate.

    Aunque en una lectura opuesta hablar de invencin pueda parecerslo una metfora inofensiva, una invencin involucra primordialmenteagencia, y por ende actos en los que cabe establecer actores, propsitos,responsables. No es tanto la msica lo que se inventa, sino los modelosde discurso que le conciernen, sus prcticas de promocin y conserva-cin, las polticas culturales en torno suyo, las disciplinas que la indagan,la postulan como tema o simplemente la parasitan. Me atrevera a decirque en esta dinmica tambin se construye la consagracin hagiogrficade los hroes que consagran sus vidas a su estudio o a su recopilacin, cu-ya estatura titnica muchas veces escamotea o difiere la cuestin de la im-portancia de las msicas o los msicos que constituyen su mtier. Algu-na vez ser preciso problematizar tambin cmo se construye una meta-musicologa consistente en el registro de los mritos relativos de cada es-tudioso y en el anlisis de cmo se desagravian los olvidados, se denigranlos cados en desgracia, se inculcan los valores y se cambian las posicio-nes y jerarquas al vaivn de las modas doctrinarias. En este libro se do-cumenta algo de esto mismo en relacin con las msicas, las etnas o lasregiones que alternativamente se han privilegiado o puesto en segundoplano, por ejemplo.

    Alonso Bolaos reivindica aqu tambin, contra corriente, el apor-te de algunos participantes en la empresa que no han escrito textos, ni si-quiera comentarios, pero han sido instrumentales en la bsqueda, la eli-citacin y el registro de las msicas para luego tornarse casi invisibles,apenas referidos en listas de apellidos amontonadas al fondo de las pgi-nas, en prrafos de letra pequea. Pero ms all del quehacer de las per-sonas que intervienen en todas las instancias, del trabajo que ellas desen-vuelven y de su impacto en el plan global, al cabo del estudio es la msi-

    CARLOS REYNOSO

    14 EDITORIAL SB - FOTOCOPIAR ES DELITO: LEY 11.723

  • ca indgena de una categora cultural tan contingente como la de pas loque se revela particularmente objeto de invencin: dnde comienza ydnde acaba lo que se define como la msica, lo indgena y lo nacional esprecisamente lo que de ahora en adelante no podremos dar ms por sen-tado. De todo ese proceso eminentemente complejo es mejor que les ha-ble la autora antes que yo en este libro que, por alejado que se encuentreel lector de los hechos de los que en l se habla, no se puede dejar de leer.

    PRESENTACIN

    15EDITORIAL SB - FOTOCOPIAR ES DELITO: LEY 11.723

  • INTRODUCCIN

  • I.

    Anne-Marie Thiesse ha planteado que los procesos de formacinidentitaria en Europa desde el siglo XVIII al XX consistieron, en granmedida, en determinar el patrimonio de cada nacin y en difundir su cul-to. La recuperacin e invencin de una historia prestigiosa, una serie dehroes, una lengua, monumentos culturales, un folklore, un paisaje tpi-co, una mentalidad particular, las representaciones oficiales himno ybandera y las identificaciones pintorescas vestido, especialidades culi-narias o animal emblemtico, entre otros han constituido los elementossimblicos y materiales a travs de los cuales las naciones se han repre-sentado a s mismas.1 Segn Eduardo Devs, durante las primeras dca-das del siglo XX el pensamiento latinoamericano comprendi tambin unciclo identitario;2 en el Mxico posrevolucionario existi un inters, porparte de los intelectuales, en fundamentar los orgenes de lo mexicano, yla msica no fue la excepcin: se busc una identidad mexicana en el so-nido musical. Los llamados compositores nacionalistas de la generacinde 1915 como Manuel M. Ponce, Carlos Chvez, Candelario Huzar,Silvestre Revueltas, entre otros retomaron motivos de la msica indge-na y popular para la composicin de sus obras, pretendiendo, de este mo-do, apartarse de la creacin musical predominante desde el perodo colo-nial que copiaba el modelo europeo, y participando, a su vez, en la cons-truccin de una imagen cohesiva de lo mexicano.

    Sin embargo, es importante distinguir entre el pensamiento de losmsicos como creadores de estilos nacionales y los estudiosos de la m-sica popular. Mientras los compositores mexicanos del perodo naciona-lista han sido muy estudiados, aquellos pensadores que dedicaron su vi-da a la investigacin y a la difusin de la msica popular de Mxico hansido, en su mayora, olvidados, aunque su inters por recopilar datos so-bre la patria tambin haya contribuido a forjar una cultura nacional. En-tre estos ltimos se encuentran autores como Rubn M. Campos, GabrielSaldvar, Vicente T. Mendoza, Pablo Castellanos y Samuel Mart.

    El estudio de la msica indgena de Mxico no es reciente; ademsde los mencionados, importantes investigadores Jess C. Romero, Otto

    INTRODUCCIN

    19EDITORIAL SB - FOTOCOPIAR ES DELITO: LEY 11.723

    1. Thiesse 1999: 12-18.2. Devs 2000: 25.

  • Mayer-Serra, Ralph Steel Boggs, Samuel Mart, Thomas Stanford, Hen-rietta Yurchenco, Jos Ral Hellmer el Jarocho de Filadelfia, Francis-co Alvarado Pier, Irene Vzquez, Arturo Warman, Jas Reuter, DanielCastaeda, Charles Biols, Gertrude Kurath, Francisco Domnguez, en-tre otros aportaron un gran corpus de materiales que sentaron las basespara las investigaciones actuales y permitieron que muchas manifestacio-nes musicales pudieran ser difundidas y preservadas.

    En las primeras dcadas del siglo XX, cuando se discutan losgrandes problemas de la Nacin, la antropologa y la arqueologa res-cataron aquel aporte de las culturas indgenas a la cultura nacional, bus-cando y construyendo una explicacin del pasado. La arqueologa cobrgran impulso, pues mientras los estudios de la msica se inclinaron haciala mera recoleccin de cancioneros e instrumentos musicales como rasgosfolklric...