Menos Es Mas...Simplificar La Vida.

  • Published on
    13-Aug-2015

  • View
    17

  • Download
    0

Transcript

Menos es mas...Simplificar la vida. por Dominique Loreau Julio-Agosto 2008 del Sitio Web MundoNuevo En nuestras sociedades occidentales nadie sabe ya vivir con sencillez. Tenemos d emasiados bienes materiales, demasiadas opciones, demasiadas tentaciones, demasi ados deseos, demasiados alimentos. Todo se malgasta, todo se destruye. Usamos cubiertos, bolgrafos, encendedores, mqu inas fotogrficas desechables... cuya fabricacin contamina las aguas y el aire y, p or tanto, la naturaleza. Renunciemos desde hoy mismo a ese despilfarro, o tendre mos quo renunciar en un futuro no demasiado distante. Hay que quitar cosas que estorban para poder ver nuevas perspectivas. Funciones esenciales como vestirse, comer y dormir, cobran entonces una dimensin distinta y mucho ms profunda. No es la perfeccin lo que tratamos de alcanzar, sino un enriqu ecimiento vital. La opulencia no aporta ni gracia ni elegancia. Encarcela el alm a y la destruye. En cambio la sencillez resuelve muchos problemas. Deja de poseer demasiadas cosas: Tendrs ms tiempo para dedicar a tu cuerpo. Y una vez que te encuentres a gusto con tu cuerpo, podrs olvidarte de l y cultivar el espritu, con lo que se accede a una existencia ms llena de sentido, Y sers ms feliz! La sencillez consiste en poseer poco, para abrir camino a lo esencial y a la qui ntaesencia de las cosas. Y adems, la sencillez es bella porque esconde muchas mar avillas.Lo que Pesan las Posesiones - el Afn de Acumular Dominique Loreau, hace veintitrs aos se instal en Japn, donde se impregn de una filos ofa de vida basada en la simplicidad y la belleza. A lo largo de sus aos de vida y estudio en Japn, Loreau descubri que la simplicidad enriquece infinitamente la vida a la vez que libera de prejuicios y restriccion es. Actualmente dirige seminarios en Japn dirigidos a todos aquellos que desean simpl ificar su vida. La mayora viajamos por la vida nada ligeros de equipaje, sino todo lo contraro, ta lves nos seria recomendable una reflexin, y empezar a preguntarnos porqu le tenemo s tanto apego a las cosas? Para muchos, las riquezas materiales representan un reflejo de su vida, o tal ve z es que no estn muy seguros de tener existencia propia. Conscientemente o no, as ocian las posesiones con su propia identidad y la imagen que tienen de si mismos . Cuantas ms pertenencias tienen, ms seguros y realizados se sienten. Todo se convie rte en objeto del deseo: los bienes materiales, los negocios prsperos, las obras de arte, los conocimientos, las ideas, las amistades, los amantes, los viajes, u n dios y hasta el ego... La gente consume, compra, acumula, colecciona.Tienen amigos, tienen influencias', poseen' diplomas, ttulos, medallas... El peso de las posesiones los agobia. Olvidan, o no se han dado cuenta de que su codicia lo s convierte en seres sin vida, esclavizados por afanes cada vez ms numerosos. Hay muchas cosas superfluas, pero no lo comprendemos as hasta el momento en que e stamos privadas de ellas. Las usbamos porque las tenamos, no porque nos hicieran f alta. Cuntos objetos habremos comprado slo porque hemos visto que otras personas lo s tenan! Para simplificar hay que elegir, y las elecciones suelen ser penosas. Muchas per sonas acaban entre toneladas (en el sentido literal de la palabra) de objetos qu e han dejado de tener valor para ellas y no les son tiles para nada, slo porque no se han decidido a hacer algo con esas cosas, ni han tenido valor para regalarla s, venderlas o tirarlas. Se aferran al pasado, a las tradiciones familiares, a los recuerdos, pero olvida n el presente y no contemplan el porvenir. Tirar las cosas requiere un esfuerzo. La dificultad no consiste en librarse de e llas, sino en juzgar cules son tiles y cules intiles. A veces cuesta desprenderse de un objeto. Pero luego, qu satisfaccin!Miedo al Cambio Nuestra cultura no tolera mucho a los que eligen vivir con frugalidad. Son pelig rosos para la economa y para la sociedad de consumo. Merecen consideracin de margi nales. Son sujetos inquietantes. Quienes por decisin propia viven con modestia, c omen poco, malgastan poco y murmuran poco o nada de los dems, acaban calificados de avaros, hipcritas y asociales. Vivir es cambiar. Somos contenedores, no contenidos- Deshacerse de las pertenenc ias puede ayudamos a ser lo que siempre quisimos haber sido. A esto, numerosas personas replicarn que despus de haber padecido necesidades mate riales cuando eran jvenes, tirar ahora lo que tienen les causarla remordimientos. Seria como despilfarrar. Sin embargo, despilfarrar significa tirar lo que an pud iera sernos til. El que tira lo que no le sirve para nada, no despilfarra. Al contrario, el despi lfarro consiste en retoado. Falta espacio en las habitaciones! Hay que malgastar tanta energa en tener la sala decorada como nos imponen las revistas! Se pierde tanto tiempo buscando las cosas , ordenndolas, quitndoles el polvo! Acaso los recuerdos nos hacen tan felices, o ms felices? Se dice que los objetos t ienen alma. Pero se puede consentir que la fidelidad al pasado invada el futuro? E l presente debe quedar esttico?Elije el Minimalismo La economa en el arte de vivir es una filosofa prctica, porque vivir con poco mejor a la calidad de vida.Nuestra esencia no est encarnada en las cosas, y hacerse minimalista por lo gener al requiere un bagaje espiritual e intelectual. Algunos pueblos, como los corean os, gustan por instinto de lo sobrio y depurado, como lo demuestran sus obras de arte. Todos podemos elegir la riqueza de tener pocas cosas. Lo que cuenta es el valor para perseverar en nuestras convicciones hasta el final. Disciplina, lucidez y voluntad son las condiciones para vivir con lo estrictamen te necesario en unos espacios limpios y bien ventilados. El minimalismo exige un a disciplina de vida y una gran atencin al detalle. Elimina cuanto te sea posible , no te dejes invadir por los objetos y los muebles, y luego dedica tu atencin a otra cosa. La misma idea de eliminar dejar de preocuparte. Tus decisiones sern instintivas, tu indumentaria ms elegante, tu casa ms confortabl e, tus compromisos sociales y profesionales se reducirn. Renace el sentido comn y contemplamos la vida con mayor lucidez. La mano que elimina es suave, pero firme. Haz un alto y reflexiona sobre lo que podras hacer para llevar una vida ms fcil.Pregntate: Qu es lo que me complica la vida? Realmente vale la pena? Cundo soy ms feli ? Acaso tener es ms importante que ser? Hasta qu punto estoy dispuesta a conformarme con poco? Un consejo: redacta listas, te ayudarn a despejar los estorbos de tu existencia.Utiliza el Mnimo Posible de Objetos Cuando cualquier objeto requiera la atencin de tus sentidos, piensa que ya ha dej ado de existir, que se transforma, y que algn da no ser ms que polvo. No hay nada ta n gratificante como saber calibrar con mtodo y veracidad cada una de las cosas qu e hemos encontrado en la vida: cul es su utilidad, a qu universo hacen referencia, qu valor aportan a nuestra vida... Distingue cules son los elementos que los componen, cunto pueden durar, qu sentimie ntos te evocan. Importa ms enriquecer el cuerpo en sensaciones, el corazn en impulsos, y el espritu en principios, que llenar la vida de objetos. La nica manera de no ser posedos co nsiste en no poseer (nada o casi nada). Y sobre todo, en desear lo menos posible . Las acumulaciones son un lastre. La multiplicidad y la fragmentacin, tambin. Desprndete de todos los bienes de este mundo como de la ropa vieja que ya no te p ones. Alcanzars entonces el grado ltimo de la perfeccin en ti misma. Acaso es posible recibir sin hacer antes un espacio? No concedas ms importancia a las cosas que a los valores humanos, a tu trabajo, a tu paz, a la belleza, a tu libertad y en general, a todo cuanto vive. Son demasiadas las cosas que nos invaden, nos secuestran y nos alejan de lo esen cial. Nuestro espritu, a su vez, se atasca como un desvn lleno de trastos viejos. As no puede moverse ni progresar. Pero vivir estriba precisamente en progresar. Admitir la multiplicidad y las acumulaciones lleva a la confusin, a las preocupac iones incesantes, al desnimo.Que No Te Posean Nosotros no poseemos las cosas, ellas nos poseen. Todos somos dueos de tener lo que se nos antoje, pero lo que cuenta sobre todo es la actitud frente a las cosas, conocer los lmites de las propias necesidades, y lo que esperamos de nuestra propia vida. Saber lo que nos gustara leer, las pelcul as que deseamos ver, los lugares que nos proporcionan un goce profundo... Un lpiz labial, un documento de identidad, dinero: no se necesita llevar nada ms e n el bolso. Si tienes una nica lima de uas, siempre sabrs dnde encontrarla. A lo material hay qu e concederle un mnimo de importancia, aparte la comodidad, la calidad del entorno y uno o dos bellos muebles. Negarse a tener demasiado es darse la posibilidad d e apreciar con ms plenitud lo que aporta placeres espirituales, emocionales, inte lectuales. Tira lo que sea intil o que ya est demasiado usado. (O djalo en la calle con un car tel, para que se lo lleve alguien que pueda necesitarlo). Lo que est en condiciones de servir todava (libros, ropas, vajilla...) puedes dona rlo a los asilos y residencias. No pierdes nada con ese gesto, antes al contrari o, ganas mucho en satisfaccin y alegra. Revende los bienes que necesites poco o nada. Hecho el vaco, apreciars al fin el p rivilegio de no tener nada que ofrecer a los ladrones, a las llamas, a las polil las ni a los envidiosos. Tener ms que el mnimo estricto es cargarse de nuevos dolo res de cabeza. Y luego, como sabemos todos, "el mundo es un golfo redondo y el que lleva demasi ado peso va al fondo".No a la Casa Abarrotada - la Casa debe Ser el Anti-estrs de la Ciudad Cuando una casa est vaca, salvo algunas bellas y perfectas necesidades, se convier te en un remanso de paz. Estmala, lmpiala y habtala con respeto, porque cumple con la misin de proteger tu tesoro ms preciado: t mismo. Que las consideracines materiales dejen de preocupamos: slo entonces es posible ex pansionarse. El espritu se aloja en el cuerpo como ste se aloja en la casa. Para d esarrollarse, hay que liberar el espritu. Cada una de nuestras posesiones debera recordamos que la necesitamos, sin ms, y qu e es su utilidad lo que la hace preciosa, ya que sin ella no podramos funcionar' n ormalmente. La casa debera ser un lugar reposo, una fuente de inspiracin, un rea teraputica. Nue stras ciudades son superpobladas, ruidosas, pictricas de colores y de difraccione s visuales que nos agreden y nos hieren. A la casa le toca devolvemos la energa, la vitalidad, el equilibrio, la alegra. Es una proteccin material y psicolgica. Sirve tanto para el cuerpo como para el espritu. Existe una desnutricin alimentaria, y existe tambin una desnutricin espiritual. Ah e s donde la casa desempea su papel. Pues lo mismo que nuestra salud depende de nuestra alimentacin, lo que colocamos en nuestro interior tiene serias repercusiones sobre nuestro equilibrio psicolgico.ElInventario" EsencialEn qu consisten nuestras necesidades esenciales? Lo ideal sera no tener nada ms que lo estrictamente necesario, pero vivir en un lu gar de ensueo, un interior irreprochable, y dentro de un cuerpo ejercitado, flexi ble y cuidado. Si sumamos a todo esto la independencia total, entonces el espritu sera libre y permanecera abierto a todo lo que todava est pendiente de descubrimien to. La necesidad primera de todo ser humano es vivir en condiciones que le permitan conservar su salud, su equilibrio y su dignidad. A continuacin, acceder la calidad en la indumentaria, la alimentacin y el medio que le rodea. Por desgracia, hasta la calidad de vida se ha convertido en un lujo!La Esencia de las Cosas Hay que dejar que las cosas maduren para poder extraer la quintaesencia. Acostmbrate a definir, a describir, a ver, a denominar, a evaluar, a ensayar... e so te ayudar a cobrar conciencia de lo superfluo. Mira las cosas de cerca, como l os miopes, para distinguir el grano ms fino, y que no se te escape detalle de la calidad ni del valor de las cosas. Ni la mediocridad y la superfluidad de muchas de ellas. Desentindete de su imagen. Averigua lo que te aportan realmente. La esencia lo unifica y lo encierra todo en si misma: una estrella de la maana en tre la niebla, un sol restallante, una tetera que parezca una tetera y no un ele fante como la dibujara un nio... Pero, atencin!: cuanto ms sencillas son las cosas, mayor debe ser su calidad... ---------------------------------------------------------------------------------------------------------Cmo vivir mejor Author: Azael Cruz Me encontr con estos consejos para vivir mejor y quiero compartirlo con todos: 1. Disfruta de tu hogar Sintete cmodo en tu casa. Haz que sea y parezca simple. No la recargues de adornos innecesarios. Evita que el televisor haga las veces de hogar o chimenea, desplaznd olo a un lugar menos visible o ponindole puertas. Aprende a decorar y reparar las cosas con tus manos. Redescubre el rito de las comidas en familia y sin televis in. No seas esclavo del telfono. Invita a tus amigos a tu casa y hazles sentirse b ienvenidos. Por qu no les preparas t mismo la comida? 2. Corta con El Corte No vuelvas a salir de tiendas por impulso o diversin, ni te creas todo lo que pre dican grades tiendas como, en Espaa, El Corte Ingls . Evita que tu familia pase la ta rde del sbado en la frmula 9C: Coche (o carro en Hispanoamrica),centro comercial, compra, consola (de juegos de pago en vez de juegos en el parque), cine, cola (de la fila o de la famosa marca de Atlanta), cena y caravana (de vuelta a casa). N o compres nunca en domingo. Establece das de consumo bajo o cero, en los que no s e compra ms que lo estrictamente necesario. Invierte ms en las tiendas y comercios del barrio. Practica el trueque y el uso compartido. Compra cosas de segunda ma no, productos con poco embalaje, de comercio justo y ecolgicos. S fiel a la regla de las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar: Abre los armarios y desprndete de cuanto no hayas usado en el ltimo ao. Dnalo o vndelo a una tienda de segunda man o. Aprende a decir no. Evita acumular cosas y costumbres innecesarias. 3. S responsable con tu dinero Salda tus deudas. Intenta pagar siempre que puedas al contado; gastars menos. Haz ajustes para vivir dentro de tus posibilidades. Analiza y recorta tus gastos. C alcula cunto podras ahorrarte si no compraras ciertos productos de marca. Que tu a usteridad sea desde la alegra. Motvate con un compromiso solidario: lo que te sobr a es lo que otra persona necesita para llevar una vida digna. 4. Detente a oler las flores Qutate el grillete de la mueca -al menos de vez en cuando- deja de depender tanto del reloj. Escucha tu reloj interior. Tmate das de retiro, de verdadero descanso, sin programa alguno. No ests hasta la ltima hora del da haciendo cosas o viendo la televisin. Un da a la semana acustate y levntate antes. Huye de todo lo que enganche y cree adiccin. Vivir equilibradamente implica saber combinar las actividades que nos agradan y recrean. Cuando algo se convierte en una obsesin hay que buscar la forma de liberarse de su esclavitud. 5. Viaja hacia dentro Sal con tiempo y camina; tu ser entero lo agradecer. Si has de tomar un vehculo, q ue sea de transporte pblico. Haz que el tiempo en el autobs o el tren sea enriquec edor y cada da te parecer ms gratificante respecto al tiempo perdido en los atascos . Viaja hacia tu mundo interior con un tiempo de calidad dedicado a la meditacin; descubrirs paisajes increbles y enriquecers todas las dimensiones de tu vida. Escr ibe un diario y disfruta mas de tu existencia. Visita a la gente que est sola, y pasea tambin, con respeto y admiracin, por sus mundos personales. Si quieres conoc er de verdad el mundo, descbrelo por carreteras secundarias, comiendo su comida, bebiendo su vino, bailando su msica y estando en contacto con la realidad. 6. Apaga la tele Evita caer en la tentacin de la televisin y su creciente nmero de canales como form a de pasar el tiempo. Cada da estamos ante ella una media de tres horas. Huye de la ilusin de que ests informado porque ves el telediario. Lee ms. Pasea ms. Escribe ms a quienes amas. Aprende nuevas habilidades. Si hay nios pequeos en la casa, mira la tele con ellos y dales criterios para elegir. Dales alternativas, leles cuent os, participa en sus juegos. Proponte leer todas las noches media hora. y recuer da: detrs de los medios de comunicacin y de Internet hay grandes intereses polticos , sociales y econmicos. S crtico con la informacin y contrstala. Separa los hechos de las opiniones y busca apasionadamente la verdad en todo momento, sin dejarte ma nipular. 7. Vive en la realidad Cuida las relaciones humanas cercanas a ti y no caigas en una vida de simples am istades virtuales. Convivir con los dems es siempre ms difcil-y hermoso- que charlar con desconocidos en la red. El amor verdadero se vive en la vida diaria. Es ms bo nito y enriquecedor jugar un partido de ftbol o baloncesto que echar una partida con un simulador virtual. Un tamagotchi nunca ser igual que una mascota. 8. No corras detrs de todo lo nuevo Las nuevas tecnologas deben estar a nuestro servicio, no al revs. Utiliza el orden ador como herramienta y no como un fin en s mismo. Compra slo la cantidad de progr amas, perifricos y accesorios que vayas a utilizar. Prate a pensar si de verdad ne cesitas un telfono mvil. Hay muchas formas de invertir tus recursos econmicos que p ueden ser ms interesantes, humanamente enriquecedoras y baratas que el ltimo video juego. 9. Lleva una vida sana y cercana a la naturaleza Haz ejercicio regularmente, pero sin caer en el culto al cuerpo perfecto. Cambia de hbitos alimentarios y renuncia totalmente a la comida basura. Utiliza productos menos procesados, ms naturales. Consume ms productos frescos, verduras y legumb res. Redescubre los sabores puros de la leche, el agua y el vino. Asocia siempre el tiempo libre con la naturaleza. Date tiempo suficiente para dormir. Evita cae r en la dependencia del alcohol, el tabaco y otros tipos de drogas. No merecen l a pena. 10. Recupera el sentido de comunidad No caigas en el sedentarismo. Compromtete en actividades que te obliguen a salir de casa. Conoce a tus vecinos. Participa en las asambleas de tu parroquia y en l os grupos de jvenes y de tiempo libre de tu barrio. Compromtete en acciones comuni tarias o en una ONG. S solidario, s un voluntario. Comparte lo que tienes, sobre t odo lo que te sobra. Camina con otros por esta senda de una vida ms simple y plen a. ---------------------------------------------------------------------------------------------------------Vivir con menos, sin dificultades Quin es rico? El que disfruta con su parte. - El Talmud Reducir tu nivel de vida y vivir ms frugalmente puede verse de dos maneras: Puede verse como una lucha, porque sacrificas muchas cosas y vives con menos con fort. O puede ser increble, porque sacrificas el consumismo a cambio de una vida llena d e las cosas que amas, una vida que siempre has querido. Y todo depende de tu mentalidad. Quieres centrarte en lo que ests cediendo, o en l o que realmente amas? He descubierto que es realmente til centrarte en lo positiv o, y aprender a prosperar con un estilo de vida simple y frugal llenado mi vida de cosas que me den alegra y satisfaccin. Puedes vivir la vida a hora y disfrutarla al mximo; sin destruir tu futuro. La cla ve para hacerlo? Encontrar maneras de disfrutar la vida por completo, del todo, al mximo que no suponen un coste para el futuro. Estos son algunos consejos para vivir esta filosofa: Encuentra placeres gratuitos o baratos. La frugalidad no tiene que ser aburrida ni restrictiva si usas tu imaginacin. S creativo y encuentra maneras de divertirte (a tope) sin gastar mucho dinero. Haz una merienda en el parque, ve a la playa, haz trabajos manuales, juega con juegos de mesa, vuela una cometa, haz galletas p odra listar cien cosas, y t podras encontrar cien ms. Haz una lista de placeres simp les, y disfrtalos al mximo. Esta es la clave para disfrutar la vida sin gastar el dinero de maana. Haz que simplificar sea divertido. Soy un gran fan de simplificar mi vida, y par a m es divertido. Me libro de cosas (y a veces gano dinero vendindolas) y me encan ta hacerlo. Sale a cuenta. Da prioridad a las personas. Si das prioridad a cosas (gadgets, muebles, ropa, zap atos, joyas, etc.) gastars un montn de dinero. Pero si das prioridad a las persona s (a gente a la que quieres ms tus mejores amigos y familia) no necesitas gastar un cntimo para disfrutar de la vida. Busca tiempo para visitar a tus amigos o a t us parientes y ten una conversacin con ellos que no suponga salir a cenar o ir al cine. Simplemente sintate, toma algo de t helado o cacao caliente (segn el tiempo q ue haga), y charla. Cuenta chistes y prtete de risa. Habla sobre libros que has l edo, pelculas que has visto, las cosas que te pasan, tus esperanzas y sueos. Y busc a tiempo para tus hijos o tu pareja. Pasa tiempo con ellos de verdad, haciendo c osas que no cuestan dinero. Encuentra tiempo para ti mismo. Busca un rato cada da, y cada semana, para pasar tiempo solo. De verdad da ms sentido y disfrute a tu vida, en lugar de correr por ella sin tiempo para pensar, para respirar. A veces, derrocha. No deberas negarte placeres caros todo el tiempo; no es bueno desarrollar un sentimiento de privacin. Para evitarlo, de vez en cuando, cmprate a lgo o mejor, date un gustazo decadente. Me encantan las cosas con chocolate negroo frutas del bosque. Las crepes con helado y frutas del bosque son mis favorita s. Simplemente no te pases y aprende a disfrutar el derroche al mximo. Si de verda d te tomas el tiempo para disfrutarlo, no necesitas muchos. Registra tus xitos. En realidad no importa cmo registres tus xitos puedes usar estre llas de oro por crear un nuevo hbito de simplificacin o frugalidad, o una hoja de clculo en la que apuntes tu deuda decreciente o los ahorros o inversiones crecien tes. Un registro es una manera excelente de no solo tener motivacin, sino hacer e l proceso de cambio divertido. Prmiate a ti mismo. Y para hacerlo ms divertido, celebra cada pequeo xito! Establece recompensas (no demasiado caras) en tu camino hacia el xito; celebra un da, dos das , tres das, una semana, dos semanas, tres, un mes esa es la idea. Hazte voluntario. Una de las cosas ms gratificantes para mi familia ha sido poder ser voluntarios. Es algo que hemos empezado a hacer el ltimo ao, pero desde enton ces lo hemos hecho un montn de veces de maneras diferentes. Y aunque no cuesta un cntimo, es tremendamente satisfactorio en formas que el dinero nunca podra compra r. Vive el momento. Aprende a no pensar tanto en el futuro o el pasado, sino en lo que ests viviendo ahora mismo. Estate presente. Puede parecer obvio, pero es la c lave para disfrutar la vida a tope, sin tener que gastar dinero. Piensa en ello: puede gastar dinero saliendo a cenar, pero si no ests pensando de verdad en lo q ue ests comiendo, podras no disfrutarlo mucho. Pero si cocinas una comida simple p ero deliciosa, y realmente saboreas cada bocado, puede ser tremendamente placent ero sin costar un montn. Frena. Del mismo modo, no puedes disfrutar la vida al mximo si pasa por ti como s i fuera a gran velocidad. Alguna vez has pensado qu rpido se ha ido una semana, un mes, o un ao? Quizs vas demasiado por el carril rpido. Intenta frenar, y las cosas sern menos estresantes y ms agradables (Lee The Power of Less para ver cmo vivir ms despacio). Aprende a encontrar cosas baratas y buenas. Llmame loco, pero me encanta comprar en tiendas de segunda mano. Puedes encontrar un montn de cosas que estn bien y cue stan muy poco. Los mercadillos son lo mismo. O visita Freecycle.com, o la biblio teca, o libreras de libros usados. Nota: traduccin del ebook de Leo Babauta Thriving on Less .