María de Nazaret 8

  • Published on
    14-Apr-2018

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • 7/27/2019 Mara de Nazaret 8

    1/8

    Mara de Nazaret

    En la comarca de Galilea, al Norte de Palestina, exista una pequeapoblacin llamada Nazaret. De eso hace ya muchos aos y bastantes silos,cuando la !iblia a"n no haba dado el paso del #ie$o al Nue%o &estamento,pero aluien muy importante estaba preparando seme$ante operati%o.

    En ese hoy de entonces los habitantes de Nazaret %i%an apeados a la

    tierra' campesinos de mieses, oli%ares, %iedos(, y anaderos de cabras,allinas, o%e$as( )asi todas las %i%iendas eran humildes en su estructura ypobres en recursos como en el resto de los pueblecitos de esa reinseptentrional de *srael.

    Por aquellos tiempos de la anti+edad hebrea, en Nazaret %i%a una amiliacomo tantas otras, pero muy sencilla, uertemente unida y del todo reliiosa.Por lo que nos cuentan las crnicas de esa -poca, tres eran sus interantescon nombre propio' oaqun, el esposo y padre/ 0na, la esposa y madre/ y1ara, la adolescente hi$a de ambos.

    Pequeo rupo dom-stico si lo comparamos con otros hoares de prolesmucho m2s numerosas/ sin embaro esas tres personas nos han realado unahermosa historia para la posteridad.

    )omo la mayora de los aricultores por cuenta propia, oaqun era unsimple campesino, pero hombre serio, respetado por todos y muy traba$ador,sin ol%idarnos de buen esposo y me$or padre/ 0na, la duea y seora de lacasa, quera y cuidaba de su marido con mucha dedicacin, pero amaba conternura sin iual a su "nica hi$a/ 1ara, el retoo emenino de ambos, sepresenta como una $o%en de catorce o quince aos, de aspecto aradable,

    car2cter dulce, respetuosa con su padre y muy cercana a su madre.

    De las treinta, una maana del mes de abril amaneci con el irmamentodespe$ado y el rescorcillo de la prima%era' el cielo in%itaba a traba$ar la tierra(

    )omo ya era su costumbre, oaqun se le%ant bien temprano paradeshi$uelar la %ia $unto al lao' deba apro%echar las me$ores horas de lamaana antes que el sol pusiera en produccin la brisa soocante del cercanodesierto 3riental.

    4e despidi de 0na, pero no quiso despertar a su hi$a, dormida a"n a esa

    hora tan madruadora/ su mu$er ya le haba ser%ido el desayuno y en el morralle puso un trozo de pan con aceitunas para su almuerzo al abrio de las cepas.

  • 7/27/2019 Mara de Nazaret 8

    2/8

    5na hora m2s tarde despert 1ara con o$os de sueo toda%a, pero eso nole impidi rezar las oraciones de la maana $unto a su madre' dieron racias a6ah%- por el nue%o da y le suplicaron una $ornada producti%a para todos en laamilia y en el pueblo entero/ a continuacin las dos mu$eres se tomaron un%aso de leche de cabra a la manera de rual desayuno.

    De esa manera, las dos mu$eres ya estaban preparadas para aanarse conlos traba$os cotidianos de una %i%ienda campesina'

    7 1ara 8le habl su madre7, durante estas horas de la maana procura

    la%ar la ropa de tu padre/ est2 muy sucia de %erde %ia y no le queda otra parapresentarse decentemente a la celebracin pascual en la sinaoa/ yo pondr-en orden el cobertizo de los animales y las camas mientras atiendo a lacomida del medioda.

    7 Est2 bien, mam2( 7responde la muchachita7 90 la%ar se ha dicho:

    0l ondo del patio, $unto al pozo artesanal, sobre un pequeo t"mulo depiedras talladas, una ran piedra lisa e inclinada cumple su uncin para lascoladas amiliares/ all2 %emos a 1ara rotando y olpeando la ropa de suproenitor una y otra %ez( 0s, con paciencia y buen usto la tarea a%anzacontra la suciedad campestre de su querido padre oaqun.

    7 9!uenos das, seora: 8de le$os escuch 0na una %oz masculina, detonos desconocidos, y se acerc a la puerta de entrada.

    0nte ella se encontr con un hombre bastante $o%en, m2s bien apuesto,pero su porte serio y sencillo e%itaba cualquier desconiada sospecha. El%isitante %uel%e a repetir su saludo en presencia de la duea de la casa'

    7 9!uenos das, seora:... ;cmo se siente en esta hermosa maana

Recommended

View more >