Logored - Septiembre 2013

  • Published on
    02-Jan-2016

  • View
    135

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • Dijo alguna vez el genial Karl Jspers que todo hombre termi-nar siendo tal hombre, en fun-

    cin de la causa que abrace en su vida. Y esto podemos hacerlo ex-tensivo tambin a los grupos y co-munidades. Porque la causa da identidad al que la abraza y ste, le da rea-lidad a la causa. Hace diez aos se iniciaron las ac-tividades del CLAE UCA, asu-miendo el compromiso de promo-ver y profundizar los aportes de Viktor Frankl a la comprensin del hombre. La tarea fue sostenida con entusiasmo y fidelidad al pen-samiento de uno de los ms gran-des pensadores del siglo 20, gene-rador de una verdadera revolucin en el mundo psi y en el mbito del humanismo en general. La his-toria de los congresos organiza-dos, va marcando el rumbo y el ritmo del trabajo realizado: Salven al hombre, Un mundo para todos, Educacin, familia y salud y El sentido como herramienta Planteamos la necesidad de reac-cionar ante un cierto positivismo que deshumaniza la realidad humana (Salven al hombre). Luego propusimos repensar un mundo inclusivo que sea acogedor de todos, ms all de las diferen-cias personales (Un mundo para todos). Continuamos con la inquietud de favorecer mbitos propicios para l a r e a l i z a c i n p e r s o n a l (Educacin, familia y salud), y sugerimos reflexionar sobre la ne-cesidad de priorizar la bsqueda

    EDITORIAL

    La persona en el centro Por Claudio Garca Pintos

    Nuestra portada

    Auditorio San Agustn (pp.2-3)

    EL ESTUDIANTE COMO

    CENTRO DEL APRENDI-

    ZAJE: desde una pers-

    pectiva logoterapetica

    (pg.4-7)

    TERAPIA DE RESCATE:

    UNA EXPERIENCIA

    INDITA EN LA VILLA (pg.8-11)

    LA PAGINA DE

    CAVEF (pg.12)

    COCINAR CON

    SENTIDOS (pp.13-16)

    LA FAMILIA PROMOTO-

    RA DE HUMILDAD PRE-

    VIENE EL BULLYING (pp.17-23)

    INFORMACIONES

    CLAE UCA (pp. 25-26)

    EL CENTRO DE LA

    PERSONA

    Una lectura desde la

    ontologa dimensional (pp. 27-34)

    LA PGINA DE

    LOGOFORO (pg. 36)

    LA CASA TOMADA (pp.37-40)

    EL SENTIDO DE LA

    MSICA Y LA MSICA

    DEL SENTIDO (pg.41-45)

    LA PERSONA EN EL CENTRO (*) EDITORIAL

    de sentido como respuesta a un mundo que desconcierta a la per-sona humana con

    propuestas impersonales (El sen-tido como herramienta). Pasaron ya 10 aos y 4 congresos. El CLAE UCA sigue trabajando con el mismo entusiasmo, compromiso y fidelidad del primer da. Convoca a este quinto congreso con las mis-mas ilusiones que convoc al pri-mero. Y, mirando hacia atrs, des-cubre cul es la causa que ha abrazado en su corta historia. Por-que el espritu del CLAE UCA siempre ha sido priorizar a la per-sona humana y privilegiar todo aquello que personaliza. La causa da identidad al CLAE UCA, y ste, le da realidad a la causa. Por eso, sin dudas, este quinto congreso debe llamarse La Persona en el Centro.

    Este nmero est ntegramente de-dicado al congreso. En nmeros subsiguientes, recuperamos las secciones habituales y seguiremos incluyendo trabajos presentados en el evento.

    43 SEPTIEMBRE 2013

    (*) Tomado del programa del congreso

  • Pgina 2

    LOGORED es una publicacin digi-

    tal mensual, de suscripcin gratuita,

    dedicada a difundir novedades y re-

    flexiones en torno a la Logoterapia y

    el Anlisis Existencial.

    Director:

    Claudio Garca Pintos

    Secretario de Redaccin:

    Federico Garca Presedo

    Colaboradores:

    (en este nmero)

    El equipo CLAE UCA y todos los

    conferencistas y ponentes en Espa-

    cios de Reflexin y Aulas de Trabajos

    Libres, quienes aportan sus trabajos

    para ser publicados en este nmero

    de LOGORED y en sucesivas edicio-

    nes.

    A todos ellos, muchas gracias.

    El contenido de los artculos y

    columnas es de entera responsabili-

    dad de sus autores.

    El material contenido en esta publi-

    cacin puede ser reproducido, previa

    autorizacin de su autor y citando la

    fuente. Por favor, contactarse con los

    autores al mail que figura en cada

    caso. Gracias.

    Mail de contacto:

    logored.arg@gmail.com

    En esta oportunidad, NUESTRA PORTADA se com-

    pone con una foto de la cabecera del Auditorio SAN

    AGUSTIN, del Campus Universitario Puerto Madero,

    de la Pontificia Universidad Catlica Argentina

    Santa mara de los Buenos Aires (UCA) Este Audi-

    torio ha sido sede de la mayora de las actividades

    acadmicas realizadas por el CLAE UCA en sus 10

    aos de vida. Tan es as que, prcticamente, es vi-

    venciado como su lugar, su hogar. Su terruo pa-

    ra utilizar una expresin acertada, trabajada du-

    rante las sesiones del congreso que acaba de finali-

    zar. Pero, qu ha hecho el CLAE UCA en estos

    10 aos de vida? Esta es una pregunta que puede

    responderse de varias formas. Pero como no es in-

    tencin realizar un profundo y acabado balance y

    memoria de sus actividades, solo vamos a detener-

    nos en el recuerdo de algunas de sus proyecciones.

    En el mbito acadmico, ha realizado una serie de

    jornadas, cursos introductorios y encuentros, des-

    tinados a promover y hacer conocer los principios

    del pensamiento frankliano y su aplicacin en dife-

    rentes mbitos del quehacer. Abordaron cuestiones

    tales como la libertad, la responsabilidad social, el

    sentido del humor, la educacin, etctera, en una

    variada gama de temticas. Asimismo se organiz

    un Posgrado Universitario en Logoterapia (de dos

    aos de duracin), con reconocido xito de cursan-

    tes que, si bien no ha podido an replicarse, es ex-

    pectativa cierta poder reabrirlo prximamente. El

    CLAE ha adherido y auspiciado muchos de los Di-

    plomados y Maes-tras en Logoterapia que se dictan

    en diferentes entidades latinoamericanas, partici-

    pando incluso con sus integrantes en actividades

    docentes regulares en ellos. Ha brindado asesora-

    miento y capacitacin en diferentes entidades y

    fundaciones del pas, interesadas en renovar sus

    prcticas a partir de la Logoterapia frankliana. Por

    otro lado, ha logrado integrar al Plan de estudios de

    la Licenciatura en Psicologa de la UCA, una mate-

    ria optativa, Logoterapia, que desde su incorpora-

    cin es cursada (elegida u optada) por el 85% de los

    alumnos. Finalmente, los integrantes del equipo

    CLAE son directores de TIF (trabajo de integracin

    final) de muchos de los jvenes que acceden al ttu-

    lo de Licenciados en Psicologa, con trabajos reali-

    zados desde la Logoterapia como marco terico refe-

    rencial.

  • En el mbito cientfico, los miembros del

    equipo realizan investigaciones varias, sien-

    do muchos de ellos doctorandos en pleno

    proceso de acreditacin de sus trabajos, en

    orden a acceder al mximo grado acadmico

    de Doctor en Psicologa. Para el CLAE es

    muy importante que sus integrantes sigan

    estudiando, investigando y madurando en lo

    profesional, y es condicin de pertenencia.

    La mayora de ellos ha escrito libros, artcu-

    los, reportes de investigaciones y todos ellos

    han hecho presentaciones en congresos na-

    cionales e internacionales. El perfil del equi-

    po CLAE debe ser de la mayor capacitacin

    posible. En la actualidad, el CLAE ha esta-

    blecido alianza operativa con la FAL

    (Fundacin Argentina de Logoterapia) y

    SAPSS (Sociedad para el Avance de la Psico-

    terapia centrada en el Sentido, Colombia),

    en un indito proyecto de asociar tres insti-

    tuciones en una misma investigacin desde

    la Logoterapia, incorporando al equipo a

    muchos jvenes estudiantes de Psicologa de

    la UCA interesados en formarse en esta es-

    cuela. Un primer reporte del proyecto se

    acaba de presentar en el congreso reciente.

    En el mbito cientfico, tambin podemos

    sealar la realizacin de sus primeros cinco

    congresos, todos ellos con amplia repercu-

    sin en la comunidad Logoteraputica Ibe-

    roamericana, siendo considerado en la ac-

    tualidad por los observadores, como el ms

    importante congreso de Logoterapia del

    mundo, recibiendo en sus sucesivas edicio-

    nes participantes y asistentes de Iberoamri-

    ca y Europa.

    En lo social, el CLAE ha auspiciado, acom-

    paado y colaborado, con el programa de

    aplicacin de la Logoterapia en barrios ca-

    renciados de Buenos Aires (Villa 1-11-14),

    apoyando la labor de un grupo de profesio-

    nales y los llamados curas villeros, traba-

    jando por la dignidad de la persona huma-

    na. Este programa, auspiciado desde sus

    inicios por el Cardenal Jorge Bergoglio

    (actual Papa Francisco), ya cumpli cinco

    aos de desarrollo con resultados exitosos.

    En un apretado recuerdo, transitando ahora el

    vaco Auditorio San Agustn en el que an re-

    suenan las actividades realizadas durante tres

    jornadas intensas de un humanismo vivo, en

    accin, como organizador y fundador del CLAE

    y Director del centro durante estos primeros 10

    aos de vida, siento un profundo agradecimien-

    to por todos los que lo han integrado, todos los

    que lo integran y todos los que se acercan con

    la intencin de sumarse al equipo. Siento el or-

    gullo de contar con un grupo de jvenes profe-

    sionales formados seriamente en Logoterapia,

    quienes han aprendido a amar a la persona

    humana, a comprometerse fielmente con el le-

    gado frankliano y abrazar la causa de privile-

    giar todo lo que personaliza. Y ellos mismos

    estn acompaando a otros, an ms jvenes

    (estudiantes de la carrera de Psicologa), que se

    abren con inters a la posibilidad de formarse

    como ellos e integrarse al centro. Es por eso

    que, con una mezcla de emociones, sobre las

    que resalta la alegra, he decidido renunciar a

    mi responsabilidad como Director del CLAE

    UCA, sintiendo que mi misin ya est cumpli-

    da. Es necesario que me aparte para permitir

    que estos jvenes puedan asumir, ahora, la

    responsabilidad de continuarla y proyectarla

    an ms en realizaciones mayores. Siempre he

    credo que el destino de todo hijo es superar al

    padre y el de todo alumno, superar al maestro.

    Soy feliz porque siento que, quienes ayer fueron

    mis alumnos, hoy son colegas firmemente en-

    caminados a superarme. Pongo en sus manos

    la gorra de capitn, y asumo para m el birre-

    te de marinero. Uno ms dentro de este equipo,

    porque dejo el cargo de Director, pero nunca la

    tarea por la persona humana, porque esa, nun-

    ca debe darse por cumplida.

    A mi equipo, mis chicos, todo mi agradeci-

    miento, mi admiracin y respeto. Ellos son, ver-

    daderamente, el CLAE UCA.

    Dr.Claudio Garca Pintos

    Pgina 3

    NUESTRA PORTADA

  • Pgina 4

    El estudiante como centro del

    aprendizaje: desde una perspectiva

    logoterapetica

    Por Lic. Claudia Ins USUBIAGA

    Mail de contacto: usubiagaclaudia@hotmail.com

    L os escenarios actuales de nuestra escuela muestran una diversidad de alumnos que reflejan cmo la crisis de los ltimos tiempos ha cambiado su paisaje. No hay duda de que la sociedad se ha fragmentado y en consecuencia cambiaron las relaciones

    entre los alumnos y los docentes. Ellos se encuentran frente a situaciones

    y problemticas nuevas desnutricin, desintegracin del grupo familiar, caren-cias graves, necesidad de contencin, un

    grado indito de desinters, sensacin de fracaso, marginalidad, violencia que forma parte de la realidad de los alum-

    nos y que conllevan ()a la falta de va-lores sobre los cuales encontrar un sen-

    tido a la vida, al trabajo, a la familia, a la educacin e incluso, a la propia dignidad personal Mons. Guillermo Jos Garlatti (2010). Para la que muchas veces los do-centes, no conocen respuestas y que de-

    ben enfrentarse a ellas. sta escuela nos interroga y nos cuestio-na sobre el re- pensar las prcticas do-

    centes ms adecuadas que puedan contribuir a sostener al alumno social-mente vulnerable favoreciendo y gene-

    rando en ellos factores resilientes que posibiliten la transformacin en estu-

    diantes. Esta nueva realidad interpela a la conciencia cristiana provocando la ne-cesaria denuncia que debe dar paso al

    anuncio Mons. Guillermo Jos Garlatti (2010).

    Dos preguntas que deberemos hacernos como docentes para poder pasar del anlisis crtico de la realidad a propues-

    tas para poder trabajar en un futuro no

    muy lejano.

    Cules son las representaciones que los do-centes se construyen acerca de los alumnos de sectores vulnerables que concurren a la

    escuela? Cmo influyen estas representa-ciones en los resultados escolares y en las interacciones de estos nios y jvenes con

    el conocimiento que se les brinda en la es-cuela?

    Al indagar las representaciones de los do-centes sobre los alumnos y ms especfica-mente socialmente vulnerables y no sobre todos los alumnos, y cmo estas influyen en el curso del proceso de aprendizaje, resulta claro desde el comienzo que esta diferencia-

    cin es en s mismo el producto de una re-presentacin social que estar condicionan-

    do las polticas educativas que de su resul-tado deriven para guiar cambios en el proce-so, que en ltima instancia es el objetivo que busca aportar el presente trabajo. Se establecer, entonces, una primera pre-gunta como centro de la problematiza-

    cin: De qu manera las diferencias de contexto social entre docentes y alum-nos condicionan los resultados y las po-

    tencialidades del proceso educativo en la escuela?

    En la actualidad, la diferenciacin, dentro

    del propio mbito de la escuela, de los nios y jvenes socialmente vulnerables respecto de los que no lo son, quiebra la posibilidad

    de una unidad de criterios de los docentes respecto de qu hacer con ambos en tanto

    comunidad. Es ms: las visiones de la vulnerabilidad y el riesgo de que los jve-nes y nios que concurren a la escuela cai-

    gan en ella, carga las aulas de una estigma-

  • Pgina 5

    tizacin a priori. Los alumnos

    vulnerables son, desde este punto de vista, diferentes. Estn en condiciones de riesgo, hay que ayudarlos a salir, hay que contenerlos. Pero esa funcin de contencin no est destinada a todos los sectores que com-

    ponen la poblacin escolar, sino a los ni-os y jvenes de los sectores ms vulne-

    rables. Hay que considerar como fundamental a la hora de reconocer la estructura de re-

    presentaciones que se establecen en el cuerpo docente la cuestin de que los do-centes adscriben a una determinada

    clase, a un determinado sector social del que obtienen su imaginario, y tambin de

    su falta de identificacin con los nios y jvenes procedentes de contextos muy di-ferentes del suyo.

    La procedencia social del docente debe ser tenida en cuenta para conocer su po-

    tencial de representaciones respecto de los alumnos y de los problemas que pre-senta la institucin esc...