la noche en el cementerio

  • Published on
    09-Mar-2016

  • View
    218

  • Download
    6

Transcript

LA NOCHE EN EL CEMENTERIOUna noche fra de invierno el sepulturero caminaba por las calles oscuras del antiguocementerio abandonado de Horcajo. De repente, el hombre escuch el ruido de un coche queacababa de parar frente a la puerta. El hombre vio a lo lejos la silueta de una persona bajarsedel automvil y pudo ver a la lejana que era el alcalde. Al verlo, el sepulturero rpidamente seescondi tras las lpidas que haba frente a la puerta para observar lo que el alcalde haca all.El alcalde abra el maletero de su coche y tras mirar a un lado y a otro y ver que no habanadie, o eso se pensaba, cogi un saco con forma sospechosa y lo arrastr hasta la puerta delcementerio, abri esta y sigui arrastrando el saco hasta encontrarse al lado de una fosa. Dejel bulto, volvi al maletero y cogi una pala. Mientras, el sepulturero fue a ver lo que haba enel saco, abrindolo para comprobar que era un cuerpo inerte. El hombre se qued paralizadounos instantes, pero se recuper del shock al or cerrarse de golpe la puerta del cementerio. Sevolvi a esconder rpidamente, mientras que el alcalde con la pala en la mano sac el cuerpodel saco, lo tir bruscamente al hoyo y comenz a tirar tierra encima de l. En ese instante, elsepulturero se resbal, tirando un jarrn de una de las fosas, saliendo de su escondite. Elalcalde al percatarse del sepulturero sali detrs de l, pero tropez, cayendo dentro de la fosay qued inconsciente. El sepulturero se acerc y al llegar a su altura pudo ver al alcalde tiradodentro. Lo sac y lo reanim, recuperando la consciencia:- Qu haces aqu? le dijo el sepulturero al alcalde.- No te lo puedo decir o sino me matarn contest.Tras ese breve dilogo el sepulturero se abalanz contra l, con tan mala suerte que al caersobre el alcalde, lo tir, dndose con una lpida en la cabeza, muriendo. El sepultureroasustado, decidi enterrar al alcalde y a su vctima. Cuando se dispona a salir de aquel lugaruna patrulla de la Guardia Civil lleg al cementerio. Bajando de su coche le preguntaron:- Nos han avisado de que en el cementerio haba muchos ruidos extraos. Ha vistousted a alguien?El sepulturero asustado, tir la pala que lleva en la mano y sali corriendo hacia el coche delalcalde, se subi y empez a huir. Los guardas fueron tras l y tras una persecucin por todaslas calles de Horcajo de Santiago lo cogieron, tras lo cual el sepulturero confes qu habasucedido en esa larga e intensa noche. El sepulturero fue apresado y llevado a la crcel.Javier Lpez CamposSamuel Daz GarcaMiguel ngel Jurez Fernndez

Recommended

View more >