la Natividad de María de NODI - ?· ORACIÓN A SANTA ANA, MADRE DE LA VIRGEN MARÍA Señor, Dios de…

  • Published on
    21-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • BOLETN INFORMATIVO DE LA DICESIS DE ORIHUELA-ALICANTE AO XV N. 406 6 - 19 de septiembre de 2015

    Y adems, en este nmero

    de NODI encontrars...

    ASMATE A LA GALERA PG. 2La presencia de nuestra Dicesis en vila

    SANTO PADRE FRANCISCO PG.4Institucin de la Jornada Mundial de Oracin por el Cuidado de la Creacin

    REPORTAJE PGS. 6-7Hacia una pastoral con espritu: el proyecto de la Ctedra de Espiritualidad San Juan de vila es ya una realidad en la Dicesis

    CARTA DEL OBISPO PG. 3CARTA DEL OBISPO PPG.G. 3 3

    Comenzamos el curso celebrando la Natividad de Mara

  • 2 DEL 6 AL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    Noticias Diocesanas es una publicacin de la Delegacin de MCS del Obispado de Orihuela-Alicante uDiseo y Maquetacin: Mara Crdoba. uImpri-me: Servicio de Impresin de Levante, S. A. uDepsito legal: A-578-1997.

    Asmate a la galeraNuestros diocesanos han aprovechado este verano para visitar vila en el marco de la

    celebracin del V Centenario de Santa Teresa y del Encuentro Europeo de Jvenes:

  • Carta del Obispo MONS. JESS MURGUI

    3DEL 6 AL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    Comenzamos el curso celebrando la Natividad de Mara

    ORACIN A SANTA ANA, MADRE DE LA VIRGEN MARA

    Seor, Dios de nuestros padres, t concediste a Santa Ana la gracia de ser la Madre de Virgen. Con qu adornos de virtud y santidad preparaste a aquella mujer que iba a ser llamada madre por la Madre de tu Hijo! Realiza tambin tus maravillas en nuestras almas. Todos tenemos una misin que cumplir en la vida. Aydanos a res-ponder a tus santos designios. Por Jesucristo, nuestro Seor. Amn.

    Palabras de D. Jess

    Ciertamente estamos reunidos en un da muy singular. Es muy difcil encontrar un da en todo el ao que para nosotros, los cristianos, signifi que tanto en tantas ciudades, pueblos, lugares, reunindonos para hacer fi esta en torno de Mara. Es una autntica explosin de celebraciones, de lugares en fi esta en este da de la Natividad de Nuestra Seora.Y esta fi esta, esta celebracin, es la del Naci-miento de Mara y, por qu se le da tanta importancia? qu tono recibe esta misma fi esta dentro de la liturgia de la Iglesia? La importancia viene dada de que Mara lo ve-mos en las lecturas y oraciones- es objeto de amor, de honor, de todo lo que le hacemos, porque es la Madre de Dios, porque de ella lo acabamos de escuchar en el Evangelio (Mt 1, 18-23)- por obra del Espritu Santo, Dios viene a nosotros en el Hijo unignito del Pa-dre, hecho carne. Mara es la Madre de Dios. De alguna forma tambin nuestras pobla-ciones celebran en muchos lugares como se dice en expresin valenciana el dia de les Ma-res de Du encontrades. De esas imgenes de Mara que entraron como nuestra Virgen de las Virtudes, en un momento determinado manifestando que Mara naci en la historia de nuestros pueblos de distintas formas y na-rraciones que han pasado de padres a hijos y que Mara entra en este caso nuestro en la historia creyente de Villena y se instala como Madre, como compaera de camino, con un amor inmenso de ella hacia nosotros y de no-sotros hacia ella. Cmo se puede entender la vida de la Iglesia, de la fe, de este pueblo sin Mara de las Virtudes? Es imposible. A partir del S. XV y de que Mara de las Virtudes entra en la vida y el caminar de fe de Villena cambia esta historia. Es impensable pensar la vida religiosa de Villena sin ella. Ha sido el gran don, el gran regalo, la gran referencia, el gran consuelo de tantas y para tantos a lo largo de siglos. Vuestros antepa-sados dicindolo y testifi cndolo de tantas maneras desde el fondo de vuestro corazn y desde el cielo, seguro que se estn sumando a mis palabras. Por tanto, Mara que nace, no slo en la tierra de Jess para ser su Madre, sino en la historia de Villena para ser parte in-tegrante, consuelo y Madre de todos los hijos de esta querida poblacin.

    X Jess Murgui SorianoObispo de Orihuela-Alicante

    Homila publicada en el BOO. Parroquia de Santiago de Villena, 8 de Septiembre de 2014 .

  • c

    4 DEL 6 AL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    santo padre francisco

    INTENCIONES DEL PAPA PARAINTENCIONES DEL PAPA PARAEL MES DE SEPTIEMBREEL MES DE SEPTIEMBRE

    INTENCIONES DEL PAPA PARAEL MES DE SEPTIEMBRE

    INTENCIN GENERALPara que los discapacitados mentales reci-ban el amor y la ayuda que necesitan para llevar una vida digna.

    INTENCIN POR LA EVANGELIZACINPara que los cristianos, inspirados en la Palabra de Dios, se comprometan al servicio de los pobres y de los que sufren.

    omo cristianos, queremos ofrecer nuestra contri-bucin para superar la crisis ecolgica que est viviendo la humanidad. Para ello debemos ante todo extraer de nuestro rico patrimonio espiritual las motivaciones que alimentan la pasin por el cuidado de la creacin, recordando siempre que, para los creyentes en Jesucristo, Verbo de Dios hech o hombre por nosotros, la espiritualidad no est desconectada del propio cuerpo, ni de la na-turaleza o de las realidades de este mundo, sino que vive con ellas y en ellas, en comunin con todo lo que nos rodea (ibd., 216). La crisis eco-lgica nos llama por tanto a una profunda con-versin espiritual: los cristianos estn llamados a una conversin ecolgica, que implica dejar bro-tar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea (ibd., 217). De hecho, vivir la vocacin de ser protectores de la obra de Dios es parte esen-

    cial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana (ibd.).La Jornada Mundial de Oracin por el Cuidado de la Creacin, que se celebrar anualmente, ofrece-r a cada creyente y a las comunidades una valio-sa oportunidad de renovar la adhesin personal a la propia vocacin de custodios de la creacin, elevando a Dios una accin de gracias por la maravillosa obra que l ha confi ado a nuestro cuidado, invocando su ayuda para la proteccin de la creacin y su misericordia por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos. La celebracin de la Jornada en la misma fecha que la Iglesia Ortodoxa ser una buena ocasin para testimoniar nuestra creciente comunin con los hermanos ortodoxos. Vivimos en un tiempo en el que todos los cristianos afrontamos idnticos e importantes desafos, y a los que debemos dar

    respuestas comunes, si queremos ser ms cre-bles y efi caces. Por esto, espero que esta Jornada pueda contar con la participacin de otras Igle-sias y Comunidades eclesiales y se pueda celebrar en sintona con las iniciativas que el Consejo Ecu-mnico de las Iglesias promueve sobre este tema.Esperando la ms amplia colaboracin para el buen comienzo y desarrollo de la Jornada Mun-dial de Oracin por el Cuidado de la Creacin, invoco la intercesin de la Madre de Dios Mara Santsima y de san Francisco de Ass, cuyo Cn-tico de las Criaturas mueve a tantos hombres y mujeres de buena voluntad a vivir alabando al Creador y respetando la creacin. Como confi r-macin de estos deseos, le imparto a ustedes, Seores cardenales, y a cuantos colaboran en su ministerio, la Bendicin Apostlica.

    FRANCISCUS

    De la carta del santo padre con motivo de la Institucin de la Jornada Mundial de Oracin por el Cuidado de la Creacin, el 1 de septiembre

    Vivimos en un tiempo en el que

    todos los cristianos afrontamos idnti-cos e importantes

    desafos, y a los que debemos dar res-puestas comunes

  • DEL 6 AL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015 5

    El da del SeorLe pidieron que le impusiera las manos

    6 de septiembre - Domingo XXIII del T. O.

    Is 35,4-7a La lengua del mudo cantar.St 2, 1-5 Acaso no ha elegido Dios a los pobres como herederos?Mc 7, 31-37 Effat!

    Empez a instruirlos 13 de septiembre - Domingo XXIV del T. O.

    Is 50,5-10 Ofrec la espalda a los que me golpeaban.St 2, 14-18 Si no tienes obras, la fe est muerta. Mc 8, 27-35 Y vosotros, Quin decs que soy yo?

    s normal. Quienes le presentaron a aquel sordo, que ape-nas poda hablar, haban odo decir Jess impona las ma-nos a los enfermos y quedaban curados. Y era cierto. Lo haba hecho con muchas personas: uno a uno. Conocan

    tambin la fuerza de la imposicin de las manos en aquella cultura humana y religiosa, donde lo humano y lo divino se mezclaba con frecuencia hasta confundirse. Pero Jess no responde a su peticin. Esa parte de su oracin no es escuchada por Jess. San Pablo dir ms tarde que no sabemos orar como nos conviene. Y no es el nico aps-tol que nos lo recuerda. Esa oracin de los amigos o familiares del sor-domudo no es escuchada. Jess no le impondr las manos a este en-fermo. Har lo que su libertad humana y divina le indique y lo que su sabidura, siempre superior a la nuestra, le muestre como mejor para aquel hombre. Ese hombre necesita ser tocado en la manifestacin de su enfermedad: sus odos y su lengua. Y Jess pone su humanidad cauce de su divinidad en contacto con los focos de enfermedad de aquel hombre. Es que Jess no ha escuchado la materialidad de las palabras de los que oran, sino su intencin. l mismo lo aconseja en el Sermn del Monte: Cuando oris, no usis muchas palabras. Explica Jess que los paganos utilizan muchas palabras porque creen que a los dioses hay que convencerlos. Jess ensea a evitar esa tentacin en la oracin. Dios est convencido de antemano en favor nuestro: Ya sabe vuestro Padre lo que necesitis. Nuestra oracin ha de con-mover a Dios. Su compasin lo pondr en movimiento para que nos salve segn la medida de nuestras necesidades de salvacin, no se-gn la medida de las palabras que usemos, ni siquiera segn la me-dida de lo que nosotros creemos necesitar. Y su modo de actuar ser el suyo no el nuestro. Porque nuestra oracin no condiciona a Dios en su modo de actuar. Lo mueve a actuar en favor nuestro segn su libertad y su sabidura divina. La oracin de los familiares o amigos del sordomudo l poda expresarse con difi cultad incluso para orar, ne-cesitaba de intercesores conmovi a Jess. Despus de tocar odos y lengua del enfermo Jess, con los ojos levantados al cielo, suspir. Qu leccin tan sencilla y efi caz de cmo ha de ser nuestra oracin! San Juan de vila hablaba de este modo de oracin a la que aluden muchos santos: Gemidos, gemidos nos son pedidos, y no que sal-gan de sentimiento de cosa temporal, ni que salgan de la voluntad guiada por razn, mas inspirados por el Espritu Santo, tan imposibles de ser entendidos por los que no los tienen, que aun los que los tie-nen no los saben contar. Y San Juan Crisstomo asegura que aquel a quien Dios daba este don de oracin con su Espritu oraba y gema y enseaba a los otros orar.

    Centenario del S. D. Diego Hernndez Gonzlez SLO LA ESPIGA SALE DEL GRANO MUERTO (1976)

    dad y el que redime... Los fracasos de los que aman de verdad a Dios no son tales, (...) slo la espiga sale del grano muerto.La inesperada noticia de su fallecimiento, se divulg con rapidez por toda la Dicesis de Orihuela - Alicante as como en la de Cartage-na y el resto de Espaa.El da 26 desde el Sanatorio, alrededor de las 10:00 o las 11:00 se traslad a la capilla del Teologado. Fue continua la afl uencia de sa-cerdotes, religiosas y religiosos y fi eles. Se ce-lebr la primera Misa exequial presidida por su primo Diego.Ha

    Jess Garca Ferrer

    Sorprende que san Marcos diga que Jess empez a ins-truir a los apstoles con ocasin de la confesin de Pedro: T eres el Mesas. Aunque este evangelista no lo cuenta, llevan ya tres aos juntos. Adems, justo ahora, es el Padre

    el que ha instruido a Pedro aunque tampoco lo seala san Marcos. Pero es necesario que Jess comience ahora a instruir a Pedro y a los apstoles sobre su misterio. Porque ellos slo han visto la superfi cie. Y en las palabras puede haber grandes equvocos. T eres el Mesas puede signifi car muchas cosas. Eres el rey, hijo de David, que restau-rar el poder poltico el reino de Dios? en Jerusaln. Eres el pro-feta, como Moiss, que estbamos esperando. Incluso, eres el Sumo Sacerdote que algunos esperan los esenios, por ejemplo para de-volver al Templo su sacerdocio legtimo Cuntas ideas sobre Jess y su misterio puede evocar una sola palabra! Y todas ellas, equi-vocadas no por falsas, sino por incompletas! Quiz nuestra fe est en este momento muy necesitada de instruccin por parte de Jess. Jess se lo explicaba con toda claridad. Les instruy sobre el misterio de su pasin, su muerte y su resurreccin Con toda claridad! Es la sabidura de la cruz de la que ms tarde hablar san Pablo. San Pe-dro no est en disposicin de asimilar an esa sabidura an piensa como los hombres y Jess le pide que se ponga detrs de l, para no obstaculizar su camino mientras sube a Jerusaln a vivir este misterio que les acaba de revelar. A nosotros nos puede estar pasando lo mis-mo. Quiz seamos incapaces an de asimilar la sabidura de la Cruz: el mal, el pecado, el sufrimiento humano, la muerte slo pueden ser redimidas desde dentro, bajando al abismo de la muerte y el fracaso, para ser rescatados de l por la actuacin del Padre. Si es as, es bueno que nos pongamos detrs de Jess, como Pedro, y lo sigamos, aunque no comprendamos nada. Cuando hayamos contemplado el misterio de la pasin donde se hace impensablemente fuerte el misterio de iniquidad del pecado y hayamos sido testigos de un encuentro con el Seor Resucitado quedar abierto el camino para dejar de pensar como los hombres y aprender a pensar como Dios.

    S

    E

    cia las doce de la noche, don Diego llam a la puerta de la habitacin donde dorman dos se-minaristas e indic que tena un fuerte dolor en el pecho. Don Diego decidi ir al Sanatorio Per-petuo Socorro pues all visitaba el doctor que le trataba en su enfermedad. Por el camino como en la habitacin callaba. Se le notaba que rezaba. Hacia las tres de la maana del 26 muri. Cuatro das antes de morir, escribi: Nadie en-tiende el sufrimiento como medio de fecundi-dad apostlica (...) Slo el sufrimiento acepta-do con generosidad, sin pensar ni preguntar el porqu del mismo es el que santifi ca de ver-

    Cuando hayamos contemplado el misterio de la pasin donde se hace impensablemente fuerte el misterio de iniquidad del pecado y hayamos sido testigos de un encuentro con el Seor Resucitado quedar abierto el camino para dejar de pensar como los hombres y aprender a pensar como Dios

  • 6 DEL 6 AL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    crnica Diocesanareportaje

    1 Qu es la Ctedra de Espiritualidad San Juan de vila?La Ctedra de Espiritualidad San Juan de vila es un proyecto reciente en la Dicesis, encaminado a renovar el espritu apostlico de los evangeli-zadores (sacerdotes principalmente). Ha sido eri-gida por el Sr. Obispo D. Jess Murgui mediante decreto diocesano, el pasado 29 de septiembre de 2014. Su fi nalidad principal es la de promover en la Dicesis la estima, el cultivo, el estudio y la vivencia de la espiritualidad cristiana como fuen-te de una renovada accin evangelizadora. La C-tedra tiene un perfi l y una fi sonoma especfi ca: se trata de un rgano de naturaleza acadmica y vinculada estrechamente a los Centros Superio-res de la Dicesis (Seminario e Instituto Superior de Ciencias Religiosas). Por eso su actividad es eminentemente docente y acadmica, ya que el mejor modo de transmitir la fe es desde el fomen-to del estudio sistemtico, histrico y vivencial de una teologa rigurosa y fundament...

Recommended

View more >