El Paleolítico Inferior y Medio en el País Vasco. - ?· El Paleolítico Inferior y Medio en el País…

  • Published on
    24-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Transcript

MUNIBE (Antropologia - Arkeologia) 42 11-22 SAN SEBASTIAN 1990 ISSN 0027-3414 El Paleoltico Inferior y Medio en el Pas Vasco. Una aproximacin en 1990. PALABRAS CLAVE: Paleoltico Medio, Paleoltico Inferior, Tipologa, Musteriense, Charentiense, Musteriense Tpico, Musteriense de Tradi- cin Achelense, Industria ltica. KEW WORDS: Middle Paleolithic, Lower Paleolithic, Typology, Mousterian, Lithic Industry. Amelia BALDEON* * Museo Arqueolgico de Alava. Correra 116. Vitoria/Gasteiz. RESUMEN Este trabajo es una breve puesta a punto de los conocimientos sobre el Paleoltico Inferior y Medio vasco. Se ofrecen los datos de acuerdo con los sistemas de anlisis vigentes en el SW. de Europa y se apunta su estructuracin y claves principales. SUMMARY This work is a brief analysis of known facts about the Lower and Middle Paleolithic in the Basque Country. These data are given according to analitycal systems in SW. Europe and its structure and principal codes are presented. EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO. Una aproximacin en 1990. Este estudio se presenta como un resumen de los conocimientos que poseemos actualmente so- bre los primeros momentos de la ocupacin huma- na en el Pas Vasco y, sobre todo, un sincero home- naje a la persona y a la obra de D. JOSE MIGUEL DE BARANDIARAN, que tanto profundiz en la bsqueda de los remotos primeros pasos del hombre en Eus- kalherra. D. JOSE MIGUEL DE BARANDIARAN nos ha refe- rido mucho ms que los objetos extrados en sus ex- cavaciones y que son una buena parte de los datos que aqu vamos a manejar: nos ha ofrecido un mo- delo de bsqueda cientfica, honesta y humaniza- da. A ttulo personal he de agradecerle tambin que me hiciera compartir, en su casa de Ataun y mien- tras estudiaba los materiales del yacimiento de Ax- lor, imborrables reflexiones sobre el ser humano. Paleoltico Inferior. Las ms antiguas huellas del hombre en el Pas Vasco son muy sutiles, demasia- do para afirmar algo ms que su presencia. Son res- tos aislados de material ltico, sin contexto sedimen- tolgico y mucho menos estratigrfico. Su atribucin a este perodo es meramente tipolgica, de ah su poca precisin y contenido en cuanto a informacin del hombre primitivo. Se adscriben a este perodo una serie de eviden- cias algunas hoy en paradero desconocido, que fi- guran en los repertorios al uso al amparo de la auto- ridad de sus descubridores, aisladas o en series muy reducidas de piezas. Aitzabal. (Vitoria. Alava). Bifaz hallado en grave- ra. (BARANDIARAN, J.M. DE. 1953 y 1972). En para- dero desconocido. Ziga. (Ziga. Navarra). Cuarcitas talladas ha- lladas en gravera. (OBERMAIER, H. 1925). En para- dero desconocido. Peacerrada. (Peacerrada. Alava). Hachereau so- bre lasca levallois hallado en proximidad a un arro- yo. (BALDEON, A. 1978). Kargaleku. (Villarreal de Alava. Alava) Dos cantos tallados, a modo de bifaz y chopping-tool respec- tivamente, hallados junto al cauce del ro Urkiola. (SAENZ DE BURUAGA, J.A. y URIGOITIA, T. 1986). Belaustegui. (Villarreal de Alava. Alava). En lugar muy prximo a Kargaleku se localiz un canto ta- llado. (SAENZ DE BURUAGA, J.A. y URIGOITIA, t. 1986). Estella. (Estella. Navarra). Bifaz hallado en grave- ra. (VALLESPI, E. y GARCIA SERRANO, R. 1974). 12 A. BALDEON Coscobilo. (Olazaguta. Navarra). En los restos de una cueva, hoy destruida, se hallaron varios bifa- ces, considerando algunos autores que debi con- tener un nivel Paleoltico Inferior. (VALLESPI, E. 1971; VALLESPI, E. y RUIZ DE GAONA, M. 1971). Lumbier. (Lumbier. Navarra). Bifaz hallado en gla- cis aluvial. (MENSUA, S. y MARCOS, A. 1958). Biarritz. (Biarritz, Labourd). Hacha de piedra (PA- SSEMARD, E. 1924). Se halla en el Museo de St. Germain en Laye (BARANDIARAN, J.M. DE 1953). San Juan de Luz. (San Juan de Luz. Labourd). Bi- faces hallados en arenales costeros. (THIBAULT, C. 1976). Mouligna. (Bidart. Labourd). Bifaces y otros res- tos hallados en arenales costeros. (PASSEMARD, E. 1924). Bidart. (Bidart. Labourd). Hachereau hallado en proximidad a la playa. (THIBAULT, C. 1976). Tambaou. (Bidache. Basse Navarre). Varias piezas de tipologa imprecisa. (THIBAULT, C. 1976). Mouguerre. (Labourd). Pieza de tipologa impreci- sa (PASSEMARD, E. 1924). Saint Pierre d'Irube. (Labourd). Cuarcitas talladas (PASSEMARD, E. 1924). Ms significativas son las series de instrumen- tos que pueden considerarse yacimientos con ma- yor propiedad de la Sierra de Urbasa, Kurtzia, Man- zanos, Murba, etc.. Estas series corresponden a yacimientos al aire libre, bien situados en arenales costeros Kurtzia. Bizkaia, en altiplanos Con- junto de yacimientos de la Sierra de Urbasa. Nava- rra, en terrazas fluviales y graveras Murba y Manzanos. Alava. En estos yacimientos se han realizado sondeos estratigrficos o recogidas siste- mticas de materiales. Slo la memoria de las exca- vaciones de Murba se ha publicado (BALDEON, A. 1988) y de los restantes tenemos referencias par- ciales publicadas. El hecho de que en estos yacimientos existan ti- les sobre lasca no slo sobre canto como en las referencias anteriores, nos los presenta como acu- mulaciones en posicin derivada de posibles ocupa- ciones de distintas pocas Paleoltico Inferior y Medio y tecnologas. Mientras no se publiquen sus memorias respectivas su adscripcin es imprecisa. Murba se ha considerado Paleoltico Medio, tambin provisionalmente Kurtzia (BALDEON, A. 1987) y las ms recientes referencias a las series de Urbasa (MONTES, L. 1988). En cuanto al yacimiento de Man- zanos, est en prensa una primera valoracin del mismo a la luz de hallazgos recientes, situndose tambin genricamente en el Paleottico Medio (BAL- DEON, A. y MURGA, F. en prensa). (Foto 1. Figura 1). Paleoltico Medio. El Paleoltico Medio es una etapa relativamente bien conocida en el Pas Vasco. Para su estudio contamos con datos procedentes de 13 yacimientos y, aunque de entidad y aporte de in- formacin distinto, su conjunto ofrece referencias tecnolgicas, de ocupacin del espacio, de explota- cin del medio materia prima, subsistencia de ori- gen animal, cronologa, estratigrafa, equipamien- tos industriales e informaciones antropolgicas. Las lneas que siguen son un breve resumen de nuestra Tesis de Doctorado, cuyo tema fu el Paleo- ltico Medio en el Pas Vasco (BALDEON, A. 1987) y que ser publicada prximamente de forma ms extensa. Llamamos Paleoltico Medio al perodo represen- tado por unos conjuntos industriales wurmienses aunque sin solucin de continuidad con las indus- trias achelenses del Riss, localizados genricamen- te entre los aos 120.000 a 35.000 (Riss-Wurm y Wurm III respectivamente). Son industrias sobre las- ca, variadas no por sus tipos primarios sino por los porcentajes en que stos aparecen. Se habitan las cuevas y se vive tambin al aire libre. La caza es muy diversificada, no selectiva, aprovechndose lo que el entorno ofrece: bisontes, conejos, sarrios o rino- ceronte segn los casos. El hombre de Neanderthal, protagonista de este perodo, manifiesta una habili- dad manual, una capacidad de adecuacin y una dis- posicin espiritual notable. Entierra a sus muertos, aunque esta prctica no parece generalizada, y lle- va a su hogar todo tipo de objetos curiosos fsiles, minerales . Para el estudio del Paleoltico Medio vasco he- mos seguido un modelo de anlisis absolutamente clsico basado en la sistemtica de BORDES. El Pas Vasco se halla en el rea marco del Musteriense cl- sico. Esto quiere decir que cuenta con parmetros de yacimientos prximos estudiados con la misma metodologa (Dordoa, Aquitania, Cantabria, Bur- gos). Precisamente uno de nuestros primeros obje- tivos era trasladar las industrias musterienses vas- cas a una codificacin de uso generalizado como primer paso para su posterior interpretacin. Esta metodologa se muestra vlida para anali- zar, cuantificar y codificar, pero las interpretaciones necesitan la colaboracin de otras ciencias (biol- gicas, geolgicas, fsicas, etc..) para las que no to- dos los yacimientos podan surtir datos. La articula- cin se ha realizado en torno a los cuatro yacimientos de ms entidad y para los que hemos contado con materiales de primera mano: Amalda, Murba, Axlor y Lezetxiki. EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO 13 Foto 1. Bifaz. Manzanos (Alava) Los yacimientos musterienses en el Pas Vasco. En la figura 2 se sitan los yacimientos que cono- cemos en la actualidad con ocupaciones del Paleo- ltico Medio integrados en su contexto prximo. Nos hallamos en una de las zonas de Europa Occidental que, desde comienzos de siglo y sin solucin de con- tinuidad, ha contado con numerosas excavaciones y estudios arqueolgicos, entre dos zonas clsi- cas, Dordoa y la Cornisa Cantbrica, puente en- tre ambas y por ello punto de referencia en los tra- bajos sobre el Paleoltico. Los yacimientos vascos se hallan en diversos bio- topos: en la lnea de costa, en cuevas abiertas en estrechos valles, en zonas abiertas de altiplano o en graveras de aluvin. El carcter estratigrfico de los yacimientos no marca una relacin clara nivel-ocupacin. Los nive- les son muy espesos y pueden considerarse resul- tados sedimentolgicos postdeposicionales. La pre- sencia, sobre todo en Lezetxiki, de un elevado nmero de carnvoros (oso, pantera, lobo) marca una alternancia en la ocupacin de la cueva por parte del hombre y de los animales que, sin embargo, no se Figura 1. aprecia estratigrficamente. Las discontinuidades vienen marcadas por los cambios industriales y los anlisis del sedimento ya que otros indicadores como la subsistencia animal no indican cambios no- torios. El catlogo de yacimientos musterienses que mostramos a continuacin recoge entidades bien di- versas, por su cantidad de informacin, su nivel de investigacin y sobre todo por sus referencias pu- blicadas. Hemos manejado directamente todos los yacimientos del Pas Vasco peninsular excepto los de la Sierra de Urbasa, actualmente en proceso de estudio, y a travs de los datos bibliogrficos el resto. Abrigo de Axlor. (Dima. Vizcaya). Se trata de un yacimiento situado en un biotopo abrupto, en una zona adecuada para la caza. Fu excavado por J.M. DE BARANDIARAN entre 1967 y 1974. La publicacin de la memoria correspondiente se realiza en 1980. La estratigrafa se compone de 8 niveles arqueol- gicos, de los que los dos superiores se hallan muy alterados, por vaciado del sedimento por pastores para la conversin del abrigo en redil. Los niveles III 14 A. BALDEON superior al VIII inclusive, el inferior ofrecen un Musteriense Charentiense tipo Quina. (BARANDIARAN, J.M. 1980; BALDEON, A. 1987; ALTUNA, J. 1972 y 1986). Cueva de Lezetxiki. (Mondragn. Guipzcoa). Yacimiento excavado entre 1956 y 1969 por J.M. DE BARANDIARAN, con la colaboracin de J. ALTUNA. Est situado en un biotopo abrupto pero con llanuras y colinas suaves muy prximas. La estratigrafa consta de 6 niveles arqueolgi- cos. Los inferiores VII a V, este ltimo muy pobre en restos se adscriben al Musteriense Tpico; el nivel IV es un Musteriense de tipo Quina y el nivel III conserva un fuerte bagage de tipo Quina, con ele- mentos ya auriacienses, predominando en tecno- loga y en tipologa su carcter de Musteriense Qui- na. Se puede considerar un nivel de acumulacin de diversas ocupaciones. (BARANDIARAN, J.M. y FERNAN- DEZ MEDRANO, D. 1957; BARANDIARAN, J.M. y ALTUNA, J. 1966, 1967 y 1979; BALDEON, A. 1987). Cueva de Amalda. (Cestona, Guipzcoa). Ya- cimiento excavado entre 1979 y 1984 bajo la direc- cin de J. ALTUNA. La cueva se abre en la ladera de un angosto valle surcado por el arroyo Alzolaras. El yacimiento fu descubierto por J.M. DE BARANDIARAN en 1927. Ofrece cuatro niveles Paleolticos siendo el inferior, Nivel VII, el que contiene industria Mus- teriense que se ha clasificado como Musteriense T- pico (BALDEON, A. 1987). Amalda se sita en un biotopo de roquedo, abrupto, pero con salida a zonas abiertas de colina y llanura, as como prximo al mar. La memoria de excavacin de este yacimiento, presentada como un trabajo interdisciplinar se halla actualmente en pren- sa (ALTUNA, J. BALDEON, y A. MARIEZKURRENA, K. 1990). Yacimiento de Murba. (Torre. Condado de le- vio). Es un yacimiento al aire libre, cuyos restos se esparcen por las terrazas aluvionales, ya muy alte- radas, del ro Ayuda. Situado a 651 metros sobre el nivel del mar. El yacimiento fu descubierto en 1974 fecha en que se iniciaron las prospecciones siste- mticas y posteriormente se procedi a su excava- cin/sondeo estratigrfico entre 1975 y 1977 bajo la direcin de A. BALDEON. EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO 15 Figura 3. Axlor. Indus- tria ltica-raederas-cha- rentiense. Tamao na- tural. Es un yacimiento en posicin secundaria, sin es- tratigrafa. Los nicos restos son lticos. Se aprove- cha la abundancia de slex natural en la zona para la talla de tiles, principalmente para la preparacin de ncleos, destacando los Levallois. El yacimiento tiene el carcter de taller y se ha considerado Mus- teriense de Tradicin Achelense. Recientemente se ha publicado un estudio-memoria de excavacin as como el estudio geolgico. (BALDEON, A. 1974; 1988; IGLESIA, R. DE LA y RODRIGUEZ LAZARO, J. 1988). Cueva de Venta Laperra. (Carranza. Vizcaya). En 1931 J.M. DE BARANDIARAN y T. DE ARANZADI reali- zaron un sondeo estratigrfico en este yacimiento. La cueva se halla en un faralln rocoso, abierto a zo- nas de llanura y colinas suaves. 16 A. BALDEON Figura 4. Lezetxiki. Musteriense Tpico. Tamao natural. La estratigrafa se articul en 3 niveles, consi- derndose el inferior III como Musteriense. He- mos analizado el material, muy pobre verdaderamen- te, con tipos arqueolgicos claramente musterienses junto a otros laminares ms prximos al Auriacien- se. En principio este nivel se ha adscrito provisional- mente al Musteriense Tpico, pero sera importante realizar una excavacin arqueolgica amplia para co- nocer bien las ocupaciones. (BARANDIARAN, J.M. 1958; BALDEON, A. 1987). Kurtzia. (Barica-Sopelana. Vizcaya). Se tra- ta de un yacimiento al aire libre, situado en terrenos de coluvin, arenosos, en la actual lnea de costa. Los materiales que hemos estudiado corresponden a extracciones varias. Por un lado el producto de las excavaciones llevadas a cabo en la zona por J.M. de BARANDIARAN, A. AGUIRRE y M. GRANDE en 1959 y de otro lado, materiales procedentes de prospecciones varias que han formado colecciones, como la de A. AGUIRRE (BARANDIARAN, J.M.; AGUIRRE, A. y GRANDE, M. 1960; BALDEON, A. 1987). En la actualidad se llevan a cabo excavaciones arqueolgicas por parte de MARGARITA MUOZ cuya memoria dar la valoracin adecuada a este yacimiento. EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO 17 Figura 5. Axlor. Industria sea. Retocadores-compresores de hueso. Figura 6. Lezetxiki. Industria sea. Algunas series de materiales estudiados permi- ten integrarlo provisionalmente en el Paleoltico Me- dio, quizs Musteriense de Tradicin Achelense. Manzanos. (Leciana de la Oca. Alava). Se trata de un yacimiento al aire libre, asentado en una terraza formada por el ro Zadorra. Su altura sobre el nivel del mar es de 484 metros. El yacimiento se descubre en 1975 y se han realizado algunas reco- gidas sistemticas de materiales. En la actualidad contamos con un lote interesan- te de piezas, sobre lascas y sobre canto bifaz y cantos tallados que se presentar en publicacin en breve (BALDEON, A. y MURGA, F. en prensa). Provi- sionalmente se ha considerado tambin como Mus- teriense de Tradicin Achelense. (BALDEON, A. 1987). Conjuntos lticos de la Sierra de Urbasa. (Na- varra). Los primeros hallazgos se realizaron en 1968, por D. EMILIO REDONDO, distinguindose pronto varias localizaciones: Fuente de Andasarri, Balsa de Aran- zaduia, Otxaportillo, Fuente de Aciarri, Regajo de los Yesos, Pozo Laberri. Tenemos referencias de estas localizaciones paleolticas principalmente por los es- tudios realizados por I. TABAR, (1975, 1977 y 1978) por M.A. BEGUIRISTAIN (1975) y por I. BARANDIARAN y E. VALLESPI (1980), siendo estos dos ltimos autores los que llevan a cabo en la actualidad el estudio y memoria de estos yacimientos, as como los traba- jos de prospeccin y excavacin en diversos luga- res de la Sierra de Urbasa. (TABAR, I. 1975, 1977 y 1978; BEGUIRISTAIN, M.A. 1975 y BARANDIARAN, I. y VA- LLESPI, E. 1980). Recientemente, en su estudio sobre el Musterien- se de la cuenca del Ebro, L. MONTES hace una refe- rencia muy detallada de la serie de Mugarduia Nor- te, recogida por I. BARANDIARAN en 1982, definin- dola como taller y atribuyendo el conjunto provisio- nalmente al Musteriense de Tradicin Achelense (B) o al Musteriense Tpico (MONTES, L. 1988). Coscobilo. (Olazaguta. Navarra). Debi tra- tarse de una cueva, destruida por una cantera. Pudo contener algn nivel de tipo Musteriense, como apunta J. ALTUNA. (1972). Datos industriales poco significativos. Isturitz. (Saint Martin d'Arberoue. Basse Navarre). Se trata de un importante yacimiento en cueva, des- cubierto en 1885 y vaciado en parte para obtener fosfatos. A pesar de ello, es el yacimiento vasco pa- 18 A. BALDEON Figura 7. Murba. Ncleos. leoltico ms emblemtico, con una amplia secuen- cia estratigrfica que parte del Musteriense y cul- mina en el Aziliense. La cueva se sita a 209 metros sobre el nivel del mar, prxima al ro Arberoue. El yacimiento fu excavado por PASSEMARD entre 1913 y 1922; por los condes de SAINT-PERIER entre 1928 y 1935 y tambin por G. LAPLACE y J.M. DE BA- RANDIARAN (PASSEMARD, E. 1922 y 1944; SAINT-PERIER, R y S. 1952; LAPLACE; G. 1966). Isturitz tiene 2 niveles musterienses, el tpico que en la actual clasificacin de F. BORDES sera Cha- rentiense y el anterior al tpico, tambin Charen- tiense, con hachereaux (DELPORTE, H. 1974). Olha. (Camb les Bains. Labourd). Se sita a 15 Km. del yacimiento de Isturitz. Se trata de un abri- go bajo roca, situado en proximidad al ro Nive. Fu excavado por PASSEMARD, y en l se identificaron 6 niveles arqueolgicos. Al igual que en el yacimiento de Axlor, todo el relleno, hasta la colmatacin de la secuencia, se refiere al Paleoltico Medio. PASSEMARD clasific estos niveles en 3 paquetes estratigrficos: los hogares inferiores (4 subniveles) que se han clasificado como vasconiences (BOR- DES y DELPORTE). Sera charentiense con hachereaux, al igual que en Isturitz; los hogares medios, un solo subnivel, con industria tambin charentiense y como dato significativo refleja un momento fro; los hoga- res superiores, culminando la secuencia, otro sub- nivel con industria charentiense y datos auriacoi- des, an ms fro que el nivel inferior. Entre los hogares inferior/medio y medio/superior hay un ni- vel estril. (BORDES, F. 1953 y DELPORTE, H. 1974). Le Bast. (Saint Pierre d'Irube. Labourd). Se tra- ta de un yacimiento al aire libre, sobre una terraza 45/50 de la Nive. Se venan recogiendo materiales lticos en dicho yacimiento desde 1877. En 1966 CHAUCHAT y TIBAULT realizaron en l excavaciones. Se detectaron 12 niveles arqueolgicos que se agrupan en 4 estratos. El inferior N.IV es Musteriense, prximo al Musteriense de Tradicin Achelense con bifaces (CHAUCHAT, C y THIBAULT, C. 1968). Gatzarria. (Suhare. Soule). El yacimiento de la cueva de Gatzarria fue descubierto en 1950 por BOUCHER. LAPLACE dirigi una serie de catas entre 1961 y 1963, reanudndose recientemente las ex- cavaciones, en la actualidad dirigidas por el mismo G. LAPLACE. Las nicas referencias cientficas a di- chos trabajos de campo se han recogido por su autor (LAPLACE, G. 1966a y b) y fundamentalmente por los estudiosos de la sedimentologa (LEVQUE y la fau- na (LAVAUD). De ellos se han recogido algunas refe- rencias industriales: hay 3 niveles Musterienses, que por paralelos con Isturitz deben ser Charentiense el inferior y Charentienses con hachereaux los dos que se le superponen. Sobre el Musteriense se sitan 5 niveles de los primeros momentos del Paleoltico Su- perior. (LEVQUE, F. 1966; LAVAUD, F. 1980). Por fin, haremos referencia a algunas entidades menores (bien en datos, conocimientos, etc.), en cuevas o al aire libre que incluimos aqu con mucha provisionalidad: Mairuelegorreta XI. Yacimiento en cueva, situado en el macizo de Gorbea (Alava) (AL- TUNA, J. y BALDEON, A. 1986); Harregui. Yacimiento en cueva, con industria musteriense citada por LA- PLACE (LAPLACE, G. 1966). En cuanto a yacimientos al aire libre, hay evidencias musteroides en Nabas- sia (Lahonce); Chachino (Bidart); Micoteau (Anglet), Tambou (Bidache) y EIosu (Alava) (BALDEON, A. 1987). Caracteres del Paleoltico Medio vasco. BOR- DES estableci un sistema de descripcin y organi- zacin de los distintos tipos primarios de instrumen- tos que permita concluir en el establecimiento de unas facies industriales: Musteriense Tpico, Charen- tiense, Musteriense de Denticulados, Musteriense de Tradicin Achelense. (BORDES, 1961). Con buena vo- EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO 19 luntad, y fijndose ms en los criterios que aproxi- maban que en los que diferan, los investigadores he- mos venido conviniendo en los ltimos 35 aos en adscribir las industrias del Paleoltico Medio estudia- das a las facies clsicas. Cuestin ms significativa es qu suponen esas facies, qu nos indican, a qu cuestin nos respon- den. Desechado muy pronto el carcter cronolgi- co en dicha explicacin, se apuntan como ms sli- dos el criterio de funcionalidad y/o el de tradicin industrial. Las mismas industrias aparecen en muy diversos biotopos; con las mismas industrias se ca- zan especies absolutamente diferentes y al contra- rio; las huellas de uso confirman que los mismos ti- les sirvieron para las mismas tareas y al contrario. En una palabra, estos estndares no llegan mucho ms all y ser el estudio exhaustivo e integrador de datos interdisciplinares el que puede aportar pe- queas luces sobre el conocimiento de aquellos hombres de Neanderthal. Remitindonos a la primera formulacin, los dis- tintos niveles musterienses vascos se agrupan en es- tas facies: Musteriense Quina (MQ); Musteriense T- pico (MT) y Musteriense de Tradicin Achelense (MTA). a. Musteriense Quina. Presente en Isturitz, Olha, Gatzarria, Lezetxiki y Axlor. Nos centramos en los datos obtenidos en los dos ltimos. La presencia de las industrias charentienses nor- malmente excluye sistemticamente otras facies. Desde la base hasta la colmatacin de cuevas o abri- gos se da el mismo complejo. Es un equipamiento montono, muy abultado en raederas y con papel borroso los denticulados y grupo III Pal. Superior. Axlor, principalmente, y Lezetxiki nivel IV, refle- jan habitaciones permanentes; tiles de apoyo como compresores-retocadores de hueso, yunques, mu- chos cantos; hogares; sin solucin aparente de con- tinuidad en el asentamiento; piezas frecuentemen- te reutilizadas, con sucesivos retoques en los bordes -muchas veces retocado sistemticamente todo el permetro-; piezas que van reduciendo sus dimen- siones y adquiriendo un carcter de retoque esca- moso en su contorno. En cuanto a su cronologa, aunque puede darse en todo el Wrm antiguo, es en el Wrm II cuando se conoce su mxima expansin y las fechas de C14 disponibles para yacimientos prximos as lo confir- man (Cueva Milln. Burgos 37.600 700. MOURE y GARCIA SOTO, 1983 y + de 40.000 para Pea Miel. Rioja. UTRILLA, 1983). Los dos yacimientos de Axlor y Lezetxiki se si- tuaran tambin en el Wurm II. b. Musteriense Tpico. Est representado en los niveles VII del yacimiento de Amalda y en los infe- riores VII, VI y V de Lezetxiki. El equilibrio en la composicin de sus tipos pri- marios ha favorecido, en contrapartida, la adscrip- cin a esta facies a modo de fondo de saco, de con- juntos de difcil clasificacin. Se trata de un equipamiento variado, con inclusin de piezas con- tundentes tanto bifaces como hachereaux. En Amal- da aparece junto a restos de talla y con caracteres de nivel de habitacin, si bien no hay huellas de una continuada actuacin sobre los instrumentos, que son de mayor tamao que los de tipo Quina. En cuanto a su cronologa, los yacimientos vas- cos parecen situarse en los primeros momentos del Wurm (Wurm I) o a partir de ese momento. c. Musteriense de Tradicin Achelense. Est representado en los yacimientos de Murba y presu- miblemente en Manzanos y Conjuntos lticos de la Sierra de Urbasa. Son yacimientos al aire libre, en proximidad a la materia prima, y con caracteres de taller en el caso de Murba. Este yacimiento ha permitido conocer las tcnicas de talla y sobre todo la preparacin de los ncleos. En cuanto a su cronologa, para Murba apunta- mos el Wurm I, aunque otros yacimientos enlazan con el Paleoltico Superior. Desarrollo del Musteriense en el Pas Vasco a partir de los yacimientos conocidos. En la figura 8 se presenta un cuadro de correla- ciones que pretende visualizar y resumir de forma sinttica los datos que poseemos sobre el Muste- riense vasco, principalmente en lo relativo a los ya- cimientos del Pas Vasco Peninsular. Se han recogido las informaciones disponibles, tanto las sedimentolgicas, palinolgicas, faunsti- cas, antropolgicas e industriales. Vamos a comen- tarlo brevemente. Bajo los niveles musterienses de Lezetxiki se de- sarrolla una formacin sedimentaria importante, que puede deberse al Riss-Wrm, entre ellos aparecen restos humanos: un hmero femenino de un ejem- plar Neanderthaliano. Tambien fauna de bisonte y ri- noceronte junto a carnvoros. En la Cueva de Amalda, sobre el Riss-Wrm que haba dejado una formacin de terraza, se asientan los primeros habitantes de la cueva, en el Wrm I, en un ambiente templado y hmedo con vegetacin de pinos. Se encienden hogueras, se tallan instru- mentos, se caza sobre todo sarrio, un animal de pe- 20 A. BALDEON Figura 8. EL PALEOLITICO INFERIOR Y MEDIO EN EL PAIS VASCO 21 quea talla que se lleva a la cueva muchas veces completo. Tambin llevan extremidades de especies mayores: bisonte, caballo. Paralelamente otros grupos se detectan en Le- zetxiki, en ocupaciones muy breves de tal modo que esta presencia se alterna con la de carnvoros (oso de cavernas, len, lobo). A Lezetxiki se llevan abati- dos animales de pradera y de gran talla en los nive- les inferiores (VII y VI). Luego llevarn sobre todo es- pecies de bosque y roquedo y de talla mediana. Tambin durante el Wrm I debieron producirse las venidas al sitio de Murba, lugar de provisin y primer desbroce de slex. El Wrm II est marcado por los niveles Charen- tienses de Lezetxiki y por toda la ocupacin de Ax- lor. Ocupaciones intensas que nos han dejado unos niveles que son residuos, sedimentos a la manera geolgica, de repetidos asentamientos. Los fros, con el reno presente, hacen su aparicin. Hay cierto equi- librio en la explotacin del entorno, con presencia de procedencias de diversos biotopos. En Axlor apa- recen numerosos hogares y restos aislados de com- bustin. Probablemente los ltimos asentamientos mus- terienses de Axlor y Lezetxiki, as como los de Istu- ritz y Olha, pudieron tener lugar en los comienzos del Wrm III. El Musteriense da en el Pas Vasco paso bruscamente y sin transicin a industrias de tipo Pa- leoltico Superior, ya plenamente configuradas y re- lativamente tardas: en Amalda Perigordiense Vc; en Lezetxiki Auriaciense. Los ltimos restos de hombre de Neanderthal se hacen presentes en los niveles superiores de Axlor (BASABE, 1973). BIBLIOGRAFIA ALTUNA, J. 1972 Fauna de mamferos de los yacimientos prehistricos de Guipzcoa. Munibe 24, pp. 464. 1986 Subsistence dorigine animale pendant le Mousterien dans la region Cantabrique (Espagne). Colloque Interna- tional LHomme de Neanderthal. Centenaire de la dcou- verte de lhomme de Spy. Universit de Liege. Belgique. ALTUNA, J. & BALDEON, A. 1986 Resultados del sondeo estratigrfico practicado en la cueva de Mairuelegorreta XI. Gorbea (Alava). Estudios de Arqueologa Alavesa 73. pp. 47-62. Vitoria ALTUNA, J.; BALDEON, A. & MARIEZKURRENA, K. 1990 El yacimiento de Amalda: Ocupaciones paleolticas y postpaleolticas. Eusko-Ikaskuntza. BALDEON, A. 1974 El yacimiento Paleoltico Inferior de Murba. Estudios de Arqueologia Alavesa 6. pp. 17-46. Vitoria. 1978 Estudio de un hachereau aparecido en Peacerrada (Ala- va). Estudios de Arqueologa 9. pp. 11-16. Vitoria. 1987 El Paleoltico Medio en el Pas Vasco. Tesis doctoral me- canografiada. Universidad de Deusto. pp. 1-1697. Bilbao. 1988 El yacimiento de Murba. Estudios de Arqueologa Ala- vesa 16. pp. 7-160. Vitoria. BALDEON, A. & MURGA, F. (en prensa) Utiles Paleolticos en una gravera del ro Zadorra, afluente del Ebro. (Alava). Kobie. Bilbao. BARANDIARAN, I. Y VALLESPI, E. 1980 Prehistoria de Navarra. Trabajos de Arqueologa de Na- varra 3. Pamplona. BARANDIARAN, J.M. DE. 1953 El hombre prehistrico en el Pas Vasco. Ed. Ekin. Bue- nos Aires. 1958 Excavaciones en Carranza. Bortal, Venta Laperra y Pol- vorn. Vizcaya, 10. pp. 49-52. Bilbao. 1972 Lehen Euskal Gizona. Ed. Luz. San Sebastin. 1980 Excavaciones en Axlor. Obras Completas XVII. pp. 129-384. Bilbao. BARANDIARAN, J.M. de & ALTUNA, J. 1966 Excavacin de la Cueva de Lezetxiki. Mondragn. Mu- nibe 18. pp. 5-12. San Sebastin. 1967 Excavacin de la Cueva de Lezetxiki. Mondragn. Mu- nibe 19. pp. 79-106 y 231-246. San Sebastin. 1970 Excavacin de la Cueva de Lezetxiki. Mondragn. Mu- nibe 22. pp. 51-59. San Sebastin. BARANDIARAN, J.M. DE & FERNANDEZ MEDRANO, D. 1957 Exploracin de la cueva de Lezetxiki en Mondragn. Mu- nibe 9. pp. 34-38. BASABE, J.M. 1973 Dientes humanos del Musteriense de Axlor (Dima. Viz- caya). Trabajos de Antropologa 16.4. pp. 187-207. BEGUIRISTAIN, M.A. 1975 Contribucin al conocimiento del Paleoltico en Navarra: La Coleccin Barandiarn de Coscobilo de Olazaguta. Actas del XIII Congreso Nacional de Arqueologa. pp. 119-124. Zaragoza. BORDES, F. 1953 Essai de classification des industries mousteriennes. B.S.P.F. 50. pp. 457-466. 1961 Typologie du Paleolithique ancien et moyen. Ed. Delmas. 2 vols. Bordeaux. 22 A. BALDEON CHAUCHAT, C, & THIBAULT, C. 1968 La station du plein air du Bast Saint Pierre dIrube (Basses-Pyrnes). B.S.P.F. LXV. pp. 295-318. DELPORTE, H. 1974 Le Mousterien dIsturitz daprs la Colection Passemard. (Muse des Antiquits Nationales). Zephyrus XXV. pp. 17-42. Salamanca IGLESIA, R. DE LA y RODRIGUEZ LAZARO, J. 1988 Estudio geolgico del yacimiento arqueolgico de Mur- va. Estudios de Arqueologa Alavesa 16. pp. 161-197. Vitoria, LAPLACE, G. 1966a Les Niveaux Castelperronien, Protoaurignacien et Aurig- nacien de la Grotte Gatzarria Suhare en Pays Basque. (Fouilles 1961-63). Qartar 17. 1966b Recherches sur lorigine et lvolution des complexes lep- tolithiques. Ecole Francaise de Rome. Melanges dAr- cheologie et dHistoire. Supplement 4. LAVAUD, F. 1980 Les faunes paleolithiques du Wurm II et III dans le Sud- Ouest et le Centre-Ouest de la France. Tesis de Docto- rado dactilografiada. Poitiers. LEVEQUE, F. 1966 La grotte de Gatzarria de Suhare. Basses Pyrenes. Etu- de sedimentologique et archeologique. Tesis de Docto- rado. Poitiers. MENSUA, S. & MARCOS, A. 1958 Un hallazgo ltico del Paleoltico Inferior del trmino de Lumbier (Navarra). Principe de Viana 76-77. pp. 217-225. Pamplona. MONTES, L. 1988 El Musteriense en la cuenca del Ebro. Monografas ar- queolgicas 28. Universidad de Zaragoza. Zaragoza. OBERMAIER, H. 1925 El hombre fsil. Madrid. (2. Ed.). PASSEMARD, E. 1922 La Caverne dIsturitz (Basses-Pyrnes). Revue Archeo- logique XV. pp. 1-45. 1924 Les Stations Paleolithiques du Pays Basque. Bayone. 1944 La Caverne dIsturitz en Pays Basque. Prehistoire IX. pp. 7-84. SAENZ DE BURUAGA, J.A. & URIGOITIA, T. 1986 Evidencias aisladas de cantos tallados en las mrgenes del embalse de Urrnaga (Alava). Estudios de Arqueo- loga Alavesa 13. pp. 29-45. Vitoria. TABAR SARRIAS, M.I. 1975 Aportaciones al Paleoltico de Navarra. Yacimientos de Otxaportillo y de la Fuente de Andasarri en la Sierra de Urbasa. Actas del XIII Congreso Nacional de Arqueolo- ga. pp. 79-84. Zaragoza. 1977 Nuevas localizaciones paleolticas en la Sierra de Urba- sa. I. Yacimientos de Otxaportillo. Principe de Viana, 148 y 149. pp. 371-401. Pamplona. 1978 Nuevas localizaciones paleolticas en la Sierra de Urba- sa. II. Yacimiento de la Fuente de Andasarri. Principe de Viana 150-151. pp. 5-53. Pamplona. THIBAULT, C. 1976 Les civilisations du Palolithique infrieur dans le Sud- Ouest (Pays Basque, Laudes, Gironde). La Prehistoire Franaise 1-2. pp. 905-908. Pars. VALLESPI, E. 1971 Novedades del Paleoltico Inferior y Medio Vasco: los ya- cimientos navarros de Urbasa y Olazaguta. I Semana Internacional de Antropologa Vasca. pp. 565-580. Bilbao. VALLESPI, E. & GARCIA SERRANO, R. 1974 Bifaz achelense de Estella. Cuadernos de Trabajos de His- toria, 3. pp. 9-20. Pamplona. VALLESPI, E. & RUIZ DE GAONA, M. 1971 Piezas lticas de tradicin achelense en las series de Cos- cobilo de Olazaguta. Navarra. Munibe 23. pp. 375-389. San Sebastin.

Recommended

View more >