Cuento de terror - No te fies de la niña

  • Published on
    09-Mar-2016

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Ilustracin vectorial

Transcript

  • No te fies de la niaDaniela Zomosa L - Ilustracin Vectorial - Profesor: Rodrigo Lpez

  • Esta historia que os vamos a contar le ocurri a una amiga mia:Un da Raquel sali del instituto como todos los das, pero ese da por alguna extraa razn decidi tomar un camino diferente. Despus de caminar unos minutos, vio a una nia llorando y Raquel le pregunt que le pasaba. La nia seal con el dedo una vieja casa y entre lloros le explic que su gato se haba metido all, la nia no quera ir a buscarlo, tena miedo, se le vea muy aterrada.

    Amablemente Raquel, que era muy buena persona, decidi ayudar a la nia y buscar al gato.

  • Al llegar a la entrada, la puerta estaba abierta, y no haba nadie en la casa por lo que decidi entrar. Cuando entr la puerta se le cerr de golpe, a pesar de ello Raquel decidi continuar adelante, de pronto apareci el gato corriendo por las escaleras, Raquel lo sigui, al llegar al segundo piso, el gato estaba all, en medio del pasillo mirndola fijamente, pareca como si el gato la hubiese es-perado y cuando Raquel se le acerc para cogerlo, ste escap hacia una habitacin que tena la puerta entreabierta.

  • Al entrar en la habitacin, Raquel se qued sorprendida, era la habitacin de una nia, tena las paredes forradas de papel rosa y las estanteras llenas de preciosas muecas que miraban fijamente a los intrusos. Pero Raquel no se sorprendi por la cantidad de juguetes que haban en la casa, ni tampoco porque un caballito de cartn balanceaba solo misteriosamente. La habitacin, a diferencia del resto de la casa, estaba nueva, como si el tiempo no hubiese pasado.

  • De pronto fij la mirada en una foto, se poda ver a una familia, al parecer el padre, la madre y su hija, la nia que ahora estaba all en la calle esperando que le trajese a su gatito.

    Raquel se empez a asustar de verdad, todo esto ya no le gustaba, as que decidi volver sin el gato y escapar de aquella casa antes de que ocurriese algo.

  • Al darse la vuelta para salir, ah estaba la nia, ensangrentada y llorando: ELLOS ME MATARON!, Y TAMBIN LO HARAN CONTIGO! Al da siguiente encontraron el cuerpo de Raquel, igual como se encontr el de aquella nia muchos aos atrs.

    Os preguntaris como s esta historia. Yo soy aquella nia y quiero que me traigas a mi gato