Cruz Calvo_Didáctica de la literatura-Competencia discursiva

  • Published on
    18-Dec-2014

  • View
    31

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

96 Didctica de la literatura como proceso de significacin y desarrollo de la competencia discursivaMery Cruz CalvoResumen La Didctica de la Literatura como un campo de reciente investigacin, nos propone desafos tericos y pedaggicos que piden con urgencia propuestas viables. Este artculo hace una revisin y evaluacin de algunos de los aportes y reflexiones sobre esta didctica especfica, y desde este lugar propone una Didctica de la Literatura atravesada por el estudio de las obras de ficcin, que tiene en cuenta el campo literario como espacio de encuentro de diversidad de discursos, buscando desarrollar procesos de significacin y de competencia discursiva. Abstract Literature didactics constitute a relatively new field of research which raises theoretical and pedagogical challenges that need to be addressed urgently. The present article reviews some of the most important contributions in this field, and advocates a kina of literature didactics which view fiction as a crossroads for different discourses where discourse competence can be achieved. Resumo A didtica da Literatura como um campo de pesquisa recente nos prope desafios tericos e pedaggicos que exigem com urgncia propostas viveis. Este artigo faz uma reviso e avaliao de algumas analises e reflexes sobre esta didtica especfica, e a partir da prope uma Didtica da Literatura permeada pelo estudo das obras de fico, que levam em considerao o campo literrio como espao de encontro da diversidade de discursos, buscando desenvolver processos de significao e destreza discursiva. Palabras clave Didctica de la Literatura Pedagoga Investigacin en el aula Keywords Didactic literature Pedagogy Classroom Investigation Palavras clave Didctica de la Literatura Pedagoga Pesquisa da aula

Introduccin La enseanza de la literatura se constituye hoy en un reto para quienes nos hemos dado a la tarea de la educacin. Un reto que se debe ubicar en un contexto histrico y cultural donde vemos emerger discursos sobre los campos literarios y didcticos que se caracterizan por su variedad y ambivalencia, y que son el reflejo de la explosin de las verdades cerradas y centralizadas que la Modernidad le concedi a las diferentes ciencias y disciplinas. Un mundo de crisis econmicas, de nuevos

97 acontecimientos polticos, de un desarrollo absoluto y generalizado de la tecnologa, de la acumulacin del capital multinacional, mueven nuestras seguridades y esquemas.1 Las prcticas pedaggicas en el aula de clase no son ajenas a estos acontecimientos y a las nuevas discursividades que se tejen alrededor de la Educacin y la Literatura, por el contrario, reclaman reflexiones y novedades educativas que sintonicen con los tiempos que corren y posibiliten una verdadera proximidad entre escuela y vida. Este ensayo quiere presentar algunos caminos recorridos por la Didctica de la Literatura y desde ese lugar proponer un enfoque o perspectiva que busque dar respuestas aproximativas a esta disciplina reciente en el mbito universitario. Quiere recoger diversas propuestas que llegan desde la Pedagoga y la Literatura, buscando una posibilidad de articulacin de estos dos campos del conocimiento. Pero esta propuesta, en principio terica, estara incompleta sino buscara derroteros que vayan haciendo caminos en el escenario escolar. Por esto entra a considerar algunas generalidades sobre la Prctica docente en el Programa de Licenciatura en Literatura. Didctica de la Literatura: una historia reciente2 Un recorrido por la historia reciente de la Didctica de la Literatura, tiene varias implicaciones tericas. De un lado se debe considerar la relacin entre Pedagoga y Didctica; de otro lado los desenvolvimientos de la teora y la crtica literaria; para encontrar la convergencia y el surgimiento de esta especialidad o especificidad educativa y desde este punto plantear los futuros derroteros de esta disciplina. La Educacin, hecho histrico y social, ha encontrado en la Pedagoga la discursividad formal que lo expone como un conocimiento metdico, sistematizado y unificado, y lo proyecta en una praxis3 educativa. Entre los siglos XVI y XVII, Comenio recoge de la filosofa la preocupacin sobre el proceso de conocimiento, y lo aplica a un aspecto especfico de la educacin, la Didctica....Por eso, lo esencial en el fenmeno educativo es cmo debe conocer el sujeto, o sea, cmo debe actuar o proceder el maestro para que se pueda efectuar en el sujeto que aprende ese proceso de conocimiento esperado... (Bedoya, 1989: 70)

1

Para ampliar esta discusin con respecto a la Educacin ver: Colom, A. y Melich J.C, Despus de la Modernidad. Nuevas filosofas de la educacin, Buenos Aires: Paids 1997. 2 Bernardino Salinas plantea en Lmites del discurso didctico actual: Qu se puede entender por discurso didctico actual? En la literatura generada en los ltimos veinte aos, hay verdaderas dificultades para distinguir los lmites conceptuales del objeto del discurso AV. Volver a pensar la educacin (Vol. II) Prcticas y discursos educativos, Madrid: Ediciones Morata, p.45, 1995. 3 Se entiende como una accin que se reflexiona y transforma. Nota de la autora

98 Partiendo de la pregunta del cmo, la didctica se convirti en una disciplina que daba instrumentos para una adecuada enseanza de los docentes y un eficaz aprendizaje de los estudiantes. Trayendo como consecuencia la construccin de una Didctica General, que provea una normatividad por la cual se guiaba el docente para su prctica pedaggica. En las aulas de clases se continan aplicando estos mtodos, que identificamos con el rtulo de Educacin Tradicional. Pero la historia de las filosofas pedaggicas ha tenido avances significativos, y especialmente en el campo que nos interesa. Ya en los aos sesenta se empieza a cuestionar una didctica instruccional y homognea para la diversidad de situaciones pedaggicas, y se reconoce la necesidad de adaptar los aspectos didcticos a la individualidad del alumno, del maestro y de los espacios educativos:... Hoy sabemos, en teora, exactamente que no existen mtodos didcticos de validez universal y que por lo tanto tampoco es posible convertirse en buen maestro por va de imitacin, por la mera aplicacin de mtodos tradicionales... (Stcker, 1964: 3)

A la reflexin pedaggica se le ha reprochado su retraso con respecto a los cambios sociales, lo que implicara una disociacin entre estos dos fenmenos, proyectndose en una imagen de escuela smbolo de la institucin educativa tradicional que es conservadora y reproductora del orden social establecido; no obstante, se debe reconocer que en la historia y el campo educativo han surgido corrientes con presupuestos alternativos, como en los aos sesenta y setenta, poca fructfera y abonada para el pensamiento pedaggico, pensemos en los aportes de Paulo Freire, y la educacin desescolarizada, entre otros.... todos estos contenidos filosficos posean una caracterstica comn, tal como pudiera ser su pertenencia a paradigmas humanistas que, por ello mismo, propugnaba el antiautoritarismo, y por tanto, ciertos grados de compromiso en oposicin a los sistemas de poder imperantes; eran, de alguna forma, discursos de liberacin asentados en las prcticas pedaggicas, por lo que, desde su perspectiva, la educacin se conceba como una va para la liberacin personal y colectiva... (Colom y Melich, 1997: 11)4

Como podemos observar, las concepciones sobre enseanza-aprendizaje, ncleo central de la Didctica,5 sufren alteraciones que marcan nuevas lneas de accin en las agendas educativas. Buscando el camino de la Didctica de la Literatura, son fundamentales para este artculo las4

Estos mismos autores consideran que hoy el panorama de la Pedagoga es otro: Sin embargo, hoy sabemos que todo ello ha desaparecido. Ha desaparecido, por lo general y en general, el inters por las cuestiones ideolgicas e incluso por la ideologa sin ms. Tambin cabe decir que en estos ltimos quince aos parece que se ha agotado el flujo contestatario de la pedagoga, as como el surgimiento de experiencias educativas con altos contenidos de pensamiento y reflexin terica, por lo que se ha perdido la perspectiva ideolgico-crtica en la formacin pedaggica. Op.cit., p.12. 5 Entre las mltiples definiciones de Pedagoga y Didctica me parece pertinente la reflexin de Olga L. Zuluaga: la pedagoga, como disciplina que rige los destinos de los saberes especficos con fines formativos y la didctica, como el saber que se produce luego del encuentro entre enseanza y ciencia especfica. Citado por Carvajal, Edwin, La investigacin o el pretexto de la creacin, en: Cuadernos Pedaggicos, Medelln: U. Antioquia, Facultad de Educacin, No. 20, p.34, 2004.

99 reflexiones sobre el lenguaje y los desplazamientos tericos y crticos en el campo literario (Figueroa; 2001: 11), acontecidos, con especial profundidad, en las postrimeras del siglo XX. Los Estudios Culturales y la Filosofa del Lenguaje, han colocado al lenguaje como protagonista de su discursividad; los primeros operan sobre los artefactos culturales como sobre textos que hay que leer antes que como objetos que solamente se pueden contar (Culler, 2000: 36), la segunda se desplaza de los conocimientos, de las conductas humanas o de los atributos de dios haca el esclarecimiento del significado o el alcance del lenguaje cognitivo, tico o religioso (Nubiola, 1997).... puede decirse que la Filosofa del Lenguaje en cuanto disciplina filosfica no tiene ms de doscientos aos o incluso que se limita slo al siglo XX. Concretamente, el nombre de Filosofa del Lenguaje para referirse a un rea especializada de la filosofa no se hizo habitual hasta despus de la Segunda Guerra Mundial... (Chamizo; 1986)

Los estudios sobre la enseanza de la lengua, tambin sufrieron transformaciones y avances. Uno de sus enfoques coloc el desarrollo de la competencia lingstica como logro a alcanzar; en el medio escolar esta concepcin se traducira en el estudio de la lengua con categoras gramaticales y en la formacin de lectores (as) y escritores (as) ideales, segn una normatividad preestablecida. Luego irrumpe un enfoque que buscar desarrollar la competencia comunicativa entre hablantes reales y en contextos sociales e histricos concretos, el impacto en los escenarios escolares se aplicara al desarrollo de las cuatro habilidades bsicas: hablar, escuchar, leer y escribir, sin las prescripciones del primer enfoque y aceptando las diferenciaciones lingsticas como expresiones culturales vlidas. Por ltimo, surge un enfoque que pretende ir ms all de la comunicacin como un circuito que a veces se convirti en un dispositivo automtico entre emisores y receptores; este enfoque propone desarrollar procesos de significacin....El problema de las orientaciones lingsticas que identifican el lenguaje verbal con un sistema cualquiera de comunicacin, es pues, que dejan por fuera lo que es realmente especfico del objeto; y, solamente si nos planteamos el anlisis del lenguaje como el de un sistema que es diferente a cualquier otro sistema de comunicacin, nos vemos en la necesidad de encauzar su anlisis desde el punto de vista de su funcin esencial: la de servir como instrumento en la produccin de los significados, instrumento de la funcin significante en el proceso de semantizacin de la totalidad de la experiencia humana... (Baena, 1987: 61)

Este ltimo enfoque lo retomar ms adelante, porque hace parte de las respuestas aproximativas y propositivas sobre la Didctica de la Literatura que presento en este ensayo. En esta variedad de interpretaciones hay dos ejes que interesan a los propsitos de este escrito; en primer lugar, las nuevas bsquedas pedaggicas y en particular de la Didctica; en segundo lugar, el

100 inters por el lenguaje como camino para la construccin del sujeto y la sociedad, como la literatura tambin es un lenguaje, se hace necesario detenernos y mencionar los desplazamientos sufridos por los estudios y la crtica literaria. El panorama del siglo XX en este terreno es rico y fructfero. Encontramos un inters por el autor y su vida como camino para la interpretacin de la obra; luego el nfasis se coloca en conocer el contexto social e histrico donde surgen los textos. Vendr despus el estructuralismo, con su anlisis interno de las obras, buscando establecer una potica. Haca las ltimas dcadas del siglo, irrumpe el postestructuralismo, que considera como parte fundamental de los acercamientos a la literatura, a los lectores o receptores, aqu se ha desplazado el inters del texto al lector/a. En consonancia con los postulados postmodernos, la obra estalla en multiplicidad de interpretaciones, se rompen los acercamientos crticos monolticos y centralizados. Se devela el carcter ideolgico y de manipulacin que tiene el poder cultural para establecer el canon literario, y de esta manera se abre la posibilidad de descubrir otras literaturas, haciendo posible una pluralidad de cnones y definiciones del mismo, que consideran el entorno social, cultural y geogrfico en los cuales se desenvuelve el fenmeno literario; as el fenmeno social multicultural se hace presente en las nuevas maneras de considerar y valorar el hecho literario. Desde esta perspectiva es posible repensar la historia literaria, particularmente la nuestra, a partir del espacio inestable de lecturas y no desde periodizaciones estticas o estrechos marcos generacionales (Figueroa, 2001: 12). La Didctica de la Literatura, se va construyendo en medio de viejas y nuevas corrientes de pensamiento y nuevos aportes metodolgicos. La enseanza de la literatura, se ha caracterizado por ser una parte ms de la enseanza del espaol o castellano; por una ausencia del estudio profundo de las obras, no se leen los libros se informa sobre ellos, la ausencia del libro trae como consecuencia la ausencia de la teora y crtica literaria, porque es desde las obras que nace un pensamiento sobre lo literario y no al contrario. Nos dice Lyotard:

... Un artista, un escritor posmoderno, estn en la situacin de un filsofo: el texto que escriben, la obra que llevan a cabo, en principio, no estn gobernados por reglas ya establecidas, y no pueden ser juzgados por medio de un juicio determinante, por la aplicacin de este texto, a esta obra, de categoras. Estas reglas y estas categoras son lo que la obra o el texto investigan. El artista y el escritor trabajan sin reglas y para establecer las reglas de aquello que habr sido hecho. De ah que la obra y el texto tengan las propiedades del acontecimiento; de ah tambin que lleguen demasiado tarde para su autor, o, lo que viene a ser lo mismo, que su puesta en obra comience demasiado pronto. Posmoderno ser comprender segn la paradoja del futuro (post) anterior (modo)"... (Lyotard, 1992: 23 y 25)

Es as, como desfila ante los estudiantes una exposicin de corrientes literarias, nombres de autores y sus respectivas obras representativas; esta pretensin de historia literaria se ha preocupado poco por dar

101 elementos de crtica que tomen en consideracin los desenvolvimientos y planteamientos de las teoras literarias recient...

Recommended

View more >