Cristología 1 - introduccion

  • Published on
    11-Jun-2015

  • View
    809

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Tratado teolgico sobre Cristo.

Transcript

Arguments - JesucristoExtrado de Mateo Seco, Lucas F. y Domingo, Francisco. Cristologa. Instituto Superior de Ciencias Religiosas. Universidad de Navarra, 2004.

Cuestiones introductorias al estudio de Cristo 1. QUIN ES JESUCRISTO?Cristo es el centro de la historia y de la vida personalNuestro Seor es el centro de la historia y de la vida de cada persona: por eso, los hombres y la sociedad debemos fomentar el empeo de conocer a Jesucristo.

Israel. La palabra Cristologa implica, en consecuencia, la aceptacin de que Jess es el Mesas, es decir, el Cristo.

Jesucristo quiere decir: Jess es el Mesas esperadoLa palabra Jesucristo significa Jess es el Cristo: contiene una profesin de fe que representa el resumen de la fe cristiana. Esta afirmacin es una radical novedad en la historia de las religiones. El cristianismo es, ante todo, el seguimiento de un hombre Jess, a quien se confiesa como el Mesas el Cristo esperado por los judos. Un hombre a quien se adora, se ama y se escucha con la misma entrega que al Dios Creador, pues se cree firmemente que ese hombre, hijo de Adn, es al mismo tiempo el Hijo Unignito del Padre.

Lo conocemos en la IglesiaPero dnde podemos conocer a Jesucristo con seguridad y plenamente? Sobre todo, en la Tradicin de los testimonios que sus seguidores han dejado a lo largo de los siglos y en los escritos del Nuevo Testamento. La Iglesia es el mbito en que esos escritos y testimonios se nos entregan como algo vivo y actual; tambin en ella se nos entrega Cristo vivo a travs de los sacramentos.

Jess es el Salvador, centro de nuestra feSalvador, mediador entre Dios y los hombresPor ser Dios y hombre, Cristo es nuestro redentor y salvador, nuestro mediador ante el Padre; nuestro camino, nuestra verdad y nuestra vida. San Pablo penetra hasta el corazn del cristianismo cuando declara: Uno solo es Dios y uno solo el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jess, que se entreg a s mismo por nuestra redencin (1 Tm 2, 5-6).

Jess es el MesasJess: un hombre como nosotrosEn los ambientes teolgicos actuales, la palabra Jess se utiliza primordialmente para designar la Humanidad del Seor como tal, es decir, el Rabb que recorri Palestina predicando, y que muri en la Cruz. El vocablo Jess designa directamente la Humanidad del Seor y por eso se utiliza preferentemente para designar al Jess histrico.

Su Persona da fuerza a su doctrinaDel Seor importa, si se puede hablar as, muchsimo ms su Persona lo que l es, que lo que l dijo, que su doctrina, pues la fuerza vinculante de sus enseanzas depende de la autoridad de su Persona.

Cristo: Mesas esperadoCristo es el nombre que Jess recibe en su calidad de Mesas, de enviado por Dios en cumplimiento de su promesa al pueblo de

--

Arguments - Jesucristo

Slo por Cristo ha adquirido el mundo la certeza infalible de que en el cielo hay un Dios Uno y Trino. Lo mismo ocurre con relacin a los dogmas de la creacin, del estado primitivo del hombre, del pecado original y de la redencin.

habis recibido el espritu de adopcin por el que clamamos Abba! Padre! (Rm 8,15-16).

Quin es Jess lo sabemos por la IglesiaAl leer los evangelios somos interpelados por Cristo, gracias al testimonio vivo de la IglesiaSi no tuviramos a la Iglesia viviente, los evangelios y las cartas apostlicas seran para nosotros un mero recuerdo histrico. Al leer los evangelios, somos directamente interpelados por Cristo, no slo por los testimonios literarios, sino por el testimonio vivo de la Iglesia. El Nuevo Testamento nace, por inspiracin divina, en la Iglesia viviente. Entre sus pginas aparecen numerosas confesiones de fe, que ponen de relieve la importancia de conocer y creer las principales verdades en torno al misterio de Cristo.

Jess es DiosSegunda Persona de la Santsima TrinidadLo especficamente cristiano no es la fe en la divinizacin de un hombre, sino en la autntica, verdadera y plena humanizacin de Dios. Segn esta fe, el Verbo se hizo carne (cf. Jn 1, 14), es decir, el Verbo, poseyendo la naturaleza divina, tom la naturaleza de siervo mostrndose como un hombre de verdad, con una carne de verdad, con unos dolores y tristezas como los que sienten los hombres.

Hijo de Dios PadreEl Nuevo Testamento ensea explcitamente la pre-existencia del Verbo al momento de la Encarnacin: l es el creador del universo: Todas las cosas fueron hechas por l (Jn 1,3).. No slo se dice de Cristo que es Dios, sino que es el Hijo del Padre. Jess no slo nos da a conocer al Padre, sino que muestra que es l, el Padre, el trmino de nuestra vida y de nuestra salvacin: Esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti nico Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo (Jn17,3).

La predicacin de la Iglesia ofrece las claves para comprender la EscrituraLo propiamente fundamental del cristianismo no es la Biblia, sino la predicacin de la Iglesia; hasta el punto de que fuera de la Iglesia, la Escritura no puede ser comprendida.

Enva a Dios Espritu SantoJess revela y enva al Espritu Santo: Muchas cosas tengo an que deciros, mas no podis soportarlas ahora; pero cuando viniere Aquel, el Espritu de verdad, os guiar hacia la verdad completa (Jn16, 12-14). Por el Espritu Santo recibimos la filiacin adoptiva: Que no habis recibido el espritu de siervos para recaer en el temor, antes

2. CMO NOS ACERCAMOS AL MISTERIO DE JESUCRISTO?En esta sesin estudiaremos la falsa distincin elaborada por algunos racionalistas entre el Jess de la historia y el Cristo de la fe.

--

Arguments - Jesucristo

Tambin prestaremos atencin a dos mtodos de elaborar la cristologa: la cristologa ascendente y la cristologa descendente.

sobrepasa los mtodos de cualquier ciencia humanaCuando en el Credo decimos Creemos en un solo Seor Jesucristo se est subrayando la estrecha conexin existente entre la historia individual de Jess de Nazaret y el misterio de su ser personal. Jesucristo en cuanto Dios posee una trascendencia que sobrepasa los mtodos de cualquier ciencia humana. Por eso, la investigacin histrica sobre Jess, debe tener siempre presente que, por s sola, no basta para llegar al conocimiento del misterio de Cristo; un conocimiento verdadero de la humanidad de Jess implica la confesin de que l es Hijo de Dios.

El acceso histrico a JessLa investigacin histrica sobre Jess de Nazaret es una exigencia de la fe cristianao Los Apstoles, antes que portadores de una determinada y sublime doctrina, se presentan como testigos de la muerte y resurreccin del Seor (cf. p.e., Hech 2, 32 ss). o En todos los Smbolos de la fe se presenta la vida de Jess, su nacimiento y su muerte y su resurreccin como objeto de fe.

La dimensin histrica de Jess es totalmente accesible, de modo similar a los personajes de su pocaEl Nuevo Testamento, y con l toda la Tradicin de la Iglesia, pretende, ante todo, transmitir el testimonio de la fe de la Iglesia sobre Jess y presentarlo en su pleno significado de Cristo (Mesas) y Kyrios (Seor). Este hecho garantiza la veracidad de cuanto se narra sobre la vida de Jess, pues nadie que lo confiese como Mesas y Seor utiliza luego la mentira para contar su historia. Jesucristo en cuanto hombre tiene una dimensin histrica accesible segn los mtodos histrico-crticos, de modo similar a los personajes de su poca.

Hay distincin entre el Jess histrico y el Cristo de la fe?Incredulidad del racionalismoA finales del siglo XVIII surgi el llamado problema sobre la distincin entre el Jess de la historia y el Cristo de la fe. Segn algunos telogos, Cristo sera aquel que con nuestra fe nos figuramos, mientras que Jess sera el hombre que ha vivido histricamente en Palestina.

Creer significa creer en JesucristoLa fe verdadera es la fe en Jesucristo, y no slo en su mensaje; fe no en un Cristo abstracto e ideal, sino en Jess que ha nacido, vivido y muerto en Palestina, donde tambin ha manifestado despus la victoria de su resurreccin.

Pero Jesucristo en cuanto Dios posee una trascendencia que

--

Arguments - Jesucristo

La Iglesia siempre defendi la identidad del Jess histrico y el Cristo de la feCuando se utiliza la expresin Jess de la historia, si se hace en forma teolgicamente correcta, se designa directamente la humanidad de Jess en su vida terrena; e indirectamente, se designa a ese Dios que se manifestaba humanado en cada uno de los actos de la vida terrena de Jess. Y viceversa al hablar del Cristo de la fe.

3. LA SALVACINLa Encarnacin del Verbo ocupa el lugar central en el plan salvador de DiosLa Encarnacin del Verbo ocupa el lugar central en el plan salvador de Dios. Conforme se dice en el Credo, la finalidad de la Encarnacin es la salvacin del hombre. Cristo es el mximo don que Dios ha podido hacer al hombre. De hecho es el mismo Dios que, en Cristo, se entrega como don a los hombres.

Dos enfoques complementarios para comprender quin fue JessNo se puede comprender a Jesucristo sin considerar a la vez su Humanidad y su DivinidadLa distincin entre el Jess de la historia y el Cristo de la fe incide en otra divisin, en cierto sentido, metodolgica: o La cristologa desde abajo, o cristologa ascendente, tiene como punto de partida la Humanidad del Seor y busca ah, en esa Humanidad, la manifestacin de la Divinidad de Jess; o la cristologa desde arriba, o cristologa descendente, parte de la Divinidad del Verbo, que se encarna, para desde ah contemplar la Humanidad del Seor. Estas perspectivas slo pueden considerarse vlidas en la medida en que una no excluya a la otra y haya una visin integradora de las dos (ascendente+descendente).

Redencin y Salvacin son dos conceptos diversos y convergentesRedencin y Salvacin son dos conceptos diversos y convergentes. Por Salvacin se entiende que Dios libra al hombre de los males que le aquejan, que tienen su raz en el pecado. Por Redencin se entiende que esa Salvacin del hombre tiene lugar mediante la expiacin del pecado, que Jesucristo consigui mediante el sacrificio de su propia vida.

La finalidad de la EncarnacinEl misterio del hombre slo se esclarece en el misterio del Verbo encarnadoSon inevitables los interrogantes que se plantea el hombre al pensar en su vida. Qu es el hombre? Cul es el sentido y el fin de nuestra vida? Cul es el origen y el fin del dolor? De dnde procedemos y hacia dnde nos dirigimos? En realidad, el misterio del hombre slo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado (Const. Gaudium et Spes, n. 22).

--

Arguments - Jesucristo

Jesucristo vino al mundo a salvar a los pecadores (1Tm 1, 15)Que la finalidad de la Encarnacin sea la salvacin de la humanidad, no significa que, en los planes divinos, Jesucristo est subordinado a los hombres, en el sentido de que Dios Padre quisiera a Jess como medio para la salvacin del gnero humano. Ms bien Jess es, en S mismo, la salvacin del hombre. En efecto, es en Cristo como la humanidad se salva; cada hombre alcanza personalmente esa salvacin en la medida en que se une a Cristo.

para encarnarse. La Encarnacin es fruto de una decisin libre de Dios: es una decisin absolutamente gratuita.

Redencin y SalvacinCristo es Redentor y SalvadorA Cristo se le designa con el ttulo de Salvador, porque libra al hombre del pecado, del demonio y de la muerte; se le designa tambin con el ttulo de Redentor, porque expi con su vida entregada en sacrificio la deuda contrada por nuestros pecados.

Cristo, mximo don de Dios a los hombresDonacin de Dios mismo al hombreEn esto se manifest el amor que Dios nos tiene, en que Dios envi al mundo a su Hijo nico para que vivamos por medio de l (1 Jn 4, 9; cf. Jn 3, 16-17). Es el mximo don que Dios ha podido hacer a los hombres, pues este don comporta antes que nada la donacin de Dios mismo al hombre.

La Redencin no era necesaria para la Salvacin del gnero humanoDios poda haber elegido muchos otros caminos para salvar al hombre, sin que la Encarnacin del Verbo fuese necesaria. Sin embargo, la Encarnacin fue el modo ms conveniente para redimir al hombre: as se manifiestan unidas la justicia, la misericordia y la sabidura divinas: la justicia, por haber querido salvar al hombre mediante la expiacin de los pecados; la misericordia, por ser el mismo Dios quien se hace hombre para expiar los pecados del gnero humano; la sabidura, por haber elegido este camino que es tan coherente con la bondad divina y con la dignidad del hombre, pues, en Cristo, se ofrece a la humanidad la posibilidad de que ella misma expe su pecado.

En Jesucristo se realiza el mximo acercamiento de Dios a los hombresEn Jesucristo se realiza el mximo acercamiento de Dios a los hombres: en el rostro de Cristo se revela el rostro de Dios. En l, la naturaleza humana asumida, no absorbida, ha sido elevada, tambin en nosotros a dignidad sin igual (Enc. Redemptor Hominis, n. 8).

La Encarnacin es fruto de una decisin libre de DiosTodo esto implica la gratuidad de la Encarnacin y la soberana libertad divina

Camino acomodado al ser del hombreSe trata, finalmente, de un camino acomodado al ser del hombre, pues como la amistad

--

Arguments - Jesucristo

consiste en cierta igualdad, es difcil que puedan unirse amistosamente las cosas que son muy desiguales. Por consiguiente, para que hubiese amistad entre el hombre y Dios era conveniente que Dios se hiciera hombre; as, conociendo a Dios visiblemente, nos sintiramos movidos al amor de lo invisible.

--