Colombia Internacional No. 1

  • Published on
    22-Jul-2016

  • View
    214

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Universidad de los Andes, Colombia Facultad de Ciencias Sociales Departamento de Ciencia Poltica Revista de libre acceso Consltela y descrguela http://colombiainternacional.uniandes.edu.co/

Transcript

  • CONTENIDO

    Nuevos escenarios de la Poltica Exterior Colombiana Rodrigo Pardo 3

    El Caribe, Paraso Perdido Mauricio Reina 6

    Las Consecuencias del acuerdo Reagan-Gorbachov en Francia La era de las paradojas? Christian Boudier 13

    El acuerdo Reagan-Gorbachov y Amrica Latina Francisco Leal Buitrago y Juan Gabriel Tokatlian 16

    Tratado entre los Estados Unidos de Amrica y la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas sobre la eliminacin de sus misiles de alcance medio y corto 22

    Declaracin conjunta Colombo-Brasilea 33

  • Editorial

    Durante 1985-1986. Colombia Internacional apareci con el formato de una Carta Semestral dedicada a ampliar el conocimiento y a difundir la informacin en torno a la poltica internacional y las relaciones exteriores de Colombia. De esa primera y fructfera etapa que culmin con cuatro ediciones, se busc recoger una mayor experiencia para la elaboracin de un material peridico ce acuerdo a las necesidades del pas en este campo y en virtud de la carencia de un debate ms comprensivo sobre la problemtica internacional.

    En 1987, comenzaron los esfuerzos por disear una publicacin gil, atractiva, seria y acadmica sobre cuestiones vinculadas al papel de Colombia en el escenario mundial y sobre aquellos temas de inters e impacto en la formulacin y prctica de la poltica exterior colombiana. Es as como a partir de 1988 se inicia una nueva fase de Colombia Internacional .Con el apoyo de la Universidad de los Andes y aportes brindados por la Fundacin Ford. Colombia Internacional empieza a editarse trimestralmente. En este nuevo esquema, se pretende conformar una carta de anlisis de coyuntura dividido en cuatro secciones: Poltica Exterior de Colombia, Relaciones Econmicas Internacionales, Poltica Mundial y Documentos.

    Continuando con los lineamientos trazados en sus inicios, Colombia Internacional ser una publicacin pluralista, abierta a la controversia y dirigida a elevar la discusin acadmica y nacional sobre la temtica internacional. En una Colombia modernizada en varios aspectos de la vida nacional, con un mayor grado de insercin en las cuestiones globales y decididamente involucrada en varios procesos que influyen en su praxis exterior, aparece ms clara la necesidad de profundizar el debate en cuanto a tpicos de naturaleza internacional. En esa direccin, Colombia Internacional busca hacer un aporte que permita entender, en trminos ms acabados y cientficos, tanto la realidad externa como las posibilidades del ejercicio de una conducta ms autnoma del pas en la escena mundial.

    Colombia Internacional No. I. Enero - Marzo de 1988 CE1 Centro de Estudios de la Universidad de los Andes Publicacin trimestral Rector: Arturo Infante V. Director, C.E.I.: Juan G. Tokaian. Editor: Colombia Internacional: Patricia Pinzn Comit Editorial: Adriana de la Espriella, Gabriel Murillo, Rodrigo Pardo, Manuel Rodrguez, Eduardo Sarmiento, Juan G. Tokatlian Coordinacin Editorial: Fondo Editorial CEREC - Cra. 13 No. 3S-65 (403). TEL.: 2855002 Martha Crdenas, Hernn Dorio Correa.

  • Seccin: Poltica Exterior de Colombia

    Nuevos escenarios de la Poltica Exterior Colombiana

    Por: Rodrigo Pardo*

    * Sub-Director del Centro deEstudios Internacionales de !a Universidad de LosAndes.

    En los ltimos aos Colombia ha tenido que enfrentar un conjunto ce realidades en el escenario internacional que se diferencian notablemente de aquellos que tradicionalmente haban caracterizado su insercin en el sistema de naciones. Ello ha obligado a que algunas de las concepciones tradicionales hayan requerido de una redefinicin por parte de la poltica exterior de la administracin Barco Vargas.

    El papel de Colombia en los asuntos internacionales se ha venido incrementando gradualmente y desde finales de la dcada de los setenta el "bajo perfil" ha ido reemplazndose por una mayor participacin. Esta ha sido una necesidad en la medida en que el sistema internacional se ha modificado y en que los intereses nacionales tienen determinantes por fuera de las fronteras, an en lo relativo a programas y planes internos de desarrollo y modernizacin.

    Para la administracin Barco a su llegada al poder el 7 de agosto de 1986, las opciones en materia de poltica exterior eran diferentes a las que haban encontrado todos sus predecesores de la Segunda Posguerra. No enfrentaba un mundo bipolar, en "blanco y negro", y caracterizado

    por un amplio nivel de convergencia dentro de las rbitas de caca una de las superpotencias. Por el contrario se haba ampliado el margen de maniobra externo para los pases pequeos, y la lucha Este-Oeste haba perdido importancia para ellos a costa de otros temas ms estrechamente vinculados con el inters nacional. De ellos. muchos son determinados en el proceso de la "poltica mundial", y no se refieren a la seguridad, la defensa o la estrategia militar. Ms bien, son de carcter econmico, social y poltico.

    A la luz ce estas realidades, la administracin Betancur haba intentado darle un vuelco al manejo de i a poltica exterior colombiana, para ,1o cual slo haba logrado xitos parciales y haba dejado herencias que requeran de un manejo adecuado. Entre las opciones disponibles no figuraba el desandar todo lo realizado en el ltimo cuatrenio. Pero a la vez su ambiguo balance obligaba a que se "normalizara" el curso en varios temas.

    A la administracin Barco le corresponde, adems, el trnsito de un pas con una estructura de divisas dependientes del caf a otra cuya principal fuente de ingresos externos ser el sector minero: el carbn y el petrleo. En ambos casos, el Estado juega un papel fundamental como socio, lo cual implica oportunidades y desafos distintos a los tradicionales. A partir de 1988, por este motivo, las caractersticas de las relaciones econmicas internacionales de Colombia se transformarn en su esencia.

    Con base en los elementos anteriormente descritos, el Presidente Barco al iniciar su mandato anunci continuar algunas de las tareas llevadas a cabo por su antecesor, Belisario Betancur. tales como la gestin mediadora para fortalecer la OEA, la preocupacin por el

    3

  • tema de la deuda externa latinoamericana y la presencia de Colombia en el Movimiento de Pases No Alineados. Sin embargo, critic la prdida de la capacidad negociadora del pas por el manejo equivocado de su economa domstica durante los aos anteriores, la cual oblig a aceptar un "mal arreglo" con el Fondo Monetario Internacional y a comprometer la autonoma nacional en el diseo de la poltica econmica.

    Para lograr un equilibrio entre "continuidad" y "normalizacin", el nuevo gobierno apelara al conjunto de principios tradicionales de la poltica exterior colombiana, (las normas del derecho internacional: los principios de no intervencin y autodeterminacin: la creencia en las instituciones formales: el carcter fundamental del sistema interamericano) a la vez que buscara ampliar la capacidad negociadora en los aspectos econmicos de las relaciones internacionales. As mismo, enfrentara las relaciones con Estados Unidos desde una ptica de pragmatismo, lo cual implicara debilitar la importancia del conflicto Este Oeste en la agenda de la poltica exterior y ampliar ("universalizar") el mbito de las relaciones internacionales hacia nuevas zonas y pases, como la Cuenca del Pacfico.1

    La poltica exterior ha sido planteada como una "con miras a preservar los intereses superiores de la patria", enfatizando la "integridad del territorio y la defensa de la soberana".2 Al contrario de la administracin Betancur, la de Barco considera que la mayor autonoma

    1. Rodrigo Pardo. "La polticaexterior de la administracin Barco. En Anlisis Poltico. No. 2. (Septiembre a diciembre de19871. Pgs. 64-7-4.

    2. Virgilio Barco Vargas,Discurso de Posesin. Agosto 7 de 1986. En Las promesas del .Mandato Barco. Documentos "El Mundo", No. 96. Agosto12 de 1986). Pg. 5.

    para el manejo de las relaciones internacionales se determina fundamentalmente por elementes econmicos y no polticos. Por ello. en la agenda de la poltica exterior os temas econmicos aparecen en lugares de privilegio.3

    Tambin juega un papel fundamenta: la concertacin de posiciones en el marco del "Grupo de los 8". El Presidente Barco ha hablado de llevar a cabo "una poltica exterior latinoamericana " 4 Esta busca mejorar la capacidad de negociacin frente a los Estados Unidos, especialmente en temas de intereses conflictivos tales como las drogas, el proteccionismo, la deuda externa y la crisis centroamericana. En varios organismos del sistema internacional, y en momentos de definiciones de importancia para las naciones del hemisferio, en el seno del "Grupo de los 8" se han acordado actitudes conjuntas que de esta manera tienen costos polticos menores.

    El Presidente Barco ha rectificado algunas de las concepciones tradicionales del manejo de la poltica exterior. Su administracin ha rechazado un alineamiento en favor o en contra de los Estados Unidos y ha intentado favorecer la negociacin individual de los temas, con la idea de que es posible la existencia de desacuerdos en algunos de ellos, los cuales no comprometen las posibilidades de cooperacin (y an de coincidencia) en otros.

    3. Bruce Bagiey y JuanTokatlian. "Una potica exterior que puede ser sorpresa". El Tiempo, Septiembre 30 de 1986. Pg. 10-A.

    4. Alocucin por televisin envsperas de viajar a Acapulco. Mxico, para asistir a a "cumbre" presidencial del "Grupo ce los 8". Ver "Enrgica condena de Barco a la Guerra Sucia". El Mundo. Noviembre 27 de 1987.

    Colombia Estados Unidos.

    Durante los primeros 18 meses de gobierno, en efecto, se han presentado desacuerdos en temas de gran importancia para Colombia: frente a la insistencia en una solucin negociada y pacifica a la crisis centroamericana: con el rechazo de Colombia a la instalacin de un satlite norteamericano en San Andrs: con las acciones llevadas a cabo en diciembre de 1986 para concertar con otras naciones cafeteras una poltica para frenar la cada del precio en el mercado internacional: mediante el voto en la Comi-sin de Derechos Humanos de la ONU respecto a Cuba: a tra-vs de un respaldo a la senten-cia de la Corte Internacional de Justicia favorable a Nicaragua y rechazada por Estados Uni-dos: con su total oposicin a un mayor poder de veto norteame-ricano en el seno del BID; bus-cando una cooperacin ms ac-tiva y operativa a nivel re-gional por conducto del "Gru-po de los 8"; insistiendo en un enfoque realmentemultidimensional yefectivamente internacional al problema de las drogas.

    Al mismo tiempo, se han presentado temas de convergencia y alto potencial de cooperacin: el apoyo estadounidense al res-tablecimiento del Pacto Mun-dial Cafetero, el compromiso norteamericano para la obten-cin del as denominado crdito "Concord" de US$ 1060 millo-nes, el inters comn en comba-tir el consumo de drogas y las intenciones de dinamizar al sis-tema interamericano.

    El tema del narcotrfico ha sido el ms importante de la agenda bilateral. Este se carac-teriza por la existencia de inte-reses enfrentados, los cuales han dado lugar a dos tesis conflictivas: por un lado, la ad-ministracin Rehaganconsidera que este problema proviene de las acciones de los pases productores y que debe combatirse

    4

  • con medidas represivas "en la fuente" de la oferta. Por el contraro, el Presidente Barco considera que: "La creciente amenaza contra la condicin humana representada en el trgico y consumo de drogas, no puede ser conjurada por la accin aislada de unos pocos pases. El pas (Colombia) esta empeado en la lucha contra el flagelo del narcotrfico. Ha visto caer en ella ciudadanos, magistrados, ministros, militares. periodistas, diplomticos que representan un costo en vidas humanas que ningn otro pas ha registrado (...) Pero esta angustiosa lucha no debera darse aisladamente ni limitarse a nuestro propio territorio. Mientras que en los pases consumidores no se adopten medidas eficaces y la venta de narcticos se siga realizando como si fueran productos de primera necesidad, en las mismas calles de las grandes ciudades; mientras que los productores de materias bsicas para la produccin de la droga no estn en capacidad de erradicar las plantaciones que desde hace mucho tiempo se constituyen en el modo de vida usual de amplias masas de poblacin; o mientras algunos otros pases continan permitiendo que en su territorio las entidades financieras y bancarias sean refugio de dineros manchados de sangre y fruto de delito, la batalla contra este flagelo no podr librarse victoriosamente, en Colombia".5

    En el mes de enero de 1988, se produjo un enfrentamiento diplomtico entre Bogot y Washington con relacin al tema de las drogas. El 29 de diciembre fue liberado de la crcel Modelo el narcotraficante Jorge Lus Ochoa Vsquez, por decisin de un juez local, hecho que motiv medidas retaliatorias de los Estados Unidos contra viajeros y exportadores

    5. "Barco fustiga a pases queacogen dinero de droga". El Tiempo, Enero 30 de 1987.

    colombianos. El gobierno del Presidente Barco convoc una reunin del Consejo Permanente, al cual llev, con el apoyo de 12 pases (cuyo ncleo estaba formado por los del "Grupo de los 8"), una proposicin criticando las medidas de la administracin Reagan.

    Al final, los representantes de Bogot y Washington apoyaron un texto de compromiso, que fue acogido unnimemente, en el cual se convocaba una lucha multilateral contra las drogas y se reconocan los esfuerzos hechos por Colombia en tai sentido.

    Otro enfrentamiento semejante ocurri en el seno de la Comisin de Derechos Humanos de la ONU a comienzos de marzo de 1988, en esta oportunidad con relacin al tema de los derechos humanos en Cuba. Colombia present una proposicin alternativa a la de la delegacin norteamericana, encabezada por el exiliado cubano Armando Valladare, que pretenda aprobar para condenar al rgimen de Fidel Castro. La versin colombiana logr el compromiso de todas las partes y al final fue acogida unnimemente. Se localizaba en medio de las posiciones existentes: la de Estados Unidos y una de Argelia que la rechazaba de plano. Con ella se lograba un acuerdo para crear una comisin que viaje a investigar sobre el terreno la situacin de los derechos humanos en Cuba.

    Los casos de la OEA sobre el tema del narcotrfico y de la ONU sobre los derechos humanos reflejan una especie de "parmetro" que eventualmente podra repetirse en otros temas de la agenda bilateral colombo-norteamericana. Existen intereses enfrentados y de conflicto y las dos partes buscarn en ellos que las negociaciones resulten favorables a sus respectivos puntos de vista. El conflicto, sin embargo, no necesariamente tiene que conducir

    a confrontacin ni tampoco debe permear otros puntos de la agenda bilateral de negociaciones. ParaColombia, el uso de los organismos del sistema internacional como escenario para buscar salidas a las situaciones de enfrentamientos con Washington ha sido notorio desde los inicios de la administracin Barco, cuando un mes luego de la posesin asisti a la asamblea conjunta del Ba...