Colombia. Democracia incompleta - Introducción a la oposición política - Rafael G. Guarín C

  • Published on
    11-Aug-2015

  • View
    68

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

COLOMBIA: DEMOCRACIA INCOMPLETA INTRODUCCIN A LA OPOSICIN POLTICARafael G. Guarn C.

18

PROYECTO INTEGRAL PARA LA MODERNIZACIN DEL SISTEMA ELECTORAL COLOMBIANO

COLOMBIA: DEMOCRACIA INCOMPLETA INTRODUCCIN A LA OPOSICIN POLTICA

19

entro de las actividades de investigacin que la Asistencia adelanta, se consider conveniente hacer un estudio sobre la oposicin en Colombia teniendo en cuenta que la bibliografa sobre el tema es escasa y que se trata de un aspecto de gran importancia en cualquier sistema democrtico, ms an, en el caso que se estudia, por tratarse de un pas con un conflicto armado de ms de cuatro dcadas. Desde los aos cincuenta se hace referencia a la necesidad de un estatuto de la oposicin, pero hasta la Constitucin de 1991 se adoptaron normas que definen su mbito y las garantas que lo integran. A pesar de que los derechos consagrados en el artculo 112 de la Carta Poltica son desarrollados en la ley 130 de 1994, es claro que en Colombia el tema trasciende la observancia del derecho de rplica, el acceso a la informacin y a los medios de comunicacin. El establecimiento de un esquema gobiernooposicin encuentra mltiples dificultades. Las razones se remontan al sistema de alternacin y paridad del Frente Nacional, a su extensin con el pargrafo del artculo 120 introducido en la reforma constitucional de 1968 y a las consecuencias en el funcionamiento de los partidos polticos. La clientelizacin de la relacin entre organizaciones polticas y ciudadanos, de por s deformadora de la democracia y obstculo para que los partidos cumplan su funcin de agregacin y representacin de intereses, se convirti en el primer impedimento para que el partido derrotado en las elecciones asumiera la oposicin al gobierno, con el fin de ejercer la critica y convertirse en alternativa poltica. As las cosas, an despus de la Asamblea Nacional Constituyente, la democracia sigue incompleta, pues carece de un elemento fundamental para su plena vigencia y la del Estado de Derecho: la oposicin poltica. Los mecanismos para evitar que en la democracia colombiana existan partidos de oposicin slidos, varan desde la violencia poltica de los aos cincuenta, hasta las masacres y asesinatos producidos por grupos paramilitares, en las dos ltimas dcadas. Al fraude electoral, comprobado hasta la saciedad, se adiciona la tendencia a emplear la mayora en el parlamento o los acuerdos entre lites, para disear un sistema poltico cerrado y excluyente que golpea a la oposicin o dificultar su acceso al gobierno. Todo esto, se acompaa por una reproduccin electoral dependiente del acceso al Estado y que facilita a los gobiernos estimular la deslealtad poltica, configurndose en los aos noventa una especie de sistema poltico del transfuguismo. Estos aspectos se encuentran en diversos episodios narrados en el documento y son la base de la propuesta de reformas que hace parte del ltimo captulo.

D

20

PROYECTO INTEGRAL PARA LA MODERNIZACIN DEL SISTEMA ELECTORAL COLOMBIANO

El texto no pretende presentar una teora sobre la oposicin poltica, ni analizar las diferentes pticas con las cuales autores como Dahl, Sartori, o Pasquino se aproximan al tema. El propsito es otro. Se trata de identificar los principales problemas que desde la mitad del siglo XX presenta el ejercicio de la oposicin organizada y ejercida a travs de los partidos polticos, destacar que sta es una expresin del derecho fundamental a la participacin poltica y formular recomendaciones que favorezcan la equidad en la competencia electoral y el ejercicio de la oposicin con plenas garantas. Adems del recorrido histrico, se examina el concepto de oposicin y el proceso de adopcin del estatuto sobre la materia. Se excluye deliberadamente un anlisis de los movimientos sociales y de otras formas de participacin poltica, incluida la armada, que suelen identificarse como oposicin extraparlamentaria. El estudio se subtitula Introduccin a la oposicin poltica, principalmente porque el corto tiempo (tres meses 11/04 01/05) dispuesto para su elaboracin no permiti hacer un minucioso anlisis de la prensa escrita de las ltimas cinco dcadas y profundizar, como es ideal, en la organizacin que cada partido se ha dado para enfrentar la critica al gobierno, conocer con mayor detalle los principales sucesos, sus protagonistas y el contexto en que se present la oposicin. Tambin, porque hace parte del fin del estudio plantear inquietudes, ms que ofrecer soluciones definitivas. Empero, del trabajo queda claro que es necesario analizar propuestas de fortalecimiento del control poltico del Congreso, como condicin necesaria para el ejercicio adecuado de la oposicin. De igual manera, es importante profundizar en temas como el sistema electoral, la financiacin de las campaas, la proteccin jurisdiccional de los derechos de la oposicin, la igualdad de acceso a los medios de comunicacin y la imparcialidad de stos en los procesos polticos, etc. La tarea apenas comienza y requiere un amplio debate nacional, que trascienda la adopcin de normas coyunturales para enfrentar los efectos de la reeleccin presidencial. Agradezco las sugerencias de los profesores: Rubn Snchez David (Universidad del Rosario) respecto al eplogo, los comentarios histricos de Ivn Marn (Escuela Superior de Administracin Pblica), la revisin, observaciones generales y contribucin en la compilacin y estudio de normas constitucionales de los pases de Amrica Latina, realizada por Domenico Pisciotti (Universidad Externado de Colombia).

COLOMBIA: DEMOCRACIA INCOMPLETA INTRODUCCIN A LA OPOSICIN POLTICA

21

CINCUENTA AOS DE OPOSICIN POLITICA EN COLOMBIA Semblanza HistricaCAPTULO I OPOSICIN POLTICA Y FRENTE NACIONALa inexistencia de oposicin poltica organizada a travs de los partidos polticos, impidi que la democracia colombiana contara con un mecanismo para el tratamiento de la controversia, promovi el continuismo institucional y escamote la esencia del debate poltico. Su ausencia dej espacio a la utilizacin de las armas para impugnar al Estado y los gobiernos o como respuesta a las expresiones pacficas de descontento ciudadano. La preferencia por la violencia, como instrumento de defensa e imposicin de intereses polticos, econmicos y sociales, centraliz la definicin del modelo de sociedad en manos de los detentadores del poder y excluy a los ciudadanos. Las guerras civiles del siglo XIX, el perodo conocido como la violencia partidista y el conflicto armado que se extiende hasta nuestros das, comprueba que Colombia ha sido un pas de guerra endmica permanente1 e incapaz de construir condiciones que permitan el adecuado ejercicio de la oposicin democrtica. Esa dinmica de violencia y negacin de la oposicin se refleja en los cambios constitucionales 2 y est relacionada con la incapacidad de superar las diferencias y los conflictos pacficamente. Las constituciones se convirtieron en proyectos unilaterales de los vencedores en las guerras (constitucin de 1886) o en las urnas (reforma constitucional de 1936), sembrando semillas de intolerancia y nuevas fuentes de perturbacin. Sin duda, las falencias que afectan el ejercicio de la oposicin poltica estn en el origen de los actuales conflictos blicos. Las dificultades como proyecto de pas democrtico y pacfico, tienen fuerte relacin con el ejercicio1 2 SNCHEZ, Gonzalo y PEARANDA, Ricardo. Pasado y Presente de la Violencia en Colombia. Ed. CEREC IEPRI. Bogot D.C., 1995. Pg. 19. VALENCIA VILLA, Hernando. Cartas de Batalla. Ed. CEREC. Segunda edicin. Bogot D.C., 1997.

L

22

PROYECTO INTEGRAL PARA LA MODERNIZACIN DEL SISTEMA ELECTORAL COLOMBIANO

hegemnico del poder y la negacin de espacios y garantas a los grupos de oposicin. Las guerrillas liberales, la contraparte armada conservadora, la posterior transformacin de las primeras en organizaciones comunistas y su respuesta en las autodefensas, significan la incapacidad inclusiva del sistema poltico colombiano. Considerando que el documento no busca realizar un anlisis histrico a fondo del ejercicio de la oposicin poltica, nos concentraremos en mencionar sus principales caractersticas a partir del Frente Nacional, necesarias para comprender el contexto en que se ha desarrollado y formular propuestas que faciliten su pleno ejercicio. A. ANTECEDENTES POLTICOS La divisin entre Gabriel Turbay y Jorge Elicer Gaitn acab con la Repblica Liberal iniciada en 1930 y permiti el regreso al poder del Conservatismo, en cabeza de Mariano Ospina Prez. Aunque su partido continuaba siendo minora, pues obtuvo 565.849 sufragios frente a los 800.156 liberales, inici una gestin gubernamental bajo la cual se recrudeci gravemente la violencia partidista, a tal punto, que para las elecciones presidenciales de 1950 el Liberalismo retir la candidatura de Daro Echanda3 , el pas se encontraba en estado de sitio y el Congreso era escenario de agrios debates, que culminaron con la muerte de dos parlamentarios4 y su clausura en 1949. La eleccin de Laureano Gmez en ese ao como candidato nico, quien curiosamente, a pesar del sectarismo partidista, obtuvo 1.140.122 votos, 225.883 menos que los depositados para todos los candidatos en las elecciones de 1946, los permanentes ataques a la oposicin liberal y el creciente clima de incertidumbre, produjo lo que Echanda calific como golpe de opinin. El levantamiento militar del 13 de junio de 1953, que depuso a Gmez, fue liderado por el General Gustavo Rojas Pinilla y cont con el decidido impulso del sector conservador orientado por Ospina Prez y por el Partido Liberal. El rgimen de facto fue legalizado por una Asamblea Nacional Constituyente, mediante el acto legislativo 01 de 1953, que declar vacante la Presidencia de la Repblica y extendi la duracin del nuevo gobierno

3

4

El 7 de noviembre de 1949 Daro Echanda en el Teatro Municipal de Bogot anunci la no participacin liberal en las elecciones presidenciales del 27 de ese mes. Iremos a triunfar en las elecciones, cuando se logre restablecer el sistema legal de que ellas forman parte. Mientras tanto, el Partido Liberal no contribuir a sancionar con su presencia en las urnas la imposicin violenta de una minora y no reconocer los resultados de esa farsa innoble. Esta es la decisin del candidato del partido en perfecto acuerdo con la Direccin Nacional Liberal. LLERAS RESTREPO, Carlos. Crnica de mi Propia Vida. Tomo IX. Ed. Crculo de Lectores. Bogot D.C., 1992. Pg. 558. En el recinto de la Cmara de Representantes fue asesinado, el 8 de septiembre de 1949, el representante a la Cmara por Boyac Gustavo Jimnez. En el mismo atentado recibi una herida Jorge Soto del Corral que a la postre le costo la vida. Para ver un relato de los hechos: Ibidem. Pg. 472 - 474.

COLOMBIA: DEMOCRACIA INCOMPLETA INTRODUCCIN A LA OPOSICIN POLTICA

23

por el resto del perodo presidencial en curso. Los partidos buscaron el cese de la violencia en asocio con Rojas Pinilla, pero la alianza se derrumbo ante la tentativa del militar de perpetuarse en el poder, con la bandera del binomio pueblo fuerzas armadas. Esta vez, fueron los expresidentes Alberto Lleras y Laureano Gmez quienes acordaron la cada del general y las reglas de juego que avalaran la convivencia de los dos partidos polticos, una vez se lograra la normalidad democrtica. Los pactos de Benidorm y Sitges 5 delinearon lo que se vino a conocer primero como Frente Civil y ms adelante como Frente Nacional. En Benidorm, el 24 de julio de 1956, Lleras y Gmez se reunieron por primera vez despus de los acontecimientos de 1953. Ambos coincidieron en la necesidad de llevar al pas a la recuperacin del sistema democrtico y recomendaron a los dos partidos histricos una accin conjunta destinada a conseguir el rpido regreso a las formas institucionales de la vida poltica y a la reconquista de la libertad y las garantas6 . Con esa declaracin, se inici un complejo proceso de transicin y de negociacin poltica sobre las reglas de juego y el reparto del poder en los aos posteriores. La cada de Rojas fue efecto de la cumbre que en principio era recibida con reserva por algunos sectores de los partidos. Ambos lderes entendan la dificultad de regresar a un escenario electoral sin que previamente se tomaran medidas destinadas a garantizar la convivencia entre liberales y conservadores. Exista temor de que iniciar una abierta competencia electoral regresara al pas a la violencia poltica. Por ese motivo, consideran que se encuentra necesario y enteramente posible crear un gobierno o una sucesin de gobiernos de coalicin amplia de los dos partidos [...] Los partidos deben entenderse para constituir un gobierno de tales caractersticas que ponga en vigor las instituciones abolidas, mantenindose unidos para sostenerlo hasta que el rgimen civil est libre de riesgos7 . Por encima del sectarismo, principal atadura a los partidos, la propuesta pretenda unir a los ciudadanos alrededor de la recuperacin de la institucionalidad y de la pacificacin. Un ao ms tarde, en Sitges, se avanza en el diseo del rgimen de coalicin con el sistema de paridad que caracteriz el Frente Nacional. Ya cada la dictadura, los mismos protagonistas reiteran la necesidad de la paz entre los partidos, de rechazar la violencia y alcanzar la lucha poltica civilizada, al tiempo que suscriben una declaracin en la que proponen reformas previas a las elecciones. Acuerdan un gobierno de coalicin para un perodo de doce aos, paridad en el gabinete y el establecimiento de la carrera de servicio

5 6 7

VASQUEZ COBO CARRIZOSA, Camilo. El Frente Nacional su Origen y Desarrollo. Ed. Pro Patria. Cali. 1960 Ibidem. Declaracin de Benidorm. 24 de julio de 1956. Pg. 163. Ibidem. Pg. 164.

24

PROYECTO INTEGRAL PARA LA MODERNIZACIN DEL SISTEMA ELECTORAL COLOMBIANO

civil. El legislativo debe obedecer al mismo criterio, conserva la eleccin directa de los ciudadanos y los dos partidos renuncian a ser mayora en las cmaras, con lo cual se extiende la paridad del ejecutivo al Congreso y a las dems instancias de eleccin popular. Con esas medidas, se trataba de impedir la hegemona de una fuerza poltica sobre la otra y sin importar el nmero de votos que obtuviera uno u otro partido, siempre estaran representados cada uno en el cincuenta por ciento del total de cada cmara. La novedosa frmula pas por alto la existencia de pequeas expresiones polticas como el Partido Comunista y el derecho de los ciudadanos a fundar nuevas organizaciones polticas. En los trminos de los pactos fundadores del Frente Nacional las nuevas organizaciones partidistas quedaban al margen del sistema poltico, se negaba la oposicin democrtica y obligaba a esas fuerzas alternativas a presentarse en las elecciones bajo el rotulo de liberal y conservador, como ms adelante se observar en el Movimiento Revolucionario Liberal y la Alianza Nacional Popular. El problema que se present, consista en escoger el mecanismo apropiado para efectuar la reforma constitucional. Gmez y Lleras descartaron la convocatoria de una Asamblea Constituyente y a cambio, sugirieron que tale...