Boletin nº 7 Museos de Córdoba

  • Published on
    14-Jan-2016

  • View
    49

  • Download
    0

DESCRIPTION

Boletin informativo de los museos de cordoba, nmero 7

Transcript

Boletn de laAsociacin Provincial deMuseos Locales de CrdobaBoletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaConsejo de RedaccinFrancisco Godoy DelgadoFernando Leiva BrionesJuan Manuel Palma FranqueloCorrespondencia e IntercambiosAsoc. Prov. de Museos Locales de CrdobaMuseo Histrico Municipal de SantaellaC/. Antonio Palma, 2714546 Santaella (Crdoba)correo electrnico: asociacion@museos locales.comEdita: Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaFoto Contraportada: dolo calcoltico procedente del Castillo deAllende (Zuheros, Crdoba)Imprime: Grficas Alcazaba, S.L.Polgono Industrial Cerro de la Virgen, 2Tlf. y Fax: 957 17 07 7514650 BUJALANCE (Crdoba)correo electrnico: galcazaba@worldonline.esISSN: 1576-8910Depsito Legal: CO-1516/20075ndice Pg.Memoria de la Asociacin correspondiente al ao 2006Fernando Leiva Briones. Secretario de la Asociacin .................................... 9MuseosBaena. Museo Histrico MunicipalJos Antonio Morena Lpez. Director del Museo ......................................... 25Belmez. Museo Histrico y del Territorio MineroManuel Cano Garca. Director del Museo ..................................................... 43Cabra. Museo Arqueolgico MunicipalAntonio Moreno Rosa (Arqveobetica S.L.). Director del Museo ................... 51Caete de las Torres. Museo Histrico MunicipalM Jos Luque Pompas. Directora-Conservadora del Museo ...................... 69- La tabla de bronce del Cortijo de los AlamillosM Jos Luque Pompas ......................................................................... 75Crdoba. Museo ReginaBeln Medina Baquerizo. Conservadora del Museo ..................................... 87- El simbolismo de las alianzasBeln Medina Baquerizo. Conservadora del Museo ............................ 97Fuente Tjar. Museo Histrico MunicipalFernando Leiva Briones. Director-Conservador del Museo .......................... 103- Marcas en vasos de Terra Sigillata expuestos en elMuseo Histrico Municipal de Fuente-Tjar (Crdoba)Fernando Leiva Briones. Director-Conservador del Museo de Fuente-Tjar .... 119Lucena. Museo Arqueolgico y EtnolgicoDaniel Botella Ortega. Director del Museo y Arquelogo Municipal ............ 141Montilla. Museo Histrico LocalFrancisco J. Jimnez Espejo. Presidente de la Asociacin deArqueologa Agrpolis. Director del Museo Histrico Local ......................... 161- Un nuevo estandarte ibrico procedente de Montilla (Crdoba)Alberto J. Lorrio. Universidad de Alicante ............................................. 1676Pearroya-Pueblonuevo. Museo Geolgico MineroMiguel Caldern Moreno. Director del Museo .............................................. 177Priego de Crdoba. Museo Histrico MunicipalRafael Carmona vila. Director del Museo. Arquelogo Municipal ............. 185Priego de Crdoba. Patronato Municipal Niceto Alcal ZamoraFrancisco Durn Alcal. Director del Museo ................................................. 219Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano SidroPatronato Municipal Adolfo Lozano Sidro ..................................................... 229- Nuevos cuadros en el Museo Lozano SidroMiguel Forcada Serrano ......................................................................... 237Puente Genil. Museo Histrico LocalFrancisco Esojo Aguilar. Director del Museo ................................................ 243- Obras hidrulicas en el cauce medio del Genil y suaprovechamiento en la agricultura e industriaFrancisco Esojo Aguilar .......................................................................... 249La Rambla. Casa-Museo Alfonso ArizaM Lorena Muoz Elcinto. Tcnico de Patrimonio ....................................... 261La Rambla. Museo de la CermicaM Lorena Muoz Elcinto. Tcnico de Patrimonio ....................................... 263- Instrumentos musicales de barro en AndalucaEsperanza Baos Cubero. Monitora ...................................................... 265Torrecampo. Museo PRASAJuan Bautista Carpio Dueas. Director del Museo ...................................... 271Villa del Ro. Museo Histrico MunicipalFrancisco Prez Daza. Tcnico de PatrimonioM de los ngeles Clmentson Lope. Conservadora del Museo ................ 311- Estudio y valoracin de inmuebles integrantes delpatrimonio histrico-artstico de Villa del Ro, Crdoba.La casa de los Criado Sotomayor, situada en la callePablo Picasso, n 10M de los ngeles Clmentson Lope.Licenciada en Geografa e Historia. Conservadora del Museo ........... 3157Villaralto. Museo del PastorFrancisco Godoy Delgado. Responsable Tcnico del Museo ...................... 323- El Chozo del Pastor, modelo de arquitectura ruraly efmera en la Comarca de Los PedrochesFrancisco Godoy Delgado ...................................................................... 331Asociaciones y ColaboracionesEl papel moneda, pieza de museoSantiago Cano Lpez ..................................................................................... 339Publicacin de artculosNormas para la presentacin de originales .................................................. 3479A.- XLI Asamblea Ordinaria celebra-da en Santaella (lm. 1)Tuvo lugar en el Saln de Actosdel Museo Municipal de Santaella(Crdoba) tratndose los siguientesasuntos: 1, Lectura y aprobacin, siproceda, del Acta anterior; 2, Infor-me de la Junta de Gestin; 3, Pro-Memoria de la Asociacincorrespondiente al ao 2006Fernando Leiva BrionesSecretario de la Asociacinpuestas de candidatos para las Insig-nias de Oro-2006; 4, Eleccin de lapersona o entidad que recibir la In-signia, y, 5, Ruegos y Preguntas.Abre la Sesin Joaqun Palmadando la bienvenida a los asistentesy disculpa a los representantes delAyuntamiento de la villa por su ausen-Lm. 110cia. Acto seguido el Presidente pideal Secretario que proceda a hacerpblico lo recogido en el Acta corres-pondiente a la Sesin anterior para,si se estaba de acuerdo, darla porvlida. As se efecta y se apruebapor unanimidad de los asistentes conderecho voto. Tras ello, FranciscoDurn manifiesta que no pudo asistira la anterior Asamblea, debido a queese da tena que recoger un premiootorgado por la Mancomunidad de laSubbtica al Museo Alcal-Zamora dePriego; tambin excusaron su ausen-cia los representantes del Museo deVilla del Ro porque, dice el Presiden-te, tuvieron que atender asuntos pen-dientes, excusas que le fueron comu-nicadas en su momento, al igual quelas del Museo Histrico Municipal dePriego.Toma la palabra de nuevo el Pre-sidente indicando que esta Asambleadebera haberse celebrado en CerroMuriano, segn haba solicitado Ma-nuel Cano en nombre del Ayuntamien-to de Obejo, a lo que ste aade queno ha podido ser porque est en tr-mite la cesin del terreno aledao alMuseo por parte del Ejrcito, pero quese tiene previsto celebrar aqu el ActoInstitucional del Da Internacional delos Museos, segn le haba puesto demanifiesto la Alcaldesa de Obejo. So-bre la propuesta que en su da pre-sent Santiago Cano acerca de laespecializacin de cada Museo enuna materia determinada con el fin deagilizar el estudio sobre cualquiertema, y, por lo tanto no tener ex pro-feso que ir a cualquier pueblo y a lavez intercambiar saberes, aadeque dicho proyecto est recogido enel Boletn de la Asociacin y que seestudie a fondo su viabilidad.Sobre los puntos tercero y cuarto(propuesta para la designacin de lasInsignias de Oro, tanto la Ordinariacomo la Extraordinaria) comienza elPresidente leyendo las bases paratales concesiones y seala que hastael momento no ha habido ninguna pro-puesta para dichas concesiones, mo-mentos que aprovechan los represen-tantes del Museo de Villa del Ro paramostrar un documento en el que figu-ra su propuesta a favor de Jos Anto-nio Morena Lpez, a la que se adhie-re el representante de Fuente-Tjar.Se establecen una serie de interro-gantes acerca de ello, mxime al es-tar Morena presente en la Sala que,ante su asombro, se niega a que sele conceda la Insignia, porque, ade-ms, se pide por la mayor parte delos asistentes que la votacin sea amano alzada y Morena ve en ello queno sea todo lo transparente posible.Este suceso y el comentario que secrea, recogido en las bases, segn elcual a ningn miembro de la Asocia-cin podr otorgrsele la Insignia,obliga al Presidente a leer de nuevolos principios y manifiesta que no haynada que impida que al Sr. Morenase le pueda conceder la Insignia, esos, la Extraordinaria, por dos motivos,el primero porque est recogido quela votacin puede ser a mano alzaday, segundo, que Morena ya no formaparte de la Asociacin como titular delMuseo, puesto que desde hace tiem-po dej de ser representante del Mu-seo de Caete. No obstante, sigueninsistiendo Alfonso Snchez y Santia-go Cano en que la votacin debe ser11en secreto, si bien ambos estn deacuerdo en que se le conceda la In-signia a Morena, ya que dicen queste rene todas las condicionescomo lo viene demostrando a lo largode la Historia de la Asociacin, ya fue-se cuando era representante del Mu-seo de Caete, ya cuando ces y escolaborador. El asunto toma ms in-ters cuando Manuel Cano proponea Esteban Mrquez como candidatoa la Insignia para que se le conceda attulo pstumo. Tras los precisos co-mentarios, la Asamblea acuerda teneren cuenta la propuesta de este ltimopara el ao venidero. No por ello, sesomete a votacin secreta las dos pro-puestas, una en beneficio de MorenaLpez y la otra a favor de EstebanMrquez. Terminada la votacin, elrecuento queda de la siguiente forma:veintin votos emitidos, de ellos, dosa favor de Esteban Mrquez, quincea favor de Morena Lpez y cuatro vo-tos en blanco. Finalizado el tema,Jos Antonio, puesto de pie, da lasgracias a la Sala y manifiesta pbli-camente que ello ha supuesto para lun trauma y que de saberlo no hubie-ra venido a la Reunin. A continua-cin se acuerda por unanimidad mo-dificar la Base Quinta de los vigentesEstatutos para la concesin de la In-signia de Oro, quedando redactadacomo sigue: Al Premio no podr op-tar ninguno de los Directores o Re-presentantes activos de los MuseosAsociados.El Presidente, tomando de nuevola palabra, recuerda que en Bujalan-ce se trat dar de baja de la Asocia-cin a aquellos Museos queincumplieran el artculo 32 de los Es-tatutos, si bien despus que l comu-nicara a los asociados sus obligacio-nes por escrito, cosa que ha hecho;pero que tras el periodo prudencialprorrogado no ha recibido contesta-cin de los siguientes Museos: Buja-lance, Tren del Aceite y Municipal deCabra, Fuente Obejuna, Palma delRo, Zuheros y Lozano Sidro. No obs-tante, propone a la Asamblea aplazarhasta junio la toma de decisin en esteaspecto, lo que se aprueba por una-nimidad. Tambin manifiesta que, enrelacin al reparto de los Boletines,se entregarn dos ejemplares a aque-llos Museos que no han participadocon los correspondientes trabajos,cuatro a los Museos que sin haberlohecho se hallen presentes, dos a lasAsociaciones colaboradoras y trece alos Museos que han participado.El apartado de Ruegos y Pregun-tas se inicia interrogando al Presiden-te si la Diputacin sigue colaborandocon la misma cantidad de dinero, a loque ste responde que s y FranciscoAlcal, refirindose a las Guas de losMuseos que faltan por aparecer, diceque de momento estn paradas porfalta de coordinacin debido a la si-tuacin por la que ha pasado Caja-sur, segn comentarios del Diputadode Cultura, a lo que Juan Manuel Pal-ma aade que ya vendrn tiemposmejores, al tiempo que da la bienve-nida a Antonio Osuna Rodero, Con-cejal de Carcabuey y representantedel Museo. A continuacin las inter-venciones de diferentes congresistasse suceden por este orden:Primero: Juan Bautista CarpioDueas comenta que el Museo de12Torrecampo est redactando el pro-yecto para que dicho Museo puedaser incluido en la Red Andaluza deMuseos y pide el apoyo de la Salapara tal fin, a lo que el Presidente leindica que l lo har donde sea preci-so en nombre de la Asociacin.Segundo: Francisco Godoy re-cuerda a los reunidos lo recogido enel artculo 11 de la Red Andaluza deMuseos, segn lo cual, durante el pri-mer trimestre cada Museo tiene laobligacin de enviar la Memoria deGestin de 2005 junto al presupuestodel ao en curso y comunica que ellema del ICOM para el presente aoes El Museo y los jvenes.Tercero: Daniel Botella preguntaacerca de la proyectada Exposicinsobre el Mundo Ibrico, a lo que con-testa Juan Manuel Palma que est enmarcha, pero en espera de que drespuesta una segunda empresa a laque se le ha pedido presupuesto.Cuarto: La representante del Mu-seo de Monturque invita a los asisten-tes a la inauguracin del alumbradode las Cisternas romanas que tendrlugar el prximo 27 de febrero.Quinto: El Presidente somete a laconsideracin de los asistentes conderecho a voto el respaldo de losMuseos a que sea admitido en la RedAndaluza de Museos el Museo deCastil de Campos, Museo, dice, queno est gestionado por Organismo niempresa alguna y que por ello no pue-de hacer frente a la cuota que se es-tablece, por lo que se debe estudiareste caso excepcional para la prxi-ma Asamblea, a ver si puede formarparte de la Asociacin eximindolo delas cuotas correspondientes.Y no habiendo otros asuntos de losque tratar, el Presidente dio fin a laAsamblea en el mismo lugar y fechasealados al comienzo de la presen-te Acta siendo las trece horas y trein-ta minutos. De todo ello doy fe con elVisto Bueno del Sr. Presidente.NOTA: Tras la Asamblea, los con-gresistas se reunieron en un almuer-zo de trabajo en un restaurante de lavilla y antes se reparti el siguientematerial entre los asistentes: el volu-men 5 de la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba; el volu-men X de Crnica y sus Pueblos edi-tada por la Ilustre Asociacin Provin-cial de Cronistas Oficiales, como in-tercambio con la Asociacin Provin-cial de Museos Locales; la Gua deLa Casa-Museo de don Niceto Alca-l-Zamora y Torres de Priego; dos fo-lletos acerca del Museo y Patrimoniode Lucena; el fascculo Carta de Se-villa, Patrimonio y Ciudadana edita-do por la Asociacin de ProfesoresBen Baso; y el nmero 16 de la Rvta.Antiquitas de Priego de Crdoba.ASISTENTES: Bartolom DelgadoCarrillo y M ngeles ClementsonLope (M. de Villa del Ro); Juan Bau-tista Carpio Dueas (M. de Torrecam-po); Miguel Caldern Moreno (M. dePearroya-Pueblonuevo); SantiagoCano Lpez y Consuelo Turrin (M.de Montoro); Ana B. Ruiz Osuna (M.de Monturque); Rafael Carmona vi-la (M. Histrico Municipal de Priego);Antonio Osuna Ropero (M. de Carca-13buey); Francisco Durn Alcal (M.Alcal-Zamora, de Priego); MarcosCampos Snchez ((Aso. Amigos delMuseo Histrico de Priego); Francis-co Navarro Ibez (Aso. BaticaNostra, Sevilla); Joaqun Palma Ro-drguez y Juan Manuel PalmaFranquelo (M. de Santaella); MLorena Muoz Elcinto (Museos de LaCermica y A. Ariza, de La Ram-bla); M Jos Luque Pompas (M. deCaete de las Torres); Francisco A.Chicano Ortiz y Juan Luis CabelloNavarro (Aso. Torre del Moral deLucena); Susana Ordez Pavn(Aso. Ad Aras de La Carlota); Anto-nio Martnez Castro (M. de La Carlo-ta); Francisco Godoy Delgado (Repre-sentante de la Delegacin Provincialde Cultura de la Junta de Andaluca);Daniel Botella Ortega (M. de Lucena);Jos Antonio Morena Lpez (Colabo-rador de la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba); ManuelCano Garca (M. de Belmez); AntonioDaza Snchez (Aso. El Merjd delPatrimonio Arqueolgico y Minero);Alfonso Snchez Romero (M. de DoaMenca) y Fernando Leiva Briones (M.de Fuente-Tjar). Como Museos re-presentados lo fueron: Montilla yPuente Genil, representados por JuanManuel Palma Franquelo; Cerro Mu-riano, Por Manuel Cano Garca; yMontemayor por Joaqun Palma Ro-drguez.B.- Reunin de la Junta de Gestinpara la firma del Convenio:Tuvo lugar en el nmero dos de lacalle Plaza de Sneca de la ciudadde Crdoba el da seis de mayo dedos mil seis para tratar del nico Pun-to marcado en el Orden del Da: Lec-tura y estudio del Convenio de la Aso-ciacin con Diputacin y su aproba-cin, si proceda, as como autorizaral Sr. Presidente a su firma cuandofuese preciso. Tras ello se aprob porunanimidad el Texto correspondienteal Convenio y autorizar al Sr. Presi-dente para que procediera a la firmadel mismo cuando fuese preciso.Y no habiendo otros asuntos quetratar, se levant la Sesin a las docey treinta minutos en el mismo lugar yfecha sealados al comienzo.ASISTENTES: Juan Manuel Pal-ma Franquelo, Francisco Esojo Agui-lar, Manuel Cano Garca, Alfonso Sn-chez Romero y Fernando LeivaBriones.C.- Celebracin del Da Internacionalde los Museos: (lms. 2 y 3)Unas cuarenta personas represen-tando a los Museos Locales, a la Juntade Andaluca, al SEPRONA de laGuardia Civil y a asociaciones rela-cionadas con el mundo musestico yculturales de Crdoba y provincia sereunieron en sbado 13 de mayo enCerro Muriano (Obejo) con motivo dela celebracin del Da Internacional delos Museos.La Jornada comenz con un de-sayuno ofrecido por el ayuntamientoobejeo en el Hogar del Pensionista,tras lo cual tuvo lugar el habitual ActoInstitucional conmemorativo del even-to consistente, en primer lugar, en unaconferencia que, con el ttulo Proyec-to Museogrfico del Museo Nacional14de la Joya (Rabat), corri a cargo deFernando Penco Valenzuela, comuni-cacin ilustrada con diapositivas enlas que se mostraban diferentes as-pectos de la vida cotidiana y paisajesde Marruecos, as como interesantespiezas arqueolgicas que se exhibi-rn en el museo magreb sobresalien-do una antigua corona hecha de oroy pedreras perteneciente a la familiareal alauita.Finalizada la intervencin de Pen-co Valenzuela, Mara Dolores LpezCano, alcaldesa de Obejo, impuso laInsignia de Oro de la Asociacin Pro-vincial de Museos Locales con carc-ter extraordinario a Jos Antonio Mo-rena Lpez, mientras que Juan Ma-nuel Palma Franquelo, Presidente dela mencionada Asociacin, hizo lo pro-pio entregndole una placa conmemo-rativa, distinciones que Morena Lpezrecibi como reconocimiento a la la-bor que realiz desde que comenza-ra a fraguarse la Asociacin Provin-cial de Museos Locales Cordobeseshasta la actualidad. Despus de unaspalabras de agradecimiento a la Aso-ciacin y a la Alcaldesa, Morena re-cord a dos personalidades muy liga-das a los Museos Locales, hoy falle-cidos: al incansable arquelogo decampo Juan Bernier, pilar clave en lacreacin de los Museos de la provin-cia, y a Esteban Mrquez, investiga-dor del Valle de los Pedroches y fun-dador del Museo Posada del Morode Torrecampo. Una vez clausuradala Asamblea Extraordinaria por la Al-caldesa, sta invit a los asistentes aque visitaran el Museo del Cobre yla cisterna romana denominada LaCueva de la Coja, visitas guiadas porLm. 315Adela Romero Blanque, concejala deCultura de Obejo, y por el arquelogoobejeo Fernando Penco quienes,adems fueron narrando y comentan-do el origen de la Metalurgia en Obe-jo, desde el Calcoltico, pasando porpoca romana, hasta la actualidad.D.- XLII Asamblea General Ordinariacelebrada en Priego de Crdoba (L-minas 4-5):Tuvo lugar en Museo Histrico Mu-nicipal de Priego de Crdoba el daveinticinco de noviembre de dos milseis tratndose los siguientes temas:1, Lectura y aprobacin, si proceda,del Acta anterior; 2, Informe de laJunta de gestin; 3, entrega del Bo-letn 2005; y 4, Ruegos y preguntas.La Jornada la abri don MiguelForcada que, como Conejal de Cultu-ra del Ayuntamiento prieguense, diola bienvenida a los asistentes animn-doles a afrontar los tiempos nuevosque se nos avecinan, en relacin conla nueva Ley de Museos, aunque tie-ne la conviccin que sern positivospara los Museos de Crdoba, dice.Le sigue el Presidente de la Asocia-cin agradecindole al edil la acogi-da y la deferencia a Rafael Carmona,Director del Museo anfitrin. A conti-nuacin pide al Secretario que lea elActa levantada en Santaella para suaprobacin, o no, y posibles enmien-das y, al no haberlas, y dado el con-sentimiento de la totalidad de los asis-tentes con derecho a voto, es apro-bada por unanimidad.El Punto segundo lo inicia JuanManuel sealando que esta ReuninLm. 216debi haberse celebrado con anterio-ridad, como consta en pasados acuer-dos, pero que el motivo del retraso hasido motivado porque el Boletn de2005 no ha estado definitivamente fi-nalizado hasta hace unos das; asi-mismo pide disculpas a la Asambleapor no haber tenido en cuenta diver-sos aspectos que deberan habersetrado a colacin en la presente Jor-nada, como son a), el proyecto pre-sentado por Santiago y ledo en elActa y que queda pendiente para unaprxima ocasin, y b), renovacin dela Junta de Gestin por haber trans-currido el tiempo de mandato de laactual Directiva, al tiempo que animaa los asistentes a que presenten suscandidaturas para la Asamblea inme-diata. Continuando en el uso de lapalabra, seala que el pasado 11 denoviembre tuvo lugar en la Delegacinde Cultura en Crdoba una Jornadaque, denominada Encuentro de Mu-seos de la Provincia de Crdoba, serealiz para analizar la situacin ac-tual de los mismos y las perspectivasen relacin a la puesta en vigor de laNueva Ley de Museos de Andaluca,Jornada a la que no pudo asistir, sibien lo hizo el Secretario, y en la mis-ma se present el anteproyecto de lanueva Ley de Museos y segn secoment dice el Presidente- no ha-ba informado a los Museos de la Aso-ciacin, ante lo cual seala que ha-biendo recibido el anteproyecto de laLey, para informar en la Comisin An-daluza de Museos, se puso en con-tacto con la Direccin General deMuseos solicitando permiso para ha-cer llegar el texto a los Museos de laAsociacin y recabar sus aportacio-nes para elevarlas a la Comisin, yaLm. 417que entenda que era Vocal de stapor ser Presidente de la Asociacin;pero desde la Direccin General seneg esta posibilidad aludiendo alsecreto de las deliberaciones y a queseran las delegaciones las que, ensu momento, difundiesen el texto en-tre los Museos Locales. A estas pa-labras aade Juan Bautista Carpioque la Directora haba dicho que elanteproyecto se haba confeccionadotras la consulta a varias entidades,entre ellas a los Museos, a lo quePalma Franquelo expresa que s sehizo, pero a museos y asociacionesque no son andaluzas, por lo que a lno le pareci bien que actuara de estaforma.Toma la palabra Francisco Godoycomunicando que en el BOJA n 223,de 17 del actual, se inserta una pgi-na con la relacin provisional de lassubvenciones que se concedern alos Museos y que se tienen diez dashbiles para presentar las correspon-dientes alegaciones al mismo. Por suparte, el Presidente, siguiendo el Or-den del da seala que en varias oca-siones se ha tratado el tema de laprdida de condicin de socio en estaAsociacin y recuerda que desde quesolicitaron su admisin a la Asociacinlos Museos de Fuente Obejuna y elTren del Aceite de Cabra, aqul noha asistido nunca a las Asambleas yel segundo slo lo ha hecho en unaocasin, y eso que siempre les comu-nic las fechas y lugares de los en-cuentros; ante lo cual pregunta a laAsamblea, tras recordar el Reglamen-to, la postura a tomar, acordndosepor mayora, con la abstencin de tresMuseos, darles de baja en la Asocia-Lm. 518cin. Siguiendo en el uso de la pala-bra se refiere a la Casa-Museo deCastil de Campos, y tras hacer pre-sente lo acordado en el encuentroanterior somete a votacin si se exi-me de cuota a dicho Museo por care-cer de fondos y no estar gestionadopor entidad alguna. Se aprueba suadmisin de pleno derecho mientrasno cambie la situacin actual ni reci-ba subvencin alguna proveniente dealguna Institucin pblica o privada,a lo que Miguel Forcada le dice al re-presentante de dicho Museo que pre-sentar una propuesta de subvencinal Ayuntamiento de Priego para suestudio y sufragio de la cuota.El apartado de Ruegos y Pregun-tas lo inicia Daniel Botella preguntan-do que qu ocurre con la Exposicinsobre el Mundo Ibrico y cul es lasituacin actual, a lo que Palma leresponde que sigue igual de momen-to y que despus de haber presenta-do el proyecto en Diputacin, esta Ins-titucin an no se ha decidido a darcontestacin alguna sobre si subven-ciona o no la Exposicin y en qucuanta, por lo que ser necesariocrear una Comisin, como ya se hi-ciera en su momento, para buscarsubvenciones donde fuese factible.-Bartolom Delgado anuncia quese va a reinaugurar el Museo de Villadel Ro y que se tiene pensado rotu-lar una de las salas del mismo con elnombre de Francisco Prez Daza enreconocimiento por su labor en pro delMuseo, y pide que la Asociacin Pro-vincial, si lo estima oportuno, se ad-hiera a tal propuesta, a lo que el Pre-sidente, en nombre de la Asociacin,da su consentimiento prometiendoenviar un comunicado sobre esto alAyuntamiento de Villa del Ro, al pro-pio Daza y a los miembros de la Aso-ciacin.-Antonio Osuna indica que el Mu-seo de Carcabuey se halla en la lti-ma fase de construccin y que unavez finalizado invitar a la Asociacina la Inauguracin y, sobre este mis-mo tema, Ana Ruiz de Monturque in-vita de nuevo a los miembros de laAsociacin a que presencien la ilumi-nacin de las cisternas de su pueblo.-Por ltimo, se acuerda que laprxima Asamblea tendr lugar enfebrero en Belmez, e Inmaculada Mu-oz propone a la Sala que para esemomento se estudie bien la recienteLey de Museos y que el caso particu-lar de cada uno de los miembros seexponga ese da.Y no habiendo otros asuntos de losque tratar, por orden del Sr. Presidentese levant la Sesin en el mismo lu-gar, siendo las trece horas y cuarentay cinco minutos del da sealado alcomienzo. De todo ello doy fe con elvisto bueno del Sr. Presidente.NOTA: Al final de la Asamblea sevisitaron las diferentes salas, recien-temente reformadas, del Museo His-trico y se repartieron los siguientesejemplares: el Boletn n 6 de la Aso-ciacin Provincial de Museos Localesde Crdoba, La Escuela de la Segun-da Repblica, editado por el Patro-nato Niceto Alcal-Zamora y Torres;el volumen Adolfo Lozano Sidro yGranada, el volumen n 17 de la Re-19vista Antiquitas del Museo histricoMunicipal de Priego, y el trptico so-bre Cisternas Romanas de Montur-que. Tras ello, los asistentes visita-ron el Museo Niceto Alcal-Zamora yacto seguido se reunieron en un al-muerzo de trabajo.ASISTENTES: Federico Caracuel,Inmaculada Muoz y Luis Arcas (M.de Montilla); Joaqun Palma Rodr-guez y Juan Manuel Palma Franquelo(M. de Santaella); Juan Bautista Car-pio Dueas y Esther Corts Bueno (M.PRASA de Torrecampo); Mara JosLuque Pompas (M. de Caete); Fran-cisco Durn Alcal (M. Niceto AlcalZamora de Priego); Mximo Ruiz-Burruecos Snchez (M. de Castil deCampos); Daniel Botella Ortega (M.de Lucena); Ana Ruiz Osuna (M. deMonturque y en representacin del M.Regina de Crdoba); Antonio OsunaRopero (M. de Carcabuey); SantiagoCano Lpez y Consuelo Turrin Mar-tn (M. de Montoro); Miguel ForcadaSerrano (M. Lozano Sidro de Prie-go); Rafael Carmona vila (M. depriego); Francisco Godoy Delgado (M.del Pastor de Villaralto); ManuelCano Garca (M. de Belmez); Barto-lom Delgado Cerrillo y Mar nge-les Clementsn Lope (M. de Villa delRo); Miguel Caldern Moreno (M. dePearroya) y Fernando Leiva Briones(M. de Fuente-Tjar).MuseosBaena25BaenaMuseo Histrico MunicipalJos Antonio Morena LpezDirector del MuseoMemoria de actividades del Museodurante 20061. IntroduccinEl Museo Histrico Municipal de Bae-na es una institucin cultural que trasun largo perodo de gestacin, a laspuertas del III milenio, en 1999, viofelizmente la luz.Ante la imperiosa necesidad de dara conocer al pueblo de Baena, en par-ticular, y a toda la sociedad, en gene-ral, el rico legado de su pasado hist-rico, el Excmo. Ayuntamiento de Bae-na entendi que la mejor manera deconseguir dicho objetivo radicaba enla formacin definitiva de un MuseoHistrico.Presentado el pertinente proyectopara su creacin, conforme a lo esta-blecido por el art. 6 del Reglamentode Creacin de Museos y Gestin deFondos Musesticos de la ComunidadAutnoma de Andaluca (Decreto 284/1995 de 28 de Noviembre), el Museode Histrico Municipal Baena fueaprobado e inscrito en el Registro deMuseos de Andaluca por Orden de 7de febrero de 2000 de la Consejerade Cultura (BOJA, nm. 35, de 23 demarzo).El Museo tiene un marcado carc-ter didctico y pretende ser un mediovivo de aprender Historia. No cabeduda de que su principal objetivo serconseguir que ste se convierta en uncentro dinamizador desde donde segestionen, a nivel de las competen-cias locales, aquellos programas re-lacionados con los bienes culturalesde carcter histrico y arqueolgico,entendindose que ste es el mejorcamino para abordar con el mayorxito posible la responsabilidad quela propia Ley de Patrimonio HistricoEspaol (Ley 16/1985), en su art. 7,deposita en los Ayuntamientos.Est instalado en la planta prime-ra de la Casa de la Tercia, situada enel n 5 de la C/ Santo Domingo de He-nares. Como todas las tercias fue, in-dudablemente, de fundacin eclesis-tica, destinada a reunir la parte de losdiezmos eclesisticos y dems ren-tas correspondientes a la Corona. Ini-ciadas las obras en el ao 1792 s-tas concluyeron en 1795, segn una26Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobainscripcin que exista al fondo delpatio central. En el ao 1841 la su-presin definitiva de las rentas paga-das a la Iglesia, tras la Desamortiza-cin de Mendizbal, hizo desapare-cer el uso previsto para el edificio, quepas a propiedad particular. A comien-zos del siglo XX se adapt y us comoposada y durante la guerra civil entre1936-1939 se utiliz como crcel.Desde el ao 1960 el Ayuntamientoes arrendatario del inmueble hastaque en 1984 lo adquiere como patri-monio municipal, inicindose las ges-tiones para su rehabilitacin comoCasa de la Cultura.La extensin del trmino munici-pal de Baena y su situacin geogrfi-ca, en terrenos de gran fertilidad, atra-vesados por esa va natural de comu-nicacin que es el ro Guadajoz, hanoriginado un intenso poblamiento hu-mano que se remonta a las primerasetapas de la Prehistoria. Diferentespueblos y culturas (tartesios, beros,cartagineses, romanos, visigodos,rabes...) se han instalado en estoscontornos y han dejado numerosaspruebas materiales de su presencia,muchas de ellas autnticas obras dearte. El espacio expositivo est forma-do por la sala oeste de la primera plan-ta y la mitad de la sala norte. Resultaun escenario adecuado y de gran be-lleza, con un suelo de ladrillo rsticoa sardinel, una techumbre de maderay unas arqueras de medio punto quepermiten una distribucin museogr-fica muy singular.Patio de la Casa de la Tercia donde est instalado el Museo27Baena. Museo Histrico Municipal2. ActividadesDesde que el Museo fue inaugu-rado en 1999 ste ha permanecidoabierto al pblico, aunque con algu-nas temporadas cerrado por diversasrazones. Se puede decir que no haexistido una gestin en lo que se re-fiere a los fondos pues aunque cons-ta la entrega y depsito de diversosmateriales, dichas piezas no habansido inventariadas e incorporadas alcatlogo general.2.1. InventarioDurante el 2006 se ha llevado acabo la actualizacin del inventario defondos, revisando los depsitos efec-tuados durante los aos anteriores,estando prevista su culminacin parael 2007. En concreto, se han catalo-gado 915 nuevas piezas, en su ma-yor parte arqueolgicas, procedentesde varias donaciones realizadas porparticulares y depsitos efectuadospor la patrulla del Seprona de la Guar-dia Civil de Baena, como consecuen-cia de diversas denuncias e incauta-ciones efectuadas a personas provis-tas de detectores de metales sin au-torizacin.2.2. InformesDesde el Museo, se han realizadovarios informes relacionados con elpatrimonio arqueolgico baenense.Varios de ellos se refiere a sendosyacimientos ya conocido en la biblio-grafa arqueolgica con el nombre dePalma Baja y Loma del Juncal. En elcaso del yacimiento de Palma Baja,se gir una visita a peticin del dueodel terreno en el que se ubica, quepreviamente haba donado al Museodiversas piezas encontradas en dicholugar.Panormica del interior del Museo28Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaEl yacimiento fue publicado en1981 en un catlogo de yacimientosde las provincias de Crdoba y Jany figura, adems, en el listado de ya-cimientos arqueolgicos protegidosdel PGOU de Baena con el nm. 113dentro de la zonificacin del tipo 2, quese aplica a los yacimientos arqueol-gicos detectados en superficie o cuyasituacin permita suponer la existen-cia de restos arqueolgicos enterra-dos y ocultos. Por otro lado, en la basede datos del patrimonio inmueble deAndaluca (patrimonio arqueolgico)aparece el yacimiento de Palma Bajacon el cdigo nm. 140070069.La prospeccin superficial realiza-da ha permitido definir la posible ex-tensin del yacimiento cuya superfi-cie aproximada es de unos 47.800 m2as como las coordenadas U.T.M. delos 6 vrtices que definen el polgonoque lo delimita.El material cermico superficialmuestra una larga ocupacin del sitiodesde la prehistoria reciente hasta lapoca romana imperial. La presenciade fragmentos de cermica fabricadaa mano y algunos trozos de slex evi-dencian la primera ocupacin huma-na que se remontara a la Edad delCobre y que se podran encajar en lafase final por el hallazgo de campani-forme. Tambin se detectan cermi-cas a torno pintadas con diversosmotivos geomtricos de poca ibri-ca. Pero, sobre todo, los materialesms abundantes son los pertenecien-tes a poca romana: cermicas co-munes, industriales (tegulas, ladrillos,imbrices), terra sigillata, etc. En dichapoca debi funcionar como un asen-tamiento rstico dedicado a la explo-tacin agrcola del territorio circundan-te, tipo villa.En cuanto a estructuras hay queMuralla del recinto fortificado de Palma Baja29Baena. Museo Histrico Municipaldestacar varias. En el extremo NE. seencuentra un horno romano destina-do a la fabricacin cermica. Se apre-cia la cmara de combustin, de for-ma circular, sin rastro de la parrilla, yel praefurnium. Junto a las paredesde la cmara de combustin se apre-cia parte de los pilares que servanpara sustentar la referida cmara. Porotro lado, destaca la existencia en elmontculo de forma cnica que se lo-caliza en el ngulo NE. del polgono,de varios tramos de muralla, realiza-dos a base de grandes bloques decaliza asentados en seco, que debencorresponder a una fortificacin de lasque tanto abundan en la zona de in-fluencia del yacimiento deTorreparedones. La abundante vege-tacin impide apreciar la planta y for-ma de esta fortificacin.Estos recintos fortificados, y enconcreto, el de Palma Baja junto conel los del Cerro del Espino, El Caste-llar, El Carrascalejo, Cerro del Adalid,etc. se disponen a modo de torres vi-ga desde las que se daba coberturadefensiva al camino que una dosgrandes ncleos de poblacin en laAntigedad: Torreparedones y Corti-jo de Izcar.El informe relativo al yacimiento dela Loma del Juncal se elabor a peti-cin de D. Manuel Albendn Castro,arquitecto municipal del Excmo. Ayun-tamiento de Baena, al objeto de co-nocer la caractersticas del citado ya-cimiento y su posible afeccin anteuna propuesta de modificacin pun-tual del PGOU de Baena en la zonadonde se ubica el mismo.El yacimiento de la Loma del Jun-cal es conocido en la bibliografa ar-queolgica de la zona ya que fue pu-blicado en 1990 en un catlogo de ya-cimientos de la Campia de Crdo-ba. Figura, adems, en el listado deyacimientos arqueolgicos protegidosdel PGOU de Baena con el nm. 91dentro de la zonificacin del tipo 2 aligual que el caso de Palma Baja.Por otro lado, en la base de datosdel patrimonio inmueble de Andaluca(patrimonio arqueolgico) el yacimien-to est catalogado con el cdigo nm.140070126. La prospeccin superfi-cial realizada ha permitido definir laposible extensin del yacimiento cuyaextensin aproximada es de unos55.590 m2 as como las coordenadasU.T.M. de los 6 vrtices que definenel polgono que lo delimita.El material cermico superficialmuestra una ocupacin del sitio enpoca romana: cermicas comunes,industriales (tegulas, ladrillos,imbrices), terra sigillata, etc. En su-perficie se conservan an visibles unaserie de estructuras de finalidadhidralica que debieron correspondera una fbrica de aceite romana. Algu-nas de las estructuras pertenecen ala sala de prensado o torcularium, enconcreto, un gran contrapeso de pie-dra perteneciente a una prensa detornillo. Es de forma cilndrica y pre-senta en el extremo superior un orifi-cio circular donde se introducira eltornillo y una ranura -tambin en laparte superior- y sendos rebajes enforma de cola de milano a ambos la-dos en los que encajaran las piezasde madera que servan para fijar el30Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacontrapeso. Otra pieza conservada insitu es de forma circular y cncava; alestar semienterrada su identificacinresulta bastante compleja, aunqueparece corresponder a la parte fija -meta- de un molino del tipo molaolearia, de pequeas dimensiones,para triturar las aceitunas.Adems existen varios depsitosfabricados en opus caementicium quepudieron emplearse para almacenarel aceite. El mejor conservado presen-ta una estructura ligeramentetrapezoidal de unos 6.5x5 m., con unaaltura mxima visible al interior deunos 2 m., aunque hace unos aosest construccin estaba casicolmatada y con un olivo en su inte-rior. La cara interna de los muros ofre-ce un revestimiento hidrulico, a basede opus signinum fino, aplicado endos capas sucesivas. A unos 45 m. alO. se localizan los restos de otra cons-truccin similar muy deteriorada.Tambin se inspeccion el hallaz-go ocurrido en la sede del centrointerparroquial San Jos de Bae-na, redactando un informe a peticinde la Delegacin Provincial de Cultu-ra de la Junta de Andaluca en Cr-doba, que solicit informacin sobredicho hallazgo fortuito acaecido en elinmueble n 6 de la actual calle Car-denal Herranz Casado del casco ur-bano de Baena, todo ello de acuerdocon lo estipulado en el art. 50.1 de laLey 1/1991, de 3 de Julio de Patrimo-nio Histrico de Andaluca. Con fecha2 de noviembre giramos visita al lu-gar en cuestin en compaa del ar-quelogo D. Raimundo F. Ortiz Ur-bano para reconocer y valorar el men-cionado hallazgo.El lugar est situado entre las ca-lles Cardenal Herranz Casado (antesJuan Rabadn), Virgilio Olmo y Fran-cisco Lpez y en l se han realizadodiversas obras de rehabilitacin, en-tre ellas el acondicionamiento del fu-turo saln de actos del citado centro.En el sector ms occidental de dichosaln, y al rebajar el terreno para sumejora se localizaron una serie de ti-najas a muy escasa profundidad. Entotal de han descubierto 11 tinajas degran capacidad dispuestas en cuatrohileras en sentido N-S.El terreno se ha rebajado unos 50cm., aproximadamente, quedando alContrapeso de una prensa de tornilloromana. Loma del JuncalConjunto de tinajas para almacenar aceitedescubierto en la calle Cardenal HerranzCasado, 6 de Baena31Baena. Museo Histrico Municipaldescubierto la parte superior de lascitadas tinajas, que presentan dos ti-pos diferentes de borde ya que enunos casos es redondeado mientrasque en otros es plano. La profundi-dad es unos 2 m. y el dimetro de lasbocas oscila entre 70 y 80 cm. Algu-nas de ellas se encuentran parcial-mente destruidas, al haber sido cor-tadas en su parte superior por estruc-turas posteriores.Evidentemente, se trata de un es-pacio destinado a almacenamientopues nos encontramos ante contene-dores de algn tipo de lquido, quepodra ser vino o ms, probablemen-te, aceite. La cronologa no es fcil defijar pero no debe ser anterior a laEdad Moderna. En el interior de unade las tinajas se hall una jarra fabri-cada en uno de los talleres de LaRambla.Hay que aclarar que en la zona delhallazgo se interrumpieron las obrashasta que se llevaron a cabo diver-sas inspecciones y que la intencinde la propiedad es que las tinajas, unavez limpias y restauradas sus bocas,queden visibles bajo un suelo de cris-tal con iluminacin artificial. Se entien-de que dicha puesta en valor podraresultar atractiva, mxime si tenemosen cuenta que se trata de un lugar queva a ser visitado al tratarse del salnde actos del centro interparroquial.Por otro lado, se han elaboradootros informes a solicitud de la Dele-gacin Provincial de la Consejera deCultura en Crdoba, en relacin conuna denuncia cursada o por miembrosde la Comandancia de la Guardia Ci-vil de Crdoba (Patrulla Seprona deBaena), por supuesta infraccin ad-ministrativa en materia de PatrimonioHistrico de Andaluca, y respecto delproyecto de arreglo del camino queconduce al yacimiento deTorreparedones que parte de la C0-284 de Baena a Caete de las Torres,ya que parte del trazado de ese cami-no se encuentra en el entorno delimi-tado de la zona arqueolgica deTorreparedones.3. InvestigacinSin duda, uno de los proyectos dems inters en relacin con el patri-monio histrico-arqueolgico en losque est inmerso el Ayuntamiento deBaena tiene como fin la recuperaciny puesta en valor de dos yacimientosubicados en su trmino municipal, elcastillo de Baena y Torreparedones.Para llevar a buen puerto las referi-das actuaciones se hace necesarioplantear sendas excavaciones ar-queolgicas como paso previo a laredaccin definitiva de los proyectosde rehabilitacin y musealizacin.Desde el museo se han redactado lospertinentes proyectos de actividadarqueolgica de carcter puntual queya han sido aprobados por la Direc-cin General de Bienes Culturales dela Junta de Andaluca y estn marchaen estos momentos, tanto la excava-cin del castillo bajo la direccin delarquelogo Francisco J. Ariza, comola de Torreparedones a cargo de JosA. Morena, con la colaboracin de losarquelogos Raimundo F. Ortiz y An-tonio Moreno.32Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba3.1. Excavacin arqueolgicapuntual en TorreparedonesYa han comenzado los trabajos co-rrespondientes a la excavacin ar-queolgica puntual en el yacimientode Torreparedones, en concreto, enlos sectores del santuario y de la de-nominada puerta oriental. Esta erauna de las primeras actuaciones con-templadas dentro del plan director delyacimiento que el Excmo. Ayunta-miento tuvo que elaborar a peticinde la Consejera de Cultura. Se tratade dos sectores importantes del yaci-miento, en los que ya se haba inter-venido en 1988 y 1990 dentro del Pro-yecto Guadajoz en el que participa-ron arquelogos de las universidadesde Crdoba, Complutense de Madridy Oxford. El santuario constituye unode los escasos lugares conocidos enel marco de la religiosidad ibrica quecuenta con estructuras in situ y queha proporcionado multitud de exvotosrealizados en piedra. Su momento demximo apogeo lo tuvo en el siglo Ia.C. En cuanto a la puerta, se tratade una entrada monumentalflanqueada por dos imponentes to-rreones que permita el acceso al po-blado por el flanco oriental; pese a suimportancia parece que no era la en-trada principal.El objetivo de la excavacin no esotro que completar la documentacinde ambos sectores, proceder a suconsolidacin y restauracin, ascomo a su puesta en valor para quepuedan ser visitables.En el caso de la puerta oriental,se pretende recuperar el acceso ori-ginal como punto de entrada al yaci-miento cuando est se encuentre pre-parado para las visitas. Como datoms relevante hay que mencionar laPanormica de la llamada puerta oriental tras su excavacin33Baena. Museo Histrico Municipaldocumentacin completa de la puer-ta oriental que estaba flanqueada pordos grandes torreones que servanpara garantizar su defensa e impediro al menos obstaculizar cualquier po-sible intento de asalto a la ciudad poreste punto. Ambas torres construidascon un aparejo ciclpeo son macizasen lo que se ha podido excavar, perono se descarta que tuviesen un se-gundo cuerpo realizado en mampos-tera o adobe con una altura conside-rable, pues deban sobresalir de la l-nea de muralla en la que se ubican.Aunque las puertas en s no se hanencontrado, s se han podido ver lasquicialeras que servan para el giro delas dos hojas, siendo la anchura totalde 3 m. y su altura aproximada deunos de 4 m. Entre las dos torres co-rre un pasillo pavimentado con losasde piedra y a ambos lados se hancolocado sendos aceradossobreelevados destinados al paso delos peatones, de modo que estos nose vieran molestados por el trfico decarros o caballeras. La cronologa dela puerta deber concretarse cuandose acometa el estudio del materialcermico recogido, pero se puedeapuntar a la poca romana republica-na. Al exterior, se prolonga el pavi-mento de la calle, habindose exca-vado tambin algunas estructuras decarcter domstico que debenfecharse en un momento anterior a laconstruccin de la puerta, probable-mente, en poca ibrica.Al interior se prolonga el pavimen-to de la calle y se han puesto al des-cubierto otras estructuras domsticas,as como una tumba infantil y una es-tructura circular de casi 2 m. de di-metro y una profundidad que superalos 4 m., cuya funcionalidad est anpor determinar.Detalle del paso de entrada en la puerta oriental con su pavimento y sendos acerados34Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaPero, sin duda, uno de los referen-tes ms importantes del yacimiento deTorreparedones lo tenemos en el san-tuario ibero-romano situado en elextremo ms meridional de la mese-ta, fuera del recinto amurallado. So-bre los lugares de culto antiguos en lapennsula ibrica no conocemos mu-chos datos y pocos son los que hanpodido ser investigados cientficamen-te. La publicacin de gran parte de losexvotos recogidos en superficie duran-te la dcada de 1980 y la excavacinde urgencia que se practic en 1988dentro del proyecto de investigacinpatrocinado por las universidades deCrdoba, Complutense de Madrid yOxford han hecho que este lugar deculto sea conocido a nivel nacional einternacional y sea materia de estu-dio en el mbito universitario.La excavacin arqueolgica de1988, que consisti en un nico cortede 25x5 m., no puso al descubierto latotalidad de las estructuras murariasy pavimentos de las diferentes estan-cias que tuvo este lugar de culto. Sinembargo, evidenci el extraordinariointers de los restos conservados,entre los que se encontraba el espa-cio ms sagrado, la cella. Conviene,adems, destacar que el descubri-miento se hizo con metodologa ar-queolgica (basada en las propues-tas planteadas por E.C. Harris) y queel trabajo de documentacin fue es-pecialmente riguroso y satisfactorio.Se puso de manifiesto la existen-cia de varias fases con una secuen-cia que abarcara desde fines del s. Va.C. hasta el s. I d.C. Quedaron al des-cubierto estructuras murarias pertene-cientes a dos edificios. El primero deellos se detect en el sector ms sep-tentrional, junto a la muralla de la ciu-dad, y cont con sendosalineamientos de piedra en cuyo inte-rior se recogieron diversos objetosque delataban su carcter ritual (de-psitos de fundacin). Este primersantuario fue construido a fines del s.II a.C. o comienzos del s. I a.C.El segundo santuario correspondea una reforma y monumentalizacindel primero. A l pertenecen la mayorparte de las estructuras puestas aldescubierto en 1988. En la parte mselevada, junto a la muralla, se encuen-tra una estancia con paredes de sille-ra regular trabada con mortero, conuna altura de ms de 2,5 m. en su fon-do; a continuacin una sala central opatio al aire libre con suelo de opussigninum, de 7 m. de longitud y 4,2m. de anchura y al Sur un pasillo ocorredor. Esta reforma parece que sellev a cabo a mediados del s. I a.C.Las caractersticas estructurales y losrestos constructivos hallados en elEl santuario tras su excavacin en 198835Baena. Museo Histrico Municipalinterior de la cella y en el patio hablande una alta funcin religiosa. Sin duda,lo ms interesante fue el hallazgo delobjeto de culto del templo y de nume-rosos exvotos de piedra.Al fondo de la cella, en la paredNorte estuvo adosada una columnaque no tuvo, al parecer, una funcintectnica, sin basa, levantada sobreun rea cuadrangular pavimentada ydelimitada por lajas de piedra alinea-das en posicin vertical; parte de lacolumna se hall cada sobre el sue-lo, incluido el capitel, con decoracinde tipo vegetal que presenta ochohojas almendradas, de nervadurasmarcadas. Esta columna representa-ba la divinidad adorada en el santua-rio que era Dea Caelestis y que eneste caso se represent de formaanicnica, en forma de betiloestiliforme. La actividad cultual sedesarroll, por tanto, entre mediadosdel s. I a.C. y casi todo el s. I d.C. Enel s. II d.C. se produjo el abandono ydestruccin del santuario.Los trabajos arqueolgicos queahora estn en marcha pretendencompletar la excavacin del santua-rio para conocer su distribucin espa-cial y confirmar su cronologa y fasesconstructivas. Ya han comenzado aaparecer nuevas estructuras y tam-bin algunas piezas singulares, casode una lucerna de volutas fabricadaen los talleres de Andujar (datable enpoca de Tiberio), as como un exvo-to que reproduce una figura humanacompleta tallado de forma esquem-tica, de la que se han representadoojos, boca, brazos y pies. La pieza essimilar a las que ya conocemos delsantuario aunque diferente. Esta esuna de las singularidades de los ex-votos de Torreparedones, pues al es-tar tallados a mano, cada pieza es di-ferente de las dems.Los exvotos de Torreparedonesson manifestaciones de una piedad yde unas creencias religiosas, cuya na-turaleza est por descubrir, pero quese limitan a ser una exposicin delsentimiento hacia la divinidad all ve-nerada. Corresponden sencillamentea imgenes que transmiten posturasExvoto36Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobay gestos sagrados que no deben en-tenderse como obras de arte, porquelo que interesaba era el valor simbli-co que posean. Las figurillas son es-tticas, esquemticas, espontneas ysimples y deben entenderse comoofrendas realizadas por los fieles a ladivinidad en cumplimiento de una pro-mesa, que en muchos casos pudohaber sido la curacin de una enfer-medad.Estas excavaciones estn dirigidaspor quien suscribe y cuentan con lacolaboracin de los arquelogosRaimundo F. Ortiz Urbano y AntonioMoreno Rosa.3.2. Excavacin en el castillo deBaenaTambin se han iniciado los traba-jos arqueolgicos del castillo de Bae-na, bajo la direccin de Francisco Ja-vier Ariza Rodrguez, que tienen comofin documentar todos aquellos vesti-gios que pudieran existir en elsubsuelo y los que an emergen comovivo testimonio de uno de los monu-mentos ms seeros de la historia delmunicipio. Los datos que se obtenganpermitirn conocer los orgenes de lafortaleza, su planta, fases constructi-vas, la edilicia empleada en sus mu-ros y torres, etc. El estudio arqueol-gico abarcar todo el castillo, con es-pecial incidencia en tres sectores, elSE. donde se localiza la llamada To-rre de los Secretos, el N. que se son-dear para detectar los restos de laTorre de los Cascabeles y el SO. jun-to a la Torre de las Arqueras.Este anlisis arqueolgico es pre-vio y fundamental de cara a la recu-peracin y puesta en valor del casti-llo, a travs de un ambicioso proyec-to arquitectnico que el Ayuntamien-to quiere acometer y al frente del cualse encuentra un reconocido equipo deprofesionales.Los primeros trabajos de excava-cin realizados en el denominadoSector 1 (zona SE. del castillo), juntoa llamada Torre de los Secretos, hanpuesto al descubierto una serie de es-pacios en el interior del recinto, enconcreto en el ala Este del mismo quepertenecen a estancias domsticas yque serviran de alojamiento a los l-timos residentes del castillo en tiem-pos decimonnicos. Aqu combinanlas paredes de mala calidad a basede mortero y yesos, con los muroscompactos y potentes que poseenuna antigedad considerable. SonLucerna romana de poca julio-claudiahallada en el santuario37Baena. Museo Histrico Municipalocho de los espacios detectados, quese disponen adosados a un potentemuro, que discurre paralelo al lienzoEste del recinto, y en el que se abreun acceso escalonado que a su vezfacilitara la entrada a la planta supe-rior por medio de una escalera inde-pendiente al acceso ya comentado.Pero ha sido en el lienzo S. dondelos resultados han sido ms satisfac-torios puesto que se ha documenta-do un acceso original en recodo queninguna de las fuentes consultadasmenciona; aunque la cronologa estpor concretar podra datarse hacia elsiglo XIV. En la Europa del medievono se hace uso de este tipo de acce-so, salvo en Al-andalus donde perdu-ra y es mantenido por almorvides yalmohades y perfeccionado pornazares. Dicha puerta est adosadaa la torre que se erige en el trazadodel lienzo Sur del recinto, por lo quepodra tratarse de una torre-puerta.4. DifusinEn el apartado de difusin, dentrode la pgina web oficial del Ayunta-miento de Baena, se ha incluido unenlace directo al Museo HistricoMunicipal en el que se puede encon-trar informacin sobre el edificio queacoge al Museo y acerca de las dife-rentes colecciones.As mismo, se ha puesto en mar-cha un boletn, titulado BAENA ar-queolgica, con el que se pretendeinformar de todo cuanto acontezca enrelacin al Museo y a la gestin delTrabajos de excavacin en el lienzo S. del castillo de Baena38Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapatrimonio arqueolgico e histrico dela localidad. Tendr una periodicidadtrimestral y contar con varias seccio-nes: Actualidad, Hallazgos y excava-ciones, Baena en otros museos y lapieza del trimestre. Se ofrecer infor-macin puntual de las noticias msrelevantes relacionadas con la ar-queologa local, se recuperarn datosantiguos sobre hallazgos y excavacio-nes realizadas en yacimientos del tr-mino municipal; la seccin Baena enotros museos pretende dar a cono-cer aquellas piezas que hoy se en-cuentran dispersas en otras coleccio-nes y museos y, finalmente, median-te la seccin la pieza del trimestredaremos a conocer los fondos propioscon que cuenta el Museo. El boletnse puede consultar a travs de inter-net en la pgina web oficial del Excmo.Ayuntamiento de Baena mediante unenlace al Museo Histrico Municipal.Por otro lado, est previsto sacar unarevista de investigacin que se llama-r SALSVM, nombre con el que enpoca romana se conoci al roGuadajoz, que atraviesa el trmino yda nombre a la mancomunidad demunicipios a la que pertenece Bae-na.Con dicha publicacin, y a travsdel sistema de intercambio con otrasrevistas similares, se podr poner enmarcha una biblioteca especializadaen el museo, bsica para acometercon xito la labor de investigacin.Tendr una periodicidad anual, un for-mato similar a otras como Anales deArqueologa Cordobesa, y en ella ten-drn cabida trabajos de carcter his-trico y arqueolgico relativos a Bae-na y su comarca, pero tambin sobreCrdoba o cualquier otro territorio.5. VisitasEn el apartado de visitas hay queindicar que el Museo recibi duranteel pasado 2006 un total de 1.287 visi-tantes de los cuales 42 eran interna-cionales (argentinos, suecos, portu-gueses, americanos, etc.) y 1.245nacionales. Los meses de mayorafluencia fueron los de marzo y abril,en especial, durante la Semana San-ta que, como es sabido, est declara-da en Baena de Inters Turstico.6. PersonalEste Museo Histrico Municipaldispone de una persona, con el car-go de director, que se ocupa de sugestin, y de forma eventual perso-nal que se dedica a su apertura, sien-do su horario el siguiente: de martesa domingo: maana de 11,00 h. A14,00 h. y tarde de 17,00 h. A 19,00h. Los lunes completos y domingospor la tarde est cerrado. Cuenta ade-ms con personal dedicado a tareasde limpieza.39Baena. Museo Histrico MunicipalPortada del primer nmero del boletn de difusin del Museo40Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaBelmez43Memoria ao 20061. IntroduccinEl Museo Histrico de Belmez y delTerritorio Minero tramit su proyectode creacin en 1997 segn lo previs-to en el Reglamento de Creacin deBelmezMuseo Histrico y delTerritorio MineroManuel Cano GarcaDirector del MuseoMuseos y de Gestin de FondosMusesticos de la Comunidad Autno-ma de Andaluca (Decreto 284/1995de 28 de noviembre). La denomina-cin del mismo, responde a que des-de un principio, no solo se ha queri-do en convertirlo en un lugar de ex-posicin, sino que adems su accinIglesia de Ntra. Sra. de la Anunciacin. Foto nocturna. Autor: Antonio Jess Cobos Ros44Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaabarque todo el mbito de interscultural y patrimonial, que durante elpaso del tiempo nos han ido dejandonuestros antepasados.El programa museogrfico se di-vide en tres secciones: la primera, deMinera Histrica y Arqueologa, seacoge en la planta alta, la segunda,de Minera del Carbn y Paleontolo-ga, se ubica en la planta baja, sien-do la tercera la del Territorio Minero(proteger, rehabilitar, y prospectar elPatrimonio Comarcal), que cuenta concuatro zonas arqueolgicas (La Gata,Sierra Boyera, Casas Baratas y LaLoba), trece dlmenes y 10 castilletesde mina.El Museo, ubicado en el numero 3de la calle Crdoba (antiguo psitomunicipal), es de propiedad munici-pal, es de acceso gratuito, abriendosus puertas al publico de martes a do-mingos de 10:00 y las 14:00 horas ypor la tarde slo a visitas concerta-das previamente.2. Memoria 20062.1. Inventario generalEl inventario general, no ha tenidocambios durante el ao 2006, a fina-les del mismo hay registrados 435fondos, de los cuales hay expuestos395, de los mismos 117 son FondosFundacionales del 1997, 60 se aa-dieron a lo largo de 1998, 98 son losfondos depositados en 1999, 125 enel ao 2000, y 42 los depositados en-tre los aos 2001, 2002 y 2003. Al-gn fondo de los consideradosetnogrficos, pasaran a formar parte,del futuro Museo de Usos y Costum-bres, parte de ellos se ha retirado dela exposicin, permaneciendo en al-macn hasta que prximamente seandatos de alta como fondos del citadoMuseo. Existen en el almacn 34 ca-jas con fondos pendientes de catalo-gar.Durante el ao 2006, desde me-diados de noviembre el Museo ha per-manecido cerrado por reformas.El Inventario General esta estruc-turado de la siguiente forma:a) Los cuatro primeros dgitos re-presentan el numero de orden en elmismo, estn separados del resto porun guin.b) Tras el guin aparece una letraque hacen referencia al deposito pro-cedencia o ubicacin: L = La Loba, S= Seminario Antonio Carbonell, G =Guadiato, O = Almacn 1 = Sala Baja,2 = Sala Alta, 3 = Territorio Minero.c) Los tres ltimos dgitos repre-sentan el nmero de orden del cat-logo correspondiente, que viene indi-cado por una letra ( que antecede aestos tres dgitos) que hace referen-cia a:M Mineral (124 fondos)F Fsil (73 fondos)N Neoltico (6 Fondos)C Calcoltico (32 fondos)B Bronce (2 fondos)T Tartesio (5 fondos)I Ibrico (8 fondos)45Belmez. Museo Histrico Municipal y del Territorio MineroR Romano (103 fondos)V Visigodo (1 fondo)A rabe (1 fondos)E Etnolgico (82 fondos)2.2 VisitasDurante el ao 2006 han visitadoel Museo 1.512 personas.Si se analiza el grafico que se ad-junta, se observa un aumento del nu-mero de visitantes con respecto al aoanterior, aunque debido a que en elmes de diciembre, un mes de mu-chas visitas el museo permanecicerrado, se nota una apreciable dis-minucin con respecto a aos ante-riores.Aparte de particulares se ha reci-bido a alumnos de colegios e institu-tos de la comarca y a estudiantes delas diversas especialidades de Inge-niera de la Universidad Politcnica deBelmez.Las visitas concertadas de gruposfueron:Lucerna Romana (Mina de La Loba)Trmino Municipal de FuenteobejunaFECHA NOMBRE DEL GRUPO N VISITANTES03/03/2006 I.E.S. Jos Alcntara 1511/03/2006 A.T.S. Hospital de Pozoblanco 1114/03/2006 I.E.S. Jos Alcntara 4916/03/2006 I.E.S. Jos Alcntara 4010/05/2006 Asistentes Mancomunidad Valle del Guadiato 5220/05/2006 Jornadas de Medioambiente Morella-Pearroya 15016/08/2006 Grupo de Trabajo de la Mancomunidad 20Las rutas guiadas, previa solicitudson las siguientes:1. Ruta de dlmenes: Itinerario porel despliegue megaltico de Belmez.2. Ruta castillo y casco urbano: Re-corrido casco urbano de Belmez ycastillo.3. Ruta de castilletes de la mine-ra del carbn: Recorre el paisaje mi-nero a lo largo de una serie decastillete mineros en los que se ob-serva la evolucin de estos, con eltiempo.46Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba2.3.- SubvencionesAl amparo de la Orden de 21 deAbril de 2006, por la cual se convocosubvenciones para los Museos parael ao 2006 a este Museo se le haconcedido una subvencin de4.327,29 euros, por parte de la Con-sejera de Cultura de la Junta de An-daluca, con destino a panelesdidcticos con impresin a color.2.4.- ActividadesDa Internacional de los Museos.Acogindonos al lema de este ao delDa Internacional de los Museos ElMuseo y la Juventud, por parte deeste Museo en su idea de concien-ciar a la juventud en la proteccin delPatrimonio, se han dado una serie deconferencias, en las que participaronel Colegio de educacin primaria Nra.Sra. de los Remedios y el I.E.S. JosAlcntara, algunas monogrficas so-bre determinados elementos del pa-trimonio (castilletes de minas,dlmenes) y otras ms genricas so-bre la historia de la comarca.El Da Internacional de los Museosse celebro como es habitual, la jorna-da de puertas abiertas del Museo yvisitas programadas al dolmen deCasas de Don Pedro y Fuente ElCorcho.Jornadas Culturales de la Socie-dad Cultural El Gimnasio. Por partede la direccin del Museo y varios co-laboradores del mismo en las men-Castillo y Torre de la Iglesia47Belmez. Museo Histrico Municipal y del Territorio Minerocionadas jornadas se presentaron yse explicaron a los asistentes un totalde 10 planos de minera antiguos (si-glos XVIII, XIX y principios del XX).2.5. Publicaciones Varios artculos, sobre el patrimo-nio industrial y patrimonial, con obje-to de facilitrselo a los diferentes gru-pos. Artculo cultural en el libro de fe-ria. Boletn anual de Asociacin deMuseos, en el que se publico la Me-moria correspondiente al ao 2005 yel articulo El poder de las grandescompaas en la Cuenca Minera deBelmez en el ultimo tercio del sigloXIX, escrito por D. Jos Antonio Tor-quemada Daza.2.6. PersonalEl museo cuenta con un ordenan-za dotado por el Ayuntamiento que cu-bre 24 horas semanales de apertura,en el horario de 10:00 a 14:00 demartes a domingo, durante todo elao.2.7. PresupuestoEl presupuesto anual del museo,que asciende a 6000 . Esta integra-do en la Delegacin de Cultura delExcmo. Ayuntamiento de Belmez, in-cluye la dotacin de un ordenanzacontratado a tiempo parcial de 24 ho-ras semanales. La entrada al museoy la participacin en las rutas son gra-tuitas y no suponen ingreso alguno.La gestin del museo corre a cargodel Director, que colabora con el mis-mo sin ninguna remuneracin.Cabra51CabraMuseo Arqueolgico MunicipalI. Memoria de actividades del ao2006Para el Museo Arqueolgico deCabra el ao 2006 tiene un especialsignificado, ya que su direccin tcni-ca es asumida, mediante un contratode consultora y asistencia tcnica,por la empresa ARQVEOBETICAS.L.. Se trata de una iniciativa inditaen los museos cordobeses que estllamada a constituirse en una solucinsatisfactoria a la problemtica que seplantea en algunos museos que, pordiversos motivos, no disponen de per-sonal adecuado para su gestin.La posibilidad poder contar con unamplio equipo de profesionales (ar-quelogos, restauradores, fotgrafos,programadores,...) que atiendan lasnecesidades del museo de un modopuntual, en funcin de las situacionesconcretas que se planteen o que es-tn programadas previamente, cons-tituye una indudable ventaja.El compromiso adquirido porARQVEOBETICA S.L. con el MuseoArqueolgico de Cabra consiste endesarrollar una serie de funciones deAntonio Moreno Rosa (Arqveobetica S.L.)Director del Museondole museogrfica y arqueolgica,como ocuparse de la admisin de laspiezas arqueolgicas que se incorpo-ran a los fondos del museo medianteel acta de recepcin, y proceder a suubicacin ms oportuna: exposicino almacn; hacer una primera valora-cin sobre el estado de conservacinde las piezas de nueva adquisicin,proponiendo las medidas de consoli-dacin o restauracin necesarias yprocediendo, si fuese necesario, auna primera actuacin de urgencia;realizar un diagnostico anual de losfondos del museo, tanto expuestoscomo almacenados, proponiendo yejecutando, en su caso, las medidasadecuadas para su conservacin;mantener al da el Inventario Gene-ral, incorporando las nuevas adquisi-ciones y perfeccionando las fichas delas existentes; proponer a los respon-sables polticos municipales las prio-ridades del museo en cuanto a loscambios y mejoras museogrficasnecesarias, as como las actuacionesde promocin de la institucin; desa-rrollar la actividad de divulgacin pie-za del mes, consistente en seleccio-nar mensualmente un objeto ar-queolgico de los existentes fondos52Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobadel museo, redactar una fichadivulgativa sobre la misma y proce-der a su instalacin museogrfica msadecuada; realizar una exposicintemporal de forma trimestral sobrealgn aspecto de la arqueologaegabrense, bien sobre algn conjun-to de objetos arqueolgicos de rele-vancia, como de algn yacimiento ar-queolgico del trmino municipal, o decualquier otro tema que pudiera sus-citar el inters de la ciudadana; re-dactar el proyecto de subvencinanual para la convocatoria que la Con-sejera de Cultura de la Junta de An-daluca ofrece a las instituciones queforman parte del Sistema Andaluz deMuseos; enviar a la Consejera deCultura de la Junta de Andaluca lascorrespondientes fichas de inventariode las piezas ingresadas a lo largo delao; redactar la memoria anual deactividades, comprensiva de los dis-tintos servicios del museo y de la do-tacin de personal, as como del n-mero de visitantes anuales; preparar,en coordinacin con los responsablespolticos municipales, el presupuestoanual, detallando los ingresos obteni-dos en el ejercicio anterior por dere-cho de acceso al museo y, en su caso,propuesta de revisin de ingresos;realizar una labor de vigilancia de to-das las instalaciones del museo, pro-poniendo las medidas de conserva-cin adecuadas; y, redactar, a peticinde los responsables polticos munici-pales, informes bsicos de naturale-za arqueolgica, sobre la institucindel museo en particular o sobre cual-quier aspecto de la arqueologa deltrmino municipal de Cabra.Este nuevo modelo de gestin, quecomo puede comprobarse trasciendeal mero mbito museogrfico, ha he-cho posible que se hayan incremen-tando de forma muy importante lasactividades que realiza el museo.Pieza del mesEsta actividad pretende convertir-se en un estmulo para que la ciuda-dana se acerque al museo ante lanovedad de poder ver una pieza queno est expuesta de forma permanen-te, y que tiene un significado impor-tante para la historia de Cabra.De cada objeto expuesto comopieza del mes se edita una ficha decarcter divulgativo, en la que se haceuna pequea descripcin acompaa-da de un breve comentario sobre elcontexto de la pieza; tambin seacompaa de referencias bibliogrfi-cas, lecturas recomendadas y pgi-nas web de inters.Con el objeto de conseguir la mxi-ma repercusin, se realiza una pre-sentacin de carcter pblico, conFicha. Pieza del mes53Cabra. Museo Arqueolgico Municipalpresencia de los medios de comuni-cacin locales, y se imprime y distri-buye una cartelera especfica.Las piezas del mes de este ao2006 han sido las siguientes:- Marzo: til de slex de la Cuevade la Mina de Jarcas.- Abril: Capitel romano del Cerrode la Villa.- Mayo: Cntaro del siglo XVII delCerro de la Villa.- Junio: Fragmentos de cermicasneolticas de la Cueva de la Mina deJarcas.- Julio: Molino romano del trminode Cabra.- Agosto: Fragmentos de cermi-cas orientalizantes del Cerro de la Vi-lla.- Septiembre: Brazalete de arque-ro de la Fuente del Ro.- Octubre: Ara romana del Cerrode San Juan.- Noviembre: Escudilla del sigloXVI de las Andovalas.- Diciembre: Puntas de flechaorientalizantes del trmino de Cabra.Exposicin temporalCon el mismo objetivo que la acti-vidad anterior, conseguir un acerca-miento de la ciudadana al museo, sehan realizado dos exposiciones tem-porales sobre temas de arqueologaegabrense.Arte Rupestre en el trmino deCabra (10 de mayo a 30 de junio)Esta primera exposicin temporalestuvo dedicada al arte rupestre es-quemtico que se encuentra en el tr-mino egabrense, concretamente en laCueva de la Mina, la Covacha de losPortales y la Covacha Color. Es-tas manifestaciones rupestres, si biencuentan con referencias en la biblio-grafa especializada, eran desconoci-das para la mayor parte de la ciuda-dana.Mediante una serie de grandespaneles (banners), y diversos mate-riales expuestos en una vitrina, se pre-tenda acercar al visitante estas ma-nifestaciones artsticas, explicandosus caractersticas principales, y sucontexto.Cueva de la Mina de Jarcas (27de septiembre a 30 de noviembre)Ficha. Pieza del mes54Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaEsta exposicin estuvo centradaen la excavacin arqueolgica que serealiz en esta cavidad durante el ve-rano de 1986 bajo la direccin de laprofesora Beatriz Gaviln. Esta inter-vencin puso de manifiesto la existen-cia de una importante ocupacin du-rante el Neoltico, con perduracionesms ocasionales en pocastardorromana y andalus.Adems de los materiales arqueo-lgicos ms significativos (fragmentosde cermica, industria ltica en slex,piedra pulida, y elementos de ador-no), tambin se incluyeron muestrasde fauna, carbn y semillas con elobjeto de explicar la importancia dela metodologa arqueolgica.Estos materiales se expusieron enla vitrina de mesa, mientras que en lapared se dispusieron una serie depaneles donde se explicaban las ca-ractersticas del yacimiento y los re-sultados de la excavacin.Concurso Fotogrfico sobrePatrimonio ArqueolgicoEsta actividad se realiz en con-memoracin del Da Internacional delos Museos 2006, con el objetivo dedar a conocer el Patrimonio Arqueo-lgico del trmino de Cabra medianteun lenguaje artstico universal comoes la fotografa.A los participantes se les remitiinformacin sobre los yacimientosms relevantes de Cabra, indicandosu localizacin y accesos; y se reali-z una visita guiada a varios yacimien-tos el da 22 de abril.Se seleccionaron veinte obras denueve autores que fueron premiadoscada uno con 180 ; y entre los das18 a 30 de mayo se realiz una expo-sicin en el museo con las obras se-leccionadas que van a ser publicadasdentro de la serie de CuadernosEgabrenses.II Rallye Fotogrfico sobre Pa-trimonio Arqueolgico (22 de octu-bre)El xito de la experiencia anteriorhizo que, de acuerdo con la Asocia-cin Fotogrfica Egabrense, plante-semos otra actividad parecida, que eneste caso tuvo lugar de forma exclu-siva en la villa romana del Mitra.En primer lugar, se realiz una vi-sita guiada al yacimiento, que a pe-sar de su cercana al casco urbanode Cabra era desconocido por la ma-yora de los asistentes, y, a continua-Covacha Color. Arte esquemtico55Cabra. Museo Arqueolgico Municipalcin, comenz la sesin fotogrfica.Como en el primer concurso, lasobras seleccionadas que sern ex-puestas en breves fechas, sern pu-blicadas dentro de la serie de Cua-dernos Egabrenses.Visitas Guiadas a YacimientosArqueolgicosLas dos actividades anteriorespusieron de manifiesto la demanda deconocimiento sobre la arqueologaegabrense que exista en la ciudada-na, por ese motivo planificamos unaserie de visitas guiadas a los princi-pales yacimientos del trmino, aque-llos con estructuras de cierta entidad.En este ao, las visitas fueron:- 19 de noviembre: Cerro de laMerced y Canteras de los Frailes.- 3 de diciembre: Necrpolis Ro-mana de la Benita.- 10 de diciembre: Castillo de Ca-bra y Recinto Amurallado.Catalogacin de fondos - adqui-sicin de materialEn este ao se ha procedido a lacatalogacin sistemtica de los fon-dos del museo, con el objetivo de co-nocer la cantidad exacta y caracters-ticas principales, entre ellas su esta-do de conservacin, de las piezasexistentes.Este trabajo que se inici con elcon el diseo una base de datos es-pecfica que permitiese la gestinmuseogrfica completa de los fondosdepositados en el museo, compren-diendo las referencias anteriores dellibro de registro, el inventario generalCueva de la Mina56Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobay el catlogo sistemtico. Esta basede datos adems de posibilitar la rea-lizacin de consultas e informes condiversas variables (perodo cronol-gico, lugar de hallazgo, situacin dela pieza, estado de conservacin, )integra la documentacin de adquisi-cin de piezas y edicin de documen-tos de recepcin, agradecimiento, etc.Los campos de esta base de datos,que constituyen la Ficha Bsica deCatalogacin son los siguientes: Re-ferencia, Unidades, Denominacin,Descripcin, Tipologa, Material, Me-didas, Perodo Histrico, Cronologa,Lugar del hallazgo, Procedencia, Es-tado de conservacin, Propuesta deintervencin, Localizacin, Fotografa,Bibliografa y Observaciones.Adems en esta ficha se especifi-can todos los datos del lugar del ha-llazgo de acuerdo con la base de da-tos del SIPHA de la Consejera deCultura de la Junta de Andaluca, es-tablecindose los vnculos con carto-grafa, fotografa, bibliografa, etc. Eigualmente se establecen vnculoscon la bibliografa que hace referen-cia a la pieza en cuestin.Para la correcta gestin de los fon-dos del museo, se procedi a la ad-quisicin de un equipo informticoadecuado (ordenador, impresora A3,escner) y una mquina fotogrficadigital, adems de mobiliario y mate-rial fungible para el almacn.Estos trabajos de catalogacin, yadquisicin de material, ha sido posi-ble gracias a la subvencin de 19.628 concedida por la Consejera de Cul-tura de la Junta de Andaluca. Desdeel Iltmo. Ayuntamiento de Cabra serealiz un procedimiento negociadopara la contratacin de estos traba-jos que fue adjudicado a la empresaARQVEOBETICA S.L.Otros proyectosCon el objeto de mejorar la facetamuseogrfica y, acogindonos a di-versas convocatorias de la Conseje-ra de Cultura durante el ao 2006,se han solicitado dos subvencionespara llevar a cabo dos proyectos enel ao 2007.Reproduccin de arte rupestre.Considerando la necesidad de di-vulgar este aspecto del patrimonioarqueolgico se hemos proyectado unespacio especfico en el museo, en elRecinto-torre de La Cuchilleja57Cabra. Museo Arqueolgico Municipalcual se expongan de forma adecua-da estas manifestaciones artsticas dela prehistoria egabrense de formacontextualizada; teniendo en cuentala necesidad de ofrecer a los visitan-tes un contenido de cierta espectacu-laridad, que adems de dar una infor-macin cientfica provoque sensacio-nes en el espectador.La consecucin de estos objetivosrequiere la creacin de un espacioexpositivo que traslade al visitantea la penumbra de abrigo rocoso (re-cordando el interior de una cavidad):utilizando recursos como la luz tenue,las texturas rocosas, los elementosvegetales, y fundamentalmente la re-produccin de los paneles pintadossobre sus soportes rocosos con lamxima exactitud posible.El presupuesto de este proyectoes de 27.000,00 .Mejora iluminacin de la Sala Tar-tsica.Teniendo en cuenta las caracters-ticas de las cermicas expuestas enesta sala, que pueden considerarsecon una fotosensibilidad muy impor-tante, a pesar de no haberse realiza-do estudios sobre su grado deiluminancia y respecto a los lmitesrecomendados de exposicin tempo-ral, se ha proyectado la sustitucin dela iluminacin actual (focos halgenoscon incidencia directa) por una ilumi-nacin con lmparas LED que ofre-cen numerosas ventajas, principal-mente que generan luz sin emitir ra-yos ultravioletas, ni rayos infrarrojos,evitando el calentamiento y del dete-rioro de los objetos que se desea ilu-minar. La reduccin en el consumoelctrico, con un alto rendimientolumnico, y la vida til de estas lm-paras, son otros factores a tener encuenta.Adems de sustituir el sistema deiluminacin de las piezas expuestas,tambin se utilizarn lmparas LEDpara iluminar los paneles informativosexistentes, buscando establecer unnuevo ambiente expositivo donde laspiezas consigan un mayor realce vi-sual. Horario y visitantesEl museo est abierto de lunes aviernes de las 10 a 14 horas, y de 18a 21 horas, los sbados y domingosest abierto de 10 a 14 horas.La entrada sigue siendo gratuita.Cueva del Calvario58Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaEl nmero de visitantes se ha con-tabilizado en 7.325.II. Actividades de ndole arqueo-lgicaDesde el Museo Arqueolgico sehan gestionado una serie de asuntosque trascienden al rgimen museo-grfico, y que bsicamente han esta-do encaminados a la proteccin y es-tudio de diversos yacimientos arqueo-lgicos.Cueva del CalvarioDurante los da 16 y 17 de diciem-bre se ha llevado a cabo una activi-dad arqueolgica puntual en esta ca-vidad y en su entorno bajo la direc-cin del Profesor de Prehistoria JuanCarlos Vera Rodrguez, de la Univer-sidad de Huelva, que ha sido coordi-nada por el Museo Arqueolgico deCabra y financiada por el Iltmo. Ayun-tamiento de Cabra.La Cueva del Calvario fue descu-bierta de forma casual el 23 de no-viembre de 1998, a consecuencia delos trabajos de extraccin de piedracaliza que se producan en la canteraexistente en el cerro; se abri un pe-queo boquete, que daba acceso auna estrecha galera descendente. Ainstancias del Ayuntamiento de Cabrase produjeron unas primeras explora-ciones por parte de Alejandro Ibez,arquelogo provincial de la Delega-cin de la Consejera de Cultura de laJunta de Andaluca junto con la pro-fesora de Prehistoria de la Universi-dad de Crdoba, Mara DoloresAsquerino, del tcnico de la mismaDelegacin de la Consejera de Cul-tura, Julio Costa, y del espelelogoJos Antonio Mora. En estos prime-ros reconocimientos, realizados a co-mienzos de 1989, se identificaron laspinturas rupestres y se hicieron algu-nas fotografas.Desde entonces, slo se haba pu-blicado una nota haciendo referenciaa la existencia en la pared derechade la cueva, sobre una formacinparietal de una representacin rupes-tre con trazos carbonosos, curvos,que parecen representar de forma es-quemtica una figura femenina si-guiendo los convencionalismos delArte Paleoltico.Gracias al inters del Iltmo. Ayun-tamiento de Cabra, y a la coordina-cin del Museo Arqueolgico, se re-dact un proyecto de actividad ar-queolgica puntual destinado a cono-Cermica ibrica. Cerro de la Merced59Cabra. Museo Arqueolgico Municipalcer las caractersticas geomor-folgicas de la cavidad, documentarla existencia de poblamiento humanodurante la prehistoria dentro de la ca-vidad y en su entorno inmediato, con-seguir una documentacin exahustivade las manifestaciones rupestres exis-tentes en el interior de la cueva, yobtener los datos necesarios para ela-borar un plan de proteccin de la ca-vidad.Para desarrollar esta actividad,prospeccin arqueolgica y reproduc-cin y estudio de arte rupestre, se con-form un equipo de investigacin diri-gido por Juan Carlos Vera Rodrguez(Universidad de Huelva), y formadopor Rafael Maura Mijares (ConjuntoDolmnico de Antequera), AntonioMolina Expsito (Universidad de Cr-doba) y Antonio Moreno Rosa (MuseoArqueolgico de Cabra).Los resultados de esta interven-cin, que confirman la existencia detres figuras femeninas con una cro-nologa del Magdaleniense Inferior oMedio, ponen de manifiesto la exis-tencia de una ocupacin prehistricaen la ladera oeste del cerro y de unaimportante zona de posible hbitat enlos grandes abrigos existentes en labase del cerro, sern conocidos deforma detallada en los primeros me-ses de 2007.La intencin del Iltmo. Ayuntamien-to de Cabra es convertir esta zona enun Parque Arqueolgico, acometien-do las medidas adecuadas para laproteccin de la cavidad y la recupe-racin de su entorno, se va a poneren marcha un proyecto demusealizacin y puesta en valor delyacimiento de modo que adems degarantizar su conservacin y hacerposible su investigacin, se constitu-ya en un elemento patrimonial quepueda ser visitado por el pblico ge-neral.Yacimiento del Cerro de la Mer-cedDurante este ao se han realiza-do una serie de actuaciones destina-das a convertir este yacimiento en unlugar visitable mediante su investiga-cin y posterior puesta en valor, y quejunto con la villa del Mitra y la cuevadel Calvario constituya una referen-cia para el conocimiento y divulgacindel patrimonio arqueolgicoegabrense.Es un importante asentamiento depoca ibrica, concretamente un re-cinto fortificado tipo torre, de mampos-Arroyo Caballos60Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatera ciclpea, con una cierta comple-jidad estructural. En el punto ms ele-vado del cerro aparece un recinto cua-drangular de unas dimensionesaproximadas de 19 por 19 m, parcial-mente soterrado, pero cuyo paramen-to norte, que presenta un suave talud,tiene una altura superior a los 2 m. Enel interior de este recinto se observangrandes bloques de una especie deobra de adobes muy endurecido. Ro-deando este recinto principal, msabajo, pueden vislumbrarse variosanillos de aterrazamiento que fortificanla parte superior del cerro. Superficial-mente apenas encontramos fragmen-tos de cermica, tan slo algunos pe-queos fragmentos de comn y pinta-da de poca Ibrica. Por su situacin,y por no estar asociado a ningn tipode hbitat, podemos concluir que setrata de un asentamiento destinado alcontrol del territorio, concretamente dela va natural entre los oppida deIpolcobulcola e Igabrum.El yacimiento de Cerro de la Mer-ced es excepcional debido a su exce-lente estado de conservacin, se tra-ta de un cerro que apenas ha sido al-terado por las labores agrcolas: tanslo en la ladera oeste aparecen al-gunos pequeos olivos, actualmenteabandonados, estando el resto de susuperficie ocupada por vegetacinnatural de monte. Precisamente laexistencia de esta masa forestal cons-tituye un importante valor medioam-biental del yacimiento.El proceso se ha iniciado con lacompra, por parte del Iltmo. Ayunta-miento de Cabra, de los 18.000 m2correspondientes al yacimiento por unLos Silos61Cabra. Museo Arqueolgico Municipalimporte de 42.000 . Durante el ao2007 est previsto proceder a reno-var el cerramiento del yacimiento conel objeto de evitar posibles afeccio-nes por parte de expoliadores, con unpresupuesto estimado de 11.066,40.Para abordar este proceso con lassuficientes garantas se va a elaborarun Plan Director destinado a conver-tir el yacimiento arqueolgico del Ce-rro de la Merced en un Parque Ar-queolgico, y, fundamentalmente seha contactado con el Profesor Fernan-do Quesada Sanz, de la UniversidadAutnoma de Madrid, con el objeto dedisear una Plan de Investigacin quehaga posible la excavacin del yaci-miento como paso necesario para supuesta en valor.Yacimiento del Arroyo CaballosDurante la realizacin de la visitaguiada a varios yacimientos con mo-tivo del Concurso Fotogrfico sobrePatrimonio Arqueolgico tuvimos co-nocimiento de la existencia de un nue-vo yacimiento, sobre el que hicimosun primer reconocimiento ese mismoda.Se trata de un asentamiento depoca romana de carcter rural quese sita sobre la parte superior de unpequeo cerrete y su ladera norte;superficialmente aparecen numero-sos fragmentos de cermica (comn,de almacenamiento, terra sigillata, ...).Destacamos la aparicin de estructu-ras en la cumbre del cerro, en con-creto, pueden observase la esquinade gran cisterna de opuscaementicium, recubierta al interior deopus signinum, y una alineacin demampostera de gran tamao queaparece en la ladera sur y que podracorresponder con una estructura deaterrazamiento.Sobre este yacimiento se elaborun informe sucinto que fue remitido ala Delegacin Provincial de la Conse-jera de Cultura de la Junta de Anda-luca, instando a que se tomen lasInscripcin funeraria. Caada Mingo Rodrigo62Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamedidas adecuadas para la protec-cin del yacimiento, en concreto suinclusin en el Catlogo General delPatrimonio Histrico Andaluz; a esterespecto se realiz una visita acom-paando al Sr. Arquelogo Provincial.Por parte del Iltmo. Ayuntamiento deCabra se remiti un comunicado a lospropietarios de la finca comunicndo-les la existencia del yacimiento y lanecesidad de su proteccin.Yacimiento de los SilosDurante los trabajos preparatoriosa la futura urbanizacin de este sec-tor de la ciudad, consistentes en elarranque de olivar, tuvimos noticias dela aparicin de algunos restos arqueo-lgicos, e incluso de la existencia dealgunas placas de caliza que pudie-sen corresponder a cubiertas de tum-bas.Realizada una inspeccin al lugarpudimos comprobar que se trata deun asentamiento rural de poca roma-na que se sita sobre la parte supe-rior de la ladera: adems de los nu-merosos fragmentos de cermica queaparecen de forma superficial, obser-vamos la existencia de una pequeacisterna de opus caementicium y deafloraciones de mampuestos que de-ben corresponder a estructuras. Enalgunos de los agujeros dejados porel arranque de olivos tambin com-probamos la existencia de restosseos humanos.Como en el caso anterior, tambinse elabor un informe sucinto que fueremitido a la Delegacin Provincial dela Consejera de Cultura de la Juntade Andaluca, instando igualmente aque se tomen las medidas adecuadaspara la proteccin del yacimiento, enconcreto su inclusin en el CatlogoGeneral del Patrimonio Histrico An-daluz. Tambin se realiz una visitaacompaando al Sr. Arquelogo Pro-vincial y los tcnicos de EPSA encar-gados de la urbanizacin.Yacimiento de Caada MingoRodrigoCon motivo de la donacin al mu-seo de una inscripcin y de una pe-quea ara, realizamos una visita allugar donde se haba realizado el ha-llazgo de forma casual durante los tra-bajos de abrir hoyos para plantar oli-vos.Se trata de la parte baja de unaladera que se levanta sobre el arroyode la Rata formando una superficieamesetada, entre la Vereda de laGaana y una pequea arroyada aleste, donde se han abierto varias se-ries de hoyos para plantar olivos, in-tercalados entre los existentes y for-mando nuevas calles; en siete de es-tos hoyos, cuya profundidad no esobservable por estar cerrados parcial-mente con motivo de la plantacin delos olivos, han aparecidos restos ar-queolgicos de inters: fundamental-mente numerosos fragmentos detegula, algunos de gran tamao, frag-mentos de imbrex, y escasos frag-mentos de cermica comn, de alma-cenamiento y de terra sigillata; tam-bin aparecen algunos mampuestos.No han sido observados restos seoshumanos. En el entorno de estos ho-63Cabra. Museo Arqueolgico Municipalyos aparecen superficialmente frag-mentos de cermica (tegula, ladrillos,terra sigillata, comn, ) indicando laexistencia de un asentamiento de cier-ta extensin. A pesar de que la pre-sencia de grandes fragmentos detegula, junto a la aparicin de las pie-zas reseadas, y la escasa extensindonde aparecen los restos, podrahacernos pensar en la existencia deuna necrpolis, la ausencia de restosseos humanos nos hace plantearnosciertas dudas a este respecto.Tambin se elabor un informe quefue remitido a la Delegacin Provin-cial de la Consejera de Cultura de laJunta de Andaluca, instando a quese tomen las medidas adecuadaspara la proteccin del yacimiento, enconcreto su inclusin en el CatlogoGeneral del Patrimonio Histrico An-daluz.E igualmente, por parte del Iltmo.Ayuntamiento de Cabra se remiti uncomunicado a los propietarios de lafinca comunicndoles la existencia delyacimiento y la necesidad de su pro-teccin.Yacimiento de la EscuelaComo en el caso anterior, visita-mos este yacimiento con motivo de ladonacin de unos ladrillos circularesutilizados para fustes de columna.Segn comunic la persona que hacela entrega en el museo, stas piezasaparecieron de forma casual durantelos trabajos de construccin de undepsito de agua, durante los cualesse abrieron algunas zanjas en el ladoeste del mismo.Se trata de un cerro de ampliacumbre amesetada que continua porel oeste, sin solucin de continuidad,por los llanos de la Ermita de la Espe-ranza; en su parte superior, y conmayor densidad en la ladera sureste,aparecen superficialmente numero-sos fragmentos de cermica (tegula,ladrillos, comn, terra sigillata, ) queevidencian la existencia de un asen-tamiento rural de poca Romana; nose observan estructuras de ningntipo.El procedimiento para conseguir laproteccin del yacimiento fue el mis-mo que en los casos anteriores: re-daccin de un informe que fue envia-do a la Delegacin Provincial de laConsejera de Cultura de la Junta deAndaluca, instando a que se tomenlas medidas adecuadas para la pro-teccin del yacimiento, en concreto suinclusin en el Catlogo General delNecrpolis La Benita64Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaPatrimonio Histrico Andaluz.E igualmente, por parte del Iltmo.Ayuntamiento de Cabra se remite uncomunicado a los propietarios de lafinca comunicndoles la existencia delyacimiento y la necesidad de su pro-teccin.Necrpolis tardorromana de LaBenitaDurante los meses de octubre ynoviembre se ha llevado a cabo unaActividad Arqueolgica Preventiva eneste yacimiento, localizado de formacasual durante los trabajos de aper-tura de una zanja para dotar de aguay energa elctrica a unas industrias.Bajo la direccin del arquelogo Car-los Albarrn (ARQVEOBETICA S.L.)se han excavado 49 tumbas en pocoms de 200 m2; realizando una previ-sin sobre su posible extensin po-demos suponer que debe haber ms300 tumbas en este lugar.Las tumbas se presentan de for-ma ordenada, alineadas en diversascalles o hileras; todas tienen la mis-ma orientacin: Este-Oeste; la mayo-ra de son de la misma tipologa: fo-sas rectangulares excavadas en te-rreno geolgico, donde se construyeuna cista con mampostera, sillarejoso ladrillos que se cubre con grandesplacas de piedra caliza. Otrosenterramientos son simples fosas ex-cavadas en el terreno, cubiertas deplacas de piedra caliza o con tegula(tejas planas romanas), e incluso seha documentado una tumba con cu-bierta de tegula a dos aguas.Los individuos fueron depositadosen posicin de decbito supino (tum-bados boca arriba), de forma que sucabeza siempre miraba al Este, esdecir, hacia la salida del sol. Lasreutilizaciones de tumbas son fre-cuentes: aunque se han excavado 49tumbas, se han documentado 55 in-dividuos enterrados. Varias tumbascontenan dos individuos (alguna deun adulto y un infantil), e incluso endos tumbas aparecieron tres indivi-duos. En algunos casos, antes dehacer el nuevo enterramiento se re-cogan los huesos del anterior y secolocaban en los pies de la tumba, oincluso, cuando se cerraba la tumbase disponan sobre su cubierta.Necrpolis La Benita65Cabra. Museo Arqueolgico MunicipalEn la mayora de las tumbas noha aparecido ningn tipo de ajuar. ni-camente en dos tumbas se han en-contrado sendos jarritos rituales muycaractersticos de este tipo de necr-polis. Tambin en otras dos tumbasque contenan individuos infantileshan aparecido elementos de ajuarpersonal: pulseras, collares,Teniendo en cuenta las caracters-ticas expuestas, la cronologa de lanecrpolis se ha situado en pocaTardorromana, entre los siglos IV-VId.C., y posiblemente se trate de per-sonas de religin cristiana.La financiacin de la excavacinha corrido a cargo de la empresaBioenergtica Egabrense, y desde elMuseo Arqueolgico de Cabra se hanrealizado diversas labores de apoyoa la misma.Yacimiento del CastillejoCon motivo de la realizacin deunas obras en el cortijo existente enel yacimiento, se realiz una visitaacompaados del Inspector de Obrasdel Iltmo. Ayuntamiento de Cabra paracomprobar la existencia de posiblesafecciones al subsuelo.Inmediatamente despus se reali-z una visita con el propietario comu-nicndole la necesidad de evitar cual-quier tipo de afeccin al subsuelo y alas estructuras existentes.Proyecto Restauracin Villa deMitraEsta villa denominada Casa del Mi-tra, tuvo dos fases de ocupacin: unainicial, en los siglos I y II d.C., y unasegunda, que ocupara los siglos III yIV. En ella apareci el grupoescultrico del dios Mitra sacrifican-do un toro, as como otra escultura deDionisios, que nos hablan de la exis-tencia en este lugar de un santuariodestinado al culto del dios orientalMitra. En cierto momento, el edificiohabra dejado de tener ese carcterde santuario pasando a ser residen-cia de un rico propietario, que habradado a esas estatuas un destino pu-ramente ornamental: las coloc ennichos situados en el patio de la resi-dencia. En el Museo ArqueolgicoMunicipal de Cabra se encuentranuna serie de grandes mosaicos delperiodo romano pertenecientes a estalujosa villa ubicada en las inmediacio-nes del paraje natural de la Fuente delas Piedras, siendo el mayor de ellosEl Triunfo de Dyonisos -de 72 metroscuadrados- restaurado el pasado aoy colocado en vertical en un patioanexo al Museo Arqueolgico Muni-cipal de Cabra.A pesar de que despus de la lti-ma excavacin arqueolgica el Ayun-tamiento de Cabra ha vallado el reaexcavada y realiza limpiezas peridi-cas de vegetacin, la situacin a laintemperie de los paramentos estprovocando un lento deterioro que esnecesario frenar, se hace imprescin-dible acometer una primera fase derestauracin de los elementos actual-mente visibles, antes de acometer unproyecto de puesta en valor del yaci-miento.Para desarrollar esta actividad se66Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaha solicitado una subvencin a la Con-sejera de Cultura de 93.265,00 , ha-bindose redactado un proyectoprevio de restauracin.Otras actuacionesDesde el Museo Arqueolgico seha mantenido contacto con diversasinstituciones y colectivos, fundamen-talmente con los tcnicos de la Dele-gacin Provincial de la Consejera deCultura de la Junta de Andaluca, rea-lizando visitas de inspeccin a los ci-tados yacimientos, y concretamentea las Murallas del Cerro de la Villa,como paso previo a la redaccin deun Proyecto de Intervencin Integralque se est redactando, y al Castillode Cabra, para inspeccionar las pa-tologas de conservacin que presen-ta.Tambin se han mantenido reunio-nes con otras instituciones como elconcejal de cultura y personal tcni-co del Ayuntamiento de Constantina(Sevilla), y con la Junta Directiva dela Asociacin de Amigos del MuseoDaeva.Caete de las Torres69Caete de las TorresMuseo Histrico MunicipalM Jos Luque PompasDirectora-Conservadora del MuseoMemoria del ao 20061. IntroduccinEl Museo Histrico Municipal deCaete de las Torres fue uno de losprimeros museos locales creados enla provincia de Crdoba. En el ao1983, el Pleno Municipal por acuerdounnime dio luz verde al nacimientode esta institucin cultural, encarga-da de conservar y difundir el rico pa-trimonio histrico de esta localidad, almismo tiempo que acta como ele-mento dinamizador y medio educati-vo al servicio de la sociedad. Inicial-mente qued instalado en el Ayunta-miento y en 1986 se traslad a la plan-ta baja de la casa de la cultura, lugarque hoy ocupa, en el incomparablemarco histrico de la plaza de armasdel castillo medieval de la villa, actualPlaza de Espaa, convertida en unapreciosa zona ajardinada.Por Orden de 10 de marzo de 1997(BOJA n 50 de 29 de abril de 1997),se acord la inscripcin del museoque nos ocupa en el Registro de Mu-seos de la Comunidad Autnoma deAndaluca.nicamente contamos con unaSala de Exposicin Permanente (re-ne todas las condiciones de seguri-dad y conservacin requeridas), alprincipio suficiente para exponerdecorosamente y con rigor musesticolos distintos restos, testimonios ma-teriales, de nuestro pasado; en estemomento hay que reconocer que seha quedado pequea, pero es lo quetenemos y por ello queremos reorga-nizarla y aprovechar el espacio exis-tente aunque, por ahora, los medioseconmicos limitan muchsimo nues-tra labor.Los fondos abarcan un amplio es-pectro cronolgico y cultural, desdelos tiempos geolgicos hasta nuestrosdas. Se exponen en diez vitrinas, yainsuficientes, cuatro grandes marcosde madera, que necesitan ser reno-vados, y seis paneles fotogrficos deedificios emblemticos del trmino ycomarca. A esto habra que aadir di-versas figuras exentas, entre ellas, elmagnfico Relieve Iberorromano deTorreparedones y la no menos impor-tante Tabla de Bronce del Cortijo delos Alamillos.70Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaEl horario de visitas es: martesy jueves de 10 a 13 horas y sba-dos de 1030 a las 1230 horas.2. Actividades- En el 2006 se ha proseguido larestauracin, iniciada en el ao ante-rior, de gran parte de los fondos ex-puestos en este museo. Dicha laborest a cargo de la Lcda. en Bellas Ar-tes, D Inmaculada Muoz Matute.- Se mantiene el control climticode la Sala de Exposicin Permanen-te, con una temperatura y humedadconstantes y adecuadas para la co-rrecta conservacin de las piezas.- Hemos revisado, cada ciertotiempo, las vitrinas, llevando a cabosu limpieza y cambio de algunas eti-quetas.- Renovacin del seguro del Re-lieve Iberorromano de Torreparedonescon la Compaa AXA-ART.- Se contina recibiendo donacio-nes de piezas. En los ltimos aosdichas donaciones han ido creciendopoco a poco. La gente se vaconcienciando del respeto que mere-ce nuestro Patrimonio e intentamosque comprendan la importancia quesupone conservar y donar esos pe-queos o grandes objetos, que en-cuentran fortuitamente o tienen de susantepasados, para el conocimiento denuestro pasado y como legado cultu-ral para futuras generaciones.- Como otros aos, en el 2006 seha ido actualizando el inventario delos fondos y confeccionando la basede datos que progresivamente susti-tuye al modelo manual de fichas.- Hemos adquirido, gracias a lasubvencin de la Consejera de Cul-tura de la Junta de Andaluca, un nue-vo equipo informtico que estar de-dicado exclusivamente al usuario delmuseo interesado en cualquier infor-macin sobre los fondos custodiadoso el Patrimonio Arqueolgico e Hist-rico del trmino.- Se ha llevado a cabo, por los tc-nicos de SIEMENS, la revisin y pues-ta a punto de los sistemas de seguri-dad (alarma antirrobo y de deteccinde incendios).- Se han realizado las Estadsticaspropias y para el Ministerio de Cultu-ra.- En el 2006, hemos solicitado lasubvencin para el museo de acuer-do con la convocatoria de la Conse-jera de Cultura.- Hemos elaborado la memoria degestin y enviado copia, a la Delega-cin Provincial de Cultura, de las fi-chas de inventario de las piezas do-nadas durante el ao que nos ocupa.- La direccin del museo ha asisti-do a las reuniones de la AsociacinProvincial de Museos Locales y aotros actos, conferencias y jornadasde diferentes colectivos.- Se han realizado numerosas vi-sitas guiadas a personas o grupos quelo han solicitado.71Caete de las Torres. Museo Histrico Municipal- Hemos contestado la correspon-dencia de particulares y colectivos quese dirigan al museo demandando in-formaciones variadas.- Durante todo el ao, como en losanteriores, hemos estado pendientesde las posibles expoliaciones que sepudiesen producir en los yacimientosdel trmino.- Continuamos cooperando en to-das las investigaciones sobre los bie-nes de este museo u otros temas re-lativos al Patrimonio Histrico del pue-blo o comarca. Este ao destacan losestudios sobre la Tabla de Bronce delos Alamillos.- La directora del museo, conscien-te de la necesidad de la puesta al daen cuanto a la adquisicin de conoci-mientos, se ha matriculado y est rea-lizando el curso titulado Enfermar enla Antigedad dirigido por el Depar-tamento de Prehistoria e Historia An-tigua de la UNED en Madrid. En el ci-tado curso, adems de recoger datosarqueolgicos e histricos, se trata deprofundizar en qu consistieron lascondiciones de vida de nuestros an-tepasados ms prximos de las so-ciedades prehistricas e histricas dela Cuenca del Mediterrneo, ahondan-do en los temas higinicos-sanitarios,cuales fueron las frmula que emplea-ron para paliar el dolor y la enferme-dad o cmo trataron de aminorar losefectos de los accidentes ms comu-nes en su vida diaria.- Hemos colaborado con otras ins-tituciones, como el Departamento dePrehistoria y Arqueologa de la Facul-tad de Geografa e Historia de la Uni-versidad de Valencia, envindoles, envarias ocasiones, la informacin y fo-tos que nos solicitaban.- Tratando de no descuidar nuncaun aspecto tan fundamental como esla difusin de los materiales custodia-dos en nuestro museo, hemos elabo-rado diverso material didctico dirigi-do a diferentes grupos de estudian-tes y colectivos. Se han realizado nue-vos trpticos-guas que ayuden al vi-sitante en su recorrido por la Sala deExposicin.- Con motivo del Da Internacio-nal de los Museos se organizaron al-gunos actos: Cartel conmemorativo. Material didctico. Entrega de libros y llaveros conel logotipo del museo. Visitas guiadas durante toda lajornada a grupos y visitantes indivi-duales.Adems de pretender, que los es-tudiantes en particular y los usuariosen general, conozcan los fondos delmuseo y la historia de la localidad, he-mos incidido, una vez ms, en que esdeber de todos cuidar y conservarnuestro Patrimonio y sus valores, in-tentando que de verdad se tome con-ciencia de ello.3. Inventario generalA finales del 2006 hay registradas1093 piezas, de las que se exponenun 90%. Todos estos fondos estncatalogados, inventariados y siglados.72Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba 3.1. Piezas donadas en el 2006Durante el ao 2006 se han registra-do 75 donaciones hechas a los fon-dos del museo, en su mayora hansido realizadas por los vecinos delpueblo, que bien las han hallado for-tuitamente o pertenecan a sus ante-pasados.Relacin de piezas: Fragmento de cermica, Terra Sigi-llata (Cultura Romana), n Inv. 1019. Pesa de Telar-Pondera- (CulturaRomana), n Inv. 1020. Falo de cermica (Cultura Ibrica),n Inv. 1021. Medalln de bronce (Cultura Tart-sica), n Inv. 1022. Pesa de telar de plomo (Cultura Ro-mana), n Inv. 1023. Leoncito de hierro (Cultura Roma-na), n Inv. 1024. Erote de bronce (Cultura Romana),n Inv. 1025. Clavo con forma de calavera (Maso-nera Edad Contempornea), n Inv.1026. Moneda de bronce (Cultura Roma-na Repblica), n Inv. 1027. Placa acreditativa de guarda juradodel Exmo. Sr. Duque de Medinaceli(Edad Moderna Contempornea), nInv. 1028. Bulla o amuleto de bronce (CulturaRomana), n Inv. 1029. Lmina de slex (Calcoltico), n Inv.1030. Fragmento de cermica (Cultura Tar-tsica), n Inv. 1031. Torta de metal, n Inv. 1032. Hacha o azuela de piedra pulimen-tada (Calcoltico), n Inv. 1033. Pesa de Tela de plomo (Cultura Ro-mana), n Inv. 1034. Pesa de Telar de plomo (Cultura Ro-mana) n Inv. 1035. Fragmento de Cermica (FaseOrientalizante), n Inv. 1036. Moneda bronce, posible As de Au-gusto (Cultura Romana), n Inv. 1037. Moneda (Cultura Romana-Repbli-ca), n Inv. 1038. Fragmento de Cermica (FaseOrientalizante), n Inv. 1039. Clavo de decoracin (Cultura Roma-na), n Inv. 1040. Moneda. Ocho Maraveds reselladosde Felipe IV (Edad Moderna), n Inv.1041. Moneda. Diez Cntimos del Gobier-no Provisional (Edad Contempor-nea), n Inv. 1042. Moneda. Diez Cntimos de AlfonsoXII (Edad Contempornea), n Inv.1043. Bulla o Amuleto (Cultura Romana),n Inv. 1044. Tessera de plomo (Cultura Romana),n Inv. 1045. Moneda. Diez Cntimos de AlfonsoXII (Edad Contempornea), n Inv.1046. Moneda. Ocho Maraveds de IsabelII (Edad Contempornea), n Inv.1047. Moneda. Cinco Cntimos del Gobier-no Provisional (Edad Contempor-nea), n Inv. 1048. Moneda. Cinco Cntimos de Alfon-so XII (Edad Contempornea), n Inv.1049. Moneda. Ocho Maraveds de FelipeIV (Edad Moderna), n Inv. 1050. Moneda. Cuatro Maravedsresellados de Felipe IV (Edad Moder-na), n Inv. 1051.73Caete de las Torres. Museo Histrico Municipal Moneda. Dos Maraveds de los Re-yes Catlicos (Baja Edad Media), nInv. 1052. Moneda. Cinco Cntimos del Gobier-no Provisional (Edad Contempor-nea), n Inv. 1053. Moneda. Cinco Cntimos del Gobier-no Provisional (Edad Contempor-nea), n Inv. 1054. Moneda. Cinco Cntimos del Gobier-no Provisional (Edad Contempor-nea), n Inv. 1055. Fragmento de Asa de nfora conSigillum completo (Cultura Romana),n Inv. 1056. Botn de bronce (Cultura Romana),n Inv. 1057. Pinjante de bronce (Cultura Roma-na), n Inv. 1058. Fragmentos de Espicatum-18 ladri-llos- (Cultura Romana), n Inv. 1059. Ladrillo con encaje en cola de pez(Cultura Romana), n Inv. 1060. Teja con inscripcin (Edad Moder-na), n Inv. 1061. Punta troncocnica de Ballesta(Edad Media), n Inv. 1062. Imbrex o Teja Curva (Cultura Roma-na), n Inv. 1063. Machacador de piedra (Calcoltico),n Inv. 1064. Ammonites (Era Secundaria), n Inv.1065. Bivalvo (Era Terciaria), n Inv. 1066. Bivalvo (Era Terciaria), n Inv. 1067. Bivalvo (Era Terciaria), n Inv. 1068. Bivalvo (Era Terciaria), n Inv. 1069. Asa de nfora (Cultura Romana), nInv. 1070. Punta de lanza (Cultura Romana),n Inv. 1071. Moneda. As. Acuacin de CneoPompeyo (Cultura Romana-Repbli-ca), n Inv. 1072. Asa de nfora (Cultura Romana), nInv. 1073. Asa de nfora (Cultura Romana), nInv. 1074. Punta de lanza (Cultura Romana?),n Inv. 1075. Fragmento de Asa de nfora congran parte de Sigillum (Cultura Roma-na), n Inv. 1076. Fragmento de Asa de nfora conparte de sigillum (Cultura Romana),n Inv. 1077. Campanilla (Cultura Romana), n Inv.1078. Fbula de Puente (Cultura Romana),n Inv. 1079. Ladrillo de forma Semicircular (Cul-tura Romana), n Inv. 1080. Bombo de Sorteos de Hierro y Ma-dera (Edad Contempornea), n Inv.1081. Aplique de mueble (Cultura Roma-na), n Inv. 1082. Espatulita de bronce (Edad Media),n Inv. 1083. Aplique de Asa (Cultura Romana),n Inv. 1084. Punta de Palmela (Calcoltico), nInv. 1085. Asa de nfora, conserva el sigillumcompleto (Cultura Romana), n Inv.1086. Asa de nfora, conserva el sigillumcompleto (Cultura Romana), n Inv.1087. Aplique de mueble (Cultura Roma-na), n Inv. 1088. Pinjante de Bronce (Cultura Roma-na), n Inv. 1089. Aplique de mueble (Cultura Roma-na), n Inv. 1090. Aplique de mueble (Cultura Roma-na), n Inv. 1091. Hematita (Calcoltico), n Inv. 1092.74Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba Cazuela de cermica vidriada (EdadMedia), n Inv. 1093.4. Publicaciones- Artculos Culturales en Revista deFeria 2006.- Colaboramos en la edicin delBoletn de la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba, n 6.Ao 2005, con la Memoria de ese aoy un artculo titulado Algunos de losedificios ms emblemticos de nues-tra localidad.5. VisitantesEn el ao 2006 el nmero de visitasalcanza 1952 usuarios. Los mesesde mayor afluencia son a partir de abrilhasta septiembre, coincidiendo conperiodos vacacionales. El perfil delusuario es diverso: estudiantes de di-ferentes niveles, vecinos de la locali-dad y comarca y personas que enpocas de fiesta vuelven al pueblo olo visitan por primera vez.Entre los grupos destacan: Estudiantes del Colegio pblicoy del I.E.S. de Caete de las Torres. Grupos pequeos de estudiantesuniversitarios. Grupos del Centro Catlico deCultura Popular y Desarrollo de Adul-tos de Crdoba. Alumnos del Centro de Adultosde la Provincia.6. Personal del Museo Personal de limpieza. El ao entero. Personal de mantenimiento (carpin-tero y electricista). Siempre que senecesita. La directora que escribe esta me-moria. Ocho horas a la semana du-rante todo el ao.7. PresupuestoEl museo no tiene ingresos, la entra-da es gratuita. El presupuesto para el2007 es de 6000 euros. Fuera de estapartida el Iltre. Ayuntamiento de Ca-ete costea los sueldos del personalcitado y el rea de Cultura subven-ciona al 100% los actos, carteles yobjetos que se entregan al visitanteen el Da Internacional de los Mu-seos.75Por fortuna, desde hace algunosmeses, y gracias a la gentileza de donDiego Polo Torralbo, en el Museo His-trico Municipal de Caete de LasTorres contamos con una pieza degran inters, un documento lleno decontenido histrico, sin duda, el msimportante de los descubiertos hastaahora en nuestro trmino municipal.Se trata de una lmina de bronce ins-crita por las dos caras. Su hallazgotuvo lugar hacia 1.940 por don DiegoPolo Torralbo en el Cortijo de losAlamillos, probablemente una antiguavilla romana, a unos tres Km. al NE.de Caete, donde ya haban apareci-do restos de poca ibrica, romana yvisigoda.La tabla tiene forma rectangular conel extremo superior rematado por unfrontn. A los lados se aprecian unasperforaciones, seguramente, para su-jetarla al soporte en el que ira colo-cada en el atrio o tablinum de la villarstica ubicada en lo que hoy son LosLa tabla de broncedel Cortijo de Los AlamillosM Jos Luque PompasAlamillos. Sus dimensiones son de 58cm. de alto, 29 cm. de ancho y 05cm. de grosor. En cuanto a su estadode conservacin es bueno, aunque seobservan pequeos focos de xido.Antes de acabar el presente ao serealizar la debida restauracin, eli-minando todo lo que pueda hacer pe-ligrar su perduracin.Estamos ante una tabula de hospitiumque se vuelve a utilizar, algo ms dedos siglos despus, para grabar en elreverso un tratado de patronatus en-tre Bellus Licinianus y los fabrisubediani de Crdoba. De ambos ep-grafes se han hecho varias versiones1,efectuadas sobre unas copias y uncalco obtenido del original. En estetrabajo presentamos la inscripcin apartir de la propia tessera, su trans-cripcin y traduccin. En realidad to-das coinciden, ms o menos, puestoque el significado es fcil de compren-der y las variantes se cien a peque-os detalles.1 RODRGUEZ NEILA, J.F. y SANTERO SANTURINO, J. M. : Hospitium y patronatus sobre unatabla de bronce de Caete de las Torres (Crdoba) Habis, 13, 1982 (1984), pgs. 105-163. PUER-TA, C. y STYLOW, A.U.: Inscripciones romanas del sureste de la provincia de Crdoba Gerin,3, 1985, pgs. 326-331.76Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaCara AInscripcin:Q. MARCIO. BARIAT.RVSTIO.NV-------GALLO. COSSENATVS. POPVLVSQVE. BAXONENSISHOSPITIVM. FECIT.CVM.COLONIS.COLONIAE.CLARITA TIS. IVLIAE. IPSIS. LIBERIS. POSTERISQVE.SVISEGERUNT. LEGM. FABIVS Q.F. RVFVSC. TERENTIVS. P. F. MACERTranscripcin:Q(uinto) Marcio BareaT(ito) Rustio Nu(mmio)Gallo co(n)s(ulibus)senatus populusque Baxonensishospitium fecit cum colonis coloniae Claritatis Iuliae ipsis liberis posteriorisque suisegerunt leg(ati)M(arcus) Fabius Q(uinti) f(ilius) RufusC(aius) Terentius P(ubli) f(ilius) MacerCara A de la tabla de bronce de Los Alamillos77Caete de las Torres. Museo Histrico MunicipalLas interpunciones percibidas sonmuy confusas, tienen forma de peque-os triangulitos, en la mayora de lasocasiones actan separando palabrasseguidas, que estn prcticamenteunidas. Se distinguen mucho mejor enlas dos ltimas lneas, tras lospraenomina de los legati y de la F. deF(ilius). Asimismo, parecen existir acontinuacin de los praenomina delos cnsules, en las primeras lneas,pero en este caso son muy dudosaspor el desgaste de la pieza.En el frontn no se advierte ningu-na inscripcin. En la segunda lnea en-contramos una ralladura donde esta-ra grabado VMMIO, que completaralas dos primeras letras existentes, NV,del primer cognomen en ablativo delsegundo cnsul. En la tercera lneatambin hay otra rasura, pero en estecaso nos deja leer la abreviaturaCo(n)S(ulibus).Las letras de las tres primeras l-neas son las ms grandes, las de la l.1 alcanzan los 2 cm, las de la l. 2unos 15 cm y las de la l. 3 lleganhasta 13 cm. El resto son menores,las letras de las l. 4/5/6/7 miden09 cm, salvo excepciones (en la l. 4la S que comienza la lnea tiene 13cm). En las l. 8/9/10 no superan 1cm.Los espacios entre las lneas sonde 05 cm, algo mayor entre las l. 7/8con 15 cm.Realizadas estas puntualizacio-nes, pasamos a la traduccin del tex-to:Siendo cnsules Quinto MarcioBarea y Tito Rustio Nummio Gallo,el senado y el pueblo de Baxo hi-cieron un pacto de hospitalidad conlos colonos de la colonia ClaritasIulia, con sus mismos hijos y susdescendientes. Lo efectuaron loslegados Marco Fabio, hijo de Quin-to, Rufo y Cayo Terentio, hijo dePublio, Macer.De la lectura del texto se despren-de que hace referencia a un pacto dehospitalidad entre la ciudad de Baxo,de localizacin discutida, y la coloniaClaritas Iulia Ucubi, actual poblacinde Espejo (Crdoba). El acuerdo estpromovido por el populus de Baxo yformalizado por el senatus o consejocomunal; la razn es que esta ciudadde rango secundario, en cuanto a or-ganizacin administrativa, pero concierta autonoma que le permite lle-var a cabo esta iniciativa, pretende dela colonia Claritas Iulia , de categorasuperior, una tutela o proteccin pol-tica o jurdica.La datacin del documento noofrece dudas. El encabezamientonombra a Q. Marcius Barea y T.Rustius Nunmmius Gallus, amboscnsules en la segunda mitad del ao34 d. C.2, por lo que nuestro hospitiumse realiz en esta fecha.2 RODRGUEZ NEILA, J.F. y SANTERO SANTURINO, J.M. : Hospitium y Patronatus, op. cit.;pg 110.78Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba3 RODRGUEZ NEILA, J.F. y SANTERO SANTURINO, J.M. : Hospitium y Patronatus, op. cit.;pg 112-128.4 PUERTA, C. y STYLOW, A.U.: Inscripciones romanas, op. cit.; pg. 329.Hasta aqu los datos son claros,no lo es tanto uno de los temas quequeda planteado: dnde se sitaBaxo? Rodrguez Neila y Santero hanestudiado la inscripcin y sacan comoconclusin la identificacin de estaciudad con Caete de las Torres3. Sebasan en diversas proposiciones queiremos analizando.1- Otras dos inscripciones, ade-ms de la de Caete, en las que secita el trmino Baxonensis. Una inscripcin funeraria de M.Marcius Nger, Baxonensis, encontra-da en Crdoba. Una grabacin honorfica priva-da de Postunia M. F. Aciliana Baxo,hallada en Loja (Granada).Tanto en una como en la otra,Baxonensis expresara el sitio de ori-gen de las dos personas nominadas,que tendran lazos familiares y perte-neceran a las aristocracias locales,con ms facilidad de movimiento deunas ciudades a otras. Es interesan-te comprobar que hay un ncleo delos Acilii en Ucubi, localidad con la queBaxo establece el hospitium, que po-dra tener relacin con el traslado deesta familia de una comunidad a otra.Los tres testimonios sobre Baxo delos que, hasta ahora, tenemos noticiase divisan en lugares prximos por lava del Guadajoz.No obstante, las premisas aduci-das no parecen slidas; Stylow yPuerta estudian a M. Marcius Nger4y no constatan los parentescos de losBaxonenses conocidos. Hay una re-presentacin de los Marcia en Cr-doba, pero son mucho ms frecuen-tes en Lusitania y en las ciudadescosteras de Levante, lejos de nues-tra zona.2- Rodrguez Neila y Santero esti-man que la simple aparicin de un do-cumento de carcter oficial en Cae-te, justifica que esta poblacin roma-na estuviese en su marco geogrfico.Sabemos que la tabula sereaprovech para grabar, mucho des-pus, otro pacto de patronatus enCrdoba. Los autores suponen que elbronce no saldra de Baxo, dondeestara la residencia del patrono.Stylow y Puerta y nosotros mismospensamos que lo ms viable sera quela tabla, viniese doquiera, tuvo quepasar por Crdoba para elaborar losdos ejemplares del tratado, uno parala Schola de los fabri subediani deCrdoba y otra copia para BellusLicinianus, que corresponde a nues-tra pieza.3- La ltima argumentacin queesgrimen Rodrguez Neila y Santeropara certificar que Baxo estuvo ennuestro municipio es que Ucubi, concategora de colonia, pudo haber do-minado un territorio tan extenso quellegase hasta Caete. La explotacineconmica y control administrativo seejecutaran por medio de entidades demenor rango, como es el caso de79Caete de las Torres. Museo Histrico Municipal5 PUERTA, C. y STILOW, A.U.: inscripciones romanas, op. cit ; pg.329, n. 17.6 ARJONA CASTRO, A.: Caete de las Torres en la Andaluca musulmana. Caete de las Torres.Visin histrica de un pueblo andaluz. Crdoba, 1987, pg. 52.7 ARJONA CASTRO, A.: Caete de las Torres op. cit.; pg. 51.8 PUERTA, C. y STYLOW, A. U.: Inscripciones romanas, op. cit.; pg 330.9 SERRANO CARRILLO, J. y MORENA LPEZ, J. A.: Arqueologa indita de Crdoba y Jan.Crdoba, 1984, pgs 92-93.Baxo. Tampoco constituye un discur-so decisivo. Un Hospitium no conlle-va una cercana fsica entre las co-munidades que lo protagonizan, elterritorio de Ucubi es muy difcil quefuese tan grande5 para alcanzar nues-tro trmino, y ni mucho menos, hayinformaciones que lo atestigen.Ningn razonamiento de los ex-puestos es concluyente para afirmarque Caete fuese la poblacin roma-na de Baxo, su ubicacin queda anpor precisar, muy posiblemente en laCampia cordobesa, pero no exacta-mente en nuestro municipio.A raz de esta polmica es lgicoque los caeteros, que desde siem-pre hemos asegurado que Caete enpoca romana era Calpurniana, nospreguntemos qu fundamentos sos-tienen nuestra postura.Desde hace unos aos, una seriede autores desplazan esta importan-te ciudad romana descrita por Ptolo-meo, hacia El Carpio, Castro del Rio,Bujalance, etc. y la verdad es que nodisponemos de pruebas determinan-tes para poder negarlo.El Itinerario de Antonino, fuentenica para el conocimiento de las vasromanas, nos muestra un camino alsur del Guadalquivir que comunicabaCorduba con Castulo (Linares), enesta senda haba una primera mansiodenominada Calpurniana a unas 25millas de Crdoba, aproximadamen-te por Caete. Arjona Castro6 ratificaque los musulmanes utilizaron las vie-jas calzadas romanas cuando llega-ron a la Pennsula Ibrica e hicieronuso de sus antiguas mansiones paraconstruir las nuevas paradas de pos-ta. De ello se infiere que el camino deCrdoba a Almera y Murcia se servi-ra de la antigua calzada romana dela que hemos hablado y en la quehemos delimitado a Calpurnianacomo primera mansio. El gegrafoalmeriense Ahmad al- Udri mienta aQannit (Caete) como primera pobla-cin en el camino hacia Almera porJan, situada a 25 millas de Crdobay a igual distancia de Jan7.Todas es-tas indicaciones geogrficas nos con-ducen a la asercin Calpurniana =Caete.Si nos ceimos a la realidad, te-nemos que reconocer que carecemosde pilares firmes que soporten estahiptesis. Stylow y Puerta8 manifies-tan que, hasta la fecha, no se conoceningn asentamiento romano de tipourbano en el trmino de Caete. Cier-to es, que en el casco urbano delpueblo los restos romanos son con-tados9, pero no estara de ms sea-lar que este panorama podra cam-80Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobabiar con futuras investigaciones ar-queolgicas; adems como rplica alo que asegura Stylow, convendradecir que en nuestro municipio, comoapunta Morena Lpez10, hay yaci-mientos romanos, como Morrn, Ce-rro de la Virgen o Los Ranales, de ex-tensin considerable y quizs califica-bles como urbanos.Tendr que ser el tiempo y eldescubrimiento de nuevos vestigiosromanos los que nos corroboren unacosa u otra.La Tessera fue reutilizada, 213aos despus, cuando el pacto dehospitium haba perdido su validez. Elreverso se vuelve a emplear para ins-cribir un acuerdo de patronatus.Cara BInscripcin:ARMENI FELIXIMPv PHILIPPO AVG IIET PHILIPPO CAES COSCOLLEGIUM CORPORIS FABRORVM SVBEDIANORVM PATRICENSIUM CORDVBENSIVMBELIVM LICINIANVM SE LIBEROSQv SVOS PATRONVM COOPTAVERVNT POSTEA BEILVS LICINIANVS CORPVS FABROR SVBEDIANORvCORDVBENSIVM PATRICENSvINvFAMILIAM CLIENTELAMQUE SVAMRECEPITvTranscripcin:Armeni felixImp(peratore). Philippo Aug(usto) IIet Philippo Caes(are) c(n)os(ulibus)collegium corporis fabro-rum subedianorum patri-c(i)ensium cordubensiumBelium Licinianum se libe-rosq(ue) suos patronum coopta-verunt postea Beilus Licinia-nus Corpus Fabror(um)cordubensium patrc(i)ens(ium) infamiliam clientelamque suamrecepit.En la parte superior del frontn hayuna decoracin, que se compone dedos espigas, cada una inclinada ha-cia un lado, en medio de ambas, dosramas de laurel, smbolo de la victo-ria, que se tocan en su extremo supe-rior y se entrelazan por su parte infe-rior, dibujando una figura oval. La 1lnea est grabada debajo del adornodescrito, an en el mismo rematetriangular, por ello el tamao de lasletras es mayor, entre 1,7 y 2,3 cm,salvo la F y X de Felix que tienen unaaltura de 3,1 cm y 2,5 cm, respectiva-mente. Las letras de la l. 2 alcanzan2cm, excepto la I de IMP. que llega a2,5 cm, en la l. 3 son de 1,7 cm, en lal. 4/5/6/7/8/9 oscilan de 1,2 a 1,510 MORENA LPEZ,J. A.: Aproximacin al estudio del doblamiento indgena y de la romaniza-cin en Caete de las Torres. Caete de las Torres. Visin de un pueblo andaluz. Crdoba, 1987,pg 47, n. 61.81Caete de las Torres. Museo Histrico Municipalcm, aunque algunas iniciales lo supe-ran (1,8-1,9 cm). En las tres ltimaslneas la letra es algo menor, en tornoa 1,2 y 1 cm, igual que anteriormente,las letras que comienzan las palabrassuelen medir un poquito ms. Losespacios entre las lneas son de 1 cm,a veces se estrecha hasta 0,5 cm, seamplia hasta 4,5 cm entre las lneas1 y 2 y a 2,4 cm entre la 3 y la 4.Las interpunciones tienen forma depequeas v con los trazos curvados,se distinguen hasta seis, la ms claraes la que va tras la abreviatura IMP.deImp(eratore), las dems tambin seespecifican en la inscripcin. En laslneas 2 y 3 hay raspaduras inten-cionadas que afectan al nombre delos Philippos, padre e hijo. En la l. 2la rasura es ms superficial y permiteleerlo sin problema, en la l. 3 se hanesforzado en borrarlo mejor, pero noobstaculiza que, con cuidado, poda-mos distinguir la grabacin. La raznde este hecho no se ha puesto deCara B de la tabla de bronce de Los Alamillos82Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamanifiesto, aunque se ha repetido enotros epgrafes conservados quemencionan a estos emperadores.Traduccin del textoFeliz Armenio. Siendo cnsulespor segunda vez el emperador FilipoAugusto y el emperador Csar Filipo.Los miembros en pleno de la corpo-racin de obreros subedianospatricienses cordubenses acordaronelegir patrono a Bellus Licinianus, al y a sus hijos. Despus BellusLicinianus recibi en su clientela a lacorporacin de obreros subedianoscordubenses patricienses.El documento est datado entrelos meses de julio y agosto del ao247, en la cabecera se nombra a FilipoAugusto y a Csar Filipo11, cnsulesen la fecha definida (segundo consu-lado del padre y primero del hijo).Encuanto a la interpretacin que le po-damos dar a la inscripcin es difa-na, sin dudas, la nica discordanciase concreta en la primera lnea:Armeni Felix, para Rodrguez Neilay Santero sera un ttulo triunfal noatestiguado antes para Filipo el ra-be12, mientras que Stylow y Puerta lojuzgan como una costumbre, ya co-nocida en el siglo III, de introducir es-tos textos con un saludo o felicitacin,dirigida al receptor del epgrafe.Armeni es un agnomen o signum, queno se vuelve a repetir a lo largo delacuerdo13. Segn lo dicho el nombreentero del personaje era BellusLicinianus Signo Armenius. Por lo de-ms, est claro que por el nuevo pac-to la corporacin de los fabri subedianide Corduba en la asamblea plenariaaprueban por unanimidad elegir pa-trono a Bellus Licinianus y a sus des-cendientes, el decreto recoge tambinla posterior aceptacin de la corpora-cin citada en la clientela del patro-no.Si nos dejamos llevar por el significa-do de subediani, diremos que se re-fiere a un oficio del interior de las ca-sas, carpinteros o ebanistas. No obs-tante, Rodrguez Neila y Santero en-tienden que el trmino fabri es gen-rico y aplicable a todo tipo de obreroy subediani no denominara una pro-fesin determinada, su sentido es msbien de ubicacin o localizacin14. Endefinitiva, los fabri subediani decorduba englobaran a diferentes ofi-cios subordinados a la autoridad mu-nicipal, que seran responsables delos servicios de utilidad pblica. Comotales, trabajadores dependientes dela Colonia Patricia Corduba, tienen sulugar de reunin en un edificio muni-cipal.Bellus licinianus, el patrn desig-11 RODRGUEZ NEILA, J.F. y SANTERO SANTURINO, M. : Hos pitium y patronatus op. cit.;Pg. 141.12 RODRGUEZ NEILA, J. F. y SANTERO SANTURINO, M. : Hospitium y patronatus... op. cit.;pg 138.13 PUERTA, C. y STYLOW, A. U.: Inscripciones romanas op. cit.; pg 331.14 RODRGUEZ NEILA, J. F. y SANTERO SANTURINO, M. : Hospitium y patronatus op. cit.;pg. 148.83Caete de las Torres. Museo Histrico Municipalnado por esta corporacin, tal vez fue-se un burcrata, un dirigente local,perteneciente a alguna familia deprestigio, aunque desconocida en laepigrafa cordobesa15.Terminamos estas breves notas (laTessera de Caete se merece un an-lisis mucho ms exhaustivo) hacien-do hincapi sobre el valor de las ins-cripciones y el lugar preferente queocupa en la epigrafa de la Hispaniaromana donde este tipo de pactos noson frecuentes.Animo a los caeteros y visitantesde nuestro pueblo a que conozcan elMuseo, contiene piezas nicas, comola estudiada y el Relieve Iberorroma-no de Torreparedones, y otras, que sinser tan especiales, son muy curiosas.Todas ellas aportan su granito en elconocimiento de nuestros ancestrosy despiertan en muchos el intershacia el legado cultural que nos deja-ron nuestros antepasados.Por ltimo expresar, una vez ms,mi profundo agradecimiento a donDiego Polo por su generosidad al do-nar al Museo Histrico Municipal deCaete de las torres este bronce sen-sacional y significativo para recons-truir el pasado histrico.15 RODRGUEZ NEILA, J. F. Y SANTERO SANTURINO, M. : Hospitium y patronatus op. cit.;pg. 157, n. 164.Museo Regina87Memoria Anual 2006 Visitantes 2006N total de visitantes 200627.728 personas Dotacin de personalEl organigrama de personal, tra-bajadores del Museo, se mantieneigual que el pasado ao:- Gerencia y Administracin:Jess Cabello Prez- Conservadora:Beln Medina Baquerizo- Dpto. de Educacin, Didctica yDifusin*; nueva creacin:Mara Ruiz y Thais Vidal- Dpto. Atencin al Visitante:M ngeles Molera Fernndez Memoria de exposiciones tem-poralesDocumentacin fotogrfica enAnexo ICrdobaMuseo ReginaBeln Medina BaquerizoConservadora del Museolvaro Cabrera, Vendo VespinoALX, (15 de Diciembre de 2005- 31de Enero de 2006)lvaro Cabrera expuso en el Mu-seo Regina sus ilustraciones, imge-nes, casi publicitarias, reales yonricas. lvaro juega con las pala-bras, las imgenes y los colores paradecirlo todo y nada.Sus muecas creadas con tc-nicas digitales e impresas en serieslimitadas para su venta, buscan la po-pularizacin de la obra.Durante la exposicin se le propu-so al visitante un juego, ponerle ttuloa una de las obras, dinamizando asla muestra, juega con mis muecas.La belleza de la Tierra, Inmacu-lada Espartero (16 de Febrero/ 31 deMarzo 2006)Montaje inspirado en los 4 elemen-tos de la naturaleza, alrededor de este* Departamento de Educacin y Didctica de nueva creacin que nace a causa de la demandasocial de acercamiento del museo a diferentes colectivos educacionales88Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaconcepto se realiz un montaje muycreativo a base de tierras de diferen-tes formatos, colores texturas, tam-bin se incluyeron ptalos, un rbolsecoEn dicha exposicin los visitantespudieron contemplar piezas nicaspara los cuales la diseadora utilizamateriales como el oro y piedras na-turales como cuarzos, rutilos, gatas,amatistas. Para la puesta en escenade esta exposicin se pens en unaescenografa relacionada con los cua-tro elementos de la naturaleza aso-ciados a los cuatro principios bsicosde la vida (agua, fuego, aire y tierra)que a su vez refleja el temperamentode las personas. Segn propias pala-bras de la autora: Cada coleccin sir-ve para reafirmar la personalidad deaquel que quiera llevarlo. No son sim-ples adornos.Estados de nimo, SalvadorVico, Valladolid ( 6 de Abril/ 12 deJunio)El autor, Salvador Vico nace en Va-lladolid en los aos sesenta, ha esta-do vinculado al mundo de la joyerapor tradicin familiar en tercera gene-racin, inicindose en el oficio a losdiecisis aos.Su trayectoria profesional y su re-lacin con el metal abarca todas lasramas de esta profesin, conociendode este modo todas las tcnicas afi-nes: grabado con buril, engaste parajoyera, esmaltes, moldes flexibles,microfusin, gemologa, etc.Ha expuesto en diversos centrosculturales como el Saln del Diseode Castilla y Len en 1998, Casa deCultura de Medina del Campo en2001, I y II Muestra de JoyeraArtesanal Regional, Museo del Vidrio,Real Fbrica de Cristales de La Gran-ja en 2003 y 2004, Casa de la Culturade Rioseco en 2005.Ha participado en el VII y VIII Con-curso de Pieza nica en el Teatro prin-cipal de Burgos.En la exposicin individual que secelebr en el Museo Regina se mos-tr una seleccin de sus mejores pie-zas, las piezas de este vallisoletanoestn muy trabajadas, el metal ha sidoel elemento principal sobre el que seha volcado el trabajo fundamental deeste creador.El trabajo, fundamentalmenteescultrico, de estas piezas hace deellas unas piezas nicas en si mismas.En ellas crea volmenes rotundose inditos e investiga las formasdeconstruidas, a medio camino entreel futurismo y el arte pvera.En palabras del propio autor: to-das mis piezas las he hecho para m,nunca he pensado en que las llevaranadie, aunque parezca egosta lasconsidero parte de m.Mi ltima pieza, SntesisFuturstica de la Guerra est basadaen la idea de poder representar el di-namismo y la simultaneidad, en plas-mar el movimiento y la velocidad; todoello son ideas de los futuristas italia-nos que llevaron a la prctica en pin-89Crdoba. Museo Reginatura, escultura y sobre todo en litera-tura; la idea del ttulo de la exposicinsurge por la contemplacin de un con-junto de tres cuadros de UmbertoBoccioni del mismo nombre.Escuela de Arte Dionisio Ortiz,Pasado y presente. Un futuro pro-metedor (13 de Julio/ 31 de Agosto)La escuela de arte Dionisio Ortizes una institucin educativa en la ciu-dad de Crdoba la cual viene traba-jando desde hace aos en la educa-cin, formacin y profesionalizacinde nuevos valores en la rama de lajoyera y orfebrera cordobesa.A travs de una exposicin colec-tiva en el Museo Regina se presenta-ron por primera vez en la ciudad lostrabajos de los alumnos de la escue-la.Se pudieron contemplar los traba-jos de alumnos de la promocin delao 2006 y tambin los mejores tra-bajos de promociones anteriores.Los comisarios de la exposicinhan sido los propios profesores de losalumnos, Luis M. Garca Cruz y Fran-cisco Daz Luque, los cuales han rea-lizado la labor de recopilacin y se-leccin de las piezas por toda Anda-luca.VIII Encuentro Internacional deCreacin. Sensxperiment. I Mues-tra de Arte Sonoro Espaol (6 oc-tubre/6 noviembre 2006)La exposicin temporal que alber-g el Museo Regina form parte delproyecto Muestra de Arte Sonoro Es-paol, que se lleva cabo entre Octu-bre y Noviembre de 2006 en diversosespacios de Crdoba y Lucena.En el Museo Regina se decidi ubi-car la exposicin del artista MikelArce, que consiste en una instalacinsonora, denominada Wav.Mikel Arce es responsable del de-partamento de sonido de la Facultadde Bellas Artes de Bilbao y exponedesde los aos 80 de forma regular.A lo largo de su trayectoria ha tenidoreconocimientos tan importantescomo el primer premio del 31eConcours International de Musique etdArt Sonore Electroacoustiques deBourges / 2004; recibi este premiopor la obra WAV (onda) que es unainstalacin sonora que trata de ma-terializar el sonido a travs de imge-nes, transformando lo audible por vi-sible. Bajo cuatro planchas de metalhay instalados unos altavoces queemiten unas composiciones de muybajas frecuencias, casi inaudibles.Son estas ondas las que modelan yesculpen el lquido (agua) que repo-sa sobre las planchas. La obra pro-porciona paz y tranquilidad a travsde las sinuosas formas y diferentestexturas que se crean en el lquido.Panspermia, Vernica Hernn-dez. (17 Noviembre 2006/ 15 Enero2007)La exposicin cont con piezas dela artista de diversa tipologa, veremosescultura en diferentes formatos ymateriales, as como collages,carboncillos, relieves y finalmente una90Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaparte de sus trabajos que han sidotrasladados a plata haciendo de ellospiezas de joyera.La trayectoria de esta artista vie-ne desde los aos 80 cuando empe-z a trabajar en Sevilla en exposicio-nes colectivas y tambin individuales,ha expuesto en prestigiosas salas deMadrid y en Roma, ha trabajado comoilustradora para prestigiosas revistascomo Vogue y eligi al Museo Reginapara hacer su primera exposicin enCrdoba ya que consideraba que tan-to la sala del museo, como la filosofadel mismo entroncan directamentecon su carrera artstica, que tambinest basada, al igual que el MuseoRegina, en la importancia de las tc-nicas manuales y artesanales paraobtener piezas artsticas. Distintos serviciosDurante el ao 2006 han sido va-rios los eventos celebrados en el Mu-seo de carcter social y cultural:Documentacin fotogrfica enAnexo IIActo:Concierto de Guitarra Espa-ola, Da Internacional de los MuseosFecha: 18 de Mayo de 2006El lema de este ao para el DaInternacional de los Museo era Mu-seos y Gente Joven, la actividad pa-ralela a la anteriormente descripta fuela excursin de dos colegios al mu-seo en este da a los cuales se lesrealiz una actividad didctica titula-da Divirtete, es un museo! en la cualse intentaba acercar la realidad ac-tual de los museos a los jvenes, ha-cindoles ver a estos centros comolugares de aprendizaje complemen-tarios a las aulas.Los colegios asistentes fueron elColegio Sagrado Corazn y el Institu-to de Enseanza Secundaria Pablo deCspedes, ambos acudieron al mu-seo para asistir a las actividades pro-puestas para el Da Internacional delos Museos.En el concierto de guitarra flamen-ca que se celebr al anochecer asis-tieron 54 personas.Acto: Visita guiada al Museo conmotivo de la despedida del aoFecha: 31 de Diciembre de 2006Con motivo de la despedida delao un colectivo cordobs decidicerrar el ao culturalmente, esto fue138 personas que el da 31 de Diciem-bre visitaron el Museo Regina con unavisita guiada especializada.Revisin y ampliacin de con-tenidos de la Exposicin Perma-nenteDurante todo el ao 2006 se ha es-tado revisando e investigando los con-tenidos de la exposicin permanentecon objeto de reestructurarla yresustanciarla aun ms con el ltimoobjetivo de dar a conocer aun ms eloficio de los metales.Introduccin de el esmalteEsta tcnica de trabajo de unaparte de la joyera ha sido introducida91Crdoba. Museo Reginaen la exposicin permanente del Mu-seo, dotando de mayor contenido lavista y dando respuesta a una deman-da de los visitantes que preguntabany se interesaban por esta tcnica, tan-to en su versin histrica como actual.Nuevos usos en el taller moder-noEl taller moderno, ubicado en laplanta de los restos arqueolgicos, hasido rediseado para dar cabida a unaaudiencia cada vez ms en alza en elMuseo Regina: los nios y escolares.Observando la necesidad de tenerun lugar adecuado en el que los ni-os pudieran desarrollar las activida-des propuestas para ellos desde elMuseo se ha modificado la disposi-cin del mobiliario existente en estelugar dejando espacio para que losnios tengan lugar en el mismo y tam-bin un pequeo espacio en el queexponer los trabajos manuales que losnios realizan en este taller de lamano de las monitoras del Museo.Visitas de escolares 2006Desde la nueva creacin del De-partamento de Educacin y Didcticahan sido numerosos los colegios quehan visitado el museo interesados enlas diversas actividades programadaspor este departamento para diferen-tes colectivos y edades de escolares.Las actividades propuestas han sidolas siguientes:-Cmo se hace una Joya-Qu es un museo-Mirar el Arte-Taller de Artesana-Taller de GemologaCada una de estas actividades sondirigidas por las monitoras especiali-zadas del museo y se hacen a travsde una proyeccin de power-point conel discurso de las monitoras, tras ellouna visita por el museo de maneradinmica, es decir que los escolaressean los que mirando las cosas queantes les han sido explicadas seancapaces de reconocer y poner enprcticas los conocimientos adquiri-dos anteriormente.Seguidamente paso a detallar loscolegios que han visitado el museodesde la inauguracin de este servi-cio desde Octubre de 2006 hasta Di-ciembre del mismo ao:92Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba93Crdoba. Museo ReginaEXPOSICONES TEMPORALESANEXO Ilvaro Cabrera, Vendo Vespino ALXInmaculada Espartero, La belleza de la Tierra94Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaSalvador Vico, Estados de nimoEscuela de Arte Dionisio Ortiz:Pasado y presente, un futuro prometedor95Crdoba. Museo ReginaVIII Encuentro Internacional de Creacin.Sensxperiment. I Muestra de Arte Sonoro EspaolVernica Hernndez, Panspermia96Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaACTIVIDADES COMPLEMENTARIASANEXO IIDa Internacional de los Museos, Museos y gente jovenConcierto de Guitarra, Da Internacional de los Museos97OrigenAlianza, etimolgicamente derivaaliar, unir. Del latn alligare (atar, unir).Muchas son las teoras sobre elorigen de esta costumbre, la ms fia-ble lo sita en el antiguo Egipto, yapor el siglo XIII a.c.La palabra "anillo" se encuentrapor primera vez en Gnesis, captulo41 versculo 42 donde el Faran sequit el suyo y lo coloc en la manode Jos, como smbolo de aceptacindentro de una comunidad. Esto no erauna boda.El anillo era usado entonces comosmbolo de poder y autoridad.Para los egipcios, y para muchospueblos de oriente, la forma circularde la alianza significaba el infinito, enconcreto los egipcios pensaban queel crculo, carente de principio y de fi-nal, significaba eternidad y ste era,en cierto modo, el compromiso delmatrimonio.Los griegos adoptaron este sm-El simbolismode las alianzasBeln Medina BaquerizoConservadora del Museobolo, pero adems pensaban que enel dedo anular exista una vena quese comunicaba con el corazn, y portanto el compromiso que se creaba,el cual solo terminaba al dejar de latirel rgano vital, as que pensaron queera ese el lugar ideal para colocar laalianza.Durante el Imperio Romano semantuvo la costumbre, heredada po-siblemente del mundo egipcio y grie-go gracias a los contactos comercia-les e imperiales; las alianzas solanser de hierro entre el pueblo llano,pues el oro o la plata se reservabanpara las clases ms privilegiadas.Su origen es claramente paganopero la Iglesia acab adoptndolo eincluyndolo entre sus ritos, el moti-vo probablemente igual que muchosotros: ante la imposibilidad de erradi-car de las costumbres de los prime-ros cristianos las tradiciones paganas,terminaron por adoptarlas y hacerlassuyas.Usos y costumbresYa en pocas tan lejanas como el98Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaAntiguo Egipto exista la costumbre deintercambiar este tipo de alianzas. Poraquel entonces el intercambio de ani-llos revesta todo un significado ms-tico por el que el alma de los espososquedaba vinculada a su cnyuge has-ta la muerte.Todo matrimonio se sella con lasalianzas, hoy de oro. El origen y el sig-nificado de la alianza matrimonial esobjeto de amplias discusiones.Hay quines sostienen que el ani-llo moderno simboliza los grilletes queutilizaban antiguamente para identifi-car a la mujer casada.Algunos pueblos brbaros secues-traban a las mujeres y las llevaban congrilletes hasta la vivienda, de estemodo la alianza la llevara slo lamujer y sobre todo para que la comu-nidad supiese a quin perteneca,estando el hombre exento de estesmbolo.De ser esto as, la ceremonia ac-tual, con la doble entrega de alianzas,expresara de forma adecuada laigualdad de los sexos.Los anillos de oro eran los que te-nan en mayor estima los egipcios ri-cos, y ms tarde los romanos.Tertuliano, un sacerdote cristianoque escribi en el siglo II, observ quela mayora de las mujeres nada sa-ben acerca del oro, excepto el anillode matrimonio que se les pone en eldedo.En pblico, la casada romana declase media exhiba con orgullo su arode oro, pero en su casa, segn Tertu-liano, llevaba un anillo de hierro.SignificadosEn siglos anteriores, el diseo deun anillo sola tener cierto significa-do.Algunos aros romanos ostentanuna llave en miniatura soldada a ellos.Esta llave no significaba que la espo-sa tena entrada al corazn de sumarido, ni tampoco que estaba atadaa l, sino que, de acuerdo con la leyromana, simbolizaba un contrato ma-trimonial: la esposa tena derecho ala mitad de la fortuna de su marido, ypoda, cuando quisiera, apropiarse deun saco de grano, una pieza de telade lino o cualquier otro bien que hu-biera en el almacn de su casa. Pa-saran dos milenios antes de que esacostumbre volviera a imponerse.La costumbre occidental de lucirel anillo nupcial en el tercer dedo-sin contar el pulgar- comenz entrelos griegos, debido a su especial cla-sificacin anatmica.En el siglo III antes de Cristo, losmdicos griegos crean que ciertavena, la vena del amor, iba desde eltercer dedo directamente al corazn.Este dedo, lgicamente, se convirtien el ms apto para llevar un anilloque simbolizara un asunto en el queintervena el corazn.Los romanos, imitando las tablasanatmicas griegas, adoptaron sin re-servas esta misma prctica. Lo que99Crdoba. Museo Reginaintentaron fue decidir con exactitudqu dedo era el tercero, y para ellointrodujeron la aclaracin el dedocontiguo al ltimo. ste se convirtitambin en el dedo sanador de losmdicos romanos, el utilizado para re-mover mezclas de medicamentos.Puesto que se supona que la venade este dedo llegaba hasta el cora-zn.Los cristianos continuaron estaprctica, pero recorriendo la manohasta llegar a la vena del amor. Elnovio colocaba primero el anillo en lapunta del ndice de la novia, con laspalabras en el nombre del Padre.Continuaba con la frmula del Hijo,al tiempo que trasladaba el anillo aldedo medio de su pareja y, finalmen-te, al concluir con y el Espritu Santo,amn, lo pasaba al tercer dedo. Estose conoca como frmula trinitaria.Como ya se ha sealado la alian-za de boda viene del paganismo. Nose puede encontrar en el Antiguo oNuevo Testamento. No haba prcti-ca entre los primeros cristianos deusar anillos en el dedo como seal dematrimonio o un compromiso. El PapaGregorio I, en el 860 d.C. decret quecomo demanda de propsito nupcial,el novio deba dar a su prometida unanillo de compromiso.En Oriente, los anillos eran consi-derados objetos meramente orna-mentales y desprovistos de todo sim-bolismo social o significado religioso,por lo que no importaba en qu de-dos se lucieran. El anillo o alianza ms antiguo fuehallado en Babilonia, la cuna de la ci-vilizacin. El anillo descubierto all tie-ne la forma de la serpiente eterna,enrollada sobre s misma.La imagen de la serpiente mor-diendo su cola que forma el crculodel anillo es un antiguo smbolo sat-nico, ouroboros satnico. La serpien-te comindose su propia cola repre-senta: renacimiento, inmoralidad, evo-lucin, continuidad y movimiento per-petuo del universo.El crculo de laalianza simbolizaunidad e infinidad,sin inicio y sin fin.El ciclo del da yla noche, vida ymuerte, matrimonio eterno, cielo y tie-rra, bien y mal todos son representa-dos por la vuelta sin fin en s misma.Un smbolo en ambas mitologas:egipcia y griega.Bibliografa- JOYAS, Luis Montaes, Javier Ba-rrera, Ediciones Antiquaria SA, 1987- EL ORO EN LA ESPAA PRE-RROMANA, Antonio Blanco Frejeiro,Ediciones Zugarto SA, 1989- PLATA, GUA DE ANTIGEDA-DES, Millers, Barcelona, 1990- ORFEBRES, ARTESANOS ME-DIEVALES, John Cherry, 1985- JEWELRY. FROM ANTIQUITY TOTHE PRESENT, Phyllips Clare, 1999Fuente-Tjar103Actividades realizadas en el Mu-seo Histrico Municipal de Fuente-Tjar en 2006El Museo de Fuente-Tjar se ha-ll presente y/o realiz las siguientesactividades: El 5 de enero acompaamos aun grupo de historiadores espaolese ingleses al cerro de La Mesa parapresenciar in situ los restos del pobla-do Calcollito all existente (lm. 1).Fuente-TjarMuseo Histrico MunicipalFernando Leiva BrionesDirector-Conservador del Museo El 11 de febrero asistimos a laXLI Asamblea General Ordinaria dela Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba celebrada enSantaella. El sbado 13 de mayo estuvimosen Cerro Muriano (Obejo) con motivode la celebracin del Da Internacio-nal de los Museos. El 4 de junio, unas cuarenta per-sonas de la asociacin cordobesaLm. 1104Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaArte, Arqueologa e Historia se des-plazaron desde la capital de la pro-vincia para visitar el yacimiento ibe-rorromano de Las Cabezas y el Mu-seo Histrico Municipal de Fuente T-jar. Estuvieron acompaados por elDirector del Museo Local. Al final delacto se entregaron recprocamentepor parte de la citada Asociacin, dela Alcalda y del Museo sendos pre-sentes con motivo de la excursin ala localidad (lm. 2 y 3). En junio asistimos en Diputacin,como parte del Consejo de Coordina-cin del Boletn de la Asociacin Pro-vincial de Museos Locales, al acto dela presentacin del volumen n 5 dela citada Asociacin. El 5 de julio nos reunimos en San-taella el Consejo de Redaccin delBoletn de la Asociacin Provincial deMuseos Locales con el fin de la co-rreccin de las pruebas correspon-dientes al volumen n 6. Durante la primera y segunda se-manas de agosto participamos enactividades ldico-culturales con jve-nes tojeos con motivo de las fiestasde La Cubertilla y de la Alcaparra,sealando que en dicho tiempo seentregaron diferentes trabajos relacio-nados con el Museo y con la historialocal y que se realiz una visita al lu-gar de los Corralones, en donde seinstal una pieza de Artillera durantela Guerra Civil, evento que comentFacundo Barea, uno de los protago-nistas de aquel hecho histrico (lm.4). Durante los meses de julio yagosto las puertas del Museo perma-necieron abiertas prcticamente todoslos das, maana y tarde, incluyendosbados y domingos. En ese tiempose ha hecho un estudio por nuestraparte de los materiales relacionadoscon la vitrina del armamento ibricocon vista a su publicacin; se hancompletado las vitrinas 11, 15 y 22 connuevas piezas y se han documenta-do y expuestas pblicamente las ano-taciones correspondientes a las Sa-las Ibrica y Romana. En los citados meses hemos ca-talogado, inventariado y documenta-do fotogrficamente 271 piezas, oconjunto de ellas, de todas las po-cas, de las cuales 268 son de nuevoingreso en el Museo Histrico Muni-Lm. 2Lm. 3105Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalcipal habindose seleccionado y ex-puesto algunas de ellas (una fbula,cuatro monedas y un cartucho met-lico de la G. C. E.), infra. A lo largo del tiempo menciona-do visitamos los principales yacimien-tos del trmino para ver su estado deconservacin y hemos podido com-probar que las murallas de Las Ca-bezas, el molino de el Lucerico, VillaConsuelo, el alfar de Los Cuartelillosy la Noria de Pepico se siguen dete-riorando por momentos debido a laaccin de los agentes atmosfricos ya la accin antrpica, de modo quegeneraciones futuras se vern priva-das de este legado cultural como nose acte de inmediato mediante unalabor de restauracin y conservacin. El 31 de agosto, una vez ms,dimos cuenta a la Alcaldesa del mu-nicipio de la labor llevada a cabo enel Museo por nuestra parte, como Di-rector-Conservador del mismo, ascomo del estado en que se encuen-tra la Institucin y sus necesidades,tales como que an se halla sin com-pletar la sealtica, informacin, etc.que hace ms de cuatro aos estnacabados y entregados en el Ayunta-miento para su ejecucin y puesta enel Museo; an no se ha arreglado lavitrina nmero uno de la Sala I (le fal-ta el cristal posterior) ni la 19 de laSala ltima (no encaja la llave, por-que no est puesta debidamente lacerradura); la Sala I carece de luz, porlo que es imposible ver y leer con cla-ridad lo que se expone y en el restode las salas hay bastantes bombillasLm. 4106Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobafundidas; hace falta arreglar la luz delpanel de transparencias de la Sala delMundo Ibrico; es necesario poneruna cajonera con varios cajones a lamesa del Despacho, una luz en elmismo lugar y arreglar las conduccio-nes de los servicios que se hallan enel piso superior, ya que cuando sedescargan las cisternas caen los re-siduos y se han estropeado ciertosdocumentos por ese motivo, ademsel habitculo huele mal; es necesarioadquirir un Libro de Entradas y otrode Salidas para un mejor control dela correspondencia que mantiene elMuseo con otros Museos, Institucio-nes Culturales, Delegacin de Cultu-ra de Crdoba, Consejera, etc.; esnecesario que las puertas del Museopermanezcan abiertas, al menos doshoras al da, con el fin de que se aireey no huela a humedad y, por lo tanto,no se dae el material, tanto el ex-puesto como el conservado en el al-macn; convendra que de cuando encuando alguien barriese y quitase lastelas de araa en las dependenciasdel Museo, no como este ao que sise ha adecentado es porque yo lo hehecho en varias ocasiones; es preci-so seguir tratando contra la carcomael telar existente en la Sala Ibrica yaque, a pesar que lo he hecho un aoms con Carcomn, sigue teniendopolilla desde hace bastante tiempo; esnecesario revisar la red elctrica delMuseo ya que, de cuando en cuan-do, hay un apagn y se pierde la in-formacin que en esos momentos seest metiendo en el ordenador; esconveniente dotar las dependenciasdel Museo con, al menos, cinco ven-tiladores convertibles (ventilador-ca-lefactor); es necesario que el Museotenga acceso a Internet; es necesa-rio dotar al Museo con una lnea tele-fnica; es preciso montar un punto deinformacin interactivo en el Museo;se precisa un lpiz para fibra de vi-drio y, al menos, una caja de recam-bios de esa fibra, marca Faber-Castell, con el fin de poder limpiaradecuadamente las piezas metlicas,ya que este ao no se han adquiridoy no se han podido limpiar ni leer losepgrafes de algunos materiales quehan ingresado y, por lo tanto, no sehan clasificado adecuadamente; senecesita una balanza de precisin; seprecisan CDs y cartuchos de tinta decolores para la impresora, marca hpdeskjet 940. Son peticiones que lashe ido haciendo desde hace algunosaos. En octubre nos dirigimos median-te un oficio a La Delegacin de Cultu-ra en estos trminos: En contestacina su escrito dirigido a la Sra. Alcalde-sa de Fuente-Tjar solicitando infor-macin acerca del hallazgo recienteen el yacimiento inventariado de anti-guo por el Museo Histrico Municipalde esta villa como Villa Consuelo,trmino municipal de Fuente-Tjar,paso a decirle que: Primero, tuve co-nocimiento por unos colaboradores deeste Museo de que en el citado yaci-miento se haban llevado a cabo cier-tas labores agrcolas consistentes enabrir zanjas transversales a un arro-yuelo existente en la finca (desconoz-co el nombre del dueo), labores quedieron como resultado la aparicin derestos humanos revueltos en el mon-tn de tierra sacado al cavar la zanja.Segundo, en la pared del corte exis-tente se pueden apreciar ms restos107Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalhumanos bajo unas losetas de cali-za, restos correspondientes, con todaprobabilidad, a un enterramiento depoca Tarda, segn se puede dedu-cir por la falta, a simple vista, de ma-terial cermico, o de otra ndole, per-teneciente al ajuar funerario, no porello puede existir la posibilidad de queaparezca. Y, tercero, debido al cono-cimiento que poseemos del terreno,pensamos que este enterramientopuede estar relacionado con los ha-bitantes de dicha villa, si bien, comohemos dicho, en una poca avanza-da ya influenciada por el cristianismo;sin embargo han aparecido en la mis-ma desde restos de construccioneshasta innumerable material, tanto ce-rmico, como ptreo, metlico, ins-cripciones, restos humanos, etc. per-tenecientes a los primeros tiempos denuestra Era. Lo que traslado para suconocimiento. Fuente-Tjar, 29 octu-bre, 2006. El 25 de noviembre estuvimos enla XLII Asamblea General Ordinaria dela Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba celebrada enPriego. Adems, seguimos en contac-to con la Escuela de Agrnomos deCrdoba con el fin de poder realizarestudios acerca de la Agricultura enFuente-Tjar desde pocas prehist-ricas hasta los tiempos de Roma yhemos publicado, firmando como Cro-nista o como Director-Conservadordel Museo del municipio, diferentestrabajos en revistas cientficas y envolmenes sobre estudios cordobe-ses y nacionales, y estn en prensaotras investigaciones sobre temas lo-cales ya presentados en el CongresoExtraordinario de Cronistas Oficialescelebrado en Caravaca, Murcia, en elBoletn 7 de la Asociacin Provincialde Museos Locales de Crdoba y enel Volumen XIII de Crnica de Crdo-ba y sus Pueblos. Y han visto ya laluz otros trabajos nuestros publica-dos en Antiquitas 7, en el Boletn dela Ilustre Sociedad Andaluza de Estu-dios Histricos y Jurdicos (Cdex,volumen II), en el Boletn 6 de la Aso-ciacin Provincial de Museos Localesde Crdoba, en volumen XII de Cr-nica de Crdoba y sus Pueblos, en laActas correspondientes al CongresoNacional de Cronistas Nacionalescelebrado en Crdoba y en la I Jor-nadas de la Real Academia de Cien-cias, Bellas Letras y Nobles Artes ce-lebradas en Nueva Carteya.Adems:El Museo coordin dos reunionesde la Asociacin Amigos del MuseoHistrico Municipal de Fuente-Tjarque tuvieron lugar en la sede del Mu-seo.Este Museo est en contacto conla Diputacin Provincial de Crdobaen lo relativo a convenios con los Mu-seos Locales y con la Denominacinde Origen Priego de Crdoba de laque, una vez ms, solicit la subven-cin necesaria para poder realizar lasya tradicionales excursiones estivalesa los yacimientos tojeos, Jornadasen la que colabor la Asociacin Gas-tronmico Cultural Amigos de la Al-caparra.Por ltimo, sealar que el nmerode visitantes que accedieron al Mu-seo fueron 225.108Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaIngreso de piezas en el MuseoHistrico Municipal de Fuente-Tojar. Ao 2006 (Lminas 5-8).Procedencia:Crdoba (Calle Moriscos): 3 frag-mentos de atifles y 3 fragmentos debarra de alfar (periodo hispano-musul-mn). Total, 6. Total de piezas ingre-sadas de este yacimiento hasta el dade la fecha (31-agosto-2006): 6.Crdoba (Sierra): 1 fsil debivalvo, 3 asas de recipientes cer-micos (una posiblemente romana) y6 fragmentos de cermicahispanomusulmana, algunas califales.Total, 10. Otro lote (Sierra): 2 fragmen-tos de bordes de tinajas posiblemen-te musulmanas, 1 trozo de escoria dealfar, 2 fsiles de concha, 3 posiblesfsiles y 1 lasca de slex. Total, 9. To-tal de piezas ingresadas de este ya-cimiento hasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 19.Crdoba (de Montemayor): 1lasca de slex, 2 fragmentos de pie-zas dentarias de herbvoros, 1 frag-mento de cermica ibrica, 1 trozo deescoria metlica, 1 fragmento de ce-rmica campaniense, 3 fragmentos det. sigilata (uno de ellos clara), 1 figuratroncocnica de cermica a moldecortada longitudinalmente, 3 ladrillos,1 fragmento de otro con decoracinimpresa reticulada, 2 fragmentos derecipientes cermicos decorados conestampillas circulares, uno, e impre-siones otro, 3 fragmentos de cermi-ca vidriada (dos claramente musulma-Lm. 5109Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalna) y 2 asas. Total, 21. Total de pie-zas ingresadas de este yacimientohasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 21.Crdoba (Priego, cerro de La Ta-berna): 1 cartucho vaco de fusil conla marca PS, 1935. Total, 1. Total depiezas ingresadas de este yacimien-to hasta el da de la fecha (31-agos-to-2006): 1.Mlaga (Cerro del Len -OSCVA-,Villanueva de la Concepcin): 1 ladri-llo, 1 asa y 1 fragmento de t. sigilataromanos, 2 fragmentos de vidrio sindeterminar periodo y 1 microrraederade slex (interesante). Total, 6. Totalde piezas ingresadas de este yaci-miento hasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 6.Fuente-Tjar:Casco urbano: 1 moneda de 10cntimos de Franco. Total, 1. Otro lote:1 sartn con dos asas, 1 cuchara-pa-leta y 1 jarrita de latn pequea (dejuguete) que le falta el asa. Total, 3.Total de piezas ingresadas de esteyacimiento hasta el da de la fecha(31-agosto-2006): 4.El Cerro Clemente: (Camino deGran): 2 fragmentos cermicoshechos a mano. Total, 2. Total de pie-zas ingresadas de este yacimientohasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 2.El Lucerico: 1 ladrillo grande cua-drado. Total, 1. Total de piezas ingre-sadas de este yacimiento hasta el daLm. 6110Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobade la fecha (31-agosto-2006): 1.El Positillo: (Junto al molino): 1moneda romana (bastante deteriora-da) y 1 botn con la efigie de Isabel II.Total 2. Total de piezas ingresadas deeste yacimiento hasta el da de la fe-cha (31-agosto-2006): 2.El Tesorillo: 1 fsil completo deconus y 1 fragmento de belemnites?Total, 2. Total de piezas ingresadasde este yacimiento hasta el da de lafecha (31-agosto-2006): 2.La Canteruela: 1 machacador enpiedra dura pulimentada, posiblemen-te calcoltico. Total, 1. Otro lote (cami-no): 1 aplique ovalado metlico decobre o bronce (interesante). Total, 1.Total de piezas ingresadas de esteyacimiento hasta el da de la fecha(31-agosto-2006): 2.La Cubertilla: 4 trozos de clavo?de hierro, 2 aros de hierro, 2pasadores de hierro, 1 pasador decobre, 1 aplique de bronce, 2 trozosde plomo, 1 trozo e escoria ?, 1 frag-mento de cermica vidriadahispanomusulmana, 1 moneda de 10cntimos de Alfonso XII, 2 balines(uno deteriorado por el impacto) y 1vaina de fusil de la G. C. Total, 18.Otro lote (Arroyo): 2 monedas roma-nas (expuestas, nmeros inv.: 2.965Lc. y 2.966 Lc.), 2 feluses musulma-nes (expuestas, nm. inv.: 2.967 Lc.y 2.968 Lc.) y 1 moneda de losAustrias. Total, 5. Otro lote (Arroyo):7 trozos de aguja? de cobre, 2 ele-mentos de pasador (modernos), 1Lm. 7111Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalfragmento de anillo de cobre, 1 obje-to metlico circular decorado ?, 1 tro-zo de alambre en espiral, 2 punzoneso pasadores de fbula, 1 aro metli-co, y 1 fbula ibrica de tonelete casicompleta (expuesta, nm. inv.: 2.964Lc). Total, 16. Otro lote (Arroyo): 11botones metlicos de diferentes po-cas (dos decorados externamente yen el interior con la marca J G, y otroliso con las marcas ELLAN?, SE-VILLA?), 1 posible cabujn de anillo.Total, 12. Otro lote (Arroyo): 5 balinesde fusil de la G. C. Espaola (unodeteriorado por el impacto). Total, 5.Otro lote (Arroyo): 10 fragmentos depasadores de fbulas o punzones.Total, 10. Otro lote (Arroyo): 9 frag-mentos de hierro (uno puede ser elextremo de un regatn y otro es pris-mtico octogonal), 2 clavos, 1 adornode cobre esfrico de una cama (mo-derno) y 2 aros metlicos. Total, 14.Otro lote (Arroyo): 12 fragmentosmetlicos sin identificar y 1 posibletesela. Total, 13. Otro lote (Arroyo): 14trozos de plomo sin identificar, 2 con-trapesos cilndricos de plomo (ploma-das para pesca) 1 bala esfrica (casicompleta) de plomo y 1 precinto mo-derno de plomo. Total, 18. Total depiezas ingresadas de este yacimien-to hasta el da de la fecha (31-agos-to-2006): 111.La Huerta de Leiva: (camino deLa Dehesa, frente a la via de El Mo-reno): 1 lasca triangular de slex conplano de percusin y bulbo (interesan-te). Total, 1. Total de piezas ingresa-das de este yacimiento hasta el dade la fecha (31-agosto-2006): 1.Lm. 8112Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLa Loma: (cerca del camino Gra-nada): un cartucho vaco de la G. C.E. Total, 1. Total de piezas ingresa-das de este yacimiento hasta el dade la fecha (31-agosto-2006): 1.La Mesa: 3 trozos de piedra cali-za (fsiles?). Total, 3. Otro lote: 2 f-siles de almeja. Total, 2. Otro lote: 4extremos distales de hachas en pie-dra pulida. Total, 4. Total de piezasingresadas de este yacimiento hastael da de la fecha (31-agosto-2006):9.La Renta de las Cruces: 1 piezade piedra oscura, larga, plana y oblon-ga fragmentada longitudinalmentecon un hueco semicircular (est en elpatio). Total, 1. Otro lote: 1 cartuchometlico picado? de la G.C.E.marca? Total, 1. Total de piezas in-gresadas de este yacimiento hasta elda de la fecha (31-agosto-2006): 2.La Venta Vieja: 2 fragmentos decermica comn posiblemente roma-na, y 4 fragmentos de cermica vidria-da sin especificar periodo. Total, 6.Otro lote (en el corte del arroyo a bas-tante profundidad en el tajo): 1 frag-mento de cermica comn probable-mente romana. Total, 1. Otro lote (enel corte del camino del puente): 2 frag-mentos de cermica comn sin preci-sar periodo. Total, 2. Total de piezasingresadas de este yacimiento hastael da de la fecha (31-agosto-2006):9.La Zarzuela: 1 fragmento de hie-rro de elemento de traba de animal ode cerradura de puerta. Total, 1. To-tal de piezas ingresadas de este ya-cimiento hasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 1.Las Cabezas: 1 fragmento de ce-rmica campaniense, 1 fragmento devidrio, 1 fragmento de vaso de pare-des finas, 1 posible tapadera en ce-rmica comn romana, 6 fragmentosde t. s. hispnica decorados con dife-rentes motivos (2 sin decorar y unfragmento de t. s. sudglica). Total, 10.Otro lote: 1 lasca de slex retocada enel extremo distal, 1 hoja de navaja dehierro de aspecto afalcatado, 1 frag-mento de hierro de un posiblesoliferrum, 1 contrapeso de plomoenrollado, 1 adorno circular de cobre,a modo de clavo, de una puerta o co-raza y 1 baln de fusil o ametralladorade la G. C. E. Total, 6. Otro lote: 1bola esfrica de piedra dura pulimen-tada, 1 fragmento e canto rodado decuarcita con seales de su utilizacin,1 fragmento de almagra de aspectoprismtico, 1 fragmento de escoria, 1fragmento de boca y cuerpo de unavasija ibrica, 2 fragmentos de bocade nforas romanas, 1 fragmento deladrillo romano decorado, 1 fragmen-to de pesa de telar romano, 1 balnde fusil de la G. C. E., 1 elementodecorativo de la pata de una cama(moderno) y 1 fragmento de vasija vi-driada (moderno). Total, 12. Otro lote:1 fragmento de vaso de t. s. h. deco-rado. Total, 1. Otro lote: 1 fragmentodel disco de una lucerna romana de-corada y 1 fragmento de borde y cuer-po de un vaso cermico posiblemen-te medieval. Total, 2. Otro lote: 1 frag-mento de culote en cermica comnprobablemente romana. Total, 1. Otrolote: 1 hacha de piedra pulida de as-pecto ovalado. Total, 1. Otro lote: 1113Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalfragmento de cuarcita (posiblementeun trozo de pulidor), 2 fragmentosnegruzcos de vasija posiblemente ro-mana, 1 fragmento de borde y cuer-po de vasija romana con bastantesdegradantes de mica y arena y 1 frag-mento de lucerna romana decoradocon una venera. Total, 5. Otro lote: 1lasca de slex melada, 1 fragmento decuerpo y extremo distal de hacha depiedra pulimentada con el bisel incli-nado, 1 botn acharolado sin hembri-lla (moderno), 1 remache de hierrocon los extremos circulares, 1 botnmetlico ?, 6 fragmentos de diver-sos vasos de terra sigillata de los que5 estn decorados con diferentesmotivos, 1 objeto de cobre presumi-blemente de arma blanca, 1 baln es-triado de la G. C. E. y 1 fragmento demetralla de obs de la G. C. E. Total,14. Otro lote: 1 fsil tipo belemnites, 1fragmento de vaso ibrico decorado,1 disco circular de cermica comnromana culote, tapadera? Total, 3.Otro lote: 2 fragmentos de piedra ca-liza procedentes, posiblemente, delinterior de una cueva. Total, 2. Totalde piezas ingresadas de este yaci-miento hasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 57.Los Corralones: 1 peine de car-tuchos de fusil bastante deteriorado.Total, 1. Total de piezas ingresadasde este yacimiento hasta el da de lafecha (31-agosto-2006): 1.Los Difuntos: (arroyo entre esteyacimiento y Las Suertes del Rey): 1fragmento ptreo con posiblesgrafitos. Total, 1. Total de piezas in-gresadas de este yacimiento hasta elda de la fecha (31-agosto-2006): 1.LOS VILLARONES: 2 piezas, manosactivas de molienda u objetos ritua-les? en piedra caliza (uno ovalado conprdida en un extremo y el otro trian-gular). Total, 2. Otro lote: 2 balines y5 cartuchos (uno de ellos sin percutiry con el baln al revs, 3 de ellos conla marca PS pero diferente ao) de laG.C.E.; 1 hebilla, posiblemente de unacincha de caballera, y 1 moneda deuna peseta franquista. Total, 9. Otrolote: 1 cartucho vaco con pestaa yla marca 60-28 de la G.C.E. Total, 1(expuesto, nm. inv. 2.974-V). Totalde piezas ingresadas de este yaci-miento hasta el da de la fecha (31-agosto-2006): 12.Piezas para el futuro Museo Et-nolgico:1 rueda calada de madera de unapolea de molino. Total, 1. Total de pie-zas ingresadas de aqu hasta el dade la fecha (31-agosto-2006): 1.Ingreso de materiales en 2005 yque no se incluyeron en la lista co-rrespondiente:1 coleccin completa de monedasde euro y 1 coleccin de la peseta.Total, 2. Donadas por el Excmo. Ayun-tamiento el 23 de febrero de 2005. To-tal de piezas ingresadas de aqu hastael da de la fecha (31-agosto-2006):2.1 tallo de tojo, procedencia ribe-ras del ro de Todos Aires. Total, 1.Total de piezas ingresadas de esteyacimiento hasta el da de la fecha(30-agosto-2006): 1.114Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaOtras actividades 2006 (Lminas9-10)A: Actividades realizadas duranteel tiempo que estuvo en el MuseoLurdes Moral Medina contratada porel Ayuntamiento:Enero:-El horario durante este mes fue:Lunes y Martes de 9:00 de la maanaa 14:00 de la tarde; Sbados de 10:00de la maana a 14:00 de la tarde;Mircoles y Jueves de 17:30 de la tar-de a 21:00 de la noche; Viernes de17:00 de la tarde a 21:00 de la noche.-Limpieza del Museo-Bsqueda de informacin en In-ternet y documentos en el archivo delMuseo para realizar una memoria so-bre los danzantes acreditando losdocumentos necesarios segn Decre-to 251/2005 de 22 de noviembre, porel que se regulan las declaracionesde inters turstico de Andaluca.-Realizar memoria de losDanzantes.-Preparar la informacin necesa-ria sobre los datos que queremos queaparezcan resaltados en el escudo.-Talleres de arcilla y visita guiadaal museo para nios de 1 a 6 de pri-maria los das 25, 26 y 27 de Enero.Estos talleres consisten en que losnios representen la pieza que msles haya gustado en su visita al mu-seo.Febrero:Durante el mes de Febrero el Mu-seo estuvo abierto los Lunes y Mar-tes de 9:00 de la maana a 14:00 deLm. 9115Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalla tarde, los Sbados de 10:00 de lamaana a 14:00 de la tarde, Mirco-les y Jueves de 17:30 de la tarde a21:00 de la noche y Viernes de 17:00de la tarde a 21:00 de la noche.-Limpieza del museo-Talleres de mosaicos romanos 1,2 y 3 de Febrero destinados a alum-nos de Primaria.-Da 3, visita guiada al Museo desocios del hogar del pensionista.-Talleres de mosaicos romanos 8,9 y 10 de Febrero destinados a alum-nos de Primaria.-Preparacin de fiesta romana:Elaborar el men, conseguir telas paralos disfraces, ensayos para el teatro...Durante la cena, que tuvo lugar el 24,se invocaron a los dioses Lares yPenates y se represent una panto-mima romana, todo ello ambientadoen dicha poca. Las salas estabanadornadas con velas y telas aporta-das por los pensionistas y confeccio-nadas expresamente para el acto, concentros de frutas naturales y con ca-retas de los dioses romanos. Tras lacena, a la que asistieron los comen-sales disfrazados memorando aque-llos tiempos, se degustaron las clsi-cas gachas.-Da 16, visita de un grupo de Di-putados de Crdoba.-Da 18, visita guiada al museo deun grupo scout de Crdoba.Marzo:-El Museo permaneci abierto loslunes y martes de 9:00 de la maanaa 14:00 de la tarde, los sbados de9:00 de la maana a 14:00 de la tar-de, mircoles y jueves de 17:30 de latarde a 21:00 de la noche y los vier-nes de 17:00 de la tarde a 21:00 de lanoche.-Limpieza del Museo-Talleres de pulseras y collares re-plicando las usadas por los iberos,das 8, 9, 10, 15, 16 y 17 de Marzodestinados a alumnos de Primaria.-Da15 de Marzo visita del Cole-gio Ntra. Sra. del Rosario de Fuente-Tjar al yacimiento de las Cabezas yparada en el Museo para observar laspiezas de la poca romana.-Visita al Museo del grupo de la es-cuela de adultos de Fuente-Tjar.B: Actividades realizadas duranteel tiempo que estuvo en el Museo Emi-lia Linares Escobar contratada por elAyuntamiento:Septiembre:- El Museo estuvo abierto de 9 a14 horas de lunes a viernes.- Estudio del Museo.- Estudio de actividades a realizarcon los diferentes colectivos del pue-blo.- Desde el 26 de septiembre hastamediados de octubre, inventario ycatalogacin de libros y publicacionesperidicas existentes en la bibliotecadel Museo.Octubre:- Visita de unos fotgrafos de Ca-nal Sur Televisin, el da 23 de octu-bre, para tomar fotografas del Mu-seo y del material expuesto para pre-parar un programa sobre el pueblo.Este programa, Mira la vida, fueemitido el da 26 de octubre de 9:30 a13:00 horas en Canal Sur.- La Consejera de Cultura deGalicia envi un escrito mostrando suinters sobre unas hebillas y una pie-116Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaza de ajedrez del siglo X que se exhi-ben en nuestro Museo para la reali-zacin de una Exposicin dedicada aSantiago Apstol, durante el 2007.Noviembre:- Se programaron las siguientesactividades a realizar con los siguien-tes colectivos:Asociacin Mujeres de Fuente-Tjar, alumnos del Colegio Ntra. Sra.Del Rosario, Asociacin de Pensio-nistas San Jos:1.- Realizacin de unos cuaderni-llos para los nios, as como la bs-queda en Internet de juegos virtualessobre Prehistoria e Historia.2.- Se recab informacin en loslibros y documentacin de la Bibliote-ca del Museo para la realizacin delos carteles que se pondran en la Ex-posicin de Artes y Costumbres quese efectuara con los pensionistas dela Asociacin San Jos sobre villan-cicos populares antiguos, sobre noti-cias de Fuente-Tjar desde los aos1930 a 1950, sobre oficios propios dela Subbtica, sobre bailes populares,sobre canciones y copla espaola quese cantaban por las fechas mencio-nadas3.- Se busc informacin para laproyeccin de unas imgenes sobreel Mundo Ibero y Romano para el co-lectivo de mujeres. Y a travs de In-ternet se obtuvo informacin sobre vi-sitas virtuales a Museos de Andalu-ca.4.- Se realiz un trabajo sobreFuente-Tjar: Historia, monumentos,fiestas, romeras... solicitado por la re-vista Las Calles de Crdoba, duran-te los das 6 al 8 de noviembre.5.- Proposicin de actividad con lasmujeres de Fuente-Tjar: El da 17 denoviembre, visita al Museo HistricoMunicipal; en el aula de Guadalinfo,presentacin y proyeccin de unasimgenes acerca del Mundo Ibero yde una planta de casa romana, conexplicacin simultnea; despus sepropuso una vista virtual por los Mu-seos de Andaluca a travs de la p-gina Web de la Consejera de Culturade la Junta de Andaluca.6.- El 13 de noviembre visitaronnuestro Museo un representante dela Denominacin de Origen del acei-te Priego con dos miembros de unarevista gastronmica para realizar unreportaje sobre el atrayente tursticoque poda ofrecer Fuente-Tjar y re-cabar informacin sobre nuestra loca-lidad y su pasado.7.- En la semana del 20 al 24 denoviembre se complet un cuestiona-rio que envi la revista Andaluca Tu-rismo Digital sobre Fuente Tjar, so-licitando informacin sobre el pueblo,sus recetas tpicas y sobre las rutastursticas del municipio.Diciembre:Actividad en colaboracin con laAsociacin de Jubilados San Jos.Consisti en una Exposicin de Artesy Costumbres y se desarroll en el Sa-ln del Hogar del Pensionista, ubica-do en la planta primera del CentroPolivalente (en el stano se encuen-tra la sede del Museo), durante losdas 16 y 17 de diciembre. En las jor-nadas se expusieron diversos objetospertenecientes a los miembros de laAsociacin, as como de personas delpueblo ajenas a la misma. Se mos-117Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipaltraron materiales tpicos y represen-tativos de nuestro pasado ms cer-cano, y que hoy en da se encuentranen desuso, como orzas, lebrillos, can-diles, platos, tiles de trabajo, cacha-rros de cocina, etc. Asimismo se pre-sentaron en paneles informativos no-ticias sobre nuestro pueblo de losaos 1930 al 1950, villancicos popu-lares, informacin sobre bailes tpicosde Fuente Tjar (Los Cruzaos), fotosantiguas y dibujos representando ofi-cios y costumbres, tradiciones propiasde la Comarca Subbtica prctica-mente hoy desaparecidas. Todo elloestuvo amenizado con msicafolklrica. Hubo, adems, una invita-cin a dulces navideos y copita delicor para los asistentes al acto. A pro-puesta del pblico se prorrog la Ex-posicin dos das ms.El nmero de objetos expuestosfue de 93, siendo la gran mayora pro-piedad de particulares y algunos delMuseo. En cuanto a la asistencia depblico decir que el primer da hubo32 personas, el segundo 40 personas,el tercero 15 y el cuarto da 35 perso-nas. Al final donaron una cntara yuna azada, hallada sta en el patiodel Colegio por un alumno.Actividades con alumnos de Pri-maria del Colegio Nuestra Seora delRosario de Fuente-Tjar. Se llevarona cabo durante los das 18, 19 y 20de Diciembre. En primer lugar visita-ron la Exposicin de Artes y Costum-bres, que estaba expuesta en el Sa-ln del Hogar de Pensionistas; a con-tinuacin se proyect una pelcula dedibujos animados de la serie raseLm. 10118Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobauna vez el hombre, tras la cual visi-taron el Museo Histrico Municipal y,por ltimo, otra vez en el Saln delHogar del Pensionista, sito en la par-te superior del Museo, se les entre-garon unos cuadernillos con dibujosy lecturas sobre el Museo que leye-ron y colorearon, as como unos pa-satiempos que completaron. Por latarde, en el Aula de Guadalinfo, estu-vieron practicando juegos virtuales atravs del ordenador, juegos relacio-nados con la Prehistoria e Historia.Los alumnos participantes se dis-tribuyeron por ciclos: del 1er. Ciclo, 12;del 2, 14, y del 3er. Ciclo, 14. Total:40 alumnos.C: Actividades realizadas porArqueobtica S. L.: Revisin y sigladode los fondos del almacn.119IntroduccinSin hacer un estudio exhaustivodel material (medidas, dibujos, for-mas, tipos), presentamos 52 frag-mentos cermicos pertenecientes aotros tantos recipientes de terra sigi-llata (t. s.), conocida como cermicade lujo de poca Imperial Romana.De ellos, 48 presentan sigillum (mar-ca o sello) en el fondo interno delculote (lminas 1-8) y 4 muestrangrafitti (incisiones) en la superficie ex-terior del cuerpo (lm. 9, arriba). Unosy otros se hallan expuestos en la vitri-na n 14 (lm. 9, abajo) de la Sala IIdel Museo Histrico Municipal deFuente-Tjar (M. H. M.). En su mayorparte han permanecido inditos has-ta la fecha1. Estas marcas, estampa-das en la ostentosa vajilla de cocinaromana, llegaron a los principales ho-Marcas en vasos de Terra Sigillata ex-puestos en el Museo HistricoMunicipal de Fuente-Tjar (Crdoba)Fernando Leiva BrionesDirector-Conservador del Museo de Fuente-Tjargares de ILITVRGICOLA2 y de unentorno ms o menos prximo (infra)desde los talleres itlicos (T. S. I.),glicos (T. S. G.) e hispanos (T. S. H.).En la elaboracin de este artculohemos conjugado el binomio arcilla-taller, o al contrario, no sin antes con-sultar a diferentes especialistas (infra,ver bibliografa) en t. s., cuyas ense-anzas y conclusiones acerca de lascaractersticas (color de la pasta, pig-mentos, fractura) y lugares defabricacin (alfares) nos han servidode gran provecho para la redaccinde este trabajo.ALFARES CUYOS PRODUCTOSSE HALLAN EL M. H. M.ITLICOS: TERRA SIGILLATA ITLI-CA (T. S. I.).- Existieron numerosos1 Los inventariados con los nmeros 1.211C, 1.218C y 1.223C aparecieron en 1989 con motivo delos trabajos realizados en Las Cabezas consistentes en la limpieza de parte del cerro y retiradade majanos, labor dirigida por Carrillo e Hidalgo (ver Bibliografa adjunta). Desconocemos si losllegaron a publicar. El nmero 372-Sa lo dimos a conocer en 1985 y lo mismo hicimos en 2003 y2005 con los nmeros 1.001CT, 1.862C y 1.865C (ver Bibliografa).2 LEIVA BRIONES, F. LEIVA FERNNDEZ, N., LEIVA FERNNDEZ, J. N. (2005): Letreros latinosprocedentes de Iliturgicola (Fuente-Tjar, Crdoba) y de su territorio (Conventus Astigitano). EnAntiquitas, 17, pp 71-82. Priego de Crdoba.120Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 1121Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalalfares repartidos por la pennsula ita-liana: en el Valle del Po, Pisa,Puzzoles, en el Norte sin embargosu presencia en el M. H. M. no esttotalmente atestiguada, no ocurre lomismo con el de Arezzo.Es en este taller itlico donde seelabora la primera sigillata (t. s. a.).La pasta es clara (con el tiempo semuestra ms oscura), muy depuradacon barniz plido (rojo salmn) y frac-tura ondulada. De aqu salieron dife-rentes estampillas: circulares, rectan-gulares, rectangulares con los bordesredondeados, in planta pedis (ms tar-das) y con dobles marcas en unamisma cartela (arriba y abajo), unacon el nombre del fabricante y otra conla del obrero.GLICOS: TERRA SIGILLATAGLICA (T. S. G.).- Desde las Galiasllegaron asimismo sus cermicas.Generalmente poseen la pasta y pig-mentos rojizos y la fractura recta. Lasmarcas expuestas en el M. H. M. pro-ceden mayoritariamente de los cen-tros sudglicos y de la zona de inte-rior. Talleres sudglicos (T. S. S.), ce-rmicas de tonos oscuros. Se manu-facturan hacia el 20/40 de nuestra era.El gran centro productor fue el de laGraufesenque, que fabric, adems,marmorata y que no sobrevira msall de poca flavia. Desde Trajanono se menciona a la Graufesenque.Otros alfares son Montans yBanassac. Talleres del Centro de lasGalias: Sus arcillas oscilan, segn lapoca, desde los tonos amarillentoshasta los anaranjados. El centro msimportante fue Lezoux.HISPNICOS: TERRA SIGILLATAHISPNICA (T. S. H.).- Sus cermi-cas presentan las superficies brillan-tes, anaranjadas y compactas en losprimeros tiempos (Alto Imperio) has-ta llegar a partir del s. III (Bajo Impe-rio) a un ligero engobe. La fractura esgranulosa. Los principales talleres selocalizan en Andjar (Talleres Bticos)y en La Rioja (Talleres Riojanos), endonde se halla Tricio con sus vasosde arcillas ocre-rojizas, brillo intensoy corte compacto, a veces vtreo, se-mejando a los glicos y que continuafabricando hasta el s. IV. Andjar, porsu parte, tiene ms influencia itlica.Aqu se elaboran recipientes con lapasta de color pardo rojizo y barnizdel mismo tono, poco brillante y ho-mogneo. La fractura es irregular yporosa.EL MATERIAL:MARCAS:En primer lugar sealamos el nde inventario; en segundo, la marcade alfarero; en tercero, el centro deproduccin; en cuarto, la forma de laestampilla, y, finalmente, el lugar y fe-cha del hallazgo o donacin al M. H.M. Todo el material es fruto de recogi-das superficiales3.1. N inv. 372-Sa.: AEMORIO connexo entre A-E o, lo ms probable,OIMORI?, marcas desconocidas ?3 Vid. nota n 1.122Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 2123Fuente-Tjar. Museo Histrico MunicipalS existe MEMOR y MIMOR en laGraufesenque (Galia). Estampilla rec-tangular con las alturas curvas. ElSalobral, posiblemente del cerro de laAlmanzora (Luque), 1980.2. N inv. 432-C.: ISA(PISANVS). De los talleres itlicos deL. POMPONIVS PISANVS y L.RASINIVS PISANVS (tardoitlica),nos inclinamos, debido a la forma rec-tangular de la estampilla, a que fueproducida en Arezzo. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1979.3. N inv. 433-C.: M S? o N I?Hispnica, de Andjar? Oblonga.Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1979.4. N inv. 434-C.: A? o N? oA? Posiblemente hispnica. Rectan-gular. Las Cabezas (Fuente-Tjar),1979.5. N inv. 442-C.: Cara humana.Estampilla circular anepgrafa con fi-gura humana Mercurio? Hispnica,de Andjar. Las Cabezas (Fuente-T-jar), 1979.6. N inv. 897-C.: SEVE(SEVERVS). Glica, de laGraufesenque. Rectangular con lasalturas curvas. Las Cabezas (Fuen-te-Tjar), 1982.7. N inv. 1.049-C. TRIC?TREBIVS TRITIENSIS?, deManjarres (La Rioja). Estampilla rec-tangular? Las Cabezas (Fuente-T-jar), 1988.8. N inv. 1.091-C.: NII PROANII? Itlica, de Arezzo. Rectangularcon las alturas curvas. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1988.9. N inv. 1.211-C.: (C89/5/1211).CRES (de L. CRESTVS). Glica.Oblonga. Las Cabezas (Fuente-T-jar), 1989.10. N inv. 1.218-C (C89/5/1.218):HERTO (P. HERTORIVS). Arezzo.Rectangular. Las Cabezas (Fuente-Tjar, 1989.11. N inv. 1.223-C (C-89/5/1.223):Palma. Aretina. Rectangularanepgrafa. Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1989.12. N inv. 1.409-H.: OOO?? Hisp. Rectangular. La Dehesa.(Fuente-Tojar), 1990.13. N inv. 1.603-CS.: MVR PRIcon nexo entre la M V R (MVRRIVSPRISCVS). Aretina. Rectangular conlas alturas curvas. Los Castillejos(Priego), 1997.14. N inv. 1.604-CS.: EXFCA.(EXFCA). Hispnica, de Andjar. Rec-tangular. Los Castillejos (Priego),1997.15. N inv. 1.642-C.: IVC?(IVCVNDVS). La Graufesenque. Rec-tangular con las alturas curvas. LasCabezas (Fuente-Tjar), 1996.16. N inv. 1.648-C.: OFV OF.V. CRE?, Hispnica, de Tricio, aunqueexiste la posibilidad de que se tratarade FVSCVS, de la Galia, debido al co-lor rojo intenso de la pasta. Rectangu-lar. Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1996.124Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 3125Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipal17. N inv. 1.655-C.: CF Aretina.Rectangular con las alturas curvas.Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1996.18. N inv. 1.656-C. MVR.PRI?, nexos entre M con V y con Ry entre P y R, del alfarero aretinoMVRRIVS PRISCVS o bien MVRRVSde la Galia. Rectangular con las altu-ras curvas. Las Cabezas (Fuente-T-jar), 1966.19. N inv. 1.657-C.EI I? (deATEII: CN. ATEIVS). Arezzo. Rectan-gular. Las Cabezas (Fuente-Tjar),1996.20. N inv. 1.687-PS.: C. S/PR O?La escritura aparece en una estampi-lla rectangular de doble registro: enel rengln de arriba podra nombrar aC. SENT (C. SENTIVS) o C.SERTORIVS o C. SERVILI, alfarerosde Arezzo, y en la lnea de abajo seescribe PRO, refirindose a PROTI.Si la escritura apareciese en un mis-mo rengln pudiera ser que se trata-ra de C. SERTORIVS PROCVLVS,pero al no ser as proponemos comotraduccin que PROTVS trabaj comoobrero esclavo? en los talleres dealguno de los nombres barajados enel rengln de arriba. Pecho de laSalom (Fuente-Tjar), 1997.21. N inv. 1.689-L.: ONVS(DAMONVS). Glica, de laGraufesenque. Oblonga. El Lucerico(Fuente-Tjar), 1997.22. N inv. 1.690-CT.: O OI?Hispnica. Rectangular con las altu-ras curvas. Villa Teresa (Fuente-T-jar), 1997.23. N inv. 1.858-Mo.: P. COR (P.CORNELIVS). De Arezzo. Rectangu-lar. Monturque (Crdoba), 1993.24. N inv. 1.868-C.: OF P Tallerde OF P T o F?... Hispnica, de An-djar. Rectangular. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.25. N inv. 1.876-C.: PE Pudie-ra tratarse de PETILIVS de Arezzo, ode PETREIVS o PERPETVVS, dos ta-lleres Glicos del Centro y del Este,respectivamente; aunque, atendiendoa la disposicin de la estampilla, nosinclinamos por PERRVS de laGraufesenque. Rectangular. Las Ca-bezas (Fuente-Tjar), 1998.26. N inv. 1.877-C.: ONONESIMVS?, Itlica, aunque tene-mos las debidas reservas ya que laestampilla es recta y la nuestra pu-diera ser oblonga. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.27. N inv. 1.878-C.: OF Hisp-nica de Andujar. Rectangular. Las Ca-bezas (Fuente-Tjar), 1998.28. N inv. 1.879-C.: O u..O.Glica. Rectangular. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.29. N inv. 1.880-C.: IA R o B?...Si barajamos la primera posibilidadtendramos a IARVS L. VMBRICI,Aretina, y si lo hacemos con la segun-da sera IABVS, de Banassac, lo msprobable despus de examinar la ce-rmica. Oblonga. Las Cabezas (Fuen-te-Tjar), 1998.30. N inv. 1.881-C.: OFC (EX126Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 4127Fuente-Tjar. Museo Histrico MunicipalOFC L). Hispnica, de Andjar. Es-tampilla oblonga? Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.31. N inv. 1.891-C.: ANI ANNI oANNIVS? Aretina. Oblonga. Las Ca-bezas (Fuente-Tjar), 1998.32. N inv. 1.892-C.: ATEI?(ATEIVS). Aretina. Oblonga. Las Ca-bezas (Fuente-Tjar), 1998.33. N inv. 1.904-C.: CVPIDVS(CVPIDVS). Aretina. Circular. LasCabezas (Fuente-Tjar, 2000.34. N inv. 1.929-C.: O NA (EXO NA). Andjar. Rectangular. Las Ca-bezas (Fuente-Tjar), 1997.35. N inv. 1.930-C.: C. RF O?C. R. F? De ser cierta esta propo-sicin estaramos ante un taller deAndjar; pero tambin, y debido alcorte recto y color de la pasta que pre-senta, se tratara de CRESTIO oCRETIO (de la Graufesenque), o deL. CRESTVS (de Montans), que eslo ms seguro. Ambos de la Galia.Cartela rectangular. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1997.36. N inv. 1.931-C.: ZOIL (la Zal revs, en forma de S), del talleraretino ZOILVS. Estampilla in plantapedis. Las Cabezas (Fuente-Tjar),1997.37. N inv. 1.936-C.: OCFXCNu OSFXCN. Desconocemos la mar-ca. Mas, atendiendo a las caracters-ticas de la pasta, nos inclinamos aque el ceramista fue galo. La cartelaes rectangular sobresaliendo del cr-culo impreso en la base con una O alcomienzo y una N al final. Las Cabe-zas (Fuente-Tjar), 1997.38. N inv. 1.937-C.: MS oMC Hispnica de los talleres deAndjar. Rectangular con las alturascurvas. Las Cabezas (Fuente-Tjar),1997.39. N inv. 1.938-C.: L o E o F?STVS, si existiera unin entre F y Etendramos FESTVS, ceramista delgalo Lezoux. Rectangular. Las Cabe-zas (Fuente-Tjar), 1997.40. N inv. 1.939-C.- Tres siglas sebarajan para esta pieza: A, V y Nenmarcadas en una cartela rectangu-lar con las alturas curvas. Si es la pri-mera, nos encontramos con ACVCINI,alfarero de Tricio, posible, pero lo des-cartamos debido al perfil del corte;ms probable es que se trate de losceramistas del Valle del Duero A.COELIVS o AQVILIVS NARCISVS yms an de A S P de Andjar. Si es V,podra tratarse de SHV o VM. F. E.SCRIBON, tambin de Tricio, ascomo de la riojana VALERIVSPATERNVS, pero las descartamospor las razones antes aludidas. Y sies N tendramos a SCRIBON, ya men-cionado. Nos inclinamos en que es detaller Hispano. Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1997.41. N inv. 1.942-C.: A?...INI(ACVCINI alfarero de Tricio), deCALVINI (de Talavera de la Reina) o,lo ms probable, de los RASINI (deArezzo). Rectangular. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1997.128Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 5129Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipal42. N inv. 1.945-C.: MASCLV...(MASCLVS). La Graufesenque. Rec-tangular con las alturas curvas. LasCabezas (Fuente-Tjar), 1997.43. N inv. 2.106-C.: NE, posi-blemente se trate de P. KENE(IVS?).Hispnica. Rectangular. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.44. N inv. 2.529- C.: L. S. C? decualquiera de los alfareros aretinosL(VCIVS) S(ARIVS) o SVRIVS oSAVRIVS o SERVILIVS ?. Estampi-lla rectangular con la altura convexa.Las Cabezas (Fuente-Tjar), 2002.45. N inv. 2.544-C.: ONESM/RASNI (ONESIMVS/ RASINI). Tallerde Arezzo. Estampilla rectangular condoble registro. Las Cabezas (Fuente-Tjar), 1985.46. N inv. 2.545-C.: OF... Baraja-mos varias posibilidades: OF. V. CRE,de Tricio; OF CALVINI PR., Taller deTalavera de la Reina, (Toledo); OFSEM (SEMPRONIVS) de Tricio, yOFLIA, de Andjar. Rectangular. LasCabezas (Fuente-Tjar), 1985.47. N inv. 2.546-C.: OIMOROIMORIS? Estamos en el mismocaso del 372-Sa. Rectangular con lasalturas curvas. Las cabezas (Fuente-Tjar), 1985.48. N inv. 2.587-C.: ZOIL(ZOILVS). Ceramista aretino cuyamarca aparece en una estampilla inplanta pedis. Las Cabezas (Fuente-Tjar), 2001.GRAFITTI:1. N inv. 1.001-CT.: R grabada enla superficie externa (entre la carenay el pie) de un vaso glico. El grafo esde significado dudoso Traiana oTraianus? a Cerro Teresa (Fuente-Tjar), 1988.2. N inv. 1.862-C.: Grafitos en elculote exterior con varios segmentosradiales en forma de las rayas queconstituyen el juego de tres en raya.T. s. h. de Andjar. Las Cabezas(Fuente-Tjar), 1998.3. N inv. 1.865-C.: A modo de do-ble registro aparece OPTA/NM o PTA/NN. Vaso de t. s. h. salido del tallerde Andjar. De significado dudosoPropiedad de nuestro padre?. LasCabezas (Fuente-Tjar), 1998.4. N 2.587-C.: Seis segmentosradiales sobre el culote externo delvaso a modo del descrito en 1.862-C.Vaso aretino (ver supra). Las Cabe-zas (Fuente-Tjar), 2001.COMENTARIOS FINALES YCRONOLOGALos centros de produccin cuyosproductos llegaron a estas tierras delSur de Crdoba son:De Arezzo (T. S. A.): Nmeros deinventario: 432-C. 1.091-C., 1.218-C.,1.223-C., 1.603-CS., 1.655-C., 1.657-C., 1.687-PS., 1.858-Mo., 1.891-C.,1.892-C., 1.904-C., 1.931-C., 2.529-C., 2.544-C. y 2.587-C. Total: 16.De la Galia (T. S. G.): Sin adscrip-cin a un taller determinado los n-meros de inventario: 1.211-C. y 1.879-130Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 6131Fuente-Tjar. Museo Histrico MunicipalC. Total: 2. Desde la Graufesenque,Montans y Banassac llega la TerraSigillata Sudglica (T. S. S.). Desdela Graufesenque (T. S. S.): Nmerosde inventario: 897-C., 1.642-C., 1.689-L. y 1.945-C. Total: 4; desde Lezoux(Terra Sigillata del Centro de lasGalias -T. S. G.-: Nmeros de inven-tario: 1.938-C. Total: 1.Productos hispanos (T. S. H.): Sinfijacin de taller: Nmeros de inven-tario: 1.409-H., 1.690-CT., 1.939-C.,2.106-C. y 2.545-C. Total: 5. De An-djar los nmeros 433-C., 442-C.,1.604-CS., 1.868-C., 1.878-C., 1.881-C., 1.929-C. y 1.937-C. Total: 8. DeManjarres: 1.049-C. Total: 1.Dudosos: Nmeros de inventario:372-Sa., quiz de la Graufesenque;434-C., quiz hispnica; 1.648-C., his-pnica de Tricio o de la Galia; 1.656-C., de Arezzo o la Galia; 1.876-C., deArezzo o la Galia, ms probablemen-te de la Graufesenque; 1.877-C., pro-bablemente itlica; 1.880-C., deArezzo o, tal vez de Banassac; 1.930-C., de Andjar o de la Galia, ora de laGraufesenque ora de Montans; 1.936-C., posiblemente glica; 1.942-C., his-pnica o, lo ms probable, aretina, y2.546-C., mismo caso que 372-Sa.Total: 11.Lo anterior da como resultados:Centros seguros: 30, es decir, el62,50%. Sin taller determinado, perocon adscripcin a zona o provincia:7, el 14,58%. Dudosos: 11, el 22,91%.En cuanto a las marcas tenemosque las impresas en Arezzo, con 16,ocupan el 33,33 %; Andjar, con 8, el16,66%; Manjarres, con 1, el 1,80%,otras hispnicas, con 5, el 10,41%.Total hispnicas: 14, el 28,87%. LaGraufesenque, con 4, el 8,33%; talle-res glicos sin especificar taller, 2, el4,16%; Lezoux, con 1, el 180%. To-tal glicas: 7, el 14,29%. A ello habraque aadir las estampillas nmeros372-Sa y 2.546-C., que pueden sermarcas nuevas, o al menos descono-cidas para el autor de estas lneas.Los ceramistas dudosos, cuyos pro-ductos tambin se hallan presentes enel M. H. M. con 11 marcas, represen-tan el 22,91%. La mayora de las mar-cas expuestas en el M. H. M. de Fuen-te-Tjar, segn hemos comprobado,lo estn sobre vasos aretinos, segui-das de las hispnicas de Andjar y delas de la Graufesenque.Atendiendo a la forma de las es-tampillas, stas se reparten del si-guiente modo: 35 rectangulares(72,91% del total), de las que una esanepgrafa palma- (1,80% del totaly el 2,85 % de las rectangulares) ydos con doble registro (4,16% del to-tal y 5,70% de las rectangulares); 6oblongas (12,50% del total); 2 circu-lares (4,16% del total), de las que unaes anepgrafa -figura humana- (1,80del total y el 50% de las circulares), 2in planta pedis (4,16%) y 3 dudosas(5,20% del total).Los grafitti, grabaciones que sepracticaron con posterioridad a la coc-cin, estn ms en concordancia conel consumidor final de la pieza que conel alfar que fabric el vaso, es decir,el usuario dej constancia de quinera el propietario (casos de los nme-ros 1.001-CT y 1.085-C) o, tal vez,132Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 7133Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipalplasm alguna otra intencin, cuyosignificado escapa a nuestro conoci-miento (nmeros 1.862-C y 2.565-C).Los momentos de produccin y pe-riodo de actividad de estos alfares nosdan las fechas aproximadas de la lle-gada de la sigillata a nuestro territo-rio, si bien con un margen cronolgi-co de unos 25 aos despus del co-mienzo de la fabricacin y otros tan-tos de la finalizacin. Lo mismo po-demos afirmar refirindonos a los va-sos que aparecen grafitados, si bienlos signos pudieron haberse rayadoen esas fechas o tiempo despus.Los alfares aretinos datan de co-mienzos del primer tercio del s. I a. C.(poca de Augusto), produccin quese prolonga hasta el 50 d. C. (pocaJulio-Claudia) e incluso hasta fines dels. I (las cartelas in planta pedis sonde entre el 15 y el 20 d. C.). Los galosinician su produccin en fechas para-lelas a los aretinos, entre los aos 20-40 d. C. hasta la mitad del s. II. Y loshispanos principian en el s. I-II imitan-do las formas itlicas (la aretina) yglicas (la sudglica). Los de La Riojainician sus artculos hacia fines del I,sin embargo Arenzana y Bezares nolo hacen hasta comienzos del II; porsu parte, Andjar lo hace en la segun-da mitad del s. I y llega hasta media-do del II, poca de Tiberio-Claudio (30/40 d. C.), lo mismo ocurre con los ta-lleres granadinos de La Cartuja yAlbaicn.Los periodos de fabricacin cer-mica, de acuerdo con la poca reinan-te, son conocidos como poca tibe-rio-claudia, claudio neroniana y flavia:gobiernos de Tiberio, hasta el 37; deClaudio, del 37 al 54; de Nern, del54 al 68; de Vespasiano, del 69 al 79,y de Domiciano, hasta fines del I.BIBLIOGRAFAALARCO, A. M (1983): Os m-todos de investigao laboratorial e oestudo de T. S. H.. En Boletn delMuseo Arqueolgico Nacional (Ma-drid),1,2. pp. 141-145.BELTRN LLORIS, M. (1978): Ce-rmica romana: Tipologa y clasifica-cin I. Zaragoza.CARRILLO DAZ-PINS, J. R. eHIDALGO, R. (1991): El yacimientoarqueolgico del Cerro de las Cabe-zas (Fuente-Tjar, Crdoba). En XXCNA, pp. 349-354. Zaragoza.DE JUAN TOVAR, J. C. (1984):Los alfares de cermica sigillata enla pennsula Ibrica, I: Rvta. de Ar-queologa, 44, pp. 32-45. Madrid.DE JUAN TOVAR, J. C. (1985):Los alfares de cermica sigillata enla pennsula Ibrica, II: Rvta. de Ar-queologa, 45, pp. 32-45. Madrid.JIMNEZ SALVADOR, J. L.(1991): El Templo Romano de la ca-lle Claudio Marcelo en Crdoba: As-pectos cronolgicos, urbansticos yfuncionales. En Anuario Arqueolgi-co de Andaluca, pg. 142.LAMBOGLIA, N (1952: Apuntessobre cronologa cermica, P. S. A. N.A. III, Zaragoza.134Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 8135Fuente-Tjar. Museo Histrico MunicipalLEIVA BRIONES, F. (1985): Ce-rmica de lujo romana de la poca Im-perial en Fuente-Tjar. Fuente delRey, 15-16, pp. 10-11. Priego de Cr-doba.LEIVA BRIONES, F. (1998):Annius Optatus y los Aviti, una so-ciedad de transportistas (s. I d.C.) pre-sentes en la Subbtica Cordobesa,segn un titulus pictus, en Crnicade Crdoba y sus pueblos, V, pp. 217-226, Crdoba.LEIVA BRIONES, F.; LEIVA FER-NNDEZ, N.; LEIVA FERNNDEZ, J.N. (2005): Letreros latinos proceden-tes de Iliturgicola (Fuente-Tjar, Cr-doba) y de su territorio (ConventusAstigitano). En Antiquitas, 17, pp 71-82. Priego de Crdoba.LPEZ y LPEZ, I. M; LUNAOSUNA, M D. (1991): La Almanzo-ra: dos alfareros glicos, en formascompletas, procedentes de contextofunerario. En Rvta. Antiquitas, 3, pp.46-49.MARCOS POUS, A. (1976): Es-tampillas de ceramistas sobre tazasaretinas H8 recogidas sin control ar-queolgico en el yacimiento delexconvento de la Merced de Crdo-ba. En Corduba, 2, pp. 59-97. Crdo-ba.MAYET, F. (1983): Epigraphie etsigill hispanique. En Boletn delMuseo Arqueolgico Nacional (Ma-drid),1,2. pp. 147-149.MORENO ALMENARA,MAUDICIO (1989): Importaciones eimitaciones de cermica romana enel yacimiento de Cercadilla (Crdoba).Siglos I al III de. C.. En ACC, 9, pp.247-272.PENCO VALENZUELA, F. M.;MARFIL RUIZ, P. F.; BLANES DEL-GADO, C.; BAENA ALCNTARA, M.D. (1993): Resultados del estudio dela necrpolis romana excavada duran-te las dos fases de Intervencin Ar-queolgica de Urgencia desarrolladasen la Avenida de las Olleras n 14 deCrdoba. En Rvta. Antiquitas, 4, pp.45- 56. Priego de Crdoba.ROCA ROUMENS, MERCEDES(1981): Terra Sigillata Hispnica: Unaaproximacin al estado de la cues-tin. Cuadernos de Prehistoria, Uni-versidad de Granada, n 6.ROCA ROUMES, MERCEDES(1983): El centro de produccin deTSH de Andjar. En Boletn del Mu-seo Arqueolgico Nacional (Madrid),2. pp. 159-164.SNCHEZ-LAFUENTE PREZ, J.(1983): La Graufesenque (Millau),produccin y comercio del mayorcomplejo alfarero del Alto Imperio.Rvta. de Arqueologa, 31, pp. 30-41.SERRANO RAMOS, ENCARNA-CIN (1983): Dispersin de la Sigi-llata Hispnica fabricada en los talle-res de la Btica. En Boletn del Mu-seo Arqueolgico Nacional (Madrid),2., pp151-157.TOVAR JUAN, LUIS CARLOS:Elementos de alfar de Sigillata His-pnica en Talavera de la Reina (Tole-136Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLm. 9137Fuente-Tjar. Museo Histrico Municipaldo). Alfares de Sigillata en la Cuencadel Tajo (1983). En Boletn del MuseoArqueolgico Nacional (Madrid), 2.,pp. 165-175.VAQUERIZO, D.; MURILLO, J. F.;y QUESADA, F. (1994): ArqueologaCordobesa: Fuente-Tjar. Crdoba.VARGAS CANTOS, S.; MORENOALMENARA M. (2002-03): Anlisisde un contexto cermico en el sectormeridional de la Colonia Patricia. EnA. A. C., 13-14, pp. 201-227.Lucena141Memoria 2006IntroduccinPara el Museo Arqueolgico y Et-nolgico de Lucena este ao 2006 hasupuesto el afianzamiento y consoli-dacin del proceso iniciado en el ao2004, con el desarrollo de actividadesLucenaMuseo Arqueolgico y EtnolgicoDaniel Botella OrtegaDirector del Museo y Arquelogo Municipalenmarcadas en el Plan MunicipalCuatrianual de Cultura, Patrimonio yTurismo, fundamentalmente en elcampo de la investigacin y la puestaen valor, el desarrollo anual ProyectoGeneral de Investigacin para la Cue-va del ngel y la puesta en valor delalfar romano de Los Tejares y la bas-lica visigoda de Coracho.142Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaDotacin de personalDireccin del MuseoEl Ayuntamiento de Lucena conti-na este ao con la contratacin comopersonal eventual para la prestacinde servicios destinados a la direcciny gestin del Museo, del arquelogoD. Daniel Botella Ortega, situacinque se mantiene hasta nuestros das.Servicio de limpiezaSe ha contado de forma perma-nente y con dedicacin parcial conuna limpiadora del O. A. SERVIMAN,que ha desarrollado su trabajo tantoen las dependencias de exposicincomo en las oficinas del Museo, lapropia oficina de Turismo, junto conla limpieza del Centro de Recepcine Interpretacin de la Va Verde, si-tuada en la antigua Estacin de Trende Lucena.Personal de mantenimiento ymontajeDependiente del propio Ayunta-miento o del O. A. Serviman, a lo lar-go del ao 2006, han ido realizandotareas de mantenimiento del alumbra-do del Museo, as como de trabajosde carpintera, pintura y eliminacinde vegetacin parasita en el entornodel Castillo del Moral.Personal auxiliarEl desarrollo de tareas de carc-ter administrativo, relacionadas con elMuseo se ha llevado a cabo por D.Rafael Cabello Albal, funcionario delExcmo. Ayuntamiento de Lucena.Personal de Control y Segui-mientoEst compuesto por tres ordenan-zas y que desarrollan su trabajo enla propia Oficina Municipal de Turis-mo, en la planta baja del Castillo delMoral. Han realizado las siguientesactividades relacionadas con el Mu-seo:- La apertura y cierre del Museo ycada sala una de sus salas.- Control de circuito cerrado de c-maras de seguridad en las salas.- Conexin y desconexin de laalarma.- Control y estadsticas de las visi-tas al Museo.- Encendido y apagado de las sa-las.Inventario y CatlogoDesde inicios del ao 2006 hastasu finalizacin se han contabilizado untotal de once mil ciento cincuenta ytres piezas (11.153) ingresadas en losfondos del Museo Arqueolgico y Et-nolgico de Lucena. stas se distri-buyen en los siguientes grupos:- donacin- depsito- ingresos por orden judicial- ingresos por actuaciones propiasIngresos ordinariosDentro de este concepto se inclu-yen las donaciones y cesiones desdeinicios del ao 2006 hasta su finaliza-cin y ascienden ambas a 11.010 pie-zas.143Lucena. Museo Arqueolgico y EtnolgicoCesionesSe ha computado el ingreso de 10piezas con un slo contrato en con-cepto de cesin. En este apartado seincluyen tambin la cesin de una bi-blioteca especializada en prehistoriacon un total de mil setenta y tres art-culos (1073) y ciento cincuenta y cua-tro libros (154). Ambas suponen 1237elementos cedidos, que es un 11.23% del total de restos ingresados den-tro del grupo de cesiones, donacio-nes y el 11.09 % del total de los ingre-sos anuales.Ingresos por actuaciones pro-piasEn total se han contabilizado tresactuaciones por informes requeridosa este museo por expedientes san-cionadores abiertos por la DelegacinProvincial de Cultura de la Junta deAndaluca en el trmino municipal deLucena, que suponen un total de 135piezas, lo que asciende al supone el1,21 % de los ingresos en este ao.Ingresos por actuaciones judi-cialesEl da 27 de Noviembre se recibenen el Museo los restos de un crneovrtebras superiores y maxilar inferiorde un individuo y una difisis de otro,procedente de la Ronda Sur, crucecon carretera del Calvario, por ordendel Juzgado nmero 2 de Lucena, yremitido desde el Instituto de medici-na legal de Crdoba. Supone un to-tal de 8 piezas, lo que asciende alDonacionesSe han computado un total de9.773 piezas donadas, repartidas enlos 18 contratos firmados durante elao 2006, lo que supone un 88,76 %total de restos ingresados dentro delgrupo de cesiones y donaciones y el87,62 % de la totalidad de los ingre-sos anuales.144Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobasupone el 0,07 % de los ingresos eneste ao.Dependencias internas del MuseoLas dependencias de rgimen in-terno del Museo Arqueolgico y Etno-lgico de Lucena se encuentran ubi-cadas desde el ao 2002 en el Cen-tro de Formacin, situado en la Pla-za del Coso. Con una superficie tilde aproximadamente 520 m2., que sedistribuye de la siguiente forma:- Despacho de direccin, topogra-fa y documentacin grfica. Equipa-do con dos ordenadores de ltima ge-neracin, impresora de inyeccin y l-ser, fotocopiadora y scanner, cma-ras digitales, mesa de dibujo y equi-po fotogrfico bsico, muebles de ofi-cina para director y auxiliar adminis-trativo.- Laboratorio de restauracin b-sico.- Almacn, con equipamiento dealarma de robo, estanteras metlicasy departamento de herramientas deexcavacin arqueolgica.Estas dependencias se han veni-do usando constantemente para la-bores de documentacin grfica delas intervenciones efectuadas de ofi-cio por el Museo, restauracin de pie-zas procedentes de los fondos pro-pios del Museo o piezas expuestas enlas salas del Museo, as como paraapoyo de restauracin y consolidacinde las piezas procedentes de la Ac-tuacin Arqueolgica Preventiva de laPlaza Nueva de Lucena y de la 1campaa del Proyecto Sistemtico enla Cueva del ngel de Lucena.Desde mediados de 2006 se noshabilitaron dependencias para el Mu-seo en los bajos del nuevo edificiode Asuntos Sociales, con una super-ficie aproximada de 200 m2.El almacenamiento de los fondosactuales del museo se reparte en tresestancias:- Almacn en el Centro Municipalde Formacin.- Almacn en los stanos del Cen-tro de Asuntos Sociales.- Almacn en la nave municipal delPolgono de la Viuela.Al entregarnos las nuevas instala-ciones (Almacn del Centro de Servi-cios Sociales) stas se hubieron dehabilitar con la colocacin de estan-teras, mesas de restauracin insta-145Lucena. Museo Arqueolgico y Etnolgicolacin elctrica, alarma etc.Es por ello que una vez acondicio-nadas se procedi al traslado de todoel material desde las antiguas depen-dencias de la Viuela hasta sta.Investigacin y conservacinAlfar Romano de los TejaresEsta factora alfarera del siglo I yII d. C. tras quedar inacabada la ac-tuacin en ella de la Escuela TallerSan Juan de Dios VI, necesita de laredaccin y ejecucin de un proyectodefinitivo de cerramiento e ilumina-cin, para poder convertirla a medioplazo en Museo de sitio o centro deinterpretacin. Tras la visita con el ar-quitecto municipal al yacimiento, serealiza informe propuesta por parte delmismo para la contratacin de la re-daccin de proyecto para el continen-te y del proyecto de seguridad y sa-146Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobalud del mismo por un importe de4.034,78 IVA incluido.Estudio sistemtico del materialCueva del ngelPara este ao se ha elaborado elproyecto concreto de estudio de ma-teriales de todas las campaas reali-zadas hasta el momento en la Cuevadel ngel.Para ello se ha solicitado a la Con-sejera de Cultura autorizacin parael estudio de materiales de la campa-a de verano de 2005, segn esta-blece el Reglamento de ActividadesArqueolgicas, actividad que ha sidoautorizada por la Direccin General deBienes Culturales, y que se ha esti-mado en un coste total de 49.792 de los que 18.000 los aporta elAyuntamiento de Lucena y la Conse-jera de Cultura 31.792 , el periodode ejecucin fue desde el 1 de Julioal 15 de Agosto de 2006.Adecuacin del entorno,sealtica en la sima de la Cuevadel ngelEjecucin de la redaccin del pro-yecto de obra del tnel, proyecto deimpacto ambiental, proyecto de segu-ridad y salud, as como apertura de laboca del tnel y sondeo geotcnicopara la localizacin real de la sima.Seguimiento del vaciado de lasobras de la Plaza NuevaDurante los meses de Noviembrey Diciembre de 2006 y Enero de 2007se ha procedido por parte del Arque-logo D. Jos Antonio Riquelme Can-tal y del Arquelogo Municipal, D.Daniel Botella Ortega al control y se-guimiento de la excavacin realizadaen la Plaza Nueva con motivo de laejecucin de los apartamientos pbli-cos subterrneos en la misma.Castillo del MoralInstalacin de puertas de made-raRealizado por el taller de empleoMariana Pineda de Lucena y sufraga-dos por esta Delegacin de Cultura.Las mismas se han colocado en laSala Superior de la Torre del Home-naje. Puerta de acceso al Castillo delMoral desde la plaza de Archidona,Puerta del Patio al foso, Puerta deacceso a las escaleras medievalesdesde el patio de armas, puerta de147Lucena. Museo Arqueolgico y Etnolgicoacceso a los actuales servicios, y en-fundado de madera de la puerta deacceso a la sala primera del castillodel Moral.Recrecido del paso de Ronda enla Torre del MediodaRealizado tambin por el taller deempleo de Lucena y sufragados poresta Delegacin de Cultura. Esta obraha permitido abrir al pblico el adarvesuperior del Castillo y el acceso delvisitante desde la sala 10 a las ubica-das en la Torre del Homenaje, o vice-versa. Se ha usado los criterios mar-cados en su da por la Comisin Pro-vincial de Cultura, con unas piezas decantera similar en tono y calidad enla textura de las ubicadas inmediata-mente por debajo.Ampliacin del circuito cerradode cmaras de videoRealizado por la empresa EberSeguridad y tras la peticin de trespresupuestos. Se amplan las cma-ras del castillo y se procede a la reno-vacin del sistema de grabacin, deforma que se puede acceder desdecualquier punto, a travs de Internety revisar el visionado de las grabacio-nes automticas que se efectan cadavez que hay movimiento en cada unade las salas o espacios detectados.Instalacin de aire acondiciona-do y climatizacinRealizado por la empresaVarcalcel, S.L. tras la solicitud de trespresupuestos a diferentes empresasdel sector. Se ha instalado la climati-zacin de las dependencias que msdiferencias de temperaturas presen-taban tanto en pleno invierno comoen poca estival: galera oeste delcastillo, sala segunda de la Torre delHomenaje, galera sur del castillo ysala de los metales (esta ltima consistema de deshumificacin incluido).Las salidas exteriores se han recu-bierto con estructuras metlicaspaneladas y pintadas de tonos grispara evitar impacto visual sobre eledificio.Puesta en valorEn este apartado se presentan lasactuaciones que se han desarrolladoen el mbito del Patrimonio, a excep-cin del arqueolgico.Baslica visigoda de CorachoEste ao se ha solventado la ad-judicacin de la obra de la segunda148Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobafase de este conjunto (cubricin, ci-mentacin y vallado en la parcelamunicipal del Polgono de la Viuela)a travs de su publicacin en el Bole-tn Oficial de la Provincia de Crdo-ba. La empresa que gan la adjudi-cacin fue Carmen Serrano Muoz,de Puente Genil, inicialmente a al bajapor la cantidad de 133.400 , cuandoel total ascenda a 148.406,29 .Patrimonio eclesisticoDesde la propia Delegacin deCultura y Patrimonio se llevarn acabo actuaciones de colaboracin conla Iglesia, para su conservacin, difu-sin e investigacin. Entre las ejecu-tadas se encuentran la recuperacinde los florones de la Iglesia de SanMartn (Convento de las AgustinasRecoletas).DifusinVisitas guiadasA lo largo del ao se han realizadovisitas guiadas a diferentes yacimien-tos y espacios.Las visitas guiadas por alumnos decentros pblicos fueron las siguientes:Da 9 de Febrero de 2006, 75alumnos del C.P. Nuestra Seora deAraceli de Lucena, correspondientesal 5 curso de E.S.ODa 24 de abril de 2006, 100 alum-nos de los cursos 3, 4 5 y 6 dealumnos del C.E.I.P San Francisco delas Navas del Selpillar.Da 5 de mayo de 2006, 25 alum-nos procedentes de la Universidad deCrdoba del departamento de Geo-grafa y Ciencias del Territorio.Da 11 de Diciembre de 2006, 180alumnos I.E.S Juan de Arjula de Lu-cena de 1 y 2 curso de la ESO.Da de AndalucaEl 28 de Febrero de 2006, coinci-diendo con el Da de Andaluca, seprocedi a la inauguracin de los pun-tos interactivos en el Museo, estospuntos interactivos consisten en unadescripcin de cada una de las salasmediante megafona, a la cual se ac-cede mediante la pulsacin de un bo-tn, a voluntad de sus visitantes.Visitas de la pgina web delMuseo149Lucena. Museo Arqueolgico y EtnolgicoCon la direccin dewww.museodelucena.com esta pgi-na ofrece informacin general ypormenorizada de esta institucin. Seofrece al cibernauta informacin ge-neral sobre la localidad, la historia deledificio, organigrama funcional, hora-rios, ubicacin, salas expositivas, di-fusin e investigacin, etc...Desde el da de 1 de Enero hastael 31 de Diciembre de 2006, hubo untotal de 11.930 visitas, las cuales sedetallan por meses a continuacin enel siguiente grfico:Los visitantes accedieron en sumayora, a travs de la direccinwww.museodelucena.com, y el restodesde alguno de los muchosbuscadores que hay en Internet.Las pginas ms visitadas, orde-nadas de mayor a menor y por ordende porcentajes fueron las siguientes: Pgina inicial, donde hay una pe-quea introduccin en flash, y sehace una alusin al contenido de todala web mediante capas, continuandocon la pgina de presentacin con unEl bloque dedicado a Informacingeneral (situacin, como llegar, ho-rarios de entrada, breve historia deLucena, datos de la localidad, y otrasrutas tursticas). Continuando con laseccin Acerca de nosotros (Histo-ria del Museo, Historia del edificio,Descripcin del edificio y Organigra-ma funcional). Siguiendo con Conoz-ca nuestras salas (donde se incluyeuna pgina por cada una de las salasdel Museo. Las Actividades (Pieza delmes, Jornadas de Patrimonio, Confe-rencias y Conservacin y restaura-cin) y para terminar con la seccinde Investigacin (Carta Arqueolgica,Cueva del ngel, Alfar Romano, Ace-a de Jauja, Condes de Hust y Corti-jo Nuevo).En cuanto al las nacionalidades desus visitantes son preferentementeespaoles, aunque hay visitas de pa-ses de origen latino como Argentina,Mxico, Bolivia, Uruguay y Colombiay de habla inglesa como USA.Da Internacional de los MuseosCon motivo del Da Internacionalde los Museos, el 18 de mayo de 2006se realiz una jornada d e puertasabiertas en el Museo.VIII Jornadas de Patrimonio deLucenaLas VIII Jornadas de Patrimonio sedesarrollaron este ao en tres sesio-nes monogrficas con el objetivo deal seccionar en el tiempo pudiera darlugar a una mayor participacin ciu-dadana. La primera de ellas el da 17de Febrero, la segunda el da 10 deNoviembre y la tercera el 6 de Diciem-bre, organizadas por la Delegacin deCultura y Patrimonio y patrocinadaspor el Ayuntamiento de Lucena y Ca-jasur.150Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLos actos por das consistieron en:1 Sesin, viernes 17 de Febrero20.30 horas: INAUGURACIN DELAS JORNADASA cargo de M Jos Lara Gonzlez,Concejal Delegada de Cultura y Pa-trimonio del Ayuntamiento de Lucena.20.45 horas. CONFERENCIALa actuacin arqueolgica preventi-va de la Plaza Nueva. Nuevas apor-taciones al conocimiento histrico denuestra ciudad.A cargo de D. Daniel Botella Ortega,arquelogo municipal del Ayuntamien-to de Lucena.2 Sesin, viernes 10 de NoviembreEsta sesin fue monogrfica de laAsociacin Cultural Torre del Moral.20.00 horas. INAUGURACIN 2SESIN DE LAS VIII JORNADASA cargo de M Jos Lara Gonzlez,Concejal Delegada de Cultura y Pa-trimonio20.10 horas: CONFERENCIAMetodologa de la intervencin arqui-tectnica: El castillo de Lucena.A cargo de D. Jos Lus Lope y L-pez de Rego, Arquitecto.20.45 horas: PRESENTACIN DE LAPGINA WEBPagina web de la Asociacin CulturalTorre del Moral.A cargo de D. Francisco A. ChicanoOrtiz. Miembro de la Asociacin Cul-tural Torre del Moral.21.15 horas: PREMIOS DE PATRI-MONIOEntrega de Premios de Patrimonio deLucena.A cargo de la Asociacin Cultural To-rre del Moral.3 Sesin, viernes 6 de DiciembreEn el Castillo del Moral. Sala 6 delMuseo Arqueolgico y Etnolgico.10.30 horas: INAUGURACIN DE LASALA DE LA LUCENA JUDA: Luce-na: Perla de Sefarad.En el Saln de Plenos del Excmo.Ayuntamiento.A las 11,15 horas: CONFERENCIA:El Tesorillo del Cortijo de la Mora.Lucena, Crdoba III Sesin del IVJornadas de Patrimonio, a cargo deD. Rafael Frochoso Snchez. Acad-mico correspondiente de la Real Aca-demia de Ciencias Bellas Letras yNobles Artes de Crdoba.A las 12,15 horas: Interpretacin deLa Marcha Turca en conmemoracinde la celebracin del Aniversario deMozart.Publicacin en la revista LUCE-NAArtculos especficos sobre el Mu-seo y piezas del mismo, publicadosen la revista LUCENA, editada porla Delegacin de Presidencia delAyuntamiento de Lucena, con una pe-riodicidad mensual , con la serie fijadenominada La pieza del Mes. Enel ao 2006 se han publicado seccio-nes en los meses de marzo, abril yjulio-agosto.Exposicin temporal Los Teso-ros de Al YussanaEn cooperacin con el Museo Arqueo-lgico y Etnolgico de Crdoba en elcampo como la difusin se ha monta-151Lucena. Museo Arqueolgico y Etnolgicodo una exposicin temporal con el t-tulo Los tesoros de Al Yussana conla exposicin de piezas procedentesde este Museo y encontradas ennuestro trmino municipal, con la au-torizacin del depsito temporal departe de las piezas del Cortijo de laMora, del tesorillo del Castillo delMoral y de la lpida juda de la CalleSantiago, todos ellos expuestos en lanueva sala juda en la sala 6 del Mu-seo, desde el 6 de Diciembre de 2005hasta el 4 de marzo de 2007. Dentrode esta muestra aparece tambin elsello judo del Cerro Hacho.Boletn Anual de la APMLCArtculo especfico sobre el Museode nuestra Ciudad en este boletn. Seha editado el nmero 6 correspon-diente al ao 2005, que contiene art-culo correspondiente a las memoriasdel Museo Arqueolgico y Etnolgicode Lucena de los aos 2004 y 2005.Conferencia en HuelvaSe ha impartido conferenciamonogrfica del Museo en El Cerrodel Andvalo de Huelva el da 29 deSeptiembre de 2006, dentro de las IIJornadas de Museografa yMuseologa de su Museo.Sala 6 Lucena: Perla deSefaradCon motivo del Da de la Constitu-cin de 2006 se ha inaugurado la salaLucena: Perla de Sefarad. Se ubicaen la sala 6 o sala baja de la Torre delMoral. Para ello se ha reconvertidoesta sala, anteriormente dedicada alOrigen de la Cermica, a este menes-ter. Se ubica una maqueta de la ciu-dad en poca medieval andalus, se-gn la descripcin de Al Idrisi.En la vitrina adosada se muestrala exposicin temporal de Los teso-ros de Al Yussana y en los nichos-vitrinas se destina el espacio por unlado a los restos de la baslica visigodade Coracho, aparecida en la autovaA-45, Crdoba-Antequera en su tra-mo Lucena Sur-Encinas Reales. Porotro lado se ensean restos arqueo-152Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobalgicos de este periodo medieval ju-do. La sala se completa con panelesexplicativos de la sociedad, econo-ma, organizacin poltica, escuelatalmdica, ritos religiosos y fiestas deesta comunidad juda, as como poe-mas de escritores lucentinos hebreosescritos en su lengua y pintados enlas paredes de la sala.Trabajos de colaboracinAsociacin Cultural Torre delMoralSe ha colaborado por parte de esteAyuntamiento en la segunda sesinde las VIII Jornadas de Patrimonio deLucena, el da 10 de Noviembre de2006.Equipo de investigacin de laCueva del ngelSe ha colaborado en los meses deJulio y Agosto con el estudio de ma-teriales de las campaas anteriores.Delegacin Provincial de Cultu-raComo hasta el momento ha sidouna constante, se continuar en lacolaboracin con la Delegacin deCultura de la Junta de Andaluca enlo siguientes campos:- Se ha asistido al Encuentro deMuseos de la Provincia de Crdobael da 11 de Noviembre de 2006.- Se presenta el 19 de Diciembrede 2006, en la Delegacin de Culturaproyecto de vigilancia arqueolgica delas Obras de la Ronda Sur con la C.P.19 (Cruce del Calvario).- Se comunica con fecha del 30 deNoviembre de 2006 el inicio del Se-guimiento del Vaciado de los sedimen-tos de la Plaza Nueva.- Proyectos puntuales sobre el pa-trimonio local que requieran la infor-macin, asesoramiento y permisos deeste organismo.Direccin General de MuseosLa cooperacin con este organis-mo se ha hecho necesaria e indispen-sable a la hora de ejecutar los pro-yectos previstos que afectan directa-mente al mantenimiento y promocindel Museo Arqueolgico y Etnolgicode nuestra ciudad, as como a los nue-vos subvencionados por esta Direc-cin. Se concretan en:- Seguimiento, ejecucin y justifi-cacin de la subvencin del 2006 con-cedida para equipamiento de almacndel Museo (estanteras) y material derestauracin y conservacin.- Colaboracin en los actos gene-rales del Da Internacional de los Mu-seos, el 18 de mayo de cada ao.- Resumen anual de los ingresosrecibidos en el Museo durante el ao2006.- Facilitar las inspecciones queeste organismo puedan realizar al pro-pio Museo Arqueolgico y Etnolgicode Lucena.- Informe anual del ao 2005 en elprimer trimestre de 2006.Direccin General de BienesCulturalesDel mismo modo que con la insti-tucin anterior, la Delegacin de Cul-tura y Patrimonio ha mantenido rela-153Lucena. Museo Arqueolgico y Etnolgicociones con este organismo autonmi-co en diferentes aspectos:- Presentacin y seguimiento deproyectos anuales generales de in-vestigacin.- Presentacin y seguimiento deproyectos de actuaciones arqueolgi-cas de urgencia.- Restauracin del Sagrario de SanMateo o la portada principal de San-tiago.Instituto de Paleontologa Hu-mana de Francia, Museo del Hom-bre de Pars y Centro de Investiga-cin de TautavelLa colaboracin con estos dos or-ganismos de cara a la formacin deun equipo slido de investigacin so-bre el yacimiento de la Cueva del n-gel se hace fundamental. Las colabo-raciones se harn a nivel institucionalentre el Ayuntamiento de Lucena yeste organismo francs, y se desarro-llarn dentro de las pautas marcadaspor el convenio de colaboracin firma-do el ao 2005 entre ambos.A raz de este convenio se handesplazado este verano diferentes es-pecialistas desde Francia (Dra. AnneMarie Moigne desde Tautavel y Dr.Salah Abdessadok desde Pars).InspeccionesInspecciones sobre patrimonioComo gestin directa de la Dele-gacin de Cultura y Patrimonio, y apeticin de la propia Delegacin, deotras Delegaciones Municipales, o lapropia Consejera de Cultura, se pro-154Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacedi a la inspeccin general deaquellos bienes que as lo requirieron,as como bienes relacionados con ya-cimientos paleontolgicos, arqueol-gicos, histricos, etnolgicos o de tra-diciones. Cada actuacin se concre-t en el correspondiente informe delas visitas realizadas as como su ele-vacin al Concejal-Delegado o Admi-nistracin que lo solicit.Inspecciones arqueolgicasEn los casos de seguimientos deobras de restauracin, consolidacin,excavacin o depsito de yacimien-tos arqueolgicos o edificios histri-cos, cuando la Delegacin de Culturay Patrimonio lo ha requerido, el Ar-quelogo Municipal ha actuado deoficio en el seguimiento de estos pro-yectos y su correcta ejecucin. Delmismo modo se ha procedido a la re-daccin del correspondiente informepropuesta de actuacin, o acta de re-cepcin de las obras.Visitas al yacimiento de la Cue-va del ngelSe han realizado diferentes visi-tas al yacimiento de la Cueva del n-gel de Lucena para calibrar y com-probar el estado de la chapa de pro-teccin, procedindose en varias oca-siones a reparar las chapas metlicaslevantadas por desconocidos.155Lucena. Museo Arqueolgico y EtnolgicoEste ao se ha terminado de eje-cutar la rampa de acceso a la Cuevadel ngel, as como el sondeogeotcnico para la verificacin de lasituacin del la sima de la Cueva delngel.Alfar romano de Los TejaresEl 7 de Noviembre y tras visita conla arquitecta municipal al yacimiento,se realiza informe propuesta por par-te de la misma para la contratacinde la redaccin de proyecto para elcontinente y del proyecto de seguri-dad y salud del mismo, por un impor-te de 4.034,78 _ IVA incluido.Se encarga a D. Carlos GarcaFernndez de Villalta, arquitecto y aD. Rafael Torres Tenllado, arquitectotcnico, la redaccin del mismo.Durante el ao 2005 se procedide oficio a realizar la vigilancia y se-guimiento de las obras de restaura-cin de la tercera fase en el alfar ro-mano de Los Tejares, as como de lacubricin y montaje del centro de in-terpretacin del alfar romano de LosTejares, por la Escuela Taller SanJuan de Dios VI.Laderas de Morana yAcebuchosoSe ha delimitado la parcela real delyacimiento de la ciudad de Morana,reducindose su superficie a un ter-cio de lo previsto en el expediente ori-ginal, y eso, a pesar de dejar un am-plio espacio para zona de recreo ycentro de recepcin. Se ha solicitadoinforme de la Gerencia de Urbanismode Lucena para la segregacin de losterrenos afectados por la ciudadiberorromana de la parcela matriz rs-tica. Por otro lado ya se tienen lasvaloraciones de los terrenos de laNecrpolis de Morana, del CerroAcebuchoso y de la ciudad, por lo quequedara la reunin con la propiedad,ofertndole un precio o permuta de losterrenos.Horario, N. de visitas e ingre-sos econmicos por entradasLos horarios establecidos para laapertura del Museo son los siguien-tes:Invierno: Maana TardeLunes Cerrado CerradoMartes aViernes 9 a 14 h. 17 a 21 h.156Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaSbado,Domingoy festivos 11 a 14 h. 18 a 20 h.Verano: Maana TardeLunes Cerrado CerradoMartes aViernes 9 a 14 h. 18 a 22 h.Sbado,Domingoy festivos 11 a 14 h. 19 a 22 h.Hasta hoy en da, la entrada al Mu-seo es gratuita. Los ingresos por ven-ta de la entrada han sido nulos, en elao 2006, ya que por parte de la De-legacin de Cultura y Patrimonio delAyuntamiento de Lucena, no se hanprocedido an a la aplicacin de lastasas por este concepto.El nmero de visitas anual ascien-de a 8.829 personas.Los momentos ms destacados delas visitas coinciden este ao con losmeses de Marzo, Abril, Mayo, Agostoy Diciembre.El nmero de visitante se ha vistodisminuido en aumentado en 303 per-sonas, pero no contamos con el mesde noviembre, durante el cual estuvoel Muso cerrado por motivos de refor-mas y nuevos montajes.Proyectos de subvencinDesde el Museo Arqueolgico yEtnolgico de Lucena se ha venidogestionando la presentacin, redac-cin, seguimiento y ejecucin de di-ferentes proyectos de subvencin,relacionados no slo con el Museo,sino tambin con la recuperacin, di-fusin, investigacin y puesta en va-lor del patrimonio histrico local. Elresultado de esta gestin ha sido elingreso por diferentes organismos dedeterminadas vas de subvencin.Proyecto de desmontaje, trasla-do y reconstruccin museogrficadel la Baslica Visigoda de CorachoLa determinacin del Ayuntamien-to por la recuperacin de su patrimo-nio llev a la propia Delegacin deCultura y Patrimonio a redactar losproyectos correspondientes al des-montaje y traslado de los restos, lareconstruccin, vallado y cubricin,as como el de reconstruccinmuseogrfica. Gracias a esto, y trasaprobacin plenaria el da 22 de Fe-brero de 2005, con fecha del 1 deJulio de 2005, se firm convenio en-tre el Ministerio de Fomento y el Ayun-tamiento para ejecucin y la subven-cin total de este proyecto y que as-cienden a 269.547,31 . La ejecucinesta corriendo a cargo del Ayunta-157Lucena. Museo Arqueolgico y Etnolgicomiento de Lucena y la financiacintotal por el Ministerio de Fomento.Este ao se ha solventado la adjudi-cacin de la obra de la segunda fasede este conjunto (cubricin, cimenta-cin y vallado en la parcela municipaldel Polgono de la Viuela) a travsde su publicacin en el Boletn Oficialde la Provincia de Crdoba. La em-presa que gan la adjudicacin fueCarmen Serrano Muoz, de PuenteGenil, inicialmente a al baja por lacantidad de 133.400 , cuando el to-tal ascenda a 148.406,29 . El plazode ejecucin es de dos meses desdeel levantamiento de acta de replan-teo (30 de octubre de 2006).Proyecto de Subvencin parael MuseoDentro de las Convocatorias Ge-nerales para Museos, por parte de laDireccin General de Museos de laConsejera de Cultura, se present ala Comisin de Gobierno del Ayunta-miento de Lucena tres proyectos deSubvencin para el 2006, de los quetan slo el de dotacin de estanterasy material de conservacin ha sidoautorizado en su totalidad por la Di-reccin General de Museos en Di-ciembre de 2006, por una cantidad de158Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba4.451,94 .Proyecto de Adecentamiento delentorno, sealtica y apertura tu-rstica de la Sima de la Cueva delngelEl proyecto, aprobado por la Con-sejera de Turismo, Comercio y De-portes, con la cantidad de 295.349,92, de los que el Ayuntamiento aportala cantidad de 88.604,98 y estaConsejera la cantidad de 206.744,94, solo se ha ejecutado en la partecorrespondiente a redaccin de losproyectos de obra del tnel, proyectode impacto ambiental, y proyecto deseguridad y salud, as como aperturade la boca del tnel y sondeogeotcnico para la localizacin real dela sima. A partir de aqu se volver asolicitar a la Junta de Andaluca elmismo proyecto pero ahora con unplazo real de ejecucin.Gestin del Museo y RgimenInterno- Durante todo el ao 2006, la di-reccin del Museo asiste a las reunio-nes de coordinacin de tcnicos ce-lebradas todos los primeros martes decada mes por la Delegacin de Presi-dencia de este Ayuntamiento, de caraa programar mensualmente con an-telacin los actos de cada delegacin,cooperacin entre diferentes delega-ciones para actividades conjuntas, ynecesidades de recursos econmicosy de personal para llevarlas a cabo.- El personal administrativo de laoficina del Museo recibi un cursoimpartido por el Excmo. Ayuntamien-to de Lucena, dentro del programa deformacin continua, titulado Subven-ciones en la Administracin Pblica.- Desde este Museo se han emiti-do diferentes informes tcnicos y ase-soramientos, sobre diferentes yaci-mientos o circunstancias relacionadascon el patrimonio, para la propia Al-calda, as como para diferentes de-legaciones como Cultura, Educacin,Patrimonio, Obras, Urbanismo oAsuntos Sociales.- Se han mantenido diferentes re-uniones de coordinacin entre tcni-cos de cultura, patrimonio y turismo,o patrimonio y Gerencia de Urbanis-mo, o patrimonio y fomento.- El ao 2006 se han mantenidodos reuniones de la Comisin Muni-cipal de Patrimonio, celebradas losdas 16 de Febrero y el 24 de Abril de2006.Montilla161Memoria-Balance ao 2006Servicios del museoDurante el ao 2006 el Museo per-maneci abierto al pblico todos losdomingos, con el siguiente horario: de10:30 a 13:30. Adems hacindose vi-sitas concertadas con BIP Turismodurante cualquier da de la semana,incluyendo la visita al museo dentrodel circuito cultural ofertado al visitantey realizado en nuestra ciudad por estaempresa dentro de su propuesta tu-rstica a los lugares notables en elmbito de Montilla. La entrada al mu-seo es gratuita.El museo dispone de cuatro salasde exposicin permanente que el aopasado fueron renovadas y actualiza-das tanto en el contenido de las vitri-nas (Actualizacin de piezas) como enla presentacin de estas (color de lasparedes de las salas y realizacin detexturas en el exterior de las vitrinas,para que correspondan a cada perio-do de historia del cual exponemos pie-zas).Adems al ubicarse en la plantaMontillaMuseo Histrico LocalFrancisco J. Jimnez EspejoPresidente de la Asociacin de Arqueologa AgrpolisDirector del Museo Histrico Localbaja de la Casa de la Cultura de nues-tra ciudad, cuenta con los siguientesservicios y dependencias:- Patio cubierto de entrada antesde la sala de exposiciones permanen-te, haciendo las funciones de zona derecepcin de visitas y en el cual serealizan parte de las exposicionestemporales.- Oficina y sala de gestin, en lacual tambin se encuentra la bibliote-ca y archivo de nuestro museo y es ellugar de reunin de nuestra asocia-cin.- Almacn de fondos musesticos- Taller-Laboratorio de restauracin- Aseos pblicos de fcil accesibi-lidad- Sistema de seguridad con alar-ma antirrobo y proteccin contra in-cendios- Luces de emergencia- Libro de visitas- Pagina web (en preparacin)Horario de apertura, visitas y per-sonal en el 2006Direccin, horario y rgimen de vi-sitas:Casa de la Cultura162Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaTelf. 957 65 59 81.Fax 957 65 44 30 / 957 66 40 38Calle Padre Miguel de Molina, 214550 Montilla (Crdoba)Correspondencia dirigirse a:Asociacin de Arqueologa AgrpolisApdo.16614550 Montilla (Crdoba)museohistoricomontilla@hotmail.commuseohistorico@montilla.esHorario: Domingos y festivos de10.30ha 13.30h. Entrada gratuita. Visitas concertadas con antela-cin, por correo o mediante llamadatelefnica durante toda la semana.Las visitas se pueden realizar con osin gua.Bit Turismo. Casa del Inca Garcilaso.Tfno. 957 65 23 54. Fax 957 65 24 62 El protocolo para la apertura delmuseo no se ha modificado duranteel presente ao. Los domingos y fes-tivos de todo el ao son los miembrosde la Asociacin de ArqueologaAgrpolis los que abren las salas deexposicin al pblico.Durante el ao 2006 visitaron elmuseo un total de 1.267 personas,contabilizando tanto las visitas indivi-duales como las de grupos organiza-dos de colegios y asociaciones cultu-rales. El periodo de mayor afluenciade visitantes se produce durante elcurso escolar, bajando en poca deverano debido posiblemente a las al-tas temperaturas que hay que sopor-tar en la zona de la campia durantelos meses estivales.Se contabilizaron 735 personascon visita concertada, de estas visi-tas 16 correspondieron a grupos decolegios y asociaciones culturales tan-to de nuestra poblacin como de fue-ra de ella y 15 personas vinieron delugares como Inglaterra, Francia, Ho-landa y Japn. Enero ........................................... 50 Febrero ....................................... 211 Marzo ............................................ 41 Abril ............................................. 217 Mayo ............................................. 80 Junio............................................ 122 Julio .............................................. 33 Agosto ........................................... 22 Septiembre ................................... 88 Octubre ......................................... 33 Noviembre .................................. 235 Diciembre ................................... 135 Total ........................................ 1.267El personal con el que cuenta elmuseo esta compuesto por un equi-po tcnico dirigido por el presidentede nuestra asociacin Francisco JosJimnez Espejo Licenciado y Docto-rado en Geologa por la Universidadde Granada y formado por voluntarios,que realizan las labores de gestininterna de la institucin a travs deconvenio, adems de investigacin,catalogacin de fondos y visitas guia-das al museo, en total unas ocho per-sonas y tcnicos del Ayuntamientoque se ocupan de la tramitacin de ladocumentacin propia del mismoayuntamiento relacionada con el mu-seo.Ampliacin de fondos y Preser-vacin del PatrimonioSe han ampliado los fondos con163Montilla. Museo Histrico Localveintitrs piezas de diferentes mate-riales:Bronces: dos sondas, un bistur, unaaguja, dos esptulas, un estiletePlomo: doce pesas de diferentes ta-maos y pesosMrmol: tres fragmentos de frisoSilex: NcleoRedaccin de documento sobreinformacin urbanstica de carcterarqueolgico de c/ Escuchuela 13 y15, Montilla (Crdoba), realizado porDon Raimundo Ortiz Urbano, arque-logo colaborador del Museo HistricoLocal de Montilla, adjuntando las fi-chas pertenecientes a la carta arqueo-lgica de Montilla referentes alparcelario urbano, donde se especifi-ca las caractersticas de c/Escuchuela13 y 15; remitido al Teniente de Alcal-de Delegado del rea de Planificaciny Desarrollo Urbanstico, Seccin deLicencias (3070/05)ULP del Excmo.Ayuntamiento de Montilla.Durante todo el ao se realiza uncontrol de los distintos yacimientosarqueolgicos, colaborando con elSEPRONA y la Delegacin de Cultu-ra de Crdoba en la salvaguarda ycuidado de estos.Las actividades del Museo en elao 2006El Museo tiene presencia en losmedios de comunicacin (radio, pren-sa e Internet) de la comarca, en loscuales se ha informado al pblico engeneral de cuestiones relacionadascon la preservacin del Patrimonio yactividades realizadas en el mismo.En el mes de enero se inaugurouna exposicin temporal sobre mate-rial escolar de los aos 1940 hasta losaos 1960.Con motivo de la celebracin delDa Internacional de los Museos (18de mayo) se inaugur una exposicintemporal sobre Labores, bordados yartesana popular de nuestra localidad.Colaboracin con el 7 Concursode Fotografa Turstica de Montilla pre-Parte de las piezas que han ingresado en el museo expuestas en las vitrinas164Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLa escuela de ayerVista de las vitrinas de exposicin temporal de Labores artesanas165Montilla. Museo Histrico Localmio Unicornio 2006. Del 29, 30 dejunio y 1 ,2 de julio de 2006.En el ultimo trimestre de 2006 seha expuesto temporalmente unamuestra sobre el calendario y su his-toria en el tiempo.Adems se han realizado visitasguiadas desde la Concejala de Patri-monio a distintos lugares del nuestropatrimonio como son las iglesias denuestra ciudad y lagares de nuestracomarca.Investigacin-colaboracinEl Museo Histrico Local de Mon-tilla colabora habitualmente con todasaquellas personas e instituciones in-teresadas en la investigacin de lacultura material de sus fondos o delos yacimientos arqueolgicos denuestro trmino municipal.Durante este ao se ha colaboradocon los dems museos locales de nues-tro entorno, en especial, hemos conti-nuado nuestra colaboracin con losmuseos de Santaella y con la asocia-cin de arqueologa de Nueva Carteya.Se ha colaborando con Don Alber-to J. Lorrio Alvarado Profesor perte-neciente a el rea de Prehistoria,Departamento de Prehistoria y Ar-queologa, Historia antigua, FilosofaGriega y Filosofa Latina de la Facul-tad de Filosofa y Letras de la Univer-sidad de Alicante , en recabar infor-macin acerca de un bronce ibricodepositado y expuesto en los fondosde nuestro museo para la realizacinde un articulo sobre el mismo amplia-do as su investigacin sobre los bron-ces tipo Jinete de la Bastida1 .Cartel 7 Concurso de Fotografa Turstica deMontillaEl Calendario en el tiempo1 Articulo Signa Equitum en el mundo ibrico. Los bronces tipo Jinete de la Bastida- y el inicio dela aristocracia ecuestre ibrica, publicado en la revista LUCENTVM XXIII-XXIV 2004-2005, Ana-les de la Universidad de Alicante Prehistoria, Arqueologa e Historia Antigua.167Montilla. Museo Histrico LocalEl Museo Histrico Local de Mon-tilla (Crdoba) conserva entre sus fon-dos un pequeo bronce procedentede un hallazgo casual en el yacimien-to conocido como Cerro Cocorrn,que se localiza al suroeste de aquellalocalidad, y a pocos kilmetros deEspejo, de donde procederan otrasdos piezas similares (vid. infra). Setrata de un hallazgo superficial apa-Un nuevo estandarte ibricoprocedente de Montilla (Crdoba)Alberto J. LorrioUniversidad de Alicanterecido en julio de 1987, registrndo-se el ingreso en el Museo HistricoLocal de Montilla el 7 de julio de 1992,con el nmero de inventario 52/COCOR-1 (F.J. Jimnez Espejo, co-municacin personal)1 .1. El Jinete de Montilla. Repre-senta a un personaje desnudo, al quele falta la cabeza y los brazos, en po-Figura 1.- Jinete de Montilla (foto Museo Histrico Local de Montilla).1 Agradecemos a D. Francisco J. Jimnez Espejo, director del Museo Histrico Local de Montillaquien nos ofreci la posibilidad de estudiar la pieza depositada en la citada institucin, proporcio-nndonos tanto la documentacin grafica como los datos relativos a las caractersticas de lapieza y a las condiciones de su hallazgo. Igualmente, a D. M.D. Snchez de Prado a quien sedeben los dibujos a lnea de las piezas estudiadas.168Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobasicin erguida, aunque algo forzadaal presentar las piernas flexionadas,que se apoyan sobre los cuartos tra-seros del caballo (Figs. 1 y 3,6).El cuerpo del caballero ofrece unafactura muy simple y esquemtica,presentando una seccin de tenden-cia rectangular, con un cuello apenasdiferenciado. Conserva el arranque delos brazos, que quedaran separadosdel tronco. En cuanto a las piernas,apenas muestran detalles anatmi-cos, diferencindose los pies, el de laizquierda, mejor acabado, aparececurvado hacia atrs, mientras que elderecho, de factura ms simple, caerecto. Sobre el vientre aparece unobjeto arqueado de seccin oblonga,roto en sus extremos, que cabra in-terpretar como una falcata, pues assuele representarse, a veces, en lasfiguras broncneas de caballero(Nicolini, 1969, 58, nota 5, pl. I y IV;id., 1977, 80 s., 82 s., 200 s.), e inclu-so, cuando aparece desenfundada,como en el conocido Jinete de laBastida (vid. infra), la vaina se dispo-ne sobre los muslos del guerrero(Nicolini, 1977, 82; Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005, 38). Tan slo ca-bra sealar que en estas figuras elarma se representa curvada haciaabajo, al contrario de lo observado enel ejemplar de Montilla.El caballo est trabajado, de for-ma elegante y estilizada, en posicinde descanso, levantando su larga colapor encima de los cuartos traseros,para caer, exenta, por detrs del ani-mal. No conserva la cabeza, aunquedebi estar embridado, pues quedanrestos de las riendas a ambos ladosdel cuello. El conjunto se alza sobredos pares de volutas, presentandotres de los ramales rotos, con lo quenicamente est completo el traserodel lado derecho, doblado hacia el in-terior. La unin de las extremidadesdel caballo con los citados ramalesconforma dos espacios circulares cla-ramente alineados, que quedan situa-dos en el eje de simetra de la pieza.La pieza reposa sobre un soporte cir-cular, en cuyo centro se observa unligero rebaje, tambin circular, quecabra relacionar con la existencia delvstago (F.J. Jimnez, comunicacinpersonal), no conservado actualmen-te.Dimensiones: Altura conservada,5,80 cm; longitud mxima conserva-da (caballo), 2,80 cm; dimetro de labase, 2,65 cm; peso, 48,30 gr.2. Los signa equitum ibricos:los bronces tipo Jinete de LaBastida. La pieza de Montilla se re-laciona con una serie de figurillas debronce de morfologa muy semejan-te, que constituyen sus mejores pa-ralelos, formando un conjunto perfec-tamente definido desde el punto devista tipolgico. El hallazgo de una fi-gurita broncnea de jinete en la comar-ca conquense de La Manchuela nosha permitido identificar recientemen-te un nuevo modelo de pequeosbronces ibricos que se han denomi-nado tipo Jinete de La Bastida, al serste el mejor de los ejemplares iden-tificados hasta el momento (Lorrio yAlmagro-Gorbea, 2004-2005), aun-que con posterioridad el catlogo sehaya incrementado con nuevas pie-zas, entre las que destaca el Jinete169Montilla. Museo Histrico Localde Montilla (Almagro-Gorbea y Lorrio,e.p.). Estas piezas proceden de unamplio territorio que ocupa buena par-te de la mitad meridional de la Penn-sula Ibrica, con hallazgos en las tie-rras del Levante, la Meseta Sur, An-daluca Oriental y Central y Extrema-dura (Fig. 2).La pieza ms destacada, y tam-bin la ms conocida, es el llamadoJinete de La Bastida, procedente delpoblado ibrico de La Bastida de LesAlcuses, Mogente (Kukahn, 1954),que representa un caballero desnudotocado con un casco de alta cimera,armado con una falcata y un escudoredondo provisto de umbo (Fig. 3,5).La figura carece de la base con lasvolutas y del tubo de enmangue ca-ractersticos, lo que se debe a la rotu-ra antigua de la pieza (Lorrio y Alma-gro-Gorbea, 2004-2005, 39).No obstante, el ejemplar mejorconservado es el llamado Jinete delMuseo de Cuenca (Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005; Almagro-Gorbeay Lorrio, e.p.), hallazgo procedente delexpolio de una tumba ibrica de lazona sur de la provincia de Cuenca.El jinete desnudo presenta, como elejemplar de La Bastida, con un cascojonio-ibrico con alta cimera, mientrasque el caballo, en actitud de descan-so, est embridado y lleva un elegan-te tocado a modo de creciente queoculta las orejas, alzndose sobre dospares de volutas, que cabe interpre-tar como la esquematizacin de sen-dos capiteles protoelicos, que surgendesde las esquinas de una platafor-ma horizontal, de forma rectangular,sostenida, a su vez, por un vstagode forma cilndrica para su enmangueen un astil de madera (Fig. 3,1).Muy parecida a la pieza anteriores el llamadoJinete Saint-Germain(Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005,42), ejemplar atribuido a un santua-rio de la provincia de Jan (Araneguiet al., 1998, 147, 329, n 296), que seencuentra depositado en el Musedes Antiquits Nationales de Saint-Germain-en-Laye (Lantier, 1935, 40,n 4, lm. I,4). Reproduce los mismoselementos que caracterizaran al gru-po (Fig. 3,2), como el caballero des-nudo, el tipo de casco, el tocado delcaballo, el soporte, circular como enel ejemplar de Montilla, con las volu-tas y el cilindro formado por anillos,aunque presente unas dimensionesalgo inferiores.Otras dos piezas proceden de lazona de Espejo (Crdoba), la antiguaFigura 2.- Mapa de dispersin de los signaequitum ibricos (_) y celtibricos (_): 1, zonade Iniesta; 2, La Bastida de les Alcuses(Mogente, Valencia); 3, provincia de Jan; 4-5,zona de Espejo (Crdoba); 6, Montilla (Crdo-ba); 7, Hornachuelos (Aldea del Fresno, Bada-joz); 8-14, Numancia (Soria); 15, Arce Miraprez(Miranda de Ebro, Burgos); 16, alrededores deBorja (Zaragoza). (Segn Almagro-Gorbea yLorrio, e.p.).170Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaUcubi (Tovar, 1974, 114 s.), lo queresulta de gran inters dada su cer-cana a Montilla. Carecen de contex-to conocido, conservndose en elGabinete de Antigedades de la RealAcademia de la Historia (Lorrio y Al-magro-Gorbea, 2004-2005, 42 ss.). Elllamado Jinete de Espejo 1 (Fig. 3,3)ofrece idnticos elementos a los delas piezas anteriores, como el casco,que, por estar roto, carece de cimera,el tocado del caballo, que repite el mo-delo reproducido en los bronces delos Museos de Cuenca y Saint-Figura 3.- Signa equitum ibricos: 1, Jinete del Museo de Cuenca; 2, Jinete Saint-Germain; 3,Jinete de Espejo 1 (propuesta de reconstruccin); 4, Jinete de Espejo 2; 5, Jinete de LaBastida (propuesta de reconstruccin); 6, Jinete de Montilla (1-5, segn Lorrio y Almagro-Gorbea,2004-2005; 6, dibujo a partir de fotografa).171Montilla. Museo Histrico LocalGermain-en-Laye, el soporte, circular,lo que la asemeja a la pieza de Mon-tilla, los consabidos pares de volutas,faltando uno de los ramales traseros,o el tipo de vstago que permitiraenastar la pieza, aunque en este casoslo se conserve la parte maciza delcilindro, macizo y mucho ms cortoque los anteriores por faltar la zonahueca en la que se enchufara el astilde madera (Lorrio y Almagro-Gorbea,2004-2005, 42 ss.).Por su parte, el Jinete de Espejo2 (Fig. 3,4), aunque se relacionaiconogrficamente con los broncesdescritos, ofrece una factura muchomenos cuidada, faltando, asimismo,algunos de los elementos caracters-ticos de este tipo de piezas, como elsoporte de volutas, al tiempo que pre-senta un largo vstago macizo de sec-cin circular, fracturado en su extre-mo, elemento tan slo identificado eneste ejemplar (Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005, 44). La figura selevanta sobre una placa de tendenciarectangular, similar a la del ejemplarconquense.En realidad, estas figurillasbroncneas configuran un grupo degran homogeneidad tipolgica y de di-mensiones similares. Responden a unmismo modelo iconogrfico, basado enun jinete desnudo en actitud de para-da con casco de tipo jonio-ibrico conalta y elegante cimera, como el delheroon de Porcuna (Jan) (Negueruela1990), que sobresale por delante delcaballero, cayendo por la parte de atrssobre sus hombros, detalle no conser-vado en el caso de la pieza de Monti-lla. Las figuras se sustentan sobre unsoporte rematado por sendos pares devolutas, que cabe interpretar como laesquematizacin de capitelesprotoelicos a modo de rbol de laVida, soporte que permitira suenmangue en un astil de madera, ele-mentos tan slo ausentes con seguri-dad de la pieza de Espejo 2 (vid infra)y, evidentemente, del Jinete de LaBastida, la nica figura que se conser-va exenta, al estar rota. Se observan,no obstante, algunas diferencias, comola presencia de otras armas ademsdel casco, como ocurre en el Jinetede La Bastida y, posiblemente tam-bin, en la pieza de Montilla, el tipo detocado del caballo (en forma de cre-ciente, con frontalera decorada o conun peinado caracterstico) o la formade la peana, rectangular o circular, o alas peculiaridades del vstago deenmangue, no conservado en el ejem-plar que aqu estudiamos. El estilo deestos bronces permiten atribuir el tipooriginario a la plstica greco-ibrica yproponer una cronologa a partir delsegundo cuarto del siglo V a.C., aun-que alguna de las piezas parece serbastante posterior (Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005).El elemento funcional ms caracte-rstico de todas estas piezas es un vs-tago de enmangue, lo que permite di-ferenciarlas de otras figurillasbroncneas, generalmente interpreta-das como exvotos dado su hallazgohabitual en santuarios, y plantear comointerpretacin ms probable que se tra-ta de signa equitum o estandartes ib-ricos (Lorrio y Almagro-Gorbea, 2004-2005), dada su semejanza con piezasceltibricas del siglo II a.C. as inter-pretadas (Almagro-Gorbea, 1998). Ello172Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapermite establecer su relacin conelites aristocrticas ecuestres, cuyaexistencia confirman las representacio-nes escultricas de jinetes en monu-mentos funerarios ibricos como los deLos Villares Hoya Gonzalo (Albacete)(Blnquez, 1995, 76) y Casas de JuanNez (Albacete) (Blech et al., 2001,lm. 218), o de heroa, como el citadoconjunto de Porcuna (Negueruela1990), todos ellos fechados entre ini-cios y mediados del siglo V a.C. Se tra-ta de jinetes heroizados, divinizadosen el Ms All, lo que explica por questas figuritas ibricas aqu analizadasestn dispuestas sobre un doble capi-tel elico, pudiendo ser representacindel heros equitans (Almagro-Gorbea yTorres 1999, 88; Almagro-Gorbea2005), seguramente interpretado comoel antepasado mtico de las referidaselites ecuestres, hecho que explicarala aceptacin y popularidad de este tipoiconogrfico.El hallazgo de la figurita broncneade jinete en un yacimiento del trminomunicipal de Montilla, que debe rela-cionarse con las dos piezas de Espe-jo, dada la procedencia de todas ellasde un mismo territorio, pone de mani-fiesto la expansin de las elites ecues-tres del mundo ibrico hacia las zonascentrales de Andaluca. Su dispersinpudiera relacionarse con la penetracinde influjos griegos jonio-focenses enlos monumentos ibricos de AndalucaOriental y Central, que denotan, en laprimera mitad del siglo V a.C., un mar-cado ambiente filoheleno, semejante alde las regiones costeras del Sureste,donde estos contactos con ese mundocolonial se fechan desde algo antes (Al-magro-Gorbea, 1992, 46 s.; id., 1996,83 y 92 s.).Lamentablemente, al menos en elcaso de las piezas cordobesas, esta-mos ante hallazgos casuales, aunquela localizacin segura del Jinete deMontilla haya venido a corroborar lainformacin que situaba en la zona deEspejo el lugar de procedencia de losejemplares actualmente conservadosen el Gabinete de Antigedades de laReal Academia de la Historia. El bron-ce de Montilla procede de un hallazgosuperficial en el Cerro Cocorrn, don-de posteriormente se ha realizado unaIntervencin Arqueolgica de Urgenciaque ha permitido identificar un impor-tante asentamiento rural romano fecha-do a partir de mediados del siglo I d.C.(Alors et al., 2002), con el que obvia-mente no parece que pueda relacionar-se la pieza citada, cuya cronologa,como hemos sealado debe encua-drarse en un momento claramente an-terior. En cualquier caso, tal concen-tracin de piezas en la Campia cor-dobesa necesita de una explicacinque pasara por identificar con seguri-dad sus contextos de procedencia. Eneste sentido, resulta significativa la re-lativa diversidad formal que ofrecen lastres piezas recuperadas en a zona,pues si el Jinete de Espejo 1 (Fig. 3,3)resulta prcticamente idntico a las pie-zas de Cuenca y Jan (Fig. 3,1 y 2),as como, aunque con alguna varian-te, a la de La Bastida (Fig. 3,5), el Ji-nete de Espejo 2 (Fig. 3,4), de facturamenos cuidada, carece de detalles tansignificativos como las volutas, elemen-to esencial, pues simbolizan la inmor-talidad del jinete que aparece encimao, ms concretamente, su ubicacin enel plano mtico del Ms All, lo que po-173Montilla. Museo Histrico Localdra explicarse por la evolucin del mo-delo. Por su parte, el Jinete de Monti-lla, lamentablemente incompleto, re-produce los elementos esenciales delgrupo, aunque estilsticamente se ob-serven algunas diferencias tanto en lafigura del caballo, ms estilizado, comoen la actitud del jinete, condicionadaposiblemente por el tipo de armamen-to que pudo haber portado.En definitiva, estamos ante un ha-llazgo de extraordinario inters, tantopor la calidad del propio objeto comopor su alto valor simblico, cuyas ca-ractersticas estilsticas confirman surelacin con un conjunto de piezas in-terpretadas como signa equitum o es-tandartes ibricos, que constituyen unelemento de indudable valor histrico,esencial para la comprensin de cier-tos aspectos ideolgicos que confluye-ron y marcaron el carcter de la Cultu-ra Ibrica.BibliografaALMAGRO-GORBEA, M.,(1992): Lasnecrpolis ibricas en su contexto me-diterrneo, Congreso de ArqueologaIbrica. Las necrpolis, 37-75, Madrid.ALMAGRO-GORBEA, M., (1996):Ideologa y Poder en Tartessos y elmundo ibrico. Discurso de ingreso enla Real Academia de la Historia, Ma-drid.ALMAGRO-GORBEA, M., 1998:Signa equitum de la Hispania cltica,Complutum 9, 101-115.ALMAGRO-GORBEA, M., 2005a:Ideologa ecuestre en la Hispania pre-rromana, Gladius XXV, 151-185.ALMAGRO-GORBEA, M. y LORRIO,A.J., e.p.: El signum equitum ibricodel Museo de Cuenca y los bronces tipoJinete de La Bastida, Cuenca.ALMAGRO-GORBEA, M. y TORRES,M., 1999: Las fbulas de jinete y decaballito. Aproximacin a las elitesecuestres y su expansin en la Hispa-nia cltica. Institucin Fernando elCatlico, Zaragoza.ALORS, R.; LARA, J.M. y LACORT,P.J., 2002: El yacimiento romano deCerro Cocorrn (Montilla, Crdoba),Boletn de la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba 3, 125-139.ARANEGUI, C., MOHEN, J.P. yROUILLARD, P., 1998: Los Iberos.Prncipes de Occidente, Barcelona.(catlogo de exposicin).BLECH, M., KOCH, M., y KUNST, M.2001: Denkmler der Frhzeit (Hispa-nia Antiqua), Mainz.KUKAHN, E. 1954: Estatuilla de bron-ce de un guerrero a caballo del pobla-do ibrico de La Bastida de les Alcuses(Mogente-Valencia), Archivo de Pre-historia Levantina, V, 147-158.LORRIO, A.J. y ALMAGRO-GORBEA,M., 2004-2005, Signa equitum en elmundo ibrico. Los bronces tipo Jinetede La Bastida y el inicio de la aristo-cracia ecuestre ibrica, LucentumXXIII-XIV, 37-60.NEGUERUELA, I., 1990: Los monu-mentos escultricos ibricos del Cerri-llo Blanco de Porcuna (Jan), Madrid.NICOLINI, G., 1969: Les bronzesfigurs des sanctuaires ibriques,Paris.NICOLINI, G., 1977: Bronces ibricos,Barcelona.TOVAR, A., 1974: IberischeLandeskunde II. Die Vlker und dieStdte des antiken Spanien. 1, Baetica,Baden-Baden.Pearroya-Pueblonuevo177Memoria 2006IntroduccinEl Museo Geolgico Minero de Pe-arroya-Pueblonuevo goza de reco-nocido prestigio dentro y fuera de An-daluca. Este prestigio es consecuen-cia del enfoque didctico, ameno yPearroya-PueblonuevoMuseo Geolgico MineroMiguel Caldern MorenoDirector del Museocon gran rigurosidad cientfica quepresentan las colecciones de minera-les de todos los continentes, rocas,fsiles, maquetas relacionadas con laminera...Con fecha 7 de Abril del 2006 senos comunic la resolucin de la Di-reccin General de Museos por la queAlumnos y alumnas de Educacin Secundaria de Adultos del I.E.S. Alto Guadiato178Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobase aprueba la anotacin preventivadel Museo Geolgico Minero en el Re-gistro de Museos de Andaluca, secumpla as un objetivo deseado y ne-cesario.En el ao 2006 se ha conseguidocomplementar su labor didctica, ela-borando material educativo para losalumnos y alumnas de los niveles deEducacin Secundaria Obligatoria,Educacin Secundaria de Adultos yBachillerato. Actualmente se est ex-perimentando satisfactoriamente condicho material educativo. Adems elaumento de las visitas guiadas ha pro-piciado un mejor aprovechamiento delos recursos educativos.A continuacin expongo a modo deresumen los datos ms significativosdel ao 2006.Colaboracin con instituciones Asistencia a las diferentes asam-bleas de la Asociacin Provincial deMuseos locales de Crdoba. Asistencia al I encuentro de losMuseos de Crdoba, en la DelegacinProvincial de Cultura. Colaboracin con el Colegio Ofi-cial de Ingenieros Tcnicos de Minasde la provincia de Crdoba en la Pri-mera Exposicin de Patrimonio Mine-ro e Industrial. Presencia en el Curso Tcnico-Instrumental Curso-Taller de AccinFormativa para la participacin de laUniversidad de Crdoba, celebradoen Pearroya-Pueblonuevo, en el mesde Junio, que organiz la Ctedra deParticipacin Ciudadana.N de visitantes:El Museo Geolgico Minero fue vi-sitado en el ao 2006 por 2160 per-sonas y permaneci abierto 251 das.El desglose por meses es el siguien-te:179Pearroya-Pueblonuevo. Museo Geolgico MineroEnero ............................................ 143Febrero ........................................... 82Marzo ........................................... 140Abril .............................................. 245Mayo ............................................. 753Junio ............................................. 156Julio ................................................ 82Agosto .......................................... 206Septiembre ..................................... 98Octubre ........................................... 93Noviembre ...................................... 30Diciembre ..................................... 132TOTAL: 2160 visitantes.Destaca el nmero de visitantesdel mes de Mayo, que super los 700visitantes. Este excelente resultadopuede atribuirse a la organizacin deactividades muy interesantes y queatraan a muchas personas: Exposi-cin de Patrimonio Minero e Industrialy Primera Feria de Minerales, Gemasy Fsiles (ambas organizadas por elColegio Oficial de Ingenieros Tcni-cos de Minas de la provincia de Cr-doba), actividades del Da Internacio-nal de los Museos o semanas cultu-rales de centros educativos El datoms negativo corresponde al mes deNoviembre, siendo una de las causasla cancelacin de visitas de grupos porlas intensas lluvias cadas.La procedencia de los visitantesdurante 2006 es la siguiente:Pearroya-Pueblonuevo .............. 638Resto de la provincia .................... 815Resto de Andaluca ...................... 128Resto de Espaa .......................... 397Otros pases ................................. 182Conferencias:Se han impartido 2 conferencias.1) La Cartografa: La Memoria His-trica del Territorio. Pearroya-Pueblonuevo, en el mes de Abril, acargo de Joaqun Corts Jos, Ge-grafo de la Consejera de Obras P-blicas y Transportes. Expuso que elInstituto de Cartografa de Andalucacuenta con un fondo de cartografahistrica disponible para todos los ciu-dadanos. El fondo contiene algo msde 135.000 mapas reproducidos enms de 180.000 microfilmes que pro-ceden de ms de 1000 archivos y bi-bliotecas nacionales y andaluzas.Joaqun Corts destac la impor-tancia de la cartografa histrica comofuente para el estudio de la evolucindel territorio, del urbanismo y del pai-saje. El cese de las actividades mine-ras y de los talleres en Pearroya-Pueblonuevo ha dejado espacios de-solados, faltos de la funcionalidad,ruinas que en definitiva son testimo-nio y dan sentido a la existencia deuna sociedad, de una cultura particu-lar, y que constituyen su memoria his-trica. Lejos de darle unas connota-ciones negativas, dichos restos for-man parte del paisaje, entendindolocomo sntesis de un grupo social consu entorno y medio ambiente; y, a suvez, como recurso cuya adecuadaexplotacin turstica-cultural y educa-tiva-recreativa puede transformarseen una fuente de ingresos para losmunicipios y en un nuevo motor eco-nmico.180Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaTermin su brillante exposicin di-ciendo: El paisaje natural, la arqueo-loga industrial, los antiguos sistemasde transportes, las antiguas explota-ciones mineras que forman parte delpaisaje de los municipios deben serconservados-restaurados y recupera-dos y para toda esa labor los mapashistricos, nos aportan una importan-te informacin pero, a su vez, consti-tuyen un valioso patrimonio documen-tal que debe ser conservado para losandaluces.2) Patrimonio natural de Pearro-ya-Pueblonuevo, en el mes de Mayocon motivo del Da Internacional delos Museos, a cargo del Director delMuseo, Miguel Caldern Moreno. De-sarroll una visin global del patrimo-nio natural del municipio a travs dediferentes imgenes y seal la im-portancia del rico patrimonio comorecurso turstico y didctico.Difusin:Se han expuesto muestras geol-gicas en la 2 Feria de los Municipiosde Crdoba y en FEHICO, la Feria delComercio y la Industria de Hinojosadel Duque. La maqueta del castilleteminero se cedi para la Expoguadiato2006 y para la Primera Exposicin dePatrimonio Minero e Industrial (ambascelebradas en Pearroya-Pueblonuevo).Por otro lado, se ha publicado unartculo en la revista de feria de Agos-to y ha continuado la publicidad endiferentes medios de comunicacin.Grupo de Sevilla junto al castillete minero181Pearroya-Pueblonuevo. Museo Geolgico MineroFondos:A lo largo del ao ha continuado laclasificacin de muestras no expues-tas para su posterior entrada en el in-ventario general.El Museo Geolgico Minero ha in-crementado sus fondos con las si-guientes donaciones: una pieza deazabache, un lignito, tres troncos f-siles, un lingote de plomo romano, unestereoscopio de espejos, un cascominero (con lmpara incorporada,batera y cinturn) y un mapa de Pe-arroya-Pueblonuevo.RetosHay que continuar trabajando enla planificacin de la sala de amplia-cin, objetivo todava no conseguido.Adems paulatinamente habr que ircumpliendo todos los requisitos quemarca el nuevo proyecto de la Ley deMuseos de Andaluca, y as poder per-manecer en el Registro Andaluz deMuseos y Colecciones Museogrficas.Priego185I. Actividades derivadas del rgi-men museogrficoEste ao se reabre al pblico, el 4de agosto, las salas de exposicin delMuseo, tras la importante reforma ini-ciada en 2005 (desde finales de fe-brero) y acabada en 2006. Si en 2005se complet la reforma ambientalexpositiva (panelado de salas, adap-tacin de vitrinas, etc.), en este aose ha realizado el montaje de las vitri-nas con los objetos correspondientesy se han ultimado los detalles. En re-lacin al proyecto de nueva sede delMuseo, no hay novedades significati-vas, lo cual es una mala noticia, acen-tuada si cabe por el enfrentamientoentre determinadas posturas defendi-das por varios miembros de la plata-forma ciudadana pro-museo y la di-reccin del mismo, tal como qued demanifiesto en el acto de reapertura delas instalaciones. En el presupuestode 2006 se contemplaba una canti-dad destinada a la adquisicin delRecreo de Castilla, espacio vincula-do urbansticamente al proyecto de lanueva sede del Museo, que finalmen-te no se ejecuta.Priego de CrdobaMuseo Histrico MunicipalRafael Carmona vilaDirector del MuseoArquelogo MunicipalDirectamente vinculada con lasatribuciones asumidas por el Museo,este ao se desmantela en la prcti-ca la Oficina Tcnica del Plan Espe-cial, en abril, incluida la plaza dearqueloga, por razones que parecenestar relacionadas con una mera de-jadez, o quizs falta de voluntad, dela administracin responsable de re-novar el convenio, hasta entonces envigor, entre la Junta de Andaluca y laGerencia de Urbanismo. Lo que havenido a sobrecargar de trabajo, unavez ms, al Servicio Municipal de Ar-queologa, integrado en el Museo, ytodo ello en detrimento del desempe-o de las labores museolgicas de lainstitucin. El problema, por parte mu-nicipal, se ha solucionado a final deao (diciembre) con la contratacin deDolores Luna Osuna comoarqueloga de dicha oficina tcnica.Ingreso de materiales: En 2006han entrado en el Museo 74 lotes,desde 2006.1 (10 de enero) hasta2006.74 (29 de diciembre). Entre es-tos ingresos, destacamos los siguien-tes: 2006/7 y 2006/8: Materiales pro-186Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacedentes de la Intervencin Arqueo-lgica realizada durante el seguimien-to de las zanjas de saneamiento delas calles Adolfo Lozano Sidro y SanMarcos, dirigida por la arqueloga dela Oficina Tcnica del Plan Especial,Dolores Luna Osuna, con la colabo-racin del Servicio Municipal de Ar-queologa (Museo). El conjunto es deun inters histrico extraordinario parala localidad pues est asociado al ba-rrio alfarero de madinat Baguh (Prie-go de Crdoba) durante la Edad Me-dia andalus de poca almohade (si-glos XII-XIII). A resear, las produc-ciones cermicas recuperadas en elinterior de algunos de los hornos decermica documentados, entre losque destaca el Horno n 3 (ver apar-tado de intervenciones arqueolgi-cas). Una muestra de estas cermi-cas ya se encuentra expuesta en laSala IV del Museo aprovechando lostrabajos de reforma realizados. 2006/11: Fragmentos cermicosy de restos seos de fauna. Edad delBronce. C/ Horno Acequia, 6 (Priegode Crdoba). Los fragmentos son deescasa entidad pero representativosde este periodo de la prehistoria re-ciente en el casco urbano. 2006/58: Conjunto variado, conpredominio de fragmentos cermicos.Calcoltico y Edad Media (siglos XIII-XIV). C/ Real, 58, recayente a Plazade Caballos. Destacamos el conjuntomedieval, al estar vinculado posible-mente al periodo en el que la villa dePriego fue encomienda de la orden deCalatrava (1245-1327), de escaso re-gistro arqueolgico en la localidad. De 2006/13 a 2006/49: ColeccinBermdez (Rafael Bermdez Cano).Conjunto variado de fragmentos ce-rmicos, alguna forma completa, eindustria ltica y otros, de diversa pro-cedencia (yacimientos locales y de lasprovincias limtrofes) y amplio espec-tro cronolgico, con predominio de lacultura material prehistrica. A desta-car, el ajuar funerario de una tumbahispanorromana procedente del yaci-miento arqueolgico de El Alborazor(Priego de Crdoba). 2006/50/1: Espada de bronce.Edad del Bronce. Los Barrancones(Priego de Crdoba). Esta espadaapareci de modo casual, durante ellaboreo agrcola, a finales del siglo XX,y aunque ya fuera publicada en la re-vista ANTIQVITAS (n 2, de 1990), suingreso en el Museo no se ha produ-cido hasta ahora, por entrega a nom-bre de Fernando Portillo Daz, cuan-do ha pasado a exponerse en la SalaII en sustitucin de su rplica fotogr-fica. Se trata de una espada estoquede hoja triangular de bronce, con unaplaca de enmangue de tendencia cua-drangular donde engarzara un man-go supuestamente de madera, sujetoSeleccin de cermicas medievales andalusesdel Horno 3, excavado en la c/ Lozano Sidro, yque formaba parte del barrio alfarero de la ciu-dad islmica.187Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalpor un robln en elcentro y por dosentalles adiciona-les. El remate infe-rior de la empua-dura ira delimita-do por dos peque-os arcos de he-rradura que hanquedado dibuja-dos por los pro-ductos de corro-sin. La seccines lenticular, conbordes rectos y afi-lados, y un engro-samiento central.Dimensiones: 39,2cm x 3,7 cm x 0,5cm. 2006/53/1: Olla cermica prcti-camente completa, aunque fragmen-tada. Edad Moderna (siglo XVI?). C/San Francisco, 4 (Priego de Crdo-ba). Recuperada en el interior de unpozo negro. De 2006/60 a 2006/62: Fragmen-tos cermicos y seos humanos y defauna. Prehistoria reciente y EdadMedia andalus. Cuevas ES-05 a ES-07 (Priego de Crdoba). Los fragmen-tos cermicos medievales, de pocaentidad, son el testimonio conocido deeste tipo ms cercano a la aldea deEl Esparragal, de la que se pretendedocumentar fases de ocupacin me-dievales en torno al siglo X (ver infra). 2006/63/1: Azuela de piedra puli-da. Prehistoria reciente. Aldea de ElTarajal (Priego de Crdoba). Contex-to arqueolgico desconocido. Entre-gada por Jos Ramn Rodrguez Ro-jas. 2006/67: Conjunto de fragmen-tos cermicos y otros. Neoltico yEdad Media andalus (siglos X-XI).Sima de Fuente Alhama (Luque).Material localizado por el GESP (Gru-po de Exploraciones Subterrneas dePriego) durante las labores de explo-racin de un nuevo sector en la cavi-dad. A destacar, la calidad de muchosde los fragmentos, pertenecientes aperfiles completos.Espada de LosBarrancones (Edaddel Bronce).Olla (siglo XVI) de c/ San Francisco, 4. Recipente neoltico. Sima de Fuente Alhama.188Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaIgualmente, en relacin a los fon-dos, este ao se ha realizado el in-ventario de la Coleccin Martos (JosMartos Espejo y Antonio Jos Peina-do lvarez), ingresada el ao anterior(ver Memoria de 2005). Una seleccinde la coleccin, escasa pero represen-tativa, se ha incorporado a la exposi-cin permanente en los siguientesconjuntos: Neoltico, ibrico y roma-no. El nmero total de items que com-ponen la coleccin (1.293) se distri-buye, segn procedencias, como si-gue:- Cueva de la Murcielaguina (Prie-go): 1.241 [95,98 %]- Cueva de los Mrmoles (Priego):16 [1,23 %]- Caoscorrientes (Priego): 4 [0,30%]- Sima de los Pelaos (Priego): 12[0,93 %]- Cueva de Huerta Anguita (Prie-go): 2 [0,15 %]- Cueva de Cholones (Priego): 3[0,23 %]- Cerro de las Cabezas (Fuente T-jar): 4 [0,30 %]- Alcantarilla (Priego): 1 [0,08 %]- Aldea de la Concepcin (Priego):1 [0,08 %]- Casco urbano de Priego: 6 [0,46%]- Sima Alta (Priego): 1 [0,08 %].- Cueva de los Murcilagos (Zuhe-ros): 1 [0,08 %].Prstamo de materiales: Entre el3 de noviembre de 2006 y el 22 deabril de 2007 podr visitarse en elMuseo del Vidrio de la Real Fbricade Cristales de La Granja (Segovia)la exposicin denominada Vidrio is-lmico en al-Andalus. Hasta all haviajado, para formar parte de la expo-sicin, un vaso de vidrio de los fon-dos del Museo, recuperado en el in-terior de un silo excavado en el entor-no de El Palenque, en concreto en elsolar de c/ Lozano Sidro, n 16, y re-cuperado durante los trabajos ar-queolgicos efectuados en esta par-cela en 2001, antes de su edificacin.El vaso puede fecharse en pocaalmohade, es decir, entre mediadosde los siglos XII y XIII, en uno de losmomentos de ms esplendor demadinat Baguh (Priego de Crdoba).El recipiente es de pequeo tama-o (61 mm de altura), presenta unatonalidad pardo oscura y est sopla-do a molde, aprecindose en sus pa-redes diversos motivos a modo decostillas, rombos y valos. Es el ejem-plar de su tipologa ms completo detodo al-Andalus. Algunos fragmentosdel mismo tipo se conocen en Mrtola(Portugal) o Murcia.Aunque se encuentra restaurado,ya que apareci fragmentado dada laextrema fragilidad de su material pri-ma, es totalmente inusual la conser-vacin de un objeto de estas caracte-rsticas, lo que justifica la aportacinde esta pequea muestra de la cultu-ra material local a la exposicin refe-rida. Con motivo de la exposicin, seha editado el correspondiente catlo-go, donde la pieza cuenta con su fi-cha tcnica y fotografa, realizadas porel Museo, por lo que el vaso de Prie-go pasar a ser en el futuro un refe-rente permanente para cualquier in-vestigador interesado por el vidriomedieval andalus.189Priego de Crdoba. Museo Histrico MunicipalPor ltimo, y en este apartado deprstamos temporales, se mantienenlos prstamos realizados en su da alMuseo Histrico Municipal de Alme-dinilla (Crdoba): ajuar funerario deuna tumba ibrica -armamento y ce-rmicas- procedente del yacimientoarqueolgico del Cerro de la Cruz (Al-medinilla) y un conjunto de glandesde plomo, de procedencias diversas.Visitas: Tras permanecer cerra-do al pblico durante un ao y cincomeses, el Museo se reabre el 4 deagosto. Esperaremos a 2007 paraofrecer una estadstica anual normal.Exposiciones temporales: El 17de mayo se inaugura en La Rambla(Crdoba) la exposicin titulada Lacermica tradicional del sur de Cr-doba, montada con fondos de la co-leccin Marcos Campos, futura sec-cin etnogrfica del Museo HistricoMunicipal. Permanece abierta duran-te todo el ao. En total, se exhiben170 piezas cermicas representativasde los ajuares cermicos usados enel sur de Crdoba en los siglos XIX yXX, asociados a labores y usos do-msticos.Durante el ao se prepara igual-mente, aunque no se inaugura hastaenero de 2007, una exposicin sobrelos tejidos tradicionales de la comar-ca de Priego, que se mostrar, comoviene siendo habitual, en el granerodel castillo, procedente de la colec-cin y con diseo museogrfico deMarcos Campos.Museografa: Sin lugar a dudas,la reapertura del Museo el 4 de agos-to tras la reforma realizada en 2005-2006 ha sido el referente ms impor-tante en este apartado. La renovacinde las salas de exposicin ha sidomuy importante, con cambios signifi-cativos en el diseo museogrfico delas paredes de las salas, actualiza-cin y mejora del sistema de ilumina-cin, sustitucin de todo el paneladoinformativo y sealtica asociada, pin-tado de vitrinas y bases expositivas ysustitucin o rediseo de todos loscomplementos auxiliares de exposi-cin en vitrina. A pesar de la significa-cin del cambio producido, en funcinde sus resultados, el coste econmi-co no ha sido elevado, ascendiendoa la cantidad aproximada de 24.000EUR, financiados casi al 50 % entrela Junta de Andaluca y la Unin Eu-ropea, por un lado, y el Ayuntamientode Priego, por otro. Ello ha sido debi-do a que la ejecucin material de lareforma la ha realizado el mismo Mu-seo y no una empresa especializada.Pero tambin la reforma se ha ex-tendido hasta el laboratorio, donde seVaso de vidrio medieval andalus (c/ LozanoSidro, 16).190Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaha instalado nuevo mobiliario auxiliarque ha permitido optimizar al mximoel espacio disponible.Todas estas actuaciones aportanun pequeo baln de oxgeno a la ins-titucin, al borde del colapso espacialdesde hace aos, por lo que las con-diciones ideales de trabajo no podrnya alcanzarse hasta que se realice eltraslado a la sede definitiva en el Mo-lino de los Montoro.Los fondos del Museo son espec-taculares, tanto en cantidad como encalidad, aunque slo una mnima par-te de los mismos se encuentra ex-puesta. Las excavaciones arqueol-gicas realizadas por la institucin, tan-to en el casco urbano como en el te-rritorio, y la donacin de algunas co-lecciones particulares, han ido incre-mentando significativamente los fon-dos, sobre todo las colecciones pre-histricas y medievales. En el futurose habilitar una seccin de Etnogra-fa, basada en la coleccin MarcosCampos, una de las ms importantesde Andaluca.El espacio visitable del Museo, trasla reapertura realizada en 2006, se en-cuentra distribuido en cuatro salasms un patio columnado, siguiendouna ordenacin cronolgica conven-cional desde el Paleoltico hasta laEdad Media. Tras la reforma referida,el Museo presenta a los visitantes undiscurso expositivo moderno, en ar-mona con las nuevas tendencias enel campo de la museografa, siemprecon las limitaciones de espacio queimpone el edificio actual. No obstan-te, ser en su nueva sede donde elMuseo pueda desarrollar todo su po-tencial institucional, al amparo de unaedificacin y proyecto museogrficoadecuados que permitir culminar unlargo proceso iniciado hace ya casi 25aos.Pasemos a dar un rpido repasopor el contenido de los espaciosexpositivos reformados: SALA I: Los orgenes: PaleolticoVista parcial del laboratorio del Museo.Cartel publicitario de la reapertura al pblicodel Museo.191Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipaly NeolticoSe exponen restos seos de laCueva del Grajo II, con una antige-dad entre 150.000 y 170.000 aos,pertenecientes a una fauna ya extin-ta en la comarca de Priego: hienas,osos, linces, toros salvajes, ciervos,etc. En estos momentos todava notenemos constancia del poblamientohumano de la comarca, con eviden-cias a partir del 90.000 a.C., circuns-tancia que s demuestran, con poste-rioridad, los tiles fabricados en pie-dra tallada del Paleoltico y algunamanifestacin excepcional de artemueble, como una plaqueta de pie-dra, grabada con la cabeza de unacabra, hallada en el yacimiento de ElPirulejo y fechada hacia el 10.000 a.C.Ms tarde, durante el Neoltico (VI-IIImilenio a.C.), la comarca de Priegopresenta una verdadera eclosin po-blacional, con un nmero importantede cuevas naturales habitadas de lasque procede un importantsimo y ni-co conjunto de cermicas, muchas deellas decoradas, adems de objetosde hueso y herramientas realizadasen piedra tallada y pulida. No faltantampoco objetos decorativos,alisadores cermicos, algn fragmen-to de crneo trepanado, etc. Las cue-vas de los Mrmoles, Murcielaguina,Huerta Anguita o Cholones son algu-nos de estos asentamientos prehis-tricos. A esta sala hemos incorpora-do los ltimos hallazgos realizados,para el periodo Neoltico-Calcoltico,como el descubrimiento de la Cuevade los Cuarenta, una espectacularcueva funeraria, y otras de similarescaractersticas. Por ltimo, tambin seexpone la estela de El Torcal, con re-lieves diversos, que se ha interpreta-do como posible hito territorial de laprehistoria reciente. En esta sala secomplementan los objetos en vitrinacon dos paneles expositivos dedica-dos a la industria ltica y a la tecnolo-ga cermica. SALA II: De la piedra al metal: Delfinal de la prehistoria al mundo ibri-coContiene, tras un panel didcticodedicado al arte rupestre, los prime-ros tiles metlicos hechos por elhombre en la comarca de Priego (III-II milenio a.C.): puntas de flecha y cu-chillos, de bronce, y un colgante deplata, as como una maqueta del dol-men de la Lastra, nica manifestacinmegaltica conocida del sur de Cr-doba. Tambin, ya en la protohistoria(siglos X-III a.C.), contemplaremos lasprimeras cermicas hechas a torno ydecoradas con sencillos motivosgeomtricos pintados en rojo y negro.El periodo ibrico aporta, igualmente,un importante conjunto de armamen-to, ajuares funerarios (con una recrea-cin, a escala real, de una tumba deincineracin), as como, ya en un mo-mento tardo, varios conjuntos cer-Sala I. Vitrina dedicada al Neoltico.192Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamicos de gran valor arqueolgico,como los del cortijo del Portillo y delcerro Cabeza del Obispo (Alcaudete).As mismo, se dedica un espacio alsantuario iberorromano de la cueva dela Murcielaguina, asentamiento degran trascendencia espiritual durantevarios siglos y referente religioso paramuchos poblados de su entorno. Lasala se complementa con una recrea-cin, a escala real, de un telar ibri-co, as como paneles didcticos de-dicados a los textiles en el mundo ib-rico y el armamento en el mismo pe-riodo. Sala III: Bajo la misma lengua:RomaEst dedicada a la aportacin cul-tura de Roma (siglos III a.C. al V d.C.),a excepcin de la numismtica ibri-ca, que se exhibe en ella, junto con lalatina. Cermicas, esculturas, capite-les, son las manifestaciones de la ar-queologa prieguense ms llamativasde este mundo clsico. Junto a ellatambin se exponen pequeos bron-ces, de mltiples funciones, o herra-mientas, representativas de cada mo-mento. Ms de un centenar de yaci-mientos arqueolgicos del municipiotienen ocupacin en estos momentos,lo que prueba la intensidad delpoblamiento (Torre Alta,Caoscorrientes, Cabeza Rasa, etc.).Los paneles didcticos estn dedica-dos a la romanizacin de territorio, ala numismtica y a los sistemas cons-tructivos.Sala II. Vista parcial.Sala II. Detalle de vitrina dedicada al Calcolti-co y Edad del Bronce.Sala III. Esculturas romanas.Sala III. Vitrina dedicada a la cermica roma-na.193Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipal PATIOAqu se expone la cultura materialhispanorromana y, en menor medida,medieval (bolaos), que, por sus ca-ractersticas, no se han podido incluiren el espacio museogrfico conven-cional. Se exhibe la epigrafa latina,con ejemplares de gran valor histri-co como el hito que separaba los tr-minos municipales de Cisimbrium yEgabrum o Ipolcobulcula, dos pies deprensa de aceite, dos tumbas (detegulae y sarcfago de plomo) y unmolino de cereal. Los panelesdidcticos se dedican a la epigrafa,al aceite y vino en poca romana, alMuseo, a los mtodos y tcnicas dela arqueologa, y a la destruccin delpatrimonio arqueolgico. SALA IV: Tiempos de crisis y decambio: Antigedad Tarda y EdadMediaCerramos el mundo antiguo con lapoca visigoda (siglos V al VII d.C.) yuna seleccin de la cultura materialrepresentativa, generalmente asocia-da al mundo funerario. Aqu destaca-mos un epgrafe nico, con el comien-zo de un salmo bblico, In Dominoconfido (Confo en el Seor), proce-dente de la necrpolis de El Arrimadi-zo. Y as llegamos a la Edad Media(siglos VIII-XV d.C.), uno de los fon-dos ms importantes del Museo, so-bre todo los pertenecientes a madinatBaguh, nombre rabe de la ciudadislmica medieval de Priego, objeto denumerosas excavaciones arqueolgi-cas. Las cermicas andaluses des-tacan por su abundancia y buen es-tado de conservacin, con formascompletas, aunque no faltan otrosobjetos de la vida cotidiana. Se conti-na con el periodo medieval cristia-no, cuando Priego pasa a ser villa feu-dal de seoro. Los paneles didcticosestn dedicados a las torres atalayas,a la arqueologa medieval del cascourbano y a las pinturas medievales dela cueva de Cholones. Se completala sala con una maqueta de un trabu-co (catapulta) medieval, cuya muni-cin se exhibe en el patio, y un ente-rramiento doble altomedieval.Sala III. Vista parcial.Sala IV. Vista parcial.Sala IV. Vitrina dedicada a la Edad Media.194Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaPersonal: El personal del Museo(laboral, autnomo o becario), a tiem-po parcial o con dedicacin exclusi-va, ha estado constituido por las si-guientes plazas:- Director/Conservador: Arquelo-go Municipal. Todo el ao.- Becas de apoyo al Museo. Eneste ao se ha dado la feliz coinci-dencia de tres becarias desempean-do trabajo especializado en el Museo.Una, M Angeles Jimnez Higueras,como becaria del Museo en su con-vocatoria anual (enero-mayo); y lasdos restantes, Erica Terribas Tenorioy Lorena Mercado Hurtado, comoalumnas en prcticas del Mster deMuseologa de la Universidad de Gra-nada (octubre-diciembre).- Intervenciones arqueolgicas: Laarqueloga de la Oficina Tcnica delPlan Especial, Dolores Luna osuna,de enero a mayo y en diciembre, harealizado algunas actuaciones ar-queolgicas (administrativas y decampo) en el Centro Histrico. Su vin-culacin laboral no se produce con elMuseo sino con la Gerencia de Urba-nismo.- Conserje/vigilante. Todo el ao.- Limpiadora. Todo el ao.- Otros: Personal de los ServiciosMunicipales. Ocasional. Marcos Cam-pos Snchez se incorpora, el 4 deabril, a los patronatos municipalescomo auxiliar y animadorsociocultural. En el Museo seresponsabiliza de la dinamizacin dela seccin de Etnografa, coordinan-do y preparando una exposicin so-bre textiles tradicionales de la comar-ca de Priego, con fecha prevista deinauguracin para 2007.- Otros: Colaboradores habitualesy Voluntarios. Ocasional.Documentacin, Conservaciny Restauracin: Los materiales delos fondos que han sido sometidos atrabajos de documentacin (indepen-dientemente del Registro y Catlogoordinarios), conservacin o restaura-cin, en el laboratorio del Museo, hansido los siguientes: Limpieza en seco de restos seosde enterramiento medieval andalusexcavado en la calle Adolfo LozanoSidro este mismo ao. Conjunto de cermicas medieva-les andaluses (siglos XII-XIII d.C.).Procedente de los niveles de produc-cin alfarera del Horno 3 excavadocon motivo de la Intervencin Arqueo-lgica realizada en las calles AdolfoLozano Sidro y San Marcos. El traba-Jarrita medieval andalus (ss. XII-XIII) con de-coracin de cuerda seca parcial (Horno n 7 dela c/ San Marcos).195Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipaljo, realizado por la becaria M Ange-les Jimnez Higueras, ha consistidoen el lavado, pegado y restitucin for-mal de los tipos cermicos identifica-dos, as como su posterior dibujo. Deigual modo, se ha realizado el lavadoy pegado de los fragmentos pertene-cientes a varias jarritas decoradas conla tcnica de cuerda seca recupera-das en el Horno n 7 de la misma ex-cavacin. Tinajas medievales andalusescon decoracin estampillada (siglosXII-XIII d.C.). Este conjunto cermico,fragmentado, pertenece a un nicotipo cermico pero a tres recipientesdiferentes, con variantes decorativas.El trabajo, realizado principalmentepor la becaria Erica Terribas Tenorio,ha consistido en la diagnosis de laspatologas observables (adherenciasde carbonatos y yeso cristalizado quellegan a cubrir totalmente la superfi-cie de los fragmentos, dificultando oimpidiendo su lectura decorativa) y enla realizacin del siguiente tratamien-to combinado (no todos los fragmen-tos se someten al mismo proceso delimpieza):- Lavado para eliminaradherencias terrosas solubles.- Tratamiento controlado para laeliminacin o reduccin de carbona-tos con cido ntrico al 10-15 %.- Deshidratacin de los cristalesde yeso en estufa de desecacin du-rante varias horas (1 a 3), a una tem-peratura entre 100 y 150, segn loscasos. Eliminacin del yesopulvurento mediante cepillado bajochorro de agua.- Inmersin en agua de algunosfragmentos para disolver adherenciasde yeso.- Inmersin de algunos fragmen-tos con adherencias de yeso en diso-lucin de hexamatafosfato de sodio al10% (entre 3 y 24 horas, segn loscasos).- Pegado con nitrato de celulosade fragmentos como preliminar de sureintegracin formal.En todos los supuestos se realizauna neutralizacin de los tratamien-tos con baos en agua. Por ltimo, seprocede a la identificacin de las va-riantes decorativas y se refuerzan losfragmentos con gasa y adhesivonitrocelulsico. El conjunto queda asdispuesto para proceder a su dibujo,que se realizar ya en 2007.Unin de fragmentos de tinaja medieval an-dalus (ss. XII-XIII) con decoracinestampillada.Reintegracin puntual de tinaja medieval an-dalus (ss. XII-XIII) con decoracinestampillada.196Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba Olla completa, fracturada (sigloXVI). Procedencia: C/ San Francisco,4. Registro Museo: 2006/53/(). Seprocede al pegado de los fragmentoshasta su casi total restitucin formal.Didctica y Pedagoga. Difusin:Los trabajos realizados en este cam-po han estado relacionados, preferen-temente, con la reapertura del Museo,la elaboracin de material didctico yel diseo de una nueva pgina web.Se mantienen las visitas guiadas adistintos colectivos, estudiantiles o no(colegios, Ctedra Intergeneracional,Campos de Trabajo). Reapertura del Museo. Se remi-te a la Direccin General de Museosun conjunto de fotografas actualiza-das del Museo como fondo grfico dereferencia futura, algunas de las cua-les se publicarn en la revista MUS-A. Se prepara un artculo sobre la re-forma para la revista Arte y Arqueolo-ga, y otro ms, de similar contenido,para Priego Semanal. Se atienden acuantos medios solicitan informacinsobre la misma. Aun con todo, seren 2007 cuando se intensifique la la-bor divulgadora de la reforma realiza-da en el Museo. Elaboracin de material didcti-co. ste ha sido el objetivo de la be-caria Lorena Mercado Hurtado, queha realizado dos cuadernos didcticoso Cuadernos del Alumno, para la visi-ta al Museo por escolares de Prima-ria y de Secundaria. Est prevista supublicacin para 2007, tanto en pa-pel como en versin digital. Para suelaboracin se ha partido del anlisisdel material didctico ya existente enel Museo as como de otros de simi-lares caractersticas. Con posteriori-dad, se han relacionado las posiblesactividades propuestas con elcurriculum escolar oficial. As, se con-cibe el Museo como lugar de expe-riencias, para Primaria, y se vincula alos contenidos del rea de CienciasSociales, Geografa e Historia, paraSecundaria. La elaboracin propia-mente dicha cont con una justifica-cin, objetivos generales y objetivosespecficos. Por ltimo, seestructuraron ambos cuadernos entres partes: actividades anteriores,durante y posteriores a la visita. Pgina web. Tras la reaperturadel Museo se comienza a elaboraruna nueva pgina web sobre el Mu-seo que contar con los siguientescontenidos en su pantalla principal:Museo, Arqueologa, Etnografa, Pu-blicaciones y Noticiario. En la Memo-ria de 2007 informaremos de sus con-tenidos concretos. Tambin, se actua-lizan los contenidos sobre el Museoen las pginas web del Ayuntamientoy de Turismo de Priego.Da Internacional de los Museos:En coordinacin con el resto de mu-seos de Priego de Crdoba y la Aso-ciacin de Amigos del Museo se rea-lizan una serie de actividades conjun-tas conmemorativas de este importan-te da (18 de mayo) para nuestras ins-tituciones: Lectura de manifiesto sobre ElMuseo y los Jvenes, lema de la con-vocatoria de este ao (ICOM). Presentacin del n17 de197Priego de Crdoba. Museo Histrico MunicipalANTIQVITAS, revista de investigacindel Museo. Presentacin de DVD sobre elmuseo de Adolfo Lozano Sidro. Concierto de Msica. Entrega de bandera republicanaal Museo Niceto Alcal-Zamora. Sorteo de varios lotes de librosentre los visitantes a los museos dePriego en la semana del 16 al 21 demayo.II. PublicacionesEdiciones propias: ANTIQVITAS(ISSN 1133-6609), la revista de inves-tigacin que edita el Museo, presenten 2006 su nmero 17, correspon-diente al ao anterior, 2005, por lo queremitimos a la Memoria de ese aopara conocer su contenido. El n 18,que debera haberse publicado en2006, se ha pospuesto por diversosproblemas de edicin. No obstanteestos inconvenientes, continuamoseste ao asistiendo a la valoracincientfica de la revista, que se encuen-tra incluida en la base de datosCINDOC del CSIC, su sumario com-pleto indexado est disponible enDIALNET (Universidad de La Rioja) ytiene una puntuacin elevada en lasbaremaciones realizadas por el Gru-po de Investigacin Evaluacin de lacalidad de las Revistas Espaolas deHumanidades y Ciencias Sociales(ERCE), de las Universidades deZaragoza y Complutense de Madrid.Tambin, este ao se ha reseado enuna publicacin extranjera (RevueArchologique de lOuest, n 22) don-de se refiere que voici une revuedune trs belle tenue, dite sur unbeau papier couch, commodmentimprime sur deux colonnes en beauxcaractres, bien illustre, au contenuvari et dun excellent niveauscientifique (p. 265). Recordamos,igualmente, que los ltimos nmeroseditados (15, 16 y 17) estn disponi-bles, en versin pdf ntegra, en la p-gina web del Ayuntamiento de Priegode Crdoba.Otras publicaciones:Como viene siendo habitual, el di-rector del Museo colabora en distin-tas publicaciones, no editadas por elMuseo, con artculos que tratan,preferentemente, diversas cuestionessobre la arqueologa local. Entre lasque han visto la luz este ao desta-camos las siguientes: Museo de Priego de Crdoba.Memoria de 2005, Boletn de la Aso-ciacin Provincial de Museos Localesde Crdoba, pp. 271-298. Ficha n 65 del catlogo VidrioIslmico en al-Andalus, pertenecien-te a la exposicin con sede en la RealFbrica de Cristales de La Granja (Se-govia) inaugurada en 2006, en la quese expone un vaso de vidrio pertene-ciente a los fondos del Museo.Prensa y publicaciones locales: Excavacin arqueolgica de unnuevo horno medieval de cermica(siglos XII-XIII) de caractersticas ex-traordinarias. En colaboracin con198Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaDolores Luna Osuna. Adarve, 713(p.23). Este mismo artculo sera pu-blicado en Priego Semanal (4-10-2006). El Carnaval en la Antigedad yla Edad Media, Don Carnal 2006, p.5.III. Servicio Municipal de Arqueolo-gaYa hemos sealado que durantela mitad del ao (de junio a noviem-bre) la arqueloga de la Oficina Tc-nica del Plan Especial del Centro His-trico (Gerencia de Urbanismo) no haestado contratada, por lo que el ser-vicio Municipal de Arqueologa, inte-grado en el Museo Histrico Munici-pal, ha realizado durante este tiempolas funciones de vigilancia arqueol-gica de los movimientos de tierrasasociados a los edificios de nuevaplanta. Del mismo modo, tal como vie-ne siendo habitual, el Museo ha cola-borado en el trabajo de campo delresto del ao, en funcin de las nece-sidades de la arqueologa urbana.Arqueologa Urbana. Vigilanciasarqueolgicas: Las cautelas arqueo-lgicas urbanas son informadas des-de la Oficina Tcnica segn las direc-trices marcadas en el Plan Especialdel Centro Histrico y en la Carta Ar-queolgica. En 2006 las vigilanciasarqueolgicas realizadas, en su ma-yor parte lo han lo han sido por elMuseo [Servicio Municipal de Arqueo-loga]. Reseamos a continuacinslo aquellas que han aportado ma-yor informacin de inters arqueol-gico : Urbanizacin Gaspar deMontellanos. Destierro total de la mi-tad de la parcela. Se localiza una fosa-osario con abundantes restos seoshumanos, total o parcialmente calci-nados. Corresponden al antiguo ce-menterio de San Luis, que estuvo enactivo a principios del siglo XIX. C/ Horno Acequia, 6. Control delos pozos de cimentacin. Se identifi-ca una unidad sedimentaria quecolmata una fosa circular que pode-mos interpretar como silo o fondo decabaa, encuadrable en algn mo-mento de la Edad del Bronce, horizon-te cultural documentado por vez pri-mera en el casco urbano de Priego,de lo que se deduce el inters de esteregistro arqueolgico para la historialocal. El sedimento estaba formadopor tierra pardo oscura arcillosa, conndulos de travertino, carbn, huesosde fauna, cermica muy fragmentada(entre la que se identifica una care-na) y slex tallado. Todo ello en unamuestra escasa, pero significativa. Eneste mismo solar se pudo documen-tar tambin parte de un pozo negrode la Edad Moderna, con cuatro for-mas cermicas completas y unadatacin en torno al siglo XVIII.C/ Horno Acequia, 6. Estratigrafa de intersarqueolgico.199Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipal C/ Real, 58, recayente a PlazaCaballos. Destierro parcial de la par-cela. El destierro tena como objetivorecuperar el espacio de una antiguabodega, derruida y sin uso, a fin deincorporar este espacio a la nuevaedificacin. Tras su localizacin ydesescombro, se eliminan las pare-des de la misma y se deja al descu-bierto la estratigrafa geolgica y ar-queolgica del sector. En estos perfi-les se identifican varias unidadesestratigrficas calcolticas, de ms de45 m2 deducidos, concretadas en unapequea fosa circular y en las amorti-zaciones sedimentarias correspon-dientes. Los materiales asociados sonfragmentos cermicos, restos seosde fauna (alguno quemado) e indus-tria ltica. Un inters aadido del so-lar estriba en que los depsitos pre-histricos est sellados, y amortizadospor tanto, por un paquete de travertinode 152 cm de potencia, lo que con-vierte este factor natural (aumento delcaudal del agua proveniente del ma-nantial de la Fuente de la Salud) enprobable causa del abandono del ya-cimiento, ms que en su consecuen-cia (recuperacin de cursos naturalesde trnsito del agua ante el abando-no del asentamiento humano). Tam-bin se document en este inmuebleotro periodo de inters histrico, comoes un pozo negro cuyo sedimento deamortizacin podra fecharse en elmomento de ocupacin de la villa porla orden de Calatrava (1246-1327),momento de escasa documentacinarqueolgica en la poblacin. La cul-tura material corresponde a la cer-mica de tradicin almohade y nazar,con presencia de items aportados porlos repobladores cristianos (velln deEnrique el Infante acuado en 1259 ynuevas formas, desconocidas en elajuar andalus islmico, como jarraspara el vino). C/ Ribera, 8. Destierro total de laparcela. A pesar de que la estratigra-fa natural estaba muy alterada porantiguas bodegas y grandes pozos decimentacin, se pudieron obtener da-tos de inters arqueolgico. En con-creto, se documenta un silo-pozo ne-gro, de planta no determinada, cuyosedimento de relleno corresponde aplena Edad Media andalus, en tornoal siglo XIII. Tambin, se documentalo que en la documentacin escrita delsiglo XIX se refiere como sima, esdecir, un pozo excavado en eltravertino destinado a sumidero deaguas por filtracin, de planta rectan-gular y cubierta cimbrada de ladrillo,que podra fecharse entre el siglo XIXy principios del XX. C/ Horno Acequia, 18. Destierrocasi total de la parcela. Se documen-ta un pozo negro de poca moderna,con amortizaciones de relleno muytardas (siglos XIX-XX), si bien conalgn fragmento cermico medievalaislado, como un fragmento de fuen-C/ Real, 58. Estratigrafa prehistrica amorti-zada por paquete geolgico de travertino.200Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobate de abluciones decorado con la tc-nica de cuerda seca total. C/ Las Parras, esquina c/ SanGuido. Destierro total de la parcela.Resultado negativo de la vigilanciaefectuada, si bien un vecino del in-mueble informa al Museo de la apari-cin de restos seos humanos quepodran corresponder a dos tumbas,por lo que, de ser cierta esta informa-cin, nos encontraramos en el lmiteoeste de la necrpolis andalus de ElPalenque (siglos XII-XIII) C/ San Francisco, 4. Control delos pozos de cimentacin. El travertinose encuentra totalmente superficial, loque disminuye la potencialidad ar-queolgica del inmueble. Se localizaun pozo negro excavado en el sus-trato geolgico, con planta de fraccinde crculo, al adaptarse la misma aun hipottico muro no conservado. Elsedimento de relleno se sita en tor-no al siglo XVI. Entre la cultura mate-rial recogida se encuentra una ollacasi completa (fragmentada) y un bra-zalete de hilo de cobre. C/ San Marcos, 34-36. Destierrototal de la parcela. El inmueble seencuentra en la periferia del antiguobarrio alfarero de madinat Buguh, delos siglos XII-XIII d.C. No obstante, laestratigrafa original se encuentra muyalterada por procesos postmedievalesque escasamente han permitido do-cumentar, efectivamente, la extensinde los alfares medievales hasta estepunto de la ciudad. Se localizan unapequea fosa de fuego, con sealesevidentes de rubefaccin (hornoauxiliar?), y una hoguera. De igualmodo, se identifican lo que podran serrestos de zanjas abiertas para la ex-traccin de arena tosquiza (facies are-nosa del travertino), quizs usadacomo desgrasante en el proceso defabricacin de las cermicas. C/ Nueva, 45. Control de los po-zos de cimentacin. Resultado nega-tivo al localizarse el sustrato geolgi-C/ Horno Acequia, 18. Pozo negro.C/ San Marcos, 34-36. Horno (ss. XII-XIII) sec-cionado.201Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalco (travertino) totalmente superficial.La parcela aparece nivelada en rela-cin a la calle motivado por un des-monte artificial del travertino de hasta120 cm. Se descarta la continuidaddel alfar documentado en el inmue-ble vecino aos atrs (C/ Nueva, 47),con producciones de inters etnogr-fico. C/ Santiago. Derribo de inmue-ble adosado al castillo, pavimentacinde la calle y sustitucin de la red desaneamiento. Una vez derribada unavivienda adosada a la fortificacin,que no se volver a edificar, se reali-za una limpieza bajo las posiblesadarajas que presenta la muralla eneste sector, con anterioridad a la pa-vimentacin del sector liberado tras elderribo del inmueble referido. Eltravertino aflora superficial en tressectores que podran interpretarsecomo asociados a la cimentacin deuna hipottica torre actualmente noconservada y cuyo ancho estara entorno a los 545 cm, medida muy prxi-ma a la que presentan las torres cua-drangulares cercanas. El dato, aun-que no es concluyente, s es signifi-cativo al darse la doble casualidad decoincidir su ubicacin con las posiblesadarajas y su ancho registrado con elancho de las torres conservadas. Encuanto al seguimiento de las zanjaspara el sanemiento, stas se realizansobre las anteriores por lo que no hayafeccin a la estratigrafa de intersarqueolgico. Arco de San Bernardo (puertamonumental con bveda de can yfbrica de sillera de travertino aso-ciada a un antiguo Molino de Pan, si-glo XV). Restauracin del pavimentobajo el arco. Antes de proceder a larestauracin del pavimento de cantorodado existente bajo el arco, se rea-liza un sondeo para determinar la cotay caractersticas de la pavimentacinoriginal. sta se localiza a 37 cm deprofundidad, con las zapatas interio-res del arco ya asociadas, y consisteen un suelo de tierra prensada.Arqueologa Urbana. Puesta envalor e integraciones del Patrimo-nio Arqueolgico: Se redacta un pro-yecto, en colaboracin del Museo conLuis Ortiz Garca y Rosario PrezCarrillo, tcnicos de la Gerencia deUrbanismo, para el traslado y puestaen valor, para su exposicin pblicapermanente, de un horno de cermi-ca medieval excavado por el ServicioMunicipal de Arqueologa entre 1993y 1994, durante la Intervencin Ar-queolgica de Urgencia realizada enel solar de C/ San Marcos, 20-24 dePriego de Crdoba. Esta estructurafue extrada de su ubicacin originaly depositada en un almacn munici-pal hasta que se procediera a sumusealizacin, objetivo que se preten-de atender con esta solicitud, presen-tada a la Consejera de Cultura de laC/ Santiago. Derribo de edificacin adosada alcastillo.202Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaJunta de Andaluca. El emplazamien-to que se propone para la ubicacindefinitiva del horno es la plaza HazaLuna, situada a slo varias decenasde metros del lugar del hallazgo.La propuesta consiste en lo si-guiente: Construccin de una caseta enla plaza Haza Luna, con cerramientotrasparente, para albergar la estruc-tura del horno de manera permanen-te. Transporte del horno desde el al-macn municipal donde se custodiaactualmente hasta su emplazamien-to definitivo. Proteccin anticorrosin de la es-tructura metlica exterior del horno. Instalacin del horno a la cotaadecuada dentro de la caseta, bajorasante, tal como se dispuso original-mente. Retirada de la estructura metli-ca y refuerzos de yeso del interior delhorno. Consolidacin y reintegracinpuntuales. Retirada de proteccin de las pa-redes del horno y limpieza de las mis-mas. Instalacin de paneles informati-vos sobre el barrio alfarero de madinatBaguh (Priego) en poca almohade yel horno musealizado. Tambin, posi-bilidad de realizar una maqueta quereconstruya idealmente el barrio alfa-rero.Arqueologa Urbana. Excavacio-nes arqueolgicas: Este ao finali-za la Actuacin Arqueolgica Preven-tiva iniciada en 2004 con motivo delseguimiento realizado a las obras desustitucin de las infraestructuras desaneamiento durante larepavimentacin y remodelacin delas calles Carrera de las Monjas y, sucontinuacin, en las calles Adolfo Lo-zano Sidro y San Marcos. Esta actua-cin ha estado dirigida por laarqueloga de la Oficina Tcnica delPlan Especial del Centro Histrico,con la colaboracin, en el trabajo decampo, del Museo [Servicio Munici-pal de Arqueologa], y por la calidadde la informacin obtenida se consti-tuye en referente obligado de la ar-queologa urbana prieguense medie-val. En la lnea de lo ya documentadoel ao anterior, el registro arqueolgi-co, andalus de poca almohade (si-glos XII-XIII), destaca por la importan-tsima informacin aportada por laexcavacin de varios hornos de alfa-rera, entre los que sobresale el iden-tificado como Horno n 3. Este hornoconservaba todava parte de su pro-duccin cermica, un hecho que he-mos de calificar de extraordinario y deun enorme inters arqueolgico. Elhorno consta de dos partes: una c-mara de coccin (donde se colocabanlos cacharros), y otra de fuego, ali-mentada por un combustible vegetala base de ramas. La cmara de coc-cin es circular, con un dimetro inte-rior de 246 cm, y presenta como pe-culiaridad una serie de perforacionescirculares dispuestas en las paredes203Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalque servan para colocar alineadasunas barras de cermica cocida queformaban estanteras donde se colo-caban las vasijas para proceder a sucoccin. La cmara de fuego estanexa a la anterior, y es de planta detendencia rectangular con ladoscurvados. En algn momento, duran-te la vida activa de este horno, se pro-dujo una mala cochura que malogruna parte importante de la produccin,toda ella de cermica vidriada. stano se extrajo, sino que se dej en elinterior de la cmara de coccin, senivel el suelo de la misma, y se rea-lizaron nuevas cocciones, hasta que,definitivamente, se dej de usar elhorno y se produjo su abandono. Lascermicas recuperadas, muchas deellas formas completas, son abundan-tes. En total, hemos identificado 11formas que se pueden agrupar en lassiguientes clases, segn su uso: Cermica para el servicio demesa: ataifor, jofaina, redoma, jarro,jarrito y taza. Cermica para cocinar: cazuelay ollita. Cermica para almacenaje de ali-mentos: orza. Cermica para el transporte deagua: cantimplora. Miniaturas: cantimplora.Tambin se han recuperado unbuen nmero de atifles (separadoresde cermica que evitaban que las va-sijas se pegaran unas a otras duran-te la coccin) y barras de las que he-mos comentado. Las fuentesapiladas, por ejemplo, han aparecidocompletas, con las vasijas unas enci-ma de otras, tal como se abandona-ron en su da. En ocasiones, las cer-micas se han deformado, agrietado,pegado unas a otras, lo que justificaplenamente su abandono. Todo loexpuesto es de un gran inters hist-rico pues no permite conocer mejorlas producciones cermicas del Prie-go medieval, influencias culturales, sucircuito de comercializacin, as comoaumentar la cultura material de estosmomentos con objetos de un alto va-lor didctico y museogrfico. Un avan-ce sobre las producciones cermicasdel Horno n 3 ha sido presentado alVIII Congreso Internacional de Cer-mica Medieval en el Mediterrneo,celebrado en Ciudad Real entre el 27C/ Lozano Sidro. Horno cermico de barras(ss.XII-XIII). Horno n 3.C/ Lozano Sidro. Produccin alfarera del Hor-no n 3 (ss. XII-XIII). Detalle de la estratigrafa.204Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobade febrero y el 3 de marzo.Arqueologa urbana. Varios: ElMuseo [Servicio Municipal de Arqueo-loga] redacta el proyecto de actua-cin arqueolgica para la U.E. 4 delPlan Especial de Proteccin, Refor-ma Interior y Catlogo del Centro His-trico, al este del casco urbano dePriego. Entre febrero y abril de 2005,durante el seguimiento realizado aldestierro total de dicha parcela, tantopor el arquelogo municipal como porla arqueloga de la Oficina Tcnicadel Plan Espacial del Centro Histri-co, se pudieron identificar diversospaquetes sedimentarios que se inter-pretaron como pertenecientes a untestar alfarero, con fragmentos cer-micos que podran situarse, sin msprecisin por el momento, en el en-torno del siglo XVII. De igual modo,se identific una estructura arquitec-tnica perteneciente a un horno deproduccin cermica. Dado el intersarqueolgico de la misma, se detuvoel destierro en el sector afectado, casicoincidente con una de lasmedianeras lmite del solar. El destie-rro de la parcela concluy a excep-cin de la reserva arqueolgicacautelar consecuente, en aplicacindel artculo 4 de la Ley 1/91 de 3 deJulio de Patrimonio Histrico de An-daluca. La zona reservada tiene unasuperficie de 5 m x 3,23 cm. La ac-tuacin est prevista para 2007.Castillo de Priego: De nuevopasa el ao sin que den comienzo lasobras de restauracin del castillo, almenos la primera actuacin previstaen el Lienzo 3, calificada como deurgencia hace varios aos. Ni elAyuntamiento de la ciudad, ni la Jun-ta de Andaluca tienen priorizado enmodo alguno esta actuacin (o, almenos, no lo demuestran) y entregestin y gestin sobre el particularpasan varios meses, cuando en unproceso convencional no deberan serms de algunas semanas. A lo largodel ao se siguen realizando, sin em-bargo, actuaciones distintasimbricadas con los objetivos finales dela actuacin. Son las siguientes: Durante el ao, el castillo conti-na abierto al pblico, en horario demaana y tarde, salvo lunes y algu-nas tardes de temporada baja. El to-tal de visitantes alcanza la cantidadde 16.318, de los que 14.257 son na-cionales ( 87,35%), 1.738 europeos(10,65%) y 323 (2%) del resto delmundo. Estas cifras suponen unaprctica repeticin del nmero de vi-sitantes del ao anterior (16.615). Semantiene el precio de la entrada de 2EUR con derecho a visitar tambin eledificio de Carniceras Reales. Reunin (31 de mayo) en el Mi-nisterio de Fomento (Madrid), entre unrepresentante de dicho organismo(Subsecretara de Ayudas y Subven-ciones), el alcalde y la concejala dePatrimonio Histrico del Ayuntamien-to de Priego, y el director del Museo(arquelogo municipal). En la reuninse expone que las subvenciones concargo al 1% Cultural no deben desti-narse, segn criterios acordados porla comisin evaluadora, a la redaccinde proyectos, salvo contadas ocasio-nes justificadas (municipios peque-os, etc.) en las que no concurre unaciudad como Priego. El objetivo futu-205Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalro para el castillo se concreta, siguien-do este criterio, en lo siguiente:1. Terminacin del proyecto encar-gado por la Consejera de Cultura alos arquitectos Jernimo Sanz y Ra-fael Snchez, y que actuar en el co-sido del Lienzo 3, gravemente afec-tado por una grieta estructural. Esteproyecto es entregado, efectivamen-te, antes de la finalizacin del ao.2. Encargo de la redaccin de unnuevo proyecto, al mismo equipo arri-ba indicado, con el objetivo de finali-zar la actuacin en el Lienzo 3 y am-pliarla hasta las torres que lo limitan(Torres 3 y 4). Esta actuacin deberaser integral, es decir, que finalizaracon las actuaciones prevista en estesector. Los gastos de la redaccin deproyecto seran por cuenta de la Con-sejera de Cultura.3. Financiacin de las obras deta-lladas en el proyecto anterior con car-go al 1% Cultural del Ministerio de Fo-mento.4. Continuacin con otros proyec-tos puntuales de manera sucesiva. Reunin (19 de octubre) en laConsejera de Cultura (Sevilla) entreel Director General de Bienes Cultu-rales y, de nuevo, el alcalde y la con-cejala de Patrimonio Histrico delAyuntamiento de Priego, y el directordel Museo (arquelogo municipal),con el objetivo de concretar la pro-puesta saliente de la reunin referidaen el Ministerio de Fomento, que seentiende como acertada. Presentacin en la Alcalda dePriego de la primera actuacinrestauradora proyectada en el casti-llo (cosido del Lienzo 3) por los arqui-tectos Jernimo Sanz y Rafael Sn-chez, previo a su entrega a la Conse-jera de Cultura. Con anterioridad sehaban realizado varias reuniones tc-nicas entre el equipo redactor, el di-rector del Museo (arquelogo munici-pal) y la empresa responsable de lapropuesta de cosido. Continan los trabajos defotogrametra, iniciados el ao ante-rior, para obtener alzados realistas detodos los lienzos y torres del castillo.Actividad subvencionada por la Con-sejera de Cultura de la Junta de An-daluca. Investigacin arqueolgica. Seobtienen datos sobre la posible ubi-cacin de una torre, actualmente noconservada, en la parte central delLienzo 3, al exterior (ver el apartadocorrespondiente de arqueologa urba-na: derribo de inmueble adosado alcastillo). Exposicin temporal. Se preparaen el granero del castillo, aunque nose inaugura hasta enero de 2007, unaexposicin sobre los textiles tradicio-nales de la comarca de Priego, coor-dinada por Marcos Campos y con fon-dos de su coleccin etnogrfica. Vandalismo. La calle peatonalabierta el ao anterior en el lado oes-te de la fortificacin es objeto de va-rios actos de vandalismo que son co-rregidos: por un lado, unos bolaosde piedra son arrancados y despla-zados de su ubicacin, mejorndosecomo respuesta el modo de sujecinde los mismos; y por otro, se realizanpintadas en la inscripcin latina de la206Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapoterna, que es limpiada con agua apresin. En el interior del castillo, vi-sitantes incontrolados rompen elsalmer derecho de la puerta de en-trada a la Torre 3 y descolocan un si-llarejo de la muralla norte. Ambos ele-mentos quedan pendientes de restau-racin. Se realizan los tratamientos her-bicidas necesarios para mantener elcastillo con el menor parasitismo ve-getal posible, aunque ha sido realiza-da tambin una limpieza manual comorespuesta a un tratamiento qumicoinadecuado. Se atiende la visita de Jos Fer-nndez, de la Asociacin de Amigosde los Castillos, que est elaborandoun trabajo de documentacin fotogr-fica de los castillos de Espaa. Se siguen realizando visitas guia-das por el director del Museo: Cte-dra Intergeneracional, Campo de Tra-bajo Arqueolgico de Montefro, etc. Se deniega la peticin de una co-frada de Semana Santa para reali-zar los ensayos de la banda de tam-bores en el patio de la fortificacin, ascomo la cesin del inmueble para lacelebracin de una boda, por enten-derse ambas peticiones no concor-dantes con los objetivos de uso de-seados. Se aporta informacin y docu-mentacin sobre el castillo a diversosalumnos de titulaciones tcnicas re-lacionadas con la arquitectura con elfin de elaborar trabajos de clase.Murallas medievales del Tajo delAdarve: Continan los desprendi-mientos ocasionales de la fbrica dela muralla sobrepuesta al Tajo. En esteao se realiza la limpieza, restaura-cin y rehabilitacin del camino hist-rico del Bajo Adarve, segn proyectode la Gerencia de Urbanismo, aunqueno se acta en modo alguno sobre lasmurallas medievales. Durante el se-guimiento realizado se ha podidoconstatar que si bien el camino tieneun trazado que podemos considerarmedieval, la fbrica asociada actual-mente visible (muros de contencinprincipalmente) corresponde a unmomento postmedieval, as como al-gunos testigos observados depavimentaciones realizadas con mor-tero de cal. Tras los trabajos de lim-pieza de vegetacin efectuados porel GESP en el Tajo del Adarve, en elsector conocido como Recreo de Cas-tilla, se puede acceder al basamentode travertino de una de las torresmedievales representadas en unaconocida acuarela del Archivo Ducalde Medinaceli, y que no conservanada de su alzado original de fbri-ca. Este archivo remite al Museo unafotografa de dicha acuarela (una pa-normica de Priego desde el Adarvefechada a principios del siglo XIX), deenorme valor para el estudio de lasCastillo de Priego.207Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalmurallas urbanas medievales, y deltexto manuscrito que la acompaa,que sustituye la copia en b/n con laque contaba la institucin.Yacimientos arqueolgicos.Nuevos yacimientos: Laespeleologa prieguense (gruposGESP y G40) contina aportando des-cubrimientos arqueolgicos casualesde gran inters asociados a las cavi-dades del municipio. El Museo [Ser-vicio Municipal de Arqueologa] infor-ma oportunamente de ello a la Con-sejera de Cultura de la Junta de An-daluca. En concepto de hallazgo ca-sual y en aplicacin del artculo 4.1de la Ley 1/1991 de PHA se recogenlos materiales superficiales, que ingre-san en el Museo. Este ao los nue-vos yacimientos en cueva son los si-guientes: Cueva del Morchn. En el parajedel mismo nombre. Descubierta porel G40, se trata de una nueva cuevafuneraria que viene a sumarse a lasaparecidas en los ltimos aos, des-cubiertas por los gruposespeleolgicos prieguenses, y que sevienen situando en la prehistoria re-ciente, entre el Neoltico Final y elCalcoltico. Se recogen e ingresan enel Museo los siguientes items:1. Restos seos humanos: 17, en-tre los que sealamos un fmur inma-duro, una hemimandbula inferior de-recha, una vrtebra, un fragmento dehomplato, una epfisis proximal decbito y otra de radio. N Mnimo deIndividuos: 2, de los que uno sera unindividuo inmaduro, de sexo indeter-minado, y una edad mxima entre 15y 20 aos.2. Restos seos (fauna): 13. Fragmentos de cermica: 3.Pertenecientes, al menos, a dos reci-pientes diferentes: cuencoshemisfricos.4. Canto rodado: 1 Cuevas ES-05, ES-06 y ES-07.Localizadas en el cerro del Torren delEsparragal. Descubiertas por el G40,las tres cavidades son de pequeasdimensiones, con un recorrido que nosupera la veintena de metros en nin-gn caso. Los items recogidos, depo-Sendero tradicional recuperado en el Bajo Adarve.Acuarela de principios del siglo XIX que repre-senta una panormica de Priego vista desde elsector del Adarve (Archivo Ducal deMedinaceli).Acceso a la Cueva del Morchn.208Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobasitados en el Museo Histrico Munici-pal, son los siguientes:ES-051. 7 fragmentos atpicos. Cronolo-ga: Calcoltico-Edad del Bronce.2. Cermica a torno: 2 fragmentos,uno de ellos perteneciente a un ataiforo jofaina de base plana decorada conla tcnica de verde manganeso. Cro-nologa: Edad Media andalus, sigloX d.C.3. Restos seos: 2 esquirlas dehuesos largos (difisis) nodiagnosticables, si bien podran serhumanos. Cronologa (estimacin):Calcoltico- Edad del Bronce.ES-061. Cermica a mano: 7 fragmen-tos, de los que uno es un borde de unrecipiente de galbo globular y bordesde paredes rectas algo exvasadas.Superficie con restos de bruido. Cro-nologa: Calcoltico-Edad del Bronce.2. Cermica a torno y/o tejas: 4fragmentos, de los que uno es un frag-mento de jarra y otro, uno de teja.Cronologa: Edad Media andalus, si-glo X d.C.ES-071. Cermica a mano: 2 fragmen-tos, de los que uno es un fragmentode cuenco globular. Cronologa: Cal-coltico-Edad Media.2. Cermica a torno y/ o tejas: 12fragmentos, de los que dos pertene-cen a la forma cazuela, de cuello es-trangulado. Otro pertenece a una ja-rra/o con decoracin pintada condigitaciones de manganeso. Cronolo-ga: Edad Media andalus, siglo X d.C.3. Restos seos humanos: 5 frag-mentos, de los que dos son esquirlasde difisis, y el resto un fragmento devrtebra, una epfisis distal de fmury un fragmento proximal de cbito.Cronologa: Calcoltico-Edad delBronce.La aparente escasa entidad de losfragmentos recogidos pudiera hacer-nos pensar en la escasa valoracinhistrico-arqueolgica de los mismos.Pero no es el caso. El cerro del To-rren del Esparragal est catalogadocomo yacimiento arqueolgico en laCarta Arqueolgica de Priego de Cr-doba, donde aparece con el registro14/556/091, si bien la zona delimita-da no incluye el sector donde se loca-lizan las nuevas cavidades de refe-rencia. Este yacimiento tiene asocia-dos abundantes fragmentos de cer-mica a mano (incluido algn fragmen-to campaniforme), industria ltica, bra-zaletes de caliza, puntas de flecha dealeacin de cobre, etc. adscritos a unamplio parntesis de la prehistoriareciente situado entre el Neoltico y laEdad del Bronce. La Cueva de laDetrita se encuentra dentro de su es-pacio protegido, y a ella pertenecendos puales de bronce y dos recipien-tes cermicos que fueron publicadosen su da. Las nuevas cavidades sevienen a sumar a este registro arqueo-lgico ya conocido en calidad de cue-vas funerarias prximas a la zona dehbitat, tal como ocurra con la de laDetrita, por lo que, en este caso, vie-nen a interrelacionar el espacio vital(laderas del cerro) con el funerario(crestn rocoso de las cotas superio-209Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalres). Es previsible, entonces, que nue-vas cavidades an no descubiertasvengan a sumarse a las hasta ahoraconocidas.En cuanto a los fragmentos de ce-rmica andalus, se relacionan con laocupacin de cuevas naturales de lasubbtica cordobesa ya conocida porlos estudios realizados al respecto. Noobstante, en esta ocasin aportan unvalor aadido, ya que vienen a ser eltestimonio andalus ms cercano a laaldea de El Esparragal conocido has-ta la fecha, de la que distan unos 300m. Esto es importante porque tras eldescubrimiento de la localizacin deAsbarragaira en 2004, yacimientomedieval andalus de poca emiralomeya situado en altura, de lo que seinform a la Delegacin Provincial dela Consejera de Cultura, quedan porconfirmar los ascendientes de la al-dea de El Esparragal en el siglo X, loque vendra a respaldar lo que apun-tan las fuentes rabes contempor-neas que sealan el abandono deAsbarragaira y el asentamiento de lapoblacin en el valle, en un lugar in-determinado que podra ser la aldeaactual dada la coincidencia deltopnimo.Fuera del mbito subterrneo,tambin se localizan dos nuevos ya-cimientos arqueolgicos: Sierra de Albayate. Concentra-cin de tegulae hispanorromanas queparecen corresponder a una tumbaaislada. La Huertezuela. Descubierto porel GESP. Sin catalogar en el momen-to de redactar esta memoria, pero da-das las caractersticas aportadas porel grupo descubridor debe estar aso-ciado al cercano yacimiento arqueo-lgico de Peas Doblas, asentamien-to medieval andalus de poca emiral.Fuera del lmite municipal, se in-forma a la Delegacin Provincial dela Consejera de Cultura sobre el des-cubrimiento por el G40, como nuevoyacimiento arqueolgico, de la si-guiente cavidad: Sima de la Loma de los Corralo-nes (Luque): cavidad de medianas di-mensiones, con un acceso naturalparcialmente cerrado artificialmentemediante un grueso muro (110-140cm de ancho) de mampostera a seco.El interior presenta una primera salacon unas buenas condiciones de ha-bitabilidad (aprox.: 3,50 m x 12 m)desde la que se inicia un recorrido la-berntico configurado por caos de blo-ques empotrados entre las paredes dela diaclasa originaria, geomorfologausual en las cuevas del subbtico cor-dobs. Tanto en la primera sala, comoen los depsitos de erosin de lassalas subyacentes, con sedimentosarrastrados desde la primera, se lo-calizan en superficie diversos frag-Entorno de las cavidades del cerro del Torrendel Esparragal.210Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamentos cermicos y seosfaunsticos. La cermica pertenece atres grupos diferentes:- Cermicas de produccin recien-te e inters etnogrfico. Cronologa:siglo XIX y primera mitad del siglo XX.Formas: cntaros y ollas.- Cermicas altomedievales. Frag-mentos hechos a mano y/o torneta,con desgrasante mineral abundantey cocciones mayoritariamente reduc-toras. Cronologa: los tipos reconoci-dos perviven durante un periodoaltomedieval dilatado, si bien una delas formas ms reconocibles (dosfragmentos de olla) presenta carac-tersticas (perfil, desarrollo del borde,etc.) que podemos situar en los siglosX y XI, cronologa casualmente coin-cidente con la ocupacin de las cue-vas naturales de la subbtica cordo-besa durante la Edad media andalu-s.- Cermicas dudosas. Algunosfragmentos, de coccin oxidante y re-gular, y torno rpido, podran corres-ponder a cermicas comunes anti-guas, hispanorromanas, si bien no sedescarta su pertenencia al primer gru-po, etnogrfico. La fragmentacin delas formas y la carbonatacin de losfragmentos dificulta la correcta iden-tificacin de las mismas medianteanlisis macroscopio.Los fragmentos seos pertenecena carnvoros (zorro o perro) y herb-voros. La atribucin cronolgica de lamayora es moderna-contempornea.Dejando a un lado los fragmentos ce-rmicos dudosos, la cueva presentados claros momentos de ocupacin,contempornea (siglos XIX-XX) yaltomedieval (probablemente siglos X-XI). Las mejores condiciones de ha-bitabilidad se corresponden con laprimera sala, lugar donde se centra-ra la actividad humana en ambasocupaciones. El muro de mamposte-ra del acceso parece asociarse a lams reciente de las ocupaciones, porlo que tendra un inters etnogrfico.Sin embargo, no contamos con ele-mentos objetivos que nos permitanasegurar que no se corresponde conla ocupacin medieval. La estratigra-fa de la cavidad, observable en laprimera sala y en los conos de ero-sin arrastrados hasta las salas infe-riores, se supone bien conservada, sinque se aprecien alteraciones de lamisma que no se correspondan concausas naturales. Los fragmentoscermicos en superficie son escasosy poco representativos, pero de algnmodo diagnosticables.Yacimientos arqueolgicos. Va-rios. Cueva de los Cuarenta. Cuevafuneraria del Calcoltico. Se realizauna inspeccin para comprobar elestado de conservacin del yacimien-to, aprovechando una visita a la mis-ma del presidente de la FederacinAndaluza de Espeleologa y el G40.Sima de la Loma de los Corralones. Localiza-cin de cermica en superficie.211Priego de Crdoba. Museo Histrico MunicipalIgualmente, se mantiene una reunincon el arquelogo de la DelegacinProvincial, Alejandro Ibez Castro,donde se acuerda una intervencin enla cavidad, con recogida cientfica delos restos seos humanos superficia-les, posibilidad de efectuar algn son-deo para evaluar su potencialestratigrfico de inters arqueolgicoy cierre de la cueva. El coste econ-mico de la intervencin se atenderadesde la Consejera de Cultura y elAyuntamiento de Priego y se progra-ma para 2007. Cerro de la Taberna. Se acom-paa al concejal de Cultura durantela visita a este cerro fortificado de laGuerra Civil realizada para reimpulsarsu posible puesta en valor. Se realizan diversas investigacio-nes y gestiones destinadas a la loca-lizacin de una ocultacin de un co-fre conteniendo papeles de intersmilitar, entre otras cosas, realizada,segn la documentacin disponible,en Priego, en 1859. Huerta del Letrado. Se visita, paracomprobar su estado de conserva-cin, este espectacular estanqueconstruido con sillera, y una cronolo-ga supuesta entre los siglos XVI yXVIII, una vez descartada su filiacinhispanorromana tradicional. La prin-cipal agresin a su estado de conser-vacin es el crecimiento en la mismaobra de una gran higuera y diversavegetacin que han terminado pordescolocar numerosos sillares y des-prender otros tantos. Recordamosaqu que el bien es de propiedad pri-vada y que sta neg la autorizacinpara la restauracin de la estructurapor parte municipal en 2002. Se cons-tata que la higuera est secndose. Cueva del Grajo II. El Museo haenviado al Laboratorio deArqueobotnica del Departamento dePrehistoria del CSIC un coprolito fo-silizado de hiena recuperado durantela excavacin arqueolgica realizadapor el Museo [Servicio Municipal deArqueologa], en 2003, en el yacimien-to paleontolgico de la Cueva del Gra-jo II (Priego de Crdoba), y que for-maba parte de los fondos de la insti-tucin. El objetivo de dicho envo, pre-via peticin del CSIC autorizada porla Consejera de Cultura, es remitir lamuestra a la University of Arizona parasu anlisis polnico, bajo supervisindel prof. Owen K. Davis, cuyos resul-tados aportarn luz sobre las condi-ciones medioambientales de la actualcomarca de Priego durante elPleistoceno Medio-final. Cronologa:Pleistoceno Medio-final (Edad aprox.Th/U: 166 +/- 14 ka.). Peso aprox.: 16gr. Dimensiones: 35,2 mm X 24,6 mm. Fuente de la Salud. Se ha reali-zado en este mes una pequea ac-tuacin de conservacin en la estruc-tura hidrulica de poca romana co-Estanque monumental en la Huerta del Letrado212Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobanocida como Fuente de la Salud, lo-calizada cerca de la aldea prieguensede El Cauelo, y que debe entender-se como continuacin de lo realizadoen 2002. Esta fuente fue construidaen poca romana, en un momento in-determinado entre el siglo I a.C. y elsiglo II d.C. Est realizada con gran-des sillares de piedra arenisca (opusquadratum) que forman un estanqueo vaso de planta rectangular en unode cuyos lados cortos se localiza unasurgencia de agua, mientras que enel opuesto se dispone una escalerade acceso al interior. La obra originalestuvo cubierta por una bveda demedio punto, actualmente desapare-cida. La fuente permaneci enterra-da hasta finales del siglo XVIII o prin-cipios del XIX, cuando un hortelanodescubri por azar uno de sus muros.El mundo romano conceda una granimportancia a las surgencias de agua,por lo que este tipo de estructuras hi-drulicas solan estar asociadas alculto de las ninfas de las fuentes, demodo que se trasciende, desde lascreencias religiosas, su carcter utili-tario.Los trabajos realizados por el Mu-seo [Servicio Municipal de Arqueolo-ga], que han contado con el aseso-ramiento del conservador de BellasArtes Manuel Jimnez Pedrajas, hanconsistido en:- Eliminacin de vegetacin para-sitaria.- Limpieza general.- Pegado, con resina epoxi, de losfragmentos desprendidos de la sille-ra.- Reintegracin puntual de la sille-ra con mortero de cal.- Relleno de llagas con mortero decal.- Construccin de murete de mam-postera en hueco por prdida de si-llera.- Colocacin de nueva cartelerainformativa.- Se pospone para la primavera-verano de 2007 la consolidacin y tra-tamiento hidrofugante de parte de lasillera necesitada de este tratamien-to. Jardn del Moro. Se realiza unavisita a este yacimiento medieval an-dalus y cristiano postconquista (cas-tillo de Tiosa) que conserva impor-tantes estructuras asociadas: aljibe,muralla, necrpolis, etc. Se comprue-ban algunos daos producidos en elsector del aljibe por los visitantes (des-prendimiento o descolocacin de al-gunos sillarejos) y en la necrpolis(expolio parcial de una tumba, consustraccin del crneo). Torren del Espartal. Se visitaesta torre atalaya medieval para com-probar la distancia entre este BIC y elfrente de una cantera prxima quedebe quedar estable en relacin alFuente hispanorromana de la Salud, en las in-mediaciones de la aldea de El Cauelo, traslos trabajos realizados.213Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipalmismo. La distancia entre la torre y lavalla protectora del frente superior dela cantera es de 100 m y la existenteentre sta y el frente propiamente di-cho de unos 10 m. Se mantiene, portanto, la distancia existente desdehace varios aos. Se comprueba, deigual modo, que contina la prolifera-cin de edificaciones ilegales en susproximidades. Sima de Fuente Alhama (Luque-Priego). El GESP (Grupo de Explora-ciones Subterrneas de Priego),mientras efectuaba la exploracin deun nuevo sector de la cavidad apar-tado del itinerario usual, realiza el ha-llazgo en superficie de diversos frag-mentos cermicos, de gran intershistrico, entre los que destacan dosgrandes fragmentos neolticos, ambosrepresentantes de perfil completo, unoconservado en ms de la mitad y elotro en un tercio aproximadamente.Ambos recipientes presentan asas.Una de ellos se encuentra decoradacon un cordn aplicado y digitado querecorre el borde del recipiente. Otrosfragmentos son medievalesandaluses, con la adscripcin usualen la ocupacin de cuevas naturalesen la comarca (siglos X-XI d.C.), conlas formas ataifor, jarra/o, jarrito, jarri-ta y olla representadas. Todo el con-junto ingres en el Museo. Como va-loracin podemos concluir que, aun-que la cultura material representada(Neoltico y Edad Media andalus) yaera conocida asociada a esta sima,destacamos el tamao de los frag-mentos, que se han podido vincularen varios casos (incluidos los dos neo-lticos) a perfiles completos, lo queaporta al conjunto entregado por elGESP un carcter deexcepcionalidad. Castillejo de Barcas (siglos XIV-XV). Se mantiene una reunin conpersonal tcnico de la delegacin pro-vincial de la Consejera de Culturapara disear una primera actuacinen esta fortificacin medieval (siglosXIV-XV), en cumplimiento de lo pro-puesto en el Informe sobre diagns-tico del estado actual y las posibilida-des de intervencin en las torres ata-laya y otras fortificaciones medieva-les no urbanas de Priego de Crdo-ba entregado a la Consejera de Cul-tura por el arquitecto Fernando Ga-llego Snchez, en 2005.Tambin, no perteneciente al tr-mino municipal, se visita otro yaci-miento: Los Collados (Luque). Yacimien-to limtrofe con el trmino municipalde Priego. Tras la comunicacin deun vecino, se localizan los hoyos pro-bablemente pertenecientes al expo-lio de dos tumbas ibricas de incine-racin. En el entorno de los mismosse conservan fragmentos cermicos,entre los que destacan los de dos ollasglobulares (una por tumba). Es posi-ble que una de las tumbas conserva-ra restos de un tmulo de piedras.IV. ColaboracionesEl Museo, en cuanto institucinque trasciende las competencias es-trictamente musesticas, mantienecontactos a lo largo del ao con otrosmuseos, ayuntamientos, institucionesy diversos colectivos, a los que pres-214Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobata su colaboracin en determinadascuestiones relacionadas con lamuseologa y el patrimonio arqueol-gico. En 2006, reseamos las siguien-tes:Museos: El Museo sigue pertene-ciendo a la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba, con laque colabora en cuantas cuestionesse planifican por este colectivo, asis-tiendo regularmente a las reuniones.De inters especial fue la reunin con-vocada por la Delegacin Provincialde la Consejera de Cultura para dara conocer el borrador de la nueva Leyde Museos de Andaluca, en la quese inform sobre la nueva norma le-gal y su repercusin en las institucio-nes musesticas locales. La Asocia-cin edita en n 6 de su Boletn (ao2005), en el que participa el Museocon un artculo, la Memoria de 2005de la institucin.De modo individual, el Museo pres-ta asesoramiento o colaboracin adistintos museos de la provincia: Mu-seos de Torrecampo, Luque, FuenteTjar, Baena y Casa Museo de Castilde Campos.Asociacin de Amigos del Mu-seo: Se mantienen las colaboracio-nes usuales, como la celebracin delDa Internacional de los Museos. Eldirector del Museo hace de gua enalgunas visitas culturales, como larealizada por la asociacin al munici-pio latino de Munigua (Sevilla). Por lodems, la asociacin sigue integradaen la plataforma promuseo, para apo-yar el traslado a la sede definitiva dela institucin.Universidad de Granada: Se fir-ma un convenio de colaboracin en-tre la Universidad de Granada y elMuseo para la realizacin de un pro-grama de prcticas formativas dirigi-do al alumnado inscrito en el msteruniversitario en museologa de dichauniversidad. Tras su firma, este mis-mo ao comienza la primera de lasprcticas, de tres meses (ver supra).Universidad Autnoma de Ma-drid: Se colabora con el equipocodirigido por Fernando QuesadaSanz, profesor titular de arqueologa,que realiza una nueva campaa deexcavaciones en el poblado ibricodel Cerro de la Cruz (Almedinilla):aproximacin a la cermica medievalandalus recuperada en el yacimien-to, catlogo de yacimientos arqueo-lgicos, carta arqueolgica, aporte dematerial vario, etc.CSIC: Se realiza una primera tomade contacto con el gelogo del CSICde Granada Antonio Delgado Huertascon el objeto de apuntar los caucesde colaboracin para el desarrollo delestudio de la plataforma de travertinode Priego, que continen las investi-gaciones realizadas hasta ahora. ElMuseo [Servicio Municipal de Arqueo-loga] y su actividad en arqueologaurbana se convierte en un medio efi-caz de aprovechar al mximo los mo-vimientos de tierra asociados a losedificios de nueva planta que se cons-tituyen, de hecho, en autnticos son-deos geolgicos que merecen seraprovechados para la investigacin.Tambin se remite documentacinvaria a Antonio Castillo, investigadordel CSIC vinculado al Instituto del215Priego de Crdoba. Museo Histrico MunicipalAgua, sobre la Fuente del Rey, condestino a una publicacin sobre losmanantiales de Andaluca.Diputacin: La Diputacin Provin-cial copatrocina la edicin deANTIQVITAS, si bien este ao no seedita ningn nmero aunque se pre-sente el correspondiente a 2005.Consejera de Medio Ambiente(Delegacin Provincial): Se atiendela peticin de informe al Museo porparte del director del Parque Naturalde las Sierras Subbticas, BaldomeroMoreno Arroyo, en relacin a la publi-cacin del Catlogo de Cavidades delas Sierras Subbticas Cordobesaselaborado por el grupo espeleolgicoG40, y las garantas de proteccin enel mismo del Patrimonio Arqueolgi-co contenido en muchas de ellas. Seelabora el siguiente texto como pro-puesta a incluir en la edicin del CD,que reproducimos por su inters paracualquier interesado en laespeleologa:"Una parte significativa de las cue-vas que aparecen en este catlogoson yacimiento arqueolgico, lo queaade a su inters geolgico y natu-ral los valores propios del PatrimonioHistrico. Como precaucin, se haneliminado de las fichas del catlogotodas las referencias arqueolgicasde miras a evitar que dicho documentopueda facilitar el expolio de las mis-mas. Incluso, en algunos casos, se haprescindido de su referenciatopogrfica.En el caso de localizacin casualde restos arqueolgicos de algn tipodurante la exploracin de las cavida-des (la bsqueda intencionada noautorizada est prohibida por Ley),deberemos comunicar el hecho, an-tes de 24 horas, a la Delegacin Pro-vincial de la Consejera de Cultura dela Junta de Andaluca o al Ayunta-miento afectado, que deber dar tras-lado, a su vez, a la anterior.En todo caso, seguiremos las si-guientes normas:1. No se extraer nada de la cue-va, ni tan siquiera fragmentos cer-micos o de hueso. En todo caso, pro-cederemos a fotografiarlos para po-der adjuntar dicha documentacin enel momento de comunicar nuestro ha-llazgo.2. Si hubiramos extrado de lacavidad algn objeto de inters ar-queolgico, por la causa que fuere,deberemos entregarlos en un museopblico o ponerlo a disposicin de laadministracin competente.3. En ningn caso, sin excepcin,se proceder a realizar remociones detierra, piedras o similar, con el objeti-vo de localizar objetos de inters ar-queolgico.4. Se deber mantener la mximadiscrecin sobre el descubrimientorealizado, as como sobre la localiza-cin de la cavidad.Como complemento, exponemosa continuacin un repertorio legal queafecta directamente al patrimonio ar-queolgico de las cuevas naturalesrecogidas en el catlogo:1. Son bienes de dominio pbli-co todos los objetos y restos mate-216Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobariales que posean los valores que sonpropios del Patrimonio Histrico Es-paol y sean descubiertos como con-secuencia de excavaciones, remocio-nes de tierra u obras de cualquier n-dole o azar [Art. 44.1 de la Ley dePatrimonio Histrico Espaol de1985]. A los espelelogos o visitan-tes ocasionales les afectara el casode los hallazgos por azar.2. El descubridor y el propietariodel lugar en el que se hubiese produ-cido el hallazgo el hallazgo de un bienmueble tendr derecho, en conceptode premio en metlico, a la mitad delvalor que en tasacin legal se le atri-buya, que se distribuir entre ellos porpartes iguales [Art. 79.1 del Regla-mento de proteccin y Fomento delPatrimonio Histrico de Andaluca de1995]. Este artculo sera aplicable sien alguna ocasin se encuentra algnresto material con valor econmicosignificativo.3. Las obligaciones de los descu-bridores son: a) Notificar el hallazgodentro del plazo de 24 horas a la De-legacin Provincial de Cultura o alAyuntamiento en cuyo trmino sehaya producido el hallazgo. b) Con-servar el hallazgo con arreglo a lasnormas del depsito legal o entregar-lo en un museo pblico. c) Depositarel hallazgo en el museo o centro quedesigne la Consejera de Culturacuando sea requerido para ello [Art.80 del Reglamento de proteccin yFomento del Patrimonio Histrico deAndaluca de 1995].4. Ser castigado con la pena deprisin de uno a tres aos y multaelque cause daos en yacimientosarqueolgicos [Art. 323 del CdigoPenal].5. A los efectos de la presenteLey son excavaciones arqueolgicaslas remociones en la superficie, en elsubsuelo o en los mediossubacuticos que se realicen con elfin de descubrir e investigar toda cla-se de restos histricos [Art. 41 dela L.P.H.E.].6. Son prospecciones arqueol-gicas las exploraciones superficialeso subacuticas, sin remocin del te-rreno [Art. 41.2 de la L.P.H.E.].7. Toda excavacin o prospec-cin arqueolgica deber ser expre-samente autorizada por la Administra-cin competente [Art. 42.1 de laL.P.H.E.].8. Podrn solicitar autorizacinpara realizar actividades arqueolgi-cas: a) Las personas que cuentencon la titulacin acadmica de Licen-ciatura, y acrediten formacin tericay prctica en arqueologa [Art. 6 delReglamento de Actividades Arqueo-lgicas de 2003]".Tambin se atiende la peticin des-de el Centro de Visitantes del ParqueNatural de diversa documentacinsobre cuevas naturales de inters ar-queolgico (prehistoria) incluidas den-tro del mismo o en sus inmediaciones.Ayuntamientos: El Museo man-tiene una relacin cercana y continuacon las reas de Urbanismo y Turis-mo del Ayuntamiento de Priego, enfuncin de sus competencias. En elprimer caso, la arqueologa urbana delCentro Histrico as lo demanda, ypuntualmente otras cuestiones patri-moniales, mientras que en el segun-do la coincidencia se encuentra en larentabilidad turstica que se le puede217Priego de Crdoba. Museo Histrico Municipal(no debe) exigir al Patrimonio Histri-co. Para Turismo, por ejemplo, se pre-paran diversos textos de una nuevagua de la localidad y se aportan foto-grafas, todo ello relacionado con elpatrimonio arqueolgico local. La re-lacin con el rea de Infraestructurasdel ayuntamiento prieguense, en cam-bio, no deja de ser espinosa: no seatienden, o se hace mal o con retraso(salvo contadas ocasiones motivadaspor la buena voluntad demostrada porvarios trabajadores del rea), cuan-tas colaboraciones se solicitan. Tam-bin, en este apartado, se coordinala visita a varios miembros del ayun-tamiento de Constantina (Sevilla),durante su estancia en Priego, con elobjeto de conocer la experienciamusestica de la localidad, o de unaEscuela Taller cordobesa con mdu-los de arqueologa. Se atienden, porltimo, distintas consultas de ayunta-mientos de la provincia.Patronato Municipal Vctor Ru-bio Chvarri: Este patronato es unrgano consultivo del Ayuntamientode Priego, con competencias en Pa-trimonio Histrico, y al que est ads-crito el Museo, cuyo director pertene-ce al Consejo General, que viene ejer-ciendo como Junta Directiva o Recto-ra de la institucin. El Museo realizaun asesoramiento variado y continuoal vocal de gestin de dicho patrona-to y rinde cuentas de diversas pro-puestas y actuaciones, as como dela memoria anual.Investigadores: El Museo debeatender y facilitar al mximo el traba-jo de cuantos investigadores pidan lacolaboracin de la institucin, en re-lacin a sus fondos preferentemente,o bien a otras cuestiones de su espe-cialidad. A lo largo de 2006 destaca-mos lo siguiente:1. Casa de Velzquez. DoctorandaClaire Dlry de la Universidad deTolouse II le Mirail. Se atiende a estainvestigadora que defiende su tesisdoctoral en diciembre de 2006 con elttulo de Dinamiques conomiques,sociales et culturelles dal-Andalus partir dune tude de la cramique decuerda seca (seconde moiti du Xsicle premire moiti du XIIIsicle). Estudia de los fondos delMuseo diversas cermicas medieva-les andaluses decoradas con la tc-nica de verde manganeso, proceden-tes de los siguientes yacimientos:Cueva de los Mrmoles (Priego), Cue-va del Macho (Carcabuey) y cascourbano de Priego (madinat Baguh).Grupo GESP y G40: Al igual queen aos anteriores, estos grupos lo-cales de espeleologa continan consu fructfera labor de exploracin yestudio de cavidades, a consecuen-cia de la cual se realizan intermiten-temente nuevos descubrimientos deinters arqueolgico que son oportu-namente informados por el Museo[Servicio Municipal de Arqueologa] ala Consejera de Cultura (ver el apar-tado correspondiente a yacimientosarqueolgicos en esta misma memo-ria). El Museo colabora tambin en lasjornadas conmemorativas de la muer-te del espelelogo prieguense Fran-cisco Padilla (XXV aniversario), congran xito de pblico y calidad en lasconferencias, organizadas por ambosgrupos. Se asiste a la reunin de la218Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaFederacin Andaluza de Espeleologadonde se aprueba la celebracin delII Congreso Andaluz de Espeleologa,en Priego, en mayo de 2008, y en elque el director del Museo formarparte del Comit Cientfico. Por lti-mo, el Museo redacta el apartado deArqueologa de la pgina Web delGESP, donde se hace hincapi encuestiones legales y normativas so-bre el patrimonio arqueolgico y laespeleologa, adems de noticiar loshallazgos casuales ms interesantesen esta materia realizados por estegrupo espeleolgico.Varios: Se atiende a diversos co-lectivos o particulares interesados encuestiones diversas, con carcter mis-celneo, pero siempre relacionadascon el Patrimonio Histrico. Algunoscentros educativos desarrollan activi-dades temticas diversas que cuen-tan con la colaboracin del Museo (laarqueologa como disciplina cientfi-ca o trabajos sobre algunos objetosexpuestos). Tambin se atiende a di-versos estudiantes de varias discipli-nas (arquitectura, aparejadores, etc.)facilitando informacin sobre determi-nados edificios (castillo y Carniceras).Se colabora con la productora inde-pendiente Chillito Flins en la elabo-racin de un corto de vdeo como ino-centada para el 28 de diciembre.219Memoria 2006El ao 2006 ha estado marcado porla conmemoracin del 75 aniversariode la proclamacin de la II RepblicaEspaola . Esta efemride ha hechoque un buen nmero de Institucioneslleven a cabo jornadas, congresos,seminarios, conferencias y todo tipode publicaciones, algunas de las cua-les han sido realmente interesantes.Conscientes de todo lo anterior ycon la limitacin del Presupuesto de2006, el Comit Cientfico y el Con-sejo General del Patronato adopt elacuerdo de realizar la IV edicin delCongreso Internacional sobre elRepublicanismo en colaboracin conla Excma. Diputacin Provincial deCrdoba . De este modo se pudo ce-lebrar del 13 al 17 de noviembre y lle-v por ttulo 1931-1936: de la Rep-blica Democrtica a la sublevacinMilitar. Esto ha permitido potenciarel Congreso en el sentido de que hansido 14 las conferencias impartidas enel mismo, 3 mesas redondas, 22 co-municaciones, 4 publicaciones,2 ex-posiciones y una media de asistenciade mas de 300 personas. AsimismoPriego de CrdobaPatronato MunicipalNiceto Alcal-ZamoraFrancisco Durn AlcalDirector del Museonos hemos beneficiado del personalde coordinacin, de prensa, tcnicosetc. del rea de cultura de la Diputa-cin. Por el contrario el Congreso sloha estado en Priego el jueves 16 conlo que se pierde, en buena parte, lavinculacin a Priego y la repercusinen su ciudadana. Asimismo la valo-racin de la mayora de los congre-sistas ha sido reivindicar la sede dePriego para la prxima edicin del ao2008, lo que indica de algn modo, elarraigo que estos congresos tienen alda de hoy en Priego y esperamos queel Ayuntamiento de Priego de Crdo-ba no pierda la oportunidad de cele-brar el V Congreso sobre elrepublicanismo en el ao 2008, paralo que debe de volver a potenciar elpresupuesto del Patronato.Otra de las actividades que handestacado, un ao ms, han sido lasexposiciones, se han realizado doce,destacando dos de ellas:- La exposicin El ro Caicenafrontera entre las dos Espaas. Or-ganizada por el Ecomuseo del roCaicena y el Patronato.220Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba- La exposicin de La Escuela dela Segunda Repblica, cedida por lafundacin FIES de C.C.O.O. y amplia-da y mejorada por los fondos de laColeccin Marcos Campos y delPatronato.En el captulo de publicaciones sehan presentado tres nuevos volme-nes delasObras Completas, perte-necientes a la edicin de 2005:- 441 das. Un azaroso viajedesde Francia a la Argentina.- Horas de Tregua.- Observaciones a la gramtica deAndrs Bello.En colaboracin con otras institu-ciones se han publicado 5 ttulos:- Casa de Temporada coordina-do por Rafael Inglada.-- La caricatura de un Presidentede Jos Pea Gonzlez.- Cortes Constituyentes 1931 edi-cin Facsimilar.- Niceto Alcal-Zamora y Torresde Jos Lus Casas Snchez.- El Patronato Alcal-Zamora y To-rres de Francisco Durn Alcal, art-culo en la revista Jbega de Mlaga.En cuanto a las visitas un ao msse han visto incrementadas hasta untotal de 18.300 personas, lo que haceque nuestro Museo siga siendo el msvisitado de la provincia de Crdoba,exceptuando los Museos de la capital.Exposicin temporal: La Escuela de la II Repblica221Priego de Crdoba. Casa-Museo Niceto Alcal-Zamora y TorresEl Patronato tambin ha estadopresente en un buen nmero de pro-gramas de televisin y radio, con mo-tivo de la conmemoracin del 75 Ani-versario, por ejemplo. El 14 de Abrilen RNE, Radio Crdoba, Canal SurRadio. El 17 de Abril en el programaLa mirada Crtica de Tele cinco. El19 de Abril el Programa Extravagariode TVE2. En septiembre en el progra-ma La Guerra Civil en Andaluca deCanal Sur TV.etc.En el apartado de Donaciones secontabilizan treinta y una, destacan-do la donacin de una bandera repu-blicana en seda natural entregada porla Asociacin de Amigos del MuseoHistrico de Priego, coincidiendo conel da Internacional de los Museos. Yla medalla otorgada al Patronato porla Asociacin de Estudios Jurdicos deCrdoba.La Biblioteca se ha visto ampliadacon 300 nuevos ttulos, mediantecompra e intercambio.Finalmente en el apartado de He-meroteca y Documentacin se adju-dic a una empresa especializada ladigitalizacin de los fondos, con lo queesperamos en el ao 2007 tener enpleno rendimiento los servicios delPatronato, aunque esto ltimo ha su-puesto sacrificar el presupuesto dela edicin de la Obra Completa de2006.Toda esta actividad aqu resea-da y que se detalla mspormenorizadamente en la presentememoria, ha sido posible por la cola-boracin del Comit Cientfico, Mar-IV Congreso sobre el Republicanismo, Priego y Crdoba222Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacos Campos Snchez, Jos Luis Ca-sas Snchez y el apoyo de muchaspersonas que ao tras ao siguencolaborando con este Patronato, ascomo el patrocinio del Excmo. Ayun-tamiento.Actividades 2006Abril- Del 31 de marzo al 16 de abril:Exposicin Las rutas del Legado An-dalus.- 6 de Abril, visita de los alumnosde 2 de Bachillerato del IES, lvarezCubero.- 7 de abril Presentacin del libro441 das un azaroso viaje desdeFrancia a la Argentina, pertenecien-te a la Obra Completa de D. NicetoAlcal-Zamora. Y Presentacin delprograma del IV Congreso sobre elRepublicanismo.- 12 de abril colocacin de una pla-ca conmemorativa de la visita de D.Niceto a la Corua en el ao 1932, enel Ayuntamiento de La Corua.- 14 de Abril, programa de Radio,RNE, RADIO CRDOBA Y CANALSUR RADIO.- 17 de abril entrevista en directopara el programa La mirada Crticade Tele 5.- Del 18 al 30 de abril Exposicinde fotografas de Manuel Molina Se-rrano.Presentacin de la Gua Casa Museo Niceto Alcal-Zamora223Priego de Crdoba. Casa-Museo Niceto Alcal-Zamora y Torres- 19 de abril programaExtravagario TVE2.- 25 al 27 jornadas II Repblica enCabra.- y exposicin Recuerdos dela Repblica.- Da 26 presentacin del MuseoAlcal-Zamora en la Diputacin Pro-vincial de Mlaga, artculo Revista J-bega.Mayo- Del 2 al 15 Exposicin de pinturade Manuel Ruiz Carrillo.- Da 18 y 19 de mayo. Actos con-memorativos del Da Internacional delos Museos y jornadas de puertasabiertas, en unin con los museos lo-cales de Priego. Lectura del manifies-to del 75 aniversario de la II Repbli-ca y Entrega de Bandera Republica-na por la Asociacin de Amigos delMuseo Histrico de Priego. Y Concier-to a cargo del grupo de clarinetes dela Banda Municipal de Msica.Junio- Del 2 al 25 de junio ExposicinEl ro Caicena frontera entre las dosEspaas.- Organiza Ecomuseo delRo Caicena de Almedinilla y Patro-nato Municipal Niceto Alcal-Zamoray Torres de Priego.- Dia 2 de junio 20.30 h. inaugura-cin de la exposicin y Conferenciasobre la recuperacin de la memoriaHistrica a cargo de : Ignacio MuizJan, Paqui Maqueda Vicepresidentade la asociacin de memoria Histri-ca de Andaluca.- Da 16 de junio 20.30. h. Presen-tacin del libro Casa de Temporadade D. Niceto Alcal-Zamora, dentro dela coleccin El cuaderno de Ingres,editado por el Instituto Municipal delLibro de Mlaga y coordinado por DRafael Inglada.- Da 23 Presentacin de los librosde la Obra Completa de D. Niceto Al-cal-Zamora y Torres: Horas de Tre-gua y Observaciones a la Gramti-ca de Andrs Bello.Julio- 14 al 6 de agosto: Exposicin deacuarelas de Francisco J. Muoz Car-mona.- 25 Entrevista documental sobrela II Repblica en Canal Sur 2.- 27 Recital de poesa de IsabelRodrguez.Agosto- Del 14 al 27 Exposicin de pintu-ras de Rafael Serrano Aguilera.Septiembre- 23 abecedaria, Exposicin. De-legacin Municipal de Cultura.Octubre- Del 12 al 15, Exposicin Francis-co Padilla, organizada por el grupoGES de Priego.- Del 16 al 30, Exposicin Ana Mar-224Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatn Garca. Patronato Niceto Alcal-Zamora y Delegacin de Cultura.- 27 de Octubre, Acto de la Socie-dad de Estudios Jurdicos.Noviembre- 3 Proyeccin de cortos del co-lectivo chillito flins- Del 13 al 17 IV Congreso sobreel republicanismo- Del 8 de noviembre al 18 Expo-sicin La Escuela de la Segunda Re-pblica- Exposicin de grabados LuisCabezasDiciembre- 1 de diciembre, recital de poe-sa; Desde la Memoria, CarmenCeballos y Jess Barbero y Presen-tacin de libros; Niceto Alcal-Zamo-ra, de D.Jos Lus Casas Snchez yJuan Valera de D.Jos Mara Garri-Bandera Republicana. Da Internacional delos Museos. Donacin de la AsociacinAmigos del Museo Histrico Municipaldo. Coleccin editada por la Manco-munidad de la Subbtica Cordobesa.- 28 de diciembre; proyeccin decortos del colectivo Chillito flins deCabra.225Priego de Crdoba. Casa-Museo Niceto Alcal-Zamora y TorresEstadstica de visitas a la Casa-Museo de D. Niceto Alcal-Zamora yTorres en Priego de CrdobaAo 2006Los grupos referenciados se establecen con un nmero mnimode componentes de cinco personas.226Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba227Priego de Crdoba. Casa-Museo Niceto Alcal-Zamora y Torres228Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba229Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano SidroMemoria ao 2006El Patronato Municipal Adolfo Lo-zano Sidro, del Ayuntamiento de Prie-go de Crdoba, gestiona estos dosmuseos, abiertos al pblico en el edi-ficio donado en 1985 por los herede-ros del pintor Lozano Sidro. El prime-ro de ellos est inscrito en la red deMuseos de la Junta de Andaluca y elsegundo ha solicitado su inscripcinrecientemente.Presentamos un resumen de lamemoria de actividades de ambosmuseos en 2006.1.- Adaptacin y reforma de lasinstalacionesDurante este ao se han realiza-do solamente obras de mantenimien-to.2.- Actividades de enseanza ypromocin de las Artes PlsticasEstas actividades se realizan a tra-vs de la Escuela de Artes Plsticasde Priego de Crdoba que ha cele-brado en 2006 su edicin n 19.Priego de CrdobaPatronato MunicipalAdolfo Lozano SidroPatronato MunicipalAdolfo Lozano Sidro1.- TalleresDe Enero a Junio y desde Octu-bre a Diciembre, se desarrollaron lostalleres de pintura impartidos este aopor D. Araceli Aguilera y D. LauraAlvarez Torres.2.- X Jornadas de AcuarelaCelebradas en Abril e impartidaspor el acuarelista cataln Cesc Farrcon asistencia de 35 acuarelistas detoda Espaa.3.- XIX Escuela Libre de ArtesPlsticasSe impartieron los siguientes cur-sos:Curso de PaisajeTres grupos de alumnos a cargode los siguientes profesores:Curso Superior: D. Jos Esteve Adam.Curso de Perfeccionamiento: D. JuanManuel Prez Gonzlez. Curso deIniciacin: D. Manuel JimnezPedrajas.230Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaCurso de GrabadoImpartido por D. Manuel ManzorroPrez, de la Facultad de BBAA deSevilla.Curso de AcuarelaImpartido por D. Javier MuozCarmona.Curso de Dibujo y Escultura enBronceImpartido por D. Venancio Blanco,D. Jos A. Aguilar, D. Luis GarcaCruz, D. Marta Campos Calero.Curso de iniciacin a las ArtesPlsticasImpartido por D. Araceli Aguilera,D Rosa Montenegro, D. Laura lva-rez.Taller de FotografaImpartido por D. Jos Luis Hidal-go Aranda.Aspectos generales: Al trmino delcurso de Dibujo y Escultura en Bron-ce, el escultor Venancio Blanco hizodonacin al Patronato de una escul-tura fundida en bronce y tituladaBAILAORA que ser colocada so-bre un pedestal diseado por el pro-pio escultor, en el patio interior delCentro Cultural Lozano Sidro.3.- ExposicionesEl Patronato Adolfo Lozano Sidroha organizado en 2006 las siguientes231Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano Sidroexposiciones:La Generacin olvidada.Carniceras Reales, del 6 al 20 deAbril.La exposicin tena como objetivodar a conocer la obra de un extensogrupo de pintores aficionados que tra-bajaron en Priego entre 1944 y 1964y que cayeron despus, casi todosellos, en el olvido. Se presentaron 34cuadros, dos de cada uno de los si-guientes artistas: Antonio Ruiz Exp-sito (Caao), Jos M Ortiz Serra-no, Francisco Calvo y Luis Calvo Lo-zano, Eusebio Ruiz, RafaelBarrientos, Antonio Gonzlez Vizca-no, Ignacio Rovira y Manuel RoviraCastaer, Manuel Snchez, RafaelValverde Sillero, Cristbal Povedano,Jos Luis Parreo, Rafael SerranoMontes, Francisco Ibnez, Jos MCalvo Serrano y Pablo Alts Aguilera.Se edit un catlogo con reproduccinde dos obras de cada uno de los pin-tores expuestos, y con un texto en elque se valora la obra de aquellos pin-tores, considerndolos en conjuntocomo un grupo valiossimo que alcan-z una gran calidad artstica, si bienla mayora de ellos no tuvieron opor-tunidad de hacer una carrera comopintores debido a las circunstanciasde la poca. No obstante, son un an-tecedente valiossimo de lo que a par-tir de 1988 ocurri en Priego con lacreacin de la Escuela de Artes Pls-ticas fundada por D. Antonio Poveda-no.Acuarelas de Francisco J. Mu-oz Carmona.Del 20 de Julio hasta el 6 de Agosto.La exposicin coincidi con el Cur-so de Acuarela impartido por MuozCarmona y sirvi de leccin prcticaparta los alumnos.Exposicin de Pintura de Cris-tbal Povedano.Del 20 de Octubre al 19 de No-viembre.En colaboracin con la Fundacinde Artes Plsticas Rafael Bot, Univer-sidad de Crdoba y Fundacin ELMONTE de Sevilla. La exposicin fueun proyecto de las instituciones cor-dobesas citadas que cont con el cr-tico de arte Angel Luis Prez Villncomo comisario de la misma. Se pre-sent en la Sala PUERTANUEVA yestuvo abierta en los meses de Sep-tiembre y Octubre y en Priego en lasfechas antes citadas. Puede conside-rarse que la exposicin fue un xitoincluso de pblico ya que hablamosde uno de los pintores ms importan-232Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobates de los nacidos en Priego pero cuyapintura resulta de difcil comprensinpor el pblico. Algunas institucionespidieron y realizaron visitas guiadas.Desde Camponubes. Exposi-cin de Pintura de Maribel Macha-do.Del 6 al 22 de Octubre.Lugar: Carniceras Reales.Despus de varios aos de parti-cipar en los Cursos de Paisaje,Maribel Machado presenta su prime-ra exposicin individual, una exposi-cin en la que se aparta del realismoimperante en los cursos y muestra supropia investigacin plstica que seadentra en los dominios de la abstrac-cin.Lo que hay aqu y all Pinturapara la vida. Pintura de TeresaVida.Del 22 de Diciembre hasta el 7 deEnero de 2007. Carniceras Reales.Teresa Vida es una joven pintoraque se inici en los Cursos de nues-tra Escuela de Artes Plsticas, cursdespus la carrera de Bellas Artes enla Universidad de Granada y pasuna larga temporada becada en Ale-mania.4.- Museo Adolfo Lozano SidroRenovacin de la oferta del Mu-seoTras la devolucin de los 14 cua-dros propiedad del peridico ABC de-bido a la realizacin de un inventariogeneral, al haber cambiado el peri-dico de empresa propietaria, nos vi-mos obligados a cerrar la sala 2 delMuseo. Se haca pues necesario en-contrar obra cedida para abrir de nue-vo esta sala ya que el Museo no cuen-ta con fondos no expuestos que per-mitan afrontar una situacin como lamencionada. A esto se una la nece-sidad de cambiar los 8 cuadros cedi-dos por los herederos de los Herma-nos Fernndez Lozano segn el con-venio suscrito con ellos.Las gestiones para la sustitucinde los cuadros de los Hermanos Fer-nndez Lozano, culminaron sin difi-cultad en virtud del convenio firmadopor el Patronato y los propietarios deestos cuadros. En cambio, la sustitu-cin de los cuadros de la sala II nosha obligado a realizar una labor de in-vestigacin y gestin que resumimosen un artculo adjunto a esta memo-ria.Cuaderno didcticoSe present el Cuaderno de tra-bajo para la visita al Museo de esco-lares de Primaria, realizado por D.Jos Antonio Gonzlez Noguera. Seadjunta un ejemplar, que tambin pue-de verse y bajarse de Internet, p-gina web del Museo y pgina web delprograma Priego-educa.DVD Museo Lozano SidroSe culmin en 2006 la elaboracinde un DVD sobre el Museo LozanoSidro realizado por la empresaEDITmedia Producciones de Crdo-ba con reproduccin de una gran par-te de la obra del pintor, recorrido por233Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano Sidroel Museo y Biografa del pintor. Grancalidad en imagen y sonido sobreguin realizado por el periodista Vi-cente Mora Surez Valera. Se han fi-nanciado 600 ejemplares de este DVDque podrn ponerse a la venta en elMuseo o utilizarse como regalo.Exposicin de Lozano SidroSe han realizado gestiones parapresentar una exposicin de obra deAdolfo Lozano Sidro en Madrid. Serealizara en 2008 en el Ayuntamien-to de Madrid, en una sala de exposi-ciones situada en la zona de Moncloa.Aparecen nuevas obras de Lo-zano Sidro* D. Francisco Ibez Sotorres nospasa fotocopia de un dibujo de Loza-no Sidro que ha aparecido a la ventaen Internet. Desconocemos el com-prador del mismo. El dibujo no cons-ta en el Catlogo General del pintorpor lo que archivamos la imagen parasu futura catalogacin.*A travs de llamada telefnica re-cibida desde Valencia, tenemos cono-cimiento de un posible cuadro de Lo-zano Sidro (leo sobre tabla o lien-zo), no catalogado, del que posterior-mente recibimos la imagen va Inter-net. Al no poder juzgar la autora pe-dimos una imagen de mayor calidadque nos llega por correo impresa enpapel fotogrfico. Est firmada A.Lozano. Bilbao. Se somete a la opi-nin de los Asesores del Museo, opi-nando la mayora que no es una obraatribuible a Lozano Sidro.234Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba* Desde Barcelona y a travs dellamada telefnica y posterior envo dela imagen por Internet, nos llega unaobra atribuida a Lozano Sidro. Com-probamos de inmediato que est ca-talogada con las siglas A232, tituladaLas tres reinas magas, de 1920. Laobra se ofrece en venta al Museo. Sepresentar al Consejo General delPatronato en la prxima reunin.5.- Museo del Paisaje EspaolContemporneoDurante el ao 2006 la directoradel Museo del Paisaje D. Elisa Po-vedano ha considerado como asuntoprioritario la elaboracin del Proyec-to para solicitar a la Junta de Andalu-ca la aprobacin e inclusin del Mu-seo del Paisaje en la Red de Museosde Andaluca. Se trata de un docu-mento complejo y extenso en el quedebe redactarse el Plan Museolgicoy el Plan Museogrfico del Museo. Eldocumento est ya redactado y de-ber ser presentado a una prxima re-unin del Consejo General del Patro-nato.Tambin se ha iniciado un fondode documentacin sobre el Paisaje,comenzando con la adquisicin de li-bros y revistas sobre pintura de pai-saje y catlogos de los pintores cuyaobra forma parte del Museo del Pai-saje.Se mantienen conversaciones conel crtico de arte Jos Marn Medinapara una exposicin de su coleccinartstica en Priego.6.- Otras actuacionesRazes Ibricas: Fotgrafosprieguenses en Recife (Brasil)La realizacin de esta exposicinde fotgrafos pieguenses en Recife(Brasil) es una de esas cosas que unojams pens que podran ocurrir. Sedebe nada ms que a la amistad sur-gida entre un prieguense y una mujernacida y residente en Recife, Estadode Pernambuco (Brasil). Para respe-tar la brevedad que requiere este re-sumen, omitimos los antecedentes.El deseado intercambio culturalentre Priego y Recife se hizo realidada travs de una exposicin de foto-grafas de fotgrafos prieguenses enla Biblioteca Saraiva de Recife, orga-nizada por la UPEAP. Dayse Feijo yRoberto Da Silva organizaron unasemana de actos culturales bajo el t-tulo Razes Ibricas: Priego de Cr-doba con una programacin que in-clua mesas redondas, gastronoma,actuaciones folclricas, etc. Adems,se organiz una videoconferenciaentre Recife y Priego, en la queintercambiaron informaciones y opi-niones, expertos de Recife y represen-tantes del Ayuntamiento de Priego yde los fotgrafos participantes en laexposicin.Una copia de La defensa deZaragoza de lvarez Cubero, paraPriegoAl cierre de esta memoria de lasactividades del Patronato LozanoSidro, podemos afirmar que ya estn235Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano Sidrohechos los moldes para la realizacinde una copia o rplica de la esculturaLA DEFENSA DE ZARAGOZA, con-siderada como la obra cumbre del es-cultor prieguense Jos lvarez Cube-ro.La primera propuesta surgi de unproyecto de reforma de la Fuente delRey presentado por Cristbal Pove-dano. El proyecto se centra en unaremodelacin de los jardines, cons-truccin de un saln de usos mltiplesen la zona del antiguo Teatro MaraCristina y colocacin de una copia deLA DEFENSA en la zona opuesta.Tras una largsima serie de con-tactos, descubrimos que la esculturaes en realidad propiedad del Museodel Prado. La subdirectora del Museodel Prado D Leticia Azcu, ha sidoclave en el desarrollo de este proyec-to. El proyecto, valorado en principioen unos 60.000 Euro ser financiadoentre el Ayuntamiento de Priego y laFundacin Cajasur.Actos conmemorativos del DaInternacional de los MuseosActos programados conjuntamen-te entre los cuatro Museos de la loca-lidad y la Asociacin de Amigos delMuseo Histrico Municipal. Por partedel Lozano Sidro se present el DVDelaborado por Edit Media sobre el Mu-seo y la obra de nuestro pintor titular.237Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano SidroLa vida de un Museo dedicado deforma monogrfica a exponer la obrade un pintor est inexorablemente li-gada a la investigacin sobre la obraartstica de ese pintor. Si no hay in-vestigacin, si no buceamos (dig-moslo as) en la biografa, las relacio-nes personales y artsticas, en el co-nocimiento exhaustivo de su obra, en-tonces la vida del Museo languidece.El de Adolfo Lozano Sidro es elcaso de un pintor que entre 1935, (fe-cha de su fallecimiento), y 1999 (fe-cha en que se inaugura su museo enPriego), permaneci casi completa-mente en el olvido, excepto algunosesfuerzos realizados por sus herede-ros y por algunos de sus admirado-res.Desde 1999 cambi ese panora-ma, ms todava desde el ao 2000,tras la publicacin de ADOLFO LO-ZANO SIDRO: VIDA, OBRA Y CAT-LOGO GENERAL, un volumen dems de 300 pginas en el que se pre-sentaba un catlogo de casi 1.500 desus obras.Tanto la inauguracin del Museocomo la publicacin del catlogo, tu-vieron efectos fulminantes sobre Adol-Nuevos cuadros en elMuseo Lozano SidroMiguel Forcada Serranofo Lozano Sidro y su obra. Entre otrascosas empezaron a aparecer obrasdesconocidas hasta el momento de lacatalogacin y fueron localizadasotras cuya imagen se conoca, perocuyo paradero se desconoca en al-gunos casos desde cien aos antes.Es el caso, entre otros, de Santa Te-resa a los pies de Jess, un leo degran tamao premiado con una Men-cin de Honor en la Exposicin Na-cional de Madrid de 1897. En 1898ese cuadro fue vendido en Mxico,tras participar en una exposicin co-lectiva de pintores espaoles. Nadase conoca desde entonces sobre eseimportante cuadro de Lozano Sidrohasta que en 2006 ha sido localizadoen Mxico, tras largas gestiones rea-lizadas desde el Museo.No vamos a detallar aqu la apari-cin de otras obras de Lozano Sidro,algunas de ellas subastadas por ca-sas especializadas en Madrid, pero squeremos comentar la entrada en elMuseo, con carcter temporal, denueve nuevos cuadros de nuestro pin-tor titular que no haban sido vistoshasta ahora en pblico. Han sido ins-talados en la sala 2 del Museo y sepresentan agrupados por parejas, te-niendo como lazo de unin de cada238Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapareja el tema o gnero de las distin-tas obras.En Merienda de los campesi-nos (E018) tenemos una leccin deetnografa, cosa frecuente en nues-tro pintor, gran observador de la te-mtica costumbrista. Los segadores,hacen un descanso para comer; seadivina la elaboracin sobre undornillo, de un salmorejo o de un sa-broso remojn. Destacan las piezasde cermica popular y sobre todo (porel tiempo que llevan en desuso), lasvasijas que cuelgan, junto a la pellizay las alforjas, de la punta de una es-taca clavada en el suelo. Eran doscuernos de toro vaciados y cerradoscon tapn de madera en el que sepracticaba un pipote; en una se lleva-ba al campo el aceite y en otra el vi-nagre, unidos siempre por una cuer-da o cadenilla.Aunque los dos cuadros hacenpareja, en Merienda en el campo,( E017) el ambiente es completamen-te diferente. Los miembros de una fa-milia de clase acomodada estn to-mando la merienda en el campo, peroen un lugar de placer y descanso. Alfondo se insina un lago surcado poruna barca Aunque no podemosconsiderar a Lozano Sidro como unpintor paisajista, en estos cuadros de-muestra que dominaba tambin estegnero.Cuando contemplamos algunoscuadros de Lozano Sidro, como suscomposiciones corales o de grupos alaire libre como Saliendo de Misa(E024) o Paseo Rosales (F038),intuimos, salvando diferencias esen-ciales de paleta, sutiles paralelismoscon alguna pintura francesa, concre-tamente con la del Manet de Msicaen las Tulleras. En este cuadro, nosresultan prximos a la obra de Loza-no Sidro el estudio de una escena alaire libre y el retrato mltiple como unavisin general de la sociedad de lapoca captada de una forma pura yobjetiva. En otras palabras, una ver-dica crnica mundana Grupos mso menos numerosos, parejas, cotilleosy chismes, insinuaciones y palabrasveladas inundan estos ambientesSaliendo de Misa muestra la ar-quitectura de una pequea ciudadandaluza, posiblemente Cabra. EnPaseo Rosales el escenario es ellugar de Madrid que su ttulo indica.Todos los personajes topicos de nues-tro pintor aparecen en este cuadro.La alta sociedad del primer terciodel siglo XX aparece magistralmenteretratada en los cuadros de Lozano239Priego de Crdoba. Patronato Municipal Adolfo Lozano SidroSidro. He aqu dos excelentes ejem-plos: Saludo Galante (F059) yProbndose el traje de gala(FO60).Si algn calificativo debe aplicar-se a su representacin es el deverismo. Los tipos que representason perfectamente reconocibles ensus biotipos, gestualidad y expresivi-dad, en el rigor con que estudia lasvestimentas y los escenarios. Loza-no Sidro aparece como un excepcio-nal observador. As, los trajes de eti-queta, de gala, de noche y de tarde,el frac de los caballeros y las msdelicadas toilettes de las damas, laspecheras almidonadas con susbotonaduras de brillantes, las conde-coraciones, los zapatos de charol consus lazos de seda y tantos otros de-talles se reflejan con absoluto verismolejos de cualquier teatralidad o igno-rancia tendenciosa. () En los tiposde la alta sociedad dibujados por Lo-zano Sidro, no hay expresionismo;ms que caricaturas o deformacinextrema, podramos hablar de dibu-jos psicolgicos.En 1904 Adolfo Lozano Sidro pin-t en Priego una decena de retratos yotros cuadros de diversa temtica.Desde que sali de su ciudad natalen 1885 (tena 13 aos), casi no ha-ba vivido en ella. Ahora su familiahaba vuelto de Granada, su padrehaba muerto en Priego en 1903. Elpintor, residente en Madrid, vuelveahora a Priego para pasar sus perio-240Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobados de descanso tomando contactode nuevo con sus parientes y amigos.Entre los muchos retratos que nosdej (bastantes de ellos pueden ver-se en esta casa), destacan estos dos.El de Jos Mara Ruiz Torres Hurta-do (C021), fue realizado en 1904 yes un retrato directo, descarnado,absolutamente realista. En cambio elde Manuel lvarez Sagrera (C056),un amigo del pintor, es un retrato mselaborado, plenamente romntico. Lamirada soadora del protagonista seadorna con la silueta de un castillomedieval que flota entre las brumas.En la sala 3 se puede contemplarFeria en Priego (E036), nuevo enel Museo, que nos presenta una es-cena comparable con En la Feria dePriego, una de las joyas permanen-tes del museo, obra adquirida por elAyuntamiento de Priego en1927 trasuna exposicin del pintor. Si el segun-do nos muestra el bullicio del gentoal fondo con varios primeros planosabsolutamente deliciosos, el primeroes un cuadro ms dinmico y que pre-senta muchos detalles del rico am-biente ferial.Puente Genil243Puente GenilMuseo Histrico LocalFrancisco Esojo AguilarDirector del MuseoMemoria 20061.- IntroduccinEl Museo Histrico Local de Puen-te Genil es una institucin de carc-ter municipal encargada de conservar,exponer, difundir e investigar el PA-TRIMONIO de esta poblacin y co-marca. Este museo fue creado elao 1.981; por acuerdo plenario delIlustre Ayuntamiento de Puente Genily desde el mes de Mayo de 1.997 for-ma parte de la RED DE MUSEOS DELA COMUNIDAD AUTNOMA DEANDALUCA, segn Orden del a Con-sejera de Cultura de 31 de marzo de1.997 (BOJA n 56 de 15 de Mayo de1.997).Con la exposicin didctica de losfondos del museo pretendemos, queel museo sirva para acercar a la ciu-dadana hacia el conocimiento de supasado histrico y fomente una con-ciencia de respeto y proteccin haciasu Patrimonio.En el marco de un amplio campode actuaciones tendentes a conseguirlos objetivos anteriormente expues-tos, a lo largo del ao 2006 el MuseoHistrico Local de Puente Genil ha lle-vado a cabo una serie de actuacio-nes de las cuales informamos en estaMemoria-Balance.2.- Actuaciones2.1.- FondosEn el ao 2006 los fondos mate-riales del Museo Histrico Local dePuente Genil se han incrementado en5 nuevas piezas, que correspondenal nmero de Registro de InventarioGeneral del museo del 1.582 al 1.587ambos inclusive. En todos ellos setrata de monedas de bronce de po-ca romana bajo-imperial, que una vezregistradas e inventariadas se en-cuentran en concepto de fondos endepsito de este museo.Para una mejor gestin de los fon-dos en lo referente al registro y cata-logacin de stos, los fondos mate-riales se encuentran informatizadomediante el programa LOTUAS-APROACH, programa ste similaral de otros museos locales y munici-pales de la provincia de Crdoba, lo244Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacual permite:- agilizar la consulta sobre la infor-macin de cada pieza.- facilitar a los investigadores in-teresados en el estudio de ellos.- la posibilidad de unificar crite-rios en los diversos campos del regis-tro con otros museos.Durante los meses de Noviem-bre y Diciembre de 2006, la adquisi-cin de una cmara digital para elmuseo est permitiendo se lleve acabo la documentacin digitalizada decada uno de los fondos del museo,para una vez realizado incorporar laimagen de las piezas al modelo de fi-cha de Registro de Inventario, del ci-tado programa informtico LOTUS-APROACH.En la Sala III (Seccin de Etnogra-fa) dedicada a la elaboracin tradi-cional del dulce de membrillo, con-tinuado la labor iniciada aos anterio-res se estn incorporando una seriede materiales (maqueta de noria y f-brica) relacionados con el cultivo delmembrillo y su posterior elaboracinde forma tradicional carne de mem-brillo. Con esta seccin de Etnogra-fa el museo pretende conservar y di-fundir ese PATRIMONIO INDUS-TRIAL; ms reciente, que en el mo-mento actual corre riesgo de desapa-ricin, debido a los rpidos avancesen tecnologa e innovacin de la in-dustria agroalimentaria.2.2.- EquipamientosEn lo referente a la exposicin delos fondos durante el ao 2006 sehan continuado realizando mejorasen cuanto a la presentacin de losfondos expuestos en las diversassalas, renovando la cartelera de laSala II Mundo Romano con la in-corporacin de paneles de PVC contexto e ilustraciones a color alusivasa las piezas expuestas.Con destino a la sala de restaura-cin y almacn se han incorporadoel siguiente equipamiento:- 2 nuevas estantera metlicas.- 25 envases de plstico para sucorrecta conservacin de los fondosmateriales (cermica, piedra) noexpuestos en las salas.- 1 cmara digital ModeloOlimpus- Diverso material fungible de ins-trumental de restauracin (lpiz fibravidrio, productos qumicos, brochas,cepillos...)2.3.- Horario de aperturaDurante el ao 2006 el horario deapertura del Museo Histrico Local dePuente Genil ha sido el siguiente:- Viernes: de 18.30 a 20.30 horas.- Sbados y domingos de: 11.30 a 13.30 horas.- Cita previa de lunes a viernesa concertar hora con la oficina de tu-rismo del Ayuntamiento de PuenteGenil, para escolares y asociaciones.La visita al museo en horario deapertura normal es gratuita.2.4.- Nmero de visitasDe Enero a Diciembre de 2006 el245Puente Genil. Museo Histrico Localnmero de visitantes al museos hasido el siguiente:- Horario normal (viernes, sba-dos y domingos) han visitado estemuseo un total de 1.325 personas.- mediante la cita previa 560 per-sonas.- Mes de Mayo Jornadas de puer-tas abiertas 450 alumnos de centrosescolares de Primaria, ESO y Bachi-llerato.En total la suma de visitantes delao 2006 del Museo Histrico Localde Puente Genil asciende a 2.335.Del nmero total de visitantes du-rante 2006 destacar el siguiente per-fil: 45% son escolares de los centroseducativos de Primaria, ESO y Bachi-llerato de la poblacin o de otras po-blaciones cercanas de las provinciasde Crdoba y Sevilla. El 25 % songrupos de asociaciones de diversotipo (culturales, tercera edad) de laprovincia o de nuestra comunidadautnoma. El 30 % restante son visi-tantes no adscritos a los grupos cita-dos con anterioridad.3.- DivulgacinDurante el primer trimestre de2006 se ha estado trabajando en losmateriales divulgativos, que se ibana entregar el en las jornadas de puer-tas abiertas a celebrar en el mes deMayo, con motivo del Da Internacio-nal de los Museos y los materiales detrabajo a utilizar en los talleres de ve-rano.Para el prximo ao 2007 se estelaborando el contenido del nuevoClaustro del convento de La Victoria. Mosaicos de Fuente lamo246Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobanmero de la revista SINGILIS, pu-blicacin de carcter bianual de estemuseo, ya que una vez realizada yeditada la Gua del Museo de PuenteGenil.Adems de las actuaciones referi-das anteriormente en lo referente a ladivulgacin del museo se ha comple-tado sta con la modificacin de tex-tos y fotografa de la pgina Web dela Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba y la asistencia auna serie de jornadas y conferenciasorganizadas por diversas institucio-nes, de las cuales destacaramos:- Jornadas sobre la nueva Ley deMuseos de Andaluca celebradas enla ciudad de Crdoba, organizadaspor la Delegacin Provincial de Cul-tura de Crdoba.- Los Museos puentes entre cul-turas jornadas celebradas en mayode 2006 en la cidad de Mrida, orga-nizadas por el Museos Nacional deArte romano.- Presentacin libro Ribat califalcelebrada en el mes de junio en la ciu-dad de Alicante y organizado porMARQ.4.- Actuaciones sobre Patrimo-nioA lo largo de 2006, la direccin ycolaboradores del museo ha llevadoa cabo varias visitas a yacimientosarqueolgicos del trmino municipalde Puente Genil, para conocer su es-tado de conservacin y detectar posi-bles daos causados por agentesnaturales o humanos (expoliadores).En el mes de Octubre de 2006miembros del Puesto Principal de laGuardia Civil de Puente Genil depo-sitaron en el museo 5 monedas debronce resultado de la intervencinrealizada a J. Cdiz Vzquez el 17de octubre de 2006 en el cruce delos Trujales. Dichos materiales seencuentran en depsito en el museoy han sido debidamente registrados ycatalogados.Por ltimo; la realizacin de movi-mientos de tierra en la zona norte dela poblacin, prxima al casco urba-no, en el paraje conocido como el Silo, por la realizacin de infraestructu-ras de nuevo suelo industrial, se hanrealizado diversas visitas con el fin dedetectar posibles hallazgos arqueol-gicos en el terreno, ante los movimien-tos de tierra realizados para las obrasde adecuacin de este nuevo polgo-no industrial (saneamiento, viales oparcelas industriales).5.- Cursos y talleresComo en aos anteriores; duran-te los meses de Julio y Agosto se harealizado una serie de talleres dirigi-dos a estudiantes de Geografa e His-toria, Bellas Artes, escolares y cola-boradores del museo que en 2006 hantenido los siguientes contenidos:- 2 quincena de Julio: Dibujo arqueolgico.- 1 quincena de Agosto: Inventario y catalogacin de ma-teriales247Puente Genil. Museo Histrico Local- 2 quincena de Agosto: Conservacin y restauracin decermica.Con la realizacin de estas activi-dades el Museo Histrico Local dePuente Genil pretende introducir a losparticipantes en ellos en temas rela-cionados con la museologa y la di-vulgacin-preservacin del Patrimo-nio.6.- ColaboracionesEl Museo Histrico Local de Puen-te Genil mantiene colaboracin habi-tual con personas e instituciones in-teresadas en el estudio de los fondosde museo, yacimientos de su trminomunicipal o Patrimonio en general. Delos contactos mantenidos en 2006destacar los siguientes:- Jos Antonio Morena, directormuseo de Baena.- R. Mrquez de la D.P. de Mlagaque est realizando el estudio de unacermica griega corintia con deco-racin zoomorfa.- Raquel que colabora con asidui-dad en la catalogacin de la numis-mtica de poca romana.- Luis Alberto Lpez Palomo, en laactualidad realiza actuaciones ar-queolgicas en la villa romana deFuente Alamo y que colaborar conla revista SINGILIS de este museocon un artculo sobre los trabajos rea-lizados en el citado yacimiento.Para el prximo ao 2007 se estllevando a cabo las gestiones nece-sarias con la institucin pertinentepara el registro y creacin de una Aso-ciacin de amigos del Museo dePuente Genil, integrada por una seriede personas aficionadas a Historia yArqueologa, que colaboran de formadesinteresada con este museo.Por ltimo resaltar, que el museomantiene como en aos anterioresuna estrecha colaboracin con los di-versos museos locales de la provin-cia de Crdoba, a travs de la Aso-ciacin Provincial de Museos de laprovincia de Crdoba y a nivelinstitucional con la Delegacin Provin-cial de Cultura de Crdoba y AreaCultura de la Diputacin Provincial.249Puente Genil. Museo Histrico LocalEste artculo es solo avance de untrabajo de investigacin, que desde laprimera mitad de 2006 se est reali-zando desde el Museo de PuenteGenil. En este trabajo se pretenderecoger toda la documentacin posi-ble sobre el sistema de riego azudasy norias empleadas para elevar elagua canalizada del ro Genil en sucauce medio y con ello regar lashuertas y en algunos casos emplearsu agua en los molinos hidrulicos enel trmino de Puente Genil. Siste-mas ambos de similares caracters-ticas a los empleados en otros ros deAndaluca como: Guadajoz, Guadal-quivir... y que tiene sus orgenes en laEdad Media, momento en que apare-cen documentados una serie de m-quinas e ingenios, que aprovechan lafuerza del agua mediante diferentestipos de ruedas hidrulicas.En el cauce medio del ro Genil,en concreto a su paso por el trminode Puente Genil las obras hidruli-cas se pueden encuadrar en dos ti-pos, un primero aquellas que han ser-vido para uso industrial, en concretopara molturar harina o producir ener-ga, ejemplo de ello sera el molinoObras hidrulicas en el cauce medio delGenil y su aprovechamiento en laagricultura e industriaFrancisco Esojo Aguilardel Manchego, o la fbrica de La Alian-za, tambin central elctrica desde fi-nales del Siglo XIX, ms concreta-mente desde 1.879, habindose rea-lizado las ltimas reformas en el ao1.923 y en cuya localizacin: con an-terioridad hubo un molino hidrulico,llamado Acea Vieja, y un segundogrupo de obras hidrulicas; ms nu-meroso que el anterior, localizadas alo largo del cauce del ro a su pasopor las tierras de este trmino muni-cipal. Se trata de las norias, utiliza-das para el riego en la huertas, decaractersticas similares a las de otraspoblaciones por las que discurre el roGenil como: Jauja, Isla redonda, Pal-ma del Ro Todo parece indicar queel sistema de riego se remonta a laEdad Media, posiblemente a pocaislmica y que ha subsistido, sin so-lucin de continuidad, hasta media-dos del siglo XX.Para realizar este estudio y docu-mentacin nos hemos basado en elestudio de testimonios histricos con-servados de forma muy parcial en elcaso de Puente Genil; as como delos restos materiales que an se con-servan y del testimonio de personas250Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobade esta localidad, que las vieron fun-cionar. Con toda esta informacindocumental e histrica, hemos aa-dido la aportada por aquellos labra-dores u hortelanos, que emplearonestos sistemas de riego e incluso porpersonas que se dedicaban a su re-paracin. Con toda esta documenta-cin se est llevando a cabo un tra-bajo de campo consistente en locali-zar, documentar y catalogar los res-tos de norias, azudas, que todava seconservan en Puente Genil.En el momento presente algunasde estas obras hidrulicas estn bienconservadas, ese sera el caso de lafbrica de la Alianza, recientementeadquirida por el Ayuntamiento dePuente Genil. En cambio de otrasapenas se conservan restos, como elmolino del Manchego y en el caso delas norias; en su gran mayora, deellas solo quedan restos de elemen-tos como: azudas y puertos visiblescuando el Genil no lleva aguas creci-das y diversos elementos dematriche, que conducan el aguahasta las parcelas de las huertas.Afortunadamente an se conserva lanoria del Rabanal (Foto 1), la ltimade las en torno a 18 norias a lo largodel cauce del ro Genil en el discurrirpor las tierras de este trmino muni-cipal.La documentacin ms antigua seremonta a finales de siglo XV, en laque se refiere como en el Pontn dedon Gonzalo, nombre de la actualPuente Genil, haba acea de pan demoler. Se trata en estas referenciasdel molino de la Acea Vieja molinoubicado en la margen derecha juntoa la poblacin y en donde posterior-mente se construyo la fbrica de laAlianza. Hasta finales del XIX, pro-piedad de la Casa de Aguilar; luegoDuques de Medinaceli, que durantesiglos se beneficio de la obligacin delos labriegos de la villa de moler allsu grano. A finales del siglo XIX ensus obras los historiadores localesPrez de Siles y Aguilar y Cano ha-cen referencias a algunas de estasobras hidrulicas en el Genil.En el Siglo XX contamos con do-cumento de gran inters por cuantonos proporciona una detallada docu-mentacin del nmero, localizacin ytipo de obras hidrulicas, que en tor-no a mediados del siglo pasado exis-tan en el ro Genil a su paso por di-versas poblaciones de Crdoba ySevilla. Se trata de Estadstica delos aprovechamientos hidrulicosexistentes en el ro Genil realizadopor la Confederacin Hidrogrfica delGuadalquivir y publicado en Sevilla en1.952. Esta obra ha sido el punto departida de nuestro trabajo y en ella semuestra completa informacin decada una de las obras hidrulicas enel Genil a su paso por tierras de estetrmino municipal. En algunas deellas se completa la informacin conplanos y fotografas de ellas. Llamala atencin como en esta publicacinse refleja como algunas de las anti-guas norias de rueda de madera ohierro haban sido sustituidas pormotores elctricos. El estudioso e in-vestigador Julio Caro Baroja en algu-na de sus obras hace referencia a suvisita a Puente Genil. En su obra ade-ms de tratar de la peculiar SemanaSanta de esta localidad, hace referen-251Puente Genil. Museo Histrico Localcia a algunas de estas obras hidru-licas y publica la fotografa de una deellas de 1.911.En la realizacin de este trabajoqueremos manifestar nuestro agrade-cimiento a una serie de hortelanos, lamayora octogenarios, que nos hanfacilitado informacin sobre localiza-cin, y funcionamiento de las norias,de forma muy especial Rafael Elbrevo, que junto a su padre hasta losaos 50 de pasado siglo las repara-ba y que en la actualidad se dedicaha hacer maquetas a escala de lasnorias (foto maqueta museos) y a losmiembros de la Asociacin amigos delmuseos, que colaboran con el museoen la documentacin y registro de estetrabajo.1.- Norias y AzudasA lo largo de la historia el uso delas norias ha servido para subir elagua en cantidad suficiente para po-sibilitar el riego de las huertas o sualmacenamiento. Noria palabra deorigen rabe nara es una mquinacompuesta de dos grandes ruedasengrandas, que mediante cangilonessube el agua de pozos a de los ros.Existen dos modalidades de norias,una primera noria de tiro movida portraccin animal y una segunda la no-ria fluvial movida aprovechando lafuerza del agua. Los dos tipos des-cienden de las que existieron en al-Andalus y otras regiones del mundoislmico en la Edad Media. Norias deeste tipo son la de la Albolafia en elro Guadalquivir a su paso por Cr-doba, las denominadas gras en lapoblacin de El Carpio o en el ro Genillas de Benamej, Jauja, Isla Redon-da, Palma del Ro o Puente Genil.Desde sus orgenes en la EdadMedia todas las norias han estado ba-sadas en una serie de elementos:azuda, puerto, noria, que han perma-necido inalterables a lo largo del tiem-Noria del Genil. 1908252Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapo. El primer elemento es la azuda,que consiste en una presa cuya fina-lidad es retener el agua y dirigirla ha-cia un canal donde esta la noria. Serealizaba colocando un entramado deestacas de madera en el fondo del ro,que luego se rellenaba en su interiorcon cantos rodados, piedra menuday en su parte superior grandes pie-dras con objeto de resistir stas me-jor el paso del agua y de esta formaquedaba construido el dique. Esta hasido la forma habitual de hacerlo a lolargo del Genil hasta el siglo XX. Lasperidicas crecidas del Genil obliga-ban a su reparacin, algo que habraque realizar con periodicidad cada doso tres aos y a veces antes en aosde grandes crecidas del ro.El segundo elemento es el puerto,que se situaba en uno de los extre-mos de la azuda o presa. Esta pla-taforma o puerto sirve como sustentode la estructura o mquina que es lanoria, lleva un canal por donde pasael agua que va a mover la noria y porltimo los estribos sobre cuya partealta se apoyaba el eje de la noria. Lanoria iba montada sobre dos pilareso asientos de obra de fbrica (ladrilloo mampostera) de diferente alturasegn el dimetro de la rueda de lanoria y rematado en su parte superiorpor una zapata de madera resistente(encina), que soporta el eje de noria.El tercer elemento es una ruedade madera o hierro con diferentescomponentes y piezas especficas,para captar la fuerza del agua, quehaga girar la rueda de la noria en supermetro exterior lleva una serie depaletas o labes y para elevar elagua del ro se llevaba a cabo me-diante cangilones de arcilla, en el si-glo XX a veces sustituidos por gran-des latas, que colocados en la coro-na, entre paleta y paleta vertan elagua en la parte ms alta en un re-ceptculo de madera llamadoaaquil. Este sola ser de maderay de dimensiones variadas en funcinde las dimensiones de la noria. Elaquil lo soportaba un andamiajede madera de lamo u otro tipo derbol de ribera, llamado torre y desdeel el agua era conducida hasta la huer-ta por canalizaciones denominadasatarjeas o almatriches, del rabe al-matrix (reguera), que en Puente Ge-nil llaman matriche, lo mismo queazuda se denominaba zua. Al prin-cipio estas canalizaciones seranexcavados en la propia tierra, poste-riormente algunos se construyeron deladrillo, arena y cal, actualmente anse conserva gran parte de ellos y adestacar la matriche de las huertasde la aldea del Palomar.En la margen derecha o izquierdadel ro Genil a lo largo de su discurrirpor el trmino municipal de PuenteGenil haba las siguientes norias delas cuales damos informacin sobresu nombre, superficie regada, cultivosy caractersticas tcnicas de la noria.- La Bveda situada en la mar-gen izquierda regaba 4 Has. Dedica-das a cereales y a mediados del siglopasado haba sido sustituida por bom-ba elctrica de 10 H.P.- Noria de Saavedra situada enla margen derecha regaba 17 Has. decultivos de huerta, tena presa de es-253Puente Genil. Museo Histrico Localtacas y piedra, su rueda de paletasde hierro y canalillo de tierra.- Noria de Cordobilla situada enla margen derecha, regaba una su-perficie de 13 Has de cultivos de huer-ta, tena presa de estacas y piedra,rueda de paletas de hierro y canalillode tierra.- Noria de Sotogordo situada enla margen izquierda regaba 19 Hasde cultivo de huerta, tena presa deestacas y piedra su rueda de paletasde hierro y canalillo de tierra.- Noria de los Cuencas situadaen la margen izquierda pasada la al-dea de El Palomar, regaba una super-ficie de 11 Has de cultivos de huerta ya mediados del siglo pasado la noriahaba sido sustituida por bomba conmotor de gasolina de 10 HP.- Noria de Piedras de yeso situa-da en la margen derecha, regaba unasuperficie de 18 Has de cultivos dehuerta, tena presa de estacas y pie-dra, rueda hidrulica de paletas dehierro y canalillos mampostera y tie-rra.- Noria de El Norito situada en lamargen izquierda del ro , regaba unasuperficie de 7 Has. destinadas a cul-tivos de huerta y a mediados del siglopasado la noria haba sido sustituidapor bomba de 10 HP. Con tuberareaspiracin de 10 cms. de dimetro.- Noria de La Carraca situada enla margen izquierda de ro pasada laaldea del Palomar. Regaba 16 Has.de cultivo de huerta (membrillos) y amediados del siglo pasado la noriahaba sido sustituida por bomba de 7HP.- Noria de La Alianza situada enla margen derecha del ro a su pasopor la poblacin, regaba 12.5 Has. decultivos de huerta y a mediados delsiglo pasado su noria haba sido sus-tituida por un motor o bomba de 9 HP.- Noria de Huerta del Soto situa-da en la margen derecha del ro, unavez pasado el puente sobre el Genil,regaba una superficie de 5 Has de cul-tivos de huerta, tena presa de esta-cas y piedra, rueda hidrulica de pa-letas de hierro y canalillos mampos-tera y tierra.- Noria de Escarrachedo situadaen la margen izquierda del ro, rega-ba una superficie de 13.5 Has de cul-tivos de huerta, tena presa de esta-Rueda de madera de noria254Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacas y piedra, rueda hidrulica de pa-letas de hierro y canalillo de tierra.- Noria de El Cuervo en la mar-gen izquierda del ro, regaba una su-perficie de 5 Has de cultivos de huer-ta, tena presa de estacas y piedra,rueda hidrulica de paletas de made-ra utilizando un volumen de 5 litros porsegundo y canalillos de mamposteray de tierra.- Noria del Cano en la margenizquierda del ro, regaba una superfi-cie de 9.5 Has de cultivos de huerta,tena presa de estacas y piedra, rue-da hidrulica de paletas de madera ycanalillos de mampostera y de tie-rra.- Noria de Puertoalegre en lamargen derecha del ro a la altura dela aldea del mismo nombre, regabauna superficie de 16.5 Has de culti-vos de huerta, tena presa de esta-cas y piedra, rueda hidrulica de pa-letas de hierro y canalillo de tierra.- Noria La Bella en la margen iz-quierda del ro, regaba una superficiede 10.5 Has de cultivos de huerta, te-na presa de estacas y piedra y a me-diados del siglo pasado la noria ha-ba sido sustituida por bomba de mo-tor de aceite de 10 HP. Y turbina deaspiracin de 12 cms. de dimetro ycanalillos de mampostera y de tie-rra.- Noria La Pina en la margen iz-quierda del ro, regaba una superfi-cie de 12 Has de cultivos de huerta,tena presa de estacas y piedra, rue-da hidrulica de paletas de hierro ycanalillo de mampostera y tierra.- Noria La Camacha en la mar-gen izquierda del ro, regaba una su-perficie de 6.5 Has de cultivos de huer-ta, tena presa de estacas y piedra,rueda hidrulica de paletas de made-ra, que suba un volumen de 6.16 li-tros por segundo y canalillos de mam-postera y de tierra.- Noria del Rabanal en la mar-gen derecha del ro pasada la aldeade Puertoalegre, era la ltima noriaen el ro Genil a su paso por PuenteGenil y actualmente la nica que seconserva en mejor estado su azuda,puerto y rueda, regaba una superficiede 7.2 Has de cultivos de huerta, te-na presa de estacas y piedra, ruedahidrulica de paletas de hierro y ca-nalillo de mampostera.2.- MolinosDesde la Edad Media una serie depequeos molinos aparecen junto alro Genil o alguno de sus afluentes yLa Alianza255Puente Genil. Museo Histrico Localaprovechando la fuerza hidrulica delagua permiten moler el grano. Anse conservan algunos de estos encomo en la cercana poblacin de Jau-ja y en Puente Genil se tiene docu-mentacin de una serie de molinos derodete o rodezno como el de losRapetas, Acea Vieja o el del Man-chego en el ro Genil y el de SantaAna en el ro Yeguas.El molino de Acea Vieja, quehasta el siglo XIX perteneci a la casade Medinaceli, es el mejor conserva-do y se encuentra en el interior de lafbrica La Alianza. Documentado afinales del siglo XV en el que se men-ciona como acea para moler y estintegrado en la actual instalacin in-dustrial de La Alianza Este molino estrealizado en sillera de piedra, deplanta rectangular y vigas de made-ra. Posee dos plantas la inferior don-de iban situados los rodeznos y conun arco que permite la salida del aguaal ro. La parte superior es donde seencontraban los mecanismos paramoler el grano: solera, empiedro yvolandera cabria para mover la pie-dra.En 1879 fue convertido en fbricade harinas y central elctrica reforma-da posteriormente en 1.923. La pre-sa de mampostera se encuentra ubi-cada en el cauce llamado madre vie-ja. La conduccin se hace por uncanal natural, formado por la margenderecha del Genil y la margen de laisla, existiendo en el mismo, algunasdefensas, realizadas con estacas.El molino harinero del Manche-go tena una presa realizada de pie-dras y estacas formando un solo cuer-po con el edificio del molino, que es-taba construido de mampostera y ubi-cado en la margen izquierda del roGenil pasada la aldea de Riera baja.Contaba con cinco pares de piedrasaccionadas por rodezno, la primerade 0.90 cms de dimetro y las restan-tes de 1.25 m.. Tena una potenciatotal en PH de 33 y un volumen enlitros por segundo de 4.320. Era pro-piedad de la Elctrica de El ChorroS.A. y su aprovechamiento era de usoindustrial.3.- Fbrica de Harinas y CentralElctrica La AlianzaAnterior a esta instalacin existaun pequeo molino, convertido en f-brica de harinas y central elctrica en1879, al que se le realizaron las lti-mas reformas en 1.923. La presa demampostera se encuentra ubicadaen el cauce llamado madre vieja. Laconduccin se hace por un canal na-tural, formado por la margen derechadel Genil y la margen de la isla, exis-tiendo en el mismo, algunas defensas,realizadas con estacas.Posea una turbina Francis de ejevertical instalada en cmara abiertade mampostera, con regulacin amano y con una fuerza de 65 HP. Estaturbina accionaba mediante engrana-jes 8 pares de piedras francesas de1.30 metros de dimetro y una lava-dora de trigo. Posteriormente se leinstalaron cinco molinos de cilindrostodos ellos de sistema Daverio ycompletaba la instalacin fabril un parde piedras de moler de 1.30 m de di-metro accionadas por rodezno y256Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaempleadas para la molienda de pien-so. Adems contaba con una centralelctrica con dos turbinas Francis (tipode reaccin). La transmisin era me-diante engranajes cnicos, poleas ycorrea sin fin y regulacin por servo-motor. Suministraba energa a Puen-te Genil y con anterioridad a esta ins-talacin cont con una central trmi-ca de vapor posteriormente desmon-tada. Tena esta fbrica una potenciatotal instalada que era en HP de 432,la altura del salto de 2.96 metros y suvolumen en metros por segundo de14.595.En la primera mitad del Siglo XXla sociedad propietaria era La Alian-za S.A., de Puente Genil con conce-sin en el registro de aguas pblicasde Crdoba 69-9-28, a nombre deDon Manuel Baro Ariza., que funda-ba su derecho de usuario en autori-zacin de 1.905 a la entonces socie-dad denominada fbrica de harinasSan Cristbal, que la tena concedidaen 1.879 a nombre de sus antiguospropietarios Don. Rafael Reina Car-vajal y Doa Dolores Carvajal Villalba.Elementos destacados de esta f-brica de harinas de 1878 eran las tur-binas tipo fontaine de 50 CV, que ac-cionaba los ocho molinos Daverio ymquina de fbrica de electricidad conelementos como: turbinas, dinamos,cuadros elctricos y las obras de in-geniera hidrulicas necesarias como:presa o azuda, canal.ConclusionesCon este trabajo pretendemoscontribuir a conocer ms a fondo unAzada de la fbrica La Alianza257Puente Genil. Museo Histrico Localrico legado patrimonial de PuenteGenil, que muestra similitudes conotras zonas de nuestra regin y a lavez muestra una sea de identidad,que hace de Puente Genil un pueblocon un rico Patrimonio industrial quedebemos conocer y recuperar.En total este tipo de obras hidru-licas norias de vuelo en el caucemedio del ro Genil posibilitaba el rie-go de 199.2 Hectreas de cultivo, delas cuales slo 4 eran destinadas alcultivo de cereales y el resto (195.2Has.) eran cultivos de huerta, que enesta zona comprendan diversos tiposde frutales; de ellos el membrillo, ascomo otros productos de huerta como:tomate, pimiento cogollos etc, quepermitan a esta poblacin tener unasingular vega en cuanto a productosde huerta y peridicamente comercia-lizar stos, que eran transportadosen animales de carga y carros a lalonja de Puente Genil, desde dondese distribuan a poblaciones de la co-marca y provincias prximas.Los sistemas de riego y caracte-rsticas de estas obras hidrulicas no-rias de vuelo son similares a otras lo-calizadas a lo largo del Genil y deotros ros de Andaluca. Por el con-trario si muestra esta poblacin la sin-gularidad de la produccin de ener-ga elctrica para iluminacin de lalocalidad. No en vano; Puente Genilfue de las primeras poblaciones deAndaluca en tener este nuevo tipo deenerga, alcanzando este sector granimpulso con La Aurora fbrica de elec-tricidad turbina de vapor de 80 HP.,que fue fundada en 1.897 con desti-no al alumbrado (pblico, privado) yque fue fusionada a la fbrica de SanCristbal constituyendo desde enton-ces las sociedad La Alianza.Esperamos que este avance detrabajo de campo y documentacinsirva para despertar la atencin e in-ters de la poblacin en general y sen-sibilice a sta hacia el respeto, pre-servacin de este importante Patrimo-nio, modesto y a la vez valioso, quesin lugar de dudas ha sido sea deidentidad de Puente Genil en su his-toria ms reciente. Su puesta en va-lor es necesaria y su enorme riquezademanda especial atencin desde lopblico y privado.La Rambla261Actividades 2006Enero-MarzoCurso de pintura sobre tela-Talle-res Casa Museo (Asociacin de mu-jeres La Rambla Solidaria).MayoDa Internacional de los Museos:18- Exposicin de Pintura de Pom-posa Fernndez.18-19- Talleres didcticos demodelaje con los alumnos de 4 deESO.AgostoBeca de escultura en barro AL-FONSO ARIZA (25 de agosto al 3 deseptiembre).Actividades:- Talleres- Conferencias- Exposicin de fotografas y pro-yeccin de DVD 10 Aniversario conimgenes de todas las ediciones- ConciertosSeptiembre-Octubre(29 septiembre-30 octubre).Exposicin de cermica: Luces dejardn Salas I y II.La RamblaCasa-Museo Alfonso ArizaM Lorena Muoz ElcintoTcnico de Patrimonio(29 septiembre al 10 de octubre)Exposicin de pintura: PABLOPALAZUELO. Salas IV y V (Exposi-cin temporal Excma Diputacin deCrdoba).NoviembreCurso de pintura impartido porJuan Fernndez. Talleres Casa- Mu-seo.Diciembre(1 diciembre - 5 de enero).Exposicin de pintura: GERARDORUEDA. Salas IV y V (Exposicintemporal Excma Diputacin de Cr-doba).VisitasIndividuales: 310 personas.Comprende las visitas en horariohabitual del Museo, los fines de se-mana y festivos.Grupos: 460 personas.Visitas concertadas a travs de laOficina de Turismo, de lunes a vier-nes, con visita guiada al Museo. Com-262Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaprende:- Grupos escolares (Aula didctica)- Escuela de Arte Dionisio Ortizde Crdoba.- OtrosTotal: 770 personasAula DidcticaSe desarrolla en los talleres de laCasa-Museo con cuadernosdidcticos para cada alumno y parael profesor, se centran en la compren-sin de la visita guiada y una valora-cin de la misma.Complementariamente se realiza unaactividad plstica por el alumno utili-zando el barro como material.En el 2006 las actividades didcti-cas del Museo se han visto reducidasa favor de la programacin de activi-dades didcticas en la exposicin:Instrumentos musicales de barro enAndaluca por parte del Museo de Ce-rmica de la localidad, cedida tempo-ralmente por el Centro de Documen-tacin Musical de la Junta de Andalu-ca, de noviembre de 2006 a enerode 2007.263Actividades 2006Exposiciones:Enero-Mayo: Exposicin perma-nenteMayo-Octubre-Cermica tradicional del Surde Crdoba. Coleccin particularMarcos CamposCedida temporalmente por el Mu-seo Arqueolgico y Etnolgico de Prie-go de CrdobaInauguracin 18 de mayo como ac-tividad del Da Internacional de losMuseosNoviembre-DiciembreInstrumentos musicales de ba-rro en AndalucaCedida temporalmente (Noviem-bre 06/Enero 07) por el Centro de Do-cumentacin Musical de la Junta deAndaluca. Se expuso, por sus dimen-siones, en otro edificio dependientedel Ayuntamiento (Naves de Cermi-ca)Aula DidcticaInstrumentos Musicales de barroLa RamblaMuseo de CermicaM Lorena Muoz ElcintoTcnico de Patrimonioen AndalucaLa exposicin se centra en deter-minados aspectos etnogrficos de losinstrumentos musicales de barro, losprocesos de fabricacin y usos de dis-tintos instrumentos que de forma tra-dicional se han utilizado en Andalu-ca y su pervivencia en determinadaszonas, y se hace una divisin por fa-milias musicales y funcionales.Se ha planteado una visita muy di-dctica y participativa sobre la misma,con la elaboracin de cuadernosdidcticos adaptados a todas lasedades, desde infantil y primaria has-ta ESO y realizacin de juegos e ins-trumentos populares por el propioalumno.La visita guiada consiste en:1-Explicacin de la exposicin pordos monitores y actividad didctica(cuaderno didctico y elaboracin deun instrumento musical por cadaalumno y cuaderno para el profesorpara realizar actividades en elaula) grupos de unos 30 alumnos .264Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba2-Visita a un Alfar tradicional y otroactual en La Rambla.Visitas:Individuales: 1.337 personasDivididas en:Visitas al Museo: 1.255 personasExposicin Instrumentos musica-les de barro en Andaluca: 82 perso-nasGrupos: 1.352 personasLas dividimos en dos grupos:706 personas: Visitas guiadas alMuseo de Cermica646 personas: Visitas a la exposi-cin Instrumentos musicales de ba-rro en Andaluca comprendiendo lasvisitas guiadas y el aula didctica degrupos escolares del 24 de noviem-bre al 21 de diciembre de 2006Total: 1.337+1352=2.689 personas265La Rambla. Casa-Museo Alfonso ArizaEl otro da fui con mi colegio deexcursin a La Rambla. Nos habandicho que bamos a visitar algunasalfareras para ver cmo se trabaja elbarro y que veramos tambin unaExposicin de Instrumentos Musica-les, tradicionales y tpicos de Andalu-ca, con la peculiaridad de que estosinstrumentos tambin estaban hechosInstrumentos musicales de barroen AndalucaEsperanza Baos CuberoMonitorade barro.Como bamos muchos nios, al lle-gar nos dividieron en dos grupos. Unode ellos ira a visitar las alfareras, deestilo moderno y tradicional, acompa-ados de una gua. El otro grupo sequedaba en la Exposicin, que esta-ba instalada en las Naves de Cer-Inauguracin Exposicin. Concejal de Cultura, Angel Ruiz, alfareros de la Rambla (Izquierda:Anselmo Muoz y derecha Rafael Urbano)266Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamica. Despus haramos el cambio,de manera que todos pudisemos vi-sitar ambas cosas.Yo me qued en el segundo gru-po. Nada ms entrar a la Exposicinme llam la atencin la distribucin delos instrumentos: haba muchaszambombas! Nunca haba visto tan-tas... La monitora nos hizo una pre-sentacin y nos explic que la exhibi-cin estaba dividida en tres familiasprincipales de instrumentos. Luegonos fue hablando de todas las piezasexpuestas, qu tipo de sonido produ-cen, para qu se utilizaban antigua-mente, (porque muchas de ellas, ade-ms de ser instrumentos musicales,servan tambin como utensilios ca-seros, del campo o de la vida cotidia-na), de dnde procedan, etc. Tam-bin pudimos ver una maqueta de unalfar tradicional, reflejando cmo setrabajaba antiguamente en una alfa-rera (recogiendo el barro directamen-te de los barreros, limpindolo en laspiletas, cociendo los cacharros en elhorno de lea....).Todo era antiguo,pero nuevo para m.Cuando terminamos la explicacinnos hicieron preguntas para ver sihabamos comprendido bien todo loque nos haban contado y claro, comoestbamos de excursin, no nos ibana hacer un examen... nos hicieron unjuego!. Y como premio, el equipo cam-pen se llevara de regalo un instru-mento musical elaborado por l mis-mo. Nos afanamos por ganar, y con-seguimos un empate, as que todosfabricamos nuestro propio instrumen-to. Tambin nos llevamos un cuader-Foto: Fernando Salado267La Rambla. Casa-Museo Alfonso Arizanillo con informacin y unas activida-des para trabajar un poco ms en cla-se.Se me pas la maana muy rpi-da, ojala fusemos de excursin msa menudo. Adems de pasarlo bien,aprendemos muchas cosas nuevas.Yo llegu muy contento a casa. Es-taba deseando contarle a mi abuelolo que habamos visto, porque mehaba acordado mucho de l escu-chando las historias que la monitoranos contaba. l ha sido alfarero todasu vida, y seguro que conoce muchode lo que all haba. Por eso, al dasiguiente por la tarde, fui con l a lasNaves de Cermica. Quera visitarde nuevo, esta vez de su mano, laExposicin de Instrumentos Musica-les de Barro en Andaluca.La Exposicin de InstrumentosMusicales de Barro en AndalucaHa permanecido abierta desde el 4 deNoviembre del 2.006 hasta el 29 deEnero del 2.007. Durante estos me-ses ha recibido visitas individuales ygrupales, procedentes de Colegios eInstitutos de La Rambla, Crdoba yprovincia. Las estadsticas que seobtienen de estas visitas, as como dela valoracin de las mismas es la si-guiente:Foto: Fernando SaladoFoto: Fernando Salado268Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba Nmero de personas en visitasindividuales: 118 Nmero de personas en visitasgrupales: 846- N de personas en visitas grupa-les locales: 313- N de personas en visitas grupa-les provinciales: 533Valoracin de las visitas por partede los alumnos:Al alumnado de los colegios queacudan a visitar la Exposicin de Ins-trumentos Musicales de Barro en An-daluca se les pasaba, al trmino delas actividades que se realizaban enella, un cuestionario de valoracinpara que indicasen la opinin que lesmereca la visita. Los resultados ob-tenidos son los siguientes: Opinin sobre si les ha gustadola Exposicin, las actividades realiza-das en ella y el instrumento fabrica-do: Opinin sobre si esta visita au-mentar su inters por la msica y latradicin cultural y si les gustara vol-ver a repetir la experiencia:Valoracin de la visita por parte delos profesores:Al igual que a los alumnos/as, alos profesores/as que acompaabana cada grupo se les pas un cuestio-nario de valoracin con tems quemedan el grado de satisfaccin conla visita a la Exposicin. Los resulta-dos ms significativos fueron los si-guientes: Opinin sobre si le ha parecidointeresante la Exposicin de Instru-mentos Musicales de Barro y las acti-vidades realizadas: Opinin sobre la temporalizacin,los recursos materiales empleados yla adaptacin a las caractersticas delgrupo:Torrecampo271TorrecampoMuseo PRASAJuan Bautista Carpio DueasDirector del MuseoMemoria anual 20061. Proyecto de museoLa redaccin final del proyecto demuseo del Museo PRASA Torrecam-po para su presentacin ante la Con-sejera de Cultura de la Junta de An-daluca ha sido un trabajo que ocuplos primeros cuatro meses del ao.Esta labor comprenda no slo la re-daccin de unas bases museolgicasy museogrficas para el nuevo mu-seo, sino tambin un avance del pro-grama arquitectnico y un inventariogeneral de la coleccin, de acuerdocon el esquema contenido en el art-culo 6 del Reglamento de Creacinde Museos y Gestin de FondosMusesticos de la Comunidad Autno-ma de Andaluca.Para la redaccin del programamuseolgico partimos de un trabajoya existente: el anteproyectomuseolgico redactado para servir debase al trabajo inicial del equipo dearquitectos. Este primer anteproyec-to ha sido de gran importancia paraconseguir la necesaria coordinacinde la direccin del museo y los arqui-tectos responsables del proyecto ar-quitectnico, facilitando enormemen-te el trabajo a las dos partes. Y hapermitido que el edificio de nuevaplanta sea concebido, desde las fa-ses iniciales de su diseo, como uncontenedor adecuado para un museomoderno. Aspectos como estructuraorgnica, funciones del personal, sis-tema de gestin econmica del cen-Portada del proyecto de museo (2006)272Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatro, funciones y objetivos que se pre-tende que cumpla el museo, o el pro-pio esquema de organizacin de suscolecciones ya haban sido esboza-dos en dicho anteproyecto.Para apoyar el proyecto de crea-cin del museo, tal y como recoge elvigente Reglamento de Creacin deMuseos y Gestin de FondosMusesticos, se requiri a una seriede personas e instituciones (todasellas desvinculadas de la Junta de An-daluca, al ser sta la instancia antela que se tramitaba el proyecto) paraque, si lo estimaban conveniente, en-viaran una carta de apoyo que seraintegrada en el proyecto. As, el pro-grama museolgico se iniciaba conlas cartas de apoyo a la idea de crea-cin del museo remitidas por:- Ayuntamiento de Torrecampo.Pleno y alcalda.- Grupos polticos representadosen el ayuntamiento de Torrecampo:(PP, PSOE, Independientes y GrupoMixto).- Diputacin Provincial de Crdo-ba. Acuerdo plenario. Presidente.- Diputacin Provincial de Crdo-ba. rea de Cultura- Universidad de Crdoba. Rector.- Universidad de Crdoba. Facul-tad de Filosofa y Letras. Acuerdo deJunta de Facultad.- Ayuntamiento de Crdoba. Alcal-desa.- Cajasur. Presidente.- Covap, S.C.A. Presidente.- Real Academia de Crdoba.Acuerdo plenario.- Asociacin Provincial Cordobesade Cronistas Oficiales. Presidente.- Asociacin Espaola de Cronis-tas Oficiales. Acuerdo de la Junta Rec-tora.- Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba. Presidente.- Cabildo Catedral de Crdoba.Presidente.- Amigos de los Museos de Cr-doba. Presidente.Plaza de Jess. A la derecha del Ayuntamiento (separado por lnea roja) se encuentran lossolares destinados a la ampliacin del museo273Torrecampo. Museo PRASA- Asociacin de Amigos del MuseoArqueolgico de Crdoba. Presiden-ta.La realizacin de un inventario ini-cial de la coleccin resultaba absolu-tamente necesario no slo de cara ala presentacin del proyecto de mu-seo, sino tambin para asegurar elcontrol de las piezas, y servir de pun-to de partida a la ordenacin y catalo-gacin de la coleccin. En el aparta-do correspondiente de esta mismamemoria se contienen algunos datoscomplementarios sobre el proceso deregistro.El Programa Museogrfico secompletaba con una serie de aparta-dos apoyados en el proyecto de edifi-cacin de nueva planta, realizado porel estudio de arquitectura de D. Ra-fael Toscano. Como se ha comenta-do, el diseo arquitectnico parti deun programa de necesidades redac-tado desde el museo. Ello ha permiti-do que, desde sus primeras fases degestacin, el edificio que ha de servirde contenedor al museo haya sidodiseado teniendo en cuenta las ne-cesidades del centro musestico. Sehan cuidado especialmente desde elprincipio aspectos tan importantescomo las necesidades de seguridady conservacin preventiva, los reco-rridos del pblico, circulacin de lasobras (conexiones con taller de res-tauracin, sala de exposiciones tem-porales, almacenes, etc.), la divisinen reas pblicas, semipblicas y res-tringidas, etc. Anexo al Proyecto deMuseo, se entreg a la Consejera deCultura un anteproyecto de edificacinque es, bsicamente, el mismo queha sido presentado a comienzos de2007 para su visado por el ColegioOficial de Arquitectos. Las modifica-ciones no han sido muy importantes,y han estado motivadas por la inclu-sin de algunas mejoras funcionalesy la adaptacin al nuevo Cdigo Tc-nico de la Edificacin, de reciente en-trada en vigor.El Proyecto de Museo para el Mu-seo PRASA Torrecampo fue presen-tado en el registro general de la Dele-gacin Provincial en Crdoba de laConsejera de Cultura de la Junta deAndaluca el da 5 de mayo. Un mesms tarde, el 2 de junio, dicha Dele-gacin Provincial remiti copia del in-forme sobre el proyecto, realizado porel conservador de Museos D. Fran-cisco Godoy Delgado, favorable a latramitacin del expediente y a su re-misin a la Comisin Andaluza deMuseos. Menciona expresamente queel proyecto actualmente en marchasobre el museo le convertir en unode los museos ms completos delpanorama musestico andaluz. Esteinforme fue recibido en la DireccinGeneral de Museos el da 13 de ju-nio.La Comisin Andaluza de Museos,reunida el 28 de Junio, acord emitirinforme favorable al Proyecto de Mu-seo, lo que fue comunicado al museopor la Jefa del Servicio de Museos dela Consejera de Cultura el pasado 20de noviembre. La resolucin del Di-rector General de Museos que esta-blece la anotacin preventiva del Mu-seo PRASA Torrecampo en el Regis-tro de Museos de Andaluca se pro-dujo ya a comienzos de 2007.274Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba2. Personala. Personal laboral del MuseoEn la actualidad, slo permanececubierta la plaza de director del Mu-seo, que ocupa con carcter indefini-do Juan Bautista Carpio Dueas des-de 2005.Debido a las necesidades de con-trol, documentacin y conservacin delas colecciones, durante este ao seha optado por contar con profesiona-les altamente especializados, para loque se decidi establecer un contratode prestacin de servicios con unaempresa especializada en restaura-cin de obras de arte (Gares, S.L.) ypotenciar el trabajo de especialistasque han realizado tareas de asesora-miento para el estudio de coleccionesparticulares (colaboradores volunta-rios). Adems, la necesidad ocasio-nal de personal auxiliar se ha solucio-nado mediante colaboracin de per-sonal perteneciente a empresas delGrupo PRASA, que han trabajado demanera temporal u ocasional para elmuseo.b. ContratacionesEl 27 de abril de 2006, el GrupoPRASA firm un contrato de presta-cin de servicios con D. Jess Serra-no Rodrguez, gerente de Gares, S.L,empresa especializada en conserva-cin y restauracin de obras de arte,para la realizacin de los tratamien-Posada del Moro. Edificio del siglo XVI que, una vez restaurado, continuar ofreciendo la"imagen pblica" del Museo275Torrecampo. Museo PRASAtos de conservacin y restauracinnecesarios sobre la coleccin perma-nente del museo. El proyecto incluatodas las piezas seleccionadas paraintegrar la exposicin permanente delmuseo, junto con las labores de con-servacin necesarias en todos losobjetos integrantes de la coleccin. Elplazo de ejecucin de la obra se es-tableci en 12 meses.La empresa de restauracin esta-ra encargada de aportar el personal,equipos, maquinaria y cualesquieramateriales que se precisen para laintervencin, estimndose el equipobsico de trabajo formado por dosrestauradores profesionales que se-ran dirigidos por D. Jess Serrano,figurando D. Carlos Costa Palacioscomo asesor y codirector de la inter-vencin de las piezas arqueolgicasde soporte metlico. Todos los traba-jos se realizaran en el almacn tem-poral del museo habilitado en depen-dencias del Grupo PRASA.Durante el ao 2006, las personasque han prestado servicios en rela-cin con el citado contrato han sidoJess Serrano Rodrguez (director dela intervencin), Carlos Costa Pala-cios (asesoramiento y codireccin enlos tratamientos a metales arqueol-gicos) y las restauradoras Marina Te-jedor, Luisa Navarro Seco, Mara JosSnchez y Laura Molina Garca.c. Colaboraciones de personalde empresas del Grupo PRASAPor la situacin en que se encuen-tra el museo, en diferentes ocasionesha sido necesario solicitar la ayuda depersonal auxiliar para el movimientode piezas, realizacin de obras me-nores de adaptacin del almacn, etc.Al tratarse de tareas discontinuas, seha optado por no contar con personalpropio, sino con trabajadores de em-presas del Grupo PRASA que, pun-tualmente, han prestado serviciospara el museo.De forma general, de la realizacinde estos trabajos auxiliares se hanencargado Iluminado Castillo y Fran-cisco Castillo. Ellos han trabajado tan-to en el desmontaje del antiguo mu-seo y el traslado de piezas al alma-cn temporal como en la adecuacinde espacios de trabajo en dicho al-macn. Adems, han realizado elmontaje del equipamiento bsico deltaller de restauracin y la zona de tra-bajo. En diferentes ocasiones se hanrequerido sus servicios para el movi-miento de piezas y reordenacin deespacios en el almacn.Adems, los trabajos de trasladofueron realizados con la ayuda delequipo coordinado por Francisco Mr-quez, encargndose Diego Peinadodel transporte con un camin-gra degran capacidad. Antonio Castro cola-bor en la instalacin de la caseta-despacho dentro del almacn, y endiferentes movimientos y reformasinternas del almacn temporal. Ade-ms, se ha encargado de diferentesobras menores, como el sellado dejuntas de dilatacin para evitar la apa-ricin de humedades en el interior delalmacn. Todos los trabajos mencio-nados en este prrafo han sido coor-dinados por Benito Mrquez.276Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaLa limpieza, tanto del almacncomo de la Posada del Moro una vezfinalizado el traslado de las coleccio-nes, ha sido realizada por el equipode limpiadoras dirigido por TeresaMrquez y Esteban Fernndez.Por ltimo, se debe hacer constarel trabajo de apoyo y asesoramientoen el montaje y mantenimiento del al-macn realizado por Esteban Rome-ro y Fermn Fernndez (finca LasRozuelas del Valle) y en la gestingeneral del museo por parte del per-sonal de la Fundacin PRASA (Joa-qun Criado, director; Mara Jos Car-mona, secretaria).d. Colaboradores voluntariosLos trabajos de estudio y docu-mentacin de las colecciones realiza-dos durante el ao 2006 se han vistofacilitados por el asesoramiento que,de forma altruista y voluntaria, hanrealizado diferentes especialistas sinvinculacin laboral directa o indirectacon el museo. Ello nos ha permitidotrabajar con el apoyo de profesiona-les de alta cualificacin que, de ma-nera puntual, han realizado una laborde gran importancia. Debemos agra-decer muy especialmente la colabo-racin de Antonio Mara Cabrera Ca-lero (geologa y paleontologa), EstherCorts Bueno (documentacin, tex-tos, catalogacin), Carlos Costa Pa-lacios (conservacin preventiva), Ma-nuel Gmez Luna (arqueologa-meta-les), Guadalupe Gmez Muoz (ar-queologa-documentacin de las co-lecciones) y Pedro Lpez Nieves (bio-loga).Adems, en visitas al museo o res-pondiendo a consultas por correoelectrnico, han colaborado en el es-tudio preliminar de fondos arqueol-gicos Rafael Carmona vila, Dr. Ra-mn Corzo Snchez, Mara DoloresLuna Osuna, Fernando Penco Valen-zuela, Dr. Jos Luis del Pino Garca yJernimo Snchez Velasco. Paraotros aspectos, relacionados con lasfunciones didcticas del museo, he-mos contado con el asesoramiento deAntonio Fermn Morillo Nogueras,Mateo Porras Dueas y GuillermoFernndez Calero.3. AdministracinSe incluyen en este apartado losviajes, contactos con personas e ins-tituciones fuera del museo, asistenciaa sesiones cientficas y otros actos enlos que ha participado Juan B. Car-pio, como director y representante delMuseo.Durante el ao 2006, el museo haestado representado por su directoren todas las reuniones celebradas dela Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba (Santaella, Ce-rro Muriano y Priego de Crdoba), yen el acto de presentacin del nme-ro 5 del Boletn de la Asociacin Pro-vincial de Museos Locales de Crdo-ba, en la sede de la Diputacin Pro-vincial de Crdoba. En su discurso depresentacin, el diputado provincialdelegado de cultura, D. SerafnPedraza, destac entre las ideas yproyectos de futuro de los museoscordobeses, la importancia del pro-yecto del Museo PRASA Torrecampo.Finalmente, debe mencionarse tam-277Torrecampo. Museo PRASAbin la participacin, el da 11 de no-viembre, en el I Encuentro de Museosde la Provincia de Crdoba, celebra-do en la Delegacin Provincial de laConsejera de Cultura en Crdoba.Una vez finalizada la redaccin delProyecto de Museo, y antes de suentrega en el registro general de laDelegacin de Cultura de la Junta deAndaluca en Crdoba, desde el mu-seo se solicit una reunin con laDelegada Provincial, D MercedesMudarra, al objeto de presentarle laslneas bsicas que haban marcadola realizacin del mismo. La reuninse celebr en la sede de la Delega-cin de Cultura el 21 de abril, dasantes de la entrega del proyecto.El da 30 de junio, a solicitud macomo director del museo, se celebruna reunin en la sede de la Manco-munidad de Municipios de Los Pedro-ches (Alcaracejos) con su presiden-te, D. Luciano Cabrera. El motivo deesta reunin fue que en el momentode la presentacin del Proyecto deMuseo, esta institucin haba sido lanica que no haba contestado anuestra peticin para que apoyara ofi-cialmente la idea de creacin del Mu-seo PRASA Torrecampo. Al mismotiempo, se inform al presidente de laMancomunidad sobre las lneas bsi-cas de un proyecto que entendemosmuy importante para la comarca, y seinvit a conocer con mayor profundi-dad los trabajos que se estn reali-zando al tcnico de cultura de la Man-comunidad, D. Alejandro LpezAndrada.Por otra parte, y como ya se hacomentado, la presentacin del pro-yecto de museo y los avances en eldiseo del edificio de nueva planta decara a la redaccin, por parte del equi-po de arquitectos coordinado por Ra-fael Toscano, del proyecto de obrapara la construccin del nuevo edifi-cio y la rehabilitacin de la Posada delMoro ha sido uno de los trabajos msimportantes realizados durante el pre-sente ao. Para la definicin del nue-vo edificio, desde el primer momentose han mantenido reuniones peridi-cas entre el equipo de arquitectos yel director del museo, establecindo-se un sistema de coordinacin con elobjetivo de conseguir la adecuacindel proyecto arquitectnico al proyec-to de museo.A comienzos del mes de mayo sedefini un anteproyecto arquitectni-co para acompaar al Proyecto deMuseo presentado ante la Conseje-ra de Cultura. En ese anteproyectoestaban ya las lneas bsicas de di-seo de la nueva construccin, aun-que an no se haban concretadomateriales y acabados tanto interio-res como exteriores del nuevo edifi-cio. Desde el mes de mayo, los traba-jos se han centrado en la definicinde detalles concretos de los espaciosinteriores, la adecuacin a la nuevanormativa derivada de la entrada envigor de un nuevo Cdigo Tcnico dela Edificacin, y el diseo global delas fachadas, tanto interiores como ex-teriores, del nuevo edificio. Al finali-zar el ao, el equipo de arquitectosultim la redaccin del proyecto bsi-co de obra, que responde de maneramuy acertada al programa de necesi-dades derivado primero del antepro-278Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobayecto y finalmente del Proyecto deMuseo.Paralelamente, el trabajo de pre-paracin de la futura exposicin per-manente y los trabajos ordinarios delmuseo han propiciado que se mantu-viera contacto con otras personas einstituciones. As, durante este ao seha visitado en diferentes ocasiones elMuseo Arqueolgico y Etnolgico deCrdoba, cuya directora, Mara Dolo-res Baena Alcntara, ha prestado ase-soramiento en temas tantomuseolgicos como museogrficos.Adems, se han realizado visitas adiferentes museos y centros cultura-les y se han mantenido contactos conprofesionales del mundo de los mu-seos, para obtener ideas que ayudena plantear el futuro diseo museogr-fico.Por otra parte, el 19 de febreromantuve como director del Museo unareunin con Fabiola Naranjo, consul-tor tcnico encargada de realizar en-trevistas de cara a la redaccin de laAgenda 21 Local para Torrecampo. Yel Museo ha estado igualmente repre-sentado por su director en diferentesactividades culturales relacionadascon los museos de la comarca de LosPedroches, como la presentacin deuna publicacin sobre los dlmenesde Villanueva de Crdoba, organiza-do por los impulsores del proyecto deMuseo Municipal de Villanueva y elrea de Prehistoria de la Universidadde Crdoba, o la inauguracin delMuseo del Pastor, en Villaralto.Tambin como director del museohe participado durante este ao 2006en los siguientes actos y conferencias: 29 de enero. Conferencia. Pre-sentacin de la pieza del mes en elMuseo Arqueolgico de Crdoba. Lahistoria en movimiento. Jurado del premio solienses, pre-mio literario para elegir el mejor libroeditado durante el ao por autor o detemtica relacionada con Los Pedro-ches, organizado por Antonio MerinoMadrid, editor de la webwww.solienses.com. 1 Agosto. Conferencia en Dos To-rres: Escndalos, alborotos, bandose parialidades. Los conflictivos or-genes de Dos Torres en la Edad Me-dia. Curso dirigido por Agustn Ga-ln (Universidad de Huelva). 16 Agosto. Conferencia enPedroche. Pedroche; el Pedroche;Los Pedroches. Orgenes medievalesde la comarca de Los Pedroches. Enla Casa de Cultura, dentro de las acti-vidades del verano cultural organiza-das por el Ayuntamiento de Pedroche.4. PblicoDebido a los trabajos que se es-tn realizando, las visitas de pblicohan quedado suspendidas durantetodo el ao. nicamente se ha permi-tido el acceso al museo a los colabo-radores que han prestado voluntaria-mente asesoramiento al museo. Ade-ms, se han atendido las consultasde diferentes investigadores, como serecoge en el apartado correspondien-te de esta misma memoria.De cara al prximo ao, se prevmantener como un servicio activo delmuseo la atencin a los investigado-res. En cuanto a las visitas del pbli-co en general, stas quedarn sus-279Torrecampo. Museo PRASApendidas hasta la finalizacin de lasobras, aunque tenemos la intencinde presentar el proyecto de museomediante una exposicin temporal, enla que naturalmente s se contempla-ran las visitas pblicas.5. Documentacin de las coleccio-nesEl sistema de documentacin delos fondos conservados en la antiguaCasa-Museo Posada del Moro pre-sentaba mltiples carencias. A pesarde ello, la redaccin del inventariogeneral de fondos, tal y como se pre-sent adjunto al proyecto de museo,se realiz intentando respetar en todolo posible la informacin conservadaen el archivo del museo. A fines delao 2005 se haban localizado y re-gistrado un total de 6.389 piezas, for-mndose un archivo de imgenesdigitalizadas que contena 4.483 fo-tografas. Durante el ao 2006 se con-tinuaron los trabajos de documenta-cin, llegando el inventario a los12.490 objetos y aumentando el n-mero de fotografas hasta las 7.167.Se ha realizado el diseo preliminarde una base de datos que ha servidopara iniciar la catalogacin de la co-leccin. Para facilitar los trabajos, seest utilizando un cuadro general declasificacin de fondos que se some-te a constante revisin durante el pro-ceso de trabajo con las colecciones.Los campos incluidos en la base dedatos son los siguientes:1. Inventario general.a. Nm. inventario.b. Objeto.c. Descripcin.d. Materia.e. Dimensiones.f. Peso.g. Observaciones a inventario.h. Procedencia.i. Forma de ingreso.2. Catlogo sistemtico.a. Edad.b. Fecha.c. Cultura.d. Seccin.e. Serie.f. Escuela, taller, autor.g. Tcnica.h. Observaciones a catalogacin.i. Bibliografa:i. Publicado en:ii. Paralelos.iii. Bibliografa complementaria.3. Conservacin Restauracin.a. Estado de conservacin inicial.b. Fecha intervencin.c. Realizada pord. Tratamiento.e. Estado actual.f. Observaciones conservacin.4. Referencia topogrfica.280Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaDe todos los campos, inicialmen-te se han cumplimentado nicamen-te los necesarios para la identificaciny localizacin de las piezas, es decir,nmero de inventario, objeto y refe-rencia topogrfica. Adems, aquellaspiezas para las que ha sido posiblerecuperar informacin sobre proce-dencia y forma de ingreso en el mu-seo tambin incluyen estos campos.Posteriormente, a medida que avan-zan los trabajos, las fichas se vancompletando con materia, dimensio-nes y peso, informacin bibliogrficay otros. En cualquier caso, y como yase ha sealado, la gran carga de tra-bajo ha provocado que estas tareasde catalogacin sistemtica avancenms lentamente.Para las labores de catalogacinresulta de gran importancia contar conuna biblioteca especializada. Por des-gracia, la antigua biblioteca del mu-seo presentaba mltiples carencias.En lneas generales, podemos afirmarque faltaban tanto obras de referen-cia bsicas como bibliografa especia-lizada. Durante el ao 2006 se ha co-menzado a organizar la biblioteca,sumando a los ttulos ya disponiblesen el museo otros que se han adquiri-do y una serie de artculos recopila-dos de diferentes revistas, con los quese est formando un archivo bibliogr-fico bsico. En esta recopilacin haresultado muy interesante la posibili-dad que ofrecen algunas revistas es-pecializadas de disponer de artculosen formato digital. Los fondos biblio-grficos resultantes de este trabajoservirn de base para la formacin deuna biblioteca cientfica que no sloest destinada a apoyar las tareas dedocumentacin de las colecciones,sino que ser finalmente puesta alservicio de los investigadores y delpblico en general.Paralelamente a los trabajos dedocumentacin de las colecciones, seha comenzado a realizar una primeraseleccin de piezas susceptibles deintegrarse en la futura exposicin per-manente. De esta forma se facilitanlos futuros trabajos de ordenacin dela exposicin y diseo de vitrinas ycontenedores expositivos.De todo el conjunto de piezas con-servadas en el museo, se ha debidotratar de manera especial el grupo decermicas tartsicas procedentes deMonte Horquera, por ser el museodepositario temporal de las mismas ala espera de que la Direccin Gene-ral de Museos dicte resolucin defini-tiva respecto a las mismas. Este con-junto fue objeto de un estudio publi-cado en forma de libro por Jos Anto-nio Morena Lpez (Las cermicas tar-tsicas con decoracin incisa ydigitada del Monte Horquera NuevaCarteya, Crdoba-. Crdoba, 2000).A falta de informacin especfica enel archivo del museo, debemos recu-rrir a esta publicacin para intentarreconstruir los datos esenciales delhallazgo de este conjunto. SegnMorena, quien maneja datos ofrecidospor Esteban Mrquez, el conjuntohabra sido fruto de un hallazgo ca-sual en el Monte Horquera, en trmi-no municipal de Nueva Carteya (Cr-doba). Las piezas habran sido pues-tas al descubierto tras unas fuertes llu-vias, siendo recogidas por unosaceituneros que trabajaban en el lu-281Torrecampo. Museo PRASAgar. Nada indica sobre las circunstan-cias de su posterior recogida por par-te de Esteban Mrquez y de su ingre-so en el museo.Ante la especial situacin en quese encuentran estas piezas, no hansido incluidas en el programa de con-servacin y restauracin de las colec-ciones del Museo puesto en marchadurante este pasado ao, ni tampocose ha procedido a estudiarlas en pro-fundidad. El 23 de agosto de 2005 so-licitamos a la Direccin General deMuseos que dichas piezas se queda-ran en nuestro museo, sin que hastala fecha hayamos recibido notificacinde resolucin definitiva.Durante los procesos de ordena-cin y catalogacin de las coleccio-nes, como suele suceder en la mayorparte de los museos, y ms an enlas colecciones particulares, hemosdetectado la presencia de una parte,mnima pero significativa, de falsifica-ciones arqueolgicas. En el caso denuestro museo, este problema habasido magnificado por la opinin gene-ralizada entre distintos sectores tantoprofesionales (arquelogos, historia-dores...) como de visitantes y vecinosdel museo, entre los que se habaextendido la idea de que muchas delas piezas conservadas eran simplesfalsificaciones.Esta idea estaba sustentada en lapropia organizacin de la exposicin,que destacaba especialmente colec-ciones como la cermica supuesta-mente griega, la escultura de broncede Dionisos y, fundamentalmente, elDionisos. Escultura de bronce supuestamen-te romanaVista de una de las salas del antiguo museo,en la que destaca de forma especial lapresencia de piezas arqueolgicas deautenticidad dudosa282Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaconjunto escultrico que se presen-taba como procedente de Riotinto, to-dos ellos formados por piezas de du-dosa autenticidad. Sin embargo, unanlisis inicial de los objetos nos hapermitido comprobar que las falsifica-ciones son slo una parte mnima dela coleccin. De hecho, el avance delos trabajos de estudio de las colec-ciones y los tratamientos de conser-vacin y limpieza de las piezas hanconfirmado esta idea, documentndo-se la presencia de un gran nmero deobjetos de indudable inters tanto his-trico como artstico. En este momen-to estamos ya en disposicin de co-menzar el diseo de una exposicinpermanente que contar con piezasmuy significativas para todos los pe-rodos histricos abarcados por elmuseo, que se conservaban sin ex-poner (una mnima parte) u ocultas envitrinas absolutamente sobrecargadasde materiales (la mayora) y en las quedestacaban las falsificaciones, casisiempre colocadas muy a la vista delvisitante.Una serie especialmente intere-sante, por la gran difusin que habarecibido, es la formada por las 64 pie-zas que supuestamente habran apa-recido en los aos 70 en la zona mi-nera de Riotinto. Es un conjunto cuyaautenticidad ha sido seriamente pues-ta en duda, aunque tambin defendi-da con vehemencia, esencialmentepor el fallecido Esteban Mrquez.Para intentar aclarar la situacin, seha realizado un informe (como docu-mento de trabajo de carcter interno)en el que se recopila la informacindisponible en el archivo del museo yen publicaciones de diversa ndole,para realizar despus un estudio cr-tico de todo ello.Este informe no habra sido posi-ble sin la ayuda prestada por diferen-tes especialistas con los que el mu-seo se ha puesto en contacto. Unos,colaboradores habituales del museoque han visto las piezas in situ. Otros,especialistas en diversas disciplinasque han accedido a ofrecernos unasopiniones muy autorizadas sobre eltema. Entre otros, han tenido la ama-bilidad de contestar a nuestras con-sultas ofrecindonos su opinin laDra. Inmaculada Palomo, ProfesoraTitular del Departamento de Minera-loga y Petrologa de la Universidadde Granada, el Dr. Jos Sandoval, ca-tedrtico de Paleontologa de la Uni-versidad de Granada (y uno de los in-vestigadores con mayor prestigio in-ternacional en su disciplina), el Dr.Jos Mara Luzn Nogu, Catedrti-co de Arqueologa de la UniversidadComplutense de Madrid, gran cono-cedor de la arqueologa de la provin-cia de Huelva, el Dr. Manuel BendalaGaln, Catedrtico de Arqueologa dela Universidad Autnoma de Madrid yel Dr. Ramn Corzo Snchez, Profe-sor Titular del Departamento de His-toria del Arte de la Universidad deSevilla, ex director de los museos deCdiz, Casa de Murillo y ConjuntoArqueolgico de Itlica. Falta an porrealizar un estudio individualizado decada una de las piezas, pero este in-forme nos sirve para conservar unifi-cada y relacionada toda la informa-cin disponible hasta hoy de este con-junto.283Torrecampo. Museo PRASA6. Conservacin-Restauracina. InmueblesEl 19 de octubre de 2005, la Fun-dacin PRASA encarg el proyecto deobra para construir un nuevo edificiodestinado a albergar el museo al es-tudio de arquitectura de D. RafaelToscano. Las lneas maestras del nue-vo contenedor del museo fueron ex-puestas ya en el Proyecto de Museoque ha sido recientemente aprobadopor la Direccin General de Museosde la Junta de Andaluca.Paralelamente al desarrollo del di-seo arquitectnico, desde el museohemos avanzado en el diseo bsicode contenidos (primera seleccin depiezas que pueden integrarse en laexposicin permanente, definicin deusos de los diferentes espaciosexpositivos...).El proyecto bsico qued definiti-vamente elaborado en diciembre de2006, siendo presentado para su vi-sado por el Colegio de Arquitectosdurante los primeros das de enero de2007. Los arquitectos Rafael e Igna-cio Toscano y el director del museorealizamos una primera presentacindel proyecto a los representantes delAyuntamiento de Torrecampo. En pri-mer lugar, se present al alcalde, An-drs Pastor, y seguidamente a los re-presentantes de los diferentes grupospolticos con representacin munici-pal: Justo Romero Campos (PSOE),Elena Santofimia Ruiz (PP), Cndidodel Castillo Romero (Independientes)y M Cruz Snchez Corts (GrupoMixto).Junto a la construccin de unaserie de edificaciones de nueva plan-ta, el proyecto contempla la conser-vacin integral de la Posada del Moroy el edificio anexo que servan de sedeal antiguo museo. En el proyecto deejecucin actualmente en redaccinse contemplarn con mayor detalle lasmedidas destinadas a la conservacinde estos edificios. Mientras tanto, es-tos espacios han quedado vacos,Vista exterior de la nave utilizada como almacn284Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobapara facilitar tanto los estudios previoscomo los posteriores trabajos en losmismos.Para permitir el inicio de los traba-jos de restauracin de la antigua sededel museo y construccin de los edifi-cios destinados a ampliacin del mis-mo, la coleccin fue trasladada a unalmacn temporal que ha sido ne-cesario habilitar para ese efecto. Den-tro del mismo se han delimitado tresreas principales:1. Almacn de piezas. Consta delos siguientes espacios: Estanteras metlicas para cajas(8 lneas de 6 mdulos con 5 baldas).En cuanto a las cajas, conforme avan-zan los trabajos de conservacin yrestauracin se estn sustituyendo lasiniciales cajas de cartn por otras deplstico adquiridas a tal efecto. Mdulo de almacenamiento detipo peines para cuadros. Montadopor la empresa Riobe, S.A. en 2005.Durante los primeros meses de 2006se someti a revisin y se corrigieronerrores puntuales detectados con an-terioridad. Tras ello, se coloc unaproteccin en acetato para limitar laentrada de polvo, cuidando mantenerentradas de aire suficientes para per-mitir la ventilacin y evitar posiblescondensaciones de humedad, muypeligrosas para la conservacin de lasobras. rea de almacenamiento de ma-teriales ptreos de gran tamao. Lasobras han sido colocadas sobre paletsde fibra, para evitar los daos quepudieran ocasionar los clavos y su-perficies sin desbastar de los paletsde madera tradicionales. Todas laspiezas son fcilmente accesibles bienpaletizadas (mediante una traspaletamanual adquirida para el almacn) obien de forma individualizada (me-diante una gra porttil que ha sidotambin adquirida para facilitar losmovimientos y traslados de piezas).2. Taller para los trabajos de con-servacin y restauracin. En el prime-ro de los tramos de la nave almacnse ha dispuesto un espacio para ta-ller de restauracin, al contar con bue-na iluminacin natural, ventilacin yespacio adecuado para estos traba-jos.3. rea de documentacin y clasi-ficacin - despacho. Frente al espa-cio destinado a taller de restauracinse ha preparado el rea de documen-tacin y clasificacin, que cuenta congrandes mesas de trabajo y una se-rie de estanteras metlicas para laclasificacin de los fondos y su orde-nacin tanto antes como despus derealizarse los trabajos de restauraciny conservacin. Junto a este espaciose ha habilitado una zona de despa-cho, mediante la colocacin de case-tas acristaladas.Tanto la variedad de materialesconservados como la propia ubicacindel almacn hicieron recomendable lacontratacin de un servicio de controlde plagas y parsitos con una empre-sa especializada. Desde el ao 2005se contact para ello con Zoocontrol,realizndose todos los trabajos bajo ladireccin del veterinario D. FranciscoGracia Coca. Las principales tareas derevisin y tratamientos de desinsecta-cin y control de plagas realizadosdurante 2006 han sido los siguientes: 23-24 Febrero: revisin del mo-285Torrecampo. Museo PRASAbiliario almacenado en la nave. El pro-cedimiento consisti en la revisin in-dividual de todos aquellos elementossusceptibles de recibir ataques de in-sectos. Se detectan determinados ele-mentos infectados con carcoma(anobium punctatum), pececillo deplata (Lepisma saccharina), escara-bajo del polvo (Lctidos) y capricorniodomstico (Hylotrupes bajulus). Estoselementos infectados se separarondel resto y se trataron atendiendo altipo de material y al tipo de plaga. Eltratamiento insecticida se realiz me-diante brocheo, inyeccin y se com-plet con un tratamiento preventivopor nebulizacin. 3 Marzo: revisin de parsitos enla nave almacn. Se realiza tratamien-to preventivo contra la aparicin deratones, pulgas y moscas, especiesque, salvo la ltima, no haban sidopreviamente detectadas en el alma-cn. Tratamiento: colocacin de tram-pas y nebulizacin. Al mismo tiempo,se completa el tratamiento contraxilfagos mediante colocacin de apa-ratos de luz UV y trampas deferomonas. Posteriormente se han realizadoinspecciones peridicas, sin detectar-se anomalas dignas de ser destaca-das. El 3 de mayo se instalaron ce-bos contra ratones tanto en el interiorcomo en el exterior de la nave. El 8de junio se revisaron los cebos,procedindose a una pulverizacininsecticida de carcter preventivo.Con el mismo fin, el 8 de agosto serealiz un tratamiento de nebulizaciny el 13 de agosto se renovaron ce-bos, a la vez que se proceda a la in-yeccin de insecticida en varias sillasen las que se detect actividad de lacarcoma. Finalmente, el 10 de octu-bre se realiz una nueva pulverizacininsecticida de carcter preventivo.Adems, para mejorar el control deplagas en la nave-almacn, y dada susituacin en un entorno ganadero, sehan reforzado los cierres exterioresmediante suplemento metlico y sin-ttico, con el objeto de dificultar elpaso de roedores y otros pequeosanimales.Por otra parte, las propias dimen-siones de la nave almacn y el en-torno en el que est situada nos hanllevado a vigilar con cierto cuidado lascondiciones ambientales dentro de unprograma de conservacin preventi-va. Con la ayuda de untermohigrmetro digital se ha realiza-do un estudio inicial de los diferentesespacios (almacn, peines para alma-cenamiento de pintura, zona de tra-bajo restauracin, despacho). De-bido al volumen de la nave, y a pesarde haber reforzado los cierres, no sepresenta problema alguno de ventila-cin y circulacin del aire. Sin embar-go, s se han detectado problemasderivados de una humedad relativa aveces excesiva y de una amplitud tr-Almacn temporal: interior del despacho286Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamica diaria que en principio era ele-vada.Estudiadas las causas de los au-mentos de humedad relativa, coinci-dentes con das de abundantes pre-cipitaciones, se detectaron una seriede filtraciones por las juntas de dila-tacin de las placas de hormign conlas que se construy el almacn. Trasproceder a su sellado con gomas sin-tticas han desaparecido las manchasde humedad, a la vez que se han re-ducido considerablemente los picosde subida de HR en los das lluvio-sos. Sin embargo, no se ha consegui-do mantener unos niveles ptimos dehumedad, lo que nos ha llevado aestablecer un sistema de conserva-cin complementario, principalmentedestinado a proteger los objetos me-tlicos, a los que afecta en mayormedida la humedad. Una vez finali-zados los tratamientos de conserva-cin y/o limpieza de estos materiales,se envasan al vaco, en bolsasgofradas, como se explica en el apar-tado correspondiente a conservaciny restauracin de las colecciones.En cuanto a las variaciones diariasde temperatura, resultaba llamativoque, pese a una estabilidad acepta-ble en las fluctuaciones da / noche,durante algunas horas de la maanase constataba un aumento rpido dela temperatura (hasta en 5 C.), quepoco despus descenda con similarrapidez. Se pudo comprobar as quela causa estaba en la incidencia di-recta del sol en el interior de la navedurante dos horas. El problema eramuy evidente en la zona destinada aalmacn de pinturas, al llevar cubier-ta superior metlica. Para eliminar es-tas fluctuaciones se procedi a cubrirlas ventanas de la zona de trabajo yalmacn con cortinas y estores opa-cos, fijos sobre la estructura que so-porta los peines para cuadros y mvi-les en el resto, para aprovechar la luznatural en zonas de trabajo y alma-cenamiento cuando es conveniente yno hay incidencia directa del sol.Realizadas de nuevo las medicio-nes de temperatura, se ha compro-bado que el comportamiento generalde la nave es aceptable. As, el dams caluroso del verano se lleg enel almacn, entre las 19 y las 20 h., auna mxima de 328 C. La mnimade ese mismo da, registrada a las 8h., haba sido de 295 C. Comproba-da la serie completa de mediciones,la amplitud trmica diaria registradaen el almacn suele estar cercana alos 3 C.La falta de lnea telefnica en elalmacn y los problemas de cobertu-ra de la red mvil nos han obligado ainstalar una antena amplificadora deseal que permite en la actualidad noslo la conexin telefnica sino tam-Ejemplo de lectura ofrecida por eltermohigrgrafo digital287Torrecampo. Museo PRASAbin la necesaria presencia de unpunto de conexin a internet. Tambinse ha instalado un sistema de seguri-dad anti-intrusin en la nave, que seencuentra en un recinto cerrado y vi-gilado.Finalmente, se debe destacar quedesde este ao 2006 se ha iniciadoel control de seguridad en todos losprocesos de trabajo realizados en elalmacn del museo, a cargo de lostcnicos de prevencin de riesgos la-borales del Grupo PRASA. El controlafecta a instalaciones, instrumentosy tcnicas de trabajo de todo el per-sonal que presta servicios de formahabitual, temporal o incluso espor-dica en este centro de trabajo provi-sional.b. ColeccionesLa conservacin de las coleccio-nes ha sido, desde el primer momen-to, una de las preocupaciones esen-ciales tanto del museo como de supropietario, el Grupo PRASA. Lascondiciones ambientales de la antiguaPosada del Moro no eran las ms id-neas para asegurar la conservacinde las piezas expuestas o almacena-das. Por ello, desde el primer momen-to hemos puesto un gran inters en elestablecimiento de un programa deconservacin preventiva, a la hora dedisear el nuevo edificio del museo.Adems, como ya se ha comentado,la conservacin preventiva tambin hasido una preocupacin esencial en elmontaje y mantenimiento del almacntemporal actualmente en uso.Pero las necesidades de conser-vacin de las obras, y muy especial-mente de la coleccin de objetos ar-queolgicos, iba mucho ms all delsiempre necesario programa de con-servacin preventiva. Tanto las pocoadecuadas condiciones ambientalesdel antiguo museo como, sobre todo,la falta de tratamientos de conserva-cin previos en la prctica totalidadde las piezas haca necesario quecualquier proyecto de trabajo con lascolecciones incluyera un proyectoamplio de conservacin, por las si-guientes razones:1. La conservacin de la coleccinarqueolgica es una absoluta priori-dad. Sin limpiar las piezas y realizarlos trabajos de conservacin, limpie-za y restauracin necesarios, la co-leccina. No presenta una imagen dignade la exposicin renovada en el nue-vo museo.b. No est en condiciones ptimaspara asegurar su correcta conserva-cin.2. Es necesario planificar un pro-yecto homogneo de conservacin,evitando tratamientos puntuales sobrepiezas concretas, ya que todos losobjetos necesitan tratamiento, encon-trndose en una de las siguientes si-tuaciones:a. La mayor parte de la coleccinarqueolgica no haba sido limpiada,presentando en muchos casos inclu-so la tierra y concreciones fruto de supermanencia bajo tierra. Resulta ab-solutamente necesaria la limpiezaantes de su exposicin. En ocasiones,incluso es necesaria la limpieza pre-via a su catalogacin y clasificacin.288Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaAdems, esta limpieza contribuir agarantizar la conservacin de los ob-jetos.b. Las piezas que haban sido tra-tadas haban recibido restauracionesmuy deficientes, realizadas con todaseguridad por personal no cualifica-do. Para recuperar las piezas, es ne-cesario eliminar reintegraciones ante-riores y realizar un tratamiento de con-servacin y restauracin completo.Ejemplos claros de lo dicho son losobjetos de hierro conservados en lavitrina empotrada de la antigua salade arqueologa, en los que los xidoshan reaparecido por debajo de la capade supuesta proteccin dada a las pie-zas, con el consiguiente peligro deprdida total de las mismas.c. El verdadero valor (histrico yartstico) de muchas de los objetosque integran la coleccin arqueolgi-ca del museo slo podr ser entendi-do tras su limpieza y posterior estu-dio.Ante la magnitud de los trabajos yla necesidad de contar con un equi-pamiento tcnico avanzado y conunos profesionales especializados ycon experiencia en este tipo de tra-bajos de restauracin de piezas ar-queolgicas, se opt por contratar losservicios de una empresa externa. Porel conocimiento previo tanto de los tra-bajos de la empresa como de los tc-nicos que prestan servicio en ella, yque han realizado diferentes obras enel Museo Arqueolgico y Etnolgicode Crdoba y en el Conjunto Arqueo-lgico de Madinat al-Zahra, nos pusi-mos en contacto con D. Jess Serra-no, gerente de Gares, S.L., quien pre-sent un proyecto de conservacin dela coleccin, con su correspondientepresupuesto. La empresa se haracargo del montaje del taller, disponien-do de los medios tcnicos y humanosapropiados para desarrollar el proyec-to.Aceptadas las condiciones y pre-supuesto, el montaje del taller de res-tauracin se realiz a partir del da 4de mayo, inicindose los trabajos deforma continuada a partir del lunes 22de mayo. El equipo bsico de trabajoha estado formado por 2 3restauradores titulados y con expe-riencia, dirigidos por D. Jess Serra-no, y contando con el asesoramientotcnico y co-direccin de la interven-cin sobre materiales metlicos de D.Carlos Costa Palacios, actualmenterestaurador en el Conjunto Arqueol-gico de Madinat al-Zahra.El inicio de los trabajos de conser-vacin restauracin fue comunica-do por escrito a la Delegacin de Cul-tura de la Junta de Andaluca, querespondi autorizando estos trabajos.Para determinar los informes sobre elproceso de trabajo que sera conve-niente presentar a esa delegacin,solicit cita con la Delegada Provin-cial, primero telefnicamente (21 dejunio) y despus por escrito (17 dejulio).El objetivo fundamental de los tra-bajos era el de asegurar la conserva-cin de la totalidad de la coleccin delmuseo, adems de realizar trabajosde limpieza y, en caso necesario, derestauracin de aquellos objetos des-tinados a formar la nueva exposicinpermanente del museo. De esta ma-289Torrecampo. Museo PRASAnera, el Museo PRASA Torrecamposer uno de los muy escasos centrosmusesticos que contarn en su ex-posicin permanente con una colec-cin arqueolgica perfectamente con-servada y restaurada.Para ello, se ha realizado un tra-bajo previo, paralelo al de clasifica-cin y catalogacin de la coleccin,de seleccin de piezas museables,destinadas a la futura exposicin per-manente. El resto de las piezas estnrecibiendo tratamientos de conserva-cin, pero sin realizar limpiezas msall de las necesarias para la conser-vacin ni realizar trabajos comple-mentarios de restauracin.El propio desarrollo de los traba-jos ha hecho evidente la necesidadde afinar los tratamientos de limpiezaen algunos materiales que, en princi-pio, no estaban seleccionados para laexposicin permanente. As, la inte-resante coleccin de hachas de pie-dra (Calcoltico Edad del Bronce) olos martillos mineros se han limpiadoen su totalidad, ya que son materia-les que permitirn establecer un sis-tema de exposicin permanente rota-tiva, adems de servir de base a futu-ras exposiciones temporales disea-das con fondos propios.Algo similar ha sucedido con laspiezas de plomo. Salvo algunos ejem-plares, que han quedado sin limpiarex profeso, para poder ofrecer a losvisitantes la posibilidad de compararel estado en que estas piezas apare-cen en los trabajos arqueolgicos conel que ofrecen una vez restaurados,se ha procedido a la limpieza de laprctica totalidad de la coleccin, porrazones similares a las comentadasen el caso de las hachas de piedra olos martillos mineros. Adems, el pro-pio desarrollo de la limpieza de un tipode objetos de plomo muy numerosoen el museo, como es el caso de laspesas, tanto planas como colgantes,y la aparicin en un nmero significa-tivo de las mismas de marcas relacio-nadas con su uso y sus relaciones depeso (fundamentalmente puntos y di-bujos incisos como lneas paralelas,espigas, etc.), y que quedaban origi-nalmente ocultas por una gruesa capade corrosin (cerusita), han aconse-jado ampliar la limpieza a la totalidadde la coleccin.Durante el ao 2006 se han reali-zado los tratamientos de conservacin restauracin de materiales cuyosoporte es piedra y plomo. En total,se han intervenido 1.523 piezas, deellas 687 de piedra y 836 de plomo.Adems, se ha planteado el estudiobsico para la conservacin y restau-racin de los bronces y otros meta-les, trabajos que se acometern des-de comienzos del ao 2007, para fi-nalizar con cermica, vidrio y otrosmateriales.A continuacin se incluye una me-moria resumida de restauracin demateriales ptreos y plmbeos, queha sido redactada por el equipo derestauradores que han trabajado enel museo durante este perodo, conla coordinacin de D. Jess Serrano.290Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaResumen de los tratamientos enmateriales ptreosLa finalidad de cualquier tratamien-to es devolver las caractersticas ori-ginales y proteger la obra de arte dela accin de las causas de deterioro.Se debe eliminar toda materia extra-a al material y reintegrarle sus pro-piedades. Podemos encontrarnos conmultitud de factores de alteracin enla obra, tanto los producidos por lapropia naturaleza del material comolos que se dan por causas externas ala obra, como por ejemplo lo natura-les, es decir, la climatologa, el medioambiente, los agentes biolgicos o losantropognicos.Las obras de arte de naturalezaptrea suelen estar o haber estado ex-puestos a la intemperie y se deterio-ran a travs de siglos por causas na-turales, que van contribuyendo al pro-ceso gradual de envejecimiento y de-terioro, que aumenta progresivamen-te. Y uno de los principales agentesde deterioro son los microorganismosque crecen sobre estos materiales yque son capaces de generar sustan-cias que lo alteran irreversiblemente;es el llamado biodeterioro.Las etapas ms importantes quese realizan en una intervencin sepueden concretar en: limpieza, con-solidacin y proteccin.1. LimpiezaTiene como objetivo eliminar de lasuperficie de la obra la suciedad y losproductos nocivos, es decir, aquellosque aceleren su deterioro. Tambindebe mejorar la percepcin estticade la obra, procurando acercarla a laque tena originalmente. Es una de lasetapas ms importantes ya que enocasiones es la nica que se lleva acabo. La eleccin del tipo de limpiezaha dependido fundamentalmente deltipo de suciedad a eliminar, de lascaractersticas del material y de suestado de conservacin. Ha sido ha-bitual la utilizacin de varios mtodos.Tipos de limpieza:Con agua. Es el mtodo de lim-pieza ms simple. Con l se intentadisolver los componentes solubles yablandar los que no lo son, para ter-minar arrancando la suciedad conmedios mecnicos suaves.Mecnica. Se emplea energa me-cnica para separar la suciedad delmaterial a limpiar. La limpieza mec-nica sencilla es la que se hace manual-mente con herramientas como el bis-tur, esptulas o lijas; o con instrumen-tos accionados elctricamente pero depequeas dimensiones y perfectamen-te controlables, como pueden ser elmicro torno o el micro cincel.Basa parcialmente limpiada con lser (mitadizquierda)291Torrecampo. Museo PRASAQumica. Se basa en utilizar pro-ductos qumicos solubles en agua quereaccionan con los compuestos queforman las costras para poderlos eli-minar ms fcilmente. Normalmentesuelen aplicarse mezclados con unapasta absorbente que facilite el con-tacto con la suciedad e impida la eva-poracin del agua. Se retira esta pas-ta limpiando con agua y mecnica-mente, comprobando que se eliminatodo resto de limpiador.La limpieza qumica basada enAgentes bsicos resulta efectiva encalizas, mrmoles y morteros. Entreellas se encuentra una mezcla deno-minada papeta AB57, compuesta debicarbonato de amonio, bicarbonatode sodio, sal bisdica (EDTA), biocida,carboximetil celulosa y agua. Se reti-ra con varios lavados y cepillando, yde este modo se eliminan las salesbsicas nocivas que podran perma-necer en las piedras. Es recomenda-ble especialmente para la eliminacinde concreciones calcreas enrecubrimientos de poco espesor ycierta dureza.Con lser. Puede considerarsecomo un proceso fsico, no mecni-co. Se basa en la absorcin por partede la suciedad de pulsos de luz cohe-rente (los fotones del haz tienen lamisma longitud de onda y estn enfase, es decir, coinciden los mximosy los mnimos de las ondas) de granenerga, lo cual da como resultado laevaporacin del material que forma lasuciedad; este mtodo se denominafotoablacin. Cuando queda al des-cubierto la piedra, normalmente decolor claro, la absorcin de energacae a niveles ms bajos y el procesose para.Las ventajas principales de estemtodo son la escasa o nula agresi-vidad fsica, su elevada selectividad,la ausencia de contacto con la piedray la prctica inexistencia de mediosadicionales innecesarios (agua oabrasivos) evitando as daos porhumedad o abrasin.Con ultrasonidos. Se empleapara el tratamiento de costras sin cau-sar dao a la piedra subyacente. Lalimpieza se realiza mediante apara-tos capaces de transmitir vibracionesdesde un emisor a la pieza. Es un ins-trumento de precisin muy til en ellevantamiento de capas de suciedad.Tratamientos biocidas. Dentro dela limpieza incluiremos tambin lostratamientos biocidas. La eficacia deestos tratamientos depender delmtodo y los productos empleados,pero hay que recalcar que los orga-nismos pueden volver a crecer si lascondiciones ambientales son favora-bles. Entre los muchos tipos de trata-mientos biocidas est el mtodo qu-mico, con muchas variedades. EstosLimpieza mecnica de hacha de piedra292Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatratamientos deben tener elevada efi-cacia contra los agentesbiodeteriorantes, nula interferenciacon los materiales constitutivos de lapiedra, baja toxicidad para la salud ybajo riesgo de contaminacin ambien-tal.La modalidad de aplicacin depen-der tambin de varios factores comoel material constitutivo de la obra, suestado de conservacin, el organis-mo a eliminar, su entidad y difusin,as como el tipo de producto elegido.Los mtodos ms comunes de apli-cacin son la pulverizacin y la apli-cacin mediante pincel del productodiluido. Si queremos incrementar eltiempo de actuacin es preferible uti-lizar compresas sobre la piedra.2. ConsolidacinPor consolidacin se entiende laaplicacin de un material que, al pe-netrar en profundidad en la piedra,mejora su cohesin, sus caractersti-cas mecnicas y la adhesin de lascapas alteradas al sustrato sano. Laaplicacin de un productoconsolidante es necesaria nicamen-te cuando la piedra ha perdido cohe-sin, y ha de introducirse un materialque consiga la unin entre los granosminerales que han quedado sueltos yla adherencia entre la capa alteraday la sana.Uno de los principales mtodos deconsolidacin es precipitar slice, pro-cedente de steres de silicona en losporos de la piedra. Su efecto final esproducir un depsito de slice que unelos granos sueltos. El consolidantedebe ser compatible con la piedra enel aspecto qumico, es decir, no pue-de afectar a su estructura cristalina.Las propiedades de la piedra consoli-dada deben ser similares a las de lapiedra sin tratar a fin de que no secreen tensiones entre la capa trataday el sustrato interno.3. ProteccinSlo se ha aplicado en caso de ne-cesidad y para evitar futuras posiblescausas de deterioro.Resumen de los tratamientos enmateriales plmbeos:1. Estado de conservacinEn general, las piezas de plomopresentan un estado de conservacinmuy bueno. El principal deterioro semanifiesta en la gruesa capa de co-rrosin y tierras que, aun no alteran-do la estabilidad de las piezas,distorsionan la visin del soporteplmbeo. Las piezas de gran formatopresentan adems numerosas grietasy roturas causantes, a veces, de pr-didas de material.Tratamiento biocida293Torrecampo. Museo PRASA2. Criterios y objetivos de la in-tervencinLa finalidad de cualquier tratamien-to es devolver las caractersticas ori-ginales y proteger a la obra de artede la accin de los agentes de dete-rioro. En la metodologa de limpiezaaplicada a las colecciones de plomose ha trabajado bajo este criterio co-mn siempre y cuando la intervencinvaya encaminada a una correcta lec-tura de todas las piezas. As pues, lasnecesidades en piezas tales comoamuletos, talismanes y pesas reque-ran niveles de limpieza mayores paradejar al descubierto inscripciones ygrafismos de inters documental;mientras que en piezas de carcterfuncional como tuberas, planchas yrecipientes, el grado de limpieza hasido menor, dejando ver el materialplmbeo.El objetivo, en definitiva, ha con-sistido en eliminar cualquier depsitoque alterara la visin del material ori-ginal y devolver la estabilidad estruc-tural a aquellas piezas que lo necesi-taban.1. MetodologaPara alcanzar estos objetivos lospasos realizados han sido los siguien-tes:Limpieza de depsitos.Reintegracin estructural ycromtica.Proteccin final.1.1 LimpiezaEn el caso de los metales, convi-ven los depsitos de naturaleza ex-terna propios del entorno geofsico enel que han sido hallados, junto con losproductos de la corrosin producidapor el propio metal. En estas piezasde plomo, los depsitos superficialesms comnmente encontrados hansido tierras de naturaleza arcillosa,Talismn de plomo andalus, antes y despus de su limpieza294Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobacarbonato bsico de plomo o cerusitay xido de plomo.Tipos de limpieza.a) Agua: cepillado con agua paradisolver tierras adheridas.b) Abrasiva: por abrasin me-diante la presin controlada demicroesferas de vidrio conmicroabrasmetro para reducir las ca-pas ms gruesas de cerusita.c) Qumica: resinaintercambiadora de iones (amberlite)disuelta en agua desmineralizadapara la eliminacin de carbonato b-sico de plomo. Se aplica mediante in-mersin en piezas de pequeo me-diano formato o como papeta de ma-yor consistencia en las de gran for-mato.d) Ultrasonido: levantamiento decostras de cerusita o para apurar lalimpieza puntualmente; ya que el l-piz de ultrasonido es una herramien-ta de gran precisin que apenas daael material subyacente.e) Lser: fotoablacin de depsi-tos de origen calcreo. Es de gran uti-lidad para apurar al mximo la limpie-za en zonas delicadas y evitar daosen el plomo.1.2 Unin de fragmentosLos fragmentos desprendidos ocon peligro de desprendimiento seunen con adhesivo nitrocelulsico enpiezas de pequea factura, y con re-sina epoxi 121 aquellas que necesi-ten mayor resistencia mecnica.1.3 Reintegracin estructural ycromticaEl plomo es un material muy dctily maleable; por este motivo, es muyLimpieza mediante resina intercambiadora deionesLimpieza de objetos de plomo medianteabrasin con microesferas de vidrio-microabrasmetro- (arriba) y ultrasonidos(abajo)295Torrecampo. Museo PRASAfrecuente encontrar deformaciones yroturas, sobre todo en piezas de granformato. De este modo, para evitarnuevas roturas con la consecuenteprdida de material original y as de-volver la estabilidad fsica a la pieza,ha sido necesaria la eliminacin dedeterminadas deformaciones y la con-solidacin de grietas y lagunas me-diante resina epoxdica reforzada conmalla de fibra de vidrio.Estas lagunas y grietas se ento-nan cromticamente con pigmentos albarniz imitando el color del plomo cir-cundante mediante un punteado.1.4 ProteccinTodas las piezas se protegen conresina acrlica a muy baja concentra-cin, creando una fina capa que lasaislar de futuros agentes de deterio-ro. An as, se debern conservar enuna atmsfera lo ms estable posiblehasta su futura musealizacin.Proyecto inicial de tratamientopara las piezas de bronce- Limpieza de concreciones, tie-rras y arcillas: para la eliminacin deestos depsitos se utilizarn tantomedios mecnicos (bistur, lpiz deultrasonidos o fibra de vidrio) comomedios qumicos (baos en disolucio-nes de cido ctrico o polifosfatos).Normalmente los medios qumicosnecesitan del complemento de losmecnicos para conseguir buenosresultados.- Eliminacin de productos decorrosin activos: el tipo de trata-miento a aplicar depende del tipo deataque que presente la pieza. As,para ataques por picaduras se proce-der a eliminar el cloruro con mediosImagen ofrecida por los glandes de plomo antes (izquierda) y despus de su limpieza (derecha)296Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobamecnicos taponando luego con xi-do de plata. Para ataques ms fuer-tes y/o generalizados se usarn va-pores de amoniaco o tratamiento me-diante una mezcla de agua/glicerina /agar-agar.- Inhibicin de la corrosin: tra-tamiento preventivo de la corrosincon baos en benzotriazol diluido enalcohol.- Proteccin final: resina acrlicadiluida en acetona.- Condiciones de almacena-miento: debido a las caractersticasespeciales de los materiales metli-cos y a la imposibilidad de mantenerunas condiciones climticas totalmen-te controladas en el almacn tempo-ral (como ya se ha comentado, la tem-peratura se muestra muy estable, pre-sentndose los problemas principalesal intentar controlar la humedad rela-tiva), es importante prever un siste-ma de almacenamiento adecuadopara estas piezas una vez interveni-das. La opcin ms utilizada en lamayora de los museos hasta estosltimos aos ha sido la de intentarcontrolar las fluctuaciones de hume-dad relativa en el interior de los con-tenedores (normalmente cajas deplstico), que deban ser lo ms es-tancos que fuera posible y dotados deun desecante qumico (gel de sliceo, ms recientemente, productos msdesarrollados como art sorb).Sin embargo, esta solucin no estexenta de problemas. El principal, queel sistema no garantizaba un funcio-namiento perfecto en cualquier con-dicin: las perlas de art sorb puedensolucionar el grave problema de lanecesaria regeneracin en horno delgel de slice, pero la apertura de loscontenedores para inspeccin en unambiente hmedo limita, e inclusopuede llegar a eliminar, la capacidadde actuacin de estos productosdesecantes. As, es necesario inspec-cionar con frecuencia el estado deconservacin de los objetos para de-tectar a tiempo cualquier reaccin nodeseada, pero la propia tarea de ins-peccin est limitando la eficacia detodo el sistema.Hemos tenido conocimiento de ex-periencias recientes de envasado alvaco de materiales metlicos de ori-gen arqueolgico para mejorar suscondiciones de conservacin. El fun-cionamiento terico del sistema essimple: eliminando el oxgeno, elimi-namos la posibilidad de reactivacinde procesos de oxidacin. Envasadasal vaco en bolsas estancas y resis-tentes, las piezas puedenalmacenarse en unas ptimas condi-ciones para su conservacin. Trasrealizar diferentes pruebas, y compro-bar sus buenos resultados, este hasido el sistema elegido para el alma-cenamiento temporal de las piezas,que sern envasadas al vaco y colo-cadas en cajas de plstico.Al realizarse el almacenamiento enun contenedor estanco (bolsas sella-das al calor), el propio proceso de en-vasado se realizar en unas condicio-nes climticas adecuadas, tanto detemperatura como de humedad. Lautilizacin de un sistema de climati-zacin con deshumidificador en el in-297Torrecampo. Museo PRASAterior del despacho de trabajo nospermite disponer de esas condiciones:temperatura constante y humedadrelativa que, tras realizarse diferentesmediciones, se puede mantener lige-ramente por debajo del 40 %. Paraevitar los posibles problemas ocasio-nados por la presin ejercida por labomba de vaco sobre los objetos osobre partes mviles o salientes, seutilizarn materiales amortiguadorescon diferente grado de resistencia yflexibilidad, como papel de seda (mu-selina) libre de cidos y cloro, espu-ma de polietileno en planchas y en filmflexible y rellenos de poliestireno lige-ro.7. Gestin de fondosa. Incremento de coleccionesDurante el ao 2006 no se ha pro-ducido incremento en las colecciones,ni en forma de ingresos ni de depsi-tos. El incremento de piezas inventa-riadas ha estado ocasionado nica-mente por los avances en el procesode estudio y catalogacin de la colec-cin.b. Movimientos de fondosEn cuanto al movimiento de fon-dos, tampoco se han producido du-rante el ao 2006 salidas de fondoscon carcter temporal ni permanen-te, ni ha participado el museo conprstamo de fondos en exposicionestemporales. Lo que s se ha produci-do es un importante movimiento in-terno, que ha supuesto el traslado dela coleccin del museo desde la Po-sada del Moro hasta el almacn tem-poral habilitado en las proximidadesde Torrecampo.La totalidad de la coleccin se hatrasladado desde el edificio de la Po-sada del Moro, dentro del casco ur-bano de Torrecampo, hasta la navehabilitada como almacn temporalmientras se proyecta y ejecuta la am-pliacin del museo.La primera fase del traslado serealiz, previa autorizacin de la De-legacin Provincial de la Consejerade Cultura y comunicacin al Ayunta-miento de Torrecampo, en el mes deoctubre de 2005. Se retiraron en esemomento objetos que haban perma-necido expuestos en la llamada salade arqueologa, que no presentabalas condiciones idneas de conserva-cin preventiva. El 10 de enero de2006 comenz la segunda fase delCaja preparada para transporte298Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatraslado de fondos, que terminara el27 del mismo mes. En ese momentoestaban trasladadas todas las cajasy la pintura y escultura. Slo queda-ban las piezas que, por su peso, ha-can necesario el uso de maquinaria.Este ltimo traslado se realiz entrelos das 23 y 24 de marzo de 2006,quedando as completamente vacade objetos la Posada del Moro, sin quese hayan producido incidencias dig-nas de mencin.Culminado el traslado, se proce-di a la reorganizacin general delalmacn, quedando las cajas de ma-teriales localizadas y accesibles parafacilitar los siguientes trabajos de do-cumentacin y restauracin. Una vezrealizados los tratamientos de conser-vacin, las piezas irnalmacenndose en las nuevas cajasde plstico adquiridas a tal efecto.8. Investigacina. Proyectos o actividades depersonal propioEn cuanto a la investigacin inter-na, los trabajos se han centrado fun-damentalmente en la ordenacin, cla-sificacin y catalogacin de la colec-cin y con los trabajos previos parapreparar los tratamientos de conser-vacin y restauracin. Los estudioshan sido realizados por el director delmuseo, que ha contado con la cola-boracin tanto de los restauradores deGares, S.L. como de una serie decolaboradores externos del museo.Entre los trabajos realizados puedendestacarse los siguientes: Estudio inicial y clasificacin dela documentacin del museo. Se harealizado una primera ordenacin delarchivo del museo, y se han iniciadolos trabajos de clasificacin del archi-vo fotogrfico. Estos trabajos han sidorealizados con la colaboracin deEsther Corts Bueno. Revisin, ordenacin y clasifica-cin de minerales y fsiles. Se ha tra-bajado sobre un nmero importantede piezas, tanto las que se encontra-ban expuestas en la antigua Casa-Museo como las almacenadas en ca-jas sin clasificar. Estos trabajos hanservido para iniciar el planteamientogeneral de la nueva exposicin per-manente, cuyo contenido se definiren los prximos meses. En estos tra-bajos ha resultado fundamental laayuda prestada por el gelogo Anto-nio Mara Cabrera Calero. Definicin inicial del proyectoexpositivo de los espacios dedicadosa medio natural (jardn trasero y es-pacios internos). nicamente se hancomenzado a definir aquellos aspec-tos que podran ser relevantes a lahora de ultimar el diseo arquitect-nico, establecindose el discurso b-sico que se pretende articular en es-tos espacios. Este trabajo ha sido rea-lizado con el asesoramiento de Pe-dro Lpez Nieves. Ordenacin y estudio inicial de lacoleccin documental del museo. Enel caso de los documentos histricos,ha resultado de gran ayuda la publi-cacin realizada por R. Gonzlez Ga-mito. En cuanto a las cartas autgra-fas de Juan Ramn Jimnez, se ha299Torrecampo. Museo PRASAtomado como base el artculo de Joa-qun Criado Costa. Los trabajos deordenacin y documentacin han sidorealizados por Esther Corts Bueno. Estudio y clasificacin de los ma-teriales arqueolgicos. Realizado porel director del museo, que ha conta-do con el asesoramiento de diferen-tes especialistas: Manuel GmezLuna (objetos metlicos), GuadalupeGmez Muoz, Ramn Corzo Sn-chez, Jos Luis del Pino Garca, Ra-fael Carmona vila, Jernimo Sn-chez Velasco, Mara Dolores LunaOsuna y Fernando Penco Valenzue-la. Estudio previo de materiales decara a los trabajos de conservacin yrestauracin. Por su carcter tcnico,estos estudios han sido realizados ensu mayor parte por el equipo de res-tauracin de la empresa Gares, S.L.En general, podemos dividir estos tra-bajos en tres fases consecutivas:1. Clasificacin general de la co-leccin en funcin de las necesidadesbsicas de conservacin,individualizndose las piezasmuseables y aquellas que presentanproblemas de conservacin.2. Estudio previo general y deter-minacin de las necesidades de con-servacin y restauracin. Esta laborha sido realizada fundamentalmentepor los dos directores de la interven-cin, Carlos Costa y Jess Serrano,antes de iniciarse cada uno de los blo-ques en los que se ha dividido el tra-bajo (piedra plomo bronces y otrosmetales cermica y vidrio otrosmateriales).3. Estudio particularizado de cadauna de las piezas antes del inicio deltratamiento, y seguimiento pormeno-rizado del proceso para cada una deellas. Estos trabajos han sido realiza-dos por las restauradoras que han tra-bajado en el proyecto de restauracin.b. Investigacin externaA pesar de encontrarse temporal-mente cerrado al pblico por obras,nuestra intencin ha sido desde elprimer momento que el centro pudie-ra cumplir todas las funciones habi-tuales de un museo, a excepcin dela muestra pblica de una exposicinpermanente. Por ello, hemos trabaja-do para facilitar, en la medida de nues-tras posibilidades y teniendo en cuen-ta la dificultad que ha supuesto el tras-lado al almacn temporal y el trabajode documentacin y conservacin delas colecciones, el acceso a los fon-dos del museo a todos aquellos inves-tigadores que lo han solicitado.Durante el ao 2006, las consul-tas de investigadores atendidas porel museo han sido las siguientes: D Carmen Hernndez-PinznMorena, sobrina-nieta y representan-te de los herederos de Juan RamnJimnez. Se puso en contacto con elmuseo para confirmar la autenticidady propiedad de las cartas de JuanRamn a Timoteo Orbe, copia de lascuales haban obtenido tiempo atrsde Esteban Mrquez. Confirma la pu-blicacin de estos documentos en elvolmen I del Epistolario de Juan Ra-mn Jimnez, que ha sido editado porla Residencia de Estudiantes a finesdel presente ao (ver bibliografa).300Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba D. Rafael Carmona vila, direc-tor del Museo Arqueolgico Municipalde Priego de Crdoba. Solicita infor-macin sobre talismanes de plomocon inscripciones islmicas conserva-dos en el museo, para un estudio ge-neral sobre este tipo de piezas en losmuseos andaluces. Se le remite in-formacin documental y fotogrfica. Dr. Alberto Canto. Se le envanfotografas de los dinares andalusesy monedas de oro visigodas conser-vadas en el museo. El Dr. Armin Stylow, especialistaen epigrafa latina del Instituto Arqueo-lgico Alemn y D. Rafael Fronchoso,especialista en numismtica andalu-s, han solicitado informacin sobrepiezas de su inters, ofrecindose acolaborar con el museo en su estudio/ catalogacin. Se les ha comunicadoque les enviaremos informacin cuan-do se haya procedido a la limpieza deestas piezas, para mejorar as susposibilidades de lectura.Por otra parte, tambin se han con-testado consultas particulares sobrediferentes temas, que en principio noestn directamente relacionados conla coleccin del museo, aunque s consu mbito temtico. Algunas de ellasno han podido ser solucionadas direc-tamente desde el museo, aunque seha contestado para orientar a los in-teresados en sus investigaciones. Hasido el caso de D. ngel Ruiz (ttulode ciudad de Pozoblanco), D MartaVaquerizo (obras de arte orientales),o D. Antonio Gutirrez Nuo (informede Esteban Mrquez sobre yacimien-tos de fibrolita en Mlaga). Por lti-mo, la consulta de D Fuensanta Gar-ca de la Torre relativa a pinturas per-tenecientes al Grupo PRASA y a laFundacin PRASA se remiti a dichaFundacin, ya que esas obras no per-tenecen a la coleccin permanente delMuseo ni se encuentran custodiadasen sus instalacionesEn otros casos, desde el museose ha podido remitir informacin com-plementaria a los solicitantes. Ha sidoel caso de la consulta presentada porD ngela Fernndez Prez de Ma-drid, con domicilio en Logroo, quesolicit informacin sobre la historiade Torrecampo y su museo, al ser steel pueblo del que era originario supadre. El 27 de marzo le remitimosvarios artculos de Esteban Mrquezy otros de los que soy autor yo mis-mo. O el de D. Antonio Merino, profe-sor de Enseanza Secundaria y Cro-nista Oficial de Aora, que solicit in-formacin sobre Aora en la EdadMedia. Se le remiti el texto de unaconferencia que impart en un cursode extensin universitaria de la Uni-versidad de Crdoba, indita.c. Publicaciones relacionadascon el museo y sus coleccionesA falta de la edicin de una guacompleta del museo, para obtener unainformacin general sobre el mismohay que remitirse al artculo publica-do por Esteban Mrquez en la Guade los Museos Locales de la provin-cia de Crdoba (Crdoba, 1996, pp.223-234).Posteriormente, la informacin fueampliada por el propio Esteban Mr-301Torrecampo. Museo PRASAquez en las memorias anuales publi-cadas en el Boletn de la AsociacinProvincial de Museos Locales de Cr-doba (1, 2000, pp. 235-246; 2, 2001,pp. 255-261). El propio boletn dedi-c un dossier especial a ttulo pstu-mo a Esteban Mrquez (nm. 4,2004). Finalmente, en el ao 2005 laprimera memoria del nuevo MuseoPRASA Torrecampo fue redactada porJuan B. Carpio (nm. 6, 2005, pp. 327-333).El estudio de las colecciones delmuseo se ha visto reflejado principal-mente en una serie de libros y artcu-los escritos por Esteban Mrquez yen trabajos de colaboradores e inves-tigadores que han aparecido en los 5nmeros publicados de la revista ElMuseo. Las principales publicacionesreferidas directamente a las coleccio-nes del museo son las siguientes: 11. Seleccin de publicacionesde Esteban Mrquez Triguero- Villaralto. Su minera y arqueolo-ga. Pozoblanco, 1991 (en colabora-cin con R. Gmez Muoz).- Mosaicos populares del Valle delos Pedroches (Crdoba). Crdoba,1995.- El escultor cordobs Manuel Ro-mero Ortega. Crdoba, 1995.- Estratigrafa del Paleozoico enla regin del ro Guadalmez. En Es-tudios Geolgicos, vol. XVII, 1961.- Nueva Divisin del Silrico en laregin de Almadn. Notas y Comu-nicaciones. Instituto Geolgico y Mi-nero de Espaa. Madrid, n 72, 1963.- Nuevos yacimientos del Paleo-ltico en Vallecas (Madrid). Notas yComunicaciones. Instituto Geolgicoy Minero de Espaa. Madrid, N 77,1965.- Sobre un nuevo yacimiento delPaleoltico en Coslada (Madrid). No-tas y Comunicaciones. Instituto Geo-lgico y Minero de Espaa. Madrid,N 78, 1965.- Contribucin al estudiometalogentico de los Pedroches(Crdoba). Notas y comunicaciones.Instituto Geolgico y Minero de Espa-a. Madrid, n 82, ao 1966.- Fuentes antiguas sobre la mine-ra de Espaa y, en particular, de Sie-rra Morena. Boletn Geolgico y Mi-nero. Madrid, n LXXXI-I, ao 1970(pp. 38-44).- Fundiciones romanas de SierraMorena en Boletn de la Real Acade-mia de Crdoba, n 105 (1983).- Minera romana de Sierra More-na en Boletn de la Real Academiade Crdoba, n 107 (1984).- Evolucin de los tiles de piedraen minera antigua, en Boletn de laReal Academia de Crdoba, n 112(1987).- Piedras semipreciosas del Vallede los Pedroches (Crdoba), en Cr-nica de Crdoba y sus pueblos, TomoI, ao 1989.- Un romano de Cantabria en elValle de los Pedroches, en Crnica1 Independientemente del valor de otros trabajos publicados por Esteban Mrquez o editados enla revista El Museo, slo reseamos aquellos directamente relacionados con el estudio de lascolecciones del museo.302Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobade Crdoba y sus pueblos, ao 1991,pp. 94-95.- Sepulturas antropoides del Va-lle de los Pedroches, en Boletn dela Real Academia de Crdoba, n 108,ao 1995.- Pesas de plomo romanas de laBtica en Boletn de la Real Acade-mia de Crdoba, n 132, ao 1997.- Sntesis geolgica sobre elbatolito de Los Pedroches, en Bole-tn de la Real Academia de Crdoba,125 (1993).- Las pinturas esquemticas deldolmen de El Torno. Villanueva deCrdoba, Crnica de Crdoba y suspueblos, IV.- Los tiles de defensa personalde la Casa-Museo Posada del Morode Torrecampo (Crdoba). Boletn dela Asociacin Provincial de MuseosLocales de Crdoba, 2 (2001), pp.263-272.- El plomo de los turdetanos en laCasa-Museo Posada del Moro. Cr-nica de Crdoba y sus pueblos, X(2004).- Fondos de la Casa-Museo Po-sada del Moro de Torrecampo. Cr-nica de Crdoba y sus pueblos, VI(2001), pp. 323-324.- Denarios republicanos de laCasa-Museo Posada del Moro de To-rrecampo. Crnica de Crdoba y suspueblos, VI (2001), pp. 325-334.- El escultor Manuel Romero Or-tega, cordobs universal. Crnica deCrdoba y sus pueblos, IV (1997), pp.159-160.- Sibulco. Crnica de Crdoba ysus pueblos, V (1998), pp. 277 ss.2. Artculos ms destacados dela revista El Museo sobre las co-lecciones:Nm. 1 (1998):Mrquez Triguero, E., El Valle deLos Pedroches y su riqueza arqueo-lgica. Pp. 23-27.Galeano Cuenca, G. Gil Fernn-dez, R., Catlogo de los bronces ex-puestos en la Casa- Museo Posadadel Moro. Torrecampo (Crdoba). Pp.40-49.Mrquez Triguero, E., La estela deguerrero de La Bienvenida (CiudadReal). Pp. 67-68.Mrquez Triguero, E., Las colec-ciones nicas de la Casa-Museo Po-sada del Moro. Torrecampo (Crdo-ba). Pp. 71-74.Nm. 2 (1999):Morena Lpez, J.A., Un conjuntode cermicas de poca tartsica condecoracin impresa, incisa y plsticaaplicada de la Casa-Museo Posadadel Moro de Torrecampo (Crdoba).Pp. 7-12.Galeano Cuenca, G. Gil Fernn-dez, R., Apliques de stula del Mu-seo de Torrecampo. Pp. 14-20.Lucena, A. vila, F. Martn,M.R., Materiales argricos del Museode Torrecampo. Pp. 42-48.Nm. 3 (2000):Criado Costa, J., Diez cartas au-tgrafas e inditas de Juan Ramn Ji-mnez conservadas en el Museo deTorrecampo. Pp. 4-7.Mrquez Triguero, E., Tartessosen la casa-museo Posada del Moro.Pp. 13-18.303Torrecampo. Museo PRASAMenasalvas Valderas, R., Catlo-go de cermicas hispanomusulmanasde la Casa-Museo de la Posada delMoro. Pp. 20-24.Gil Fernndez, R., Dos depsitosmonetarios encontrados en el Valle deLos Pedroches (Crdoba). Pp. 25-28.Mrquez Triguero, E., Tres fra-guas romanas en la Casa-Museo Po-sada del Moro. Pp. 29-31.Galeano Cuenca, G., Manifesta-ciones religiosas romanas en el nortede la provincia de Crdoba. I. Docu-mentos epigrficos y escultricos. Pp.32-33.Mrquez Triguero, E., La necr-polis celtibrica de Villa del Ro (Cr-doba). Pp. 38-39.Nm. 4 (2001):Gonzlez Gamito, R., Documen-tos reales en la Casa-Museo Posadadel Moro. Pp. 22-23.Mrquez Triguero, E., Plomosmonetiformes de la Casa MuseoPosada del Moro. Pp. 24-27.Menasalvas Valderas, R., Catlo-go de cermicas hispanomusulmanasde la Casa-Museo de la Posada delMoro, II. Pp. 28-37.Mrquez Triguero, E., Fsiles delas Sierras de Cabra y Carcabuey. P.41.Nm. 5 (2002):Daza Snchez, A. LlanesAgudelo, P., Explicacingeoestructural del noroeste de Crdo-ba (Comarca del Guadiato Espa-a). Pp. 33-40.Jimnez Mrquez, M., Flora y fau-na del ro Guadalmez. Pp. 41-45.Mrquez Triguero, E., Sobre elapostolado de la Casa-Museo Posa-da del Moro, Torrecampo (Crdoba).Pp. 48-49.Mrquez Triguero, E., Precintosmineros de plomo, con marca, de laCasa-Museo Posada del Moro. Pp.50-51.3. Otras publicaciones sobre lascolecciones:Serrano Serrano, V., Bronces depoca visigoda en el Museo de Torre-campo (Crdoba). Antiquitas, 10(1999), pp. 115-124.Salmoral del Rey, R., Numismti-ca andalus en la Casa-Museo Posa-da del Moro, Torrecampo (Crdoba).Antiquitas, 10 (1999), pp. 137-144.Ruiz Arrebola, M.D., Ponderalesandaluses en la casa museo Posadadel Moro de Torrecampo. Antiquitas,10 (1999), pp. 145-148.Morena Lpez, J.A., Las cermi-cas tartsicas con decoracin incisay digitada del Monte Horquera (Nue-va Carteya, Crdoba). Crdoba, 2000.Gonzlez Gamito, R., Documentosreales en la Casa-Museo Posada delMoro de Torrecampo (Crdoba).2001.Kaiser, J.M., Puntas de flecha dela Edad del Bronce en la PennsulaIbrica. Produccin, circulacin y cro-nologa. Complutum, vol. 14 (2003),pp. 73-106.Leiva Briones, F., Puntas de fle-cha tartsicas del Valle de los Pedro-ches tipo Benamej o Macaln presen-tes en la Casa-Museo Posada delMoro de Torrecampo. Boletn de laAsociacin Provincial de Museos Lo-cales de Crdoba, 4 (2003), pp. 369-381.Murillo, J.F. Morena, J.A. Ruiz,304Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaM.D., Nuevas estelas de guerreroprocedentes de las provincias de Cr-doba y de Ciudad Real. Romula, 4(2005), pp. 7-46.Alegre Heitzmann, A. (ed.), JuanRamn Jimnez. Epistolario, I (1898-1916). Madrid, Residencia de Estu-diantes, 2006.Corts Bueno, E., Juan RamnJimnez en el Museo PRASA Torre-campo. El Celemn, 13 (2007), pp.22-23.Criado Costa, J., Diez cartas au-tgrafas e inditas de Juan RamnJimnez, conservadas en el Museo deTorrecampo (Crdoba). Crnica deCrdoba y sus pueblos, VI (2001), pp.109-113.Morena Lpez, J. A., Un conjuntode cermicas de poca tartsica condecoracin impresa, incisa y plsticaaplicada de la Casa-Museo Posadadel Moro de Torrecampo (Crdoba).Crnica de Crdoba y sus pueblos,VI (2001), pp. 377-391.9. DifusinLa naturaleza de los trabajos ur-gentes realizados en el museo duran-te el ao 2006, y la situacin de cierretemporal de la exposicin permanen-te ha propiciado que durante este pe-rodo no se haya trabajado de formaconstante en actividades concretas dedifusin. Sin embargo, paralelamenteal desarrollo del proyecto arquitect-nico y de los procesos de cataloga-cin y restauracin de la coleccin, sehan comenzado a poner las bases dela futura labor de las reas de investi-gacin y difusin del museo.En primer lugar, debemos hacermencin al proyecto de imagen cor-porativa del museo. Tras llevar a cabovarias pruebas, la realizacin de unmanual de identidad corporativa parael museo fue encargado a Zumcreativos. Como planteamiento inicial,solicitamos un estudio para conseguiruna imagen moderna y atractiva, quefuera suficientemente diferente de laimagen corporativa del Grupo PRASAy la Fundacin PRASA, pero que a lavez mantuviera una suficiente cerca-na con las mismas para conseguiruna correcta identificacin del museo.A falta an de concretarse la re-daccin del manual de identidad cor-porativa, en un primer momento sedise un sistema para el que se tu-vieron en cuenta los siguientes aspec-tos:- Seleccin, como imagen repre-sentativa del museo, de un diseosimplificado que reproduce la porta-da de la Posada del Moro.- Diseo de un logotipo, basado en305Torrecampo. Museo PRASAla combinacin tipogrfica, suscepti-ble de ser empleado tanto de formaindependiente como formando partede un sello que incluira el menciona-do dibujo de la fachada de la Posada.Para probar el resultado de estediseo inicial se ha reproducido vir-tualmente el modelo sobre diferentessoportes, adems de realizarse unaprimera tirada de tarjetas de visita uti-lizando esta imagen corporativa, queestn siendo utilizadas desde el mu-seo.a. ActividadesA pesar de que, como se ha co-mentado, durante este ao no se hanprogramado actividades de difusinpropiamente dichas, incluimos en esteapartado algunas actuaciones relacio-nadas con el inicio de un programade difusin del museo.En primer lugar se debe destacarla continuacin del Grupo de Trabajocreado en el Centro de ProfesoresSierra de Crdoba para prestar ase-soramiento didctico a la direccin delmuseo desde las primeras fases delproyecto de museo. Adems de dife-rentes contactos puntuales, se hancelebrado tres reuniones generales decoordinacin en Torrecampo (1 de fe-brero) y Pozoblanco (8 de febrero y23 de noviembre).La empresa de reproducciones enpiedra Montero culmin con tres visi-tas (22 y 24 de febrero y 1 de marzo)la elaboracin de los moldes para lareproduccin de una serie de cabe-zas pertenecientes al grupo supues-tamente procedente de Riotinto, des-tinadas a la ornamentacin de unaserie de espacios pblicos en una ur-banizacin que promueve el GrupoPRASA en la provincia de Huelva.Esta misma urbanizacin cuentacomo logotipo con un diseo basadoen los perfiles de la hebilla tartsicanm. reg. 3.136, de la coleccin denuestro museo. Se realizaron diferen-tes fotografas de esta pieza con elobjeto de disear un modelo de llave-ro de plata bronce basado en la mis-ma. A la vez que supone una formade promocionar y difundir el museo atravs de actuaciones de empresasdel Grupo PRASA, este diseo sirvepara definir la futura lnea de actua-cin del museo, que podr contar ensu tienda con reproducciones basa-das en algunas de las obras expues-tas.El museo ha colaborado con elNm. Reg. 3.136. Hebilla de bronce antes desu restauracin306Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaAyuntamiento de Torrecampo prestan-do vitrinas de la antigua exposicinpermanente para el montaje de unaexposicin temporal sobre la historiade la escuela en Torrecampo, que tuvolugar en la Caseta Municipal duranteel mes de agosto, y para el stand dela localidad en la Feria de los Munici-pios, celebrada en la sede de la Di-putacin Provincial de Crdoba en elmes de noviembre.En octubre de 2006 recibimos unapeticin de responsables del PlanXacobeo (Xunta de Galicia) para co-laborar, mediante el prstamo de al-gunas obras, con una exposicin tem-poral que tendr lugar en Santiago deCompostela durante el verano de2007, con el ttulo Rudesindo y la cul-tura mozrabe del siglo X. Tras va-rios contactos con los organizadores,se determin tramitar el prstamo deocho piezas correspondientes a lascolecciones andaluses del museo.Para la tramitacin del prstamo, te-niendo en cuenta que ser la primeraocasin en la que obras de nuestromuseo salgan temporalmente de laComunidad Autnoma de Andaluca,se consult con tcnicos de la Dele-gacin Provincial de Cultura de la Jun-ta de Andaluca en Crdoba y de laDireccin General de Museos, con losque se ha definido el tipo de informa-cin e impresos a utilizar en estos tr-mites.La preocupacin por comenzar adisear el futuro programa de difusinnos ha llevado a plantear la necesi-dad de disear una pgina web es-pecfica para el museo. El proyectoha sido encargado a la empresaAvantine, que tambin se encarga dela renovacin y mantenimiento de laweb del Grupo PRASA. Se ha elabo-rado un primer esquema de estructu-ra y contenidos, registrndose a nom-bre de la Fundacin PRASA el domi-nio www.museoprasa.com.Igualmente, se ha iniciado la pre-paracin de una exposicin temporalque servir para presentar en Torre-campo el proyecto de museo, y queen principio tenemos previsto inaugu-rar durante el mes de agosto de 2007.En 2006 se han iniciado los trabajosde diseo bsico de contenidos, es-tablecindose los contactos inicialespara la consecucin de un espacioexpositivo adecuado, el diseo de re-corridos y elementos expositivos y lapreparacin de dos vitrinas fabricadasex-profeso. Todos estos trabajos serealizarn con la doble intencin deconseguir una exposicin adecuadaa un proyecto de gran envergaduracomo es el de nuestro museo, sirvien-do a la vez para probar soluciones dediseo general, contenidos, equipa-miento... de cara al futuro montaje dela nueva exposicin permanente.b. PublicacionesPor las razones ya sealadas, ladifusin pblica de nuestro museo haestado muy limitada durante 2006.Adems de lo comentado con ante-rioridad, hemos intentado consciente-mente mantener una lnea de publici-dad muy limitada sobre nuestras ac-tuaciones, con el objetivo de no crearexpectativas excesivas que puedanfrustrarse ante la previsible tardanzaen la apertura al pblico del museo,307Torrecampo. Museo PRASAque no se prev antes de dos aos.Adems, hemos querido igualmentelimitar la presencia pblica del museoen medios de comunicacin para evi-tar que la difusin del proyecto pudie-ra entenderse como una forma de pre-sin ante los actos administrativosnecesarios para la aprobacin tantodel Proyecto de Museo como del Pro-yecto de Edificacin.Por todo ello, las publicaciones y,en general, los actos que pudieransuponer publicidad exterior de nues-tro museo se han limitado a respon-der a aquellos medios que han solici-tado nuestra colaboracin, y que po-demos resumir en los siguientes: A peticin del editor de la pginaweb museos de andaluca, JosRamn Lpez Rodrguez, (http://personal.telefonica.terra.es/web/museosdeandalucia/), se ha enviadoinformacin genrica sobre el museo,junto a los resmenes del curriculumvitae del anterior director (EstebanMrquez) y del actual (Juan B. Car-pio). El 28 de septiembre, ante la peti-cin realizada a travs del Ayunta-miento de Torrecampo, conced comodirector del museo una entrevista aRadio Luna (Cadena Ser enVilllanueva de Crdoba), para expli-car el futuro del museo. El 6 de octubre se puso en con-tacto con nosotros el periodista JuanJess Vallejo, solicitando realizar unagrabacin en el museo para un pro-grama especial sobre Tartessos den-tro del espacio Cuarto Milenio, diri-gido por Iker Jimnez y que se emiteen Cuatro Televisin. Se deneg la pe-ticin, ante la imposibilidad de reali-zar la grabacin por encontrarse elmuseo cerrado por obras y las colec-ciones en proceso de limpieza y res-tauracin. Esther Corts Bueno redact unartculo en homenaje a Juan RamnJimnez, centrado en las cartas delpoeta a Timoteo Orbe que formanparte de las colecciones de nuestromuseo, para su publicacin en Espa-cios para tu vida, revista de difusindel Grupo PRASA. El artculo apare-ci publicado en el nm. 8, de julio de2006, pp. 42-43.* * * * * *Con el inicio de las obras de cons-truccin de los nuevos edificios queformarn el Museo, la finalizacin delprograma de conservacin y restau-racin, los avances en el trabajo deordenacin y catalogacin de las co-lecciones, la definicin de un progra-ma de difusin del centro... se abreante nosotros un ao 2007 que espe-ramos duro por la gran cantidad detrabajo que se nos acumular, perogratificante por la ilusin que desde308Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobala Fundacin PRASA tenemos pues-ta en el museo. Con la ayuda de to-dos aquellos que desde el principiohan estado dispuestos a apoyar y co-laborar con la idea de dar forma a esteMuseo PRASA Torrecampo, seguire-mos trabajando para lograr la mate-rializacin de un proyecto que, pocoa poco, vamos viendo todos como unobjetivo ms cercano.Villa del Ro311Ao 2006Durante el ao 2006, el museo hafuncionado con normalidad recibien-do un gran nmero de visitas poten-ciado por la ampliacin de la superfi-cie dedicada a museo. Realizndoseexposiciones temporales de diversatemtica.Publicaciones- PINILLA CASTRO, F., (2006),Las argollas en las calles junto albordillo de las aceras testimonio detiempos pasados. Revista anual deferia. Ayuntamiento de Villa del Ro.Villa del Ro (Crdoba), pp. 74-75.- PINILLA CASTRO, F., (2006), n-dices de los libros Parroquiales deVilla del Ro 4 volmenes. Ayunta-miento de Villa del Ro. Villa del Ro(Crdoba).- AGERA ESPEJO-SAAVEDRA,R., (2006), Herldica de Villa del Ro,ARMAS DE MUOZ-COBO Y ALIAN-ZAS. Revista anual de feria. Ayunta-miento de Villa del Ro. Villa del Ro(Crdoba), pp. 65-67.Villa del RoMuseo Histrico MunicipalFrancisco Prez DazaTcnico de PatrimonioM de los ngeles Clementson LopeConservadora del Museo- SNCHEZ GARCIA, C., (2006),Un cese por sexo La Antonia RojasChiquero y Don Jos Garca Peina-do. Revista anual de feria. Ayunta-miento de Villa del Ro. Villa del Ro(Crdoba), pp. 76-77.- CHIAPPERO HUMELER, R.O.,(2006), Crdoba de la nueva Anda-luca. Revista anual de feria. Ayunta-miento de Villa del Ro (Crdoba), pp.68-70.- Publicacin del libro de Francis-co Prez Daza, Aldea del Ro: de losorgenes a la poca bajomedieval,Villa del Ro, 2005.- PREZ MARTN, M.J. yMARTORRELL, R., (2006), SobreBeatriz Hastings y MadamePompadur. Revista anual de feria.Ayuntamiento de Villa del Ro (Cr-doba), pp. 71-73.- Daz Prieto, L., (2006), La cultu-ra se consume a modo de hambur-guesa, entrevista a Rafael Martorell.Revista anual de feria. Ayuntamientode Villa del Ro (Crdoba), pp. 97-101.312Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba- SNCHEZ GARCIA, C. yPINILLA CASTRO, F., (2006),Villarrenses ilustres, Matas PratsCaete, Races, El Amanecer, Cua-derno Cultural Editado por el Excmo.Ayuntamiento de Villa del Ro, n 2 -Ao 2006.VisitantesEl Museo ha permanecido abiertodurante el horario establecido en el2006, y con motivo de las exposicio-nes temporales, siendo el nmero to-tal de visitantes tanto a exposicionespermanentes como temporales de3.000 personas aproximadamente,correspondiendo 2.500 al las exposi-ciones temporales.Actividades Participacin en actividades yproyectos organizados por la Asocia-cin Provincial de Museos Locales deCrdoba. Seguimiento de la situacin la-mentable en que se encuentra nues-tro Puente Romano, sobre el que anno se ha actuado desde las inunda-ciones que lo afectaron gravementeen 1997. Tampoco se ha actuado so-bre el entorno, sobre el que habra quetrabajar conjuntamente para que losresultados sean realmente satisfacto-rios. Exposicin de pinturas de MAuxiliadora Jimnez Almazn, (del 1al 15 de marzo). Exposicin de leos de MiguelCachinero, (del 18 al 26 de marzo). Exposicin Mujeres Trabajadorasy Emprendedoras. Organizan: Excma.Diputacin Provincial y Ayuntamien-to. de Villa del Ro, (del 1 al 12 deabril). Exposicin de Fotografa LasNuevas Espaolas. Organiza: Cen-tro de la Mujer de la Mancomunidadde Municipios del Alto Guadalquivir,(del 17 al 24 de abril). Exposicin de Fotografa Con-memorativa del aniversario del votode la mujer. Organiza: AgrupacinLocal del PSOE, (del 25 de Abril al 5de Mayo). Exposicin de Fotografa de Se-mana Santa. Organizada por la Agru-pacin de Cofradas, (del 12 al 19 demayo). 1 Semifinal III Concurso de Can-te Flamenco. Organiza: Pea Flamen-ca Fosforito, con la colaboracin delExcmo. Ayuntamiento de Villa del Ro. 2 Semifinal III Concurso de Can-te Flamenco. Organiza: Pea Flamen-ca Fosforito, con la colaboracin delExcmo. Ayuntamiento de Villa del Ro. Exposicin de Fotografa Los Ni-os de la Guerra. Organiza: Asocia-cin de Vecinos Orabuena, (del 2 al 6de junio). Exposicin de Manualidades delC.P.M. Educacin de Adultos. Orga-niza: C.P.M.E.A., (Del 8 al 11 de ju-nio). Exposicin de Pinturas de Flix313Villa del Ro. Museo Histrico MunicipalRodrigo, del 13 al 21 de junio de 2006. Lectura de Poesa desde el Cen-tro Andaluz de las Letras, con la cola-boracin del Excmo. Ayuntamiento deVilla del Ro, (16 de junio). Fallo del XVII Certamen de Na-rrativa Corta Ciudad de Villa del Ro,(24 de junio). Exposicin de la Asociacin Es-paola Contra el Cncer, Delegacinde Villa del Ro MERCADILLO SO-LIDARIO, (del 6 al 9 de julio de 2006). Exposicin Retratos de una Ciu-dad, (del 17 de Julio al 13 de agostode 2006). Exposicin de Pintura EstrellaMoya Moyano, (del 14 al 20 de agos-to de 2006). Exposicin de Acuarelas GinsLibana, (del 23 de agosto al 3 deseptiembre de 2006). Organizada poral Hdad. Ntra. Sra. De la Estrella. Puentes de la Provincia, (del 6 al11 de octubre de 2006). La Mirada del Duende, Tony Blan-co, (del 20 al 25 de octubre de 2006). V Premio Nacional de PinturaPedro Bueno. Organiza: rea deCultura del Excmo. Ayuntamiento deVilla del Ro. Colabora: AsociacinCultural Pintor Pedro Bueno PaletaAzul, Fundacin de Artes PlsticasRafael Bot y PRESHCO, (a partir del18 de noviembre al 17 de diciembre). Corbatas. Fundacin Bot, (del 23de Diciembre de 2006 al 19 de enerode 2007). Exposicin de Manualidades dela Asociacin de Discapacitados ElGranaillo, (del 1 al 10 de diciembrede 2006)IngresosLa entrada es gratuita.Horario- Lunes a Viernes de 9-14 horasprevia peticin de hora, solicitndoloen las oficinas municipales. Telfono957-177017.- Sbados de 18 a 20 horas en in-vierno. De 19,30 a 20,30 horas en ve-rano.- Domingos de 11 a 13 horas.DireccinMuseo Histrico Municipal, c/ BlasInfante 13, Casa de las Cadenas.Villa del Ro, Crdoba.315El edificio en cuestin est situa-do en el casco antiguo de la locali-dad, en la calle Pablo Picasso, n 10,junto a la Plaza de la Constitucin, endonde se encuentra la Casa Consis-torial.Por sus caractersticas, que espe-cificaremos ms adelante, esta pro-tegido por las Normas Subsidiariasde Planeamiento Municipal de Villadel Ro, aprobadas definitivamentepor la Consejera de Poltica Territo-rial e Infraestructuras, de la Junta deAndaluca el 11 de marzo de 1987. Endonde se especifica:Calle Pablo PicassoN 10.- Edificacin privada.Conservacin y mantenimiento in-tegro de la edificacin correspondien-te al n 10 as como de la totalidaddel jardn posterior que se seala enel croquis, pudindose realizar cual-quier actividad edificatoria en el n 12de dicha calle y en el 7 y 9 de la calleEstudio y valoracin de inmueblesintegrantes del patrimoniohistrico-artstico de Villa del Ro,Crdoba. La casa de los Criado Sotomayor,situada en la calle Pablo Picasso, n 10M de los ngeles Clementson LopeLicenciada en Geografa e HistoriaConservadora del MuseoJuan de la Cruz Criado, con las con-diciones generales del sector dondese encuentran pero siempre previapresentacin de anteproyecto de laactuacin a realizar, en el que se con-temple la relacin entre la edificaciny jardn a conservar, con la nueva ac-tuacin.De igual modo esta registrada den-tro del Inventario de Patrimonio Ar-quitectnico de Inters HistricoArtstico de 1979, actualizado en elao 2003, con n de identificacin 42-012, como conservacin integra.El jardn de dicho inmueble estaincluido en el Preinventario de Jar-dines de Inters Histrico de Cr-doba y Provincia, promovido por laDireccin General de Bienes Cultura-les de la Consejera de Cultura y rea-lizado por el Jardn Botnico de Cr-doba, para incursin en el expedien-te de inscripcin genrica colectivaen el Catalogo General del Patrimo-nio Histrico Andaluz. En cuya fichaidentificativa especifica:316Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaCasa de los Criado Sotomayor:Casa en la calle Pablo Picasso pro-piedad de la familia Criado Sotoma-yor; la construccin es de los aos 20o 30, muy reformada por dentro ymantiene dos escudos en la portada.El jardn est formado por dos patiosa diferentes alturas. El primero mscercano a la vivienda esta ms bajo ypresenta un corredor adosado al cuer-po principal de la casa. En el centrotiene una fuente de taza pequea den-tro de un pequeo estanque cuadra-do, algn naranjo y dos ejemplares depalmera canaria de unos 70 u 80 aosde antigedad. El jardn superior msmoderno, de unos 50 aos aproxima-damente est formado por arriatesdelimitados con bordillos de ladrillo ygrandes cipreses que bien podran serrestos de antiguos setos abandona-dos. Al frente segn se accede al pa-tio superior se conservan un peque-o pabelln abandonado con entradade estilo neo-mudjar.Valor patrimonial:Los dos patios que conforman eljardn poseen una gran belleza y dadasu antigedad y su relacin con lacasa son merecedores de proteccin.La lnea de arcos que separa un jar-dn de otro y la perspectiva que segenera es elemento ms singular.Especial es tambin el jardn de arri-ba, por ser jardn en tierra siempreraro dentro de una vivienda. Posible-mente responda ms bien a la reutili-zacin como jardn en los aos 50, delo que pudo ser corral o establos paraFachada casa Criado Sotomayor. M. A. Clementson317Villa del Ro. Museo Histrico Municipallos animales, que entraran por algu-na puerta trasera que seguramente sesegreg de la propiedad en los aos50.Recomendacin de proteccin:Genrica Colectiva.A todo ello hay que aadir el valorde los escudos que adornan su facha-da, que estn catalogados dentro delInventario de Escudos Ubicadosen Fachadas o Portadas de Inmue-bles de Crdoba y Provincia, y con-siderados como BIC, segn la dispo-sicin adicional segunda de la Ley dePatrimonio Histrico Espaol 16/85 de25 de junio.As pues podemos concluir afir-mando que el edificio que suscitanuestro inters es de reconocido va-lor Histrico-Patrimonial, tanto para elAyuntamiento de Villa del Ro, comopara la Consejera de Cultura de laJunta de Andaluca.Descripcin breve del edificio:Es una casa solariega situada enuna parcela de gran tamao destina-da a vivienda, que cuenta con patio,jardn de tierra de grandes dimensio-nes, y dependencias secundarias de-dicadas a servicios.La fachada principal da a unas delas arterias ms importante de la lo-calidad, antigua va Augusta, denomi-nada actualmente calle Pablo Picasso,y los accesos secundarios los tiene enun lateral que dan al altozano de lacalle Juan de la Cruz Criado.La fachada se articula de maneraasimtrica con 4 vanos en la plantabaja, y sus correspondientes en elpiso superior. Y todo ello rematado enla parte superior por una cornisa co-rrida, y un zcalo en la inferior, actual-mente todo encalado, a excepcin delos escudos.La puerta principal es adintelada yde gran sencillez, con la embocaduraenfoscada y encalada y coronada poruna moldura a modo de guardapolvoque nos trae a la memoria ciertas re-miniscencias egipcias -que se repitenen los vanos del piso superior-. Losotros tres vanos corresponden a ven-tanas con rejera sencilla, y cuyo ni-co elemento decorativo es una mol-dura, tambin enfoscada y encalada,a modo de guardapolvo, que se sitasobre ellas.Portada casa Criado Sotomayor.M. A. Clementson318Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaEn el piso superior la decoracinse incrementa, as encontramos 4 bal-cones con una rejera de rica decora-cin a modo de encaje. El principal,de mayor vuelo, esta situado sobre lapuerta de entrada y cuenta con laembocadura recercado- enfoscaday encalada y est coronado con unamoldura o cornisa a modo de guarda-polvo. En el caso del balcn principal,sus molduras inferiores en escala sefunden con el guardapolvo que coro-na la entrada remarcando as su im-portancia, y a ambos lados, como ele-mento potenciador que ennobleceesta fachada, sendos escudos herl-dicos.En el lado derecho del balcn en-contramos un escudo con boca espa-ola y campo cuartelado, cuya des-cripcin es la siguiente:1) Una torre mazonada conbordura cargada de ocho leones pa-santes.2) Cinco ovejas pasantes en so-tuer.3) Partido:1) Un guila cimada de unaestrella y cargada de faja.2) Barra engolada dedragantes. En el flanco diestro, unaflor de lis y en el siniestro, un caldero.4) Cinco torres mazonadas en so-tuer.Va sobre cartela de hojarasca, ro-calla y cornucopias, y por timbre, uncasco de hidalgo, airn, su viseraabierta dejando ver tres rejillas y si-tuado de perfil hacia la diestra.Cronolgicamente lo podemos si-tuar en la 1 mitad del siglo XVIII, es-tilo Rococ.En el lado izquierdo del balcn en-contramos un escudo con bocamixtilnea, sobre campo cuarteladocuya descripcin es la siguiente:1) Cuartelado:1) y 4) Cruz de la Orden de Cala-trava.2) y 3) tres fajas. Bordura de ca-denas.Partido:Cinco leones pasantes ycontornados, puestos en sotuer.2) En el centro, una cruz de la Or-den de Calatrava y en cuatro canto-nes sin trazar:1) y 4) Una torre mazonada.2) y 3) una llave con el ojo hacia eljefe.3) Roelado.4) Tres haces puestos en faja, so-bre ondas de mar y resaltados de unacadena en faja.Va sobre cartela de hojarasca y ro-calla, y por timbre, un casco de hidal-go, airn, su visera abierta dejandover tres rejillas y situado de perfil ha-cia siniestra, como licencia del artistapara afrontarlo al escudo opuesto, nosignificando en este caso bastarda.Cronolgicamente lo podemos si-tuar en la 1 mitad del siglo XVIII, es-tilo Rococ.Constructivamente esta casa estformada por muros de carga de ladri-llo macizo, forjados y armadura demadera y cubierta de teja rabe.319Villa del Ro. Museo Histrico MunicipalEstructuralmente sigue la tipologade casa en L, que se articula en uncuerpo principal con doble cruja y por-che-galera paralela a ella que se abreal patio por medio de arcos de mediopunto en planta baja, y arcosescarzanos en la galera superior. Elpatio, enlosado con solera hidrulicaen forma de damero, cuenta con unacruja lateral -en el lado izquierdo-,estanque cuadrado con fuente en elcentro, pilones-estanques en el fren-te, y arriates de tierra rodeando susmuros, en donde crece una rica ve-getacin de plantas y 2 grandes pal-meras. Al fondo del patio, se encuen-tra un muro, que a travs de sus ar-cos nos deja entrever el jardn de tie-rra situado a un nivel superior- quecuenta con pasos franqueados porcipreses y arriates realizados concercos de ladrillo, en donde crece unaprofusa vegetacin; cuenta con fuen-tes y bancos en los cruces de suspasos. A la derecha encontramos unaalberca, utilizada como piscina paraaliviar los rigores del verano, que sesurte al igual que el riego del jardnde un pozo. En el fondo encontramosun pabelln con fachada de estiloneo-mudjar, y otra edificacin secun-daria a la derecha. Todo el jardn estacercado con un muro a gran alturarematado con almenas.En la primera cruja de la casa seabre el zagun de entrada con puertade madera exterior y reja interior, yunas dependencias laterales que co-rresponden a un comedor a la izquier-da, y un despacho-biblioteca a la de-recha. La segunda cruja funcionacomo distribuidor con escalera a laizquierda, que dan acceso a las habi-taciones del piso de superior, y a laderecha una estancia abierta al fon-do con chimenea. En la cruja lateraldel patio, se encuentra la cocina, des-pensa y dependencias de servicio, seaccede a ellas por medio del porche,formado por arcos de medio punto. Lamisma estructura de abajo se repitearriba, correspondiendo la primeracruja a los dormitorios exteriores, ysirviendo la segunda cruja de distri-buidor para las mismas, y a un aseoque encontramos al fondo. Sobre elporche la galera superior da accesoa las habitaciones laterales que danal patio.Es una equivocacin pensar queel edificio situado a la izquierda de lacasa form parte de su fachada en unpasado. En realidad tena relacin conla casa principal ya que era la casade los guardeses que se dedicabanal mantenimiento y cuidado de la mis-ma, y con la que tenia acceso por lazona de servicio. En ningn caso se-gua la esttica que marca la casaprincipal.Como conclusin podemos afirmarque este edificio se proyecto en tornoa los aos 20 o 30 del siglo XX, aun-Detalle escudos. M. A. Clementson320Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaque los escudos son de poca ante-rior, siglo XVIII.Por parte del Ayuntamiento se ba-rajo la posibilidad de adquirir la totali-dad del inmueble, dndole un usodotacional complementario al teatroanexo, pero fue imposible poderafrontar este gasto econmico.Villaralto323Memoria de gestin. Ao 20061. IntroduccinEl Museo del Pastor es una insti-tucin cultural creada por el Ayunta-miento de Villaralto (Crdoba), con lafinalidad de proteger, conservar y di-fundir el patrimonio etnolgico relacio-nado con la vida pastoril de la Comar-ca de los Pedroches y ms concreta-mente de la localidad de Villaralto.Tiene su sede en la vivienda n 17de la calle Buen Suceso, una casa demediados del siglo XIX ubicada en elllamado, popularmente, Rincn delas Flores, a escasos metros de laiglesia parroquial de San Pedro, cen-tro neurlgico de la localidad.El proyecto de creacin de estemuseo ha pretendido, por un lado, re-cuperar una vivienda que es magnfi-co ejemplo de arquitectura popular tra-dicional o verncula, caracterizadapor su acentuada funcionalidad einexistentes elementos ornamentales,mediante su rehabilitacin sin alteraren modo alguno la fisonoma originalde la casa y, por otro, recrear y expo-VillaraltoMuseo del PastorFrancisco Godoy DelgadoResponsable Tcnico del Museoner en ella el modus vivendi de lospastores de Villaralto, actividad queha constituido uno de los pilares b-sicos de la economa de nuestra po-blacin, desde su fundacin a finalesdel siglo XV.Para destinarla a tal fin se empren-di, desde finales de julio de 2004hasta abril de 2005, un riguroso pro-yecto de restauracin y puesta envalor, adaptando la vivienda a las ne-cesidades funcionales propias de unainstitucin musestica.Dichos trabajos estuvieron a car-go de la empresa de D. Manuel Ar-valo, segn proyecto redactado porlos arquitectos Fernando Navas Jim-nez y Fernando Navas Montes (febre-ro 2002), ejecutado entre las fechasantes referidas, con algunas modifi-caciones, bajo la supervisin directade D. Manuel Gmez Gmez y D.Francisco Godoy Delgado, con el ase-soramiento de arquitectos de la Dele-gacin Provincial de Cultura.Para su autorizacin por la Con-sejera de Cultura realizamos la redac-cin del Proyecto Museolgico y Mu-324Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaseogrfico del Museo entre los me-ses marzo y octubre de 2004.Tras la presentacin del proyectodel museo, para su tramitacin, en laDelegacin Provincial de Cultura, conR S 531/04 del 12/11/04, y despusde los informes preceptivos emitidospor personal tcnico del Museo Ar-queolgico y Etnolgico de Crdobay la Comisin Andaluza de Museos,la creacin del Museo del Pastor enVillaralto fue autorizada por Resolu-cin del Director General de Museosel 14 de Marzo de 2006, disponiendoa partir de ese momento de la Anota-cin Preventiva en el Registro Anda-luz de Museos.El programa museogrfico se eje-cut a partir de octubre de 2005,inicindose con la construccin delchozo por D. ngel Gmez, conti-nuando con la instalacin de las vitri-nas diseadas y construidas en Mon-tilla, finalizando con el montaje de losfondos y cartelera hasta prcticamen-te la fecha de inauguracin del mu-seo.2. Inauguracin del MuseoFinalizada la dotacin de equipa-miento de mobiliario y vitrinas, ascomo el montaje de los fondos y de lacartelera, se procedi a su inaugura-cin y apertura al pblico.El Museo del Pastor fue inaugura-do el 10 de Agosto de 2006, vsperade la feria de la localidad. Al acto asis-tieron numerosas autoridades provin-ciales y locales, entre ellas el Dele-gado de la Consejera de Turismo, D.Valentn Priego, la Delegada Provin-cial de la Consejera de Cultura, Da.Imagen del enclave del Museo del Pastor, momentos antes de la inauguracin325Villaralto. Museo del PastorMercedes Mudarra Barrero, el Vice-presidente de la Diputacin Provincial,D. Antonio Ruiz, el Diputado de Cul-tura de la misma institucin, D. Sera-fn Pedraza, El Presidente de la Man-comunidad de los Pedroches, D.Luciano Cabrera, El Jefe del Serviciode Instituciones y Programas Cultu-rales, D. Antonio ngel Snchez ascomo los alcaldes de las localidadesde El Viso, Santa Eufemia, Belalczar,Villanueva del Duque, varios directo-res de museos locales y todos loscomponentes de la corporacin mu-nicipal de Villaralto.Finalizadas las alocuciones se pro-cedi a la inauguracin con el cortede cinta de la bandera andaluza en laentrada al recinto musestico, tras locual D. Francisco Godoy, redactor delproyecto museolgico y ejecutor delproyecto museogrfico, realiz unavisita guiada por la salas con las au-toridades. Terminado el acto se sirviuna copa en un saln prximo al mu-seo.3. Apertura al pblicoTras la inauguracin se fijo un ho-rario provisional de visita hasta deter-minar el sistema a establecer paraPalabras de bienvenida de D. ManuelGmez, Alcalde de Villaralto, a las autorida-des presentes y pblico invitadoVisita guiada por Francisco Godoy a todas las autoridades asistentes al acto326Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobaatender la demanda de visitantes. Elhorario fijado durante los das de fe-ria (jueves 10, sbado 12 y domingo13 de Agosto) fue de12 a 14 horas,abrindose con el mismo horario losdos das que siguieron, lunes y mar-tes (festivo del da 15).En las siguientes semanas deagosto y septiembre el museo se abrislo sbados y domingos de 12 a 14horas. Durante este tiempo el museofue atendido por Luz Marina Gonz-lez Garca.A partir del da 6 de octubre elAyuntamiento de Villaralto aprob unnuevo horario, que ha seguido vigen-te el resto del ao y que ha sido elsiguiente: Viernes ......... de 18 a 20 horas. Sbados ................... de 12 a 14y de 18 a 20 horas. Domingos .... de 12 a 14 horas. Martes a Viernes visitas con-certadas de grupos, en horario demaana, llamando al 957.150.104y 957.150.163. Entrada gratuita.Desde esa fecha el museo ha sidoatendido por Da. Raquel Lpez Gar-ca, quien se ha encargado tambinde realizar un magnfico trabajo deestadstica de visitantes. Para las vi-sitas concertadas de grupos se haencomendado su atencin a Da.Gema Blasco Gmez.En noviembre el horario de tardese adelant, fijndose de 16,30 aVista interior del pasillo de la vivienda donde est instalado el Museo del Pastor327Villaralto. Museo del Pastor18,30 horas, a fin de aprovechar almximo la luz solar.4. Estadstica de visitantesA continuacin presentamos diver-sos cuadros y grficos estadsticos re-lativos a los visitantes por meses, porprocedencias y, por un ltimo, un par-cial por edades.Procedencias N de visitasVillaralto ..................................... 1.068Crdoba ........................................ 115Madrid ............................................ 68Alcaraceos ................................... 60V. de Crdoba ................................. 20Hinojosa del D. ............................... 21Pozoblanco .................................... 16Sevilla ............................................. 14Barcelona ....................................... 13Belalczar ........................................ 9El Viso ............................................. 8La Carlota ........................................ 4Priego de C. .................................... 4Rute ................................................. 4Fuente la Lancha ............................ 3Murcia .............................................. 3Granada ........................................... 3Hornachuelos .................................. 3Obejo ............................................... 3Otras procedencias ........................ 10Total .......................................... 1.449Meses N de VisitasAgosto .......................................... 781Septiembre ................................... 117Octubre ......................................... 225Noviembre ...................................... 96Diciembre ..................................... 230Total .......................................... 1.449Las conclusiones que se puedendeducir a travs de las estadsticasson las siguientes. En primer lugar elxito de pblico entre los mismos ciu-dadanos de Villaralto (1068 visitas),lo que nos permite conocer la buenaaceptacin que ha tenido la creacindel museo. En segundo lugar la re-percusin que ha tenido entre losvillaralteros emigrantes afincados enlas grandes ciudades como Crdoba,Madrid, Barcelona y Sevilla.Por ltimo, cabe sealar, la signifi-cativa incidencia que ha tenido entrelas poblaciones ms prximas a lanuestra, como Alcaracejos, Villanue-va de Crdoba, Hinojosa del Duque yPozoblanco.5. DifusinTras innumerables intentos solici-328Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatando al Diario Crdoba, mediante e-mail, que insertaran la informacin delhorario de apertura al pblico del Mu-seo del Pastor aprobado por el Ayun-tamiento de Villaralto, en su pginadedicada a los monumentos y museosde Crdoba y provincia, se consiguique empezara a figurar el horario apartir del sbado 20 de Enero de2007, gracias a la especial atencinde D. Manuel Muoz, Villaraltero quetrabaja en el propio Diario.La misma peticin fue realizada aRTVA, Canal Sur, para que incluye-ran el horario de visitas en la informa-cin del teletexto, en su pgina 593,dedicada a los museos de Andaluca.La atencin en este caso fue inme-diata.Mencin especial merece tambin,entre los esfuerzos de difusin plan-teados, la promocin del Museo delPastor realizada por el Ayuntamien-to, a travs de su Stand, en la II Feriade los Municipios de la provincia, ce-lebrada en la Diputacin Provincial del30 de noviembre al 3 de diciembre de2006.6. Movimientos de fondosFondos FundacionalesDenominamos as a diversos gru-pos de fondos ingresados en distin-tas fases del proceso de creacin delmuseo.a) Fondos o enseres que ya exis-tan en la vivienda, especialmente enla cmara, antes de ser adquirida porel ayuntamiento.b) Fondos recogidos por variaspersonas y guardados en la viviendaantes de la redaccin del ProyectoMuseolgico y Museogrfico.c) Fondos donados por los ciuda-danos del pueblo, durante el procesode montaje museogrfico.Nuevos IngresosDenominamos as a los nuevosfondos ingresados tras la inaugura-cin del museo. Tras su apertura alpblico, el 10 de Agosto de 2006, seha dado un fenmeno ya comn enla creacin de otros museos locales.Se trata de la inclinacin natural, sur-gida entre los ciudadanos de Villaralto,tras comprobar que el museo era unarealidad, de querer participar en el en-riquecimiento del discurso expositivocon la donacin de nuevos objetospropios del mundo pastoril.Las nuevas donaciones han veni-do de la mano de residentes deVillaralto, emigrantes e incluso de vi-sitantes de otras poblaciones cerca-nas como Belalczar.Asiento de corcho usado por pastores en elinterior del chozo, donado por dos ciudada-nos de Belalczar329Villaralto. Museo del Pastor7. Trabajos de inventario y regis-troLos trabajos de inventario comen-zaron desde el principio de la redac-cin del Proyecto del Museo. Sin em-bargo su traslado a un modelo espe-cfico de ficha no ha sido posible has-ta la consecucin del modelo ideal ysu aplicacin informtica ms conve-niente y prctica para las caractersti-cas de nuestra institucin cultural.Para ello hemos contado con la ines-timable ayuda de D. Juan ManuelPalma Franquelo, Presidente de laAsociacin Provincial de Museos Lo-cales de Crdoba y Conservador delMuseo Histrico Municipal de Santae-lla, quien nos ha facilitado el progra-ma de fichas de inventario, basado enla aplicacin informtica Approach 97.Dada la complejidad de la ficha, yel amplio tiempo requerido para la re-cogida de datos de cada una de las205 piezas que forman los fondos delMuseo del Pastor al da 31/12/2006,su cumplimentacin no ha sido posi-ble realizarla durante estos primerosmeses de andadura de nuestra insti-tucin.En cuanto al Registro de Fondoshemos diseado un modelo de Librode Registro, en el que se resumen,de manera rpida y sencilla, los prin-cipales datos que figuran en la fichade Inventario.8. Nuevo equipamientoCon el fin de enriquecer el discur-so museogrfico mediante nuevas in-corporaciones, en especial con vesti-mentas de pastores, solicitamos a laempresa textil de moda C&A la dona-cin de dos maniques, hombre ymujer. Estos seran el soporte paramostrar a los visitantes los ropajes t-picos de pastor y pastora usados tra-dicionalmente. El 16 de noviembre laempresa C&A, gracias a las gestio-nes de Da. Fuensanta Garca de laTorre, Directora del Museo de BellasArtes de Crdoba y a la cortesa delos responsables de la empresa cola-boradora D. Adolfo Aguilera y D. Jor-ge Gmez Lpez, hizo llegar aVillaralto, con los portes pagados, losdos maniques. Posteriormente con-tamos con la inestimable ayuda de D.Marcelino Gmez Valverde en la con-secucin de ropajes, estando aun enproceso de vestir los dos personajes.Por otro lado, en junio de 2006 sepresent una solicitud de subvencina la Consejera de Cultura, dentro desu convocatoria anual. La solicitud seformaliz en dos lneas de actuacin,una para Difusin con la cantidad de3.222,32 y otra para Equipamientode Conservacin e Investigacin conla cantidad de 1.891,60 . Esta lti-ma es la que ha sido concedida.Esta peticin aprobada incluyecomo equipamiento para el museo lossiguientes elementos:- una impresora Epson DX4000Multifuncin- Cable USB A-B 1,8M- Cmara de fotos digital, KodakEasyshare C743 7,1 Mpix Z3X- Tarjeta Secure Digital Take MS512 Mb- Retroproyector330Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdoba- Pantalla- Equipo de sonidoAl no aprobarse la Lnea de Difu-sin han quedado para otra ocasinla realizacin de importantes proyec-tos, como eran:- La incorporacin de otros 8 car-teles o impresiones digitales ms 1cartel de exterior que ayudaran a com-pletar el discurso expositivo.- La edicin de 3.000 ejemplaresde un nuevo folleto sobre el museopara su distribucin a los centros es-colares de la provincia.- La dotacin de la coleccin de16 DVD, de la editorial PYRENE, de-dicada a los oficios perdidos, ltimosartesanos, etc. Este material tena elobjetivo de proyectar una programa-cin de documentales vinculados conla vida pastoril, como son la trashu-mancia, la elaboracin del queso deoveja, la artesanas de los pastores,etc.9. Otras actuacionesCon fecha 20 de diciembre de2006 el Ayuntamiento de Villaraltosolicit a la Asociacin Provincial deMuseos Locales de Crdoba la admi-sin del Museo del Pastor comomiembro de la misma. La solicitudser atendida en la prxima AsambleaGeneral Extraordinaria a celebrar el17 de febrero de 2007, en la locali-dad de Belmez.10. AgradecimientosAntes de finalizar esta primera Me-moria de Gestin es de justicia dejarconstancia de nuestro agradecimien-to a todas las personas que han tra-bajado en la creacin y puesta en fun-cionamiento del Museo del Pastor.En primer lugar a todas las perso-nas que con generosidad se han des-prendido de objetos entraables y deespecial carga sentimental para ellos.Igualmente a las empresas y opera-rios que contribuyeron a poner en va-lor la vivienda, prototipo singular dela arquitectura tradicional de los Pe-droches y sede del museo.Tambin a los empleados pblicosdel Ayuntamiento, y en especial a suSecretaria Interventora D. Mara delMar Lpez Nieves.Agradecer a los compaeros de laDelegacin de Cultura en Crdobasus acertados consejos, de manerasignificativa a Don Antonio ngel Sn-chez Domnguez, Jefe del Servicio deInstituciones y Programas Culturales,quien adems ha tenido la gentilezade facilitar las fotografas n 1, 2, y 3.Por ltimo, todo este proyecto nohubiera sido posible sin el empeo,dedicacin absoluta y pasin por supueblo, de D. Manuel Gmez Gmez,Alcalde de Villaralto, quin ademstuvo la confianza plena de dejar enmis manos la redaccin y ejecucin,desinteresadamente, del ProgramaMuseolgico y Museogrfico del Mu-seo del Pastor, en Villaralto.331A todos los pastores de Villaralto.El chozo representa el modeloms humilde de arquitecturaverncula, rural y efmera, creada porel hombre, adaptada al medio natu-ral, y casi exclusiva de la vida pasto-ril. Fue utilizado durante siglos comoobligada vivienda por pastores y ca-breros, debido a la necesidad forza-da de vigilar y cuidar muy de cercasus rebaos. Esa funcin como recin-to y hbitat para la vigilancia tambinfue copiada por otros oficios, as porello, antiguamente en Los Pedroches,se construyeron y levantaron chozosjunto al tajo de otro tipo de activida-des, en lugares como la via, elmelonar, o la pedrera, que as se lla-ma en Villaralto a la cantera donde lospicapedreros han extrado el granitoque impregna y caracteriza la arqui-tectura popular y monumental de estatierra fronteriza.En la Comarca Natural de Los Pe-droches existen varios tipos dechozos, que otras gentes llaman enfemenino chozas, pero el tpico denuestra tierra es semejante al recrea-do, a escala natural, en el corral delEl Chozo del Pastor, modelo dearquitectura rural y efmeraen la Comarca de Los PedrochesFrancisco Godoy DelgadoMuseo del Pastor, en Villaralto.Se trata de un chozo construidoenteramente con entramado vegetal,modelo del que en la actualidad, dadosu material efmero, no se conservaningn ejemplar en el trmino muni-cipal de Villaralto, y es probable queas suceda tambin en la Comarca delos Pedroches. Sin embargo, en nu-merosos parajes de la extensapenillanura pedrochea se observanrestos de otros tipos de chozos. Losconstruidos ntegramente en piedra,trabada en seco, con cubierta reali-zada mediante falsa cpula, es de-cir, por lajas de piedra dispuestas poraproximacin de hilada. Y el tipo in-termedio, levantado con pared o z-calo de piedra, sin argamasa, y cu-bierta con entramado vegetal. De es-tos dos tipos aun se observan restosen tierras de Villaralto, concretamen-te al este y sur del paraje donde secelebra la Romera de la Divina Pas-tora y en otros numerosos lugaresde la comarca. Convendra pues, an-tes de su desaparicin completa, rea-lizar un exhaustivo inventario condocumentacin grfica y topogrfica,dada la singularidad de estas cons-332Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobatrucciones, verdaderos testimonios deun modelo de vida ya desaparecidopero con gran valor histrico, tantodesde el punto de vista material comoinmaterial. A esta tarea nos compro-metemos a partir de ahora.Han sido varias las normativas anivel comunitario e internacional quese han ocupado para la adopcin demedidas con vistas a la conservaciny proteccin del patrimonio culturalque representa este modelo de arqui-tectura verncula, siendo la ms re-ciente la Carta del Patrimonio Vern-culo Construido, aprobada en 1996 enJerusaln y ratificada por la AsambleaGeneral del ICOMOS en Mxico,1999. En esta carta se reclama de laarquitectura verncula el carcter decultura identitaria de los pueblos: Elpatrimonio tradicional o vernculoconstruido es la exposicin fundamen-tal de la identidad de una comunidad,de sus relaciones con el territorio y almismo tiempo, expresin de la diver-sidad cultural del mundo.En la construccin del chozo tra-dicional, el realizado enteramente conentramado vegetal, se distinguen cla-ramente dos partes: el esqueleto y elmonte. El esqueleto portante est for-mado por los pies y los travesaos, abase de ramas de encina (Quercusilex), al igual que la cama o lecho y lacantarera. La unin de los pies, se-leccionados entre las ramas con cier-ta curvatura, se realiza en la partesuperior, adoptando entonces la for-ma cnica tpica del chozo del pastor,lo que facilita que escurra mejor elLmina I. Vista del esqueleto del chozo durante su construccin333Villaralto. Museo del Pastoragua de lluvia, a la vez que ofrecetambin menor resistencia a los vien-tos (Lmina I).El monte, o revestimiento vegetaldel chozo, est hecho, en este caso,por manojos de enea o anea (Typhalatifolia), en lugar de paja de rastrojo(trigo o centeno), cosido mediantecordel trenzado de juncia (CyperusLongus), usando para ello grandesagujas de palo (Lmina II)Previamente la juncia ha necesi-tado un tratamiento para facilitar sumanipulacin y hacerla perdurable. Setrata de una planta herbcea que cre-ce al borde de los ros, y que tras cor-tarla es preciso someterla a un pro-ceso de secado durante varios das.Posteriormente el manojo que se vaa trenzar, para convertirlo en cordn,se sumerge en agua durante algunosminutos con el fin de hacer que susfibras sean ms flexibles y fciles detrenzar (Lmina III).Alrededor del monte se hace des-pus un cosido de palos para refor-zar la estructura del chozo. El suelodel interior del chozo poda ser de tie-rra apisonada, aunque en invierno setapizaba con paja o pasto seco comoaislamiento de la humedad, pero sinllegar al centro de la candela. Lacama, lecho o camastro se situaba alfondo, construido con palos se forra-ba despus con enea u otras fibrasvegetales, colocando encima un jer-gn relleno de paja, sbanas en elmejor de los casos y una o dos man-tas para combatir el fro del invierno.A otro lado se construa la cantarera,tambin de palos, en cuyos huecosencaban los cntaros para el aguapotable y otros recipientes cermicosnecesarios para la subsistencia de lavida pastoril.Lmina II: ngel Gmez, constructor del cho-zo, nos muestras las agujas de palo usadaspara el cosido del monte.Lmina III. Momento en que ngel Gmez re-moja la juncia para hacerla ms flexible.334Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de CrdobaPor ltimo, para evitar la entradadel agua de lluvia por el suelo se re-mataba el borde exterior del chozocon tierra apelmazada, practicando uncanalillo o regola alrededor para re-conducir el agua lejos del chozo. Loschozos generalmente se construanen la ladera que mira al naciente, conla puerta tambin hacia el Este paraprotegerse de los vientos predominan-tes y aprovechando cierta inclinacinpara evitar encharcamientos por elagua de lluvia.Durante el invierno y otros perio-dos de clima fro se practicaba en elcentro del chozo, sobre una losa pla-na, la lumbre, candela o el hogar paracalentarse, recogida con piedras enforma de crculo, que a su vez ser-van para sostener el puchero. Al noexistir salida de humo se lograba deforma natural la desinsectacin delchozo, aunque por otro lado esto pro-vocase el olor permanente a humo delropaje de los pastores. A veces esteproblema era solucionado con inge-nio, as algunos pastores practicabanen la parte superior del chozo unaespecie de chimenea sirvindose deuna lata redonda y alargada.En el verano la candela se hacafuera, algo retirado del chozo, paraevitar que con las pavesas se incen-diase. En esa candela u hogar exte-rior el caldero penda de una cadenaanclada a la unin de tres hierros amodo de trpode. Este modelo de can-dela exterior reciba el nombre dehogarn. Cerca se armaba elperalbillo, estructura de ramaje ge-neralmente de encina, que serva pararecoger en alto los utensilios metli-cos y pesados de cocina, tales conlas trbedes, las sartenes, paletas deguisar, calderos, etc.Cuando el chozo se construa condimensiones superiores a las norma-les la instalacin de un poste en elcentro permita dar firmeza a la es-tructura, a la vez que la amplitud deespacio facilitaba componer ms ca-mas para los dems miembros de lafamilia.Frente al chozo principal se hacala rosquera (pequeo chozo dondese guardaba la ropa elegante de ves-tir y evitar as su olor a humo). Otrasrosqueras podran dar cobijo al perroo tambin a las gallinas. En ocasio-nes se construyeron rosqueras, porpiezas desmontables, para cobijarselos pastores durante los periodos dela trashumancia (Lmina IV).Lmina IV. Modelo de rosquera construida conpaja por Atilano Fernndez.335Villaralto. Museo del PastorLos pastores hacan su vida en elchozo, mientras los dueos del gana-do, los amos, vivan en el Cortijo. Sehabitaba todo el ao, y al pueblo seiba slo en feria, durante 3 4 das,debiendo buscarse el pastor otro hom-bre, tal vez de otro pueblo, que cuida-se de las ovejas.El ajuar domstico que cobijaba elchozo era muy sencillo, un candil parailuminarse, unas ollas de barro, el cn-taro, una sartn, dornillos, cucharasde palo y poco ms. El pan se hacaen el horno del cortijo de los amos.Tambin se alimentaban de los pro-ductos que daba la huerta, situadajunto a un arroyo o al lado de un pozo(tomates, pimientos, berenjenas, pa-tatas, etc.) Los garbanzos los daba elamo, de sus sembrados, y eran paratodo el ao, as como la harina. Ladieta alimenticia se completaba conla caza de animales, conejos y liebrescon los cepos, zorzales y otros pja-ros con las perchas o trampas.Con el paso del tiempo, y desdenuestra perspectiva actual, el modode vida pastoril, aunque ahora se pue-da pensar en algo parecido a una vidaecolgica, natural, idlica o buclica,ha sido hasta hace unas dcadas unavida caracterizada por su extremadureza y sobre todo con un profundodesarraigo familiar.Bibliografa- DEL RO, M. (1928): Vida Pasto-ril. Soria.- MORENO VALERO, M (2001): Lavida tradicional en los Pedroches.Crdoba.- MARTN GALINDO, Jos Luis(2006): Los chozos extremeos: re-ferente histrico y recurso socio-cul-tural para el futuro. Revista de estu-dios extremeos. Vol. 62, n 2, pp.839-890.- VELLOSILLO, M (1988): Castillamerinera: Las caadas reales a tra-vs de su toponimia. Madrid.Asociaciones yColaboraciones339Entre los objetos ms conspicuosy representativos de la actividad delser humano en el mundo, est la mo-neda. Esta afirmacin puede pareceruna obviedad y tal vez lo sea, pero esla que nos va a permitir introducirnosen el tema concreto que trataremosde presentar.Como tal exponente de la activi-dad humana, la moneda goza de granimportancia y estima en los fondos delos Museos que presentan al pblicoel aspecto histrico y arqueolgico delas diferentes colectividades. Y esnatural que as sea, pues la moneda,adems del valor que como pieza decambio puede tener, posee tambinEl papel moneda,pieza de museoSantiago Cano Lpezun valor intrnseco al ser, en muchasocasiones, acuada en un metal pre-cioso, oro, plata y hasta platino, casoque lleg a darse en la Rusia zarista.Pero la moneda de la que se va atratar aqu no tiene valor intrnseco al-guno, pues no es de un metal ms omenos valioso, sino de papel. Sinembargo el papel moneda y la mone-da de papel, que ambas acepcionestiene la expresin inglesa papermoney, tienen un valor histrico, ar-tstico en muchas ocasiones y, actual-mente, coleccionstico y como tal, eco-nmico, sometido a la ley de la ofertay la demanda.De ah su inters como objetomuseable, dado su carcter de mues-tra de la actividad humana, as comoSello de Correos ruso de 1913 habilitadopara circular como papel moneda. La leyendadel reverso indica que este sello equivale asu valor facial en moneda de plataPeseta de la Espaa Republicana340Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobade las transformaciones de las socie-dades, que, como todo objeto arqueo-lgico, posee.Se nos permitir una pequea his-toria de estas piezas, a nuestro pare-cer no menos merecedoras de inte-rs que sus antecesoras de metal.Hay que hacer necesariamente unadistincin entre las dos acepciones yaindicadas de la expresin papermoney: el papel moneda y la monedade papel.Veamos, siquiera seasomeramente, la primera.Papel moneda es todo aquel do-cumento de papel que equivale a unacantidad de dinero y aqu viene acuento aquello de que oro es lo queoro vale. Este tipo de papel valioso,se viene utilizando desde hace mu-cho tiempo.Ya en la Biblia en el libro de Tobas,( IV, 2-3) se hace mencin de un re-cibo con el que Tobas hijo recibiraun dinero que un tal Gabael deba asu padre, documento que vala la can-tidad indicada en l. Siento decepcio-nar aqu a los que atribuyen tan altoorigen a estos objetos, pero, con todaseguridad, aquel recibo no era depapel, lo que igualmente suceder atodos aquellos documentos anterioresa la aparicin del papel. Tal vez fue-ran de pergamino, de cuero, de ma-dera, de tela y hasta de papiro egip-cio. Quin sabe?Dicen que las inventoras del pa-pel fueron las avispas y que los chi-nos, muy observadores, consiguieronimitar el proceso, haciendo pasta demadera, de paja de arroz y de otrasmaterias, y fabricando pliegos de pa-pel. De China lo importaban los ra-bes y lo llamaban kayid. En 751, enSamarcanda, cayeron en manos delejrcito musulmn unos prisionerosque saban fabricar papel. Desdeentonces, los rabes aprendieron afabricarlo por s mismos. En tiempodel gran Califa Harum al Raschid, sefabricaba papel en Bagdad, (AyBagdad!), en el llamado patio de laseda.Del Imperio Musulmn el papelpas a Marruecos, Espaa y Sicilia yya en 1142, en la corte de Alfonso VIIde Castilla haba libros escritos no enpergamino, sino en papel, y, segn IbnBillete del Consejo de Asturias y Len.Moneda RegionalBillete del pueblo cordobs de Conquista, devalor exclusivamente local, como claramentese indica. Falta la firma del Interventor, lo queprobablemente no invalidara su curso341El papel moneda, pieza de museoJaldn, haba ya fbricas de papel enSevilla, luego en Jtiva y despus enToledo y el papel se fue extendiendohasta conseguir la importancia quehasta hoy ha venido teniendo en todoel mundo.El papel moneda del que, a partirde este tiempo, puede tenerse refe-rencia, puede ser ya claramente defi-nido por esta expresin.En la Espaa medieval existieronlos juros. Estos juros eran partici-paciones en las rentas de la coronaque se daban a particulares comopago por servicios prestados en laguerra, ya en tiempos de Alfonso VIII.Isabel la Catlica regulariz los juros.Eran documentos que rentaban el10% anual sobre la cantidad presta-da a los Reyes para la guerra. (El in-ventor de las actuales Letras del Te-soro, pensara tal vez que inventa-ba algo?). Al morir la Reina, aunquedej dicho en su testamento que nose descuidaran los juros, aunquepara pagarlos hubieran de venderselas joyas de su corona, stos sedesprestigiaron al no ser pagadoscomo era de justicia.Carlos I hizo nuevos juros y losgrav con impuesto y, en su poca,los juros llegaron a valer un 15% desu valor, digna muestra de la desas-trosa economa de los Austrias. Car-los III dividi los juros en dos cla-ses: con privilegio y sin privilegio. Losprivilegiados eran los que tenan lasfundaciones piadosas, el Clero, la No-bleza, la Inquisicin, los Jesutasyadems de no pagar impuestos, ren-taban doble. Los no privilegiados,como siempre, eran los del resto dela gente, que, adems de rentar uninters normal, estaban sujetos a des-cuentos y gravmenes. Otra curiosamuestra de la economa de este pasen aquellos momentos. Este mismorey cre los llamados vales, que ter-minaron desprestigiados despus.Los juros y vales llegaron conel tiempo a convertirse en los conoci-dos como Ttulos de la Deuda Pbli-ca.No slo el Estado emiti documen-tos como los citados, sino que las ca-sas comerciales y hasta los particula-res hicieron obligaciones escritas depago, naciendo as el pagar y la le-tra de cambio.Todos estos documentos, juros,Billete de una peseta de 1948Papel moneda emitido por un Instituto deEmisiones para tres Estados342Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobavales, Ttulos de la Deuda, pagars,letras y otros como las acciones, loscheques, el papel timbrado, los tim-bres mviles o plizas, y los sellos deCorreos, son papeles que han tenidoy tienen un valor monetario que cual-quier otro papel no posee, de dondesu importancia como documentos deinters en los fondos de cualquierMuseo. Esto es algo innegable y se-ra lastimoso que, por desconocimien-to del tema, se perdiera la ocasin deconseguir los ejemplares que la suer-te ponga a nuestra mano, por lo queno est de ms, creemos, esta infor-macin, aunque no todo lo amplia queel tema merece sobre los mismos.La segunda acepcin de papermoney es la moneda de papel. Pon-gamos algo de Historia.Los primeros en utilizar la mone-da de papel son, como es obvio, losinventores de este material: los chi-nos. Ya en el siglo IX circulaban enchina los billetes como medio de cam-bio. Marco Polo trae a Occidente no-ticia de esta moneda de papel. El granKubilai, (Shizu), encontr, al conquis-tar China, el uso de un tipo de bonos,tchao, a los que se daba el valor deun lingote de plata. Este gran empe-rador hizo general su prctica. El mu-sulmn Zayid, su ministro de Hacien-da, mantuvo las emisiones de billetesdentro de lmites razonables, perodespus de ste, el tchao decay.En Europa el papel moneda apa-rece en Francia, en la minora de edadde Luis XV. John Law, escocs, res-paldado por el Estado, abre en Parsun banco que emite moneda de pa-pel. La experiencia fuesoberanamente ruinosa.Aos despus, la Revolucin emi-te un papel moneda muy curioso: losasignados, (asignats), sobre los bie-nes llamados nacionales y en 1790 laAsamblea Constituyente hizo que losasignados tuvieran curso legal obliga-torio como moneda nacional.Poco a poco la idea de John Lawse fue imponiendo en Europa y Am-rica y los Gobiernos comenzaron aemitir moneda de papel.En Espaa el papel moneda em-pieza con emisiones del Banco Na-cional de San Carlos patrocinadas porel gobierno en 1782.En 1829 este banco fue sustituidopor el Banco Espaol de San Fernan-do y en 1844 por el Banco de IsabelII. El Banco de Espaa fue estableci-Moneda de guerra. Billete de 10 pesos delGobierno Japons en FilipinasBillete yugoslavo de 1990. Yugoslavia ya noexiste como nacin343El papel moneda, pieza de museodo en enero de 1856 y empez aemitir billetes con este nombre. Losprimeros billetes que aparecen encatlogos llevan la fecha de 1874.La gran cantidad de curiosidadesque presenta esta moneda de papel,adems de acrecentar su interscomo documentos histricos, haceparticularmente apasionante su estu-dio y su coleccionismo. Cuando en lasguerras, por ejemplo, era sitiada unaciudad, los bienes y servicios se ad-quiran pr medio de un tipo de mone-da que recibe el nombre de monedaobsidional, moneda de asedio, y quehizo tanto de metal como de papel.Hubo tambin la llamada mone-da militar que tena valor en los terri-torios ocupados de una nacin por unejrcito extranjero. En la II GuerraMundial, todos los pases beligeran-tes hicieron uso de esta moneda. En1942 los Estados Unidos emitieron elllamado dlar de invasin para usoen frica del Norte y en Italia. Serade desear que no emitieran ahora undlar de invasin en Iraq.Dentro de este tipo de curiosida-des de la moneda de papel, podra-mos citar el uso de sellos de correossin obliterar como billetes de banco.En Espaa se adheran a una cartu-lina que facilitaba su conservacin.Existe una emisin en Rusiaprerrevolucionaria en la que los se-llos de correos llevan en el dorso unaleyenda en la que se dice que el ejem-plar vale en moneda de plata lo queen su valor facial se indica.Particularsima importancia tiene laemisin de moneda local en tiempode guerra. En la Espaa del 36-39emitieron moneda con valor exclusi-vamente local. Junto a ella se da laexistencia de vales o bonos, de unvalor ms que notable como docu-mento histrico y coleccionstico, quevala por cualquier bien o servicio deprimera necesidad, leche, pan o pordinero. En ocasiones eran hechos amano. Fueron muy abundantes, peroquienes los emitieron y los maneja-ron no ganaron la guerra y estos do-cumentos fueron hechos despareceren su mayora. Hay uno de estos va-les emitido en un pueblo de Almera,enternecedor a nuestro parecer, conla siguiente leyenda: La panadera deFlix Gonzlez abonar al portadorCuatro Panes Rubios. De estos va-les que venimos presentando hay unamuy interesante coleccin en un Mu-seo de Pozoblanco que en cierta oca-sin, unos amigos tuvieron la amabi-Billete de la Repblica Checa que hasta hacepoco formaba parte de ChecoslovaquiaBillete de Rusia, ya no Sovitica344Boletn de la Asociacin Provincial de Museos Locales de Crdobalidad de mostrarnos.En lo que respecta a billetes, lle-vamos aos buscando un ejemplaremitido en Porcuna con la siguienteleyenda:El Frente Popular responde alvalor de esta peseta con los bienesque posee y los que piensa incau-tar. De la existencia de esta pesetame informaron hace aos en ese pue-blo alguien que deca haberla tenidoen la mano, pero que tuvo que des-truir por miedo a que los vencedoresse la encontraran encima, algo queresulta fcil de comprender.Para la Recuperacin de la Memo-ria Histrica sera un documento ex-cepcional. Tal vez quede algn ejem-plar escondido en alguna parte, es-perando para ver la luz, como ha su-cedido frecuentemente con muchsi-mos documentos.K. Graeber, en su bien documen-tada obra Paper Money on the 20thCentury,Local Paper Money duringSpanish Civil War, no trae referenciaalguna a esta peseta, aunque s traereproducido un billete de dos pesetasemitido por el Frente Popular de Por-cuna con fecha de Septiembre de1936.Como creemos haber explicitadoadecuadamente, la importancia e in-ters de la moneda de papel y delpapel moneda, no son algo desde-able, antes al contrario, se trata depiezas eminentemente valiosas en elcontexto de la Cultura y de la Histo-ria, tanto si consideramos las nacio-nales como si tenemos en cuenta lasde otros pases.El dinero de plstico, tarjetas, noes ya dinero, sino crdito, que no estransmisible de mano en mano comola moneda o los billetes. Funciona demodo electrnico y acabar hacien-do desaparecer el dinero circulante.Ahora es momento de recoger to-das estas muestras de la actividadeconmica del Hombre, la ms uni-versal, la ms favorecedora del inter-cambio no slo de objetos sino deideas.El mundo se mueve por la econo-ma, dice Marx, y la muestra de todomovimiento econmico es, hoy porhoy, el dinero, de metal y de papel. Sinuestros errores no nos hacen volveral trueque de cosa por cosa de la Pre-historia, el empleo de los crditos hardesaparecer el dinero Es el momentode ir recogiendo, estudiando, docu-mentando y presentando piezas deBillete de la Repblica ChinaBillete de la Repblica Popular China345El papel moneda, pieza de museoeste tipo. Dentro de poco, ya hastalos taxis se pagan con tarjeta, lasmonedas y los billetes caern en elrecuerdo de lo que fue y ya no es. Hayque pensar, lo decimos a riesgo deparecer reiterativos, en conseguir lamayor cantidad posible de este ma-terial tan museable como cualquierotro, de ir consiguiendo cuantos ejem-plares se puedan de papel moneda,tanto nacionales como extranjeros,que enriquecern los fondos de nues-tros museos con piezas de gran valorhistrico y arqueolgico.BibliografaAguado Bleye, P. Manual de Historia de Espaa. Madrid, 1974Palacio Atard, V. Manual de Historia Universal. Madrid, 1970Comellas, J.L. Historia de Espaa Moderna y ContemporneaMadrid, 1967Grousset, R. Historia de China. Barcelona, l958Ceinos, P. Historia breve de China Madrid 2003Graeber K. Paper Money on 20th Century. International Bank NoteSociety, 1978Shafer, N.- Cuhas,. World paper money .USA, 2003347Publicacin de artculos(Normas para la presentacin de originales)1) Los originales debern componerse a doble espacio, en formato DIN A4,con 32 lneas de 70 espacios cada una, siendo la extensin mxima de 20pginas de texto (ilustraciones incluidas). Se ruega la presentacin de origina-les en doble copia: impresa en papel y en disquette, en el que se habr em-pleado un procesador de textos de uso generalizado.2) Las notas se reservarn a cuestiones crticas y sern incorporadas al finaldel texto o a pie de pgina si el programa utilizado lo permite. La lista biblio-grfica vendr al final del texto y se ordenar alfabticamente por el primerapellido del autor. Si un autor rene varias obras se ordenarn de acuerdo asu fecha de publicacin, de la ms antigua a la ms moderna, distinguindosecon letras minsculas cuando coincidan en ao. Los criterios sern los si-guientes:- libros: autor (maysculas), ao de edicin (entre parntesis): ttulo de laobra (cursiva), lugar de edicin. Ejemplo: CORTIJO, M. L. (1990): El muni-cipio romano de Ulia (Montemayor-Crdoba). Crdoba.- Artculo en revistas: autor (maysculas), ao de edicin (entre parntesis):ttulo del artculo (entre comillas), nombre de la revista (cursiva), nmero dela revista, pginas. Ejemplo: MOLINA, A. (1999): Una revisin del arte es-quemtico de las Sierras Subbticas Cordobesas: El Abrigo de losCangilones (Luque). Antiqvitas, 10, pgs. 25-30.3) Las citas bibliogrficas, intercaladas en el texto, se harn con el orden y lascaractersticas siguientes: (APELLIDO DEL AUTOR, ao de edicin: n depginas que se citan). Ejemplo: (MOLINA, 1999: 27-28).