Boletín # 03 del Movimiento por el Poder Popular

  • Published on
    03-Apr-2016

  • View
    214

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

Transcript

  • MOVIMIENTO POR EL PODER POPULARBOLETIN - 03AO 2014

  • PAG.3-EDITORIAL: POR UNA CORRIENTE DE IZQUIERDAS PARA LA TRANSFORMACIN DEL PER.

    PAG.5-ANLISIS DEL MENSAJE DE HUMALA DE 28 DE JULIO (JUAN ASTE)

    PAG.7-VOTAR POR SUSANA (VERNIKA FERRARI)PAG.9-REFORMA DE LA SALUD Y LA HUELGA MDICA.

    (CSAR VELAZCO)

    PAG.12-CARTA POR LA UNIDAD Y LA RENOVACIN EN EL FRENTE AMPLIO (PUBLICADA EL 05 DE JUNIO DE 2014 Y FIRMADA POR VARIOS Y

    VARIAS MILITANTES DEL FRENTE AMPLIO)

    PAG.13-LUMPEN POLITICA (JORGE MILLONES)PAG.15-EL ALCALDE, EL BOOM INMOBILIARIO, LA

    DESTRUCCIN DEL PATRIMONIO Y EL SUMIDERO. POLTICA TERRITORIAL DEL

    ALCALDE #HERESI ANTES DE CANDIDATEAR POR #LIMA (FRANCISCO ANDA)

    PAG.25-EL PAQUETAZO DE CASTILLA: RGIMEN DE EXCEPCIN NEOLIBERAL PARA EL CONTROL Y APROPIACIN DE RECURSOS Y

    TERRITORIOS. (ALVARO CAMPANA)

    PAG.27-LA INTEGRACIN DE NUESTRA AMRICA, EST EN NUESTRO HORIZONTE Y ES NUESTRO CAMINO(1) (NURY

    GARCA)

    PAG.29-SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO DE PALESTINA (1) (NURY GC)

    PAG.31-SOBRE LA SISTEMATIZACIN PARTICIPATIVA DE EXPERIENCIAS Y LAS ARTES RADICALES (JUANCA)

    INDICE

  • Boletn 3

    En octubre del ao pa-sado se realiz nuestra penltima Asamblea Ple-naria y fue un evento en el que logramos delinear nues-tras primeras ideas comparti-das sobre el poder popular, sobre el contexto poltico en el que nos desenvolvemos, as como trazamos algunas orientaciones para construir una alternativa transformado-ra de izquierdas. Con nuestra ultima Asamblea Plenaria llevada a cabo en julio de este ao, buscamos afinar sobre la base de las ex-periencias vividas esas orien-taciones adems de renovar nuestra coordinacin polti-ca. En esta nueva asamblea surgieron grosso modo tres orientaciones: Una primera es la necesidad de construir una corriente de izquierdas transformadora para el pas; una segunda que apunta a territorializar nuestras expe-riencias de poder popular; y, finalmente, una tercera que busca afirmar nuestra iden-tidad, la construccin de un

    lenguaje comn y avanzar en una reflexin ms estratgica desde la formacin/reflexin poltica sobre el poder popular desde nuestras propias experiencias.Con la presente edicin, que es tambin la del relanzamiento de nuestro boletn virtual, queremos dar cuenta de una de estas orientaciones teniendo en cuenta sus desarrollos y ava-tares, planteando que no son parte de un ejercicio esotrico, sino de nuestros esfuerzos por intervenir en nuestra realidad, dialogarla, transformarla, disputarla. Empecemos entonces con lo que denominamos la construccin de una corriente de izquierdas transformadora para el pas. Esta discusin

    tiene ya un tiempo y se desarroll en el marco del proceso en que se plante la necesidad de unificar a las izquierdas, ex-presndose en la conformacin de la Confluencia por Lima y la fundacin del Frente Amplio, experiencias de las que hemos sido parte.Son varias las intuiciones que no han guiado, entre ellas la constatacin de la insuficiente masa crtica para forjar un proyecto de izquierdas, es decir, tras la derrota de las iz-quierdas en el pas, an estn pendientes los esfuerzos por construir organizacin poltica nacional, la elaboracin de una perspectiva que permita la disputa del sentido comn hoy hegemonizada por el discurso neoliberal, pero tambin ser parte de las resistencias que se han desplegado en los ltimos aos y que no han logrado poner en cuestin el poder econ-mico y poltico, debido entre otras cosas a su dispersin. La

    PRESENTACIN: PODER POPULAR EN MOVIMIENTO: POR UNA CORRIENTE DE IZQUIERDAS PARA LA TRANSFORMACIN DEL PER.

    la necesidad de construir una corriente de izquierdas transformadora para el pas

  • Boletn 4

    unidad tiene en este contexto sentido para reagrupar lo que hay y avanzar en un proceso de construccin social, polti-ca y cultural que permita cam-biar la correlacin de fuerzas en el pas y que sea capaz de expresar la complejidad y di-versidad del mismo.Sin embargo, era evidente que este esfuerzo estara atra-vesado por dos problem-ticas: una relacionada con diferencias ideolgicas, pro-gramticas y hasta estratgi-cas inevitables entre diversas corrientes o agrupamientos sobrevivientes de las dcadas pasadas y de los agrupamien-tos portadores de las nuevas perspectivas que surgieron tras la cada del muro de Ber-ln y la imposicin del Con-senso de Washington. Pero, adems de esto, tambin pro-cesos ms profundos que tie-nen que ver con el fin de un ciclo poltico, el fin de una cul-tura poltica que al margen de las diferencias ideolgicas, programticas o estratgicas

    son parte del recorrido vital de una generacin en sus vir-tudes y defectos.Si bien es cierto es necesa-rio rescatar las experiencias del pasado, tender puentes a otras generaciones y reco-nocer que est pendiente una nueva sntesis poltica que sea la base de un nuevo pro-yecto de izquierdas, es ob-vio que despus de lo vivido en las experiencias frentistas mencionadas, la forja de ese nuevo proyecto tambin ser resultado de una disputa pol-tica y generacional. Es en ese sentido que considerando en-riquecedora la diversidad y el dilogo, tambin lo es la con-frontacin de ideas y prcti-cas. La forja de una corriente desde el poder popular que contenga y reivindique una nueva radicalidad poltica con una perspectiva anticapi-talista (socialista), antipatriar-cal (feminista), anticolonial (intercultural), antimperialista (nuestroamericana y alterglo-balizadora); una cultura polti-

    ca radicalmente democrtica ligada al movimiento social y que apunta a la ruptura de la hegemona poltica, social y cultural instalada en el pas es una necesidad.Corriente y no organizacin porque somos conscientes que al margen de las organizacio-nes polticas o sociales en las que muchos y muchas mili-tamos, , buscamos trascen-derlas, pues existen muchas mujeres y hombres organiza-d@s y no organizad@s que comparten las intuiciones es-tratgicas y polticas aludidas y que pueden expresarse en una corriente de renovacin y apuesta por la construccin de un nuevo derrotero histri-co, de un proyecto de largo aliento destinado a transfor-mar estructuralmente el pas y no slo a ganar elecciones, o persistir en una poltica tes-timonial de pequeas sectas con sus respectivos caudillos.El cmo construir esta corrien-te, as como la manera en que lograremos forjar un proyecto de izquierdas de mayoras para el pas sigue siendo par-te de las discusiones y expe-rimentaciones de nuestra mi-litancia, y un camino abierto de aprendizajes que hemos decido emprender.

    tras la derrota de las izquierdas en el pas, an estn pendientes los esfuerzos por construir organizacin poltica nacional, la elaboracin de una perspectiva que permita la disputa del sentido comn hoy hegemonizada por el discurso neoliberal

  • Boletn 5

    La recentralizacin de las decisiones y los recursos pblicos en alianza con el sector privado en los sectores educacin, salud y seguridad y orden interno as como en infraestructura ha sido la es-trategia sealada para 2014-2016, para lo cual no solo complement las medidas que hoy salieron en El Perua-no (para no darnos lugar a los comentarios del caso) sino que manifest que enviar proyectos de ley al Congreso para modificar el proceso de descentralizacin, garantizar la rendicin de cuentas de los gobiernos regionales y loca-les y mejorar la distribucin del canon minero.Entre los proyectos de refor-ma poltica que enviar al Congreso estn los referidos a la democracia interna de los partidos, la renunciabili-dad de los congresistas a su fuero, la imprescriptibilidad de los delitos de corrupcin y el transfuguismo (en clara alu-sin a los que se han ido de Gana Per).Para que la poblacin respal-de la estrategia, el discurso

    EDITORIAL:

    COYUNTURA POLTICA.ANLISIS DEL MENSAJE DE HUMALA DE 28 DE JULIO Juan Aste

    estuvo orientado a destacar lo que har (nuevos compromi-sos) en los sectores que a la gente ms le interesan, es decir, educacin, salud y en seguridad y orden interno as como a reforzar la mayor inversin en obras de infraestructura (19 mil millones de dlares), los programas sociales y mencio-n los proyectos comprometidos y garantizados como el ga-soducto sur peruano, la refinera de Talara y el Aeropuerto de Chinchero. Est bien la obligacin del ingls y el quechua u otros idioma para integracin econmica, social y cultural del pas mediante mecanismos interculturales?Dada la desaceleracin de la economa, el discurso ha des-tacado la utilizacin del mecanismo de obras por impuestos ya no solo para el uso del canon y otros fondos regionales

    sino para ser utilizados en proyectos de educacin, salud y seguridad y orden interno, trasladando la responsabilidad de la ejecucin de dichos proyectos al sector privado con ms recursos (lase transnacionales y algunos grupos privados nacionales) lo cual no solo evidencia la incapacidad de la gestin pblica en sus 3 niveles sino un conflicto de intereses cuando el Estado deba vigilar y sancionar a algunas empre-sas que incumplen la ley afectando a las poblaciones locales y a los propios gobiernos regionales y locales.Se ha sealado provocadoramente al proyecto cuprfero Ta

    para facilitar las inversiones, ha sealado la eliminacin de la doble tributacin sin explicarla y ha dicho que se acaba de publicar la medida que aumenta del 5% al 20% la tasa de depreciacin para promover la construccin

  • Boletn 6

    Mara entre los que aumenta-rn la produccin minera, sin embargo, este proyecto ha sido rechazado por la mayo-ra de la poblacin del valle del Tambo (Arequipa) que en una consulta vecinal no acepta el riesgo del proyecto Ta Mara y por el contrario, se reafirma en una opcin agroindustrial y ecoturstica.En materia de las nuevas medidas para facilitar las in-versiones, ha sealado la eli-minacin de la doble tributa-

    cin sin explicarla y ha dicho que se acaba de publicar la medida que aumenta del 5% al 20% la tasa de deprecia-cin para promover la cons-truccin de ms viviendas urbanas al otorgar un mayor excedente por esta va. Si esto se une a lo que seala la Ley 30230 (paquetazo ambiental y otras medidas) que no habr EIA para las construcciones de las inmobi-liarias, entonces aumentarn los problemas ambientales y

    sociales en las ciudades.La privatizacin en las empre-sas elctricas pblicas qued explicitada cuando se dijo que se incorporar la inver-sin privada en ellas. No se refiri al fortalecimien-to de la institucionalidad am-biental ni a la COP20 sien-do el Per pas anfitrin en diciembre. Tampoco que el Per es el primer productor de cocana en el mundo.COMENTARIO ADICIONALTampoco dijo que se har

  • Boletn 7

    con la pequea agricultura, particularmente andina, que no puede acceder al crdito y no es respaldada con me-didas para elevar su produc-tividad con asesora tcnica y reducir su costo y los riesgos as como tampoco dijo que se ha previsto hacer frente a la informalidad creciente por-que la diversificacin produc-tiva es an un plan de largo plazo que el ministro de la produccin dice que en 15 aos el ingreso per cpita del Per aumentar a nive-

    les de pases desarrollados. Estamos a 7 aos del bicen-tenario de la independencia y seguimos concentrados en minera como eje central de la economa.La poltica de seguridad fue explicada detallando lo que est haciendo Urresti, pero ello no es propiamente una poltica nacional de se-guridad implementada des-de un Consejo Nacional de Seguridad articulado con la participacin de los diferen-tes niveles de gobierno y las

    VOTAR PORSUSANA Vernika Ferrari

    no se reelegira.Ya habamos sido testigos an-tes de lo que era capaz Fuer-za Social en los contextos electorales, en el presidencial pasado boicoteando a la iz-quierda (y perdiendo su ins-cripcin); en las elecciones municipales, la unificacin y el frgil equilibrio de los par-tidos de izquierda que luego fueron desapareciendo uno tras otro del gobierno munici-pal cuando se gan; despus nuevamente la unificacin de

    las fuerzas de izquierda con-tra la revocatoria, la alianza municipal con la derecha y la salida de los ms importantes regidores. A pesar de que to-das estas experiencias debe-ran generar lecciones apren-didas, sobre el accionar de determinados partidos y lide-razgos, parece que el actuar coyuntural, la poca capaci-dad de ver un horizonte en el que la izquierda sea realmen-te una opcin fuerte e intere-sante y las ambiciones perso-

    El proceso para conso-lidar una candidatura desde las izquierdas no pudo llevarse adelante. Era evidente que Susana Villa-rn no generaba el consenso dentro de las izquierdas para tenerla como candidata del Frente Amplio.Era evidente tambin que ella quera reelegirse y no le im-portaba mucho si era con la izquierda, la centroizquierda o la derecha liberal, a pesar de que haba anunciado que

    organizaciones sociales de las regiones. Parece que a raz de los actos de corrup-cin perseguidos solo fuera del Ejecutivo, se ha decidido recentralizar tareas y recur-sos generalizando como si todos los gobiernos regiona-les y locales fueran corruptos, dejando tambin de lado la participacin ciudadana. Y la consulta previa y el plan nacional de derechos huma-nos?

  • Boletn 8

    nales, hacen parecer que no se ha aprendido nada o se ha aprendido a hacer la po-ltica de siempre, esa que no piensa en lo colectivo y en las prcticas democrticas, cuan-do son algunas individualida-des u organizaciones las que se imponen, y se vuelven a re-petir las mismas prcticas ya viciadas de la alternativa ni-ca, debilitando la posibilidad del recambio generacional, pero sobre todo del recambio de estas prcticas que solo erosionan la ya dbil confor-macin de la izquierda en su utpica bsqueda de unidad.Vindolo as, las coordina-ciones del Frente Amplio eran ms un ejercicio de vida poltica que una verdadera prctica de democracia y coherencia dentro de los par-tidos que lo conforman. Los dados ya estaban lanzados y solo haba que esperar al que dinamitara el espacio. La alianza con Per Posible lo hizo posible, la utilizacin de Dilogo Vecinal (alguien lo conoca?) lo hizo visible. Y el Frente Amplio de izquierda se encuentra otra vez agoni-zante.Cuntos votos pensaba su-mar Susana a una candida-tura ya dbil alindose con Per Posible, un partido en la cuerda floja gracias a la banalidad de su lder? Pilar

    Freitas no fue la destituida de-fensora del pueblo que cay

    en esa gesta llamada Toma la Calle, que desbanc tam-bin a un corrupto Tribunal Constitucional? Era realmen-te tan imprescindible la figu-ra de Susana Villarn para que nuevamente candidatee? Esa labor no la poda hacer ningn lder joven de izquier-da? No haba nadie prepa-rado que sacara adelante y continuara con las grandes reformas que estamos viendo actualmente? Le importaba tan poco a Villarn el Fren-te Amplio, la izquierda, sus ideales, para debilitarlo de esa forma y dejarnos nue-vamente sin referentes de iz-

    quierda? Porque nadie podr decir que esta candidatura es

    la de la izquierda o es un in-tento de empujar una izquier-da moderna.La izquierda no est presen-te esta vez en las elecciones municipales y frente a Casta-eda, Heresi y Cornejo, nue-vamente nos vemos forzados, todos los que esperbamos ms de la gestin de Susana Villarn, y de la izquierda, a...