6. De lo bello a lo siniestro y viceversa

  • Published on
    22-Feb-2016

  • View
    46

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

6. De lo bello a lo siniestro y viceversa. Lo bello y lo siniestro segn Eugenio Tras. El captulo dedicado a explicar las categoras estticas de lo bello y lo sublime y lo siniestro. Lectura del cuento de Hoffman "El arenero. - PowerPoint PPT Presentation

Transcript

<ul><li><p>6. De lo bello a lo siniestro y viceversa</p></li><li><p>Lo bello y lo siniestro segn Eugenio TrasEl captulo dedicado a explicar las categoras estticas de lo bello y lo sublime y lo siniestro.Lectura del cuento de Hoffman "El arenero.- El captulo dedicado al estudio de dos conocidos cuadros de Botticelli.- El captulo dedicado al anlisis de la obra de Hitchcok Vrtigo.Hay que ver la pelcula y compararla con el anlisis de Eugenio Tras.Se puede ampliar leyendo otro libro de Tras, Vrtigo y pasin. </p></li><li><p>Tesis fundamentalesEl libro se propone reflexionar sobre categoras estticas: lo bello, lo sublime, lo siniestro.Hiptesis fundamental: la sombra de lo bello (de la tradicin esttica griega) es lo siniestro (descubierta por el romanticismo y explicitada por Freud).En la historia de la sensibilidad, la categora va emergiendo paulatinamente: La historicidad del mbito esttico occidental ha caminado hacia el desvelamiento de lo siniestro.La esttica tiende a apropiarse de esa zona en sombra, de forma sistemtica y progresiva.Traspasar el lmite que Kant haba sealado a la representacin artstica:</p></li><li><p>Kant, Crtica del juicioEl arte bello muestra precisamente su excelencia en que describe como bellas cosas que en la naturaleza seran feas o desagradables. Las furias, las enfermedades, devastaciones de la guerra, etc., pueden ser descritas como males muy bellamente, y hasta representadas en cuadros; slo una clase de fealdad no puede ser representada conforme a la naturaleza sin echar por tierra toda satisfaccin esttica, por lo tanto, toda satisfaccin artstica, y es, a saber, la que despierta asco, pues como en esa extraa sensacin, que descansa en una pura figuracin fantstica, el objeto es representado como si, por decirlo as, nos apremiara para gustarlo, oponindonos nosotros a ello con violencia, la representacin del objeto por el arte no se distingue ya, en nuestra sensacin de la naturaleza, de ese objeto mismo, y entonces no puede ya ser tenida por bella</p></li></ul>

Recommended

View more >