1-2 de Pedro y Judas

  • Published on
    18-Jun-2015

  • View
    1.802

  • Download
    6

DESCRIPTION

Crditos: Eltropical

Transcript

2[p3]

COMENTARIOAL NUEVOTESTAMENTOpor SIMONJ.KISTEMAKER Exposicindelas EpstolasdePedroy delaEpstoladeJudas

1994

4[p5]

CONTENIDOAbreviaturas ExposicindelasEpstolasdePedro Introduccin: PrimeraEpstoladePedro Comentario: PrimeraEpstoladePedro 1. 2. 3. 4. 5. Introduccin (1:12), Salvacin (1:312) y Santidad, primeraparte (1:1325) Santidad, segundaparte (2:13), Eleccin (2:410) y Sumisin, primeraparte (2:1125) Sumisin, segundaparte (3:112) y Sufrimiento, primeraparte (3:1322) Sufrimiento, segundaparte (4:119) Conclusin, (5:114)

Introduccin: SegundaEpstoladePedro Comentario: SegundaEpstoladePedro 1. 2. 3. Introduccin (1:12), Promesas y Virtudes (1:311) y Revelacin divina (1:1221) Falsos maestros (2:122) El da del Seor (3:113) y Exhortaciones (3:1418)

ExposicindelaEpstoladeJudas Introduccin Comentario Bibliografa selecta

5[p7]

ABREVIATURASASV Bauer BdA BJer BS American Standard Version Walter Bauer, W.F. Arndt, F.W. Gingrich and F.W. Danker, AGreekEnglishLexiconoftheNew Testament, 2nd. ed. Biblia de las Amricas Biblia de Jerusaln BibliothecaSacra BiblicalTranslator BiblischeZeitschrift First Epistle of Clement

BibTrans BibZeit 1 Clem. ETD ExpT GNB Interp ISBE JB JBL JETS JTS KJV LCL LXX MLB Moffatt NAB NASB NBE

EvangelicalDictionaryofTheology ExpositoryTimes Good News Bible Interpretation TheInternationalStandardBibleEncyclopedia, ed. rev., editada por G.W. Bromiley, 1979. Jerusalem Bible JournalofBiblicalLiterature JournaloftheEvangelicalTheologicalSociety JournalofTheologicalStudies King James Version Loeb Classical Library edition Septuagint Modern Language Bible The Bible: Una Nueva Traduccin por James Moffatt New American Bible New American Standard Bible Nueva Biblia Espaola NederlandsTheologischTijdschrift Eberhard Nestle; Kurt Aland, rev.; NovumTestamentumGraece, 26th ed.

NedThT

[p8]Nes-Aland NIDNTT NTdT NVI

NewInternationalDictionaryofNewTestamentTheology Nuevo Testamento (auspiciado por la Comunidad de Taiz)

Nueva Versin Internacional

6NKJV NovT NTS Phillips RSV RV SB SEB New King James Version NovumTestamentum NewTestamentStudies The New Testament in Modern English Revised Standard Version Revised Version H. L. Strack and P. Billerbeck, KommentarzumNeuenTestamentausTalmudundMidrasch Simple English Bible SouthwestJournalofTheology

SWJournTheol Talmud TDNT Thayer TR TynB VRV WTJ ZNW ZPEB

The Babylonian Talmud TheologicalDictionaryoftheNewTestament Joseph H. Thayer, GreekEnglishLexiconoftheNewTestament

Textus Receptus: TheGreekNewTestamentAccordingtotheMajorityText TyndaleBulletin Versin Reina Valera, revisin 1960 WestminsterTheologicalJournal ZeitschriftfrdieNeutestamentlicheWissenschaft ZondervanPictorialEncyclopediaoftheBible

TalmudThe Babylonian Talmud

7[p9]

ExposicindelasEpstolasdePedro[p11] Introduccin Primera Epstola de Pedro [p12] Bosquejo A. B. C. D. E. F. G. Escritor Origen Teologia Lectores Fecha y lugar Estructura Bosquejo de 1 Pedro [p13]

En la mayora de las traducciones, el ttulo de esta carta es simplemente 1 Pedro. Sin embar-

go, otras versiones amplan este ttulo; por ejemplo, Primera Epstola Universal de San Pedro Apstol (VRV), Primera Carta de Pedro (NBE), La Primera Carta de San Pedro (NTdT), Primera Epstola de San Pedro (BJer) y Primera Epstola del Apstol San Pedro (BdA). La palabra universal significa que la carta pertenece a la categora de las EpstolasUniversales, que abarca a Hebreos, Santiago, 1 Pedro, 2 Pedro, las epstolas de Juan y la de Judas. Fueron escribas quienes aadieron ttulos a los libros del Nuevo Testamento (se supone que en siglo dos). Los manuscritos griegos ms antiguos de la epstola tienen el escueto ttulo de 1Pedro. Pero manuscritos posteriores revelan que los escribas ampliaron el encabezamiento incluyendo los trminos epstola y universal. Algunos aun aadieron las palabras delapstolPedro. Evitando los adornos, nosotros utilizaremos la lectura ms breve del ttulo y llamaremos a esta carta 1 Pedro. A.Escritor Segn el encabezamiento, Pedro envi esta epstola a los cristianos dispersos por el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia (1:1). Estos nombres se refieren a regiones que abarcan la mayor parte de Asia Menor (lo que hoy es Turqua) e indican que esta carta fue leda en muchos lugares. Se la conoca ya durante los primeros siglos? Los Padres de la iglesia afirman conocer la epstola de Pedro. 1.Evidenciaexterna

VRV Versin Reina Valera, revisin 1960 NBE Nueva Biblia Espaola NTdT Nuevo Testamento (auspiciado por la Comunidad de Taiz) BJer Biblia de Jerusaln BdA Biblia de las Amricas

8All por el ao 95 d.C., Clemente de Roma dirigi su carta, 1 Clemente, a la iglesia de Corinto. En la misma l aporta algunas expresiones paralelas a 1 Pedro. El primer ejemplo que encontramos en la Epstola de Clemente es el saludo, que es notablemente similar al de la carta de Pedro:A los llamados y santificados por voluntad de Dios a travs del Seor Jesucristo. Gracia y paz del Dios Todopoderoso os sea multiplicada mediante Jesucristo.1

[p14]En el griego original, Pedro usa el mismo vocabulario: llamados, santificados, gracia y paz, os sea multiplicada (1:2). Ms adelante, Clemente escribe: Fijemos nuestra mirada en la sangre de Cristo, y sepamos que es preciosa ante su Padre.2 La alusin a las palabras de Pedro: la preciosa sangre de Cristo (1:19), es inequvoca. En tercer lugar, el vocabulario de Clemente exhibe cierta cantidad de palabras que aparecen slo en las epstolas de Pedro. Y finalmente, dos de las citas del Antiguo Testamento que encontramos en 1 Pedro (Pr. 10:12; 3:34) aparecen tambin en la carta de Clemente (4:8 y 1 Clem. 49:5; 5:5 y 1 Clem. 30:2).3 En la primera mitad del siglo dos, Policarpo escribi una carta a la iglesia de Filipos. Esta carta tiene varias citas de 1 Pedro, por ejemplo: [Jesucristo] en quien, aunque no le visteis, creis con un gozo inefable y glorifioso (1:3 y 1 P. 1:8).4 Si bien Policarpo no menciona el nombre de Pedro, es evidente que la fuente de sus citas es la Epstola de Pedro. Hacia fines del siglo dos (185 d.C.), Ireneo no slo cita 1 Pedro 1:8 sino que tambin introduce su cita con estas palabras: Y Pedro dice en su epstola.5 En el siglo siguiente, Clemente de Alejandra y Tertuliano citan la epstola de Pedro, mencionando el nombre del apstol. El historiador eclesistico Eusebio nota que Papias, que fuera obispo en Asia Menor (all por el 125 d.C.), us citas de la Primera Epstola de Juan, y tambin de la de Pedro.6 En suma, la evidencia externa demuestra que la iglesia recibi esta epstola y la consider autntica y apostlica. 2.Evidenciainterna Las epstolas de Pedro evidencian que el apstol es el escritor, ya que en el saludo el escritor se identifica como Pedro, apstol de Jesucristo (1:1). El escritor habla tambin con autoridad y nota que es testigo ocular de los sufrimientos de Cristo (5:1). Adems, en la segunda epstola, el escritor afirma: Queridos amigos, esta es ya mi segunda carta a vosotros (3:1). Finalmente, Pedro menciona a Silas y a Marcos, refirindose as a ayudantes apostlicos cuyos nombres eran bien conocidos en la iglesia primitiva (vase Hch. 15:22, 37; 12:12). [p15]Otra fuente de evidencia interna es el libro de los Hechos, donde Lucas ha registrado algunos de los sermones de Pedro en forma resumida. Pedro predic a la multitud reunida en Jerusaln para la celebracin de Pentecosts (Hch. 2:1440). Se dirigi asimismo a la gente que vino al Atrio de Salomn (Hch. 3:1125). Pedro tambin habl ante el Sanedrn (Hch. 4:912; 5:2932) y predic en la casa de Cor1 Clem. Saludo (LCL). 1 Clem. 7:4 (LCL). 1 Clem. First Epistle of Clement 3 Consultar Charles Bigg, ACriticalandExegeticalCommentaryontheEpistlesofSt.PeterandSt.Jude, Serie International Critical Commentary (1901; Edimburgo: Clark, 1961). p. 8. 4 La siguiente es la lista de las citas de la Epstola de Policarpo a los Filipenses: 1:31 P. 1:8; 2:1P. 1:13, 21; 2:21 P. 3:9; 5:31 P. 2:11; 7:21 P. 4:7; 8:11 P. 2:22, 24; 10:21 P. 2:12. 5 Ireneo Contraherejas 4.9.2. En TheApostolicFathers, tomo I de TheAnteniceneFathers, ed. Alexander Roberts y James Donaldson (1885; Grand Rapids: Eerdmans, 1962), p. 472. Vase tambin Contraherejas 4.16.5;5.7.2. 6 Eusebio, Historiaeclesistica 3.39.17 (LCL).2 1

9nelio (Hch. 10:3443). Adems, Pedro aconsej a la Asamblea de Jerusaln (Hch. 15:7). Los paralelos entre los sermones de Pedro y sus epstolas son notables. E. G. Selwyn observa que: Pocos se atreveran a sugerir que los paralelos de pensamientos y frases que se ven entre los discursos y 1 Pedro se basan en una lectura hecha por San Lucas de la dicha epstola.7 La evidencia, tanto externa como interna, apoya el punto de vista que el apstol escribi 1 Pedro. 3.Objeciones No obstante, hay algunos eruditos que objetan que se reconozca a Pedro como escritor de la primera epstola. Afirman que encuentran varias dificultades. A continuacin detallamos algunas de su objeciones principales.Historia

Estos crticos dicen que si Pedro fuese el escritor de esta carta, cabra esperar que l incluyese numerosos recuerdos personales.8 Sin embargo, lo cierto es que no escribi su epstola como un registro histrico de su capacitacin como discpulo de Jess, sino como una carta de exhortacin y aliento dirigida a cristianos que sufran. Otra objecin es esta: los sufrimientos que se mencionan en la epstola no pueden ser el resultado de las persecuciones que Nern promovi contra los cristianos. Algunos eruditos dan por sentado que las persecuciones de Nern habran quedado limitadas a la ciudad imperial, sin extenderse a las provincias (donde vivan los lectores de las epstolas). Por consiguiente, dicen aquellos que dudan que es apostlica, esta epstola no fue escrita durante el reinado del emperador Nern sino ms tarde, durante el gobierno de Domiciano o de Trajano.9 Segn este punto de vista, Pedro no puede ser el escritor de la epstola que lleva su nombre, dado que muri durante el tiempo de Nern. [p16]No obstante, la evidencia a favor de una persecucin general en las provincias de Roma durante el reinado de Domiciano es escasa.10 Si bien Domiciano fue perseguidor y victimario de los cristianos, no hay indicacin de que l instigase una persecucin que afectase a los residentes de todas las provincias. Adems, tambin es insuficiente la evidencia de que Trajano haya adoptado y ejecutado nuevas medidas contra los cristianos. Por otra parte, la afirmacin de que las persecuciones de Nern quedaron confinadas a Roma y no se extendieron a las provincias sigue siendo dudosa. Si los datos necesarios para establecer determinado punto histrico estn ausentes, los eruditos harn bien en evitar declaraciones dogmticas. El contenido de 1 Pedro revela que los lectores eran conversos de primera generacin, ya que no hay ninguna indicacin de un cristianismo de segunda generacin.11 La evidencia interna de la epstola parece apuntar, entonces, al tiempo de Nern y no al reinado de Domiciano o de Trajano. La tercera objecin tiene que ver con los respectivos campos misioneros de Pedro y Pablo. Los crticos aducen que Pedro no podra haber escrito una carta a iglesias que Pablo haba fundado. Pero ni Hechos ni las epstolas de Pablo dan prueba alguna de que Pablo, el apstol a los gentiles, haya establecido iglesias en Ponto, Capadocia y Bitinia. Lo contrario es cierto, ya que Lucas dice que el Espritu deE. G. Selwin, TheFirstEpistleofSt.Peter:TheGreekTextwithIntroduction,Notes,andEssays (Londres: Macmillan, 1946), p. 36. 8 Consultar Ernest Best, IPeter, New Century Bible series (London: Oliphants, 1971), p. 52. 9 Consultar Francis Wright Beare, TheFirstEpistleofPeter:TheGreekTextwithIntroductionandNotes, 2. ed. (Oxford: Blackwell, 1961), p. 13. 10 Vase Donald Guthrie, NewTestamentIntroduction, ed. rev. (Downers Grove: Inter-Varsity, 1971), pp. 78183. 11 J. N. D. Kelly, ACommentaryontheEpistlesofPeterandJude, Thornapple Commentaries series (1969; Grand Rapids: Baker, 1981), p. 30.7

10Jess no le permiti a Pablo ni a sus compaeros entrar en Bitinia (Hch. 16:7). Adems, el argumento de los crticos pierde su fuerza si tomamos nota de que Pedro visit la iglesia de Corintouna iglesia fundada por Pablo (vase 1 Co. 1:2; 9:5).Estilo

Los eruditos que objetan la paternidad literaria de Pedro afirman que un pescador indocto procedente de un oscuro villorrio de la costa del lago de Galilea sera incapaz de escribir una carta en un griego tan excelente. Como evidencia de esto hacen referencia a Hechos 4:13 donde Lucas observa que los miembros del Sanedrn tomaron nota de la valenta de Pedro y de Juan sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo. Werner Georg Kmmel afirma que el lenguaje de 1 Pedro es de un griego impecable, que utiliza numerosos recursos retricos: construccin sintctica (1:23; 3:16); clusulas paralelas (4:11); series de compuestos similares (1:4), etc. Y las numerosas citas del A[ntiguo] T[estamento] [p 17]y alusiones al mismo provienen sin excepcin de la LXX. Ambas cosas son inconcebibles para el caso de un Pedro galileo.12 Antes de poder evaluar esta objecin, conviene tomar nota de varios puntos. En primer lugar, ya en el siglo 8 antes de Cristo Isaas haba denominado a Galilea Galilea de los gentiles (Is. 9:1; vase tambin Mt. 4:15). En la poca de Jess, Galilea estaba grandemente influenciada por la cultura griega y la gente conoca el idioma griego. Por ejemplo, tanto Mateo como Santiago, nacidos galileos, escribieron un evangelio y una carta en un griego aceptable. Por otra parte, despus de salir de Jerusaln (Hch. 12:17), Pedro viaj extensamente por regiones en las que el griego era el idioma dominante de la poblacin. Por sus discursos registrados en Hechos sabemos que l poda expresarse bien; suponemos que desarroll sus habilidades retricas y de redaccin durante los aos de su apostolado. Como ltimo punto notamos que Pedro informa al lector que ha escrito esta epstola con la ayuda de Silas (5:12). No le haramos justicia al texto si lo interpretsemos como si slo dijera que Silas era el portador de la carta y no el escriba ayudante. El relato de Lucas en Hechos dice que Silas era un lder de la iglesia (15:22), un profeta (15:32), un colaborador de Pablo (15:40), y un ciudadano romano (16:37). Pablo, por su parte, menciona a Silas en tres de sus epstolas (2 Co. 1:19; 1 Ts. 1:1, 2 Ts. 1:1). Y aunque no tengamos certeza de que Silas haya ayudado a Pablo en la redaccin de sus cartas,13 s estamos seguros de que Silas colabor en la composicin de 1 Pedro. No tenemos que suponer que Silas haya escrito un borrador de la epstola de Pedro;14 porque caso as, transformaramos a Silas en escritor de la epstola y no a Pedro. Es ms aceptable decir que Pedro escribi la carta y que Silas le ayud, as como Tercio le ayud a Pablo a escribir la Epstola a los Romanos (vase Ro. 16:22). En cuanto a las citas, baste decir que los judos y cristianos de las provincias lean la Septuaginta griega en vez del texto hebreo. Al escribir la epstola, Pedro us la Septuaginta para comunicar eficazmente la revelacin de Dios.ComposicinLXX Septuagint 12 Werner Georg...

Recommended

View more >