? Web viewaño 978, cuando monjes del Monasterio de San Millán de la Cogolla anotaron, en los márgenes…

  • Published on
    05-Jun-2018

  • View
    213

  • Download
    0

Transcript

Gonzlez Razo Zazil Monserrat1 nico10 de febrero de 2015Prcticas sociales del lenguajeLapolmica en torno a los trminosespaoly castellanose basa en la disputa para decidir si resulta ms apropiado (correcto) denominar a una de las lenguas hablada enEspaa, enHispanoamrica, enGuinea Ecuatorialy en otras zonas hispanohablantes espaol o castellano, o bien si ambas son formas perfectamente sinnimasy aceptables.Elespaolfue el desarrollo delcastellano, dialecto de Castilla, a lo largo de la Reconquista. A partir de los Reyes Catlicos, elcastellanose convirti en la lengua del Imperio.Hablamos espaol o castellano?Hoy en Mxico los manuales de gramtica se publican generalmente referidos a la lenguaespaolay no a lacastellana. Esto sin embargo no es igualmente cierto en otros mbitos geogrficos y en otros tiempos. En algunos pases sudamericanos quiz como restos de una actitud nacionalista a ultranza parece preferirse la denominacin de castellano o lengua castellana para evitar la referencia a Espaa. Aqu mismo en Mxico, pero en 1900, don Rafael ngel de la Pea, un muy buen gramtico olvidado, public un libro importante con el ttulo deGramticaterica y prctica de la lengua castellana, como lo haba hecho antes don Andrs Bello, entre muchos otros. Asimismo en Mxico la designacin oficial por parte de la Secretara de Educacin Pblica esespaol, aunque no hace mucho se deca tambinlengua nacional. No recuerdo que se le haya nombrado, recientemente,castellanopor parte de las autoridades educativas. Sin embargo en habla coloquial no es raro or expresiones como "en Mxico se habla muy buen castellano" o "el castellano debe ensearse en las escuelas". En nuestra Constitucin Poltica no se hace referencia a la lengua oficial, tal vez porque esto, por obvio, no resulta necesario. En Espaa, por lo contrario, hace poco, en 1978, los constituyentes dejaron establecido, en el artculo tercero de la Constitucin espaola, que "elcastellanoes la lengua oficial del Estado". El que tan importante documento determinara que la lengua que hablamos en ms de 20 pases, incluido el que se denominaEspaa, se llamecastellanoy noespaolprodujo y sigue produciendo enconadas discusiones.De lo que no puede caber duda es de que, en sus principios, la lengua que hoy hablamos tantos millones de seres humanos no fue sinocastellanopues, aunque se considera caprichosamente como fecha de "nacimiento" de nuestra lengua el ao 978, cuando monjes del Monasterio de San Milln de la Cogolla anotaron, en los mrgenes de algunas vidas de santos y sermones agustinos, las "traducciones" de ciertas voces y giros latinos a lalenguavulgar, que no era otra cosa que el dialecto navarro-aragons, lo cierto es que elcastellano, nacido como dialecto histrico del latn en las montaas cantbricas del norte de Burgos, en el Condado de Fernn Gonzlez, lo absorbi a partir del siglo XI, igual que al leons, y respet slo al cataln y al gallego. Andando el tiempo, con la alianza de Isabel de Castilla y Fernando de Aragn, el castellano dejar en forma definitiva de ser lengua regional y pasar a constituirse en lengua verdaderamente nacional. Ser a partir de entonces cuando con toda justicia le convenga el apelativo de lenguaespaola, lengua de Espaa. En 1535 escribe Juan de Valds: "La lengua castellana se habla no solamente por toda Castilla, pero en el reino de Aragn, el de Murcia con toda el Andaluca y en Galizia, Asturias y Navarra; y esto an hasta entre gente vulgar, porque entre la gente noble tanto bien se habla en todo el resto de Spaa". Esta afirmacin de Valds lleva a Rafael Lapesa, uno de los mejores historiadores de la lengua espaola, a escribir: "El castellano se haba convertido en idioma nacional. Y el nombre delenguaespaola, empleado alguna vez en la Edad Media con antonomasia demasiado exclusivista entonces, tiene desde el siglo XVI absoluta justificacin y se sobrepone al de lengua castellana".As que, a partir de entonces, el castellano pasa a ser espaol y no dejar de serlo, aunque cosa contraria diga la Constitucin espaola. Es definitivamente ms importante la tradicin secular que la conveniencia poltica. Quiz pretendieron salvaguardar el discutible derecho que otras lenguas, como el cataln y el vasco , tienen de ser llamadas "espaolas", como deja verse en la segunda parte del artculo citado: "Las dems lenguas espaolas sern tambin oficiales en las respectivas Comunidades Autnomas de acuerdo con sus Estatutos". En otras palabras, el cataln es, segn esto, tan espaol como el espaol (como el castellano, segn la Constitucin espaola).Estoy plenamente convencido, como muchos otros, de que la lengua que hablamos debe llamarse espaola porque, a las razones histricas que aduje, habra que agregar otras muchas, como las que menciona Juan Lope Blanch, en un artculo sobre este mismo tema: las instituciones culturalesespaolasno se refieren al castellano sino al espaol ("de la lenguaespaol la Gramtica y es el Diccionario de la Real Academia Espaola"); la gran mayora de nuestros gramticos modernos la han denominadoespaola; en otras lenguas, as se le denomina(espagnole, spagnuola, Spanish, Spanisch); el castellano, lingsticamente hablando, hoy es slo undialectode lalenguaespaola; es decir, el espaol que se habla en Castilla.Independientemente de que en Espaa razones polticas llevaron a la equivocada decisin de cambiar el nombre de nuestra lengua, en Hispanoamrica, que no fue consultada para ello, no hay razn alguna para dejar de denominarlaespaola, como en efecto es desde el siglo XVI la lengua que nos une.http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/fondo2000/vol1/algunas-minucias/html/17.htmlQu es un dialecto?La definicin de undialectoque utilizan los lingistas profesionales, es una variante de alguna lengua mutuamente entendida, como implican las definiciones adjuntas:Dialecto- Manera de hablar una lengua un grupo de personas, una comunidad o los habitantes de una regin. As, por ejemplo, el habla de la ciudad de Mxico, el habla del Bajo y el habla de Castilla son dialectosdel espaol. (Diccionario del Espaol Usual de Mxico)Dialecto- Sistema lingstico derivado de otro; normalmente con una concreta limitacin geogrfica, pero sin diferenciacin suficiente frente a otros de origen comn.(Diccionario de la Lengua Espaola)En el habla popular, la palabradialectotambin suele referirse a una lengua minoritaria, a una lengua autctona, a una lengua no escrita, o a una variante sin prestigio. Por ejemplo, el habla de Marseille (en Francia) es una variante del francs, ni mejor ni peor lingsticamente que la variante de Pars. A esta variante de Marseille, en el habla popular, a veces se le aplica el trmino "dialecto", despectivamente, no as a la variante de Paris, comnmente llamada francs estndar. ste es el uso de la palabra "dialecto" (tal vez sin la implicacin despectiva en el primer caso) que se representa en las siguientes definiciones:Dialecto- Modalidad de una lengua usada por un grupo de hablantes menos numerosos que el que habla la considerada principal. (Diccionario de Uso del Espaol)Dialecto- Estructura lingstica, simultnea a otra, que no alcanza la categora de lengua. (Diccionario de la Lengua Espaola)Qu es un idioma?Los lingistas muchas veces usan indistintamente las palabras lenguaeidioma. Para ellos, no hay gran diferencia entre estos trminos. En el habla popular, sin embargo, la palabraidioma suele referirse a una lengua que tiene un corpus literario o que se utiliza en foros nacionales e internacionales; que tiene un nmero mayor de hablantes o que se ha estandarizado de alguna manera formal. Es posible que las definiciones adjuntas implican esta diferencia por el uso de "pueblo" y "nacin", aunque el purpecha, por ejemplo, es el idioma del grupo tarasco en MxicoIdioma- Lengua de un pueblo o nacin; lengua que lo caracteriza. (Diccionario del Espaol Usual de Mxico)Idioma- Lenguaje propio de un grupo humano. Suele aplicarse esta denominacin a los hablados por una nacin, especialmente a los modernos ... (Diccionario de Uso del Espaol)Idioma- Lengua de un pueblo o nacin, o comn a varios.(Diccionario de la Lengua Espaola)El idioma tambin puede expresarse mediante la escritura, el lenguaje a seas o los gestos en el caso de las personas que tienen trastornos neurolgicos y que dependen de guios de los ojos o de los movimientos de la boca para comunicarse.Estructura gramaticalEl lenguaje verbal se define como un conjunto de elementos (fonemas y morfemas) y una serie de rasgos para combinarlos (morfosintaxis) con el objeto de constituir mensajes con significado, estudiada por la semntica.La lengua es considerada un sistema pues sus elementos aparecen relacionados entre s mediante unas reglas, de forma que si un elemento se alterna, se alterna todo el sistema.Al describir las relaciones existentes entre las unidades que forman el sistema de la lengua hallamos 3 niveles interdependientes organizados a su vez en subsistemas. Nivel Fnico: el nivel del significante y sus unidades mnimas son el fonema y el sonido. Nivel Morfosintctico: nivel que se ocupa de la forma de los signos con significado gramatical y de las leyes de comunicacin de estos signos, sus unidades mnimas son el fonema y la oracin. Nivel Lxico: se ocupa del significado y su unidad mnima es la palabra.http://html.rincondelvago.com/estructura-del-lenguaje-verbal.htmlESTE AMOROSO TORMENTOSor Juana Ins de la CruzEste amoroso tormentoque en mi corazn se ve,s que lo siento y no sela causa porque lo sientoCiento una grave agonapor lograr un devaneo,que empieza como deseoy para en melancola.Y cuando con ms ternezami infeliz estado lloros que estoy triste e ignorola causa de mi tristeza. "Siento un anhelo tiranopor la ocasin a que aspiro,y cuando cerca la miroyo misma aparto la mano.Porque si acaso se ofrece,despus de tanto desvelola desazona el receloo el susto la desvanece.Y si alguna vez sin sustoconsigo tal posesin(cualquiera) leve ocasinme malogra todo el gusto.Siento mal del mismo biencon receloso temory me obliga el mismo amortal vez a mostrar desdn.http://www.los-poetas.com/l/sor1.htm#ESTE AMOROSO TORMENTOFANTASA CONTENTA CON AMOR DECENTEDetente, sombra de mi bien esquivo,imagen del hechizo que ms quiero,bella ilusin por quien alegre muero,dulce ficcin por quien penosa vivo.Si al imn de tus gracias atractivosirve mi pecho de obediente acero,para qu me enamoras lisonjero,si has de burlarme luego fugitivo?Mas blasonar no puedes satisfechode que triunfa de m tu tirana;que aunque dejas burlado el lazo estrechoque tu forma fantstica cea,poco importa burlar brazos y pechosi le labra prisin mi fantasa.http://albalearning.com/audiolibros/delacruz/fantasia.htmlLa vida es sueo (fragmento) - Pedro Caldern de la Barca - EspaaJORNADA SEGUNDASaln del Palacio RealESCENA XIXSEGISMUNDOEs verdad, pues: reprimamosesta fiera condicin,esta furia, esta ambicin,por si alguna vez soamos.Y s haremos, pues estamosen mundo tan singular,que el vivir slo es soar;y la experiencia me ensea,que el hombre que vive, suealo que es, hasta despertar.Suea el rey que es rey, y vivecon este engao mandando,disponiendo y gobernando;y este aplauso, que recibeprestado, en el viento escribey en cenizas le conviertela muerte (desdicha fuerte!):que hay quien intente reinarviendo que ha de despertaren el sueo de la muerte!Suea el rico en su riqueza,que ms cuidados le ofrece;suea el pobre que padecesu miseria y su pobreza;suea el que a medrar empieza,suea el que afana y pretende,suea el que agravia y ofende,y en el mundo, en conclusin,todos suean lo que son,aunque ninguno lo entiende.Yo sueo que estoy aqu,de estas prisiones cargado;y so que en otro estadoms lisonjero me vi.Qu es la vida? Un frenes.Qu es la vida? Una ilusin,una sombra, una ficcin,y el mayor bien es pequeo;que toda la vida es sueo,y los sueos, sueos son.JAIME SABINESLos AmorososLos amorosos callan.El amor es el silencio ms fino,el ms tembloroso, el ms insoportable.Los amorosos buscan,los amorosos son los que abandonan,son los que cambian, los que olvidan.Su corazn les dice que nunca han de encontrar,no encuentran, buscan.Los amorosos andan como locosporque estn solos, solos, solos,entregndose, dndose a cada rato,llorando porque no salvan al amor.Les preocupa el amor. Los amorososviven al da, no pueden hacer ms, no saben.Siempre se estn yendo,siempre, hacia alguna parte.Esperan,no esperan nada, pero esperan.Saben que nunca han de encontrar.El amor es la prrroga perpetua,siempre el paso siguiente, el otro, el otro.Los amorosos son los insaciables,los que siempre- qu bueno!- han de estar solos.Los amorosos son la hidra del cuento.Tienen serpientes en lugar de brazos.Las venas del cuello se les hinchantambin como serpientes para asfixiarlos.Los amorosos no pueden dormirporque si se duermen se los comen los gusanos.En la obscuridad abren los ojosy les cae en ellos el espanto.Encuentran alacranes bajo la sbanay su cama flota como sobre un lago.Los amorosos son locos, slo locos,sin Dios y sin diablo.Los amorosos salen de sus cuevastemblorosos, hambrientos,a cazar fantasmas.Se ren de las gentes que lo saben todo,de las que aman a perpetuidad, verdicamente,de las que creen en el amor como una lmpara de inagotable aceite.Los amorosos juegan a coger el agua,a tatuar el humo, a no irse.Juegan el largo, el triste juego del amor.Nadie ha de resignarse.Dicen que nadie ha de resignarse.Los amorosos se avergenzan de toda conformacin.Vacos, pero vacos de una a otra costilla,la muerte les fermenta detrs de los ojos,y ellos caminan, lloran hasta la madrugadaen que trenes y gallos se despiden dolorosamente.Les llega a veces un olor a tierra recin nacida,a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,a arroyos de agua tierna y a cocinas.Los amorosos se ponen a cantar entre labiosuna cancin no aprendida,y se van llorando, llorando,la hermosa vida.EvaAutor:Juan Jos Arreolal la persegua a travs de la biblioteca entre mesas, sillas y facistoles. Ella se escapaba hablando de los derechos de la mujer, infinitamente violados. Cinco mil aos absurdos los separaban. Durante cinco mil aos ella haba sido inexorablemente vejada, postergada, reducida a la esclavitud. l trataba de justificarse por medio de una rpida y fragmentaria alabanza personal, dicha con frases entrecortadas y trmulos ademanes.En vano buscaba l los textos que podan dar apoyo a sus teoras. La biblioteca, especializada en literatura espaola de los siglos XVI y XVII, era un dilatado arsenal enemigo, que glosaba el concepto del honor y algunas atrocidades de ese mismo jaez.El joven citaba infatigablemente a J. J. Bachofen, el sabio que todas las mujeres deban leer, porque les ha devuelto la grandeza de su papel en la prehistoria. Si sus libros estuvieran a mano, l habra puesto a la muchacha ante el cuadro de aquella civilizacin oscura, regida por la mujer, cuando la tierra tena en todas partes una recndita humedad de entraa y el hombre trataba de alzarse de ella en palafitos.Pero a la muchacha todas estas cosas la dejaban fra. Aquel periodo matriarcal, por desgracia no histrico y apenas comprobable, pareca aumentar su resentimiento. Se escapaba siempre de anaquel en anaquel, suba a veces a las escalerillas y abrumaba al joven bajo una lluvia de denuestos. Afortunadamente, en la derrota, algo acudi en auxilio del joven. Se acord de pronto de Heinz Wlpe. Su voz adquiri citando a este autor un nuevo y poderoso acento.En el principio slo haba un sexo, evidentemente femenino, que se reproduca automticamente. Un ser mediocre comenz a surgir en forma espordica, llevando una vida precaria y estril frente a la maternidad formidable. Sin embargo, poco a poco fue apropindose ciertos rganos esenciales. Hubo un momento en que se hizo imprescindible. La mujer se dio cuenta, demasiado tarde, de que le faltaban ya la mitad de sus elementos y tuvo necesidad de buscarlos en el hombre, que fue hombre en virtud de esa separacin progresista y de ese regreso accidental a su punto de origen.La tesis de Wlpe sedujo a la muchacha. Mir al joven con ternura. El hombre es un hijo que se ha portado mal con su madre a travs de toda la historia, dijo casi con lgrimas en los ojos.Lo perdon a l, perdonando a todos los hombres. Su mirada perdi resplandores, baj los ojos como una madona. Su boca, endurecida antes por el desprecio, se hizo blanda y dulce como un fruto. l senta brotar de sus manos y de sus libios caricias mitolgicas. Se acerc a Eva temblando y Eva no huy.Y all en la biblioteca, en aquel escenario complicado y negativo, al pie de los volmenes de conceptuosa literatura, se inici el episodio milenario, a semejanza de la vida en los palafitosNO ES QUE MUERA DE AMOR, MUERO DE TIJaime SabinesMuero de ti, amor, de amor de ti,De urgencia ma de mi piel de ti,De mi alma de ti y de mi bocaY del insoportable que yo soy sin ti.Muero de ti y de m, muero de ambos,De nosotros, de ese,Desgarrado, partido,Me muero, te muero, lo morimos.Morimos en mi cuarto en que estoy solo,En mi cama en que faltas,En la calle donde mi brazo va vaco,En el cine y los parques, los tranvas,Los lugares donde mi hombro acostumbra tu cabezaY mi mano tu manoY todo yo te s cmo yo mismo.Morimos en el sitio que le he prestado al airePara que ests fuera de m,Y en el lugar en que el aire se acabaCuando te echo mi piel encimaY nos conocemos en nosotros, separados del mundo,Dichosa, penetrada, y cierto, interminable.Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimosEntre los dos, ahora, separados,Del uno al otro, diariamente,Cayndonos en mltiples estatuas,En gestos que no vemos,En nuestras manos que nos necesitan.Nos morimos, amor, muero en tu vientreQue no muerdo ni beso,En tus muslos dulcsimos y vivos,En tu carne sin fin, muero de mscaras,De tringulos obscuros e incesantes.Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo,De nuestra muerte, amor, muero, morimos.En el pozo de amor a todas horas,Inconsolable, a gritos,Dentro de m, quiero decir, te llamo,Te llaman los que nacen, los que vienenDe atrs, de ti, los que a ti llegan.Nos morimos, amor, y nada hacemosSino morirnos ms, hora tras hora,Y escribirnos y hablarnos y morirnos.

Recommended

View more >