Tratado clasica capitulo 8

  • Published on
    10-Aug-2015

  • View
    51

  • Download
    0

Transcript

1. ANALOGAS Y MANIFESTACIONES DEL CUERPO HUMANO EN LA ARQUITECTURA 2. CONTENIDO I. INTRODUCCIN. II. -CAPTULO 1: EL SER HUMANO COMO PRINCIPIO COMPOSITIVO EN LA ARQUITECTURA -CAPTULO 2: ARQUITECTURA Y URBANISMO = BIOLOGIA IMPECABLE. -CAPTULO 3: ENFERMEDAD DEL EDIFICIO, AFECTACIN DEL CUERPO HUMANO. -CAPTULO 4: LGICA DE TECTNICA DEL CUERPO COMO PRINCIPIO PARA LA CONSTRUCCIN DE EDIFICIOS -CAPTULO 5: PIEL DE LA ARQUITECTURA, FACHADA DEL CUERPO -CAPTULO 6: LA RELACIN DEL CUERPO Y LA ARQUITECTURA A NIVEL DE FUNCIONAMIENTO -CAPTULO 7: SOSTENIBILIDAD DEL CUERPO EN LA ARQUITECTURA PARA LOGRAR SU SUBSITENCIA -CAPTULO 8: SER HUMANO Y ARQUITECTURA COMO UNA TOTALIDAD III. CONCLUSIONES 3. INTRODUCCIN Existen un sin fin de elementos similares en lo que diariamente vemos y vivimos. Ya que no pueden ser sustancialmente lo mismo, hay que notar que la similitud nos permite todo el tiempo hacer conexiones mentales, verbales e ilustrativas que nos ayudan a la manifestacin de nuestras ideas; la tendencia o costumbre a asimilar las cosas es algo subyacente a nuestro comportamiento y algo inherente de nuestro da a da. Es as, como el presente tratado tiene como tema central hacer evidentes una serie de analogas entre temas puntuales de la arquitectura y el cuerpo humano en algunas de sus generalidades. Analizar los conocimientos respecto a la arquitectura que ya se tienen y pensar en cmo entenderla de una manera diferente, ms amplia, nos llev a desmembrar esta temtica a travs de 8 captulos en los que tratamos de poner en evidencia ciertas particularidades del tema ya mencionado, y finalmente desarrollar unas conclusiones que se guen mas hacia entendimientos generales. Es importante destacar que cada uno de los temas desarrollados en los 8 captulos, no se pretende armar desde conceptos profundamente tcnicos de la arquitectura o del cuerpo humano, sino como nociones de primera instancia que permiten armar las analogas siguientes. 4. CAPTULO 1 EL SER HUMANO COMO PRINCIPIO COMPOSITIVO EN LA ARQUITECTURA Al hacer un recorrido por la historia podemos darnos cuenta de que a lo largo del tiempo el ser humano se ha tomado como referencia para componer y llevar a cabo distintas obras, pero hoy en da es posible decir que el hombre es la unidad de medida para la arquitectura?, es cierto que con la creacin del metro la forma de medir y dar magnitud de las cosas cambi, sin embargo es posible que el arquitecto an hoy en da tenga en cuenta al momento de componer al ser humano?. Para cada uno de los espacios constituyentes de la vivienda y de todo lugar en general hay un mnimo y un mximo predeterminado segn las normativas especificadas de acuerdo a cada lugar, y de acuerdo a estas es posible lanzar un juicio acerca de si es o no adecuado el espacio para ser habitado. Lo interesante, es tomarse el tiempo para reflexionar acerca de las bases para determinar esto. Por consiguiente, si nos ponemos a pensar, cuando nos encontramos en un lugar demasiado pequeo no nos sentimos a gusto, tenemos la sensacin de asfixia e incapacidad para movernos sin restriccin alguna, razn por la cual no tendramos la iniciativa de volverlo a visitar. En contraste a esto, cuando estamos en un lugar excesivamente grande lo que ocurre es que aparecen metros desperdiciados, ya que el rea parece ser innecesaria y desproporcionada a nuestras necesidades. De tal manera que el punto de partida a tales medidas mnimas y mximas tienen en cuenta el desarrollo del ser humano en sus actividades cotidianas. Teniendo en cuenta que la tarea del arquitecto es ordenar el entorno del ser humano y establecer relaciones entre ambos (Rasmussen Eiler, (2004). p. 32) ste comienza a disear teniendo como objetivo brindar un espacio cmodo y apto para el hombre. Con base a esto proyecta espacios coherentes en cuanto a la relacin entre las cosas (muebles), circulaciones y sitios de permanencia. Tales proporciones se logran a partir de las medidas del ser humano alto, bajito, promedio, adulto o anciano, parado, sentado, en movimiento, con los brazos levantados, estirados, etc. As pues, al reflexionar acerca de cada uno de los componentes de un lugar habitable todo est en correspondencia del hombre, ya que el arquitecto tiene que saber qu medidas tienen los objetos, vestidos, etc., de los que se rodea el hombre, para que pueda fijarse el tamao adecuado de los contenedores y muebles(Neufert, (1995). p. 24) , al ser observadores percibimos que los muebles tienen medidas concordes a 5. cada una de las cosas que utilizamos, a nuestras medidas y a nuestro alcance. Entonces, es fascinante pensar la arquitectura a partir del ser humano, ya que es posible afirmar que hasta el ms mnimo rincn de la obra est pensado en funcin del hombre, de tal manera que se utilice al mximo y cumpla con las normas necesarias para el desplazamiento del mismo. De este modo se puede decir que la arquitectura es el arte y la tcnica que permite hacer sentir a las personas llenas, maravilladas y satisfechas con el lugar en el que se encuentran. Es maravilloso tener la capacidad de no slo observar la magnificencia de cada una de las obras llevadas a cabo por el arquitecto sino tambin ser participes y protagonistas dentro de ella, ya que la arquitectura se compone de formas modeladas en torno al ser humano, modeladas para vivir en ellas y no slo para mirarlas desde afuera (Rasmussen Eiler, (2004). p. 17), as que la respuesta a las dos preguntas formuladas al principio de este captulo son afirmativas, el hombre es tomado an hoy en da como unidad de medida y por tal razn se toma en cuenta en el momento de estar realizando la composicin. En resumen, de acuerdo a las proporciones del ser humano la arquitectura se empieza a desarrollar, es mediante las medidas de ste que se lleva a cabo una composicin armnica, presentada no nicamente por medio de los planos y plasmada en el recinto, sino que llega a ser visible y agradable para el ojo humano, porque partiendo de un mdulo se lleva a cabo la obra arquitectnica y se llevan a cabo las grandes edificaciones, partiendo del hombre y tenindolo como finalidad, al ser el objetivo de la arquitectura brindar espacios aptos, confortables y habitables a los individuos. Mara Alejandra Peuela Arce 201117523 6. Bibliografa Acebillo, J., & Steegman, E. (2008). Las medidas en arquitectura. Barcelona, Espaa: Gustavo Gili, S.L. Neufert, E. (1995). Arte de proyectar en arquitectura. Barcelona, Espaa:Gustavo Gili, S.A. Neufert, P., & Neff, L. (2007). Casa, vivienda, jardn. Barcelona, Espaa: Gustavo Gili, S.L. Rasmussen Eiler S. (2004). La experiencia de la arquitectura: Sobre la percepcin de nuestro entorno. Barcelona, Espaa: Revert, S.A. 7. CAPITULO 2 ARQUITECTURA Y URBANISMO = BIOLOGIA IMPECABLE. La arquitectura , es un gran sistema que funciona en torno al hombre y sus necesidades bsicas y primordiales, sta no se encuentra sola, y su unin forma un conjunt de elementos que se denominan ciudad y que se consolida en varios sistema que se conectan entre cada una de sus partes para formar un todo en un lugar. Esta denominacin del lugar es el urbanismo, que funciona como un conjunto de elementos o bien llamados sistemas, los cuales cumplen con el objetivo de realizar conexiones lgicas entre cada una de sus partes, creando arterias que se cruzan entre si formando nudos importantes, para finalmente crear un organismo que funciona en total armona. Cada uno de estos sistemas podra ser comparado fcilmente con el cuerpo humano y sus diferentes sistemas biolgicos, de hecho, existe un arquitecto muy destacado que ha realizado grandes aportes a la arquitectura y al pensamiento urbanista, del cual quisiera destacar algunos de los aspectos de su filosofa. Le Corbusier, es el arquitecto que se a acercado mas a la reflexin del habitar, y del hombre, no solo entendido como un sujeto que conforma el espacio, sino que adems a llevado a analizar cada una de sus partes tan estrechamente que a logrado comparar los sistemas del cuerpo humano con los funcionamientos de la arquitectura no solo del edificio , sino de las grandes ciudades, dndose a la tarea de buscar las leyes naturales que condicionan nuestra existencia en el planeta. Estas analogas, Le Corbusier las define como la ley de la biologa del cuerpo humano (Bodei, 2009) la cual busca crea un sistema abierto y en movimiento cuyo rasgo maquinista viene aplacado propio de la presencia de elementos fluidos y vitales tomados del mundo biolgico (Bodei, 2009). Por resultado cada aspecto arquitectnico se vuelve un organismo en el cual el hombre y el habitar hacen un pacto mutuo, donde el cuerpo y sus necesidades imponen una serie de reglas. Donde nace una ciencia , la ciencia del saber habitar, constituida por una serie de reglas, que le Corbusier define como ley de la gravedad y ley de la biologa (Universidad de los Andes, Facultad de Arquitectura y Diseo, Departamento de Arquitectura, 2010), esta ultima entendida en pocas palabras como la ley de la biologa del cuerpo humano, con las consideraciones que trae el cuerpo como: el respirar, el calor, el 8. fro, el circular, la altura, la extensin, y donde estos organismos existen en funcin de todos estos aspectos ya mocionados. Si nos ponemos a observar el funcionamiento del cuerpo humano, podramos encontrar similitudes entre cada una de sus partes, en relacin con los edificios, por ejemplo, si miramos el sistema circulatorio, podramos relacionarlo con el movimiento de las personas sea peatonal o vehicular, siendo el sistema sanguneo una red de ramificaciones que se distribuye a lo largo de diferentes zonas y que se encuentra en un ncleo entendido como el corazn, que se vuelve el punto convergente de todos eso caminos ininterrumpidos y continuos. Si logrramos relacionar este sistema con alguna de las funciones del edificio podramos llegar a concluir que , el sistema sanguneo no es tan diferente del sistema de circulacin de un edificio, donde cualquier caso nos podra funcionar como ejemplo para comprobar esta idea. En cada edificio, lugares se encuentran interconectados por medio de pasillos y corredores que comunican cada espacio con una circulacin continua sin ninguna interrupcin , que se converge en un punto central. Pero , esta idea de circulacin, no se puede aplicar nicamente a los edificios, tambin las grandes ciudades, tienen un sistema de circulaciones jerarquizado que se convergen en nudos importantes, y que en casos, se superponen separando el rodamiento, del peatn, como lo podra ser en el hombre, las venas de las arterias. El sistema digestivo tiene un papel importante en los dos cuerpos, tanto en el humano como en el cuerpo orgnico de arquitectura. Si sistema digestivo esta entendido como el proces en el cual se ingiere y se desechan compuestos del hombre, en la arquitectura esto se puede tomar como , las entradas y las salidas, dado que los accesos en los edificios estn bien marcados con un vestbulo, y en ocasiones estos edificios encuentran como remate una salida, y en ciudades entendidos como, el element que delimita los perimetrales de una poblacin. Tambin encontramos el sistema respiratoria, que es una necesidad primordial para el ser vivo, en cualquier espacio y ecosistema en el que se encuentre, donde su funcin primaria es captar oxigeno. Si entendemos esto como el mtodo de respiracin de un ser vivo en un espacio, el espacio es el primer agente que tiene que responder a esta necesidad, por lo tanto el edificio, tiene la necesidad de renovar su espacio interior por medio de la circulacin de aire, a partir de vacos en el volumen. En las ciudades estos espacios estn entendidos como los vacos que se presentan en la retcula de determinado lugar, donde funcionan como espacios verdes, dotando un poco de aire a cada individuo de determinado lugar, en Pro del bienestar colectivo, 9. Para culminar , podramos afirmar que el arquitecto debe ser un puente de mediacin entre la naturaleza y el artefacto arquitectnico, donde este, debe ser capaz de construir maquinas de habitar que sean rganos puros que cumplan con cada aspecto de la vida del hombre y que no se limiten a las formas orgnicas puras, logrando vislumbrar el acercamiento que ha existido entre la naturaleza y la arquitectura, donde la biologa a sido y ser la herramienta que logre aterrizar las ciudades y los edificios a la naturaleza humana. Juan Sebastin Cruz Rojas 201111842 10. Bibliografa Bodei, S. (2009). Le Corbusier bilogo / silvia Bodei (Vol. 4). Bogota, Colombia: dearquitectura. Universidad de los Andes, Facultad de Arquitectura y Diseo, Departamento de Arquitectura. (2010). : Le Corbusier en Bogot : 1947-1951 (Vol. 2). (E. Uniandes, Ed.) Bogota, Colomba: Universidad de los Andes. Monteys, X. (1993). La gran mquina la ciudad en Lecorbusier. (C. d. Catalua, Ed.) Barcelona: Colegio de Arquiteetos de Catalua. Crosas, J. (1995). Cuerpo y mquina_ organizacion y economa del cuerpo en la poca de las vanguardias. Barcelona, Eapaa: Universidad Politecnica de Catalunya. 11. CAPITULO 3 ENFERMEDAD DEL EDIFICIO, AFECTACIN DEL CUERPO HUMANO. Si bien es claro, que el hombre desde sus inicios siempre se ha enfrentado a distintas adversidades, es tambin reconocible que los edificios desde el principio de su concepcin, han sido afectados por diferentes factores. Es entonces posible, realizar una analoga entre las afectaciones que el ser humano, recibe, mas especficamente, a nivel del cuerpo y las que soportan los edificios. Afectaciones que en ocasiones pueden ser las mismas, tanto para el cuerpo como para los edificios y que finalmente desembocan en consecuencias aun mayores, conocidas como enfermedades. Es all donde se har mayor nfasis, en las consecuencias, pues bien, estas enfermedades afectan al cuerpo como al edificio, teniendo claro, que el final y totalmente afectado es el hombre, y ms especficamente su cuerpo. Si entramos en detalle, a lo que podra ser considerado como perturbador en el ser humano, encontramos que son mltiples las acciones y elementos que llegaran a afectarlo, por lo que nos enfocaremos, en las afectaciones que atacan directamente la salud fsica del cuerpo, es decir las enfermedades. De esta manera, se garantiza la similitud entre el cuerpo y el edificio, pues bien, el edificio nicamente podr ser afectado de manera fsica, y aunque sus ficciones no logren llevarlo al trmino exacto de una enfermedad, existen factores que afectan directamente su habitabilidad, influirn en su deterioro y finalmente a los usuarios que lo habiten. All, entran dos conceptos definitivos para el desarrollo de este tratado. El primero se refiere a la enfermedad en el cuerpo, y el segundo a lo entendido como arquitectura enferma, entendiendo la arquitectura como el edificio, es decir, el edificio enfermo. Si hablamos de la enfermedad en el cuerpo, esta se debe entender como una afectacin directa, que para este caso se limita a lo fsico, y que consiste en la alteracin perjudicial de su estado de salud. Por otro lado, el concepto de edificio enfermo, debe ser entendido como una afectacin a su habitabilidad, ya que este no se ve perjudicado directamente, pero si uno de sus componentes esenciales y su razn principal, habitar. (Lili Rodriguez Hernandez, 2004). Este concepto es tambin conocido como el sndrome del edificio enfermo, y en la practica es definido como el conjunto de sntomas que experimentan las personas que viven o trabajan en un edificio sellado y que remiten al abandonarlo. (JR. Fontenla, 2005). Es entonces necesario, entender y enumerar las partes que son mas propicias a afectaciones y enfermedades tanto en el edificio como en el 12. cuerpo. Para el sndrome del edificio enfermo los estudios dictan, que al igual que en el cuerpo, las partes mas propicias a adquirir enfermedades son las expuestas (J. Bold, 2005), ya que representan mayor cantidad de contacto. En el edificio partes como la estructura y los equipos (Sexto, 1999) son propicios a tener mayor deterioro y a ser causantes de consecuencias aun mayores. Si nos trasladamos al cuerpo humano, es tambin reconocible que al igual que en los edificios, nuestros miembros y partes mas expuestas, se someten a una mayor cantidad de enfermedades, o en su defecto, a una mayor posibilidad de adquirirlas. Esto no debe suponer que tanto en el cuerpo como en el edificio, las enfermedades o ficciones, estn limitadas a ser desarrolladas en su interior, pues es tambin claro que los edificios presentan problemas a nivel de instalaciones (Sexto, 1999), que adems de ser una afectacin directa que puede ser aceptada como enfermedad, es un factor propicio para el desarrollo de algunas mas. Este funcionamiento es fcilmente replicable en el cuerpo, pues aunque las enfermedades que son claramente distinguibles se encuentran en un nivel exterior, existe gran tipo de afectaciones a nivel interno que pueden ser aun mas perjudiciales. Ahora es importante hablar de los factores que influyen en materia de las enfermedades o afectaciones. Como ya se dijo, existen factores que son anlogos para ambas situaciones. En el edificio se pueden reconocer algunos como la localizacin y la orientacin que son causantes de ciertos otros como el agua, el sol y el viento, (Luis Eduardo Benjumea Reyes, 2011) que afectan directamente al cuerpo y al edificio. Dentro de los factores que son considerados afectaciones para el objeto del estudio de ambos casos, cabe resaltar que los factores naturales, son los que comparten mayor analoga, pues factores como el ruido, la temperatura, la humedad relativa y el aire (Luis Eduardo Benjumea Reyes, 2011) son causantes de enfermedades para el cuerpo y afectaciones para el edificio Finalmente, es importante concluir que las relaciones dadas en materia de afectaciones pueden ser definitivas, tanto en el cuerpo como en el edificio y que adems estn directamente ligadas a factores externos (J. Bold, 2005) que al entrar en contacto con el cuerpo o el edificio se convierten en afectaciones. Todo esto depende para cada uno de los casos, en los sistemas de respuesta que se planteen, pues bien en un edificio el, agua , el sol , su mantenimiento y su uso pueden ser factores, que por el contrario se resalten y sirvan para su reconocimiento. En el cuerpo, tales afectaciones pueden ser prevenidas y corregidas, pero a diferencia de la arquitectura no pueden ser 13. utilizadas para su reconocimiento pues siempre, sern factores de afectacin. Carlos Quintero Luna 201025739 14. Bibliografa Lili Rodriguez Hernandez, J. E. (8 de Agosto de 2004). Biblioteca virtual de desarrollo sostenibley salud ambiental. Retrieved 16 de Octubre de 2012 from www.bvsde.paho.org Luis Eduardo Benjumea Reyes, M. C. (3-5 de Agosto de 2011). Latin American and Caribbean Consortium of Engineering Institutions. Retrieved 16 de Octubre de 2012 Sexto, L. F. (12 de Abril de 1999). Biblioteca Virtual de desarrollo sostenible y salud ambiental. Retrieved 16 de Octubre de 2012 from www.bvsde.paho.org J. Bold, I. P. (28 de Julio de 2005). Scielo Espaa. Retrieved 16 de Octubre de 2012 from www.scielo.isciii.es JR. Fontenla, A. B. (29 de Septiembre de 2005). Medicina y Humanidades. Retrieved 16 de Octubre de 2012 from www.jano.es 15. CAPITULO 4 LGICA DE TECTNICA DEL CUERPO COMO PRINCIPIO PARA LA CONSTRUCCIN DE EDIFICIOS Adems de las proporciones, los sistemas y las afectaciones mencionadas anteriormente, el edificio, al igual que el cuerpo humano, comprende un sistema de soporte llamado estructura; esta estructura cumple una funcin muy importante que es sostener y asegurar la estabilidad fsica del edificio. A simple vista, se pueden observar similitudes entre el edificio y el cuerpo humano, lo que nos lleva a plantear la siguiente hiptesis, Se puede obtener una relacin entre la estructura de un edificio y el esqueleto humano? Para comenzar, existe un tema con el cual vamos a obtener muchas relaciones: la ciencia Biomecnica, la cual, estudia las fuerzas internas y externas de los movimientos fsicos en los organismos. La Biomecnica al ser una ciencia que estudia al hombre desde el punto de vista fsico, puede abstraer al cuerpo humano y entenderlo como una estructura. sta sin embargo, es una estructura biolgica compuesta de muchos elementos que generan diversos esfuerzos y tensiones al momento de realizar una actividad fsica, algo muy parecido a lo que sucede en los edificios. Pero, Qu es una estructura? Una estructura es una distribucin y orden de las partes importantes de un edificio, una distribucin de las partes del cuerpo o de otra cosa. Esta estructura se compone bsicamente de: Huesos columnas y vigas, tendones tensores, y msculos membranas (cada una de estas partes de la estructura mencionada en trminos biolgicos y arquitectnicos respectivamente). Las partes principales que conforman la estructura del edificio son: zapatas, columnas y vigas. Estas partes son muy similares a las partes del esqueleto humano, por ejemplo, las zapatas, cuya funcin es transmitir al terreno las tensiones a que est sometida el resto de la estructura y estabilizarla, se pueden relacionar con los pies, ya que cumplen la misma funcin. Tambin, las columnas que son los apoyos del edificio y que transmiten las cargas a las zapatas, pueden ser relacionadas con las piernas y la columna vertebral. Como segunda instancia, cabe mencionar que para conectar las partes dichas anteriormente se necesita de unas uniones. Entre la estructura y el esqueleto humano nicamente podemos relacionar las uniones articuladas, ya que basndonos en la funcin del esqueleto, es necesario que ste sea completamente articulado. La manera de asentar el pie en el piso al momento de dar un paso al correr puede ser decisiva para evitar lesiones; todo esto debido a que al correr entran en juego muchos esfuerzos que las piernas deben 16. soportar y que superan de acuerdo al ngulo de llegada del pie al suelo. Esto en arquitectura puede ser entendido como una columna inclinada, por ejemplo, que est anclada al piso por medio de un sistema pivotante que transfiere las cargas resultantes al suelo. Como ltima relacin, est la reparticin de cargas en la estructura del edificio y en el esqueleto humano. En general, se trabajan las mismas cargas para los dos sistemas. Se pueden observar, por ejemplo, las cargas repartidas en las columnas del edificio, las cuales trabajan a compresin y transmiten las cargas verticales hasta el suelo, algo muy parecido a la transmisin de cargas en las piernas. Por otro lado, existe otra fuerte relacin ente biomecnica y arquitectura: El ritmo. Muchas de las imgenes biomecnicas muestran secuencias de movimientos que crean ritmos. Estos ritmos y secuencias, se usan tambin en la arquitectura desde hace mucho tiempo. Una secuencia de elementos como columnas, vigas o planos, crean ritmos diferentes con los cuales se puede jugar para crear arquitectura. En el mbito arquitectnico, encontramos en las obras del arquitecto Nicholas Grimshaw la aplicacin de los principios mecnicos de las estructuras vivientes. Al igual que en el cuerpo humano, las partes se conectan en un articulado sistema de huesos, tendones y membranas donde la construccin mecnica no est solo en una parte u otra, sino en la armona y concatenacin de todas las partes rgidas, blandas o flexibles aptas para la traccin o la compresin. En conclusin, se puede decir que, despus de todo lo mencionado y todos los ejemplos vistos, el sistema de estructura de un edificio es en muchos aspectos parecido al esqueleto humano; de all se puede deducir que el sistema de estructura del edificio fue pensado en base al comportamiento del esqueleto para soportar y estabilizar su propio peso y el del resto del cuerpo humano. 17. BIBLIOGRAFIA El Croquis 147, Toyo Ito 2005-2009 Madrid 2009. Matilda McQuaid, Extreme textiles. Designing for high performance., Princeton Architectural Press, New York 2005. Steven Vogel, Anca y palanca. Mecnica natural y mecnica humana, Ed. Tusquets, Barcelona 2000. Mario Salvatori y Robert Heller, Le strutture in architettura, Ed. ETAS s.r.l., Milano 1992 (tercera edicin). Nicholas Grimshaw, Rowan Moore y Kenneth Powell, Structure, space and skin: the work of Nicholas Grimshaw & partners, Ed. Phaidon, London 1993. Andrew Charleson, La estructura como arquitectura: formas, detalles y simbolismo, Barcelona: Revert 2007. David Garca Carrera, La estructura y el proyecto, Col-legi d Arquitectes de Catalunya i Demarcaci de Barcelona: Generalitat de Catalunya, Barcelona 2005. Cees Oomens, Biomechanics: concepts and computation, Cambridge, Uk; New York: Cambridge University Press 2009. http://www.grimshaw-architects.com Ludovica Rossi Arquitectura y biomimesis. Caso de estudio: anlisis del tejido del cactus para modelos arquitectnicos inspirados en la naturaleza, Departamento de Construcciones Arquitectnicas, Universidad Politcnica de Catalunya, http://mastersuniversitaris.upc.edu/tecnologiaarquitectura/tesis/2 010/Rossi.pdf Pablo Esteban Dueas Arizaga Biomecnica y arquitectura, sus relaciones: centro de alto rendimiento e investigacin cientfico deportiva para la altura, Departamento de Arquitectura, Universidad San Francisco de Quito, http://repositorio.usfq.edu.ec/bitstream/23000/450/1/82870.pdf Juan Camilo Ortegn 18. CAPITULO 5 PIEL DE LA ARQUITECTURA, FACHADA DEL CUERPO Es imposible no cuestionarse del cmo y el por qu del parecer, o mejor de la esencia, de algunas cosas tan lejanas pero tan anlogas en lo que puramente son. Y es como, todo el tiempo nos encontramos ante nuestros ojos con infinitas similitudes de apariencia como esenciales entre lo natural y lo natural, lo natural y lo artificial, o entre cualquier par de cosas que hacen parte nuestra vida como seres naturales y como ciudadanos. No lejos de esto estn los sistemas de proteccin, defensa y reaccin, presentes en cualquier ser de la naturaleza, como presentes en cualquier artificio hecho, de manera consciente, por el ser humano. El arquitecto magister Julin David Chvez Giraldo, dentro de su ensayo La piel de la arquitectura, afirma que, dentro de esta metodologa analgica, la arquitectura es una especie de extensin de la piel, que al igual que el vestido, es el territorio expandido del ser, para proteccin, disfraz comunicacin y relacin. Basndose en esto, no se intenta desarrollar la tesis de este escrito desde la misma idea, sino llevarla a otro plano en el que la piel es albergue del alma corprea y de todo lo fsico de pieles para adentro en el ser humano, as como lo dice Arturo Leyte en su escrito La casa del ser y otras cosas inhabitables(2006): Nuestra casa es el yo, no un edificio de cuatro paredes, el yo tiene la posibilidad de construir o destruir. El yo es una casa transportable, es cmoda, no tiene que estar localizada; y donde la arquitectura y sus fachadas son albergue del alma y vida del edificio. Para el ser humano, la piel, es el rgano de mayor extensin del cuerpo humano, permite establecer mecanismos de control y proteccin; es el elemento a travs del cual el individuo se pone en contacto con el exterior, es mecanismo regulador de temperaturas y humedad, es defensa de agresores y coraza frente agentes del medio, microscpicos o visibles a simple vista(CHAVEZ, J.D. 2004). Funciona a manera de capas y es el albergue nico de todo lo que es vida fsica en nosotros, de todo lo elemental y de todo lo que es motor, es la envolvente del alma y de todo lo que esta llena, lo que esencialmente somos. Adems, es el que lo dota de la experiencia sensible, mediante diferentes corpsculos o elementos categorizados segn la experiencia que le corresponda (calor/frio/tacto/excitacin/presin). 19. Si la arquitectura es la relacin ms directa entre vida humana y naturaleza, debera cumplir una funcin homeosttica inherente a su existencia, ayudando al equilibrio biolgico de los seres humanos con su medio ambiente (ARMESTO, A. 2004), garantizar la ms adecuada convivencia entre estas, consideracin que debera ser manifiesta en cada fachada de la obra de un arquitecto. Y es este punto el que entendemos como sistema de proteccin y respuesta de la arquitectura hacia la naturaleza, en funcin de la habitabilidad y las condiciones fsicas propias para los seres humanos que le dan vida, motores de los espacios, potencia de una construccin, alma de una buena arquitectura. Al igual que una fachada noblemente diseada, la piel no tiene el mismo carcter en cada zona del cuerpo; vara con respecto a los diferentes puntos del cuerpo al que le corresponde, y se dota de distintas caractersticas sensitivas, diferentes texturas, colores, vellosidades y porosidades segn el lugar en el que se encuentre; se decora y se tata, es ms o menos flexible y gruesa segn se requiera (CHAVEZ, J.D.2010). As, por ejemplo, la piel que corresponde al taln es 8 veces la de los prpados, o se dota de diferentes corpsculos en las palmas que en los rganos genitales. En el caso de las fachadas de una obra, el arquitecto responsable las disea a partir de una relacin espacio interior/estructura, donde dentro del concepto de espacio interior se entiende que se ve afectado por un sitio como lugar natural, de geografas y climas, y un sitio como lugar cultural, de costumbres y tradiciones (ARMESTO, A. 2004). As, bsicamente se sabe que la luz directa entrando al espacio no es bien deseada durante las tardes para unas oficinas, que la energa calrica que brindara recibir el sol directamente hacia una sala durante la tarde la pide a gritos el diseo de una casa, que un auditorio para obras teatrales o ctedras en una universidad no debera estar abierto visualmente hacia un primer piso de una calle de gran actividad, que una fachada en la que no se tienen en cuenta las aguas lluvias que pueden bajar por ella es ineficiente y perjudicial para el edificio. Nace una relacin lleno/vaco, adems de un pensamiento lgico de los materiales que corresponden a la fachada segn sus cualidades trmicas, acsticas, visuales y estticas. Y es de esta manera entonces, como una fachada se empieza a modelar y a llenar de una forma completa de discurso y coherente con el proyecto, tanto hacia su interior como hacia su entorno, donde la arquitectura nos habla, nos da mensajes, y se llena de un factor semntico y simblico, al igual que la piel (CHAVEZ, J.D. 2010). 20. Parte de la analoga quiero hacerla notar en esta ejemplificacin: es bien sabido que tras exponernos a fuertes lluvias, vientos y bajas temperaturas, al no darnos el correcto cuidado, somos vulnerables a fuertes gripas o virus que se sienten bien en estas condiciones climatolgicas, nos afectan en cuanto a rganos del sistema respiratorio, partes totalmente interiores a nosotros, a pesar de haber sido por factores totalmente externos al cuerpo; para un edificio que est situado en un lugar de fuertes vientos, altos niveles de humedad, bajas temperaturas, y que adems no cuente con sus fachadas totalmente pensadas para funcionar en pro del bienestar de los habitantes ni en funcin de reducir estos factores meteorolgicos, es muy fcil tambin verse afectado inicial y fsicamente en sus materiales; pero sobretodo, va a verse afectada la salud de lo que verdaderamente lo hace arquitectura y no una construccin suelta sin sentido: sus habitantes, su alma, su razn de ser, el uso del espacio. Existe otra analoga ajena a los temas de utilidad y funcionalidad de la piel y la arquitectura para con el cuerpo, pero que parece valida desde un punto mas sustancial. Tanto las fachadas como la piel, son la muestra de los rastros que deja el paso del tiempo y los factores externos naturales. La piel, con el paso del tiempo, se adapta, deja da a da ms a la vista las huellas, su vejez, sus cicatrices y sus marcas, que se convierten en un lenguaje sin palabras pero lleno de smbolos imposibles de ignorar. La arquitectura, significativamente sus fachadas y sus caras, ya que son lo que una persona del comn ms reconoce, son muestra de el tiempo sufrido, debe envejecer y debe envejecer noblemente, muestra los rastros de lo acontecido, y debe ser flexible al cambio a lo largo de toda su existencia(CHAVEZ, J.D. 2010). Son tanto la piel como las fachadas en la arquitectura, albergadores de vida, protagonistas de la buena vivencia dentro de ellas, mensaje y lenguaje de su funcin para con el interior en respuesta los factores externos, muestra del paso de los tiempos y de lo que ellos traen, elementos llenos de composicin de una complejidad muy amplia, un par de conceptos y elementos que guardan una similitud en esencia muy profunda, y que puede llevarse a planos diferentes como componer arquitectura o estudiar su tcnica. DIEGO MARTINEZ 201025438 21. Bibliografa Leyte, Arturo (2006). La casa del ser y otras casas inhabitables. Conferencia dictada en la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medelln. ARMESTO, Antonio. (2004). Arquitectura contra natura. Apuntes sobre la autonoma de la arquitectura con respecto a la vida, el sitio y la tcnica. En: Foro crtica: Arquitectura y Naturaleza. Colegio territorial de arquitectura de Alicante. CHAVEZ, Julin David. (2010). La piel de la arquitectura. Revista Arquetipo de la Facultad de Arquitectura y Diseo de la UCPR, 1, 21-31. 22. CAPITULO 6. LA RELACION DEL CUERPO Y LA ARQUITECTURA AL NIVEL DE FUNCIONAMIETNO. Tanto el cuerpo humano como la arquitectura se pueden considerar organismos complejos que estn llenos de sistemas que podemos considerar dependientes como indispensables para el buen funcionamiento del estos mismos. Son funciones que se realizan ya sea por una necesidad vital o de gran importancia para mantener el balance adecuando en cuanto al cuerpo humano se refiere, mientras que en la arquitectura la presencia de estas funciones permiten una buena calidad de habitabilidad en el edificio lo cual es algo, que as como todos los seres humanos lo hacen, todos los edificios deberan cumplir esas funciones como requisito mnimo. Buscando plantear una relacin entre ambos podemos pensar como un primer sistema que tiene una funcin que se relaciona en los dos casos, esta relacin seria en el cuerpo humano las venas y las arterias junto con el corazn y en la arquitectura el sistema hidrulico. En el ser humano existe una red tubos llamados venas y arterias las cuales se encargan de llevar sangre a todas las partes del cuerpo, esta sangre a su vez sirve como un sistema de transporte que lleva oxigeno y nutrientes a los msculos y rganos, lo cual es indispensable para poder vivir. Esta parte del proceso re realiza a travs de las arterias, mientras que las venas son las encargadas de recoger esa sangre que ya no tiene esas cualidades para ser llevada a un tratamiento para as poder recargar y seguir transportando. Algo muy parecido sucede en la parte hidrulica y las aguas en los proyectos arquitectnicos; la tubera que lleva el agua hacia el proyecto surtiendo as duchas, grifos, sanitarios y si es el caso en el que el agua es potable, esta nutriendo e hidratando a los habitantes del edificio; esto hace alusin bsicamente a las arterias en el cuerpo humano mientras que los tubos que recogen y sacan las aguas negras y residuales del proyecto hacen referencia a las venas. Tal agua podra ser tratada para ser reusada y hace se hace en muchas ocasiones como en muchas no y es ah cuando se rompe el ciclo que el cuerpo humano no rompe jams. Una pregunta que se puede plantear con lo mencionado anteriormente es como se mueve tanto la sangre como el agua si cuando nos imaginamos el cuerpo humano pensamos que la sangre de alguna manera tiene que subir, ir contra la gravedad, al igual que pasa en los edificios que tienen mas de un piso y sabemos que el agua viene por debajo de la tierra. Pues si nos basamos en la palabra hidrulica que es la mecnica de fluidos, entendemos que tanto la sangre como el agua no se puede mover 23. por si sola amenos que sea afectada por la gravedad; mientras esto no suceda solo se provoca un estancamiento por lo cual existe un aparato que se encarga de bombear ambos lquidos generando una presin. En el cuerpo humano esta aparato es el corazn, el encargado de mandar y recolectar la sangre que circula por todo el cuerpo mientras que en los edificios como en el acueducto de toda una ciudad esta funcin la realizan unas bombas hidrulicas que impulsan en agua por todas las tuberas y que debe tener una presin media, ya que si es muy fuerte podran romperse los tubos o hasta hacer fallar las vlvulas de las bombas y lo mismo pasara en el cuerpo humano, una falla en el corazn. Otro sistema que podemos plantear es como el cuerpo humano al igual que los edificios deben tener un sistema de control de temperatura interna. El cuerpo humano tiene una temperatura promedio de 35 C lo cual quiere decir que si esta expuesto a temperaturas superiores a esta estar buscando la forma de regularlo para generar confort; lo hace por un mecanismo de transpiracin secretando sudor por los poros el cual reduce la temperatura del cuerpo expulsando calor interior y permitiendo refrescar el cuerpo desde el exterior y cuando se encuentra en climas de temperaturas menores unas de las respuestas del cuerpo humano es exigir un aumento de consumo energtico en el metabolismo o generar temblores y escalofros para producir calor. As como nosotros tenemos estos mecanismos, la arquitectura tambin tiene ciertos mecanismos que buscan garantizar una buena habitabilidad y confort en su interior. Cuando se presentan temperaturas altas en tierra caliente o en verano de algunos pases la arquitectura a travs de los aos a logrado adaptarse ya sea con el manejo de materialidad los cuales permiten una expulsin del aire caliente y permite el ingreso de aire fresco al igual que cierto control de entrada y salida adaptndose a las temperaturas exteriores. El manejo del color es fundamental, ya que un color claro reduce el calor en un espacio mientras que uno oscuro absorbe mas. Cuando hablamos de un clima frio, las diferentes soluciones estn tanto en la materialidad como el uso de madera la cual es mala conductora, lo que quiere decir quien o permite cambiar de temperatura fcilmente y el color igualmente influye, como tambin la conservacin de calor de otras fuentes como el mismo cuerpo humano. Otra solucin es la orientacin del edificio para recibir la asolacin y controlar los vientos fros. La piel humana hace alusin a la fachada de un edificio. El hombre habita en su cuerpo y la arquitectura desde siempre se ha concretado como la piel del cuerpo humano (Arq. Julio Jess Jimnez Sanabria). 24. Con esto entendemos que as como el cuerpo humano esta tanto contenido como protegido por la piel del exterior, la envolvente o fachada de un edificio esta encarga de esta misma funcin y adapta su forma segn a la necesidad y como respuesta a ciertos factores definidos por el exterior as mismo como ha hecho el cuerpo humano a travs del tiempo adaptndose a estos mismos factores y necesidades. Estas no son las nicas relaciones existentes entre el cuerpo humano y la arquitectura en cuanto a funcionamiento se trata, existen otras mas que podran llegar a tener mucha importancia, o casi igual como podra ser la analoga entre las persianas en una fachada de un edificio con las pestaas de los humanos. Ambas se encargan de controlar la incidencia de luz directa , una a los espacios y otra a los ojos, respectivamente. El esqueleto humano tambin puede ser comparado con la estructura de un edifico, donde este se encarga de sostener y repartir fuerzas para dar rigidez y estabilidad al cuerpo; esto mismo es lo que hace la estructura. Un ejemplo serian los tipos de apoyos y articulaciones que tienen ambos casos. Podemos concluir que la arquitectura tiene un vinculo muy grande con el cuerpo humano y consciente o inconscientemente hemos ido adoptando estos sistemas ya sea por evolucin en el cuerpo humano o el avance de la arquitectura a travs de los aos. Ejemplos de estos vnculos los podemos ver con Vitrubio y su tratado de la arquitectura, el hombre Vitrubiano de Leonardo Da Vinci, o el mismo arquitecto mas contemporneo Santiago Calatrava. MATEO MONTEBELLO T. 200912333 Bibliografa CUERPO, ESPACIO Y ARQUITECTURA. http://www.uia.mx/actividades/nuestracom/05/nc157/6.html RELACIN SER HUMANO, AMBIENTE, ARQUITECTURA. http://www.bromyros.com.uy/documentos/ate_02_confort.pdf 25. CAPITULO 7 SOSTENIBILIDAD DEL CUERPO EN LA ARQUITECTURA PARA LOGRAR SU SUBSITENCIA Al analizar acerca de las distintas analogas y manifestaciones que el cuerpo humano puede llegar a tener en la arquitectura, podemos empezar a discutir acerca de la subsistencia de estos dos conceptos por medio de la sostenibilidad, lo cual me parecera de gran importancia establecer una definicin clara de este concepto antes de empezar a relacionarlo con el cuerpo y la arquitectura; El concepto de sostenibilidad es producto de percibir un mundo limitado en recursos y capacidad de absorcin de residuos, donde cada acto implica consecuencias futuras. Esto conduce a concebir la construccin de un edificio como un acto que no se inicia con la llegada del material a la obra y no termina con la entrada de los habitantes. Construir un ciclo cerrado que comprende desde la fabricacin del material hasta su reutilizacin, que no admite el concepto de residuo: el mantenimiento y el desmontaje tambin se proyectan. Jaume Valor Si bien ya tenemos claro el concepto de sostenibilidad, podemos empezar a indagar mas acerca de cmo este concepto puede llegar a estar ligado con el cuerpo y la arquitectura, razn por la cual me parecera conveniente estudiar cada uno de estos dos significados independientemente, para as llegar a tener un concepto claro de cmo la arquitectura y el cuerpo llegan a subsistir en la tierra por medio de la sostenibilidad de ellos mismos. Si comenzamos por analizar el concepto de sostenibilidad en el cuerpo, podemos darnos cuenta de que este busca inicialmente subsistir por medio de unas necesidades, las cuales se ven reflejadas en las condiciones para mantener un nivel de vida aceptable. Es decir que en el cuerpo esto puede llegar a verse reflejado en las necesidades que tiene el cuerpo para poder lograr la subsistencia de el mismo, lo cual se llega por medio de la alimentacin del cuerpo, no solo en la comida como las protenas, lquidos y vitaminas los cuales nos dan la energa necesaria para la realizacin de distintas actividades, sino tambin por medio de las fuentes naturales como el oxigeno, los rayos solares y el viento que nos ayudan al control y variacin de las temperaturas al interior del cuerpo. 26. Ahora bien, luego de un anlisis acerca del cuerpo, podramos empezar abarcar la sostenibilidad desde el punto de vista de la arquitectura y como esta busca reconocer los limites y las potencialidades del entorno natural y artificial, razn por cual se debe tener en cuenta que cada acto proyectual supondr unas consecuencias en su interaccin con el ambiente. Es entonces donde la arquitectura sostenible se ve reflejada como la capacidad del edificio para tener un intercambio de materia y energa con el ambiente, para as poder lograr subsistir en la tierra por medio de fuentes naturales que logran una sostenibilidad propia del edificio. Sin embargo se debe tener en cuenta que esta arquitectura sostenible no puede resolver todos los aspectos complejos que tiene la realidad, pero si puede llegar a un acercamiento de una apropiada realidad por medio de un abastecimiento propio de algunos recursos como lo son la energa sostenible, la reutilizacin del agua y el uso de la arquitectura bioclimtica como va para poder lograr as una subsistencia propia de la arquitectura. Luego de mencionar la importancia de la sostenibilidad en el cuerpo, y en la arquitectura, me parecera pertinente analizar la relacin que puede llegar a tener un cuerpo sostenible en la arquitectura. Es aqu donde la analoga esta implcita en ambos temas, pues si bien, en el edificio el agua es un sistema fundamental para el desarrollo de una buena habitabilidad, en el cuerpo el agua tambin es una parte vital para el desarrollo del hombre, pues sin el agua, el cuerpo llegara a deshidratarse acabando con la subsistencia del hombre. A su vez cada una de las necesidades que tiene el cuerpo para poder prevalecer, se vera reflejada en el edificio para poder lograr el auto- sostenimiento de el mismo. Donde si analizamos mas detalladamente estas necesidades y como se relacionan en esta analoga podremos identificar que un edificio auto sostenible puede lograrse por medio de la arquitectura bioclimtica, donde busca lograr la habitabilidad al interior por medio del uso de recursos naturales, tales que el edificio pueda graduar la temperatura en su interior sin necesidad de recursos tecnolgicos que gastan energa, es decir solo por medios naturales como lo es el sol, el viento y el agua, quienes al ser manejados adecuadamente, podrn lograr la habitabilidad al interior del edificio. Todo esto se ve relacionado en el cuerpo, cuando este hace uso de los recursos naturales para su subsistencia, como por ejemplo, cuando una persona tiene frio, los poros de la piel se abren con la finalidad de que el cuerpo pueda adaptarse rpidamente al frio y as poder llegar a regular su temperatura corporal. 27. Finalmente si pensamos acerca de la subsistencia del cuerpo y la arquitectura globalmente, nos podemos dar cuenta que estos dos pueden llegar a buscar la manera de prevalecer cada vez mas en el universo por medio de la sostenibilidad, sin embargo para esto se debe hacer uso adecuado de los recursos naturales, puesto que si en el cuerpo y en la arquitectura no se sabe bien como usarlos, esto puede llegar a la finalidad de su subsistencia. Sebastian Izquierdo 201023570 28. Bibliografa VALOR, J. (2001). Diccionario metapolis arquitectura avanzada. Barcelona: Actar. SUSANA, B. A. (2008). Logicas y estrategias proyectuales para la arquitectura sostenible. Lima: Tesis. Madrid, E. t. (2004). La sostenibilidad en el proyecto arquitectonico y urbanistico. Madrid: Instituto Juan de Herrera. BRUNDTLAND. (1987). Diccionario metapolis de arquitectura avanzada. Barcelona: eduard. 29. CAPITULO 8 SER HUMANO Y ARQUITECTURA COMO UNA TOTALIDAD Un cuerpo no es cuerpo sin todos sus componentes. Un edificio no es un edificio sin todos sus elementos. Qu es del ser humano sin alma, o sin corazn, o sin cerebro, o sin riones, o sin alguno de sus sistemas? No es un ser humano. Qu es de un inmueble u obra arquitectnica sin su esencia, o sin la iluminacin, o sin ventilacin, o sin estructura? No sera entonces ningn tipo de edificacin. Cuando se habla de edificio o de ser humano, se est hablando de una totalidad, de un conjunto de elementos que los conforman, y sin los cuales no podramos decir que realmente son esto, humano o edificio. Podemos asimilar una edificacin con el cuerpo humano, incluso desde su creacin, su crecimiento y su muerte. A continuacin se presentan una serie de aspectos y caractersticas que conforman al ser humano y a la arquitectura como una totalidad: 1. As como una nueva vida es deseada y esperada por los padres (incluso ahora puede ser programada), un edificio es concebido por el arquitecto a travs de diversos diseos, tanto de carcter tcnico como arquitectnico. 2. El ser humano se compone de materia y espritu, sin alma es materia inerte, la persona sin alma no es persona. A su vez, un edificio sin su esencia, no se puede considerar un edificio, pues ste todo el tiempo est brindando sensaciones, proporcionadas por ciertas relaciones, consideradas por el arquitecto y presentes en su arquitectura: vacio/lleno, blanco/negro, pblico/privado, uso de los colores, etc. 3. Un edificio sin esencia, sin su elemento cognoscitivo, pierde su esencia, que es la estrecha relacin con el hombre. La arquitectura, sin tener en cuenta al ser humano (su forma de ser, su personalidad, sus gustos, etc), no funciona. Si un espacio es estrecho, u oscuro, o no est ventilado no procede. Si trasladamos esta idea al diseo de una vivienda para el cual hemos sido contratados, el arquitecto tiene que pensar en los deseos, en la personalidad, en el oficio de la persona que va a habitar la casa, pues si ignora todos estos factores, su diseo no funcionar. As como el ser humano debe estar bien psicologicamente, ya que una persona que no se encuentra tranquila mentalmente, no va a vivir bien, hecho que ya esta demostrado cientificamente, al comprobarse que una persona con estrs puede llega a tener infinidad de enfermades por su condicin. 30. 4. El esqueleto de una persona, se equipara al sistema estructural de la edificacin; el sistema circulatorio, con los ductos e instalaciones; el sistema respiratorio y la visin con la ventilacin y las visuales respectivamente; el sistema nervioso y circulatorio de nuestros cuerpos con el cableado estructurado; y las instalaciones elctricas de las construcciones; el aire y el agua con las acometidas domiciliarias de las viviendas; nuestro sistema excretor con el sistema de aguas negras de una edificacin. 5. Para garantizar nuestro bienestar, requerimos tener contacto con la naturaleza, sentir el sol, la lluvia, el contacto con los otros seres vivos. Similarmente, las edificaciones deben contar con reas verdes, zonas de recreacin, circulaciones, patios internos y jardines. 6. De manera similar, as como el hombre debe mantener unas relaciones con la comunidad y con los vecinos, as como seguir ciertas reglas comunales; una obra arquitectnica debe tener en cuenta lo que la rodea, tener relaciones con el espacio pblico y con las edificaciones vecinas. Para la construccin de cualquier tipo de vivienda, debemos tener en cuenta una serie de normas expedidas por las autoridades encargadas de las disposiciones urbansticas locales o territoriales. 7. Asimismo, al igual que una persona debe tener siempre a mano un mdico, o regularmente asistir a chequeos clnicos, a las edificaciones se les debe realizar de manera peridica, un sistema de mantenimiento, con el fin de que sta no se deteriore, y siempre se halle en las mejores condiciones posibles. 8. Tambin, opera esta similitud en el campo ambiental, pues ya sean las personas o los edificios, debemos procurar cumplir unas mnimas normas que conservarn de la mejor manera posible el sistema ambiental que nos rodea. 9. Por ltimo, y luego de vivir muchos aos, nuestros cuerpos van acumulando el trajn continuo de las vidas, y ao tras ao vamos envejeciendo hasta morir. De la misma forma, los edificios tambin tienen su ciclo de vida, hasta llegar el momento en que debido a su antigedad u obsolescencia se deben demoler. Mateo Franco Lopera 201115328 31. Bibliografa Juan Antonio Ramirez. 2003. Edificios Cuerpo. Cuerpo humano y arquitectura: analogas, metforas, derivaciones. Editorial Ciruela. Franco Lotito Catino. 2009. Arquitectura, psicologa, espacio e individuo. Jorn Utzon. 2010. Conversaciones y otros escritos. Editorial Gustavo Gilli. Barcelona. 32. CONCLUSIONES 1. el hombre, se ha utilizado como base de diseo y dimensin en la arquitectura, por lo que podemos observar que, existe una estrecha relacin entre las dimensiones de las obras arquitectnicas y las dimensiones del hombre 2. Es el hombre principio compositivo en la arquitectura al estar determinado por una serie de proporciones que permiten dar a la obra arquitectnica simetra y armona, lo cual es agradable para el ojo humano y adems crea espacios en funcin del confort y la accin de habitar del ser humano. 3. Se pudo observar que entre las estructuras y el esqueleto del ser humano, hay una gran similitud, en cuanto al funcionamiento del soporte y estabilidad de un cuerpo, por lo que logramos identificar que , el hombre tomo como referente estos principio de estabilidad para disear las estructuras que soportan los edificios hoy en da. 4. El hombre y la arquitectura no podrn obtener su subsistencia sin antes haber indagado acerca de las cosas que deben hacer al interior por medio de su alma. No obstante tambin se debe tener en cuenta toda serie de afectaciones que pueden repercutir al exterior e interior del cuerpo y la arquitectura que pueden llegar a interponerse en la subsistencia de ellos mismos.